Está en la página 1de 2

Literatura española, Liceum M.

Cervantes
Xabier Vázquez Casanova

LA MÉTRICA ESPAÑOLA
La métrica es la parte de la ciencia literaria que se ocupa de la especial conformación rítmica de un
poema. El estudio métrico comprende tres partes fundamentales: EL POEMA, LA ESTROFA, y EL
VERSO.

 EL POEMA: es un contexto lingüístico en el cual el lenguaje, tomado en su conjunto de


significante y significado, alcanza una nueva dimensión formal según la intención del poeta,
potenciando los valores expresivos del lenguaje.

 LA ESTROFA: es el orden inferior al poema y superior al verso, y


constituye el período rítmico. Una estrofa sola puede constituir un poema
por voluntad del poeta. En la forma de la estrofa influyen los gustos de la
época, las influencias procedentes de otros países, su función social, culta o
popular, el género literario que constituya el poema, etc.

 EL VERSO: es la unidad más pequeña, la menor división estructurada que


encontramos en el poema. Sólo tiene razón de existir cuando se encuentra en
función de otro u otros versos, formando parte primero de la estrofa y luego
del poema.

 EL ACENTO: se puede clasificar los versos en cuanto a la posición de la última sílaba


acentuada. Hay tres clasificaciones principales:

o VERSO OXÍTONO, cuando la última sílaba acentuada es la última del verso: (acento
agudo). . . . amór.
o VERSO PAROXÍTONO, cuando la última sílaba acentuada es la penúltima del verso:
(acento llano) . . . amánte.
o VERSO PROPAROXITONO, cuando la última sílaba acentuada es la antepenúltima
del verso: (acento esdrújulo) . . . amadísima.

 LA RIMA: es la total o parcial identidad acústica, entre dos o más versos, de los sonidos
(fonemas) situados a partir de la última vocal acentuada. Es, por lo tanto, un fenómeno acústico,
no gráfico, aunque siempre existe la sensación de esa equivalencia acústica. Hay dos categorías
de rima:

o RIMA CONSONANTE: es la repetición (reiteración) en dos o más versos de todos los


sonidos (fonemas) que se encuentran a partir de la última vocal acentuada.
o RIMA ASONANTE: es la reiteración en dos o más versos de los fonemas vocálicos que
se encuentran a partir de la última vocal acentuada.

SILABIFICACIÓN: como la determinación del verso se calcula por el número de sílabas contenidas en el
verso, hay cuatro fenómenos acústicos que influyen en esa determinación:

 SINALEFA: cuando una palabra termina en vocal (o vocales) y la siguiente comienza por vocal
(o vocales), se computan, junto con las consonantes que formen sílaba con ellas, como una sola
sílaba métrica:

tendido yo a la sombra esté cantando.

 HIATO: es el fenómeno contrario a la sinalefa, en el cual la vocal final de una palabra y la


primera de la siguiente se mantienen como sílabas diferentes:

sin ninguna noticia de mi hado.

 SINÉRESIS: cuando en el interior de una palabra se consideran formando diptongo, y por lo


tanto como una sola sílaba métrica, dos vocales fuertes (a,e,o), que normalmente se consideran
como núcleo silábico independiente:

1
Literatura española, Liceum M. Cervantes
Xabier Vázquez Casanova

trenza, veleta, poesía.


 DIÉRESIS: cuando las dos vocales que forman un diptongo se pronuncian separadas dando lugar
cada una de ellas a dos sílabas diferentes:

con sed insacïable.

CLASIFICACIONES DE VERSOS:

1. Versos de ARTE MENOR: cuando tienen 8 sílabas o menos.

 Bisílabos: 2 sílabas. Son poco frecuentes en la literatura española, aunque fueron más utilizados
en la época del Romanticismo, en combinación con otros tipos de versos.

 Trisílabos: 3 sílabas. Al igual que el anterior, es poco frecuente. Se ha utilizado principalmente


desde el siglo XVIII hasta la actualidad, combinado con otros tipos versos.

 Tetrasílabos: 4 sílabas. Se ha utilizado desde la Edad Media, solo o combinado con otros
versos, principalmente con versos de ocho sílabas en estrofas de pie quebrado.

 Pentasílabos: 5 sílabas. También han sido utilizado desde la Edad Media, combinado con otros
tipos de versos, y a partir del siglo XV de forma independiente.

 Hexasílabos: 6 sílabas. Se utiliza desde la Edad Media en composiciones populares.

 Heptasílabos: 7 sílabas. En la época del Renacimiento se utilizó frecuentemente combinado con


versos de once sílabas. En el siglo XVIII también fue muy empleado.

 Octosílabos: 8 sílabas. Es el verso más abundante en la poesía española. Se ha utilizado desde el


siglo XI a la actualidad ininterrumpidamente.

2. Versos de ARTE MAYOR: cuando tienen 9 sílabas o más.

 Eneasílabos: 9 sílabas. Aparece en estribillos de poemas y canciones populares


de los siglos XV al XVII, aunque su empleo aumento en los siglos posteriores.

 Decasílabos: 10 sílabas. Es de uso poco frecuente, y se utiliza en combinación


con otros tipos de versos.

 Endecasílabos: 11 sílabas. Antes del siglo XVI se utilizaba esporádicamente en España. Pero a
partir de entonces adquiere gran importancia, al adaptarse a la poesía española el endecasílabo
italiano, convirtiéndose en uno de los más utilizados en toda la poesía castellana.

 Dodecasílabos: 12 sílabas. También se llamó verso de arte mayor, y fue muy utilizado en los
siglos XIV y XV. Normalmente es un verso compuesto de dos hemistiquios de seis sílabas, o de
siete más cinco sílabas, separados por una censura.

 Alejandrino: 14 sílabas. Es el verso por excelencia del Mester de Clerecía (siglos XIII y XIV).

 Pentadecasílabos: 15 sílabas.

Adaptado de Quilis, Antonio. La métrica española. Madrid: Ediciones Alcalá, 1975.

También podría gustarte