Está en la página 1de 8
ERCOLI. LA REVOLUCION COLO- NIAL Y LA CUESTION CHINA () AJA situacién en el interior de China, no es simple. La China Gjha tenido su unidad politica desde hace cuarenta afios, ¥ festa unidad politica ha sido hecha bajo la base de la exis- GS) tencia de un régimen de tipo feudal. Este régimen ha sido EeS} segregado par una revolucién, pero ha sido imposible pat fuerzas que habian hecho la revolucién, crear una nueva unidad politi- ca en la China. Agu{ el régimen feudal existe aun. En la parte norte de la China, este régimen prevalece todavia. De la ruptura de la vie- ja unidad politica de la China, han surgido diversos centros de poder, cada uno alrededor de un jefe militar, que desde el punto de vista 20- cial era el mismo un feudal y pretendia organizar una parte de la so- ciedad china bajo su dependencia, sobre la base de una opresién poli- tica de las masas trabajadoras y de una usurpacién econémica y una ex- plotacién mayor de los campesinos. Este sistema se restafiaba 0 procu- ba restafiarse, con el sistema de explotacién politico-econémico cons- titufdo por los imperialistas. Esto es, tras los feudales, los jefes mili- tares y los representantes de las diversas potencias capitalistas se ha creado un sistema de alianza, de sostenimiento, de apoyo mutuo, por medio del cual cada uno de los jefes militares es un instrumento en ma- nos de una de las potencias imperialistas. Dénde estriba la posibilidad de existencia de un sistema politico similar? ¢Por qué esta falta de unidad politica de la China? Porque Ia burguesia China es ella misma politica y econémicamente muy débil. En China no existe industria nacional. La industria que existe en China es una industria transplantada de los paises capitalistas: Japén, Estados Unicos, para disfrutar de las condiciones econémicas particulares de un pais en el cual se puede obtener la fuerza de trabajo de un obrero por ‘un bajo salario de centavos al dia. Careciendo de una industria nacio- nal, carecia, pues, de una fuerza burguesa nacional, y los pocos centros de la burguesfa nacional, son asi mismo deébiles, dispersos, desligados el uno del otro. Frente a este sistema politico, existe una gran masa de campesinos y una masa de trabajadores; y al lado de esta una ma- sa de artesanos, de pequefios comerciantes, de gente que ejerce una pro- fesién_manual. Dada esta disposicién de fuerzas, ¢cudles eran las perspectivas que se podian obtener para el desarrollo del movimiento revolucionario en China? ¢Cuales eran y cuales son las fuerzas revolucionarias en Chi- na? No hay duda que la burguesia: nacional china en cierto momento era una fuerza revolucionaria, porque tenia interés en romper el rol capitalistico, para desarrollarse; asi también eran una fuerza revo io- naria los pequefios burgueses, los intelectuales, los estudiantes, los a tesanos y los campesinos. La gran masa de los campesinos, de to- das estas diversas categorias, era aquella que sufria més, primero por la existencia de un tipo feudal, luego por la existencia de la explotacién imperialista que obliga a los campesinos a vender sus propios productos ‘al precio que establezcan los capitalistas extranjeros; y después porque (1) Informe sobre la Situacién Internacional, en la segunda conferencia de los GC Italianos 18 Amauta una gran masa de campesinos esta privada en absoluto, de tierras. Por To que se refiere a’ los trabajadores, las condiciones son las mas misera bles que se pueda imaginar, pero por eso mismo, ellos constituyeri una masa en la cual el espfritu revolucionario, la voluntad de lucha y el he- rofsmo son superiores a aquellas de las masas obreras més capacita- das. En fin, no debemos olvidar que cuando se ha iniciado el desarro- Mo de la revolucién china después de la guerra, al lado de la China es- taba la Unién Soviética, esto es un Estado en el cual el proletariado ha conquistado y tiene el poder y puede asi ejercer una influencia en el campo internacional con medios diversos, de aquellos que pueden ser empleados por la clase obrera de Italia, de Francia, de Inglaterr De eeta disposicién de fuerzas, dada la falta de unidad politica de China, dada la debilidad de la burguesia nacional, dada la existencia de una gran maza obrexa y campesina y dada la existencia en los confi- has fia In Chios de un ested Otrera. y, cados los conflicios cus. exiean entre los diversos paises imperialistas que tratan de subyugar a La Chi- na, era posible sin el inicio del movimiento revolucionario chino preveer que la revolucién china se desarrollase cobre el estadio de una revolu- cién socialista. Lo que quiere decir que nosotros, ¢tenemos esta perspectiva? Pa- ra explicarlo tomaremos el ejemplo de la revolucién turca. Turguia era un pais semi-colonial, sujeto a los gobiernos imperialistas francés & inglés. La burguesfa nacional se puso al frente de un movimiento re- volucionario de cardcter popula ; ha Hevado este movimiento a romper el juego imperialista; pero lo ha hecho desembocar en la constitucién de un Estado burgués-nacionalista, Este advenimiento se obtuvo por- que la burguesia logré el apoyo que buscaba sobre las otras fuerzas en Tas cuales ella, se basaba para hacer la revolucién, esto es: sobre los campesinos, sobre ios obreros escasos en niimero en Turquia y débi- les como organizacién. En la China, en cambio, dadas las condiciones que existfan, la perspectiva que nosotros podriamos lograr era esta: que la burguesia, atin formando parte por un determinado periodo de tiem- po del frente nacional revolucionario, en un momento dado seria despla- zada en la direccién de este frente y de la revolucién, por la clase obre- ra, y que la clase obrera, aliandose con los campesinos y con la peque- fia burguesfa, tomase la direccién de esa revolucién encausindola no sélo tras la construccién de un Estado Chino independiente, pero en Ia construccién de un Estado no capitalista. La otra perspectiva que nosotros podriamos lograr era al revés, que la burguesia nacional china recogiese el movimiento, lo dominase sobre los obreros, y se sirviese de él por un cierto periodo de tiempo y después lo abandonase para po- nerse de acuerdo con los imperialistas y hacer de la China un Estado nacional burgués. La perspectiva por la cual nosotros trabajébamot era la primera, y por lograr q' ella se realizara nosotros debiamos seguir una determinada linea politica. Pero esta no podia ser igual en las diversas etapas del desarrollo de Ia revolucién, sino debfa cambiar st gin que en estas diversas etapas cambiase la disposicién de las fuerzde de clase. En una de las primoras etapas, inmediatamente después de la gue- na, al frente del movimiento revolucionario se encontraban la burgue- sia industrial y los intelectuales. El movimiento surgia de la ciudad. Los-obreros seguian el movimiento, pero no estaban aiin en condiciones Amauta 19 de imprimirle una direccién determinada. En este momento, écual deberia ser la funcién de la clase obrera, y en general cual debe ser la posicin de la clase obrera en un pais colonial cuando se desarrolla un Movimiento revolucionario dirigido por la burguesia nacional? ‘Sobre este punto habfa surgido una interesante discusién en el se- no de la Internacional Comunista. Recordaremos que esta discusién tuvo una parte muy grande en los debates del Segundo Congreso de la Internacional Comunista. Y lo recordaremos todos porque es sobre este punto que se determind una de las discrepancias entre Serrati y Le- nin, ¢Qué cosa sostenia Lenin y qué cosa ee ha dicho en las tesis apro- badas? Se ha dicho que en los paises coloniales y eemi-colonjales, e to es en los paises de economia atrasada, cuando se desarrolla un mo- vimiento revolucionerio de carécter nacional contra el imperialismo de los paises extranjeros, y la burguesfa tiene en estés movimientos una funeién activa de lucha abierta contra el capitalismo de los pafses ex- tranjeros, la clase obrera debe apoyar este movimiento. La clase obre- ra debe atin entrar en unién y en blogue, con este movimiento, influfr ‘sobre la direccién del mismo. La tesis de Serrati, al revés, sostenia que no era necesario hacer distinciones entre paises coloniales y paises capi- talistas, entre paises de economia atrasada y paises de economia avanza- da; q' todos los movimientos de liberacién nacional deben ser considera- dos como movimientos burgueses y capitalistas y q° el proletariado no debe apoyarlos. Serrati decia precisamente esto: “Cada accién de libera- cién nacional tomada por los grupos burgueses, atin si adopta el método de la insurveccién armada, no es por ello una accién revolucionaria; aqui verdadera liberacién de los pueblos esclavos sera solo con la revolu- cién proletaria por la instauracién del orden soviético, y no puede v: nir con la unién temporaria y casual de los partidos obreros con los a Hamados partidos burgueses revolucionarios”. Y concluia que las te- tis de Lenin eran contradictorias y contrarrevolucionarias. Las dos posiciones que se habian encontrado en el Il. Con- greso de Ia Internacional Comunista, se encontraron después en todos Ios debates que hubo luego, en el seno de la Internacional Comun especialmente.en estos tltimos dos afios a propésito de la téctica a se- guir en la revolucién china. La Internacional Comunista sostiene que ‘en todas las etapas en que la burguesia indigena dirija una lucha abier- ta de caracter isurreccional contra la burguesia de los paises capitalis- tas y contra sus aliados interiores, durante toda esta etapa la clase obre- ra debia apoyar el movimiento nacional revolucionario entrando ain ‘en bloque con la burguesia nacional y con las otras fuerzas existentes ‘al frente de la revolucién. Por esto fué dado al partido Comunista Chi- no, la directiva de entrar en el Kuo-Min-Tang. En el Partido Kuo- Min-Tang existian clementos burgueses en lucha contra los capitalis- tas extranjeros, elementos pequefios burgueses, artesanos, campesinos, la organizacién del frente dnico nacional para la lucha contra el imperi qEra esta organizacién una organizacién revolucionaria? A esta cuestién debemos responder y responderemos que ella lo era; tanto es cierto que luchaba con las armas contra la burguesia de los paises ex- tranjeros, tanto era verdad que llamaba a las masas a la revuelta con- tra los imperialistas, tanto es verdad que lanzaba la palabra de orden de huelga general, a los obreros de las fabrics de Cantén y de Shangai: tanto es verdad que sosten‘a los movimientos de huelga que se desarro-