Está en la página 1de 3

Qué son los Reyes magos:

Los reyes magos son Melchor, Gaspar y Baltasar. Los reyes magos eran reyes de
territorios orientales que llevaron como regalo oro, incienso y mirra para el futuro rey
de reyes: el Niño Jesús.
Según el Nuevo Testamento de la Biblia, los tres reyes magos eran personas sabias que
siguieron la estela de la estrella de Belén pues sabían que esta les indicaría el lugar de
nacimiento del niño Jesús, Hijo de Dios.

A estos reyes se les denomina “magos” no en el sentido de brujos. La palabra “mago”,


en este contexto, tiene su origen en el griego magoi, que se refería a las personas de
clases educadas, o sea, sabios.

Los tres reyes magos emprendieron el viaje cargando el regalo que ofrecerían al nuevo
rey. El rey mago Melchor, que se caracterizaba por su sabiduría, llevó un cofre de oro.
El rey Gaspar, llamado 'el generoso y bondadoso', preparó de regalo inciensos
especiales, y el rey Baltasar decidió ofrendar al nuevo rey con mirra, usada para
fabricar perfumes, medicina y papiros.

El día de los reyes magos se celebra en algunos países como, por ejemplo, España,
el 6 de enero, día en que los niños que se han portado bien reciben los presentes de los
reyes.
Los reyes magos forman parte de las representaciones de Belén o el pesebre porque
son personajes que estuvieron presentes en el nacimiento de Jesús.
La llegada de los reyes magos al lugar de nacimiento de Jesucristo es considerado una
epifanía del señor, o sea, una manifestación divina pues dio a conocer el nacimiento del
hijo de Dios

Qué es Epifanía del Señor:


La Epifanía del Señores una celebración cristiana. Etimológicamente, la palabra
"epifanía" significa "manifestación" y referida al Señor corresponde a los momentos
en que Jesús se manifiesta o se revela al mundo. Habitualmente se identifica con el
Día de Reyes, sin embargo, en la tradición cristiana existen al menos tres momentos en
los que Jesús se manifiesta.
Epifanía a los Magos de Oriente
Se celebra el Día de Reyes o Día de los Reyes Magos y se trata de la Epifanía más
conocida. Tiene lugar el día 6 de enero y forma parte de las celebraciones litúrgicas de
la Navidad. Las celebraciones asociadas a este acontecimiento varían en función de
cada país. En algunos lugares de tradición católica es habitual ofrecer regalos y
preparar dulces especiales.
Originariamente, en antiguas culturas orientales se celebraba en esta fecha el aumento
de la luz solar tras el solsticio de inverno, como acontemiento asociado a la llegada de
la luz y al fin de las tinieblas. La Epifanía a los Magos de Oriente se hizo coincidir con
las celebraciones consideradas paganas y que adoraban al sol.
En la doctrina católica, el niño Jesús se revela ante los Magos, representantes de otras
civilizaciones y del mundo pagano, que lo identifican como el Mesías. La llegada de un
Salvador había sido anunciada en varios textos del Antiguo Testamento por lo que este
momento es de gran importancia.

El encuentro con Jesús aparece relatado en el Evangelio según San Mateo: “Al ver la
estrella, los sabios se llenaron de alegría. Luego entraron en la casa y vieron al niño con
María, su madre. Y arrodillándose, lo adoraron. Abrieron sus cofres y le ofrecieron oro,
incienso y mirra." (Mt 2:10-11)

El Santo Evangelio según San Mateo


Capítulo 2
Los magos son guiados hacia Jesús por una estrella — José lleva al niño a Egipto — Herodes
manda matar a los niños de Belén — Jesús es llevado a Nazaret.

1 Y cuando Jesús nació en Belén de Judea en los días del rey Herodes, he aquí, unos
magos vinieron del oriente a Jerusalén,
2 diciendo: ¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Porque su estrella hemos
visto en el oriente y venimos a adorarle.
3 Y al oír esto, el rey Herodes se turbó, y toda Jerusalén con él.
4 Y, habiendo convocado a todos los principales sacerdotes y a los escribas del
pueblo, les preguntó dónde había de nacer el Cristo.
5 Y ellos le dijeron: En Belén de Judea, porque así está escrito por el profeta:
6Y tú, Belén, de tierra de Judá,no eres la más pequeña entre los príncipes de Judá;porque de ti saldrá
un guiador,que apacentará a mi pueblo Israel.
7 Entonces Herodes, llamando en secreto a los magos, indagó de ellos diligentemente el
tiempo en que había aparecido la estrella;
8 y enviándolos a Belén, dijo: Id allá, y preguntad con diligencia acerca del niño y,
cuando le halléis, hacédmelo saber, para que yo también vaya y le adore.
9 Y ellos, habiendo oído al rey, se fueron; y he aquí la estrella que habían visto en el
oriente iba delante de ellos, hasta que, llegando, se detuvo sobre donde estaba el niño.
10 Y cuando vieron la estrella, se regocijaron con gran gozo.
11 Y cuando entraron en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, le
adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, e incienso y mirra.
12 Pero avisados por revelación, en sueños, que no volviesen a Herodes, regresaron a su
tierra por otro camino.
13 Y cuando hubieron partido, he aquí un ángel del Señor se le apareció en sueños a
José, diciendo: Levántate, y toma al niño y a su madre, y huye a Egipto, y quédate allá
hasta que yo te lo diga, porque acontecerá que Herodes buscará al niño para matarlo.
14 Y él, despertando, tomó de noche al niño y a su madre, y se fue a Egipto;
15 y estuvo allá hasta la muerte de Herodes, para que se cumpliese lo que el Señor
declaró por medio del profeta, cuando dijo: De Egipto llamé a mi Hijo.
16 Herodes entonces, cuando se vio burlado por los magos, se enojó mucho, y mandó
matar a todos los niños menores de dos años que había en Belén y en todos sus
alrededores, conforme al tiempo que había averiguado de los magos.
17 Entonces se cumplió lo dicho por medio del profeta Jeremías, cuando dijo:

Conclusión

En su mensaje en italiano durante la primera Audiencia General de 2019 esta


mañana en el Vaticano, el Papa Francisco invitó a los fieles a elevar “nuestra
mirada al cielo” como hicieron los Reyes Magos.

El Santo Padre recordó que este domingo 6 de enero “celebraremos la


solemnidad de la Epifanía del Señor”.

“Como los Magos, también elevamos nuestra mirada al cielo”, dijo, y aseguró
que “solo así podremos ver la estrella que nos invita a recorrer los caminos
del bien”.

“¡Buen año a todos!”, concluyó.

El 6 de enero de cada año la Iglesia tradicionalmente celebra la Epifanía del


Señor. Ese día, en el Evangelio se nos presenta el pasaje de los tres Magos de
oriente que llegaron, guiados por una estrella, a adorar al Rey de los Judíos,
al que encontraron no en un palacio sino en un humilde pesebre.

También podría gustarte