Está en la página 1de 2

ESTRUCTURACIÓN DE UN TFM

La realización de un Trabajo Fin de Máster debe atender a unos requisitos ya


prefijados por el propio centro que imparte los estudios. Por otra parte, el alumno debe
atender a un trabajo metódico y ordenado que le permita realizar el trabajo de la forma
más académica posible.
A continuación, se abordarán los pasos (antes y durante la realización de la
investigación) necesarios para la correcta realización del mismo.

- ¿Qué es un TFM?
Un TFM consiste en investigar, preguntarse y cuestionarse. Buscar respuestas a
preguntas que nos surgen y temas de nuestro interés a través de una investigación
sistemática.
El objetivo del mismo sería obtener nuevas informaciones o ampliar las ya
existentes sobre un tema en cuestión. Nuestra investigación debería estar sujeta a la
estructura del método científico:
- Observación: Identificar realidades
- Pregunta: Preguntas concretas que se generan a través de la observación
de un hecho en cuestión.
- Hipótesis: Dar una respuesta lógica a las preguntas, someterlas a una
comprobación. La hipótesis puede ser falsa o verdadera sin esto influir en
la validez de nuestra investigación.
- Experimentación: Probar para verificar nuestra hipótesis (si procede).
- Conclusión: Una vez realizado el trabajo, ver dónde nos ha conducido
nuestra línea de investigación. La misma puede conducirnos a establecer una teoría.

- Pasos Iniciales
- Elegir un tema: Este tema debería estar movido por la curiosidad y la
motivación aplicando las diferentes vertientes metodológicas.
- Información: Recopilar si existe suficiente información acerca de
nuestro tema en cuestión y acotarlo. No podemos dar respuestas a
campos muy amplios ya que nos perderíamos en el contenido.
- Planificación y organización: Importancia de saber adecuarnos al
tiempo que tenemos y poseer capacidad de estructurar nuestro trabajo
diario de campo.

– Estructura del TFM


- Título: Debe ser claro y que cualquier persona pueda saber que es lo
que vamos a desarrollar solamente leyendo el título.
- Cubierta
- Índice: correctamente paginado
- Introducción: Debe responder a una justificación o razones por las
cuales he elegido un tema, la originalidad del mismo y el tipo de estudio
que se realizará.
Debe aparecer igualmente el estado de la cuestión con la
correspondiente revisión de trabajos o investigaciones ya realizadas sobre
nuestro tema de estudio. Por último los objetivos del trabajo que deben
atender a las hipótesis planteadas.
- Cuerpo.
- Conclusiones: En qué medida hemos logrados los objetivos planteados
y posibles vías de desarrollo.
- Bibliografía.
- Anexos.

- Aspectos a tener en cuenta

En primer lugar la información que recopilemos debe proceder de fuentes fiables


y realizar un análisis bibliográfico.
Por supuesto, toda la información o idea que extraigamos de otro autor hay que
citarla correctamente para evitar concurrir en plagio. La norma de citación que usemos
(APA, Chicago, ISO, etc.) debe ser aplicada en todo nuestro trabajo estableciendo un
criterio de homogeneidad. Bajo ningún concepto debemos copiar.
Por último tendríamos que respetar las normas de redacción y edición. Un mismo
criterio de letra en el cuerpo del texto, utilizar un lenguaje adecuado a un trabajo
académico y sin faltas ortográficas, índice bien numerado, ceñirnos a la extensión
exigida, claridad en nuestras ideas escritas, etc.