Está en la página 1de 13

SANCIONES ENMARCADAS EN EL CODIGO ORGANICO

INTEGRAL PENAL (COIP)

Art. 38.- Personas menores de dieciocho años.- Las personas menores de


dieciocho años en conflicto con la ley penal, estarán sometidas al Código
Orgánico de la Niñez y Adolescencia.

Art. 105.- Trabajos forzados u otras formas de explotación laboral.- La


persona que someta a otra a trabajos forzados u otras formas de explotación
o servicios laborales, dentro o fuera del país, será sancionada con pena
privativa de libertad de diez a trece años.

Habrá trabajos forzados u otras formas de explotación o servicios laborales


en los siguientes casos:

1. Cuando se obligue o engañe a una persona para que realice, contra su


voluntad, un trabajo o servicio bajo amenaza de causarle daño a ella o a
terceras personas.

2. Cuando en estos se utilice a niñas, niños o adolescentes menores a quince


años de edad.

3. Cuando se utilice a adolescentes mayores a quince años de edad en


trabajos peligrosos, nocivos o riesgosos de acuerdo con lo estipulado por las
normas correspondientes.

4. Cuando se obligue a una persona a realizar un trabajo o servicio utilizando


la violencia o amenaza.

5. Cuando se obligue a una persona a comprometer o prestar sus servicios


personales o los de alguien sobre quien ejerce autoridad, como garantía de
una deuda, aprovechando su condición de deudora.

6. Cuando se obligue a una persona a vivir y trabajar en una tierra que


pertenece a otra persona y a prestar a esta, mediante remuneración o
gratuitamente, determinados servicios sin libertad para cambiar su
condición.

Art. 169.- Corrupción de niñas, niños y adolescentes.- La persona que incite,


conduzca o permita la entrada de niñas, niños o adolescentes a prostíbulos o
lugares en los que se exhibe pornografía, será sancionada con pena privativa
de libertad de tres a cinco años.

Art. 173.- Contacto con finalidad sexual con menores de dieciocho años por
medios electrónicos.- La persona que a través de un medio electrónico o
telemático proponga concertar un encuentro con una persona menor de
dieciocho años, siempre que tal propuesta se acompañe de actos materiales
encaminados al acercamiento con finalidad sexual o erótica, será sancionada
con pena privativa de libertad de uno a tres años.

Cuando el acercamiento se obtenga mediante coacción o intimidación, será


sancionada con pena privativa de libertad de tres a cinco años.

La persona que suplantando la identidad de un tercero o mediante el uso de


una identidad falsa por medios electrónicos o telemáticos, establezca
comunicaciones de contenido sexual o erótico con una persona menor de
dieciocho años o con discapacidad, será sancionada con pena privativa de
libertad de tres a cinco años.
Art. 174.- Oferta de servicios sexuales con menores de dieciocho años por
medios electrónicos.- La persona, que utilice o facilite el correo electrónico,
chat, mensajería instantánea, redes sociales, blogs, fotoblogs, juegos en red
o cualquier otro medio electrónico o telemático para ofrecer servicios
sexuales con menores de dieciocho años de edad, será sancionada con pena
privativa de libertad de siete a diez años.
NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES: DERECHOS Y DEBERES

Los niños, niñas y adolescentes, constituyen un sector importante de la población


ecuatoriana. La Constitución vigente, aprobada mediante referéndum del 28 de
septiembre del 2008, consagra los derechos para este grupo dentro del capítulo tercero
que nos habla de las personas y grupos de atención prioritaria. Es así que en el art. 44 de
la Constitución se establece como obligación del estado brindar protección, apoyo y
promover el desarrollo integral, de Niños Niñas y Adolescentes, proceso de crecimiento,
maduración y despliegue de su intelecto y de sus capacidades, potencialidades y
aspiraciones, en un entorno familiar, escolar, social y comunitario de afectividad y
seguridad. Este entorno permitirá la satisfacción de sus necesidades sociales, afectivo-
emocionales y culturales, con el apoyo de políticas intersectoriales nacionales y locales.”
que de acuerdo con lo que estipula este artículo se entiende como “

En el art. 45 del mismo cuerpo legal, se manifiesta que los niños, niñas y adolescentes
gozan de los derechos comunes al ser humano, como son el respeto a la vida, libertad, a
la no discriminación, libertad de asociación, etc.; así como también a los que son
específicos para su edad. En el segundo inciso se establece que “Las niñas, niños y
adolescentes tienen derecho a la integridad física y psíquica; a su identidad, nombre y
ciudadanía; a la salud integral y nutrición; a la educación y cultura, al deporte y
recreación; a la seguridad social; a tener una familia y disfrutar de la convivencia familiar
y comunitaria; a la participación social; al respeto de su libertad y dignidad; a ser
consultados en los asuntos que les afecten; a educarse de manera prioritaria en su idioma
y en los contextos culturales propios de sus pueblos y nacionalidades; y a recibir
información acerca de sus progenitores o familiares ausentes, salvo que fuera perjudicial
para su bienestar.”

El Estado Ecuatoriano deberá adoptar las medidas que sean necesarias para:

- La atención prioritaria a las niñas/os menores de seis años, garantizando su nutrición,


salud educación y cuidado.

- Protección contra la explotación laboral, prohibiéndose el trabajo a menores de quince


años, promoviendo la erradicación del trabajo infantil, en los y las adolescentes el trabajo
será de forma excepcional, siempre que éste, no comprometa su educación ni ponga en
riesgo su integridad física, síquica, emocional;
- En el caso de niñas, niños y adolescentes con discapacidad recibirán una atención
preferencial para una integración social e incorporación en el sistema regular de
educación.

- Brindar protección contra todo tipo de violencia, maltrato, explotación sexual; uso de
sustancias estupefacientes o psicotrópicos, consumo de bebidas alcohólicas y sustancias
nocivas para su desarrollo y salud; a la influencia negativa a través de programas o
mensajes de medios de comunicación de cualquier tipo, que promuevan la violencia,
discriminación racial o de género., para lo cual el estado limitará y sancionará el
incumplimiento de estos derechos.

- Protección y asistencia especial cuando el o la progenitora, se encuentran privadas de la


libertad; la niña, niño o adolescente sufra de una enfermedad crónica o degenerativa, así
como también en el caso de desastres naturales, conflictos armados o emergencias de todo
tipo.

En el Código de la Niñez y la Adolescencia, en el Título tercero, hace referencia de una


manera más detallada sobre los derechos, garantías y deberes; dividiéndolos en cuatro
grandes grupos así:

Derechos de supervivencia

Derechos relacionados con el desarrollo

Derechos de protección

Derechos de participación

Derechos de supervivencia

En este grupo tenemos los siguientes derechos:

A la vida

A conocer a sus progenitores y mantener relaciones afectivas personales, regulares,


permanentes con ellos y sus parientes.

A tener una familia y a la convivencia familiar, niños, niñas y adolescentes tienen derecho
a vivir y desarrollarse con su familia biológica excepto cuando esto sea imposible o vaya
en contra de su interés superior.

Protección prenatal
A la lactancia materna, para asegurar el vínculo afectivo con su madre y un adecuado
desarrollo y nutrición.

Atención en el embarazo y parto, en condiciones adecuadas, tanto para el niño o niña


como para la madre, especialmente en caso de madres adolescentes.

A una vida digna, en condiciones socioeconómicas que permitan su desarrollo integral,


una alimentación nutritiva, equilibrada y suficiente; recreación y juegos, a educación de
calidad, vestuario y vivienda con todos los servicios básicos.

A la salud, acceso permanente a servicios de salud públicos y medicinas gratuitas.

A la seguridad social, a sus prestaciones y servicios.

A un medio ambiente sano.

Derechos relacionados con el desarrollo:

A la identidad, a un nombre, nacionalidad, relaciones de familia.

A conservar, desarrollar, fortalecer y recuperar la identidad cultural, así como los valores
espirituales, culturales, religiosos, lingüísticos, políticos y sociales. Se deberá respetar la
cultura de pueblos indígenas y negros o afroecuatorianos, su cosmovisión, realidad
cultural y conocimientos de cada pueblo o nacionalidad.

A la identificación, deberán ser inscritos de manera inmediata y con los correspondientes


apellidos paterno y materno.

A la educación que sea de calidad, respete la cultura del lugar, convicciones éticas,
morales, religiosas. La educación pública es gratuita y laica. Las instituciones educativas
deberán brindar este servicio con equidad, calidad y oportunidad. Los padres y madres
tienen la obligación de matricular a sus hijos e hijas en planteles educativos y elegir la
educación que más les convenga. Queda prohibido la aplicación de sanciones corporales,
sicológicas que atenten a la dignidad de los niños, niñas y adolescentes, la exclusión o
discriminación por una condición personal o de sus progenitores.

A la vida cultural, a participar libremente en expresiones de carácter cultural.

A la información, a buscar y escoger información, que sea adecuada, veraz, pluralista y


que brinde orientación y educación crítica.
A la recreación y al descanso, al deporte, a la práctica de juegos en espacios apropiados,
seguros y accesibles, y en especial de juegos tradicionales.

Derechos de Protección:

A la integridad personal, física, psicológica, cultural, afectiva y sexual.se prohíben los


tratos crueles, degradantes o tortura.

A la libertad personal, dignidad, autoestima, reputación, honor e imagen.

Estructura del Código

El Código de la niñez y la adolescencia, es un conjunto de normas jurídicas que regula el


ejercicio y la protección de sus derechos (Art. 1 del Código).

El Código está dividido en 4 libros

El Libro I.- Se denomina "Los niños, niñas y adolescentes como sujetos de derechos". En
este Libro, encontramos definiciones, principios, derechos, deberes y garantías."

El Código tiene la finalidad de asegurar la protección integral a la niñez y adolescencia


(Art. 1).

Niño/a es todo ser humano que no ha cumplido doce años y adolescente todo ser humano
entre doce y 18 años (Art. 4 )

Los principios fundamentales son la igualdad y no discriminación( Art. 6 ), la


corresponsabilidad del Estado, la sociedad y la familia (Art., 8) el interés superior de los
niños (Art. 11) los niños/as son prioridad absoluta en la formulación y ejecución de
políticas (Art. 12 ), el ejercicio de derechos es progresivo (Art. 13 ).

Los derechos están divididos en 4 grandes grupos, derechos de supervivencia (Art.20-


32), derechos relacionados con el desarrollo (Art. 33-49), derechos de protección (Art.
50-58), derechos de participación (Art. 59-66) y derechos de protección especial (Art.67-
95)

El Libro II.- Denominado "El niño, la niña y adolescente en sus relaciones de familia".
En este libro se define la familia, se reconoce su función fundamental en el desarrollo de
los niños y se establecen mecanismos para protegerla. El espacio privilegiado para ejercer
la ciudadanía es la familia. La familia es el primer lugar donde se promueve o se violan
los derechos. De ahí que se entienda a la patria potestad no solo como autoridad para
administrar bienes sino como el deber y el derecho de los progenitores para velar por el
desarrollo integral de los niños, niñas y adolescentes.

Se regula las relaciones del niño/a con su familia.

- La patria potestad (Art. 104 -117)

- La tenencia (Art. 118-122)

- El derecho a visitas ( Art. 122-125)

- El derecho a alimentos ( Art. 126-147)

- El derecho de la mujer embarazada a alimentos ( Art. 148-150)

- La adopción (Art. 151-189)

El Libro III.- Se denomina "Del Sistema Nacional de Descentralizado de Protección


Inegral de la Niñez y adolescencia" (el sistema). Sin el sistema los derechos que están en
el Libro I y Libro II serían meras declaraciones.

El sistema tiene por objeto, asegurar el ejercicio y garantía de todos los derechos de los
niños y niñas. Para ello, el Sistema optimiza, reestructura y fortalece las instituciones
públicas y privadas, tanto a nivel nacional como a nivel local (Municipal).

El Sistema tiene tres niveles de organismos:

1.- Organismos de definición, planificación, control y evaluación de políticas (Art. 193).

a) El Consejo Nacional de la Niñez y Adolescencia (Art. 194-198)

b) La Secretaría Ejecutiva del Congreso Nacional (Art. 199-200)

c) Las Defensorías Cantonales de la Niñez y Adolescencia (Art. 201. 204)

d) Consejos consultivos de niños , niñas y adolescentes (Art. 198)

2.- Organismos de protección, defensa y exigibilidad de derechos

a) La Administración de justicia de la niñez y la adolescencia (Art. 255.297)

b) Las Juntas Cantonales de protección de derechos (Art. 205-207)

c) Las Defensorías comunitarias (Art. 2º8 )

d) La policía especializada de niños, niñas y adolescentes


e) La Defensoría del Pueblo.

3.- Organismos de ejecución (Art. 209-214)

a) Entidades públicas

b) Entidades privadas.

El sistema opera, para asegurar la protección integral, a través de tres tipos de acciones:

- Las políticas públicas (Art. 193)

- Las medidas de protección (Art. 215-234), como la inserción familiar , la custodia , el


acogimiento familiar e institucional, la adopción )

- Las infracciones y sanciones , que es la consecuencia grave de las violaciones a derechos


de los niños /AS (Art. 245-254)

El libro IV.- Se denomina "Responsabilidad del Adolescente Infractor" . En este libro,


consecuentes con el principio de que los adolescentes son sujetos de derechos, se
reconoce sus responsabilidades cuando violan los derechos de otros.

Esto implica que sean tratados igual que los adultos( inimputabilidad, otros jueces y otro
trato cuando son considerados responsables). Se regula:

- Los principios, derechos y garantías en el Juzgamiento (Art. 305.322)

- Las medidas cautelares (Art. 323-333)

- El juzgamiento de infracciones. Los sujetos procésales, las etapas del procedimiento


(Art. 334-368)

Las medidas socio-educativas (Art. 369-386)

La prevención de la infracción penal (Art. 387-389)

Avances importantes del Código de la Niñez y la Adolescencia

1. El Código incorpora y define todos los principios, derechos y avances normativos que
se han reconocido mundialmente, como el interés superior de los niños, niñas y
adolescentes y la lucha contra la explotación sexual.

2. El Código fortalece a la familia desde diversas perspectivas y asigna a la familia la


responsabilidad principal respecto al cuidado y protección de los niños y niñas, por
ejemplo, reconoce que es el espacio fundamental en el que se ejercen y se promueven los
derechos humanos de la niñez y adolescencia y es la figura primordial entre las medidas
de protección a la niñez y adolescencia.

3. El Código reconoce el derecho a la participación del niño y niña en todo lo que le


concierna y establece mecanismos, tanto judiciales como políticos, para que sea efectiva.

4. El Código da un paso al reconocimiento de derechos (que se lo dio al ratificar la


Convención de los Derechos de los niños, al establecer varios artículos en la Constitución
y al reformar el Código de Menores en 1.993) hacia la protección, al crear el sistema de
protección integral.

5. Los mecanismos Administrativos. Las Juntas cantonales y las Defensorías


comunitarias tienen varias virtudes, descongestionan los casos que llegan a la
administración de justicia formal, su mecanismo de solución implica un proceso
dediálogo que fortalecerá la cohesión social, son espacios de fácil acceso, eficaces para
atender a niños, niñas y adolescentes en su vida cotidiana.

6. Existen mas espacios donde un niño, niña o adolescente pueda acudir para proteger sus
derechos.

7. Se reconoce un capítulo entero a los recursos del sistema. No cabe mezquinar recursos
para el sistema de protección integral en países como el nuestro en el que más del 90%
de niños, niñas y adolescentes sufren maltrato físico, 30 % abuso sexual, uno de cada dos
pobres son niños/as. 406.000 niños y niñas tienen algún tipo de desnutrición, 10% de
niños y niñas de 6 a 11 años no asiste a la escuela primaria (SIISE, 2000)

8. Se crea la figura del Fiscal y del Defensor para ser consecuentes con las garantías del
debido proceso. Sin estos actores, el Tribunal de Menores, concentraría todas las
funciones en una persona: defiende y acusa al mismo tiempo, lo que hace del juzgador
parcial y arbitrario.

En el Código actual, el juzgador es imparcial e independiente y vela por los derechos de


todos. Se describe al procedimiento dividido en etapas, que corresponden a un modelo
acusatorio, que es históricamente respetuoso del "debido proceso".

DEBERES, CAPACIDAD Y RESPONSABILIDAD DE LOS NIÑOS, NIÑAS Y


ADOLESCENTES
Art. 64.- Deberes.‑ Los niños, niñas y adolescentes tienen los deberes generales que la
Constitución Política impone a los ciudadanos, en cuanto sean compatibles con su
condición y etapa evolutiva. Están obligados de manera especial a:

Respetar a la Patria y sus símbolos;

Conocer la realidad del país, cultivar la identidad nacional y respetar su pluriculturalidad;


ejercer y defender efectivamente sus derechos y garantías;

Respetar los derechos y garantías individuales y colectivas de los demás;

Cultivar los valores de respeto, solidaridad, tolerancia, paz, justicia, equidad y


democracia;

Cumplir sus responsabilidades relativas a la educación;

Actuar con honestidad y responsabilidad en el hogar y en todas las etapas del proceso
educativo;

Respetar a sus progenitores, maestros y más responsables de su cuidado y educación; y,

Respetar y contribuir a la preservación del medio ambiente y de los recursos naturales.

DERECHO DE PARTICIPACIÓN

Art. 59.‑ Derecho a la libertad de expresión.‑ Los niños, niñas y adolescentes tienen
derecho a expresarse libremente, a buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de
todo tipo, oralmente, por escrito o cualquier otro medio que elijan, con las únicas
restricciones que impongan la ley, el orden público, la salud o la moral públicas para
proteger la seguridad, derechos y libertades fundamentales de los demás.

Art. 60.- Derecho a ser consultados.- Los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a ser
consultados en todos los asuntos que les afecten. Esta opinión se tendrá en cuenta en la
medida de su edad y madurez.

Ningún niño, niña o adolescente podrá ser obligado o presionado de cualquier forma para
expresar su opinión.

Art. 61.‑ Derecho a la libertad de pensamiento, conciencia y religión.‑ El Estado


garantiza, en favor de los niños, niñas y adolescentes, las libertades de pensamiento, de
conciencia y de religión, sujetas a las limitaciones prescritas por la ley y que sean
necesarias para proteger la seguridad, los derechos y libertades fundamentales de los
demás.

Es derecho y deber de los progenitores y demás personas encargadas de su cuidado,


orientar al niño, niña o adolescente para el adecuado ejercicio de este derecho, según su
desarrollo evolutivo.

DERECHO DE SUPERVIIVENCIA

Art. 20.- Derecho a la vida.- Los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a la vida
desde su concepción. Es obligación del Estado, la sociedad y la familia asegurar por todos
los medios a su alcance, su supervivencia y desarrollo.

Se prohíben los experimentos y manipulaciones médicas y genéticas desde la fecundación


del óvulo hasta el nacimiento de niños, niñas y adolescentes; y la utilización de cualquier
técnica o práctica que ponga en peligro su vida o afecte su integridad o desarrollo integral.

Art. 21.‑ Derecho a conocer a los progenitores y mantener relaciones con ellos.- Los
niños, niñas y adolescentes tienen derecho a conocer a su padre y madre, a ser cuidados
por ellos y a mantener relaciones afectivas permanentes, personales y regulares con
ambos progenitores y demás parientes, especialmente cuando se encuentran separados
por cualquier circunstancia, salvo que la convivencia o relación afecten sus derechos y
garantías.

No se les privará de este derecho por falta o escasez de recursos económicos de sus
progenitores.

En los casos de desconocimiento del paradero del padre, de la madre, o de ambos, el


Estado, los parientes y demás personas que tengan información sobre aquél, deberán
proporcionarla y ofrecer las facilidades para localizarlos.

Art. 22.- Derecho a tener una familia y a la convivencia familiar.- Los niños, niñas y
adolescentes tienen derecho a vivir y desarrollarse en su familia biológica. El Estado, la
sociedad y la familia deben adoptar prioritariamente medidas apropiadas que permitan su
permanencia en dicha familia.

Excepcionalmente, cuando aquello sea imposible o contrario a su interés superior, los


niños, niñas y adolescentes tienen derecho a otra familia, de conformidad con la ley.
En todos los casos, la familia debe proporcionarles un clima de afecto y comprensión que
permita el respeto de sus derechos y su desarrollo integral.

El acogimiento institucional, el internamiento preventivo, la privación de libertad o


cualquier otra solución que los distraiga del medio familiar, debe aplicarse como última
y excepcional medida.

CÓDIGO DE LA NIÑEZ Y ADOLESCENCIA: DERECHOS, GARANTIAS Y


DEBERES

Capítulo I

Disposiciones generales

Art. 15.- Titularidad de derechos.- Los niños, niñas y adolescentes son sujetos de derechos
y garantías y, como tales, gozan de todos aquellos que las leyes contemplan en favor de
las personas, además de aquellos específicos de su edad.

Los niños, niñas y adolescentes extranjeros que se encuentren bajo jurisdicción del
Ecuador, gozarán de los mismos derechos y garantías reconocidas por la ley a los
ciudadanos ecuatorianos, con las limitaciones establecidas en la Constitución y en las
leyes.

Art. 16.- Naturaleza de estos derechos y garantías.- Por su naturaleza, los derechos y
garantías de la niñez y adolescencia son de orden público, interdependientes, indivisibles,
irrenunciables e intransigibles, salvo las excepciones expresamente señaladas en la ley.

Art. 17.- Deber jurídico de denunciar.‑ Toda persona, incluidas las autoridades judiciales
y administrativas, que por cualquier medio tenga conocimiento de la violación de un
derecho del niño, niña o adolescente, está obligada a denunciarla ante la autoridad
competente, en un plazo máximo de cuarenta y ocho horas.

Art. 18.- Exigibilidad de los derechos.‑ Los derechos y garantías que las leyes reconocen
en favor del niño, niña y adolescente, son potestades cuya observancia y protección son
exigibles a las personas y organismos responsables de asegurar su eficacia, en la forma
que este Código y más leyes establecen para el efecto.

Art. 19.‑ Sanciones por violación de derechos.- Las violaciones a los derechos de los
niños, niñas y adolescentes serán sancionadas en la forma prescrita en este Código y más
leyes, sin perjuicio de la reparación que corresponda como consecuencia de la
responsabilidad civil.

PROTECCIÓN A LAS NIÑAS, NIÑOS Y ADOLESCENTES

- Protección y asistencia especial cuando él o la progenitora, se encuentran privadas de la


libertad; la niña, niño o adolescente sufra de una enfermedad crónica o degenerativa, así
como también en el caso de desastres naturales, conflictos armados o emergencias de todo
tipo.

MEDIDAS QUE SEAN NECESARIAS PARA LOS NIÑOS, NIÑAS Y


ADOLESCENTES

- En el caso de niñas, niños y adolescentes con discapacidad recibirán una atención


preferencial para una integración social e incorporación en el sistema regular de
educación.

- Brindar protección contra todo tipo de violencia, maltrato, explotación sexual; uso de
sustancias estupefacientes o psicotrópicos, consumo de bebidas alcohólicas y sustancias
nocivas para su desarrollo y salud; a la influencia negativa a través de programas o
mensajes de medios de comunicación de cualquier tipo, que promuevan la violencia,
discriminación racial o de género., para lo cual el estado limitará y sancionará el
incumplimiento de estos derechos.

EL ESTADO ECUATORIANO

EL ESTADO ECUATORIANO DEBERÁ ADOPTAR LAS MEDIDAS QUE SEAN


NECESARIAS PARA:

- La atención prioritaria a las niñas/os menores de seis años, garantizando su nutrición,


salud educación y cuidado.

- Protección contra la explotación laboral, prohibiéndose el trabajo a menores de quince


años, promoviendo la erradicación del trabajo infantil, en los y las adolescentes el trabajo
será de forma excepcional, siempre que éste, no comprometa su educación ni ponga en
riesgo su integridad física, síquica, emocional.