Está en la página 1de 2

Monitoreo de los niveles de vibración en la industria de alimentos y

bebidas

Un informe reciente de la firma de contabilidad autorizada Grant Thornton


afirmó que una "nueva ola de optimismo" está barriendo la industria de
alimentos y bebidas.
De acuerdo con los hallazgos publicados en "Hambre de crecimiento: los
alimentos y las bebidas miran hacia el futuro", siete de cada diez fabricantes
dijeron que el crecimiento era el factor más importante durante el próximo año
en lugar de la reducción de costos. De hecho, muchos apuntan a aumentar la
inversión en los próximos 12 meses, con instalaciones y equipos en dos de las
áreas en las que se centrará.
Durante la recesión, el sector de fabricación de alimentos y bebidas se ha
mantenido relativamente en alza como resultado de nuestra tendencia a seguir
digiriendo alimentos de una forma u otra, incluso en el clima económico más
frío.
Sin embargo, el éxito continuo de la industria de alimentos y bebidas depende
de su capacidad para maximizar la eficiencia y la calidad del producto. Para
lograr este objetivo, la necesidad de mejorar continuamente la confiabilidad de
los procesos no puede ser subestimada.
La industria de procesamiento de alimentos y bebidas utiliza una amplia gama
de equipos en su proceso de fabricación. Los enfriadores, hornos y torres de
enfriamiento tienen bombas, motores, ventiladores y transportadores, y se debe
garantizar la efectividad continua de cada componente para permitir un control
preciso del proceso.
Si los estándares más altos de desempeño se logran consistentemente
depende de una administración y monitoreo de condiciones eficientes. Existen
muchas técnicas disponibles para los ingenieros, pero una de las más efectivas
es la capacidad de detectar a menudo cambios mínimos en el funcionamiento
de los componentes giratorios mediante el monitoreo de los niveles de
vibración. Ante ello la importancia de contar con equipos de medición de
vibraciones, es vital en esta industria.
La vibración es un excelente indicador de problemas como el desgaste o la
desalineación y se controla fácilmente mediante acelerómetros e instrumentos
en línea o manuales.
Los acelerómetros son fáciles de instalar y usar, operan en un amplio rango de
temperaturas y miden frecuencias altas y bajas, con características de baja
histéresis y excelentes niveles de precisión. Estos dispositivos también son
robustos y confiables, ofreciendo una fuerte resistencia a la entrada de
humedad, polvo, aceites y otros contaminantes.
Existe una gama de soluciones disponibles para satisfacer las necesidades de
diferentes condiciones dentro de la industria de alimentos y bebidas. Por
ejemplo, si hay lavados regulares de la máquina, pueden requerirse sensores a
prueba de agua, mientras que la temperatura también debe tenerse en cuenta
cuando hay hornos o áreas de refrigeración.
Nuestro consejo cuando especifique sensores para aplicaciones de alimentos y
bebidas, consulte a un proveedor experimentado y líder del mercado como
Erbessd Instruments, que lo ayudará a tomar la decisión más eficiente para su
planta.