Está en la página 1de 2

"ThinkWasabi" - 1 new article

1. Convierte cualquier web en aplicación independiente


2. More Recent Articles
3. Search ThinkWasabi

Convierte cualquier web en aplicación independiente

Editando textos en una aplicación independiente para GDocs, convertida gracias a Fluid

[Win, Linux y Mac] Si hay alguna aplicación web o página con la que trabajas con
mucha frecuencia, tal vez te interese convertirla en una aplicación independiente. De ese
modo la “ejecutarás” desde tu ordenador, como cualquier otra, en lugar de verlas en tu
navegador, como hacías hasta ahora.

Hay aplicaciones web de todos los colores: desde email o calendario, gestión de tareas o
proyectos, monitorización de visitas o ventas, o un editor de imágenes o textos online…
Tú mismo puedes convertir cualquiera de estas aplicaciones en una aplicación separada
que abrirás como cualquiera de las que tienes en tu disco duro.

Si las utilizas, las aplicaciones de Google son unas candidatas perfectas para ello. De
ese modo tendrías la aplicación de Gmail, GCalendar o GReader, con su
correspondiente icono, “alojada” en tu disco duro y que abrirías como cualquier otra.
¿Cómo conseguir eso?

¿Qué ventajas ofrece?


¿Y por qué no utilizarlas con el navegador, como siempre se ha hecho? Aunque hay
unas cuantas, sólo tres sencillas razones por las que tal vez puede interesarte hacer esto:

• Eliminas distracciones.
Alrededor del navegador pasan muchas cosas: actividad en otras pestañas,
notificadores de descarga, actividad de las extensiones, tentación de hacer clic
en cualquier Favorito, etc. Suprimes también la multitarea y el ir mariposeando
de pestaña en pestaña. Haces sólo una cosa.
• Menor consumo de memoria.
Hay ciertos navegadores zampan memoria que da gusto. De este modo el
consumo es menor y la aplicación web se lanza antes y va más ágil. No hay que
cargar extensiones del navegador y demás exceso de equipaje con el que
últimamente navegamos
• Seguridad y Privacidad.
Todos los archivos y datos relacionados con esa aplicación se mantienen
separados de los del navegador que utilices. Asimismo, si la aplicación falla o se
queda colgada, sólo tienes que matar ese proceso sin necesidad de perder todo lo
que tenías en las otras pestañas del navegador.

¿Cómo conseguirlo?

Utilizando una aplicación que convierta esa página web en una aplicación
independiente. Básicamente lo que hace es “pegar” esa aplicación en una ventana de
navegador que se ejecutará de forma separada. Te propongo las dos más conocidas que
además son gratuitas:

• Mac: Fluid.
• Windows, Mac y Linux: Mozilla Prism.

Aunque ambas ofrecen diversas opciones de configuración, la mecánica a la hora crear


aplicaciones independientes es la misma. Empezamos por indicar la URL de la web o
aplicación web que queremos convertir. A continuación le decimos dónde la vamos a
guardar, el nombre que le ponemos y el icono. Y nada más.

¿Merece la pena?

Naturalmente que no se trata de crear aplicaciones indiscriminadamente. Pero si hay una


o dos webapps que utilizas mucho, podrías beneficiarte de las ventajas de tenerlas como
separadas. Yo durante mucho tiempo, hasta que me pasé a Chrome, utilicé Gmail de
esta manera (con Fluid), y me fue francamente bien.