Está en la página 1de 5

Resumen: Las 7 Leyes Espirituales Del Éxito

Coach Alfadir Torres Sandria

El éxito en la vida podría definirse como el crecimiento continuo de la felicidad y la realización


progresiva de unas metas dignas. Una ley es el proceso por el cual se manifiesta lo que no se ha manifestado;
es el proceso por el cual el observador se convierte en el observado; es el proceso por el cual el que contempla
se convierte en paisaje; es el proceso a través del cual el que sueña proyecta el sueño.

Como Deepak dice “el éxito es un camino, no un destino”. Y para lograr el éxito (ya sea material, emocional, de
felicidad, de satisfacción o el que deseas) primero hay que alimentar las semillas de la divinidad dentro de
nosotros, las cuales buscarán la forma de materializarse.
Y cuando comencemos a experimentar nuestra vida como una expresión de lo divino (algo que todos llevamos
adentro), es cuando conoceremos y lograremos el éxito verdadero.

¿Y cómo podemos lograr esto? Poniendo en práctica estas 7 leyes espirituales del éxito.

1 .LA LEY DE POTENCIALIDAD PURA.

Puede llamarse de muchas maneras, pero en realidad es el Ser, es lo que somos realmente.
Se estudia y se practica haciendo silencio, estableciendo un compromiso de no juzgar y estando en contacto
íntimo con la naturaleza.

Todo ser humano, tiene una semilla de divinidad en su interior. Su ser espiritual, y por lo tanto su potencial es
infinito, porque así es su misma naturaleza divina.

Y cuando nos damos cuenta de que nuestro verdadero yo es la potencialidad pura,


nos alineamos con el poder que lo expresa todo en el universo.

Para llegar al Ser Espiritual, el Doctor Chopra da los siguientes consejos:

 Practicar el silencio y la meditación dedicándole unos 30 minutos por la mañana y la noche.


 Vivir en paz con la naturaleza, contemplarla, respetarla y amarla
 Evitar definir y juzgar todo. Las cosas no se dividen en bien y mal, correcto e incorrecto. Simplemente
suceden por alguna razón.

2 .LA LEY DEL DAR

En realidad, recibir es la misma cosa que dar, porque dar y recibir son diferentes aspectos del flujo de energía
en el universo. Si detienes el flujo de cualquiera de los dos, interfieres con la inteligencia de la naturaleza.
Esta ley que también se puede llamar la ley de ‘dar y recibir’ se puede resumir en que todo aquello que
quieres recibir de la vida (amor, dinero, compañía, apoyo, etc) primero debes darlo para poder recibirlo.

El dinero, el amor, la alegría, la bondad, etc. son todas formas de energía y para que todas ellas lleguen a tu
vida, hay que dejar que estas energías fluyan tanto hacia adentro como hacia fuera. Cuando acaparas la
energía, el Universo (la Vida) deja de funcionar como es debido (piensa en un río en donde el agua se estanca
y los problemas que puede ocasionar).
Por eso, si quieres recibir amor de los demás, busca la forma de darle amor a los demás. Si quieres más
abundancia, busca la forma de ayudar a otros a obtenerla. Si quieres apoyo, busca la forma de dar apoyo a
alguien que lo necesite. Si quieres respeto, empieza a respetar más a los demás.

Para empezar a ponerlo en práctica, Deepak sugiere un simple ejercicio:

 Vayas donde vayas debes dale algo a todas las personas con las que tengas contacto. Puede ser algo
material (una flor, un dulce) o un pensamiento positivo.
 Recibir con gratitud todos los regalos que la vida te dé, sea un regalo material, dinero, un elogio o una
oración.
 Mantener en circulación la abundancia dando y recibiendo: cariño, afecto, aprecio y amor. Cada vez
que me encuentre con alguien, le desearé en silencio felicidad, alegría y bienestar

3. LA LEY DEL KARMA

Cada acción genera una fuera de energía que regresa a nosotros de la misma manera… lo que sembramos
es lo que cosechamos. Cuando elegimos acciones que traen felicidad y éxito para otros, el fruto de nuestro
karma es felicidad y éxito.

El karma pasado influye sobre nosotros en el ahora. Podemos hacer 3 cosas respecto del pasado: pagar las
deudas kármicas, convertir el karma en una experiencia más deseable y trascender al karma.

Nuestra vida está marcada por decisiones, no me imagino cuántas serán, pero posiblemente serán miles las
decisiones que tomamos cada día, y para cada una de ellas, habrá siempre una consecuencia, pero no
siempre la mejor, ya que te puede afectarte a ti o a alguien que quieres.

Por eso Deepak sugiere que cuando tengas que tomar una decisión importante, puedes preguntarte:

1. ¿Cuáles son las consecuencias de esta decisión que estoy tomando?


2. ¿Esta decisión traerá felicidad para mí y para aquellos alrededor mío?

Si la respuesta es sí, lo haces. Si la respuesta es no, no lo haces.

Otro punto que me gusta de esta ley es el que hace referencia a las lecciones que aprendemos cuando algo
“malo” nos sucede. Por ejemplo, que nos rompemos una piedra haciendo deporte, que un proyecto no
funcionó o que tuviste una disputa con alguien.

En vez de empezar a echarle la culpa a otros factores y hundirte en una gran depresión, puedes transformar la
experiencia en algo más agradable y enriquecedor preguntándote preguntas como:

 ¿Qué puedo aprender de esta experiencia?


 ¿Por qué está sucediendo esto y cuál es el mensaje que el Universo/Dios/Vida me está dando?
 ¿Cómo puedo aprender de esto y convertirlo en algo útil para mi futuro/prójimo/familia?
 Después le pediré orientación a mi corazón, y me dejaré guiar por su mensaje de bienestar o de
malestar. Si me siento a gusto con la decisión, seguiré adelante sin temor. Si la decisión me produce
malestar, me detendré a mirar las consecuencias de mi acción con mi visión interior.
4. LA LEY DEL MENOR ESFUERZO
Si observamos cómo trabaja la naturaleza, veremos que utiliza el menor esfuerzo. El pasto no trata de crecer,
simplemente crece. Los peces no tratan de nadar, simplemente nadan. Las flores no tratan de florecer,
florecen. Los pájaros no tratan de volar, vuelan.

Es la favorita de muchos, pero a veces es la que más cuesta porque estamos acostumbrados a hacerlo todo
con el mayor esfuerzo. Cuando se está en armonía con la naturaleza, espontáneamente ocurre la ley del
menor esfuerzo.

Así como la inteligencia de la naturaleza funciona sin resistencia, la humanidad debe seguir el mismo sistema
natural de acción, y es parte de la naturaleza humana que los sueños se vuelvan realidad.

Hay muchas creencias que van en contra de esta Ley. Por ejemplo: “el que quiere celeste que le cueste”,
“ganarás el pan con el sudor de tu frente”, y otras.

La Ley del Menor Esfuerzo se basa en tres componentes: Aceptación, Responsabilidad y Ser No Defensivo.
Es el principio de haz menos y lograrás más.

Se puede aplicar esta ley:

 Practicando la aceptación de manera total y completa tal y como son y no como desearía que fueran.
 Aceptando mi responsabilidad ante mi situación. No culpar a nada ni a nadie. Todo problema es una
oportunidad disfrazada.
 Ser No Defensivo, No sintiendo la necesidad de convencer o persuadir a los demás de tu punto de
vista.

5. LA LEY DE LA INTENSIÓN Y EL DESEO

Aprende a utilizar el poder de la intención y podrás crear cualquier cosa que deseas.
Aquí básicamente Deepak nos dice que para lograr nuestras metas tenemos que implementar dos puntos:

Primero, tener claro cuáles son nuestros deseos. Debemos identificarlos e inclusive anotarlos para tenerlos
presentes a diario y darle a conocer al Universo lo que queremos. También organiza su propia realización,
siempre y cuando estemos cumpliendo el resto de leyes
Y segundo, debemos renunciar nuestro apego al desenlace. Esto quiere decir que debemos vivir más el
presente y disfrutarlo, sin tener un apego fuerte con el resultado esperado. Es mejor declarar nuestras
intenciones, enfocarnos en nuestras acciones diarias y dejar que el Universo arregle los demás detalles ya
que la mayoría de los obstáculos percibidos son imaginarios y el resto se pueden convertir en oportunidades
por medio de la atención en el resultado que perseguimos.

Y si las cosas no resultan como uno habría querido, hay que aceptar las cosas como son, reconocer que no
es posiblemente lo que necesitábamos y que mejores cosas vendrán para nosotros.

Algunos de los consejos para poner en practica esta ley son:

 Haciendo una lista con los deseos, llevándola siempre encima y leyéndola antes de la meditación de la
noche y de la mañana.
 Confiando en que si no se cumplen es que estamos destinados a una empresa mayor que ni siquiera
hemos concebido.
 No permitiendo que los obstáculos consuman o disipen mi concentración en el presente.

6. LA LEY DEL DESAPEGO.

Solo tenemos el presente. Esta Ley activa la conciencia del momento presente y la gloria de vivir en él y
ayuda a echar el ancla en la sabiduría de la inseguridad de la vida.

Para lograr sus sueños primero debe renunciar al apego hacia estos, incluyendo la incertidumbre como un
factor. Si aprende a vivir sin la necesidad de sentir una seguridad, significa que su fe es lo suficientemente
fuerte como para seguir confiando.De esta manera se confía en las posibilidades del yo, y no se presta
atención a los símbolos como son el dinero, una casa, ropa,...

El punto de referencia debe ser el espíritu, los objetos materiales solo son el medio para cubrir sus
necesidades.

La riqueza es igual a sabiduría + incertidumbre. Con la sabiduría confiamos en nuestras posibilidades, con la
incertidumbre tenemos accesibles las oportunidades. Olvidémonos de buscar la seguridad pues ésta nunca se
alcanza y nos cerraremos muchas oportunidades

Para poner a funcionar la Ley del Desapego, se recomienda lo siguiente:

 Comprometerse con el desapego, no imponiendo mi opinión, ni forzando soluciones, porque solo


crearía nuevos.
 Convertir la incertidumbre en un elemento esencial de mi experiencias y asi las
soluciones surgirán espontáneamente de los problemas, de la confusión, del desorden y del caos.
 Penetrar en el campo de todas las posibilidades sin miedo y esperaré la emoción que tiene lugar
cuando me mantengo abierto a una infinidad de alternativas.

7. LA LEY DEL DHARMA

Todos tenemos un propósito en la vida… un don único o talento especial para darles a otros. Cuando
combinamos este talento único con el servicio a otros, experimentamos el éxtasis y la exaltación de nuestro
propio espíritu, que es la meta final de nuestras metas

La Ley Del Dharma dice que todos tenemos un conjunto de habilidades únicas que nadie más en este mundo
tiene, que al expresarlas en servicio a los demás podemos llegar a alcanzar la abundancia y felicidad que
deseamos.

Este es nuestro propósito en la vida, o Dharma en sánscrito. Y TODOS tenemos uno y el Universo está
esperando para que lo expresemos.

Según Deepak, esta Ley tiene 3 componentes:


Primero, que saber cada uno de nosotros está aquí para descubrir cuál es nuestro verdadero Ser, que ese Ser
es espiritual (ojo, no religioso, sino espiritual) y que contiene el potencial de lograr grandes cosas.

Segundo, que todos tenemos un talento único e individual que nadie más en este planeta tiene o puede
expresar de la misma manera. Sobre esto hemos hablado un poco aquí y aquí.

Y tercero, es la importancia de vivir en servicio de otros, porque es a través del servicio hacia los demás que
encontraremos la más grande satisfacción y felicidad en nuestras vidas
.
Si todavía no sabemos cuál es ese propósito o Dharma, podemos hacernos esta simple pregunta:

“Si tuviera todo el dinero del mundo y todo el tiempo del mundo, ¿qué haría?”
Si harías exactamente lo que estás haciendo en este momento, excelente, posiblemente has descubierto tu
Dharma.

Pero si no te sientes así y sientes que no estarías haciendo lo que haces hoy, no pasa nada. Empieza por
hacerte esa pregunta y descubrir qué es lo que te apasiona y en qué te gustaría pasar tus días si el tiempo y
el dinero no fueran un problema. Haz una lluvia de ideas, medita sobre ello y poco a poco irás moldeando tu
idea sobre cómo te gustaría servir a los demás.

Para poner a funcionar la ley del dharma se recomienda lo siguiente:

 Cultivar con amor al dios en embrión que reside en el fondo de mi alma.. Despertar a esa quietud
profunda del interior de mi corazón. Mantendré la conciencia del ser atemporal y eterno, en medio de
la experiencia limitada por el tiempo.
 Hacer una lista de mis talentos únicos. Después haré una lista de las cosas que me encanta hacer
cuando estoy expresando mis talentos únicos. Cuando expreso mis talentos únicos y los utilizo en
servicio de la humanidad, pierdo la noción del tiempo y produzco abundancia tanto en mi vida como en
la vida de los demás.
 Todos los días me preguntarse: "¿Cómo puedo servir?" y "¿Cómo puedo ayudar?" Las respuestas a
estas preguntas me permitirán ayudar y servir con amor a los demás seres humanos

PARA TERMINAR

Deepak escribió este libro con la intención de crear una guía para lograr nuestros sueños no desde una
perspectiva de trabajo pesado y fuerte ambición, sino desde una perspectiva más humana y espiritual.
En resumen diría que para lograr nuestros sueños debemos:

– Dar a otros aquello que deseamos recibir.


– Tomas más consciencia de las reacciones y decisiones que tomamos.
– Aceptar las personas y situaciones como suceden.
– Desapegarnos de los resultados y dejar que el Universo haga su trabajo.
– Aprender de cada “mala” situación que acontezca.
– Encontrar tu Dharma: ese talento único que cada uno de nosotros tenemos y ponerlo en servicio de
los demás.