Está en la página 1de 3

Calaveras led

Como vimos en el artículo de Electrónica Básica, en el que hablamos de LEDs, estos diodos
electroluminiscentes están construidos con una amplia variedad de materiales los que, en
definitiva, determinan el color de la luz emitida. Además, se encargan de establecer los valores de
tensión de juntura a vencer para que un LED emita su luminosidad a pleno brillo y, por lógica, son
los que rigen la corriente de trabajo de un LED. Por lo tanto, debemos comprender que, del mismo
modo en que NO todos los LEDs poseen la misma tensión de trabajo, NO todos emplean la misma
corriente para alcanzar un funcionamiento pleno. En los comienzos de esta tecnología, un LED
trabajaba a máximo brillo con una corriente de 25mA, sin embargo en la actualidad, algunos LEDs
de alta eficiencia funcionan a pleno con una corriente mucho menor. Es decir, quizás con 10mA, ya
emitan el 90% de su luminosidad. Por lo tanto, el modo que utilizarás para determinar la corriente
de LED, óptima y segura será mediante una fuente a la que puedas variar la tensión de salida, con
la siguiente conexión:

Variando la tensión entre 10 y 15volts estarás simulando la actividad eléctrica “real” a la que
puede estar sometido un LED dentro de la instalación eléctrica de un automóvil. La corriente,
como indica el gráfico, deberá ser mínima para un brillo intenso a una tensión de 15Volts. Luego,
al bajar la tensión a 10Volts, el brillo no deberá ser menor al 75% del máximo que pueda alcanzar
el LED. Ahora viene la respuesta a una duda que todos tenemos en estos casos: ¿Cuánta corriente
soporta el LED que estamos utilizando? ¿Cómo sabemos cuando estamos al 90% o al 75% del brillo
máximo? Pues mirando y admirando como se queman los LEDs es una de las maneras. En nuestro
caso, la experiencia fue la siguiente: Ajustamos la fuente de alimentación a 12Volts de salida y
colocamos una resistencia de 1K (mil Ohms)(marrón – negro – rojo) en serie con un diodo LED
amarillo (usado en las flechas) y observamos que a los 10Volts la corriente en el amperímetro
indicaba poco más de 9mA mientras la luminosidad era intensa y muy buena. Luego de esto,
elevamos la tensión de la fuente de alimentación a 15Volts y la corriente no llegó a los 15mA con
un brillo intenso (hacía mal mirar el LED durante mucho tiempo).

En un paso siguiente, subimos la tensión a 18Volts y observamos un fenómeno que debes


interpretar para lograr éxito en tus trabajos con LEDs: Entre 14Volts y 18Volts el brillo emitido no
variaba y si lo hacía, no se podía apreciar a simple vista. La corriente de LED variaba y se elevaba a
más de 18mA pero el brillo no. Este ensayo nos demostró que no debemos exigir a un LED a que
trabaje con altas corrientes cuando, con muy poco, logramos el mejor desempeño. Como te
mencionamos antes, la resistencia seleccionada para los LEDs amarillos fue de 1K. Para los LEDs de
color Rojo, la situación cambió y el valor adecuado, siguiendo el mismo procedimiento de alcanzar
el mejor brillo con la menor corriente

, nos dejó la necesidad de utilizar resistencias de 470 Ohms (amarillo – violeta – marrón). En
ambos casos, la potencia de disipación de las resistencias fue de ¼ de vatio y utilizamos placas
universales para el armado del circuito completo. Luego de formar un dibujo de nuestro agrado y
de ensayar durante algunas horas el funcionamiento de los LEDs de 5 milímetros utilizados,
pasamos a la parte de construcción del pequeño gabinete para alojar el indicador luminoso.

En el lado del PCB en que se montan los LEDs pintamos de color negro la placa (previo a colocar los
LEDs) para que combine el color con la pintura del gabinete construido. Gracias a los nuevos
materiales que ofrece el mundo de la carpintería y con algo de paciencia logramos un gabinete
adecuado, con un vidrio oscuro al frente para presentar un aspecto agradable a la vista. Previo al
armado, realizamos algunas ranuras en las maderas para que la placa contenedora de los LEDs y el
vidrio puedan entrar con comodidad y con la previsión de dejar espacio para las resistencias
limitadoras de corriente. Un par de imágenes desde arriba pueden ayudarte a visualizar el trabajo
que en definitiva tú realizarás según tu gusto y necesidad. Al menos con las imágenes, ya tienes un
modelo para ver.

El cartel sin la base mostrando las guías para el PCB y el vidrio frontal

Listo para colocar la base de apoyo

Armado completo, listo para

La base de la construcción se retira fácilmente con cuatro tornillos y permite un fácil acceso a
retirar la placa para reparaciones o agregados futuros (en esta versión no incluimos LEDs blancos
para indicar la marcha atrás). Estamos seguros que con el análisis realizado el funcionamiento está
garantizado por mucho tiempo (no es el primer letrero que construimos) y esperamos que tengas
en claro el concepto fundamental a la hora de diseñar cartelería con LEDs. No vayas siempre tras
el máximo brillo de un LED, busca siempre la corriente segura de trabajo y con eso lograrás que tu
trabajo perdure en el tiempo, sea confiable y sin fallas prematuras. Si aún te quedan dudas sobre
cómo trabajar con LEDs, te esperamos en el Foro de Electrónica de NeoTeo para intercambiar
experiencias y opiniones.