Está en la página 1de 2

ANEXO III: ACCIÓN DE PRECARIO

La acción de precario, es una de las construcciones jurisprudenciales más


importantes en materia de acciones judiciales y viene a facilitar las dificultades propias del
ejercicio de la acción reivindicatoria, principalmente, la difícil prueba del dominio, que en
estos casos es agravada por ser beneficiado el demandado con una presunción simplemente
legal de dominio (art. 700 inc. segundo CC), y, finalmente, el conocimiento de esta acción
en un procedimiento de lato conocimiento.
Concepto de precario
El art. 2195 inc. final del Código Civil, establece que “constituye también precario la
tenencia de una cosa ajena, sin previo contrato y por ignorancia o mera tolerancia del
dueño”.
De esta manera la noción de precario corresponde a una relación de hecho de una
persona respecto de un bien y no una relación contractual como lo son el comodato y el
comodato precario. Es por ello que puede criticarse la ubicación de esta definición en el
libro IV y particularmente en las normas del comodato4, siendo que debiese ser definida en
el libro II.
Características de la acción de precario
- En doctrina es discutible la naturaleza jurídica, real o personal de esta acción, ya que
para algunos esta acción es personal por resultar aplicables las normas del comodato
precario. Para la jurisprudencia esta es una acción real, porque nace del derecho real
de dominio del dueño de la cosa, quien desea recuperar el uso y goce de la misma.
- De esta manera esta acción prescribe cuando otro adquiere el dominio de la cosa por
prescripción adquisitiva.
- La causa de pedir es el dominio que el actor invoca para obtener la restitución de la
cosa que el demandado ocupa, sin título alguno y por su mera tolerancia o
ignorancia.
- La causa de pedir se determina en relación a los hechos narrados en la demanda y no
en virtud de la calificación jurídica que hagan las partes5.
- Se tramita conforme a las reglas del juicio sumario. Por una aplicación general (Art.
680 inc. 1 CPC) o especial (Art. 680 nº 6 CPC), lo que ha sido discutido en doctrina y
jurisprudencia.
Requisitos jurisprudenciales
1. El actor debe acreditar el dominio de la cosa.
2. El precarista debe carecer de título que justifique su tenencia.
- En relación a este requisito se ha discutido qué se entiende por “carecer de título”. Al
respecto se plantean dudas respecto al cumplimiento de este requisito cuando el
demandado invoca como título un arrendamiento con el dueño anterior, o un título de
tenencia, o de matrimonio o concubinato con el demandante, entre otros6.
3. El precarista detenta la cosa por ignorancia o mera tolerancia del dueño.
Principales ventajas de esta acción
- Al contrario de lo que ocurre en la acción reivindicatoria, en la acción de precario se
facilita la prueba del dominio a favor del actor ya que este se puede valer de la
presunción de dominio del art. 700 inc. segundo, toda vez que no reconoce como
poseedor al demandado.
- El procedimiento sumario es breve y concentrado a diferencia del procedimiento
ordinario que es de lato conocimiento.