Está en la página 1de 4

Los materiales pueden cambiar de forma sin dejar de ser lo

que son; estos cambios son temporales. Por ejemplo, si


calentáramos el agua que obtuvimos cuando se derritió el
hielo, herviría y obtendríamos vapor. El agua pasaría de un
estado a otro, pero nunca dejaría de ser agua.

Existen cambios que provocan que los materiales dejen de


ser lo que antes eran y otros que permiten a los materiales
regresar a su estado inicial. Estos cambios

son permanentes y temporales. En las transformaciones o


cambios permanentes los materiales no pueden regresar a
su composición original; por ejemplo, después de cocinar
cualquier alimento crudo, quemar papel o madera o que se
consuma una vela, su composición cambia y tienen
características diferentes.

Un cambio temporal ocurre cuando el agua o la mantequilla


al exponerlas a una temperatura alta pasan del estado sólido
al estado líquido mientras que ante una temperatura más fría
regresan al estado sólido.

Características

Cambios permanentes. Mayormente se distingue que los


cambios de este tipo son producidos por alteraciones
químicas (cocción, descomposición, alteración u oxidación).
Cambios temporales. Por otra parte las transformaciones
temporales son características de aquellas en las que
interviene la naturaleza (cambian los estados y se realizan
la formación de mezclas) aunque estas también pueden
producir cambios permanentes.

En pocas palabras se dice que un cambio es permanente


cuando altera por completo su condición inicial sin poder,
luego de la transformación, volver a ser aquello que era. Se
denominan como cambios temporales a aquellos cambios
que son alterados pero luego recuperan su condición inicial.
Pídele a tu profesor que queme el pedazo de papel.
¿El papel se convirtió en otro material?
¿Qué se obtuvo una vez que el papel se consumió?
¿Puede volver a ser papel el material obtenido después de que
se quemó?

Ejemplos de cambios permanentes


1. Quemar madera (por ejemplo un bosque)
2. Amputarse una parte del cuerpo
3. Quemar una hoja de papel
4. Cocinar palomitas de maíz u otro alimento
5. Alimentos en estado descomposición a través de la detección del olor, el
gusto y la apariencia
6. Oxidación de objetos de metal cuando toman contacto con el agua
7. Cuando una oruga se convierte en mariposa
8. La cocción de la carne
9. Quemar un cerillo
10. Comer alimentos
11. Prender o quemar carbón
12. El envejecimiento de las células (un anciano no podrá volver a ser un niño)
13. Romper un vidrio
14. Cortar una tela
15. Quemar un artefacto

Ejemplos de cambios temporales


1. Congelar agua para que se transforme en hielo
2. Cortarse el cabello
3. Fracturarse un hueso
4. Derretir mantequilla al fuego
5. Las estaciones del año
6. El día y la noche
7. Arrugar una hoja de papel
8. Cuando se consume una vela
9. Derretir chocolate
10. Calentar agua
11. Cortarse las uñas
12. Podar una planta
13. Mojar una hoja de papel
14. Evaporar agua (hervir)