Está en la página 1de 39

DIARIO

LA CAPITAL

Los constructores
de la ciudad
SUPLEMENTO
145º Aniversario de Mar del Plata
Domingo 10 de febrero de 2019
2 | LA CAPITAL | Domingo 10 de febrero de 2019
Suplemento 145º Aniversario de Mar del Plata
Domingo 10 de febrero de 2019 | LA CAPITAL | 3
Suplemento 145º Aniversario de Mar del Plata

La ciudad,
hacia un nuevo diseño

ar del Plata cumple hoy 145 años. Es una buena fecha para empezar a repensarla, recuperar los

M tiempos perdidos y soñar con que dentro de un lustro, cuando celebremos su siglo y medio, estemos
transitando el camino de una nueva ciudad.
Este suplemento encierra ese espíritu. Su lectura permitirá comprender un poco mejor cómo se
construyó Mar del Plata, tomando la edificación como reflejo de vectores sociales y políticos que
impactaron aquí como en ninguna otra ciudad del interior del país. Y cómo, a su vez, esos cambios
modelaron la identidad local.
La necesidad de consensuar y de escuchar ideas también está en el espíritu de esta edición, que es
un trabajo articulado con el ciclo de charlas “Historias de la Mar del Plata Soñada”, organizado por la
Asociación de Amigos del Archivo Museo Histórico Municipal “R.T. Barili”, este año en colaboración
con el Centro de Constructores y Anexos.
Los expositores del ciclo, dedicado este año a “Los Constructores de Mar del Plata”, nos ofrecen en
esta edición sus saberes desde las más diversas disciplinas. Hemos sumado a ese programa una
entrevista dedicada a una visión de la Mar del Plata del futuro.
Creemos que, en conjunto, el material reunido es un buen aporte para repensar la ciudad,
observando su historia, sus virtudes, sus errores y proyectarla con un permanente desafío: respetar
verdaderamente sus valores patrimoniales.
En concordancia con el 145º aniversario de Mar del Plata, LA CAPITAL, en su permanente
búsqueda de superación, inaugura hoy el nuevo diseño de su página web. Y en marzo lanzará el
renovado diseño de su edición papel en procura de seguir creciendo junto a nuestra ciudad.-

El Director

Editorial
LA CAPITAL
DIRECTOR: Florencio Aldrey
4 | LA CAPITAL | Domingo 10 de febrero de 2019
Suplemento 145º Aniversario de Mar del Plata

■ De los ‘20 a los ‘70, como en una película

La Mar del Plata construida por


los marplatenses en medio siglo
Por Gonzalo Gobbi
El arquitecto Héctor De Schant explora el quehacer de los verdaderos constructores que modelaron el
espíritu ciudadano local y su correlato físico en el ambiente y la forma actual de nuestro casco urbano.
éctor De Schant habla en blanco y

H negro. Tiene a Mar del Plata im-


pregnada en la piel con casi todo
lo que ha llenado de tinta lo escrito sobre La transformación y el crecimiento de pero su gente sabía hacer los barcos de contó al analizar el período con LA CA-
las cuestiones urbanas de su origen. El la ciudad entre 1920 y 1970 consolida a pesca, pero también producir todo aque- PITAL. La estación del ferrocarril toda-
arquitecto sobrevuela con su hablar so- Mar del Plata como “territorio multi- llo que iba sobre la cubierta. Se desarro- vía estaba bien lejos de la ciudad y el
segado y su envidiable memoria intacta céntrico”. El inicio del período encuen- lló el trabajo del mimbre, pero además tren mandaba pescado, pero también
las dos chacras que se volvieron ciudad; tra a dos latifundios: el puerto, con sus había una enorme cadena de valor vin- flores, a Buenos Aires. Las formaciones
cuadricula su desarrollo a través del artes pesqueras, el art nouveau, la can- culada a la riqueza natural. En el ‘20 el traían a la gente y los autos que se lucí-
tiempo para convertir en un tablero de tera que dio origen a la piedra homóni- puerto recibió el primer transatlántico an frente a los primeros grandes hoteles
ajedrez al mapa en el que las piezas y es- ma y el campo político socialista y desa- y se perfiló como estación marítima. En en cercanías del mar, como el Gran Ho-
tructuras acrecientan un banquete en rrollista de esa gran chacra, por un lado; el centro, claramente era otra cosa”. tel, el Hotel La Perla, el Alemán, el Ma-
lugar de destruirse entre sí. Y viaja por pero en los jardines céntricos que envol- Esta parte del espectro de investiga- jestic o el Hotel Royal, que creció hasta
caminos sinuosos y aún sin costanera, vían a la entonces calle Luro estaban la ción del arquitecto Héctor De Schant se tener 70 habitaciones con agua de mar.
en los primeros autos oscuros que con- playa, los lujosos hoteles, las tiendas de volcó en la charla introductoria del ciclo Claro que “el hotel”, como lo nombra De
sagraban entre el jazz y una arquitectu- capitales extranjeros y la época dorada “Mar del Plata soñada” en la Villa Mitre Schant, era El Bristol. En los alrededores
ra cinematográfica, los amores de vera- del aluvión turístico como novedosa po- con la mirada puesta en contener cues- podía olerse el perfume que terminaba de
no -primero- de la aristocracia y -luego- lítica de Estado. tiones estructurales que incluyeran “empilchar” a la ceremonia de utilizar el
de los trabajadores. No hay grises, es co- también a los demás períodos. completo servicio de baños en la playa. La
mo solo recuerda De Schant que las cha- Capacidad para construir “Mar del Plata estaba dividida en dos. ciudad crecía.“El marplatense demues-
cras se llenaron de color y de marplaten- Los primeros marplatenses de ambas tra enorme capacidad para construir en
ses que construyeron el ambiente en el “El puerto no era solo el puerto. Se chacras (el Puerto y el centro) se debatí- un territorio con una burguesía de distin-
que hoy vivimos. construyó por la necesidad de exportar, an por el desarrollo y la urbanización”, tos orígenes. Son los hacedores, ➔

Héctor De Schant en la terraza de uno de los más de 150 edificios que construyó y que eligió como su hogar.
Domingo 10 de febrero de 2019 | LA CAPITAL | 5
Suplemento 145º Aniversario de Mar del Plata

Últimos vestigios de la vieja rambla en contraste con el flamante casino. Autos modernos y mateos. Comenzaba la década del ‘40, un tiempo de inflexión en la ciudad. Foto Life.Aporte Jorge Redondo.
6 | LA CAPITAL | Domingo 10 de febrero de 2019
Suplemento 145º Aniversario de Mar del Plata

De Schant,
un libro abierto
Héctor De Schant tiene 80 años,
nació en la calle 9 de Julio al 2500 y
se recibió de arquitecto a mediados
de los ’50. Se casó siendo joven y
formó una familia que se completó
con hijos y nietos. Construyó más
de 150 edificios de Mar del Plata.
Tras huir de la persecución
durante la última dictadura
militar, se dedicó con denodada
pasión a estudiar las cuestiones
urbanas de la ciudad, foco de su
investigación en la Facultad de
Arquitectura. Reconoce que
admira la memoria de otro grande,
Roberto Cova, aunque la suya, a
pesar de los años, también
permanece intacta e inacabable.

➔ los que construyeron la ciudad (las ins-


tituciones, las escuelas), pero también el
ambiente en que vivimos. Los hoteles te-
nían ascensores, elevadores de agua, ba-
ños en distintos niveles. Era un lujo. Y
eso generó servicios alrededor, comercio,
lugares de encuentro como cafeterías
donde se escuchaba un jazz muy especial
reproducido con púa”, describió el arqui-
tecto con el aporte de la periodista y se-
cretaria de la Asociación Amigos del Ar-
chivo Museo Histórico Municipal “Ro-
berto T. Barili” de Villa Mitre, Patricia
Suárez, partícipe de la investigación so-
bre la música en la ciudad publicada en el
libro “Mar del Plata de ayer”.

Integración
Entre ambas chacras, una de las cla-
ves fueron los arroyos que permitieron
el desarrollo que las integró. El Del Bar- Ya con el centro densificado, los marplatenses que construyeron la ciudad empezaron
co, por su cuenta, en el Puerto; Las Cha- a alejarse. Foto: Annemarie Heinrich. Aporte Cristina Corsini.
cras (hoy diagonal Alberdi) ayudó a los
agricultores a acceder a la tierra y a
multiplicar la producción. Otros deriva- Posicionarse en la región fue otra lucha. nismo afianzaban tanto sus costumbres Mar del Plata estaba
ron en el arroyo La Tapera, que recién
después de que se controlaran las inun-
daciones permitiría emerger a la zona
de Constitución. Pero claro, ya para en-
tonces, alejarse de la costa abarataba el
La misma ciudad en la que Don Vicente
Fagnani ganaba un premio internacio-
nal por la virtud de no pegarse que tení-
an los fideos que producía, era la misma
en la que se expandía el espíritu desa-
como su arquitectura y posicionamiento
turístico nacional. Mar del Plata, desde
entonces, era el destino.

Ciudad turística
“ dividida en dos chacras:
el Puerto y el centro. Son
los hacedores de ambas
los que construyeron
costo de la tierra y comenzaba a separar rrollista del socialismo, mientras el im-
a la burguesía de los menos pudientes. pacto de la cultura del trabajo y el pero- El territorio de variada tipografía se la ciudad pero también
configuró en una cuadrícula, un dibujo el ambiente en el
geométrico que todavía no planificaba
una avenida costanera en su loteo origi- que vivimos hoy”, sostiene
nal. Pero sí ubicaba a sus grandes tiendas Héctor De Schant.
y servicios sobre las principales avenidas.
Pero durante el gobierno de José Félix
Uriburu y la transformación del turismo tónica de clases entre el poder político y el
en política de Estado, la ciudad dio un pa- poder sindical que prevaleció.
so gigante. “En el ’40 comienza una etapa Recién en 1969 se construiría el edifi-
de sustitución que transforma al trabajo cio Havanna, que en parte define a una
en política de Estado. Eso con los años nueva era para capitalizar inversiones,
trae los hoteles sindicales y también crea pero hasta entonces “Mar del Plata pu-
Chapadmalal. Perón, con el aguinaldo y do desarrollarse como quiso, con lagos o
las vacaciones, consolida la visión del ocio bosques, pero se impuso el desarrollo in-
como fuente de consumo y producción de mobiliario por sobre el concepto de ‘ciu-
servicios”, reflexionó De Schant. En 1935 dad verde’”, indicó el arquitecto.
Mar del Plata recibió apenas a 12 mil pa- Mar del Plata peleó para posicionarse
sajeros en ómnibus por la vieja ruta 2 y a como destino y logró un lugar imbatible
casi 86 mil en tren. Ya en el ’41, pasaron a en el país. Los marplatenses que cons-
ser casi 60 mil los que arribaban en mi- truyeron la ciudad, ya con el centro den-
cros y unos 160 mil los que bajaban de las sificado, comenzaron a alejarse. Del
formaciones ferroviarias. Puerto a Mogotes, Edison y Fortunato de
“Con el turismo empiezan a crecer las La Plaza. Luego más hacia el sur. Desde
grandes tiendas. Pero también se desa- el centro, hacia Plaza Mitre, Libertad y el
rrollan los barrios, cada uno con su centro “visionario” Hospital Regional, ubicado
de comercio y su cine. La costa adquiría el estratégicamente para que la ciudad se
estilo californiano de las películas; se en- instalara como centro de la región.
sancha la avenida Colón y se pavimentan Del ‘20 al ‘70 pasó de todo, o casi. Sin
las calles. Pero con el turismo social, duda, esos 50 años que resume De
aquella clase social se ve avasallada”, ex- Schant a la perfección, sembraron los
plicó al dar cuenta de una lucha arquitec- pilares de la Mar del Plata de hoy ❖
Domingo 10 de febrero de 2019 | LA CAPITAL | 7
Suplemento 145º Aniversario de Mar del Plata
8 | LA CAPITAL | Domingo 10 de febrero de 2019
Suplemento 145º Aniversario de Mar del Plata

Propuesta vanguardista y riqueza


creativa con el sello de Bonet
El arquitecto catalán Antonio Bonet Castellana dejó sus pinceladas en cuatro edificios característicos de la ciudad, construidos a
fines de la década del ´50. El más emblemático está ubicado en Playa Grande.

El arquitecto Jorge Sisti es admirador de Antonio Bonet Castellana y estudió profundamente su obra en Mar del Plata.

Por Bruno Verdenelli


prejuicio, el arquitecto Antonio Bonet sarrolló es el que popularmente se cono- cuando la ciudad tiene una transforma-
Castellana persiguió la riqueza estética ce como “La máquina de escribir”. ción fundamental: pasa de ser una villa
a vanguardia siempre es así: algu- en sus creaciones. Y Mar del Plata exhi- Jorge Sisti, arquitecto admirador y balnearia, dedicada a la elite y luego a

L nos juzgan sus expresiones inad-


misibles y horrendas, mientras
que para otros, en general pocos, son si-
be algunas pruebas de esa búsqueda.
En total, son cuatro las torres que el
catalán diseñó y fueron construidas en
analista de la obra de Bonet Castellana,
explica que las propuestas de este refe-
rente del movimiento moderno en Ar-
los grupos medios más privilegiados, a
convertirse en un balneario masivo y
moderno. Esto está vinculado a la trans-
nónimos de virtud y belleza reservadas la ciudad, y a ellas se le suma una casa gentina fueron confeccionadas a fines formación que se estaba produciendo en
sólo a los elegidos. en Chapadmalal. Todos los proyectos de la década del ‘50, lo cual resulta clave Argentina: el crecimiento de los grupos
Durante toda su carrera, y a pesar del tienen características distintivas, aun- para comprender sus ideas. medios”, agrega.
riesgo que habitualmente ocasiona el que el edificio más emblemático que de- Y además cita la aparición, en 1948, de
Vanguardia arquitectónica la Ley de Propiedad Horizontal, que per-
mitió a los propietarios de inmuebles
“Bonet es uno de los representantes participar en la construcción de edificios
más importantes de la arquitectura mo- en altura, o vendérselos a muchas perso-
derna, de la vanguardia en la Argentina. nas. “Eso movilizó un capital muy impor-
Tuvo una actuación destacada en Bue- tante y permitió el desarrollo de muchos
nos Aires, primero, donde armó un grupo proyectos. Es en ese momento que Mar
llamado “Grupo Austral”, y trató de ins- del Plata empieza a crecer en forma ver-
talar y de difundir todas las búsquedas tical y se lo convoca a Bonet”, indica Sisti.
de la vanguardia arquitectónica. Esta-
mos hablando de fines de los ´30, princi- El negocio y el balneario nuevo
pios de los ´40”, menciona Sisti.
Luego, dice, el catalán arribó a Mar Como sucede con cualquier escenario
del Plata en el marco de una serie de que se vuelve rentable, en la ciudad con-
cambios de época cuyo análisis sirve pa- fluyeron distintos personajes y con ellos
ra entender las bases de sus trabajos. sus diversos objetivos. Por eso, Sisti in-
“El justo llega a fines de los años ´50, vita a analizar la obra del arquitecto Bo-
Domingo 10 de febrero de 2019 | LA CAPITAL | 9
Suplemento 145º Aniversario de Mar del Plata

El edificio Torre Rivadavia, situado en esa calle y San Luis, una de las obras que dejó Bonet en Mar del Plata.

Todos los proyectos de


net Castellana “desde la riqueza de sus movimiento moderno, hace propuestas En ese contexto, Bonet Castellana di-
intervenciones”, registradas entre 1956 para el balneario moderno”. De todas Bonet proponen la señó el edificio Terraza Palace, que está
y 1961. formas, aclara que no hay que soslayar ubicado frente a Playa Grande y al que
“No es una arquitectura puramente la especulación inmobiliaria: “Obvia- cuestión de la terraza- se conoce popularmente como “La má-
especulativa -señala-, sino que además mente que las personas que van a cons- jardín, un uso de la quina de escribir”; la Galería Rivadavia,
tiene una propuesta. Entonces lo rico es truir estos edificios buscan un rédito terraza por sobre el en Rivadavia y San Luis; la Galería de
eso: ver cómo desde el campo disciplinar económico, pero son propuestas que las Américas, en Córdoba y San Martín;
de la arquitectura, y desde la mirada del buscan algo más allá que eso”. basamento comercial”. y la galería emplazada en la esquina➔
10 | LA CAPITAL | Domingo 10 de febrero de 2019
Suplemento 145º Aniversario de Mar del Plata

El Terraza Palace, a poco de ser inaugurado en 1958. Una antigua farola contrasta con la modernidad del edificio.

➔ de Independencia y Luro. “Su inter- te arquitecto francés, muy famoso, y por “Bonet desarrolla todo un escalona- también las características del suelo,
vención ahí fue inconclusa y muchos mar- eso aplica esos conceptos de la vanguar- miento con grandes aterrazamientos de con las barrancas y las lomas que tiene
platenses no saben que es de Bonet, pero dia arquitectónica, y siempre en su obra los departamentos que miran hacia el esa zona. Sería bien diferente de los edi-
el proyecto original es de él”, aclara Sisti. se los puede distinguir: la planta baja li- mar”, manifiesta y hasta se anima a esbo- ficios que tenemos hoy en la costa, que
Todos tienen “una fuerte influencia de bre, planos con usos de esparcimiento, zar una teoría sobre la idea que tenía el respetan la iluminación, el asoleamien-
la vanguardia arquitectónica moderna, etcétera. También aparece algo que son catalán, desde la perspectiva de sus to, etcétera”, instruye.
del movimiento moderno”. Se caracteri- los pilotes, que es la estructura indepen- obras, sobre la línea estética que debía se- Igualmente, Sisti afirma que esta es
zan por la racionalidad; utilizan ciertos diente de los muros exteriores”, añade. guir la construcción de la ciudad a futuro. una teoría del pensamiento de Bonet
signos como por ejemplo las fachadas “Decimos que es una propuesta ar- Castellana formulada a partir del es-
muy despejadas de elementos decorati- Sus proyectos quitectónica, de desarrollo costero, por- tudio de esos pocos trabajos, dado que
vos, grandes aventanamientos, venta- que algunos lo interpretan como una el catalán se abocó solamente a los pro-
nas corridas, el uso de la terraza, llama- Por su forma, para los marplatenses el Te- idea a construir la costa: cómo podría yectos que le encargaron y no se cono-
do terraza jardín. rraza Palace es “La máquina de escribir”. ser el paisaje costero marplatense... cen referencias públicas y oficiales al
En ese aspecto, Sisti expresa que el Sin embargo, sus características estructu- Entonces para eso habría que imaginar respecto.
trabajo del catalán “es bastante comple- rales son mucho más interesantes para qué pasaría si ese modelo se hubiera re- “Mi hipótesis es que en estos ejem-
jo porque se vincula a propuestas de Le analizar con herramientas técnicas. Sisti no petido en muchos edificios: tendríamos plos está proponiendo una idea de ciu-
Corbusier”. “En sus inicios como estu- duda en afirmar que se trata de un edificio una costa con edificios escalonados, dad balnearia donde el área costera es-
diante, Bonet estuvo en el estudio de es- en el que lo más importante es el paisaje. aterrazados, y que acompañan un poco tá muy dominada por el paisaje del mar
y el área central de la ciudad tiene todo
un desarrollo comercial y viviendas en
planta alta, viviendas en torre. Eso es
diferente de los edificios entre media-
Una corriente trunca neras porque tienen las cuatro facha-
das que se pueden iluminar, tienen vis-
Jorge Sisti establece otros ejemplos de las obras de la tas, etcétera. El edificio en torre tam-
arquitectura moderna en la ciudad, pero al mismo tiem- bién es una propuesta vinculada al mo-
po destaca que forman parte de una corriente que quedó vimiento moderno que se distingue”,
trunca debido a la ambición de quienes intervinieron en remarca.
el negocio de la renta inmobiliaria.
“En Mar del Plata hay una línea de construcciones de Las galerías
arquitectura moderna, por ahí no en edificios en altura.
Está muy desdibujado y habría que profundizar en el te- Por último, Sisti se refiere a las tres
ma, pero no hay una continuidad de esa propuesta. En galerías céntricas diseñadas por Bonet
ese sentido, podemos decir que quedó casi trunca porque y asegura que “tienen la misma caracte-
prevaleció la especulación”, sostiene el especialista ■ rística: un basamento comercial muy
desarrollado, especialmente en los últi-
mos dos, y arriba de ese basamento el
desarrollo de una torre de viviendas con
departamentos”.
“Todos proponen la cuestión de la te-
rraza-jardín, un uso de la terraza por so-
bre el basamento comercial. Y en el caso
específico de la Galería Rivadavia, tiene
una pileta con agua salada, una guarde-
ría para niños y en la terraza del edifico
propiamente dicho también tiene lozas
a la catalana y uso de solarium”, conclu-
ye, aún sorprendido por la visión futu-
rista del arquitecto fallecido en la déca-
da del ´80, en España. Un verdadero
creador, de esos audaces que se adelan-
tan a su tiempo ❖
Domingo 10 de febrero de 2019 | LA CAPITAL | 11
Suplemento 145º Aniversario de Mar del Plata

■ Ley de Propiedad Horizontal

La naciente Mar del Plata masiva


y su avasallante escenografía

Por Hernán Kloosterman


Con la sanción de la Ley, en 1948, llegó el boom de los edificios. Las clases medias apostaban a
comprar su departamento de veraneo y la ciudad dejó de ser un destino turístico exclusivo de la elite.
e puede proponer como un ejerci-

S cio. Pararse sobre la avenida Co-


lón, mirar hacia el lado del mar e
imaginar que no hubiera ningún edifi- Muchos marplatenses que peinan ca- Al ritmo de una sociedad que empeza- sus ahorros en un departamento de ve-
cio. Sólo pintorescos chalets. O hacer nas deben guardar recuerdos de esa épo- ba a ver modificado su desarrollo de la raneo.
una recorrida por la costa marplatense ca en que la ciudad era el refugio de des- mano del ascenso de las clases medias,
y al elevar la mirada, ver únicamente el canso de la elite de Argentina. La irrup- la sanción de la Ley de Propiedad Hori- “Un quiebre en la ciudad”
cielo. También se podría hacer una ca- ción de la propiedad horizontal cambió to- zontal (13.512), significó un quiebre en
minata por las calles del centro y pensar dos los parámetros: con los edificios, Mar la historia de la ciudad. Se democratizó La Ley, sancionada en 1948, estable-
el paisaje con construcciones bajas, sin del Plata se convirtió en una ciudad turís- el acceso a la propiedad inmobiliaria: los ció la posibilidad de que “los distintos pi-
ningún edificio. tica de masas. Y ya no hubo vuelta atrás. actores de las clases medias invertían sos de un edificio o distintos ➔
12 | LA CAPITAL | Domingo 10 de febrero de 2019
Suplemento 145º Aniversario de Mar del Plata

➔ departamentos de un mismo piso de


un inmueble, que sean independientes y
que se comuniquen a la vía pública direc-
tamente o por un pasaje común, podrán
pertenecer a propietarios distintos”. An-
teriormente, la subdivisión de la propie-
dad de los edificios estaba prohibida.
“La ley fue un quiebre en la ciudad. A
partir de ahí se produjo este auge tan
fuerte de la construcción y lo que hizo la
ley es permitir que mucha más gente
pueda acceder a una vivienda dentro de
ese edificio”, reflexiona el arquitecto y
vicepresidente del Centro de Construc-
tores, Norberto Cánepa. Y destaca la ra-
pidez con que se vendían las unidades:
“Hubo un gran auge. Mucha gente del
interior empieza a comprar departa-
mentos. Cuando empezaban el pozo, se
ponía el cartel y se vendían enseguida.
Era impresionante la velocidad: todos
querían acceder a tener un departa-
mento de veraneo”.

“Reflejo de la historia”
El arquitecto y docente Miguel Angel
Bartolucci remarca que Mar del Plata “es
el reflejo de la historia argentina”. “Este
era el balneario de la oligarquía. Con el
auge del peronismo y el ascenso de las
clases medias, eso cambia”, agrega.
Sumergiéndose de lleno en el impacto
de la ley, Bartolucci aclara que en Bue-
nos Aires ya había edificios en altura.
“Se llamaba ‘casa de renta’. Un pro-
pietario podía hacer un edificio de cinco
o seis pisos. Era para alquilar porque no
se podía subdividir para vender. ¿Qué
sector económico en la Argentina tenía
el excedente para hacer un edificio y al-
quilarlo? La oligarquía. El sector agro-
ganadero que lo utilizaba para ir al tea-
tro Colón o se lo alquilaban a chacareros
para que el hijo estudiara Medicina. En
1948, eso se democratiza”, explica.
Bartolucci asegura que la irrupción de
la Ley es lo que termina consolidando a
Mar del Plata como ciudad turística de
masas. “Antes era de elite”, cuenta, y
aclara: “No es que cambia la ciudad:
cambia la Argentina. A partir del pero-
nismo cambia el eje productivo, econó-
mico, político y social. Después el desa-
rrollismo siguió la oleada esa”.
El arquitecto recordó que ese boom de
la propiedad horizontal “se corta en
1978 con la ley provincial 8912 que baja
los indicadores urbanos a la tercera par-
te”. “También coincide con al decreci-
miento del PBI que hubo en toda esa
época”, añade.

El impacto
El impacto en lo urbanístico que pro-
dujo la irrupción de los edificios es no-
torio. Cambió totalmente la postal de
la ciudad. A pesar del inevitable debate
por la conservación del patrimonio,
Bartolucci y Cánepa coinciden en afir-
mar que “a la historia hay que leerla en
el momento que se da”, y remarcan que
en ese entonces, la sociedad celebraba
el avance.
Épocas yuxtapuestas en la década del ‘50. En Luro y la costa, el Club Mar del Plata veía crecer las propiedades horizontales. Foto: PedroAlcalde “En esos años, la gente que venía a
Mar del Plata quería ver la ciudad mo-
derna, edificios. Querían ver algo nove-
doso. Acá los marplatenses decían: “Se
La gente que venía


está construyendo un rascacielos”. El
a Mar del Plata quería imaginario social era ese. Era el progre-
so. Se generaron segundas viviendas
ver la ciudad moderna, para amplios sectores de la población”,
edificios. Querían ver rememora Bartolucci.
algo novedoso. Acá los Cánepa coincide y cuenta que “la so-
ciedad de ese momento buscaba eso”.
marplatenses decían: “Hoy no podemos hacer esa reflexión sin
‘Se está construyendo conocer la historia. Para entender el
un rascacielos’. presente hay que interpretar el pasado.
Mar del Plata es una ciudad muy diná-
El imaginario mica y ha ido creciendo”, opina.
social era ese” La llegada de los edificios no sólo tuvo
un impacto en lo arquitectónico. Cam-
Domingo 10 de febrero de 2019 | LA CAPITAL | 13
Suplemento 145º Aniversario de Mar del Plata

Los arquitectos Norberto Cánepa y Miguel Angel Bartolucci analizaron el impacto de la propiedad horizontal en Mar del Plata.

Cuando empezaban el


bió los parámetros productivos de la ciu-
dad. Crecieron las empresas construc- pozo, se ponía el cartel y
toras y todos los rubros relacionados y
se generó empleo. “Todos hicieron plata. se vendían enseguida.
La ciudad creció al ritmo de eso”, resu- Era impresionante la
me Bartolucci. velocidad: todos querían
“En las empresas constructoras mar-
platenses, eran albañiles de la oligar- acceder a tener un
quía. Y cuando llega la ley de propiedad departamento de
horizontal, dijeron: “Hacemos la empre- veraneo”
sa constructora nosotros”. En general,
la armaron. El nacimiento de la empre-
sa constructora marplatense es ‘hija del
peronismo’. Se dio en ese fenómeno”,
analiza el docente. “Hoy cualquier urbanista en cual-
quier ciudad latinoamericana dice que
La construcción hay que densificar la ciudad. Porque el
tema de los servicios son muy costosos.
Los departamentos que se construye- Hay que concentrar y edificar en altura.
ron en esa época estaban pensados úni- Es inevitable la densificación”, afirma
camente para ser utilizados en verano. Bartolucci.
Un dato: no tenían calefacción. El especialista en la materia focaliza
A la hora de analizar las diferencias en que muchas veces las condiciones
de las construcciones de esa época con que se dan cuando se hacen barrios de
las actuales, Cánepa destaca que el viviendas, no son las adecuadas. “En re-
gran cambio es el de las normas de habi- alidad, son guetos sin acceso a la ciudad.
tabilidad. “Con la ley 8912, cambian las Lo lindo es estar en la ciudad donde está
normas. Las que regulan las medidas el colectivo, el supermercado, el cine
interiores de los espacios, hacia dónde cerca. La ciudad es eso. Un ciudadano
deben ventilar. Por eso, hoy encontra- tiene que acceder a una cantidad míni-
mos, en la avenida Colón departamen- ma de bienes y servicios. Si a uno le toca
tos que están en un “aire y luz” donde estar en la periferia y para acceder tiene
ventila. Hoy eso no se permite más. Tie- que pasar por el barro y estar 45 minu-
nen que ventilar a espacios urbanos, ya tos en colectivo, no sirve”, grafica.
sea frente o contrafrente. El gran cam- En la misma línea, Cánepa destaca el
bio es ese”, señala. alto costo de los servicios. “Desde el trans-
Además, apunta que los materiales porte, a la luz, gas, etc. Hoy hay lugares en
“han cambiado mucho y son más ami- la periferia que están alejadísimos, sin
gables, como la calefacción, las pare- servicios y con un gran déficit. Hoy la ten-
des con más aislamiento, las abertu- dencia es a concentrar”, subraya.
ras, etc”. Luego de un recorrido por la irrupción
de la Ley de Propiedad Horizontal y su
Altura impacto en la ciudad, Canepa y Barto-
lucci dejan una reflexión que explica a la
Los arquitectos aseguran que la proli- perfección el fenómeno: “La arquitectu-
feración de las construcciones en altura ra es el reflejo histórico, social y político
es inevitable en los tiempos que corren. de ese momento” ❖
14 | LA CAPITAL | Domingo 10 de febrero de 2019
Suplemento 145º Aniversario de Mar del Plata

Annemarie vio lo que nadie vio

e sabe que Annemarie Heinrich es rimental y que fue pionera en robarle a najes. Pero lo asombroso es que haya po- en el tramo final de su construcción,

S una figura fundacional de la foto-


grafía artística en la Argentina,
aunque su fama vino de la mano de sus
la pintura el arte de los desnudos feme-
ninos.
No es tan conocido, sin embargo, su
sado su mirada artística sobre la ciudad
que a fines de la década del ’50 empeza-
ba a sufrir cambios vertiginosos.
mientras la luz del atardecer atravie-
sa sus aberturas a espaldas del monu-
mento al fundador, Patricio Peralta
retratos a actrices y actores. También es paso por Mar del Plata, donde dejó un Una de sus fotos nos muestra el Pa- Ramos. El edificio -diseñado y cons-
sabido que desarrolló la fotografía expe- excepcional registro de paisajes y perso- lacio Edén, de Buenos Aires y Bolívar, truido por el arquitecto Juan Antonio
Domingo 10 de febrero de 2019 | LA CAPITAL | 15
Suplemento 145º Aniversario de Mar del Plata

Dompé y la empresa Delco, de Deme- ■ La fotógrafa Annemarie


trio Elíades- fue levantado entre 1958 Heinrich (1912-2005) dejó
y 1962.
La otra foto fue tomada desde el edifi- valiosos registros de Mar
cio del Banco Provincia y permite ver la del Plata durante sus
construcción de la Torre Rivadavia (en visitas a fines de la década
la esquina de esa calle con San Luis),
obra de Antoni Bonet que se desarrolló del ‘50.
entre 1957 y 1959.
Al pie de la imagen vemos que en San
Martín y Córdoba ya habían demolido el
viejo hotel Regina. En el terreno, un constructor: A.C. Taquini. En otro lee-
gran cartel anuncia la construcción del mos el nombre de su arquitecto, el cata-
“Rascacielos de las Américas, el edificio lán Antoni Bonet. Detalles que se habrí-
más importante de Mar del Plata” an perdido si no fuera porque Annema-
(inaugurado en 1962) y el nombre de su rie vio lo que nadie vio ❖
16 | LA CAPITAL | Domingo 10 de febrero de 2019
Suplemento 145º Aniversario de Mar del Plata
Domingo 10 de febrero de 2019 | LA CAPITAL | 17
Suplemento 145º Aniversario de Mar del Plata

■ La mirada del arquitecto Jerónimo Mariani

En la Mar del Plata del futuro,


las calles serán de los peatones
El futuro arquitectónico de Mar del Plata según la visión del reconocido profesional Jerónimo Mariani
apunta al empoderamiento del espacio público, la prioridad del peatón y el relanzamiento del centro.

“Creo que el gran cambio que tendrán las ciudades en los próximos 20 años será la eliminación del auto tal como hoy lo conocemos”, dijo Mariani.

Por Natalia Prieto cular porque el peatón se va a hacer due- el de las bicicletas (públicas en Buenos Ai- “Vas a tener un auto que llega a Punta
ño de la calle”. res) se ensanchan las calles, se elimina el Mogotes -ejemplificó- y otro se va, está to-
Asimismo, el integrante desde hace cordón, sacás el auto y todo es más lindo”. do bastante estudiadito. Muchas ➔
l arquitecto Jerónimo Mariani con- dos décadas del reconocido estudio Ma-

E sideró que, por sus características


naturales, en un futuro cercano,
Mar del Plata podría ser parte de un plan
riani- Pérez Maraviglia- Cañadas- opi-
nó que “la planificación mejora la cali-
dad de vida de la gente, básicamente es
piloto -que ya funciona en algunas ciuda- eso” y ejemplificó con lo que sucede con
des del mundo- para la transformación el Paseo Aldrey, obra de la que estuvie-
del espacio público con la finalidad de ron a cargo con su equipo profesional.
priorizar al peatón. Y, a la vez, lograr sus- “No te cobran entrada -enumeró-, podés
tentabilidad a través de la potencializa- apreciar la escultura de Botero, te gustará
ción de diversas zonas como el centro. más o menos pero te encontrás. Me parece
“Creo que el gran cambio que todas las valioso que sea un lugar de encuentro pú-
ciudades tendrán, en los próximos 20 blico, eso nos hace a todos mejores”.
años -analizó-, será la eliminación del Asimismo, en cuanto a su tesis de la mo-
auto tal como hoy lo conocemos. Un con- dificación en el uso del automóvil en la
cepto como las bicicletas públicas en ciudad, explicó que “hay autos estaciona-
Buenos Aires: usás la que necesitás y la dos, todos pasan el 98 por ciento del tiem-
dejás en otro lado. Y así. Sería especta- po parados. Si se usara ese concepto como
18 | LA CAPITAL | Domingo 10 de febrero de 2019
Suplemento 145º Aniversario de Mar del Plata

➔ ciudades ya lo están haciendo, en Chi-


na, Dinamarca y en Latinoamérica Mar
del Plata es candidata”.

Posibilidades
Justamente, la ciudad es candidata -a
su entender- por determinadas caracte-
rísticas que ostenta: “Tiene muy buenas
vías, calles anchas, se puede estacionar
de los dos lados”, enumeró.
El arquitecto explicó que este tipo de
cambio, “radical”, empieza por “zonas
centrales” con la intención de “devolver
el lugar público, que es la calle, que hoy
está totalmente copada por el tránsito y
que es insegura”.
Otras de las modificaciones arquitec-
tónicas, que ya se están empezando a
implementar en ciertos lugares como
Barcelona, son las denominadas macro-
manzanas. “Agrupas nueve manzanas -
describió Mariani- y en ese perímetro no
circulan vehículos. Si se necesita una
ambulancia entra, pero el transporte
público lo tenés a una cuadra y media,
en los bordes”.
Mirando el mapa de Mar del Plata, el
plan se podría desarrollar en el sector
comprendido por las avenidas Luro, Co-
lón, la diagonal Pueyrredon y la costa.
“Las llenas de verde -describió-, los
chicos juegan ahí, donde había una co-
chera habría una escuela, armás ba-
rrios de vuelta. En Barcelona ya lo im-
plementaron y son de nuestra densidad
poblacional”.
En ese sentido, adelantó que “Buenos
Aires ya planea algo. Ese tipo de cosas
urbanas son el futuro, porque es más fá-
cil concentrar que expandir la ciudad”.
Es que ese sector geográfico descripto
cuenta “con la misma densidad pobla-
cional que un barrio cerrado, pero en
una manzana resolviste todo, a diferen-
cia de tener que llevar todos los servicios
a la periferia”.
“Por el costo que implica esa amplia-
ción -se entusiasmó- es superconve- “Los mayores cambios se dieron en el área de la tecnología, con las carpinterías, los dobles vidriados y todos los cerramientos”, comentó Mariani.
niente para la ciudad. Eso es sustenta-
ble, porque ya tenés la posibilidad de
dar servicios, transporte público, todo mos abandonarlo y e irnos a vivir a la pe- que mejoran la calidad de vida de la ciu- uso. Si lo usás es más seguro, si lo aban-
ya armonizado”. riferia”. dadanía. donás es tierra de nadie”.
Es que “una manzana del centro al- “Muchas veces hablando con gente
Cambios berga a la misma cantidad de gente que que vive en el conurbano sur -contó-, Perfeccionamiento
un barrio privado. Podrá haber doble vi- que son los visitantes más habituales
A entender de Jerónimo Mariani, esas vienda para algunos, pero no es la solu- porque se suben a la autopista y en dos Los trabajos más demandados en el
transformaciones generan “una ciudad ción para todos. Mar del Plata tiene mu- horas y media están acá, te dicen que estudio Mariani- Pérez Maraviglia- Ca-
más inteligente”, de la mano de otras me- cho mejor infraestructura que hace nuestra calidad de vida es muy buena. ñadas son las viviendas multifamilia-
didas como “la revalorización del centro. unos años”, como la estación ferroauto- Se asombran que vamos al cajero sin res, aunque también desarrollaron pro-
La ciudad tiene un centro mal usado”. motora, la Planta de Tratamientos Clo- problema o que tomamos el helado en la yectos para hotelería tanto en la ciudad
“Desde que se recuperó el (hotel) Pro- acales, entre otras. vereda”. como en Buenos Aires, Rosario y Asun-
vincial -dijo-, el Casino, la manzana 115 “No nos damos mucha cuenta -conside- En ese sentido, destacó que “hacemos ción del Paraguay.
recobró dignidad. Nosotros estamos ró- pero hemos resuelto algunas cositas”. cosas que en otros lugares ya no se ha- En ese tipo de construcción, edificios,
arreglando el Royal, tendrá que venir En ese plan de ir resolviendo temas de cen más. Cuidemos eso, valoricemos el arquitecto reveló que los mayores
alguien por el Bristol Center. Lo más va- infraestructura que desarrolló la ciu- nuestro espacio público. Eso se hace con cambios se dieron en el área “de la tecno-
lioso es el centro de la ciudad, no pode- dad, el arquitecto posó la lupa debido a la gente, con el involucramiento, con el logía, con las carpinterías, los doble vi-
Domingo 10 de febrero de 2019 | LA CAPITAL | 19
Suplemento 145º Aniversario de Mar del Plata

Mariani considera que la mayor


drio, todos los cerramientos, básica- transformación que en los últimos
mente. Y eso hizo que mucha gente que tiempos vivió la ciudad se produjo
no elegía la costa para vivir todo el año en torno al Paseo Aldrey.
ahora sí lo hace por el confort”.
“Eso cambió mucho -añadió- las medi-
das de los departamentos, que antes
eran más de temporada. En los últimos Trayectoria
años se convirtieron en viviendas de to-
do el año, con lo cual se hicieron con otra El estudio Mariani-Pérez Mara-
calidad”. viglia-Cañadas fue creado en 1970
En el último tiempo, la mayor trans- por los arquitectos Carlos Mariani
formación que vivió la ciudad en cuanto y María Haydeé Pérez Maraviglia.
a desarrollo inmobiliario se dio -a su en- Años más tarde se sumaron como
tender- en “las inmediaciones del Paseo arquitectos asociados Jerónimo
Aldrey, diría que es el eje de la calle Sar- Mariani y Oscar Cañadas.
miento, que era un barrio de casas y se Ganaron varios premios nacio-
transformó en edificios de buenas cate- nales e internacionales y desarro-
gorías. En pocos años se revolucionó y llaron proyectos de viviendas uni-
revalorizó”. familiares y colectivas, como -entre
A futuro, Mariani sueña con desarro- otros- los edificios Barrancas de
llar arquitectónicamente la zona de Playa Grande, Bitter End o Com-
Punta Mogotes, a la que define como “el plejos Los Andes.
mejor lugar para torres, porque no hay También estuvieron a cargo de
problema de sombra sobre la costa. La la ampliación del Hermitage Ho-
playa está lejos y tenés la autopista”. tel, de los establecimientos She-
Pero para ese sueño hay un impedi- raton en Mar del Plata y en
mento: “La ley no permite más de 9 pi- Asunción del Paraguay; del
sos, según las características. Yo creo Aquarium; la Fundación Bolsa
que es un error, porque no generás som- de Comercio; el Colegio de Escri-
bra en la costanera y le darías posibili- banos de la provincia de Buenos
dad a mucha más gente de estar cerca Aires delegación Mar del Plata;
del mar. Si hacés torres más grandes, no la puesta en valor del NH Gran
es que se llena de millonarios, sino que Hotel Provincial; el Emprendi-
será más barato y más gente tendrá la miento Puerto Santa Fe y el Pa-
posibilidad de estar frente al mar. Creo seo Aldrey, entre otros ■
que es una zona con mucho potencial” ❖

Realización: Gustavo Visciarelli


Fotografías: Osvaldo Braillard, Mauricio Arduin y Marcela Golfredi.
Aéreas: Pablo Funes -@dronmardelplata
Diseño y armado: Hernán Diego Frisone
Las imágenes que figuran como aporte fueron recibidas
en el marco de nuestro proyecto Fotos de Familia.
20 | LA CAPITAL | Domingo 10 de febrero de 2019 Domingo 10 de febrero de 2019 | LA CAPITAL | 21
Suplemento 145º Aniversario de Mar del Plata Suplemento 145º Aniversario de Mar del Plata
22 | LA CAPITAL | Domingo 10 de febrero de 2019
Suplemento 145º Aniversario de Mar del Plata

■ El mercado inmobiliario del ocio

Mar del Plata, la ciudad donde


más se construye en el mundo
“El mercado inmobiliario del ocio” es el nombre de la hipótesis a la que llegó el joven historiador Víctor Pegoraro tras observar que
en Mar del Plata, entre los años ‘50, ‘60 y ‘70, la construcción corría en paralelo al turismo.

Por Alvaro D’Elia

ábado 4 de octubre de 1958. Dice un

S artículo del diario LA CAPITAL: “...


en un concurso de preguntas y res-
puestas antes los micrófonos de la popular
estación BBC de Londres se le consultó a un
participante: ¿Cuál es la ciudad del mundo
donde más se construye? Las opciones son:
San Pablo, Nueva York y Mar del Plata.
- San Pablo, contestó sin vacilación el
interrogado.
- No, señor. Ha perdido usted, dijo el
locutor. Mar del Plata, en la provincia
de Buenos Aires, República Argentina,
es la ciudad del mundo donde mayor vo-
lumen alcanza la edificación”.
Las estadísticas dicen que en 1956 en
la ciudad de Buenos Aires se construía
0,34 metros cuadrados por habitante y
en Mar del Plata se edificaba a razón de
3,53 metros cuadrados por habitante.
En 1957, por su parte, en la Capital
Federal se construyó 0,37 m2 per cápita
y en la ciudad se levantaron edificios na-
da menos que a razón de 4,05 metros
cuadrados por habitante.
La construcción recibía en aquella época
un impulso de inusitada gravitación pro-
veniente de los turistas. Centenares de vi-
viendas se realizaban anualmente -y cada
vez en mayor número- con destino a resi-
dencias veraniegas. Así lo explica el histo-
riador especialista en la construcción mar-
platense Víctor Pegoraro (29), quien lleva
más de siete años investigando el tema y
principalmente el período 1950-1970.

Peso mundial
“Sabía de la importancia de la historia Víctor Pegoraro historiador que lleva siete años investigando la construcción marplatense.
Domingo 10 de febrero de 2019 | LA CAPITAL | 23
Suplemento 145º Aniversario de Mar del Plata

La loma de Colón, epicentro de uno de los impactos edilicios en la década del ‘70.

de la construcción en Mar del Plata a ni- aclarando que gran parte de las vivien- ■ Los años ‘50, ‘60 y ‘70 De este modo los inversionistas finan-
vel nacional, pero nunca creí que tenía das se construían para la temporada de fueron el período de oro ciaron la construcción, pero los que real-
tanto peso mundialmente”, dice quien verano y no como lugar permanente. mente construían eran las empresas fa-
revisó toda la colección del diario LA CA- “De este modo se demuestra porque se de Mar del Plata. Los que miliares locales. Surgieron así apellidos
PITAL desde 1920 hasta 1983 para reali- hacían tantos metros cuadrados por ha- lo vivieron aseguran que característicos como Dazeo, Fiorentini,
zar su doctorado en historia. “Encontré el bitante y a la vez permitió ver el desa- fue “una locura” la euforia Squella, Negri y Orsini, quienes luego
artículo como si hubiera encontrado una rrollo de la ciudad, siempre influencia- lograron realizar sus propios edificios,
aguja en un pajar”, menciona. do por el afuera. Si bien hubo un gran constructiva e inmobiliaria principalmente en la década del ‘60.
Según Pegoraro, entre el ‘50 y el ‘70 se crecimiento interno, las estadísticas al- que existió.
dieron los cambios urbanísticos más im- canzadas fueron por la relación simbió- Cambios en la manera de construir
portantes en Mar del Plata. La ciudad tica que existió gracias al turismo”.
de la Belle Epoque o de las primeras dé- Con respecto a las diferencias que en- La Mar del Plata de los ‘50, ‘60 y ‘70 era
cadas del siglo XX se vio agotada y se da contró en comparación a otros lugares Estos fueron los primeros en insertar el punto neurálgico del turismo. Había
paso a los primeros chalets: “una ciudad del país, para el historiador lo que dis- en el año ‘48 el sistema de propiedad que venir a veranear a la ciudad y tener
más tipificada y más baja”. tinguía a Mar del Plata del resto era la horizontal, lo que permitió tener en un un edificio frente al mar. Se podía. Los in-
Cabe mencionar que desde 1937 en hipótesis que él mismo creó. “Se cons- mismo piso departamentos de diferen- versionistas y la mano de obra estaban.
adelante Mar del Plata rompió año a truía y se vendía para el turista y el in- tes dueños. “Fueron los primeros en sa- “Los tiempos y la tecnología cambiaron
año su propio récord y siempre dio la no- versionista externo. La construcción y ber que Mar del Plata podía ser una radicalmente. Hoy se construye más rápi-
ta por ser el lugar donde se construye- el turismo iban de la mano: cuando el tu- oportunidad de negocios”, menciona do, en seco, se utilizan otros materiales y
ron más metros cuadrados por habitan- rismo entraba en crisis, la construcción Pegoraro. los frentes son más vidriados. Antes ➔
te, a diferencia de otras grandes ciuda- un poco que también”, asegura.
des como Capital Federal, La Plata, Ro-
sario, Córdoba y Mendoza, entre otras. Ascenso y descenso
Por ejemplo: en 1948 en Rosario se cons-
truía un metro cuadrado por persona, “Otra diferencia es que hubo una gran
mientras que en Mar del Plata se cons- movilidad social ascendente. La canti-
truían 4m2. “Era impresionante la dife- dad de habitantes aumentó y la explo-
rencia”, se sorprende. sión edilicia fue muy grande. “En otras
Para muchos fue el período de oro. Los ciudades también pasó, pero acá fue en
que vivieron los ‘60 dicen que fue “una poco tiempo”, indica Pegoraro.
locura” la euforia constructiva e inmobi- A finales de los ‘70 y comienzo de los
liaria que existió. “Pero lo que no se sabe ‘80, sin embargo, hubo una gran movili-
es realmente cuánto se construyó”, dad social descendente ocasionada “por
apunta Pegoraro. “Hay estadísticas de las crisis y la inflación”. “Muchas em-
metros cuadrados pero que no discrimi- presas tuvieron que cerrar, otras que-
nan entre edificio y casa o galpón”. braron y algunas se la rebuscaron con
diferentes estrategias”.
Mercado inmobiliario del ocio Asimismo, en Mar del Plata ocurrió una
concentración de torres de gran altura y
Pegoraro desarrolló una hipótesis que en otras grandes ciudades no. “Se decía
llamó “el mercado inmobiliario del ocio” que los edificios que se construían eran en
luego de observar que en Mar del Plata promedio los más altos del país”, sostiene
entre los años ‘50 y ‘70 la construcción Pegoraro. En poco tiempo se levantó el
corría en paralelo al turismo. “Hubo una edificio Demetrio Elíades (Havanna), el
especie de simbiosis en ese momento”, Cosmos (Pepsi), el Palacio Edén, la Gale-
explica en diálogo con LA CAPITAL. ría Florida y la Galería Rivadavia.
“Fueron las tres décadas de gran creci- Otro punto distintivo que resalta el
miento y el boom de la propiedad hori- investigador es el de la “gran inversión”.
zontal. La avenida Colón, la avenida Pe- Mar del Plata se vendía como mercancía
dro Luro, la zona de Playa Grande y de la y muchos inversores del país vinieron a
costanera se llenó de edificios”, agrega, financiar la construcción”.
24 | LA CAPITAL | Domingo 10 de febrero de 2019
Suplemento 145º Aniversario de Mar del Plata

Sobrevolando aquella Mar del Plata del ‘70 con sus íconos de la época: el Demetrio Elíades, el Palacio Cosmos con su cartel de Pepsi y el Club de Pesca con el recordado cartel de Gancia. Foto de PedroAlcalde

➔ se usaba mucho la famosa piedra Mar ■ Según Pegoraro, entre Demetrio Elíades, inmigrante griego y ción. En Mar del Plata hubo una empresa
del Plata. Las empresas son otras, aun- el ‘50 y el ‘70 se dieron quien fuera uno de los dueños de la mar- constructora con ese apellido, que la tra-
que todavía quedan algunos apellidos li- ca Havanna. Gracias al éxito de los alfa- bajaban su padre junto a tíos y primos.
gados a la actividad”, resume. los cambios urbanísticos jores, creó una empresa constructora Mientras cursaba el profesorado, Víc-
Sesenta o setenta años atrás las em- más importantes que llamó Delco (en griego significa al- tor se incorporó al grupo de investigación
presas eran familiares y generaciones en Mar del Plata. bañil o artesano de la construcción) y la “Historia y Memoria” de la Facultad de
enteras se dedicaban a la misma activi- encargada de levantar el edificio Deme- Humanidades de la UNMdP y allí le su-
dad, lo que generaba diferentes oficios y trio Elíades o más conocido como Ha- girieron especializarse en el tema.
gremios. Si la construcción crecía, atrás portante de la historia constructiva local. vanna. También realizó el Edén, el Cos- “Al principio era algo muy ajeno, de
venían la yesería, carpintería y herre- Primero menciona que llamó mucho mos, el Palacio Jardín y otras obras que construcción no entendía nada y jamás
ría. “Algunos descendientes en las em- su atención el caso de Dazeo. “Fue un ti- componen la rica historia marplatense. había pisado una obra. Pero con el tiem-
presas quedan, pero es otra la manera po que empezó de abajo, apenas terminó “El Havanna fue un caso que me llamó po fui aprendiendo, iba a las obras, con-
de construir. Ahora hay mucho condo- la primaria y repartía leche. A los 11 se la atención porque fue uno de los que sultaba. Aún lo sigo haciendo”, dice .
minio: se levantan edificios amplios y dedicó a la albañilería y empezó a cons- más rápido se hizo y con un sistema no- Pensando a futuro, “mi idea es publi-
modernos en muy poco tiempo”, grafica. truir, a construir y a construir…”, dice. vedoso”, indica Pegoraro. car un libro sobre la historia de la cons-
Fue tanto su crecimiento que en el año trucción en Mar del Plata desde 1920
Casos paradigmáticos ‘58 era el empresario que tenía más del La historia del historiador hasta principios de los ‘80 donde ade-
60 por ciento la cantidad de la superficie más se analice la situación en otras ciu-
Pegoraro distingue dos casos emble- construida en Mar del Plata. Viene de familia. En la casa de los Pe- dades del país en ese mismo período”,
máticos y que para él son una parte im- Otro “personaje” que lo sorprendió fue goraro se habló y se habla de construc- cierra el investigador ❖
Domingo 10 de febrero de 2019 | LA CAPITAL | 25
Suplemento 145º Aniversario de Mar del Plata

■ Un particular estilo de construcción

El chalet marplatense, fundador


de la identidad de la ciudad
Por Melanie Lamazón
El arquitecto Manuel Torres Cano es uno de los constructores de Mar del Plata. Conoce
íntimamente su desarrollo arquitectónico y lamenta la pérdida de sus tesoros patrimoniales.
anuel Torres Cano es uno de los

M constructores de Mar del Plata.


Se recibió de arquitecto en 1967
en la Universidad Nacional de esta ciu-
dad. Trabajó en el Instituto de la Vivien-
da vinculado con la construcción estatal
de vivienda social y también en el Cole-
gio de Arquitectos.
Jubilado desde hace dos años, dedica
un poco de su tiempo en recostarse en su
sillón y hablar sobre un tema que lo apa-
siona: la identidad de Mar del Plata for-
mada a través de su construcción arqui-
tectónica.

Historia
Corrían los años ‘30, y Mar del Plata
era el destino elegido por las familias
más aristocráticas de la sociedad argen-
tina para veranear. La construcción de
imponentes villas y suntuosas residen-
cias destinadas únicamente para turis-
tas adinerados, había terminado.
Fue en ese momento cuando los chalets
marplatenses hallaron su momento para
aparecer en escena y multiplicarse.
Y allí fue también cuando los residen-
tes dejaron de ser desplazados del cen-
tro o los barrios circundantes en casas
estilo racionalista blanco, debido a la
imposibilidad de acceder a esas costosas
viviendas, y comenzaron a formar parte
de la ciudad.

El estilo Mar del Plata


La actual avenida Colón, en aquel en-
tonces, era una galería en la que se exhi-
bían y competían los chalets más bellos
de la ciudad. “Chalet es una expresión
que viene del francés y significa ‘peque-
ño castillo’”, cuenta el arquitecto.
Todas gozaban de rasgos similares,
correspondientes a este estilo marpla-
tense que se caracteriza por frentes con
cuarcitas conocidas como Piedra Mar
del Plata, techos a dos aguas con tejas
principalmente españolas, revoques
blanqueados texturados y el uso de la
madera hachada en diferentes secto-
res. ➔ Conjunto de chalets en Gascón entre Alem y Bernardo de Irigoyen en el año 1946. Aporte de Jorge Redondo.
26 | LA CAPITAL | Domingo 10 de febrero de 2019
Suplemento 145º Aniversario de Mar del Plata

Mar del Plata tiene

“ una tradición del descuido.


Siento la tristeza
de saber que cuando tiren
los chalets que aún están,
no va a quedar ni
la memoria de eso porque
vivimos en un lugar
que es muy descuidado
con su patrimonio”.

Patrimonio
La arquitecta Lorena Marina Sánchez creó el “Manual de propuestas para la
intervención patrimonial de fachadas”, en el que se explica la mejor manera de
preservar frentes de chalets y sus materiales. Asimismo, el Area Preservación
del Patrimonio de la Municipalidad de General Pueyrredon establece benefi-
cios impositivos para los propietarios de estos chalets que contribuyen con la
identidad de Mar del Plata.

El típico chalet marplatense fue un sello distintivo de la arquitectura de nuestra ciudad.


Domingo 10 de febrero de 2019 | LA CAPITAL | 27
Suplemento 145º Aniversario de Mar del Plata

Típicos chalets marplatenses en puja con la propiedad horizontal. Década del ‘70.Aporte: JoséAlberto Lago

➔“La marplatensidad del concepto es Según Torres Cano, es “excelente desde el en su labor, Torres Cano “siempre” in- saber que cuando tiren los chalets que
que ese chalet en la ciudad es entre me- punto de vista de las aislaciones, sobre to- tentó contribuir con la identidad de la aún están, no va a quedar ni la memoria
dianeras. Se trata de una vivienda con do para exterior” y “estéticamente tam- ciudad, exponiendo al cliente la opción de eso porque vivimos en un lugar que es
un pequeño jardín y pegado a otros cha- bién da una imagen preciosa”. del estilo Mar del Plata. muy descuidado con su patrimonio”.
lets que genera barrios por sumatoria”, Al caminar por la costa de Mar del Plata Respecto a la masiva construcción de
detalla Torres Cano. Era el diseño más en los años ‘30, podían observarse las vi- Bienes de Interés Patrimonial edificios que reemplazan estos espacios
pedido por los propietarios de las casas viendas totalmente revestidas en piedra. que forman la historia de Mar del Plata,
aunque ahora, los monstruosos edificios “La piedra utilizada como material daba A pesar del paso del tiempo y de los pro- el arquitecto manifiesta: “Empezó la
modernos reemplazaron a muchos de terminación del barrio y eso, inevitable- cesos de demolición de buena parte de es- propiedad horizontal y se volteó todo.
aquellos chalets que en aquel entonces mente, generó la imagen local”, destaca. tas obras, en la actualidad existen más Pero no por culpa de la propiedad hori-
embellecían Colón. “No existe en otra localidad de la pro- de 300 construcciones que fueron decla- zontal, sino por falta de valorización”.
vincia de Buenos Aires esta presencia radas como Bienes de Interés Patrimo- Y, ante este escenario desolador para
Una respuesta política de la piedra Mar del Plata”, dice el ar- nial en la ciudad por sus valores históri- los amantes de la historia y la arquitec-
quitecto y admite que aún en la actuali- cos, arquitectónicos y paisajísticos. tura de la ciudad, finaliza con una refle-
El estilo Mar del Plata, más que un es- dad es utilizada para construir. Este es- Sin embargo, Torres Cano asegura que xión: “Las zonas protegidas hacen a la
tilo en sí, “comenzó siendo una respues- tilo fue adoptado rápidamente por cons- “Mar del Plata tiene una tradición del calidad de la ciudad, no puede robarse
ta política”, indica el arquitecto mien- tructores como Auro Tiribelli, Córsico descuido”. Y sigue: “Siento la tristeza de de esta forma su identidad” ❖
tras se acomoda. Si bien posee cierta si- Piccolini y Raúl Camusso. Piccolini, ar-
militud con la arquitectura pintores- quitecto favorito de Torres Cano, desa-
quista de las originarias residencias ve- rrolló una gran cantidad de viviendas
raniegas construidas durante las pri- relacionadas con la población marpla-
meras décadas de la villa balnearia, con tense y las diferenció de las construccio-
estas construcciones el objetivo era otro: nes en la zona céntrica de la ciudad.
distinguirse de esta clase social y esta- “El centro ya empezaba a mostrarse
blecer viviendas permanentes. como un centro comercial, no se utiliza-
A partir de los ‘30 la movilidad social ba este tipo de construcción pintoresca
en Mar del Plata era muy dinámica, de- de chalets. Se trataba más bien de vi-
bido a una incipiente clase media que viendas racionalistas: paredes blancas
dependía de actividades principalmen- lisas y grandes ventanales”, cuenta.
te relacionadas a los servicios turísticos.
El estilo marplatense surgió entonces Modelo norteamericano
como un logro de la clase media, que lo-
gró expresar sus ideales en esta nueva Después de este período, desde 1945 a
forma arquitectónica que reconvertía 1960, predominaron las viviendas de
las principales características de las modelo individual norteamericano con
grandes mansiones de la belle epoque a tejas francesas, ventanales grandes, y
una escala menor, doméstica. un estilo “más sobrio”.
A partir de 1960, ese mismo tipo de
Piedra Mar del Plata chalets empezó a mutar y modernizarse
al incorporar imágenes de la arquitec-
Así, este diseño se popularizó de una tura moderna.
forma inimaginable. “Todos pedían por La evolución de los estilos se diferen-
este tipo de vivienda chalet y la piedra cia, según el arquitecto, por la “evolu-
Mar del Plata de 1935 a 1945”, reafirma. ción de los gustos sociales” y destaca la
La piedra era utilizada en los zócalos o influencia de la “raíz estadounidense” y
incluso para revestir totalmente las fa- la “arquitectura norteamericana” en la
chadas de las casas. Se trata de un mate- propia arquitectura de la ciudad.
rial local de fácil accesibilidad que logró Si bien encuentra imposible desligar-
formar una identidad y ganar prestigio. se de esta relación con el país del norte,
28 | LA CAPITAL | Domingo 10 de febrero de 2019
Suplemento 145º Aniversario de Mar del Plata

■ Algo viejo, algo nuevo, algo nuestro

¿Un divorcio evitable entre la


ciudad y su patrimonio edilicio?
Por Julia Van Gool
Las arquitectas Silvia Roma y María Eugenia Millares se ponen el traje de mediadoras y
analizan la realidad patrimonial de una ciudad marcada por el ritmo del cambio constante.
a relación lleva 145 años, pero des-

L de hace unos setenta que se ha


vuelto más tirante. Amigos de un
lado y del otro sientan postura, pero en
el medio existen quienes intentan bus-
car un consenso.
Las fotos más viejas de Mar del Plata
dan cuenta de los primeros momentos de
este vínculo. Las imágenes muestran a la
capilla de Santa Cecilia solitaria, en la ci-
ma de una loma desde la que se ve poco,
no mucho más que el mar que la rodea.
Hoy, en cambio, el bien patrimonial
más antiguo de la ciudad convive con el
crecimiento vertical y horizontal de una
ciudad que ha encontrado en el cambio la
clave para definir su identidad y, tam-
bién, el disparador de la pregunta sobre
qué hacer con Mar del Plata y su patrimo-
nio. Actualmente hay cerca de 400 bienes
declarados de interés patrimonial, algu-
nos incluso de carácter nacional. Sobre
muchos de ellos se depositan los recuer-
dos de tiempos en los que las más tradicio-
nales y prestigiosas familias bonaeren-
ses disfrutaban de sus veranos a orillas de
la Bristol. Pero sobre otros, que quizás
fueron propiedad de fortunas que no se
mantuvieron a lo largo de los años, sólo
yacen las muestras de una pelea contra el
tiempo, el olvido y entre quienes eviden-
cian su propia imposibilidad de refuncio-
nalizar espacios sin perder sus valores
simbólicos. Esta contienda se hizo más vi-
rulenta a partir de la década de los ‘40 y
‘50, cuando la construcción de edificios
modernos y obras de urbanización supie-
ron convertirse en moneda corriente y
símbolo de una ciudad que empezaba a Chalets marplatenses de diversas épocas que empiezan a ser desplazados por las propiedades horizontales en la década del ‘70. Aporte: JoséAlberto Lago
entrar en un movimiento constante.
Se tiene que buscar la manera para que el Para poder cuidarlo tenés que

“ “
Un fenómeno sin réplica
patrimonio no sea un obstáculo para los quererlo y es en eso en lo que hay
Tal es el dinamismo que se dio en estos
últimos tiempos, que especialistas no desarrolladores o los mismos propietarios que trabajar, poder traducir en
dudan en asegurar que el fenómeno lo- de los inmuebles” acciones ese querer”.
cal no encuentra su réplica en ninguna
localidad de la región: a 145 años de su Silvia Roma María Eugenia Millares
nacimiento, en Mar del Plata existen lo-
tes con tres o hasta cuatro construccio-
nes y demoliciones. “Algo impensado en Para responder a esta pregunta LA CA- pecialistas en preservación patrimonial de Villa Victoria, la residencia con estilo
Europa”, comparan. PITAL se reunió con las arquitectas Sil- destacaron alternativas, ejemplos y críti- inglés que supo albergar a la famosa es-
¿Pero cómo hace una ciudad tan joven via Roma y María Eugenia Millares, que cas que no sólo buscan que el vínculo no se critora Victoria Ocampo y que ahora fun-
pero con tanto capital simbólico, para a finales de febrero darán una charla en rompa, sino también que, de llegar a ocu- ciona como un Centro Cultural. A su la-
dar lugar a los desarrollos inmobiliarios Villa Mitre titulada “Mar del Plata y pa- rrir, sea en “buenos términos”. do, Silvia asiente y pone una fecha de ini-
sin perder eso que todos buscan, que es trimonio, ¿un divorcio evitable?”. Y como cio a ese ritmo dinámico en el mundo de la
la identidad? quien imparte consejos amorosos, las es- Identidad del cambio construcción: los años ‘50.
“En esos años eran otros los paradig-
La búsqueda de la identidad es, sin mas en término de lo que era ‘hacer ciu-
duda, el tema central en la discusión de dad’. Ahí fue la tabla rasa, como la llama
este matrimonio que conforman el pa- mucha gente, porque justamente había
trimonio y la ciudad. que alentar la construcción. De hecho,
¿Qué es lo característico de Mar del Pla- Mar del Plata es una de las ciudades del
ta? ¿Qué edificios, casas o hasta época ar- mundo que registra mayor proceso de
tística definió a la ciudad? Y de descubrir- construcción: hay lotes que registran
lo, ¿cómo se lo cuida del paso del tiempo, tres o cuatro construcciones y demoli-
del desgaste por el clima o de los cambios ciones. Algo que, por ejemplo en Euro-
de paradigma en el mundo inmobiliario? pa, sería impensado. El edificio más jo-
“Hay todo un debate sobre cuál es la ven tiene mil años”, explicó Silvia.
identidad en Mar del Plata. Y quizá lo “En cambio ahora -continúa- está pre-
que haya que comenzar a comprender es sente el paradigma del patrimonio. Es
que la ciudad es heterogénea, dinámica y una preocupación que, en los últimos
no creo que se pueda calificar tan rígida- veinte, veinticinco años, está en el deba-
mente”, responde María Eugenia, mien- te a ver qué hacemos con esto que veni-
tras disfruta de un cortado en la cafetería mos heredando desde el siglo XIX”.➔
Domingo 10 de febrero de 2019 | LA CAPITAL | 29
Suplemento 145º Aniversario de Mar del Plata

Las arquitectas María Eugenia Millares y Silvia Roma encuentran el equilibrio en un tema candente: la preservación del patrimonio edilicio.
30 | LA CAPITAL | Domingo 10 de febrero de 2019
Suplemento 145º Aniversario de Mar del Plata

Mansiones que desde principios de siglo flanqueaban el camino costero, frente al paradisíaco Paseo General Paz, al sur de Playa Bristol. Aporte: Ignacio Iriarte.

➔ Previo a este desarrollo inmobilia- rios y las normativas vigentes, se sien- de la ciudad orientada a esa posibilidad.
rio, María Eugenia aclara que el paisaje
local era “más homogéneo”. “Fue a partir
ten en el rol de mediadoras dialogando
con ambas las partes.
“Siempre hay una respuesta que res-
pete las características del patrimonio.
Las mediadoras
de finales de la década del ‘40 en adelante “Se tiene que buscar la manera para De hecho, hay un montón de variables
cuando se empieza a construir otro tipo que el patrimonio no sea un obstáculo que un arquitecto debe tener en cuenta Silvia Roma es arquitecta
de edificaciones en altura, como hoteles y para los desarrolladores o los mismos cuando interviene en una obra existen- graduada en la Universidad
otras construcciones con diversos usos, propietarios de los inmuebles, que es- te, vieja”, señaló Silvia. Nacional de Mar del Plata y
que terminaron por transformar el pai- tán condenados a tener que bancar algo “Nuestro patrimonio es heterogéneo, magíster en Gestión del Patrimonio
saje y volverlo heterogéneo”, indicó. que llega a ser insostenible en un punto por lo que tenemos que trabajar sobre Aquitectónico de la misma
y ahí no se le da otra opción que no sea el muchas herramientas de planificación universidad. Es docente e
Mediar entre las partes abandono”, indicó Silvia. entre el Estado y los privados. Falta investigadora en la Facultad de
En este sentido, y respondiendo la bastante trabajo, pero no debemos se- Arquitectura, Urbanismo y Diseño
Las arquitectas eligieron la metáfora pregunta clave de esta nota, ambas pro- guir con una mirada nostálgica del pa- y, junto a María Eugenia Millares,
del posible divorcio para hablar de la fesionales coincidieron en señalar de trimonio, sino más proactiva y traba- está a cargo del Area Preservación
disyuntiva que sobrevuela la búsqueda que sí es posible evitar el divorcio entre jando conjuntamente en la intervención del Patrimonio de la Secretaría de
de un equilibrio entre lo viejo y lo nuevo lo que ellas llaman “patrimonio urbano” urbana y no solo el patrimonio aislado”, Planeamiento Urbano de la MGP.
en el paisaje urbano. y “patrimonio arquitectónico”, pero es señala, por su parte, María Eugenia.
Por eso, cuando llega el turno de ha- necesario contar con una “voluntad polí- Y agrega: “Hay un montón de caminos María Eugenia Millares es
blar de los desarrolladores inmobilia- tica” que establezca una planificación para tomar, la idea es poder ser realista arquitecta graduada en la
y salir de la idea utópica o idealista y Universidad Nacional de Mar del
concentrarse en lo que realmente viene Plata. Es docente e investigadora de
pasando estos últimos años, entenderlo la Facultad de Arquitectura,
y poder articular las políticas para po- Urbanismo y Diseño de dicha
der conciliar los intereses”. Universidad y, junto Silvia Roma,
está a cargo del Area Preservación
“Nuevos usos” del Patrimonio de la Secretaría de
Planeamiento Urbano de la MGP.
Por su parte, Silvia hace hincapié que lo
que hay que tener en cuenta “es que hay
nuevos usos”. “Si tomamos esas viejas re-
sidencias de finales del siglo XIX princi-
pios del siglo XX, que eran muy grandes y nanzas aisladas y puntuales”.
venían muchas familias, eso hoy no se Y advirtiendo el potencial que tiene la
puede sostener. Entonces la idea es poder ciudad, María Eugenia señala: “Gran
darle vida y que sigan con vida”, señaló. parte del patrimonio de la ciudad que fue
“Entonces, en el marco de todas esas residencial, hoy por hoy está cumpliendo
condiciones de respeto por esa identi- otra función. Eso muestra que la ciudad
dad, se le da un nuevo uso. Con nuevos tiene potencial para refuncionalizarse y
materiales, nuevas tecnologías, cosas cumplir otro ciclo de vida, otros usos. Lo
que en el siglo XIX no había. Esta casa maravilloso de la arquitectura es eso, que
es un ejemplo del potencial que tienen tiene esa cualidad de poder adaptarse”.
estas arquitecturas heredadas y de una Y cierra: “Para poder cuidarlo tenés
voluntad política para buscar una solu- que quererlo y es en eso en lo que hay
ción”, agrega, señalando su alrededor, que trabajar, poder traducir en acciones
la casa de Villa Victoria, hoy centro cul- ese querer”.
tural, museo y café. Se levanta la audiencia, se saludan
Para que esto ocurra, ambas especia- las partes y se piensa, para no separar-
listas aclaran que se debe impulsar “un nos, que quizá sea momento de aceptar
marco más grande de planificación ur- que tenemos algo nuevo, algo viejo y, su
bana, no puede seguir habiendo orde- fusión, que es lo nuestro ❖
Domingo 10 de febrero de 2019 | LA CAPITAL | 31
Suplemento 145º Aniversario de Mar del Plata

■ La construcción de un legado

Familias que se convirtieron en


empresas al ritmo de la ciudad
Fiorentini y Silva son
apellidos ligados
a la construcción en
Mar del Plata. Historias
de emprendedores,
albañiles y profesionales
que edificaron su prestigio
con la prosperidad de la
propiedad horizontal.

Por Juan Miguel Alvarez

ay apellidos que fueron motores

H en la transformación de Mar del


Plata. Trascendieron generacio-
nes, profesionalizaron la labor del cons-
tructor y se adaptaron a las distintas
formas que tuvo la ciudad de acuerdo a
la situación económica, la demanda y
las necesidades de la época. Los ingenie-
ros José Luis Fiorentini y Luis Silva for-
man parte de empresas familiares con
amplia trayectoria, que adoptaron dis-
tintas formas a través del tiempo.
La historia de los Fiorentini está liga-
da a la construcción desde hace más de
cien años, cuando en 1912 Luis comenzó
su actividad como contratista de yese-
ría. Por esa especialidad se diferencia-
ron mucho tiempo de la familia de Do-
mingo Fiorentini, otro constructor que
configuró la imagen de la ciudad. “Los
yeseros” fue su primera marca distinti-
va, con la que realizaron trabajos en el
Hotel Provincial y la Galería Bristol.

Traspaso generacional
La segunda generación, de José Lo-
renzo y Felipe, aprovechó la bonanza
económica para darle forma a la empre-
sa. La que en la actualidad cuenta con
unos 60 edificios desarrollados dentro
de la rama de propiedad horizontal: la
línea Neptuno va por el número 36. Y ya
hay una cuarta generación que asegura
el futuro de la compañía.
El advenimiento de la Ley de Propie-
dad Horizontal también le dio un impul-
so a Eduardo Silva, quien por entonces
trabajaba de albañil y en horario noc-
turno estudiaba para ser constructor.
Con el tiempo el esfuerzo dio sus frutos, Luis Silva y José Luis Fiorentini, con el edificio Costalmar (Gascón y la costa) de fondo. Fue desarrollado por sus padres en 1970.
tal es así que realizó 50 edificios. Luis,
Ana María y Mónica tomaron la posta
de su padre y a la marca Cronos (19) en
la actualidad le añadieron la Maral, que
con el Explanada en Playa Chica realiza
el proyecto de César Pelli. Esta influ-
yente empresa también tiene sucesión
garantizada a partir de jóvenes ingenie-
ros y arquitectos.

- ¿Para ustedes la construcción es un


mandato familiar?
- En mi caso recuerdo que tenía unos 5
años cuando se estaba construyendo en
el frente de la casa en la que vivíamos. Y
yo esperaba que se vayan los albañiles
para ir a hacer cosas con herramientas.➔
32 | LA CAPITAL | Domingo 10 de febrero de 2019
Suplemento 145º Aniversario de Mar del Plata

Camión de la firma Fiorentini, que comenzó como yesería y derivó en una importante constructora. Aporte: Mirta Cabral.

El “boom”, un
cambio de época
y el secreto de
reinventarse

Uno de los secretos del crecimien-


to de las sociedades familiares en el
largo plazo es la capacidad de reno-
varse a través de los años. Cada ge-
neración debe adaptarse a los nue-
vos contextos y poner su capacidad
al servicio de la empresa.
“Así como ahora el objetivo de la
clase media es viajar, entonces era
tener un departamento para venir
a Mar del Plata. Hasta 1975 todo
fue prosperidad, construir y cons-
truir. Algo que terminó con el Ro-
drigazo. Porque había gente que
había comprado departamentos
en 100 cuotas, en pesos. Ese capi-
tal se licuó y hubo muchas empre-
sas que no se mantuvieron en pie”,
deslizó Luis Silva.
La prosperidad duró hasta el
shock devaluatorio impulsado por
Celestino Rodrigo, ministro de
Economía, en 1975. “Se cambiaron
abruptamente las reglas de juego.
Con el dinero de una cuota no al-
canzaba para pagar el taxi”, contó
José Luis Fiorentini.
“Después se pasó a la etapa de
la generación que tenía un conoci-
miento técnico importante. Des-
de entonces lo importante fue la
parte contable, los profesionales
en el negocio. En nuestro caso,
justo aparecimos los hijos y la em-
presa se readaptó”, expresó Silva
sobre la llegada de una nueva ge-
neración.
Eduardo Silva (segundo desde la derecha) en los comienzos de su empresa constructora. Aporte: Familia Silva.
Domingo 10 de febrero de 2019 | LA CAPITAL | 33
Suplemento 145º Aniversario de Mar del Plata

El boom de la construcción en la década del ‘70 permitió que muchas personas, desde su oficio, se convirtieran en desarrolladores y crearan empresas familiares.

➔ Mis recuerdos de juegos de la infancia caso, lo que nos identifica es que apun- trucción en cantidad y calidad. Ahora el
son todos en ese sentido. (Fiorentini)
- Yo también viví todo eso desde chico.
tamos a lugares como el barrio La Perla,
Alem o con edificios sobre la costa con
Los entrevistados cliente pide diseño y calidad a bajo pre-
cio. En su momento los Cronos eran de
Acompañaba siempre a mi padre a las vista al mar. (Silva) ladrillo visto, ahora es todo vidrio con
obras. Así uno va observando y apren- - Nosotros fuimos cambiando en base Luis Silva tiene 64 años y es tecnología para que sea aislante. (Silva)
diendo cosas. (Silva) a cómo evolucionó el mercado. En época ingeniero civil recibido en la
- Después, de eso a la ingeniería hay del ‘70 construíamos departamentos es- Universidad de Buenos Aires. - Con el crecimiento de las empresas,
un abismo. Pero la vocación estaba. tándar, que era lo que pedía la gente. Desarrolla los edificios Cronos y ¿es complicado sostener ese vínculo fa-
(Fiorentini) Hoy te exigen más calidad. Uno tiene la ahora trabaja en la marca Maral. Es milia-trabajo?
opción de adaptarse al mercado o no. presidente de la Cámara de - Hay bibliotecas escritas de las socie-
La dificultad de mantenerse Avanzamos en tecnología y calidad Desarrolladores Inmobiliarios de dades familiares. Es un tema importan-
constructiva. Más servicios, mejores Mar del Plata. te, pero cada empresa es distinta. De-
- Las crisis económicas son una cons- aislaciones térmicas, carpinterías. A pende de la estructura. Se puede per-
tante en este país y afectan directa- veces algunos dicen que nos dirigimos al José Luis Fiorentini tiene 69 años manecer cuando existen las personas
mente a la construcción. ¿Cómo logra- mercado ABC1. Ese mercado existe y es y es ingeniero civil recibido en la adecuadas para salir al frente, con con-
ron mantenerse en la actividad a lo lar- exigente, pero también hay una clase Universidad de La Plata. Su diciones de liderazgo. Después las fami-
go de tantos años? media que sabe comprar. Antes se ven- empresa familiar desarrolla los lias crecen, puede haber discordia o no,
- A los constructores tradicionales día hasta con folletos, hoy se fijan en to- edificios Neptuno, entre otros. son cuestiones inherentes a todos los se-
siempre nos interesó mantener una dos los detalles. (Fiorentini) res humanos. (Fiorentini) ❖
conducta. A los otros, los golondrinas, lo
único que les preocupa es la ganancia. - ¿La nueva tendencia es la construc-
Hoy pueden ser inversores en la cons- ción sustentable?
trucción, mañana siembran soja, des- - Hoy existe cambio de legislación con
pués venden camisetas. No les interesa respecto a la parte ambiental, la pérdi-
mantener prestigio, un nombre. No tie- da energética. Hay leyes a las que em-
nen una marca para sostener como sí los presas de primera línea se adaptaron,
que nos dedicamos permanentemente a otras no. (Fiorentini)
la actividad. Nosotros sobrevivimos - Esta generación está pidiendo eso. Los
tantos años porque hubo un manejo más jóvenes están preocupados por el
equilibrado. (Fiorentini) cambio climático, reclamando que se con-
- La peor época fue la del Rodrigazo. suma la menor energía posible. Todo es
Pocas empresas continuaron en la acti- muy técnico, poco visible. Se nota más en
vidad. En la etapa de nuestra genera- la parte superior, con los paneles solares.
ción afectó mucho la crisis del 2001. Pe- Después se busca la recirculación del
ro si bien después de 1975 no hubo otro agua, el ahorro de energía con los ascenso-
“boom”, siempre hay actividad, gente res, paredes mucho más gruesas. (Silva)
que apuesta. Porque sigue siendo muy
buena inversión la del ladrillo. El in- - ¿Cómo ven a la Mar del Plata actual?
mueble se puede usar, ceder a los hijos, ¿Qué le falta?
alquilar. Es un bien de cambio. No se - Nosotros lo que tenemos en contra
puede comparar con inversiones en bo- con respecto a otras ciudades es el alto
nos, en la bolsa, que son para otro tipo de costo de conexión de los servicios. Algo
público. (Silva) que afecta a la rentabilidad. En otras
ciudades cargos como EDEA y Obras Sa-
- ¿Cuál es la impronta que mantuvie- nitarias no se cobran. Después la proyec-
ron en sus desarrollos inmobiliarios y ción es la que vemos todos. Mar del Plata
qué cosas indefectiblemente cambia- dejó de ser netamente ciudad turística
ron por el avance de la tecnología? para ser de todo el año. (Fiorentini)
- Por más que no se note tanto en el - Y en ese sentido hubo un cambio.
corto plazo, la construcción siempre se Ahora se está construyendo mucho me-
va modificando en todas las formas en jor en la ciudad. En la época del “boom”
que se aplica la tecnología. En nuestro no había tiempo para combinar cons-
34 | LA CAPITAL | Domingo 10 de febrero de 2019
Suplemento 145º Aniversario de Mar del Plata

El gigante
cumple
medio siglo
Los departamentos del
monumental edificio Havanna
fueron entregados a sus
propietarios el 4 de diciembre de
1969, fecha que se toma
“cumpleaños” del emblemático
edificio. En consecuencia, se ha
iniciado la cuenta regresiva para
que celebre su medio siglo de vida.
Plagado de cifras asombrosas,
sus 125 metros lo convirtieron
durante algún tiempo en el
segundo edificio más alto del país,
cuando superó al Kavanagh y
quedó detrás del Alas. En Mar del
Plata su record de altura jamás
fue superado.
Emblema de aquella Mar del
Plata que asombraba con sus
índices de construcción, el
Demetrio Elíades fue levantado
en poco más de tres años, a razón
de un piso cada diez días. Para ello
tuvieron que retirar unos 11.500
metros cúbicos de tierra del pedio
de Boulevard Marítimo y
Olavarría donde se levantó el
rascacielos, que oculta 63
toneladas de acero de alta
resistencia.
Inseparable de la clásica postal
marplatense es, al mismo tiempo,
un monumento al hacedor que no
llegó a ver su obra: Demetrio
Elíades, aquel griego que en 1952
abrió una casa de dulces en
Buenos Aires y Rivadavia y luego,
asociado con Benjamín Cisterna y
Luis Sbaraglini, creó otro signo
identitario marplatense: los
alfajores Havanna (así llaman los
alemanes a la capital de Cuba).
Pocos años después formaba la
constructora Delco para
convertirse en uno de los popes del
rubro en la ciudad.
En el arquitecto Juan Antonio
Dompé cayó la responsabilidad
de erigir el rascacielos, que en
principio iba a llamarse “Torre
Belvedere”, pero Demetrio
Elíades murió antes de ver su
obra terminada y decidieron
ponerle su nombre a manera de
homenaje. Bien sabemos que no
todos -casi nadie, en realidad- lo
llama así. El inmenso cartel rojo
que brilla en su cúspide (quizás el
luminoso más antiguo de Mar del
Plata) se apoderó de su identidad
para convertirlo desde hace casi
medio siglo en “el Havanna” ❖
Domingo 10 de febrero de 2019 | LA CAPITAL | 35
Suplemento 145º Aniversario de Mar del Plata

■ Historias de la Mar del Plata Soñada

Pensando en la nueva ciudad desde


nuestro Museo Histórico Municipal
El Archivo Museo Histórico Municipal “R.T. Barili” merece una mejor mirada, en principio de nuestros gobernantes para que se
traslade a marplatenses y turistas. Allí reside gran parte de la memoria de nuestra ciudad. Y hay, además, un grupo de personas
que se ha reunido para soñar con una ciudad mejor.

La arquitecta Di Iorio, presidenta de la Asociación de Amigos del Archivo Histórico Municipal


“R.T.Barili”, y el arquitecto Tamburini, presidente del Centro de Constructores y Anexos.
a Asociación de Amigos del Archi- ramas que no se limitaron a efectuar

L vo Histórico Municipal “R.T.Bari-


li” realiza desde hace 13 años el ci-
clo de charlas “Historias de la Mar del
una revisión histórica, sino que tam-
bién a aportar una mirada hacia el futu-
ro de la ciudad.
ciudad que empezó tan tímidamente y
en un momento en la década del ’70 llegó
dad del futuro. En la cuestión de la cons-
trucción misma, de la materialidad hay
Plata Soñada”. Este año el tema elegido La arquitecta Graciela Di Iorio, presi- a ser la ciudad donde más se construía muchos valores que están transferidos
fue “Los constructores que hicieron Mar denta de la mencionada Asociación se- en el mundo”. y que son los que intentamos comuni-
del Plata” y contó con la participación, ñala que el ciclo “nos lleva a los saberes y “Esa evolución exponencial -añade- car. No son sólo los saberes de los oficios,
como coorganizador, del Centro de al legado de tantas personas, de tantos tiene un sentido muy importante. Si la sino que en cada oficio había una ética,
Constructores y Anexos. constructores, albañiles, carpinteros, miramos con cuidado nos puede expli- una manera de saber y nos gustaría mu-
El ciclo –acompañado de una exposi- de estas personas que trajeron sus sabe- car muchísimo la ciudad actual, nos chísimo que esos saberes completos se
ción- reunió a especialistas en diversas res y que permitieron conformar esta puede orientar para comprender la ciu- puedan transmitir”. ➔
36 | LA CAPITAL | Domingo 10 de febrero de 2019
Suplemento 145º Aniversario de Mar del Plata

➔ El arquitecto Leonardo Tamburini,


presidente del Centro de Constructores
y Anexos, recordó que la esencia de ese
organismo “fue aquel inmigrante que,
conocedor de su oficio, lo fue transfor-
mando en una manera de vivir. En mu-
chos casos les permitió un ascenso so-
cial. Todo ese oficio fue generando em-
presas constructoras familiares, prime-
ro construyendo algún chalecito, o algu-
na de las obras de la belle epoque, luego
haciendo uno de los primeros horizonta-
les y después generando como contratis-
tas las edificadoras, como se las llamaba
antiguamente. Esa movilidad social es
la esencia del Centro de Constructores
en sus 84 años. Y estos son los hacedores
que nosotros llamamos”.

Del ayer al mañana


Esa Mar del Plata que creció explosi-
vamente y sin planificación deja, obvia-
mente, la posibilidad de realizar múlti-
ples miradas. En cuanto a su saldo posi-
tivo, Di Iorio destaca: “Mar del Plata tie-
ne una gama de muchas firmas y de mu-
chas estéticas, lenguajes y resoluciones
que se mantienen. Podríamos verla co-
mo una especie de museo vivo, incluyen-
do todo lo que es la arquitectura moder-
na, el mismo edificio del Correo, el Te-
rraza Palace de Bonet, la Casa sobre el
Arroyo, el Ariston. Tenemos obras muy
interesantes reconocidas fuera del país.
A veces yo pienso que los marplatenses
no somos conscientes del valor enorme
que tiene la ciudad, por lo que pasó, por
lo que queda y por lo que se proyecta”.
El arquitecto Tamburini remarca el
efecto multiplicador de Mar del Plata, al
asegurar que “durante los años 70 y 80
ha sido la vidriera del país. Todo aquello
que uno veía afuera lo traía y replicaba
Integrantes de la Asociación Amigos del Museo Histórico Municipal “R.T. Barili”. en Mar del Plata. El veraneante, a su
vez, venía a nuestra ciudad y pedía co-
piar lo que veía en Mar del Plata”.

Amigos llenos de voluntad Los errores


En cuanto al saldo negativo, Tamburi-
ni señala: “Quizás el marplatense quedó
Por Patricia Suárez Eyrea aniversario de la ciudad en los jardines ños; el año 2014 Mar del Plata, ciudad medio apretado dentro de la ciudad. En
de Villa Mitre (año 1994). creativa, el potencial creativo y artísti- un momento alguna falta de planifica-
Desde allí, La Fiesta del Recuerdo se co en los niños y jóvenes o la más recien- ción y demás hizo que todo haya quedado
a Asociación de Amigos del Archi- transformó en un festejo inolvidable en te Fiesta del Recuerdo “Gran Desfile de como pegoteado. Errores ha habido, la

L vo Museo Histórico Municipal


“R.T. Barili” fue fundada el 15 de
junio de 1999 por la Dra. Lydia Franco
el mes de febrero. De aquel homenaje a
nuestros antepasados, se fue convir-
tiendo en una cita temática, con inves-
Trajes Antiguos” dejaron una impron-
ta que será inextinguible.
La Asociación también publicó “El Li-
idea es que no vuelvan a pasar, como pa-
só en Colón, donde hubo una interven-
ción que podría haber sido mejor”.
de Betard, quien había encabezado tigación, recopilación de historias, bro del Recuerdo” en varias ediciones. Di Iorio señala que “han quedado las
desde el año 1992 la comisión asesora. elección de imágenes, realización au- Ambos bienes culturales se transforma- áreas confusas. De todas maneras me
Entre sus objetivos se encuentran: la diovisual, desarrollándose en diversos ron en herramientas para obtener recur- parece que es un tiempo crucial para la
conservación, mantenimiento y acre- escenarios y salones de la ciudad. sos que permitieron preservar el edificio, ciudad porque a pesar de que mucho se
centamiento del patrimonio histórico Hasta el año 2005, se brindó homena- realizar tareas de mejoramiento estruc- ha perdido y a pesar de que yo en lo per-
de la ciudad, comprendido en primer je a las familias fundadoras. En el año tural en techos, galerías, mampostería, sonal no creo de que todo lo que tiene
término en el Archivo Museo Histórico 2006 fue la ocasión de celebrar junto a carpintería, así como proveer al Museo edad debe ser conservado por esa sola
Municipal “Don Roberto T. Barili”; los clubes y salones de baile históricos. de cañón proyector, pantalla, micrófo- razón, sino que debe ser conservado por
participar en actividades que signifi- Las escuelas centenarias fueron el nos, para la realización del ciclo “Histo- su calidad en función del mensaje que
quen un adelanto en la educación; cola- motivo del año 2007, mientras que en el rias de la Mar del Plata Soñada”. tenga para el futuro, porque el esfuerzo
borar con los organismos oficiales para año 2008 recorrimos las historias de Este ciclo de charlas, ideado por la de conservación es muy grande. Por eso
dar charlas y otras acciones que difun- balnearios. En 2009 la celebración se Dra. Betard, lleva 13 años ininterrum- son importantes las decisiones a tomar
dan la historia marplatense y de nues- dedicó a amores en la historia en coinci- pidos en los veranos marplatenses, lo en la ciudad para saber qué es lo que de-
tro país; establecer vínculos con cen- dencia con la fecha del Día de los Ena- que sumará al final de esta temporada be ser conservado. Es decir: por qué de-
tros científicos y asociaciones similares morados y se realizó en Villa Mitre. más de cien charlas con la presencia de bemos luchar porque si eso se pierde se-
del país y del exterior con fines de do- El año 2010 comprendió El Centenario historiadores, investigadores, arqui- ría irremediable. Y ver, comprender la
cencia, investigación y difusión históri- en el Bicentenario y se centró en el edifi- tectos, especialistas todos ellos en el ciudad para ver áreas homogéneas, pa-
co cultural , entre otras. cio de la Terminal Norte del Ferrocarril, patrimonio cultural de la ciudad de ra ver hitos puntuales, qué cosas nos
La Dra. Lydia Betard trazó un cami- el edificio de Jules Dormal que data Mar del Plata. identifican, qué cosas son tan importan-
no desde el origen y puso un sello: “La de esa fecha. El año 2011, el culto a la tes para luchar por ellas. No podemos
Fiesta del Recuerdo”, una celebración belleza en la belle epoque, el año 2012 www.amigosdevillamitre.blogspot.com congelar. Pero no podemos perder los
que se le ocurrió para festejar el 120 con el carnaval de antaño, juegos de ni- amigosdevillamitre@gmail.com valores de la ciudad atlántica”.
“Si nosotros no podemos entender lo que
nos pasó –acota Tamburini- el diagnóstico
que vayamos a dar de acá hacia adelante
Charlas pueda ser erróneo. Me parece que tene-
mos que rever lo que pasó para no cometer
Tres charlas completarán en lo que resta de febrero el ciclo “Los Constructores que hicieron Mar del Plata”. Tendrán lu- algunos errores, que sí los hubo. Enten-
gar los martes 12, 19 y 26 a las 19 en Villa Mitre, de Lamadrid 3870. diendo eso podemos generar una ciudad
El cronograma es el siguiente: mucho mejor a la que tenemos”.
“Por eso -finaliza Di Iorio- esperamos
12 de febrero: “La construcción de la Mar del Plata Moderna. La obra de Bonet”, a cargo del arquitecto Jorge Sisti. que esto permita reflexionar en los dis-
19 de febrero: “Mar del Plata y Patrimonio arquitectónico. ¿Divorcio evitable?” por las arquitectas Silvia Roma y María Eugenia Miralles. tintos estamentos que puedan conocer
26 de febrero: “Historias de empresas que construyen la ciudad”, a cargo del ingeniero Luis Fiorentini, Luis Silva y otros. nuestra propuesta” ❖
Domingo 10 de febrero de 2019 | LA CAPITAL | 37
Suplemento 145º Aniversario de Mar del Plata

■ Herreros, picapedreros, carpinteros, electricistas

La herencia de los oficios que


dejaron huellas en la ciudad
Herreros, picapedreros,
carpinteros y electricistas
son los hacedores
anónimos que forjaron la
identidad urbana de la
ciudad. Las familias Niro,
Zubillaga, Cassanelli
y Ungarelli comparten los
saberes heredados que
persisten en el tiempo.

Por Micaela Martínez

ar del Plata es reconocida por

M sus atractivos naturales, siendo


para muchos sinónimo de mar y
playa. Sin embargo, lo arquitectónico no
se queda atrás y la ciudad nos deleita
con una identidad urbana única. Pica-
pedreros, herreros, electricistas y car-
pinteros fueron los constructores pione-
ros, en muchos casos anónimos, que do-
taron a la ciudad de una marcada iden-
tidad arquitectónica.
Con tan sólo caminar las calles marpla-
tenses podemos toparnos con su trabajo,
edificaciones que con el paso de los años si-
guen siendo un emblema de la ciudad.

Artista de la piedra
Corría el año 1927 cuando Arcángel
“Angel” Niro, un joven de 17 años, aban-
donaba su ciudad natal de Castelvec-
chio, Italia, para desembarcar en Mar
del Plata. Niro, de oficio albañil y pica-
pedrero, soñaba con “hacer la América”
en la ciudad balnearia, destino elegido
previamente por su padre y su herma-
no, Leonardo. Argentina era una tierra
de promesas para los inmigrantes y el
joven Niro tenía grandes expectativas.
Picar la piedra, un oficio perdido en el
último tiempo, fue una labor esencial
para el desarrollo de la ciudad. La capa-
cidad de Angel para transformar la pie-
dra lo llevó a formar parte de grandes
empresas constructoras y trabajar con
importantes arquitectos de la época, co-
mo el reconocido Alula Baldassarini.
La labor del picapedrero requería de
disciplina, constancia y una gran creati-
vidad, algo que Angel tenía de sobra.
Columnas vistosas, balcones, animales
tallados en piedra, bancos y escudos de
armas eran parte de su trabajo.
Cercana a Sierra de los Padres Golf
Club, Niro tenía su cantera natural don-
de trabajaba la piedra. La Parroquia
Nuestra Señora del Pilar, las columnas
del Sierra de lo Padres Golf Club, casas en
La Perla y el barrio Los Troncos, son algu-
nas de las obras en las que trabajó Niro.
El oficio de Angel no sólo era manual,
sino que implicaba ingenio y una mira-
da artística, para trabajar la piedra con
los martillos, cinceles y picos.
Una de las labores más solicitadas a
Niro eran los números para las casas. Si
el trabajo fue realizado por Angel, ➔ Daniel Niro junto a las columnas realizadas por su abuelo Angel, uno de los constructores pioneros.
38 | LA CAPITAL | Domingo 10 de febrero de 2019
Suplemento 145º Aniversario de Mar del Plata

Picapedreros trabajando en la construcción del Casino Central. Año 1938. Aporte: Horacio de la Torre.

➔ se puede encontrar un pequeño trián- otras labores, la impronta artística no ■ Con sólo poner la mirada en maderas como el roble eslavonia y el ce-
gulo pintado debajo de la numeración. se perdió. Daniel, su nieto, es periodis- innumerables dro paraguayo llegaban al antiguo
De esa manera Niro “firmaba” su obra, ta, músico y pintor. Los Niro llevan la puerto de la ciudad y se transportaban
ese diminuto símbolo era su marca per- pasión por el arte en la sangre. construcciones hasta el taller. Allí, Ramón comenzó sus
sonal y lo podemos encontrar en varias marplatenses hallaremos obras de carpintería para importantes
viviendas de piedra de la ciudad. Buena madera huellas del artístico oficio chalets marplatenses.
Angel falleció el 4 de septiembre de de estos maestros que Ramón junto a sus cinco hijos crearon
1967, con 57 años. Fue en el año 1891 cuando Ramón Zu- la empresa 6 Zetas (seis Zubillaga) en
Si bien el oficio de picapedrero desa- billaga decidió instalar su taller de car- pusieron su sello en la 1920. Con la innovación como marca
pareció y la familia Niro se dedicó a pintería en La Rioja 2100. En esa época identidad local. personal, los Zubillaga inventaron la
Domingo 10 de febrero de 2019 | LA CAPITAL | 39
Suplemento 145º Aniversario de Mar del Plata

primera puerta placa, que reemplaza- frutos. De esta manera, comenzó la fa-
ría a la tradicional puerta maciza de ta- bricación de las estructuras metálicas
blero y crearon el primer tablero de ma- de los primeros edificios de más de un pi-
dera maciza para fabricar muebles. Im- so, la herrería artística y las cocinas de
portantes marcas como Philco, Mapple hoteles importantes como Nogaró, Her-
y Singer utilizaron la placa maciza de mitage y Dorá. Torres tanque, chimene-
los 6 Zetas en sus productos. as y el mantenimiento de chalets y es-
En 1970 fundaron su planta indus- tancias como Villa Victoria Ocampo, La
trial en San Salvador y Rateriy. Armonía y la Estancia Peralta Ramos,
Obras en Mar del Plata y Buenos Ai- forman parte de su gran trayectoria.
res como el Hotel Sheraton, el Shopping En 1960 incursionaron en la fabrica-
Los Gallegos, el Hotel Costa Galana, ción de muebles y estanterías metálicas,
Shopping Diagonal, la Fundación de la labor que se fue compartiendo de genera-
Bolsa de Comercio, el Hospital Privado ción en generación. Con vanguardia y
de Comunidad, Confitería Boston, Uni- ambición los Ungarelli se han posiciona-
versidad del Salvador, son algunos de do en el mercado. Así, 116 años después
sus trabajos. de que Pedro diera los primeros pasos, la
En el 2005 realizaron trabajos para la empresa familiar no se detiene.
Cumbre de las Américas que tuvo lugar
en la ciudad. El Puente Peatonal y las Los Cassanelli
pérgolas en distintas plazas de Mar del
Plata son parte de su labor. Rodolfo Cassanelli fundó Cassanelli
Hoy, el sueño de Ramón, que comenzó en Electrotécnica en 1930, empresa des-
su taller en calle La Rioja, sigue creciendo tinada a la realización de instalacio-
de la mano de nuevos protagonistas. nes eléctricas. En 1974, Carlos, su hi-
jo, se incorporó a la empresa formando
Familia de herreros juntos “Rodolfo Cassanelli e Hijo” y ac-
tualmente es el presidente de la mis-
Pedro Ungarelli sentó las bases de lo ma. Han llevado adelante trabajos co-
que hoy es una gran empresa de mue- mo circuitos cerrados de televisión,
bles de oficina, en el año 1903. Como to- sistemas de seguridad, comunicación
dos los inmigrantes que venían al país, por VHF y UHF, centrales telefónicas
Ungarelli esperaba que su trabajo diera y alarmas ❖

La huella de los oficios y saberes quedaron registrados en innumerables construcciones marplatenses.


40 | LA CAPITAL | Domingo 10 de febrero de 2019
Suplemento 145º Aniversario de Mar del Plata

Intereses relacionados