Está en la página 1de 2

10 frases que no debes decir cuando trabajas en equipo

1. 1. 10 frases que no debes decir cuando trabajas en equipo

2. 2. 1. “Ese no es mi problema”. Aunque cada empleado desarrolle sus funciones de forma


individual, en la mayoría de las empresas y organizaciones se trabaja en equipo para lograr
objetivos comunes. Por eso hay frases que no debemos decir a nuestros compañeros ni a
nuestros jefes. Una de ellas es la frase típica de “ese no es mi problema”. Aunque lo
pensemos y en realidad sea así, mejor no decirlo.

3. 3. 2. “¡Te lo dije!” Todos cometemos errores en el trabajo y en cualquier faceta de la vida,


pero lo que menos nos puede gustar es que otra persona nos los eche en cara y los utilice
para sacar pecho. Por eso, cuando un compañero de trabajo comete un error sobre el que
ya le habíamos advertido anteriormente, debemos contener las ganas de soltar la frase
que estamos pensando: “¡Te lo dije!”.

4. 4. 3. “Eres un desastre” Trabajar en equipo implica que unos trabajan más y mejor que
otros, pero no por eso debemos cebarnos con los más débiles. Frases como “eres un
desastre” hacen daño a la otra persona, no aportan nada positivo y dicen muy poco de ti.

5. 5. 4. “Mira, déjalo… Ya lo hago yo” Esta frase suele estar relacionada con la anterior y
también debemos evitarla porque estamos dando a entender que nuestro compañero no
es capaz de hacer su trabajo y le estamos dejando en evidencia.

6. 6. 5. “Yo paso de hacer esto” En un trabajo en equipo es mejor no utilizar el pronombre


“yo”, sino “nosotros”. Y más aún si el “yo” va acompañado de un verbo que implica
dejadez o renuncia a hacer una tarea.

7. 7. 6. “Porque lo digo yo y punto” Si somos responsables de un equipo de trabajadores,


debemos mostrar nuestro liderazgo implicando de buenas maneras a todo el equipo en el
proyecto. Eso implica, entre otras cosas, ofrecer explicaciones claras y razonables y
resolver las dudas que puedan tener los trabajadores. Y eso no se consigue con frases
como “porque lo digo yo y punto”…

8. 8. 7. “Si no es por mí…” “Yo” no es el único pronombre que debemos evitar cuando
trabajamos en equipo. Los “mí”, “me” y “conmigo” no suelen caer bien en un equipo, y
menos aún cuando los utilizamos para darnos importancia y quitársela a los demás.

9. 9. 8. “Tengo que hacerlo todo” Esta frase tampoco es de las que sientan bien cuando se la
escuchamos a alguien. Por un lado, porque al oírla pensaremos que se está dudando de
nuestras capacidades profesionales o de nuestro compromiso; y, por otro, porque quien la
pronuncia se las está dando de listo…

10. 10. 9. “¿Te pasa algo?” “¿Tienes algún problema?” Igual que todos cometemos errores,
también todos tenemos problemas. Muchas veces, por mucha profesionalidad que
demostremos y aunque no lo queramos, los problemas personales influyen en nuestro
trabajo y lo mismo ocurre con los demás. Igual que no nos gustaría -y, de hecho, no nos
gusta- que nos hiciesen comentarios sobre nuestra vida personal, tampoco debemos
hacerlo nosotros.
11. 11. 10. “Así no hay quien trabaje” Hay compañeros de trabajo que son auténticos
vampiros de energía porque no paran de criticar cualquier cosa o porque inundan de
pesimismo el ambiente de trabajo. No se trata de callarnos y aceptar sin rechistar todo lo
que nos manden en el trabajo, ni mucho menos, pero tampoco de quejarnos
continuamente y contagiar nuestra actitud negativa a los demás.

También podría gustarte