Está en la página 1de 9

Instituto Politécnico Nacional

Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y


Eléctrica Unidad Zacatenco
Ingeniería en Comunicaciones y Electrónica
Análisis Numérico
Unidad I

Espinosa Jaramillo Sebastian


Boleta: 2014100457
Grupo: 4CM1

Página 1
Informe 1 - Unidad 1 Análisis de errores y
graficación

Indice:

Introducción
1.1 Tipos de errores
1.1.1 Series de Taylor y Mc Laurin
1.1.2 Exactitud y precisión
1.1.3 Error absoluto y relativo
Conclusion

Página 2
Introducción:

Cuando se trata de determinar el valor de una magnitud, el número


que se obtiene como resultado de las medidas no es el valor exacto de
dicha magnitud, sino que estará afectado por un cierto error debido a
múltiples factores.

Hablando en términos generales, se llama error de una medida a la


diferencia entre el valor obtenido y el valor real de la magnitud
medida. Si, repitiendo la experiencia, medimos varias veces la misma
magnitud, obtendremos cada vez un valor distinto y se nos plantea el
problema de decidir cuál de todos los valores hallados es el que ofrece
mayores garantías de exactitud.

• El resultado de una medida es de poco valor si no se conoce su


precisión.
• La precisión de una medida puede ser en sí misma objeto de estudio.
• El diseño de un experimento incluye el estudio previo de los errores
que se cometerán.

Página 3
1.1 Tipos de errores

CLASIFICACIÓN DE ERRORES:
Los errores pueden clasificarse en dos grandes grupos:
A) Sistemáticos
B) Accidentales.

A) Errores sistemáticos:

Son aquéllos que se reproducen constantemente y en el mismo


sentido. Por ejemplo, si el CERO de un voltímetro no está ajustado
correctamente, el desplazamiento del CERO se propagará, en el
mismo sentido, a todas las medidas que se realicen con él. Atendiendo
a su origen los errores sistemáticos se clasifican en:
A.1) Errores teóricos Son los introducidos por la existencia de
condiciones distintas a las idealmente supuestas para la realización
del experimento. Un ejemplo de error teórico es el que resulta de la
existencia de la fricción del aire en la medida de g con un péndulo
simple.
A.2) Errores instrumentales. Son los inherentes al propio
sistema de medida, debido a aparatos mal calibrados, mal reglados o,
simplemente, a las propias limitaciones del instrumento o algún
defecto en su construcción. Estos errores pueden ser atenuados por
comparación con otros aparatos "garantizados", cuyo error
instrumental sea más "pequeño" y controlable.
A.3) Errores personales Son los debidos a las peculiaridades del
observador que puede, sistemáticamente, responder a una señal
demasiado pronto o demasiado tarde, estimar una cantidad siempre
por defecto, etc.

Página 4
B) Errores accidentales

Son debidos a causas irregulares y aleatorias en cuanto a presencia y


efectos: corrientes de aire, variaciones de la temperatura durante la
experiencia, etc. Así como los errores sistemáticos pueden ser
atenuados, los errores accidentales para un determinado
experimento, en unas condiciones dadas, no pueden ser controlados.
Es más, los errores accidentales se producen al azar y no pueden ser
determinados de forma unívoca. Para tratar adecuadamente 2 este
tipo de errores es preciso hacer uso de la estadística y hablar en
términos probabilísticos. Como veremos, no podemos decir que el
error de una medida sea de 5 unidades, por ejemplo, sino que habrá
que decir que existe una probabilidad P (del 75%, por ejemplo) de que
el error sea inferior a 5 unidades

1.1.1 Series de Taylor y Mc Laurin

Brook Taylor (1685, Edmonton - 1731, Londres), matemático


británico, entró en la Universisdad de St. John de Cambridge como
estudiante en 1701. Se graduó en 1709, pero para entonces ya había
escrito su primer trabajo importante en matemáticas (en 1708) que,
sin embargo, no se publicaría hasta seis años después en la revista
Transacciones Filosócas de la Royal Society. También, en 1712, fue
nombrado miembro de esa prestigiosa sociedad, y formó parte de la
comisión que debía juzgar si la autoría del calculo diferencial
correspondía a Newton (1642-1727) o a Leibniz (1646-1716). El año
1714 marca el año en que Taylor fue elegido secretario de la Royal
Society.

Página 5
interesado en el problema del desarrollo de funciones usando otras
más sencillas. Era entonces conocido que una función polinómica f(x)
de grado n,

f(x) = a0 + a1x + . . . + an x n
se puede escribir como:

para todo par de números a y h, y los coecientes ck, 0 ≤ k ≤ n obedecen


a la relación
ck = 1 k! f (k) (a) con 1 ≤ k ≤ n, c0 = f(a).

Newton, entre otros, había también observado que muchas funciones


conocidas, no necesariamente polinómicas, podían expresarse como
polinomios innitos con coecientes vericando determinadas reglas
similares a lo anterior.

Por ejemplo,

Página 6
Taylor usando algunas ideas del cálculo de diferencias finitas y,
persiguiendo una generalización de lo anterior, descubrió la célebre
fórmula de Taylor:

1.1.2 Exactitud y precisión

La exactitud y la precisión son dos características de un sistema de


medición aceptable.

Exactitud

La exactitud se refiere a qué tan cerca están del valor real las
mediciones de un sistema de medición. Para evaluar la exactitud,
utilice un estudio de linealidad y sesgo del sistema de medición
(Estadísticas  >  Herramientas de calidad  >  Estudio del sistema de
medición  >  Estudio de linealidad y sesgo del sistema de medición  ) o
un estudio tipo 1 del sistema de medición
(Estadísticas  >  Herramientas de calidad  >  Estudio del sistema de
medición > Estudio tipo 1 del sistema medición).

Página 7
Precisión

La precisión se refiere a qué tan cerca están las mediciones entre


ellas. Para evaluar la precisión, utilice un estudio R&R del sistema de
medición cruzado, anidado o expandido (Estadísticas > Herramientas
de calidad > Estudio del sistema de medición).
Un sistema de medición puede tener cualquier combinación de
exactitud y precisión. Por ejemplo, un sistema de medición que mide
las tabletas de un medicamento es preciso pero no exacto si mide las
mismas tabletas de 200  mg como 205.54  mg, 205.43  mg y
205.03 mg. Las mediciones del sistema de medición están cerca unas
de otras y, por lo tanto, son precisas. Pero no están cerca del valor
real (200 mg) y, por lo tanto, no son exactas.

1.1.3 Error absoluto y relativo

Error absoluto es igual a la imprecisión que acompaña a la


medida. Nos da idea de la sensibilidad del aparato o de lo
cuidadosas que han sido las medidas por lo poco dispersas que
resultaron.

Ea=imprecisión=incertidumbre

El error absoluto nos indica el grado de aproximación y da un


indicio de la calidad de la medida. El conocimiento de la calidad se
complementa con el error relativo.

Error Relativo se puede definir como el cociente entre el error


absoluto y el valor verdadero

Página 8
Conclusion
El error de la base cartográfica no es fácilmente cuantificable, pero
todo indica que es muy reducido.

El error cometido al modelizar el trazado es prácticamente nulo (del


orden de 1·10-5 %) en los puntos base, que son aquellos cuyas
coordenadas conocemos a través de la cartografía.

En aquellos puntos del trazado no caracterizados por la cartografía


(puntos intermedios entre puntos base) se producen errores
puntuales que pueden ser relevantes. Concretamente, la cota del
error relativo en el cálculo la velocidad específica se expresa según
6.24, llegando a errores máximos del 10–12% para valores de la
velocidad específica cercanos a la velocidad máxima de la vía.

siendo:
h = distancia entre puntos base consecutivos, en m.
A = parámetro de la clotoide, en m2 .
R = radio de curvatura, en m.

Los errores en magnitudes integradas, como el tiempo de recorrido


libre, se mantienen en valores muy reducidos, inferiores al 1% para
distancias entre puntos base (h) del orden de 10 – 15 m, que son los
valores habituales.

Página 9