Está en la página 1de 276

UNIVERSIDAD DE EL SALVADOR

FACULTAD DE INGENIERIA Y ARQUITECTURA

ESCUELA DE INGENIERIA CIVIL

“EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS DEL ESPECTRO

DE DISEÑO SISMICO DE LA NTDS-94 A PARTIR DE ESPECTROS DE

RESPUESTA GENERADOS CON DATOS REGISTRADOS EN EL SALVADOR

DURANTE LOS SISMOS DE 1982, 1986 Y 2001”.

PRESENTADO POR:

CAMILO AUGUSTO CHOTO NOVA

PARA OPTAR AL TITULO DE:

INGENIERO CIVIL

CIUDAD UNIVERSITARIA, NOVIEMBRE DE 2008


UNIVERSIDAD DE EL SALVADOR

RECTOR :

MSc. RUFINO ANTONIO QUEZADA SÁNCHEZ

SECRETARIO GENERAL :

LIC. DOUGLAS VLADIMIR ALFARO SÁNCHEZ

FACULTAD DE INGENIERIA Y ARQUITECTURA

DECANO :

ING. MARIO ROBERTO NIETO LOVO

SECRETARIO :

ING. OSCAR EDUARDO MARROQUÍN HERNÁNDEZ

ESCUELA DE INGENIERIA CIVIL

DIRECTOR :

MSc-ING. FREDY FABRICIO ORELLANA CALDERÓN


UNIVERSIDAD DE EL SALVADOR
FACULTAD DE INGENIERIA Y ARQUITECTURA
ESCUELA DE INGENIERIA CIVIL

Trabajo de Graduación previo a la opción al Grado de:

INGENIERO CIVIL

Título :

“EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS DEL ESPECTRO DE

DISEÑO SISMICO DE LA NTDS-94 A PARTIR DE ESPECTROS DE RESPUESTA

GENERADOS CON DATOS REGISTRADOS EN EL SALVADOR DURANTE LOS

SISMOS DE 1982, 1986 Y 2001”

Presentado por :

CAMILO AUGUSTO CHOTO NOVA

Trabajo de Graduación aprobado por:

Docentes Directores :

ING. ADRY VIVINA FLORES

DIPL-ING; ING. MANUEL DE JESUS GUTIERREZ

San Salvador, Agosto de 2008


Trabajo de Graduación aprobado por:

Docentes Directores:

ING. ADRY VIVINA FLORES ALVARADO

DIPL-ING; ING. MANUEL DE JESUS GUTIERREZ


AGRADECIMIENTOS:

A Dios: Gracias por haberme dado la sabiduría, paciencia, salud e inteligencia,

haberme permitido salir abante y cumplir las metas que a través del tiempo y

sacrificios me has permitido alcanzar.

A mis Docentes Directores: Gracias por compartir su tiempo, conocimientos y

ayuda para poder finalizar este Trabajo de Graduación.

Al Personal Docente de la Escuela de Ingeniería Civil: Gracias por compartir,

enseñar y cultivar con paciencia la semilla de los futuros profesionales del país.

A las personas que en particular me dedicaron su tiempo y conocimientos

profesionales sin pedir ni esperar nada a cambio: Ing. Edgar Armando Peña

Figueroa, Ing. Douglas A. Hernández, Ing. Luís Rodolfo Nosiglia Durán, Ing.

Ranulfo Cárcamo y Cárcamo, Ing. Mauricio Valencia e Ing. Salvador Vasquez-

O’connor (QDDG).

HACIA LA LIBERTAD POR LA CULTURA.


DEDICATORIAS.

A mi Madre: María Concepción Nova. Gracias por haberme ayudado durante todo

el recorrido de mi carrera, por tu apoyo, por tu comprensión y sobretodo por tu

amor incondicional, te dedico de manera especial este triunfo.

¡Gracias infinitas MADRE!

A mis seres queridos que aunque ya no están aquí, siempre me han acompañado,

apoyado y dirigido donde quiera que estén (QDDG): mi padre Jorge Cesar

Armando Choto y mis abuelitas María Díaz de Nova y Felipa Mendoza de Choto.

A mis hermanos: César, Claudio y Carol gracias por haber estado conmigo

siempre.

A mi amigo, compañero, colega y hermano Carlos Antonio Acevedo Laínez, por

los años de universidad, de estudios, de amistad, de vivir y compartir.

A mis amigas del alma Marcela Acevedo y Marielos “Yeyos” Vásquez gracias por

todos estos años de su amistad.

Y como olvidar a mis compañeros de la “U” ahora colegas ingenieros: Carlos

Amílcar Dubon, Juan A. Duarte, Jimmy M. Soriano, Alex Orellana, Rolando

Samayoa, Letty Ortiz, Fátima Hernández y Ever Eliseo Hernández.

Por todos los años que compartimos en clases, en parciales, en trabajos, en

reuniones de estudio y por supuesto en “reuniones sociales”.

CAMILO AUGUSTO CHOTO NOVA.


INDICE

CAPITULO I: GENERALIDADES.

1.1. INTRODUCCION. i

1.2. ANTECEDENTES. iii

1.3. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA. iv

1.4. ALCANCES. vi

1.5. OBJETIVOS. vii

1.5.1. Objetivo General. vii

1.5.2. Objetivos Específicos. vii

1.6. JUSTIFICACION. viii

1.7. LIMITACIONES. ix

CAPITULO II: SISMICIDAD DE EL SALVADOR.

2.1 INTRODUCCION. 1

2.2 VIGILANCIA SISMICA EN EL SALVADOR. 4

2.2.1 Estaciones de Registro en el Lugar. 5

2.2.2 Red Nacional de Telemetría Sismica. 7

2.2.3 Red de Movimiento Fuerte. 9

2.2.4 Pozos a Cielo Abierto. 11

2.3 INTENSIDAD SISMICA Y MAGNITUD. 12


2.3.1 Intensidades. 12

2.3.2 Magnitudes. 18

2.4 PELIGROSIDAD SISMICA. 22

2.4.1 Peligrosidad Sísmica en El Salvador. 27

2.5 LEYES DE ATENUACION. 32

2.5.1 Amplificación de Ondas por Efecto de Sitio. 35

2.6. EVENTOS SISMICOS DE INTERES PARA LA EVALUACION DEL


37
ESPECTRO DE DISEÑO DE LA NTDS-94.

2.6.1. Sismo del 17 de junio de 1982. 38

2.6.2. Sismo del 10 de octubre de 1986. 39

2.6.3. Sismo del 13 de enero de 2001. 46

2.6.4. Sismo del 13 de febrero de 2001. 47

CAPITULO III: ANALISIS DEL ESPECTRO DE DISEÑO DE LA NTDS-94.

3.1. INTRODUCCION. 50

3.2. DEMANDA SISMICA. 51

3.3. ESPECTROS DE RESPUESTA. 52

3.3.1 Procedimiento de Cálculo de un Espectro de Respuesta Elástico. 56

3.3.2 Pseudo Espectros. 59

3.4 ESPECTROS DE DISEÑO. 61


3.5 ESPECTROS DE DEMANDA. 62

3.5.1 Procedimiento para calcular el espectro de demanda. 62

3.6 ESPECTRO DE DISEÑO PARA EL SALVADOR. 65

3.6.1 Zonificación Sísmica. 70

3.6.2 Geología Local y Características del Suelo. 71

3.6.3 Categorías de Ocupación. 73

CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS.

4.1. INTRODUCCION. 79

4.2 SISMO DEL 19 DE JUNIO DE 1982. 85

4.2.1 Cálculo de Aceleraciones Pico Efectivas. 85

4.3 SISMO DEL 10 DE OCTUBRE DE 1986. 91

4.3.1 Calculo de Aceleraciones Pico Efectivas. 92

4.4. SISMO DEL 13 DE ENERO DE 2001. 97

4.4.1 Calculo de Aceleraciones Pico Efectivas. 97

4.5 SISMO DEL 13 DE FEBRERO DE 2001. 107

4.5.1 Calculo de Aceleraciones Pico Efectivas. 107

4.6. ANALISIS DE RESULTADOS. 110

4.6.1 Espectros de Respuesta para Perfil de suelo S1. 111

4.6.2 Espectros de Respuesta para Perfil de suelo S2. 113


4.6.3 Espectros de Respuesta para Perfil de suelo S3. 116

4.6.4 Análisis de los sismos del 13 de enero y 13 de febrero de 2001. 119

4.6.5 Aceleraciones Pico Efectivas para los sismos de 1982, 1986 y


120
2001.

CAPITULO V: CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES.

5.1 CONCLUSIONES. 131

5.2 RECOMENDACIONES. 134

REFERENCIAS 143

INDICE DE FIGURAS

CAPITULO II: SISMICIDAD DE EL SALVADOR.

Figura 2.1. Fuentes generadoras de sismos locales. 11

Figura 2.2. Fuentes generadoras de sismos regionales. 12

Figura 2.3. Mapa de ubicación de estaciones telemétricas. 16

Figura 2.4. Mapa de ubicación de estaciones acelerográficas del SNET. 19

Figura 2.5. Máximas intensidades sísmicas en la escala de Mercalli Modificada. 26

Figura 2.6. Etapas de la evaluación de la peligrosidad sísmica. 33

Figura 2.7. Mapa de peligrosidad sísmica desarrollado por el USGS. 36

Figura 2.8. Mapa de peligrosidad sísmica desarrollado por Stanford University. 37


Figura 2.9. Mapa de peligrosidad sísmica desarrollado por NORSAR- 38

CEPREDENAC.

Figura 2.10. Mapa de peligrosidad sísmica desarrollado por la UNAM. 39

Figura 2.11. Espesores de tierra blanca del Área Metropolitana de San 41

Salvador.

Figura 2.12. Efecto de paso de ondas sísmicas. (Tsige y García, 2006). 44

Figura 2.13. Espectros de respuesta típicos y estructuras que pueden verse 45

dañadas (Benito Y Cabañas, 2000).

Figura 2.14. Mapa de Isosistas del sismo del 19 de junio de 1982. 48

Figura 2.15. Imágenes del colapso del Edificio Rubén Darío y el Monumento al 49

Salvador del Mundo. (Fuente www.elsalvador.com)

Figura 2.16. Mapa de Isosistas del sismo del 10 de octubre de 1986. 46

Figura 2.17. Imágenes del deslizamiento en Las Colinas. (Fuente 53

www.geologosdelmundo.org)

Figura 2.18. Mapa de Isosistas del sismo del 13 de enero de 2001. 55

Figura 2.19. Destrucción de Iglesia San Vicente. (Fuente www.rescate.com). 57

Figura 2.20. Mapa de Isosistas del sismo del 13 de febrero de 2001. 58

CAPITULO III: ANALISIS DEL ESPECTRO DE DISEÑO DE LA NTDS-94

Figura 3.1 Espectro de respuesta elástico. 60


Figura 3.2 Grafico indicativo del método de determinación del espectro de
64
respuesta.

Figura 3.3 Espectro de desplazamientos. 73

Figura 3.4 Espectro de demanda en formato Sae vs. Sde. 74

Figura 3.5 Espectros de Diseño según NTDS para categoría de ocupación 1. 85

Figura 3.6 Espectros de Diseño según NTDS para categoría de ocupación 1I. 85

Figura 3.7 Espectros de Diseño según NTDS para categoría de ocupación III. 85

Figura 3.8 Espectros de Diseño según NTDS para categoría de ocupación 1. 87

Figura 3.9 Espectros de Diseño según NTDS para categoría de ocupación 1I. 88

Figura 3.10 Espectros de Diseño según NTDS para categoría de ocupación III. 88

CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS

Figura 4.1 Imagen del programa Degtra NET 2007. 89

Figura 4.2 Imagen del programa SeismoSignal 3.2.0. 89

Figura 4.3 Área bajo la curva para calcular la EPA. 95

INDICE DE TABLAS

CAPITULO II: SISMICIDAD DE EL SALVADOR

Tabla 2.1 Constantes principales de los sismógrafos tipo Wiechert. 6

Tabla 2.2 Distribución y ubicación de las estaciones telemétricas. 8


Tabla 2.3 Distribución y ubicación de las estaciones acelerográficas. 11

Tabla 2.4 Escala de Mercalli Modificada, según C.F. Richter. 14

Tabla 2.5 Clasificación del daño en edificios de mampostería, según escala Mercalli
15
Modificada.

Tabla 2.6 Clasificación del daño en edificios de concreto reforzado, según escala
16
Mercalli Modificada.

Tabla 2.7 Valores de σ y γ utilizados para las leyes de atenuación. 34

Tabla 2.8 Lista de sismos destructores para el siglo XX en El Salvador. 37

CAPITULO III: ANALISIS DEL ESPECTRO DE DISEÑO DE LA NTDS-94

Tabla 3.1 Valores de amortiguamiento ς recomendados por Newmark y Hall. 58

Tabla 3.2 Aceleración pico equivalente, aceleración corregida por duración y


68
ordenadas máximas del espectro de diseño.

Tabla 3.3 Factor A de zonificación sísmica. 71

Tabla 3.4 Coeficientes de Sitio Co y To. 72

Tabla 3.5 Factores de Importancia. 74

Tabla 3.6 Categorías de Ocupación. 74

CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS

Tabla 4.1 Características Geológicas de las Estaciones Acelerográficas. 82

Tabla 4.2 Comparación Clasificación de Suelos entre NEHRP-03 y NTDS-94. 83


Tabla 4.3 Calculo de la Aceleración Pico Efectiva (en cm/s2). 87

Tabla 4.4 Comparación de resultados sismo del 19 de junio de 1982. 89

Tabla 4.5 Comparación de resultados sismo del 10 de octubre de 1986. 94

Tabla 4.6 Comparación de resultados sismo del 13 de enero de 2001. 100

Tabla 4.7 Comparación de resultados sismo del 13 de febero de 2001. 108

Tabla 4.8 Aceleraciones Pico Efectivas para los sismos del 13 de enero y 13
119
de febrero de 2001.

Tabla 4.9 Aceleraciones Pico Efectivas Promedio y Promedio más desviación

estándar. 120
CAPITULO 1

GENERALIDADES
CAPITULO 1: GENERALIDADES

1.1 INTRODUCCION.

Los objetivos de los códigos de diseño sismorresistente son el de evitar

colapsos durante sismos de gran intensidad que se presentan durante la vida útil

de estas estructuras y que a la vez no presenten daños de consideración

durante sismos moderados, además de disminuir los daños a niveles

[12]
económicamente admisibles .

Los registros sísmicos son una herramienta de gran utilidad para los ingenieros

estructuristas para diseñar construcciones sismorresistentes debido a que

pueden estimar el valor máximo de la respuesta (usualmente en términos de

aceleración) sin necesidad de evaluar la historia temporal completa.

La espectros de diseño son de gran importancia en un código de diseño

sismorresistente, debido a que estos consideran el efecto de varios

terremotos, es decir, que presentan una envolvente de los espectros de

respuesta de los terremotos típicos de la zona, considerando factores que

contemplan tanto las aceleraciones máximas, como otras características propias

del país como lo son zonas sísmicas, geología local y características del suelo,

categorías de ocupación, configuración estructural y sistemas estructurales;

definiendo así a partir de todas estas características la Demanda Sísmica que se

prevé una estructura estará soportando.

Se han desarrollado varias metodologías, basadas en procedimientos

estadísticos, para obtener los espectros de diseño. El procedimiento más usual

i
CAPITULO 1: GENERALIDADES

es considerar el valor promedio más la desviación estándar de los espectros de

respuesta de varios terremotos representativos. Si los valores de los espectros

de respuesta son similares, la desviación estándar es baja y la curva espectral

se asemeja al promedio. Por el contrario, si los valores representan diferencias

significativas, la desviación estándar es alta y la curva espectral se acerca al

valor máximo, o incluso puede superarlo. De modo que este procedimiento tiene

en cuenta la menor o mayor dispersión de los datos y conduce a resultados

[6]
confiables .

En El Salvador, existe un espectro de diseño sísmico que se desarrolló a partir

de un estudio de Peligrosidad Sísmica llevado a cabo por la Universidad

Autónoma de México (Singh y otros, 1993). Este espectro de diseño se

encuentra documentado en la Norma Técnica para Diseño por Sismo actual del

país, publicada por el Ministerio de Obras Publicas, en el año de 1994.

Anteriormente a esta Norma, se han publicado dos más, siendo elaborada la

primera en el año de 1966 como respuesta del sismo ocurrido en San Salvador

el 3 de mayo de 1965, que fue básicamente una adaptación del reglamento de

Acapulco. Después del terremoto del 10 de octubre de 1986 registrado

nuevamente en San Salvador, la Asociación Salvadoreña de Ingenieros y

Arquitectos (ASIA) elaboró el código de 1989, conocido como Reglamento de

[23]
Emergencia del Diseño Sísmico de El Salvador (REDSES) .

ii
CAPITULO 1: GENERALIDADES

A diferencia de las dos primeras normativas, la de 1994 incluye un estudio de

las condiciones del subsuelo y no solamente la determinación de las cargas

sísmicas a partir de la zona, el tipo de estructura y su uso. El diseño original de

este estudio comprendía una microzonificacion de San Salvador, pero esto no

fue llevado a cabo.

En este Trabajo de Graduación se llevará a cabo una evaluación del espectro de

diseño elástico que se encuentra en la Norma Técnica para Diseño por Sismo

(NTDS-94); dicha evaluación se hará a partir de una comparación de tales

espectros de diseño elásticos con los espectros de respuesta elásticos de

aceleración absoluta generados a partir de datos recolectados por la Red

Nacional de Movimiento Fuerte para las estaciones acelerográficas que hayan

registrado los sismos del 19 de junio de 1982, 10 de octubre de 1986, 13

de enero y 13 de febrero de 2001.

1.2 ANTECEDENTES.

El Salvador se encuentra en una región de intensa actividad sísmica, generada

por el proceso de subducción de la placa de Cocos bajo la placa del Caribe y

por el activamiento de las fallas volcánicas y geológicas, tanto locales como de

los países vecinos Guatemala y Honduras. Lo anterior requiere que se lleve a

cabo una constante vigilancia de tal fenómeno, con el propósito de interpretar el

iii
CAPITULO 1: GENERALIDADES

mecanismo de generación de dicha actividad sísmica y poder mitigar así los

efectos por ella causados.

El Salvador ha sido afectado por numerosos terremotos, la mayor parte de los

sismos reportados han tenido su epicentro en San Salvador, siendo así, la

ciudad del continente americano que más veces ha sido destruida por eventos

sísmicos. Su primera ruina sísmica ocurrió el 23 de mayo de 1575. Tan elevada

ha sido la frecuencia de los sismos que han afectado a San Salvador, que en los

últimos tres siglos la ciudad ha sido gravemente dañada por lo menos 14 veces.

De esos eventos, 9 se han debido a sismos locales de la cadena volcánica

sobre la que se ubica la ciudad, y cinco han sido ocasionados por sismos en la

[5]
fosa de subducción del Océano Pacifico .

1.3 PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA.

Tradicionalmente la fuerza destructiva de los terremotos está relacionada con la

aceleración máxima del terreno, en muchas ocasiones han sido observados daños

poco relevantes en estructuras sometidas a movimientos sísmicos con una

aceleración máxima muy alta. Por este motivo, en los últimos años se han tomado

otras características de los sismos como lo son: contenido de frecuencias,

duración, número de choques en un intervalo de tiempo dado, secuencia en que

se producen dichos choques, etc., que tienen una influencia más importante en la

degradación estructural.

iv
CAPITULO 1: GENERALIDADES

Actualmente se han desarrollado metodologías de diseño y análisis sísmico de

estructuras, tales como la del desempeño sísmico, que sugieren tomar en cuenta

los desplazamientos espectrales y no solamente las aceleraciones espectrales,

utilizando así los llamados espectros de demanda y espectros de capacidad los

cuales se generan en formatos A-D (Aceleración-Desplazamiento), el cual

considera en una representación grafica las aceleraciones espectrales

correspondientes a los desplazamientos espectrales, para un período y

amortiguamiento dado. Esta metodología del diseño y análisis por desempeño es

utilizada e incluida dentro de la normativa sismorresistente en países como Japón

y Nueva Zelanda e investigadas en los Estados Unidos y Europa incluyéndolas en

ciertos estudios como la FEMA-273 (Federal Emercency Management

Association), ATC-40 (Applied Technology Council) y Eurocodigo-8.

En El Salvador esta filosofía de diseño y análisis sísmico por desempeño es

prácticamente desconocida y para poder incluirla en nuestras normativas es

necesario hacer una evaluación de los espectros de diseño actuales, dado que

se han presentado eventos sísmicos más fuertes posteriores a la elaboración del

espectro de diseño sísmico de 1994, es necesario evaluar si este actual

espectro de diseño sísmico, satisface los requerimientos necesarios para

diseñar una edificación que sea capaz de soportar eventos sísmicos tales como

los terremotos del 13 de enero y 13 de febrero de 2001.

v
CAPITULO 1: GENERALIDADES

Es por esto que se pretende realizar una evaluación del actual espectro sísmico

de diseño a partir de una comparación con espectros sísmicos de respuesta

generados a partir de datos registrados en el país para los sismos de 1982,

1986 y 2001.

1.4. ALCANCES

En este estudio se realizará una evaluación del espectro sísmico de diseño que

se encuentra en la actual Norma Técnica para Diseño por Sismo (1994), tal

evaluación se efectuará a través de la comparación del espectro de diseño

sísmico con los espectros de respuesta elásticos de aceleración absoluta

generados a partir de acelerogramas corregidos registrados en eventos

sísmicos significativos que se hayan presentado en el país tales como los del 19

de junio de1982, 10 de octubre de 1986, 13 de enero y 13 de febrero de

2001.

Los espectros de respuesta elásticos de aceleración absoluta serán generados

con la ayuda de los programas de computación especializados para el

procesamiento de acelerogramas Degtra NET 2007 y Seismosignal. Los

acelerogramas registrados durante estos eventos han sido proporcionados por

el Servicio Nacional de Estudios Territoriales (SNET) los cuales han sido

registrados en estaciones acelerográficas ubicadas a lo largo del territorio

salvadoreño que forman parte de la Red de Movimiento Fuerte del país.

vi
CAPITULO 1: GENERALIDADES

La evaluación del espectro de diseño sísmico se realizará a través de una

comparación del actual espectro de diseño presentado en la NTDS-94 y los

espectros de respuesta de aceleración absoluta generados para las dos

componentes horizontales y también para la componente vertical para cada una

de las estaciones acelerográficas del país que tengan tales registros.

1.5 OBJETIVOS.

1.5.1 Objetivo General.

Realizar una evaluación del actual espectro de diseño sísmico a partir de

espectros sísmicos de respuesta generados con datos registrados en El

Salvador durante los sismos de 1982, 1986 y 2001.

1.5.2 Objetivos Específicos.

• Describir la Sismicidad de El Salvador y los estudios de peligro sísmico

realizados para establecer el espectro de diseño sísmico actual.

• Generar los espectros elásticos de aceleración absoluta para las tres

componentes ortogonales (Norte-Sur, Este-oeste y vertical) con la ayuda

de los programas Degtra NET 2007 y Seismosignal para cada una de las

estaciones acelerograficas que hayan registrado los sismos de 1982,

1986 y 2001.

• Presentar los acelerogramas y los espectros de respuesta elásticos de

aceleración absoluta generados para cada una de las estaciones

vii
CAPITULO 1: GENERALIDADES

acelerograficas que hayan registrado los sismos de 1982, 1986 y

2001.

• Realizar una comparación del actual espectro de diseño sísmico y los

espectros de respuesta elásticos de aceleración absoluta generados con

datos registrados en cada una de la estaciones acelerograficas durante

los sismos de 1982, 1986 y 2001.

1.6 JUSTIFICACION

La constante presencia de eventos sísmicos en el país pone en riesgo la

seguridad de las edificaciones y principalmente la seguridad de sus ocupantes.

El correcto diseño sísmico de éstas es necesario para evitar pérdidas tanto

económicas como humanas.

Las últimas solicitaciones sísmicas que se han presentado en nuestro país en el

año 2001, obliga a efectuar una evaluación del espectro de diseño que se

presenta en la actual Normativa Técnica para Diseño por Sismo que se está

utilizando, es por esto que se considera necesario realizar una evaluación de la

demanda sísmica expuesta en el país, sobretodo en el Área Metropolitana de

San Salvador, que es donde se concentra la mayoría de construcciones

relevantes y los daños son mayores.

Una evaluación del actual espectro de diseño elástico que se encuentra en la

Norma Técnica para Diseño por Sismo de 1994 a partir de una comparación con

viii
CAPITULO 1: GENERALIDADES

los espectros de respuesta elásticos de aceleración absoluta generados por

eventos trascendentes tales como los de 1982, 1986 y 2001, ayudará a

comprobar si la actual demanda sísmica con la que se diseñan las edificaciones

es la correcta para diseñar edificios capaces de soportar las demandas sísmicas

reales presentadas.

1.7. LIMITACIONES

El análisis de esta investigación tiene la siguiente serie de limitaciones:

• Los espectros de respuesta generados serán a partir de acelerogramas

obtenidos en estaciones de la Red de Movimiento Fuerte del país, los

cuales serán proporcionados por el Servicio Nacional de Estudios

Territoriales (SNET).

• Los espectros de respuesta elásticos de aceleración absoluta serán

generados a partir de los programas de computación especializados en el

procesamiento de acelerogramas Degtra Net 2007 y Seismosignal

3.2.0.

• La evaluación del espectro de diseño sísmico elástico presentado en la

Norma Técnica de Diseño para Sismo (1994) se realizará comparando

únicamente los espectros de respuesta de los sismos del 19 de junio de

1982, 10 de octubre de 1986, 13 de enero y 13 de febrero de

2001.

ix
CAPITULO 1: GENERALIDADES

• Los espectros de respuesta elásticos que se utilizarán para la

comparación serán los de aceleración absoluta para un amortiguamiento

del 5%.

x
CAPITULO II

SISMICIDAD DE EL
SALVADOR
CAPITULO 11: SISMICIDAD DE EL SALVADOR

2.1. INTRODUCCION.

El Salvador se encuentra en una región con alto índice de actividad sísmica. Las

principales fuentes generadoras de sismos en el territorio nacional son:

La cadena volcánica, que forma parte del cinturón de fuego del Pacífico y

corre a lo largo del territorio. Se reconoce como un escalón en el terreno a

unos 10 a 15 km del eje volcánico, desde Ilopango hasta San Miguel. Se asocia

a la fosa central o graben centroamericano, en dirección Este-Oeste.

Un sistema de fallas con dirección predominante Noroeste-Suroeste dentro

del territorio salvadoreño.

El proceso de subducción entre las placas tectónicas del Caribe y Cocos,

cuyo movimiento relativo origina sismos cercanos a las costas salvadoreñas.

Un sistema de fallas en Guatemala, Montagua-Polochic, que definen la

frontera entre la placa de Norteamérica y la placa del Caribe.

Un sistema de fallas con direcciones Norte-Sur, ubicadas en la depresión de

Honduras.

A los sismos generados por las primeras dos fuentes se les denomina locales.

(ver figura 2.1) Estos, generalmente ocurren a profundidades menores de 30

km. entre los sismos locales más destructivos se pueden mencionar: el de

Jucuapa-Chinameca del 6 de mayo de 1951; el de San Salvador del 3 de mayo

de 1965; el de San Salvador del 10 de octubre de 1986 y el de San Vicente

del 13 de febrero de 2001. Los terremotos locales de la cadena volcánica no

1
CAPITULO 11: SISMICIDAD DE EL SALVADOR

alcanzan magnitudes mayores de 6.5, pero son la principal causa de destrucción

de El Salvador debido a su coincidencia con las principales concentraciones

urbanas.

FIGURA 2.1. Fuentes generadoras de sismos locales. (www.snet.gob.sv)

A los sismos generados por las ultimas tres fuentes se les denomina regionales

[17]
(ver figura 2.2.). Estos sismos sido históricamente menos frecuentes . El

último sismo regional de gran intensidad fue el 13 de enero de 2001, ubicado

en el Océano Pacifico. Estos sismos pueden alcanzar magnitudes de 8.0 grados

en la escala de Richter.

2
CAPITULO 11: SISMICIDAD DE EL SALVADOR

En el desarrollo de este capitulo se explicará la Vigilancia Sísmica de El Salvador,

que comprende los estudios sismológicos, instrumental sismológico, estaciones

telemétricas y acelerográficas, etc. que se han desarrollado en el país a través

de la historia. Se definirán también conceptos generales tales como Intensidad

Sísmica y Magnitud, Peligrosidad Sísmica y Leyes de Atenuación los cuales

tienen mucha importancia para la elaboración de los espectros de diseño. Al final

se presenta una reseña histórica y datos generales, así como los daños y

pérdidas que dejaron los eventos sísmicos de interés de 1982, 1986 y 2001.

FIGURA 2.2. Fuentes generadoras de sismos regionales. (tomado de Google Earth)

3
CAPITULO 11: SISMICIDAD DE EL SALVADOR

2.2. VIGILANCIA SISMICA EN EL SALVADOR.

Los estudios sismológicos en El Salvador se iniciaron el 25 de octubre de

1890, al establecerse por decreto la creación del Observatorio Astrológico y

Meteorológico. Un hecho aún más significativo fue la fundación del Observatorio

Sismológico Nacional el 25 de febrero de 1918. Con la llegada del sismólogo

alemán Dr. Rudolf Schulz en 1953, los estudios sismológicos en El Salvador

dieron inicio de manera sistemática no obstante de haber existido

instrumentación sísmica desde 1896. Cabe mencionar que se cuenta con

información sísmica analógica desde 1952.

A continuación se presenta una síntesis cronológica de la evolución del

instrumental sismológico en El Salvador:

1896: Llegaron al país 14 sismógrafos de péndulo tipo Ewing que fueron

instalados en diferentes lugares.

1930: Se adquieren para el Observatorio Nacional dos sismógrafos tipo

Wiechert, uno con las componentes horizontales Norte-Sur y Este-Oeste y

otro con la componente vertical.

1952: Se adquirieron dos sismógrafos Katsushima de fabricación japonesa,

los que funcionaron del 8 de septiembre de ese año hasta el 3 de octubre

de 1955.

1957 y 1961: Comenzaron a funcionar las estaciones de Santiago de María

en el departamento de Usulután y la de Ahuachapán. Estas estaciones fueron

4
CAPITULO 11: SISMICIDAD DE EL SALVADOR

equipadas con sismógrafos mecánicos construidos en El Salvador por el

alemán Rudolf Schulz y el salvadoreño Álvaro Urrutia.

1962: Comenzó a funcionar la estación de La Palma, Chalatenango. Esta

estación, perteneciente a la Red Mundial de Sismógrafos Estándar (World

Wide Standardized Seismographs Network, WWSSN) estaba equipada con

sismógrafos Benioff.

1963: Se adquirieron tres sismógrafos tipo Stuttgart, dos para las

componentes horizontales y una para la vertical.

1983: Se instaló la Red Nacional de Telemetría Sísmica, compuesta por diez

estaciones equipadas con sensores verticales modelo S-13.

1991: La Red Nacional de Telemetría Sísmica se incrementó en once

estaciones equipadas con sensores verticales modelo SS-1.

2.2.1. ESTACIONES DE REGISTRO EN EL LUGAR.

Se conoce como Estación de Registro en el Lugar a aquella en la cual su sensor,

sistema convertidor y de registro se encuentran en el mismo sitio. Estas

estaciones pueden estar constituidas por equipo portátil o por equipo

permanente.

Actualmente se cuenta con tres sismógrafos portátiles: uno es un modelo PS-2

y los restantes son del modelo MEQ-800. Generalmente el sismógrafo MEQ-

800 funciona con sensor L-4C, sin embargo han sido adaptados para que

funcionen con sismómetros SS.1, y así registrar cualquiera de las tres

5
CAPITULO 11: SISMICIDAD DE EL SALVADOR

componentes del terreno. Todos estos sismógrafos están provistos de un

sistema de registro sobre papel ahumado, aunque puede hacerse también a base

de tinta. Por lo general el registro es cambiado cada 24 horas, pero puede

modificarse para que registre durante 12 o 48 horas. Este tipo de sismógrafo

es de gran utilidad, especialmente para sismicidad en lugares con poca o ninguna

cobertura de estaciones sismológicas.

A la fecha se encuentra en operación la estación de registro en el lugar ubicada

en el Observatorio Sismológico Nacional (OBS), equipada desde 1930 con dos

sismógrafos Wiechert de fabricación alemana, uno con las dos componentes

horizontales y otro con la vertical.

Las estaciones de registro de Ahuachapán, La Palma y Santiago de María dejaron

de operar debido a su alto costo de mantenimiento y a la adquisición de nuevo y

más moderno instrumental sismológico.

Las constantes principales de estos sismógrafos se muestran a continuación en

la tabla 2.1:

TABLA 2.1. Constantes principales de los sismógrafos tipo Wiechert


según componente ortogonal.
COMPONENTES COMPONENTE
CONSTANTES
HORIZONTALES VERTICAL
Masa (Kg) 200 80
Amplificación Estática (veces) 80 75
Período del Péndulo (segundos) 3.8 3.5
Velocidad de Registro (mm/min) 58 60

6
CAPITULO 11: SISMICIDAD DE EL SALVADOR

2.2.2. RED NACIONAL DE TELEMETRIA SISMICA.

Con el fin de modernizar el equipo sismológico existente el Centro de

Investigaciones Geotécnicas implementó a finales de 1983 la Red Nacional de

Telemetría Sísmica. Con el proyecto se instalaron 11 estaciones telemétricas,

con las cuales se estaría en capacidad de detectar sismos de falla local (cadena

volcánica) y/o regional (subducción).

En 1991 la Red Nacional de Telemetría Sísmica fue ampliada a veintidós

estaciones, cinco de ellas para la vigilancia de la macro y microsismicidad del

área metropolitana de San Salvador y seis estaciones para la vigilancia de los

volcanes activos del área metropolitana, el volcán de San Salvador y el de

Ilopango (ver figura 2.3).

FIGURA 2.3. Mapa de ubicación de estaciones telemétricas.

7
CAPITULO 11: SISMICIDAD DE EL SALVADOR

Actualmente se encuentran en funcionamiento quince estaciones telemétricas

ubicadas en el interior del país, y una estación permanente en el CIG. De las

quince estaciones telemétricas, cuatro de ellas son de propiedad de la Comisión

Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL) y forman parte de la Red Sísmica de Berlín. El

CIG logró la recepción de estas señales por medio de un convenio de

cooperación entre ambas instituciones.

A continuación se presenta en la tabla 2.2, la ubicación y código de las

estaciones telemétricas:

Tabla 2.2. Distribución y ubicación de las estaciones telemétricas.


Nº Código Ubicación
1 MTO2 Cerro Montecristo, Santa Ana
2 YPE Candelaria de la Frontera, Santa Ana
3 CUS Tacaba, Ahuachapán
4 BOQ6 El Boquerón, Volcán de San Salvador
5 PIC4 El Picacho, Volcán de San Salvador
6 CIG Estación Central, San Salvador
7 LFU San Martín, San Salvador
8 LBR3 San Martín, San Salvador
9 LFR1 San Miguel Tepezontes, San Salvador
10 LBC2 San Emigdio Tepezontes, Cuscatlán
11 QZA El Rosario, La Paz
12 LALZ Berlín, Usulután
12 SJUZ Berlín, Usulután
12 LPAZ Berlín, Usulután
12 SMDZ Santiago de Maria, Usulután
13 VSM Volcán de San Miguel

8
CAPITULO 11: SISMICIDAD DE EL SALVADOR

2.2.3. RED DE MOVIMIENTO FUERTE.

Movimiento fuerte es aquel producido por un sismo, siendo perceptible y

potencialmente destructivo en la zona cercana a la región epicentral. El equipo

utilizado para registrar movimiento fuerte se denomina acelerógrafo, este cuenta

con una parte sensora llamada acelerómetro, que es esencialmente un oscilador

amortiguado con un solo grado de libertad. El acelerógrafo no registra

continuamente, si no que se dispara cuando su sensor detecta un nivel mínimo

de aceleración. Al dispararse el instrumento opera hasta 10 segundos después

del último pulso que alcanza el nivel de disparo.

La Red Nacional de Movimiento Fuerte esta conformada por tres subredes: por

parte del gobierno operada por el SNET (Servicio Nacional de Estudios

Territoriales) antes llamada CIG (Centro de Investigaciones Geotécnicas); y por

parte del sector privado se tienen dos redes una operada por GESAL

(Geotérmica Salvadoreña) y la ultima operada por la UCA (Universidad

Centroamericana “José Simeón Cañas”.

En El Salvador los acelerógrafos están en la capacidad de registrar sismos que

generen aceleraciones, en el lugar en donde estos se encuentran instalados,

superiores a 0.01g (equivalente a 9.81 cm/s2), tanto para las dos componentes

horizontales como para la componente vertical. La red acelerografica del SNET

antes de los terremotos de 2001 constaba de 26 acelerógrafos, todos

análogos del tipo SMA-1. En el año 2001 se inicio la instalación de nuevos

9
CAPITULO 11: SISMICIDAD DE EL SALVADOR

acelerógrafos digitales para ir sustituyendo poco a poco los análogos.

Actualmente la red acelerográfica del SNET cuenta con 25 acelerógrafos, todos

digitales del tipo QDR/SMA-1, tipo EDNA y SSR-1.

A continuación se presenta un mapa de ubicación de las estaciones

acelerográficas (ver figura 2.4.) y también se muestra una tabla con la ubicación,

el código y cantidad de acelerógrafos de la red de movimiento fuerte del

Servicio Nacional de Estudios Territoriales (SNET):

FIGURA 2.4. Mapa de ubicación de estaciones acelerográficas del SNET.

En la tabla 2.3 se muestra el listado de las estaciones acelerográficas, su


distribución y ubicación:

10
CAPITULO 11: SISMICIDAD DE EL SALVADOR

Tabla 2.3. Distribución y ubicación de las estaciones acelerográficas.


Nº Código Ubicación Cant.
1 CM CESSA-Metapán 1
2 SA Santa Ana 1
3 AH Ahuachapán 1
4 CA CEPA-Acajutla 1
5 ST Santa Tecla 1
5 UC Universidad Centroamericana 1
5 DB Ciudadela Don Bosco 1
5 OB Observatorio Nacional 1
5 RS-RF Relaciones Exteriores 2
5 CS-CF CENREN (MAG) 2
5 IS-IF Instituto Geográfico Nacional 2
5 CI Centro de Investigaciones Geotécnicas 1
5 VS-VF Viveros de DUA 2
5 SS-SF Seminarios San José de la Montaña 2
6 CH Chalatenango 1
7 AS Aeropuerto Comalapa 1
8 SV San Vicente 1
9 SE Sensuntepeque, Cabañas 1
10 SM Santiago de María 1
11 MG San Miguel 1
12 CU Cutuco, La Unión 1

2.2.4. POZOS A CIELO ABIERTO.

Los sismos de Venezuela en 1967 y México en 1985 se han convertido en

ejemplos clásicos del fenómeno de amplificación de las ondas sísmicas. Este

fenómeno hace que lugares ubicados a similar distancia del epicentro pero con

suelo constituido por depósitos sedimentarios, experimenten mayores

amplificaciones que lugares ubicados sobre suelo constituido por roca. El sismo

del 10 de octubre de 1986 puso también en evidencia el fenómeno de

amplificación de las ondas sísmicas, cuando instrumentos ubicados en lugares

equidistantes al epicentro registraron valores diferentes de aceleración.

11
CAPITULO 11: SISMICIDAD DE EL SALVADOR

Con el propósito de investigar el fenómeno de amplificación del movimiento del

suelo en el área metropolitana de San Salvador se construyeron a finales de

1993 cinco pozos a cielo abierto ubicados en los lugares siguientes: Ministerio

de Relaciones Exteriores (REX), Seminario San José de la Montaña (SEM),

Viveros de DUA (VDU), Instituto Geográfico Nacional (IGN) y Centro de

Recursos Naturales Renovables (CRN). Todos los pozos fueron equipados con

acelerógrafos analógicos modelo SMA-1, en el fondo y en la superficie. Ambos

acelerógrafos se encuentran en arreglo, tal que al activarse se obtendrá registro

en los dos sitios. Con la información de la superficie y del fondo del pozo

pueden calcularse las respuestas acelerográficas en ambos niveles, así como

factores de amplificación y frecuencias predominantes, que pueden

correlacionarse con otros parámetros ingenieriles.

2.3. INTENSIDAD SISMICA Y MAGNITUD.

2.3.1. Intensidades.

La intensidad sísmica esta íntimamente relacionada con los efectos producidos

por un terremoto en las estructuras y en las personas, describiendo de una

manera subjetiva el potencial destructivo del mismo. Para su medición se han

propuesto diferentes escalas de intensidad como por ejemplo la de Rossi-Forel,

la escala de Geofian, la escala MSK, la escala macrosísmica europea (ver anexos

1.1 a 1.4) y la escala de Mercalli Modificada (ver tabla 2.4). La escala de

Mercalli Modificada es utilizada en El Salvador para definir la intensidad de los

12
CAPITULO 11: SISMICIDAD DE EL SALVADOR

movimientos registrados, ésta fue desarrollada por Mercalli en 1902 basándose

en la elaborada por Rossi y Forel entre los años 1883 y 1884. Posteriormente,

en 1931, fue modificada por Wood y Newman; clasifica los terremotos utilizando

12 grados de intensidad.

La intensidad sísmica (IMM) de la escala de Mercalli Modificada es prácticamente

independiente de cualquier parámetro físico medible del movimiento sísmico. Sin

embargo, existen ecuaciones empíricas que relacionan IMM con las características

[5]
cinemáticas del movimiento sísmico. Por ejemplo, Lomnitz da una relación de

este tipo, que proporciona la aceleración máxima am del terreno, en función de la

intensidad IMM:
I MM 1
log am = − (2.1)
3 2
Donde: am viene dada en cm/s2

A continuación se muestra en la tabla 2.4 la definición de los grados de

intensidad sismica según la Escala de Mercalli Modificada, posteriormente en las

tablas 2.5 y 2.6 se verán los daños producidos en estructuras de mampostería

y estructuras concreto reforzado conforme a los grados de intensidad sísmica

de esta escala.

13
CAPITULO 11: SISMICIDAD DE EL SALVADOR

[3]
TABLA 2.4. Escala de Mercalli Modificada, según C.F. Richter .
IMM DEFINICION DE LOS GRADOS DE INTENSIDAD SISMICA
I El terremoto no se nota.
II Es notado por pocas personas favorablemente situadas,
especialmente en las plantas superiores de los edificios.
III El terremoto es notado en el interior de los edificios por muchas
personas. Se puede estimar su duración.
El terremoto es notado en el interior de los edificios por muchas
IV personas. En el exterior es menos perceptible. Los edificios y marcos
de madera se fisuran en sus plantas superiores.
V Es notado por todo el mundo. Los objetos inestables se desplazan o
caen. Los líquidos se mueven. Son afectados los relojes de péndulo.
Las personas andan con dificultad. Las ventanas y los objetos de
VI vidrio se quiebran. Los libros y los cuadros se caen. Las estructuras
débiles de mampostería se agrietan. Las campanas pequeñas repican.
Lo notan los conductores de automóvil. Caen las chimeneas débiles.
VII Se agrietan las estructuras ordinarias de mampostería. Las campanas
grandes repican. Caen los ornamentos, cornisas, revestimientos, etc.
Deslizamientos en bancos de arena y grava.
Colapso parcial de estructuras ordinarias de mampostería. Dañadas las
estructuras bien ejecutadas de mampostería, pero no diseñadas para
VIII resistir fuerzas sísmicas. Las estructuras de mampostería diseñadas
para resistir fuerzas sísmicas no sufren daños importantes. Caen
chimeneas, torres, monumentos, depósitos elevados, etc.
Pánico general. Las estructuras ordinarias de mampostería sufren
daños importantes pudiendo incluso sufrir colapso. Las estructuras
IX con diseño antisísmico son seriamente dañadas. Daños en los
cimientos. Grietas en el terreno, en zonas aluviales la arena es
expulsada.
La mayoría de las estructuras de mampostería y marcos son
X destruidos, junto con sus cimientos. Daños importantes en las presas
y los diques. Grandes deslizamiento del terreno. Los rieles se doblan.
XI Rieles fuertemente doblados. Tuberías subterráneas fuera de servicio.
XII Destrucción casi total. Grandes masas de rocas desplazadas. Objetos
lanzados al aire.

14
CAPITULO 11: SISMICIDAD DE EL SALVADOR

TABLA 2.5. Clasificación del daño en edificios de mampostería,


según escala Mercalli Modificada[3].

Grado 1. Daño despreciable o ligero.


Daño no estructural o daño ligero en elementos
no estructurales. Grietas del tamaño de un
cabello, en algunas paredes.
IMM=VI

Grado 2. Daño Moderado.


Daño estructural ligero, daño no estructural
moderado. Grietas en muchas paredes.
IMM=VII

Grado 3. Daño sustancial a considerable.


Daño estructural moderado, daño no estructural
considerable. Grietas grandes y considerables en
la mayoría de las paredes.
IMM=VIII

Grado 4. Daño Grave.


Daño estructural considerable, daño no
estructural grave. Falla de las paredes.
IMM=IX

Grado 5. Colapso.
Daño estructural Grave. Colapso total o cercano
a total de la construcción.
IMM=X-XII

15
CAPITULO 11: SISMICIDAD DE EL SALVADOR

TABLA 2.6. Clasificación del daño en edificios de concreto reforzado.


según escala Mercalli Modificada[3].

Grado 1. Daño despreciable o ligero.


Daño no estructural o daño ligero en elementos
no estructurales. Grietas delgadas en las
divisiones y paredes.
IMM=VI

Grado 2. Daño Moderado.


Daño estructural ligero, daño no estructural
moderado. Grietas en las columnas y vigas de los
marcos y en paredes de cortante.
IMM=VII

Grado 3. Daño sustancial a considerable.


Daño estructural moderado, daño no estructural
considerable. Grietas en las columnas y uniones
vigas columna de los marcos de la base.
IMM=VIII

Grado 4. Daño Grave.


Daño estructural considerable, daño no
estructural grave. Grandes grietas en elementos
estructurales con falla a compresión del concreto
y fractura del acero.
IMM=IX

Grado 5. Colapso.
Daño estructural Grave. Colapso total o cercano
a total de la construcción.
IMM=X-XII

16
CAPITULO 11: SISMICIDAD DE EL SALVADOR

En la figura 2.5 se muestra un mapa de las máximas intensidades sísmicas

[2]
observadas en la Republica de El Salvador . Puede observarse que en la zona

norte del país se han experimentado valores de intensidades máximos de VI

grados en la escala de Mercalli modificada, mientras que en la zona volcánica

central se han experimentado valores máximos de VIII y IX; todas las demás

partes del país han presentado valores máximos de VII grados. Puede

observarse además, que el Área Metropolitana de San Salvador, esta ubicada en

la zona con mayores intensidades se han presentado.

FIGURA 2.5. Máximas intensidades sísmicas en la escala de Mercalli Modificada[2].

17
CAPITULO 11: SISMICIDAD DE EL SALVADOR

2.3.2. Magnitudes.

La Magnitud es un valor único y es una medida cuantitativa del sismo relacionada

con la energía sísmica liberada. Teóricamente la magnitud no tiene límite

superior; pero está limitada por la resistencia de las rocas en la corteza

terrestre y la longitud de ruptura probable en la falla. Para su determinación han

sido creadas diferentes escalas, dependiendo del tipo de onda en que se basa

la medición; a continuación se muestran dichas escalas:

Magnitud Local (ML):

La idea de medir la magnitud de un sismo basado en un registro instrumental fue

introducida en 1935 por Charles Richter, sismólogo del California Technological

Institute. Fue definida para sismos locales de California para un radio de

aproximadamente 600 km y se determina a partir de la máxima amplitud

registrada por un sismógrafo Wood-Anderson estándar con constantes

especificas (período = 0.8 segundos, amplificación estática = 2800 y factor

de amortiguamiento = 0.8) ubicado a 100 km de la fuente sísmica. Para su

determinación se tiene la siguiente expresión:

M L = log(A) - log(A0 ) (2.2)

Donde A es la máxima amplitud de la traza registrada y A0 la amplitud máxima

que seria producida por un sismo patrón, siendo este aquel que produciría una

deflexión de 0.001 mm en un sismógrafo ubicado a 100 km del epicentro.

18
CAPITULO 11: SISMICIDAD DE EL SALVADOR

Ya que la escala de magnitud es logarítmica, el incremento en una unidad de

magnitud significa un aumento en diez veces de la amplitud de ondas en el

sismograma, lo cual no debe confundirse con la energía sísmica liberada en

donde un incremento en magnitud equivale a un aumento de aproximadamente

31.5 veces de energía.

Magnitud de Ondas Superficiales (MS):

Esta escala se basa en la amplitud máxima producida por las ondas superficiales

Rayleigh con período en el rango de 18 a 22 segundos. La expresión para

determinar su valor es la siguiente:

M S = log10 (A/T) +1.66log10 D + 3.30 (2.3)

Donde A es la máxima amplitud horizontal del terreno medida en micrómetros, T

es el período de la onda en segundos y D es la distancia epicentral en grados.

Cabe notar que para grandes sismos (con longitudes de ruptura mayores que

(100 Km) esta escala comienza a saturarse alrededor de MS=8.3.

Magnitud de Ondas de Cuerpo (mb):

La determinación de la magnitud MS para los sismos con profundidad focal mayor

a 50 km se dificulta, debido a que no se generan ondas de superficie con

suficiente amplitud; para compensar esto se utilizó un factor de corrección de tal

forma que se pudieran utilizar las ondas de cuerpo. La magnitud mb se basa en la

amplitud de ondas de cuerpo con períodos cercanos a 1.0 segundos, para su

determinación se utiliza la siguiente expresión:

19
CAPITULO 11: SISMICIDAD DE EL SALVADOR

mb = log(A/T) + Q(D,h) (2.4)

Donde A, T y D son factores definidos anteriormente y Q es un factor de

atenuación que esta en función de D y la profundidad focal h en km.

Las escalas de magnitud MS y mb no reflejan adecuadamente el tamaño de sismos

muy grandes, subestiman su valor y dan una estimación poco exacta de la energía

liberada, lo que se ha denominado saturación de las escalas de magnitud. Las

máximas magnitudes mb se encuentran alrededor de 6.5 a 6.8. Así también la

magnitud definida empíricamente con base en la amplitud de las ondas sísmicas

no permite definir el tamaño del sismo en términos del proceso físico de ruptura

y de las dimensiones de la zona de dislocación.

Magnitud Momento (MW):

La introducción del concepto de Momento Sísmico en la sismología, ha aportado

una medida para designar el tamaño de un sismo que esta en función directa de

las propiedades físicas de la roca y de las dimensiones del área que sufre la

ruptura. Es a partir de ese concepto que se ha desarrollado la magnitud de

momento.

La cantidad de energía liberada por un sismo a partir del Momento Sísmico se

define así:

MO = DA
(2.5)

20
CAPITULO 11: SISMICIDAD DE EL SALVADOR

Donde MO es el momento sísmico, medido en Dinas/cm2, D es el desplazamiento

promedio de la falla en cm y A es el área del segmento que sufrió la ruptura

expresada en cm2.

La nueva escala de magnitud denominada magnitud momento fue desarrollada por

Hiroo Kanamori del California Technological Institute. Para su determinación se

utiliza la siguiente expresión:

MW = 2/3logMO −10.7 (2.6)

Las constantes en la ecuación son elegidas para que las estimaciones de la

magnitud de momento coincidan con las estimaciones obtenidas mediante otras

escalas, como la escala de Magnitud Local ML. Una ventaja de la escala de

Magnitud Momento es que no se satura en el extremo más alto, como sucede

con otras escalas, es decir, no hay un valor particular, el cual una vez superado,

haga que todos los terremotos de grandes proporciones tengan magnitudes

muy similares, por esta razón es la escala de magnitudes mas utilizada

actualmente para sismos de grandes proporciones.

Las magnitudes de los sismos grandes fue recalculada usando esta nueva escala

y para algunos de ellos cambió notablemente, tal como sucedió con el sismo de

Chile de 1960 que tenía una magnitud MS de 8.3 y que al calcularle la magnitud

momento esta fue de 9.5 convirtiéndose así en el sismo de mayor magnitud

hasta hoy registrado.

21
CAPITULO 11: SISMICIDAD DE EL SALVADOR

2.4. PELIGROSIDAD SISMICA.

Se define como Peligrosidad Sísmica, la probabilidad de excedencia de un cierto

valor de intensidad del movimiento del suelo producido por eventos sísmicos,

dentro de un período específico de tiempo de una región determinada, los

movimientos del suelo cuyos parámetros son: aceleración, velocidad,

desplazamiento, magnitud o intensidad son cuantificados. Para la evaluación se

deben analizar los fenómenos que se producen desde el hipocentro hasta el sitio

[1]
de interés .

La definición comúnmente aceptada fue dada por la United Nations Disaster

Relief Organization (UNDRO) en el año 1980, según la cual la peligrosidad H (de

Hazard) se representa por medio de una función de probabilidad del parámetro

indicativo de la intensidad del movimiento, x, en un emplazamiento, s, mediante la

siguiente expresión:
H = P [x(s) ≥ x 0 ;t ] (2.7)

Donde: P representa entonces la probabilidad de superación de un valor umbral

x0 del parámetro elegido durante un tiempo t.

Dado que los parámetros inherentes al movimiento del suelo son el

desplazamiento, la velocidad y la aceleración, la peligrosidad es a menudo

estimada en función de los valores máximos de estos parámetros, denominados

habitualmente PGA (Peak Ground Displacement), PGV (Peak Ground Velocity) y

PGA (Peak Ground Acceleration), pero también es habitual su expresión en

22
CAPITULO 11: SISMICIDAD DE EL SALVADOR

términos de Intensidad Macrosísmica, relacionada con la destructividad del

evento sísmico.

Existen dos líneas metodologías para la evaluación de la peligrosidad sísmica:

Metodología Determinista: Se establecen los máximos sismos potenciales de

cada fuente y se calcula el movimiento que generaría cada uno en el

emplazamiento. El mayor movimiento se considera representativo de la

peligrosidad. A partir de él se aplican correlaciones y modelos espectrales para

calcular los espectros específicos de respuesta. Otra posibilidad es reagrupar

las fuentes sísmicas en diferentes rangos de distancia epicentral y calcular un

espectro para el movimiento de cada rango.

Metodología Probabilista: Se consideran dos variantes, dependiendo del

parámetro de cálculo. En la primera se convierten inicialmente las intensidades

epicentrales a magnitudes y se lleva a cabo un análisis convencional de la

peligrosidad. En la segunda se realiza primero la evaluación de la peligrosidad,

expresada como tasa anual de excedencia de un valor determinado de la

intensidad macrosísmica, se establecen los sismos de control de cada fuente

como pares intensidad-distancia y posteriormente se hace la conversión a

magnitudes. En la figura 2.6 se presentan las etapas que siguen para la

evaluación de la peligrosidad sísmica a nivel regional, tendientes a la obtención

de parámetros para el diseño sísmico resistente, expresados en términos

probabilísticos.

23
FIGURA 2.6. Etapas de la evaluación de la peligrosidad sísmica.
CAPITULO 11: “SISMICIDAD DE EL SALVADOR”

Un estudio probabilístico de peligrosidad sísmica involucra la determinación de

las fuentes sismogénicas, las cuales se basan en la tectónica, neotectónica,

sismicidad histórica y sismicidad instrumental del país y áreas vecinas. Con las

zonas o fuentes sismogénicas se realizan estudios estadísticos para determinar

la recurrencia sísmica de cada una de estas fuentes. Luego se determinan las

leyes de atenuación, que pueden ser distintas para cada una de las fuentes

sismogénicas, ya sea para sismos de subducción o para sismos locales.

Finalmente se utiliza alguna de las metodologías disponibles para determinar los

riesgos anuales de aceleración máxima para distintos puntos en el territorio

nacional.

Para el diseño sísmico de estructuras, se necesita conocer fundamentalmente

cual es la aceleración máxima del suelo que se espera en la zona que va a

implantar el proyecto durante la vida útil de la estructura.

Sin embargo, para normativas sismorresistentes, se requiere conocer la

peligrosidad de áreas extensas, a escala regional, y en este caso los resultados

se presentan en mapas de isolíneas de los parámetros elegidos, que indican los

valores máximos o los valores asociados a un cierto período de retorno.

Comúnmente se define la peligrosidad sísmica como la aceleración del terreno

con una probabilidad del 90% de no ser excedida durante un período de 50

años, que corresponde a la vida útil de una estructura normal.

25
CAPITULO 11: “SISMICIDAD DE EL SALVADOR”

Estos valores fueron utilizados por primera vez para estudios en los Estados

[17]
Unidos y han sido adoptados casi universalmente. Este nivel de peligrosidad

corresponde al movimiento sísmico que tiene un período de retorno de 475

años.

Sobre esta base se construyen mapas de peligrosidad que identifican las áreas

de mayor peligro para fines de planificación y establecer los niveles de

aceleración que se deben considerar en el diseño sísmico. Estos se construyen

evaluando la peligrosidad de una serie de puntos y trazando curvas de igual nivel

de aceleración.

En cualquier caso, la correcta evaluación de la peligrosidad requiere conocer

dos características importantes de la zona de estudio: la sismicidad de la región

circundante o área de influencia, con identificación de zonas sísmicas en la misma

y la atenuación sísmica regional. Combinando los dos aspectos se llega a

determinar la intensidad del movimiento en un emplazamiento como consecuencia

de los sismos que puedan afectar al mismo, integrando el efecto de la fuente y

la propagación de energía de esta al emplazamiento. Si no se introduce

expresamente el efecto local del suelo en el movimiento, éste se considera

caracterizado en roca o suelo duro, siendo este el tratamiento que se sigue

generalmente en estudios de peligrosidad regional.

Cuando la estimación de las aceleraciones del terreno se realiza en un

emplazamiento específico, es necesario cuantificar la amplificación local y aplicarla

26
CAPITULO 11: “SISMICIDAD DE EL SALVADOR”

a los resultados anteriores para obtener intensidades del movimiento del terreno

que incluyan este efecto. Esta situación se aborda por medio de estudios de

microzonificacion.

2.4.1. Peligrosidad Sísmica en El Salvador.

En el Salvador se han realizado cuatro estudios de peligro sísmico

probabilístico[4]. Los cuatro estudios han generado mapas de peligrosidad en El

Salvador, fueron realizados por:

United States Geological Survey (USGS)[14];

Este estudio fue realizado por Algermissen S.T., Hansen S.L. y Tenhaus P.C. en

el año de 1988, bajo el nombre “Seismic Hazard Evaluation of San Salvador, El

Salvador” como un reporte para la Agencia para el Desarrollo Internacional de

Estados Unidos. En la figura 2.7 se muestra el mapa de peligrosidad sísmica de

aceleraciones máximas del terreno con valores entre 0.3 y 0.5g.

FIGURA 2.7. Mapa de peligrosidad sísmica desarrollado por el USGS.

27
CAPITULO 11: “SISMICIDAD DE EL SALVADOR”

[13]
Stanford University

Este estudio fue realizado por Alfaro C.S., Kiremidjian A.S. y White R.A. en el

año de 1990, bajo el nombre “Seismic Zoning and Ground Motion Parameters

for El Salvador” por parte del Centro de Ingeniería Sísmica “John A. Blume” de

la Universidad de Stanford de California, Estados Unidos. En la figura 2.8 se

muestra el mapa de peligrosidad sísmica de aceleraciones máximas del terreno

con valores mínimos de 0.5 y máximos de 0.8g.

FIGURA 2.8. Mapa de peligrosidad sísmica desarrollado por Stanford University.

[18]
NORSAR-CEPREDENAC .

Este estudio fue realizado por Linholm C., Rojas W., Bungum H., Dahle A,

Camacho E., Cowan H. y Laporte M. en el año de 1995, con el nombre de “New

Regional Seismic Zonation for Central America” con motivo de la “Quinta

Conferencia Mundial de Zonificación Sísmica”. En la figura 2.9 se muestra el

28
CAPITULO 11: “SISMICIDAD DE EL SALVADOR”

mapa de peligrosidad sísmica de aceleraciones máximas del terreno con valores

mínimos de 0.25 y máximos de 0.31g.

FIGURA 2.9. Mapa de peligrosidad sísmica desarrollado por NORSAR-CEPREDENAC.

[10]
Universidad Autónoma de México (UNAM), 1993

Este estudio fue realizado por Singh S.K., Gutierrez C., Arboleda J. y Ordaz M.

en el año de 1993 con el nombre “Peligro Sísmico en El Salvador”. Este

estudio sirvió de base para elaborar la Norma Técnica para Diseño por Sismo

(NTDS) creada en 1994 por el Ministerio de Obras Publicas (MOP) como parte

del Reglamento para la Seguridad Estructural de las Construcciones (RESECO).

Los mapas de isoaceleración que se encuentran este estudio sirvieron de base

para definir las dos zonas sísmicas del país presentes dentro de la NTDS-94 los

cuales se verán con mayor profundidad en el siguiente capitulo.

29
CAPITULO 11: “SISMICIDAD DE EL SALVADOR”

En la figura 2.10 se muestra el mapa de peligrosidad sísmica de aceleraciones

máximas del terreno con valores mínimos de 0.7 y máximos de 1.0g.

FIGURA 2.10. Mapa de peligrosidad sísmica desarrollado por la UNAM.

En las figuras anteriores se muestra la comparación de los mapas de

peligrosidad sísmica para El Salvador para una probabilidad de excedencia del

10 % en 50 años (Periodo de retorno de 475 años). Se puede observar que

existen grandes diferencias en los valores de aceleración máxima para un mismo

lugar. Según Bommer (1996) estas diferencias se deben a las incertidumbres

que existen con los datos disponibles sobre la sismicidad en el país y las

características del movimiento fuerte en la región. Además, se debe a que en la

preparación de los mapas no se toman en cuenta las condiciones y efectos

locales.

30
CAPITULO 11: “SISMICIDAD DE EL SALVADOR”

Por otra parte, en estos mapas de peligrosidad sísmica elaborados para El

Salvador, si bien se consideran los parámetros que presentan la fuente sísmica,

como las aceleraciones máximas del terreno no se han tomado en cuenta las

características y efectos locales del sitio.

En el caso de San Salvador se ha observado el efecto amplificador de la capa

de ceniza volcánica que cubre casi toda la ciudad. El primer deposito es una

ceniza conocida como “tobas color café” originado por erupciones del volcán de

San Salvador y alcanza espesores hasta de 25 metros. El segundo deposito,

mas joven y menos consolidado, es la “tierra blanca”, que proviene del centro

[11]
volcánico que ahora esta sumergido en el lago de Ilopango . Debido a su falta

de compactación, la tierra blanca es la causa de mucha amplificación (ver

apartado 2.5.1). El espesor de este depósito varía desde casi 50 metros en la

orilla del lago hasta 2 o 3 metros en las faldas del volcán de San Salvador (ver

figura 2.11).

En países de alta actividad sísmica es común preparar mapas no solamente de

peligrosidad sísmica, sino también de “microzonificación” para centros urbanos

importantes, la diferencia es que identifican zonas donde el suelo pueda

modificar el movimiento sísmico y se cuantifican estas modificaciones en base a

las propiedades dinámicas de estas capas de suelo. Estos mapas de

microzonificacion muestran la variación local de la peligrosidad debida a la

presencia de fallas geológicas y de los depósitos de suelos. En el caso del Área

31
CAPITULO 11: “SISMICIDAD DE EL SALVADOR”

Metropolitana de San Salvador, después del sismo de 1986, una misión italiana

llevó a cabo un excelente estudio de microzonificacion de la zona sur-oriental,

pero por limitaciones de tiempo y financiamiento no pudo cubrir toda el área

[8]
metropolitana .

FIGURA 2.11. Espesores de tierra blanca del Área Metropolitana de San Salvador.

2.5. LEYES DE ATENUACION.

La fuente de mayor incertidumbre en los estudios de peligrosidad sísmica es la

determinación de la ecuación de atenuación que se va a utilizar. La ecuación o ley

de atenuación es una expresión semi-empírica que relaciona Magnitud-Distancia-

Intensidad Sísmica; entendiéndose por estas últimas palabras a la aceleración,

velocidad, desplazamiento e intensidad propiamente dicha de eventos sísmicos;

32
CAPITULO 11: “SISMICIDAD DE EL SALVADOR”

estas relaciones se obtienen de los datos que existen sobre los parámetros

mencionados.

En general, los procedimientos utilizados para obtener las leyes de atenuación,

consiste en ajustar curvas de los datos de movimientos sísmicos ocurridos en

diferentes regiones, por lo que las expresiones así obtenidas reflejan las

características geotectónicas de la región para la cual fueron obtenidas.

La filosofía de las leyes de atenuación se puede sintetizar en dos aspectos:

A una misma distancia, R se espera tener la misma intensidad sísmica

(aceleración, velocidad, desplazamiento e intensidad propiamente dicha).

La intensidad sísmica disminuye conforme la distancia epicentral aumenta y

viceversa.

Un ejemplo especifico de lo anterior se puede ver con lo sucedido en el

terremoto de San Fernando del 09 de febrero de 1971, ya que es uno de los

eventos mejor documentados, a una distancia promedio aproximada de 42 Km.

del epicentro se registraron aceleraciones horizontales máximas del suelo que

variaron entre 58 y 245 g (aceleración de la gravedad equivalente a 980

cm/s2). Es decir, no se tuvo la misma intensidad sísmica a igual distancia.

Lo expuesto tiene como finalidad mostrar la incertidumbre que conlleva el uso de

una ley de atenuación a pesar de que esta fuera obtenida de registros

instrumentales. Para contrarrestar esto se acostumbra incluir en las fórmulas un

término que corresponde a la desviación estándar (σ), el mismo que se calcula

33
CAPITULO 11: “SISMICIDAD DE EL SALVADOR”

suponiendo que los logaritmos naturales de los cocientes de las intensidades

sísmicas predichas a las registradas instrumentalmente tienen una distribución

log normal.

La ecuación 2.8 permite el paso de intensidades a aceleraciones, luego en la

tabla 2.7 se ven los valores de las constantes σ y γ que permiten este paso:
log A = σI MM + γ (2.8)

Tabla 2.7. Valores de σ y γ utilizados para las leyes de atenuación.


AUTOR σ γ
Trifunac y Brady 0.300 -0.014
Bolt 0.313 0.340
Murphy, O’Brien 0.250 0.250
Lomnitz 0.333 -0.500
Saragoni 0.345 -0.222

Las ecuaciones de atenuación para un ingeniero son de suma importancia en la

evaluación de la peligrosidad sísmica, ya que definen las aceleraciones máximas

en términos probabilísticos que una región determinada puede sufrir. En el caso

de El Salvador se cuenta con ecuaciones de atenuación las cuales fueron

desarrolladas a partir del estudio realizado por la UNAM en 1993 a través del

análisis de varios movimientos sísmicos del país y de Centroamérica; estas son

presentadas en el Capitulo III, y a partir de estas ecuaciones se calcularon las

aceleraciones máximas del terreno, que sirvieron para calcular las aceleraciones

pico efectivas para ser utilizadas en la Norma Técnica para Diseño por Sismo de

1994.

34
CAPITULO 11: “SISMICIDAD DE EL SALVADOR”

2.5.1. Amplificación de ondas por efectos de sitio.

De acuerdo con las leyes de atenuación, la intensidad del movimiento disminuye

con la distancia epicentral, sin embargo, el movimiento sísmico puede variar

mucho de un lugar a otro según las características geológicas, aunque la

distancia al epicentro no varíe considerablemente. A este fenómeno se le

conoce como efecto de sitio.

Los efectos de sitio se deben principalmente a tres factores: efectos

topográficos (variaciones laterales de la estructura geológica), características

de la radiación incidente (modelo de fuente y ubicación con respecto al punto de

análisis) y a la presencia de materiales blandos o sedimentos (composición y

espesor de los estratos situados sobre la base rocosa.

En la figura 2.12 se muestra una representación del efecto de paso de las

ondas sísmicas entre suelos duros y blandos

FIGURA 2.12. Efecto de paso de ondas sísmicas. (Tsige y García, 2006)

35
CAPITULO 11: “SISMICIDAD DE EL SALVADOR”

La respuesta sísmica de una obra civil está estrechamente ligada a la geología

superficial del lugar de emplazamiento, y el nivel de daño máximo probable

ocurrirá cuando el período natural de vibración de la edificación coincida con el

periodo natural del suelo que la sostiene. En la figura 2.13 se pueden ver dos

ejemplos típicos de espectros de respuesta, junto con el tipo de edificaciones

que pueden verse mas afectados. En el caso A es un espectro de respuesta

típico de un sismo cercano al epicentro y sobre suelo firme o roca, en el caso B

es un espectro de respuesta típico de un sismo a cierta distancia del epicentro

y sobre otros suelos.

FIGURA 2.13. Espectros de respuesta típicos y estructuras que pueden verse dañadas
(Benito Y Cabañas, 2000)

36
CAPITULO 11: “SISMICIDAD DE EL SALVADOR”

2.6. EVENTOS SISMICOS DE INTERES PARA LA EVALUACION DEL ESPECTRO

DE DISEÑO SISMICO DE LA NTDS-94.

El Salvador ha sido afectado por numerosos terremotos, los cuales se listan en

[24]
la Cronología de Sismos Destructivos de El Salvador , elaborada por el

Centro de Investigaciones Geotécnicas del Ministerio de Obras Publicas de El

Salvador. La mayor parte de los sismos reportados han afectado San Salvador.

En la tabla 2.8 se listan los sismos destructores del siglo XX.

TABLA 2.8. Lista de sismos destructores para el siglo XX en El Salvador.


HORA PROF MAGNITUD INTENSIDAD FUENTE
FECHA LATITUD LONGITUD
(UTC) (Km) (Ms) MAXIMA SISMICA
Cadena
19/07/1912 ------ 13.87 89.57 10 5.9 VII
Volcánica
07/09/1915 01:20 13.90 89.60 60 7.7 IX Subducción
Cadena
08/06/1917 00:51 13.82 89.31 10 6.7 VIII
Volcánica
Cadena
08/06/1917 02:54 13.77 89.50 10 5.4 VIII
Volcánica
Cadena
28/04/1919 06:15 13.69 89.19 10 5.9 VII-VIII
Volcánica
21/05/1932 10:10 12.80 88.00 150 7.1 VIII Subducción
Cadena
20/12/1936 02:43 13.72 88.93 10 6.1 VII-VIII
Volcánica
Cadena
25/12/1937 23:50 13.93 89.76 10 5.9 VIII
Volcánica
Cadena
06/05/1951 23:03 13.52 88.40 10 5.9 VIII
Volcánica
Cadena
06/05/1951 23:08 13.52 88.40 10 6.0 VIII
Volcánica
Cadena
03/05/1965 10:01 13.70 89.17 15 6.3 VIII
Volcánica
19/06/1982 06:21 13.30 89.40 80 7.3 VII Subducción
Cadena
10/10/1986 17:49 13.67 89.16 10 5.4 VIII-IX
Volcánica

37
CAPITULO 11: “SISMICIDAD DE EL SALVADOR”

Los sismos de interés para este trabajo de graduación son los del 17 de junio

de 1982, el 10 de octubre de 1986 y los del 13 de enero y 13 de febrero

de 2001, a continuación se presenta una reseña histórica más detallada para

cada uno de ellos:

2.4.1 Sismo del 17 de junio de 1982:

Este fue un sismo de origen regional registrado a las cero horas y 21 minutos

(hora local) del día sábado 19 de junio de 1982 con una magnitud de 7.3

grados en la escala de Richter (Intensidad Mercalli Modificada VII en San

Salvador), con epicentro ubicado a 70 kilómetros al suroeste de San Salvador

(13.30º N y 88.67º O) y a 80 kilómetros de profundidad focal; fue sentido en

todo el país e incluso se registró fuera de las fronteras de El Salvador.

Este sismo causó graves daños en ciudades de cinco departamentos (San

Salvador, La Libertad, La Paz, Sonsonate y Ahuachapán), registrándose especial

daño en la ciudad de Comasagua, viéndose afectada de tal manera que

estructuras construidas con bahareque y adobe fueron reducidas a escombros.

Se registraron nueve personas muertas, 96 heridos y 5,000 son declaradas

como damnificados, las cuales vivieron momentos de zozobras a causa de 90

réplicas de entre 2 y 4.5 grados que se dieron durante la semana siguiente al

sismo.

38
CAPITULO 11: “SISMICIDAD DE EL SALVADOR”

En la figura 2.14 se muestra el mapa de isosistas de las intensidades sísmicas

en la escala de Mercalli Modificada del sismo del 19 de junio de 1982. Se

puede ver que el epicentro se encuentra en la zona de subducción de las placas

de Coco y del Caribe, además, se observa como las intensidades van

disminuyendo conforme la distancia epicentral va aumentando. La intensidad

sísmica varía desde IMM=VII en San Salvador y las zonas cercanas a la costa,

hasta IMM=V en la zona norte del país.

FIGURA 2.14. Mapa de Isosistas del sismo del 19 de junio de 1982.


(Fuente www.snet.gob.sv)

2.4.2. Sismo del 10 de octubre de 1986.

Este fue un sismo de origen local registrado a las 11 horas y 50 minutos (hora

local) del 10 de octubre de 1986 con una magnitud de 5.4 en la escala de

39
CAPITULO 11: “SISMICIDAD DE EL SALVADOR”

Richter (Intensidad Mercalli Modificada VIII-IX), con duración de 5 segundos y

con epicentro localizado en fallas situadas a 10 kilómetros bajo la zona de Los

Planes de Renderos, al sur de San Salvador (13.67º N y 89.19º O).

FIGURA 2.15. Imágenes del colapso del Edificio Rubén Darío y el Monumento al
Salvador del Mundo. (Fuente www.elsalvador.com)

En este sismo hubo muchas victimas por el colapso de casas de bahareque y de

adobe, pero lo más característico fue el colapso de edificios grandes. Sólo en

el edificio Rubén Darío murieron unas 300 personas (ver figura 2.15), en el

40
CAPITULO 11: “SISMICIDAD DE EL SALVADOR”

Colegio Santa Catalina 30, en el Ministerio de Planificación 12 y en el Gran

Hotel de San Salvador otras 12. La destrucción también fue evidente en

edificios gubernamentales como los del Ministerio de Trabajo y el Ministerio de

Agricultura y Ganadería, centros educativos como el Colegio Guadalupano y la

escuela Joaquín Rodezno, hospitales como el de niños Benjamín Bloom y

monumentos como el Salvador del Mundo, muchos edificios de la Universidad de

El Salvador sufrieron daños apreciables.

El tipo de movimiento producido por los sismos locales es de mucha importancia

ya que la aceleración puede ser muy alta, pero de corta duración, y por tanto

puede ocasionar graves daños en las estructuras.

Claramente muchos edificios dañados por los sismos de 1965 no fueron

reparados y reforzados adecuadamente y por ende no ofrecieron resistencia a la

intensa sacudida de 1986. Otros daños estructurales se debieron a la mala

calidad de la construcción, el uso de materiales inadecuados y errores de

diseño como “columnas cortas”.

Otro fenómeno que empeoró el impacto del sismo de 1986 fue el

comportamiento del terreno. Como los depósitos de sueltos se pueden asentar

apreciablemente durante la sacudida de un sismo, esto puede causar daños en

los edificios cimentados en los mismos suelos, especialmente cuando el

asentamiento no es uniforme como en el caso de los rellenos. En San Salvador

existen muchas barrancas rellenadas con suelos que no han sido compactadas y

41
CAPITULO 11: “SISMICIDAD DE EL SALVADOR”

que son especialmente susceptibles al asentamiento. El Colegio Guadalupano por

ejemplo, sufrió daños severos debido al asentamiento de rellenos.

Otro efecto geotectónico de los terremotos son los derrumbes y

deslizamientos para los cuales la tierra blanca es muy propensa. Es de resaltar un

deslizamiento de tierra blanca en la colonia Santa Marta el cual sepultó unas 200

casas y causó 100 muertos, al sur de la ciudad capital. Pero no es el único

derrumbe ocurrido a raíz de ese evento sísmico, que también provocó más

deslizamientos menores en diversos puntos (barrancas, taludes de cerros,

cortes para carreteras, etc.) de la ciudad capital y en las cercanías del Lago de

Ilopango. El sismo del 10 de octubre de 1982 generó centenares de

deslizamientos y derrumbes dentro de un área de 200 km2, incluyendo toda la

Zona Metropolitana de San Salvador.

Las cifras oficiales llegaron a más de 1,500 fallecidos, un centenar de

desaparecidos, 10 mil heridos de diversas gravedades y otros 15 mil sin hogar

y trabajo, al quedar dañados más de sesenta mil viviendas y tres mil negocios

entre grandes, medianos y pequeños. La ayuda internacional es inmediata.

Brigadas de rescate de México y Brasil llegan para apoyar las labores de

rescate de las víctimas del Darío y de otros edificios. En la ciudad, pronto

escasean los alimentos, los mercados fueron cerrados y la banca estatizada no

abrió sus puertas para que los ahorrantes pudieran tener acceso a sus recursos

monetarios. Desde el momento del temblor hasta el miércoles 26 de noviembre

42
CAPITULO 11: “SISMICIDAD DE EL SALVADOR”

de 1986, los sismógrafos nacionales registran un total de 2508 sismos más,

casi todos imperceptibles para la población. Sin embargo, aún el 22 de

diciembre se continuaba el trabajo de vigilancia y registro de la actividad sísmica

originada en las fallas generadoras del siniestro.

En la figura 2.16 se muestra el mapa de isosistas de las intensidades sísmicas

en la escala de Mercalli Modificada del sismo del 10 de octubre de 1986; el

epicentro se localizó en el departamento de San Salvador, además, la intensidad

sísmica varía desde IMM=VIII en San Salvador y las zonas cercanas a la costa,

hasta IMM=II en la zona norte del país.

FIGURA 2.16. Mapa de Isosistas del sismo del 10 de octubre de 1986.


(Fuente www.snet.gob.sv)

43
CAPITULO 11: “SISMICIDAD DE EL SALVADOR”

2.4.3. Sismo del 13 de Enero de 2001.

Este fue un sismo de origen regional registrado a las 11 horas 33 minutos (hora

local) con una magnitud de 7.6 en la escala de Richter (Intensidad Mercalli

Modificada VII-VIII) con una duración de 45 segundos, el epicentro es localizado

en el Océano Pacifico, a 100 kilómetros al suroeste de la ciudad de San Miguel

(12.83º N y 88.79º O) y una profundidad focal estimada de 39 kilómetros. El

evento principal se localizó en la placa del Caribe, por encima de la placa de

subducción Cocos. Se sintió desde la Ciudad de México hasta Colombia.

FIGURA 2.17. Imágenes del deslizamiento en Las Colinas. (Fuente


www.geologosdelmundo.org)

44
CAPITULO 11: “SISMICIDAD DE EL SALVADOR”

Este sismo provocó una destrucción generalizada en 172 de los 262 municipios

del país, entre ellos Santa Ana, Jayaque, Comasagua, Nueva San Salvador, Santa

Elena, San Vicente, San Salvador, San Agustín y muchos más. Aunque la

destrucción es mas evidente en casas y edificios públicos construidos de

bahareque o adobe, la mayor mortandad se centra en la zona residencial Las

Colinas, construida al sur de Nueva San Salvador o Santa Tecla, donde un

deslizamiento cae sobre cientos de casas y sotierra casi a medio millar de

personas. Hubo mas deslizamientos provocados por el sismo en la Carretera

Panamericana que conducen al occidente y al oriente del país, a la altura de Los

Chorros y de la Curva la Leona, respectivamente, donde también quedan

soterradas varias personas. En total, el país sufre 445 derrumbes, los que

causaron diversos grados de destrucción.

En la figura 2.18 se muestra el mapa de isosistas de las intensidades sísmicas

en la escala de Mercalli Modificada del sismo del 13 de enero de 2001. Se

puede observar la semejanza con el mapa de isosistas del sismo de junio de

1982, generando la misma tendencia ya que este sismo también tuvo su

epicentro en la zona de subducción de las placas de Coco y del Caribe. La

intensidad sísmica varía desde IMM=VIII en San Miguel, Usulután y las zonas

cercanas a la costa, hasta IMM=V en la zona norte del país.

45
CAPITULO 11: “SISMICIDAD DE EL SALVADOR”

FIGURA 2.18. Mapa de Isosistas del sismo del 13 de enero de 2001.


(Fuente www.snet.gob.sv)

Las cifras oficiales cuantifican la tragedia humana en 944 heridos, 193

soterrados, 125 desaparecidos, 5,565 heridos, 1,364,160 damnificados,

68,777 evacuaciones, 39,000 personas desempleadas y 24,000 pescadores

artesanales afectados por la ausencia de cardúmenes en las costas

salvadoreñas.

Por su parte la destrucción material es estimada en 277,953 viviendas dañadas

(mas 678 soterradas), 32,000 micro y pequeñas empresas destruidas, 1385

escuelas dañadas (109 destruidas por completo), daños en 1,155 edificios

públicos, 405 templos, 94 hospitales y centros públicos de salud, 16

46
CAPITULO 11: “SISMICIDAD DE EL SALVADOR”

penitenciarías, 43 muelles, 41 instalaciones militares, la cuarta parte de los

2000 kilómetros de carreteras pavimentadas y 98 monumentos nacionales.

Una misión de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) estima daños

materiales directos e indirectos en 1,255.4 millones de dólares, de los cuales

823 millones (66%) corresponden al sector privado.

2.4.4. Sismo del 13 de febrero de 2001.

Fue un sismo de origen local registrado a las 8 horas 22 minutos (hora local)

con una magnitud de 6.6 grados en la escala de Richter (Intensidad Mercalli

Modificada VII-VII) y una duración de 20 segundos, el epicentro es localizado en

una falla local de San Pedro Nonualco, a 30 kilómetros de San Salvador (13.64º

N y 88.94º O), situada a una profundidad focal de entre 8.2 y 13 kilómetros.

Se sintió en El Salvador, Guatemala y Honduras.

La destrucción abarca entre el 50 y el 95 por ciento de las viviendas de la

ciudad de San Vicente, Cojutepeque, Paraíso de Osorio, Candelaria, Verapaz,

San Emigdio, San Juan Tepezontes, San Miguel Tepezontes, Guadalupe y los

cantones Santa Cruz Analquito y Miraflores abajo. Además, se reportan daños en

viviendas de la ciudad de Chalatenango, una iglesia de Apopa y en el muelle

artesanal del puerto de La Libertad.

Los cómputos preliminares arrojan un saldo de 315 personas fallecidas, 92

desaparecidas o soterradas, 3,399 lesionadas y 252,622 damnificadas.

Muchas de ellas residían en las localidades devastadas, al igual que en San

47
CAPITULO 11: “SISMICIDAD DE EL SALVADOR”

Pedro Perulapán, San Cayetano Istepeque, Santa Cruz Michapa, Zacatecoluca,

San Martín, San Rafael Cedros, cantón La Flor de San Martín y Candelaria. Un

número de 71 derrumbes de diversas consideraciones es reportado en los

volcanes de Santa Ana y San Vicente, la Cordillera del Bálsamo, los cerros de

San Jacinto y Las Pavas, carreteras hacia Santa Ana y San Francisco Chinameca y

los kilómetros 45-49 y 51-53 de la Carretera Panamericana.

FIGURA 2.19. Destrucción de Iglesia San Vicente. (Fuente www.rescate.com)

Entre otros daños materiales, se reporta gravedad o destrucción total en

57,008 viviendas, 82 edificios públicos, 73 iglesias, 111 escuelas y 41

hospitales y unidades de salud. A raíz de este nuevo movimiento terráqueo, el

inicio del año escolar sufre nuevos retrasos en casi todo el territorio nacional.

Después de este evento natural, los sismógrafos reportan varios cientos de

sismos secuelas, los que oscilan entre los 1.8 y 5.3 grados Richter.

48
CAPITULO 11: “SISMICIDAD DE EL SALVADOR”

En la figura 2.20 se muestra el mapa de isosistas de las intensidades sísmicas

en la escala de Mercalli Modificada del sismo del 13 de febrero de 2001. Se

puede observar la semejanza con el mapa de isosistas del sismo de octubre de

1986, ya que ambos fueron sismos locales. La intensidad sísmica varía desde

IMM=VIII en San Vicente, hasta IMM=II-III en la zona norte del país.

FIGURA 2.20. Mapa de Isosistas del sismo del 13 de febrero de 2001.


(Fuente www.snet.gob.sv)

49
CAPITULO III

ANALISIS DEL ESPECTRO


DE DISEÑO DE LA
NTDS-94
CAPITULO 11I: “ANALISIS DEL ESPECTRO DE DISEÑO DE LA NTDS-94”

3.1. INTRODUCCION.

Para poder realizar una evaluación sísmica adecuada es necesario conocer los

conceptos básicos necesarios, es por esto que la primera parte de este

capítulo se exponen las definiciones necesarias para poder realizar la evaluación

de las aceleraciones pico efectivas tales como demanda sísmica, espectros de

respuesta, pseudo espectros, espectros de diseño y espectros de demanda y

los procedimientos de cálculo de estos.

En la segunda parte este capitulo se hace un análisis del Espectro de Diseño

para El Salvador que se presenta en la Norma Técnica para Diseño por Sismo

(NTDS-94), se presentan las leyes de atenuación determinadas para la región

tomadas del estudio de peligro sísmico realizado por la Universidad Autónoma

de México, a partir del cual fue desarrollado el espectro de diseño antes

mencionado, además, se describe el procedimiento de cálculo para las

aceleraciones pico efectivas o factores de zonificación sísmica que se

encuentran en la NTDS-94, por ultimo se presentan todos los demás factores y

características que intervienen en la generación del espectro de diseño sísmico

según la NTDS-94, tales como geología local y características del suelo y

categorías de ocupación.

50
CAPITULO 11I: “ANALISIS DEL ESPECTRO DE DISEÑO DE LA NTDS-94”

3.1. DEMANDA SISMICA.

La demanda sísmica generalmente se representa por medio de un espectro de

respuesta elástico, en el cual se presenta la respuesta máxima de sistemas de un

grado de libertad como una función de sus frecuencias. En la figura 3.1 se

muestra la configuración de un espectro de respuestas elástico de forma

general, en el cual se tiene en el eje de las ordenadas las aceleraciones

espectrales y en el eje de las abscisas los períodos naturales:

FIGURA 3.1. Espectro de respuesta elástico


Donde:

Se = Es el espectro de respuesta elástico

T = Período de vibración para un sistema equivalente de un grado de

libertad.

ag = Aceleración sísmica de diseño

TB, TC = Límites de la aceleración espectral constante en cada segmento

51
CAPITULO 11I: “ANALISIS DEL ESPECTRO DE DISEÑO DE LA NTDS-94”

TD = Valor que define el comienzo del rango de respuesta de desplazamiento

constante en el espectro.

S = Aceleración máxima del terreno.

n = Factor de corrección por amortiguamiento que varía hasta un 5%.

Tradicionalmente en la ingeniería se ha utilizado un espectro de respuesta de

aceleraciones para procedimientos de análisis y diseño de estructuras basados

en las fuerzas. Sin embargo, durante los últimos años, se ha identificado que los

parámetros más relevantes en el diseño sismorresistente son los

desplazamientos y las deformaciones. Por lo tanto se ha promovido el uso de

espectros de respuesta en formato aceleración – desplazamiento AD (Sa vs. Sd)

para propósitos de diseño y análisis basados en el desempeño sísmico llamados

[19]
espectros de demanda . De manera que el espectro de demanda es una

representación gráfica de la aceleración máxima de respuesta (Sa) respecto el

correspondiente desplazamiento máximo (Sd), para un período (T) y nivel de

amortiguamiento dado (ξ).

3.2. ESPECTROS DE RESPUESTA.

Los espectros de respuesta fueron inicialmente propuestos por Biot en 1932 y

luego desarrollados por Housner, Newmark y muchos otros investigadores.

Actualmente, el concepto de espectro de respuesta es una importante

herramienta de la dinámica estructural, de gran utilidad en el área del diseño

sismorresistente. En forma general se puede definir un espectro como un gráfico

52
CAPITULO 11I: “ANALISIS DEL ESPECTRO DE DISEÑO DE LA NTDS-94”

de la respuesta máxima (expresada en términos de desplazamiento (Sd),

velocidad (SV), aceleración (Sa) o cualquier parámetro de interés) que produce

una acción dinámica determinada en una estructura u oscilador de un grado de

libertad.

En estos gráficos se representa en el eje de las abscisas el período propio de

la estructura (T) (o la frecuencia (f)) y en el eje de las ordenadas, la respuesta

máxima calculada para distintos factores de amortiguamiento (ξ).

El concepto de espectros comenzó a gestarse gracias a una idea de Kyoji

Suyehiro, Director del Instituto de Investigaciones de la Universidad de Tokio,

quien en 1920 ideo un instrumento de medición formado por 6 péndulos con

diferentes períodos de vibración, con el objeto de registrar la respuesta de los

mismos ante la ocurrencia de un terremoto. Unos años después, Hugo Benioff

publicó un artículo en el que proponía un instrumento similar al de Suyehiro,

destinado a medir el desplazamiento registrado por diferentes péndulos con los

cuales se podría determinar el valor máximo de respuesta y construir una curva

(lo que hoy se conoce como espectro de desplazamientos elástico) cuya área

sería un parámetro indicador de la destructividad del terremoto. Finalmente, fue

Maurice Biot en el Instituto Tecnológico de California, quien propuso

formalmente la idea de espectros de respuesta elástica.

Para explicar en forma conceptual el procedimiento de construcción de un

espectro de respuesta se considera una serie de estructuras de un grado de

53
CAPITULO 11I: “ANALISIS DEL ESPECTRO DE DISEÑO DE LA NTDS-94”

libertad u osciladores simples con diferentes periodos de vibración (T) y con

igual factor de amortiguamiento (ξ).

Si se somete todos estos osciladores a la acción de un mismo terremoto cada

uno de ellos exhibirá una respuesta diferente, la cual puede representarse, por

ejemplo, a través de la historia de desplazamientos. Una vez se ha calculado la

respuesta de los osciladores es posible determinar el máximo (en valor absoluto,

dado que el signo no tiene importancia) de cada uno de ellos y volcarlos en un

gráfico en función del período de vibración, para obtener así un espectro de

respuesta. Es decir, que la respuesta máxima de cada oscilador con período (T)

representa un punto del espectro.

La importancia de los espectros en el diseño de estructuras radica en el hecho

de que estos gráficos nos muestran los valores de la respuesta máxima, los

cuales son requeridos para el diseño sismorresistente de estructuras.

La realización de un espectro de respuesta requiere la ejecución de numerosos

cálculos, dado que es necesario resolver la ecuación de equilibrio dinámico para

determinar la historia (variación del tiempo) de desplazamientos (d), velocidad (v)

y aceleraciones (a) para una gran cantidad de estructuras con diferentes

períodos de vibración y factores de amortiguamiento (ξ).

Sin embargo, en la actualidad esto no representa un problema de importancia

debido a la existencia de numerosos programas de computadora que pueden

realizar un espectro de respuesta elástico o inelástico rápidamente.

54
CAPITULO 11I: “ANALISIS DEL ESPECTRO DE DISEÑO DE LA NTDS-94”

En la figura 3.2 se muestra gráficamente la forma de construcción de un

espectro de respuesta de aceleraciones:

FIGURA 3.2. Grafico indicativo del método de determinación del espectro de


respuesta.

55
CAPITULO 11I: “ANALISIS DEL ESPECTRO DE DISEÑO DE LA NTDS-94”

3.2.1. Procedimiento de cálculo de un espectro de respuesta elástico.

Se definirá la ecuación diferencial del movimiento para un sistema de un grado de

libertad cuando se somete a una acción sísmica:

mq&&(t) + cq&(t) + kq(t) = - mU&&g (t) (3.1)

Donde:

m es la masa del sistema,

c es el amortiguamiento del sistema,

k es la rigidez del sistema,

q(t), q& (t), q&& (t) son el desplazamiento, velocidad y aceleración relativos de la

masa con respecto al suelo,

Üg(t) es la aceleración de la excitación sísmica.

La ecuación (3.1) es para el análisis sísmico lineal en el cual se ha considerado

amortiguamiento viscoso. Por otra parte está:

k
Wn =
m (3.2)
c c
ξ= = (3.3)
c cr 2 mk

Wn = (3.4)
T
Donde:

Wn es la frecuencia natural no amortiguada y

ξ es la fracción de amortiguamiento critico.

56
CAPITULO 11I: “ANALISIS DEL ESPECTRO DE DISEÑO DE LA NTDS-94”

En función de estas ultimas variables, la ecuación (3.1) puede reescribirse de la

siguiente manera:

q&&(t) + ξW n q&(t) + W n2 q(t) = - U&&g (t) (3.5)

En general existen dos formas de encontrar la solución de la ecuación diferencial

de segundo orden anterior:

a) encontrar una solución analítica exacta.

b) encontrar una solución aproximada empleando métodos numéricos.

[12]
Para la solución analítica se puede trabajar con la integral de Duhamel :
t
1 &&
q(t) = - ∫ U g ( τ ) e −ςW (t −τ )Sin [W a (t - τ )]dτ
n
(3.6)
Wa 0
W a = W n 1- ς 2 (3.7)

La ecuación 3.6 corresponde a la solución particular de la ecuación (3.5). La

solución homogénea no se incluye en la ecuación (3.6) toda vez que la excitación

se aplica cuando el sistema esta en reposo. En estas condiciones los términos

correspondientes a la vibración libre (solución homogénea) son nulos.

La segunda forma de solución, es mediante métodos numéricos. En este

[120]
contexto uno de los algoritmos mas usados es el Método de Newmark

utilizando el valor de β = 1/6 que corresponde a la variación lineal de la

aceleración.

Al derivar con respecto al tiempo t la ecuación (3.6), se obtiene una expresión

para calcular la velocidad ( q& (t).) y derivando de nuevo se encuentra la

aceleración ( q&& (t).)

57
CAPITULO 11I: “ANALISIS DEL ESPECTRO DE DISEÑO DE LA NTDS-94”

Los espectros de respuesta en desplazamiento (Sd), velocidad (Sv) y aceleración

(Sa), se obtienen para un cierto acelerograma, como los máximos valores de la

respuesta del sistema.

Sd = q(t) max (3.8)

Sv = q&(t) max (3.9)

Sa = q&&(t) max (3.10)

TABLA 3.1. Valores de amortiguamiento ς recomendados por Newmark y Hall.


TIPO Y CONDICION DE
NIVEL DE TENSIONES ς (en %)
ESTRUCTURA
Tuberías Vitales 1a2
Acero soldado, concreto
pretensazo, concreto muy
2a3
reforzado con pequeño
Tensiones de servicio amortiguamiento.
menores al 50% de los Concreto reforzado con
3a5
de fluencia fisuramiento considerable
Acero apernado y/o
remachado, estructuras de
5a7
madera con uniones
apernadas o clavadas
Tuberías Vitales 2a3
Acero soldado, concreto
pretensazo, concreto muy
5a7
reforzado con pequeño
amortiguamiento.
Tensiones a nivel de Concreto reforzado con
7 a 10
fluencia o cercanos a la fisuramiento considerable
fluencia Acero apernado y/o
remachado, estructuras de
10 a 15
madera con uniones
apernadas
estructuras de madera con
15 a 20
uniones apernadas

58
CAPITULO 11I: “ANALISIS DEL ESPECTRO DE DISEÑO DE LA NTDS-94”

Como se indicó los espectros de respuesta elásticos se construyen para una

determinada fracción de amortiguamiento (ς), el mismo que se considera

constante en la evaluación de la respuesta dinámica. El valor del amortiguamiento

(ς) depende del tipo de material, tipo de estructuración y fundamentalmente del

[9]
nivel de esfuerzos a que está sometida la estructura. Newmark y Hall

recomiendan los valores de amortiguamiento (ς) indicados en la tabla 3.1

mostrada anteriormente.

3.2.2. Pseudo Espectros.

Al derivar la ecuación (3.6) se obtiene la velocidad ( q& (t)) y derivando esta se

obtendrá la aceleración ( q&& (t)), las expresiones que se encuentran son:


t
q&(t) = - ∫U&&g ( τ ) e −ςWn (t −τ )Cos[W a (t - τ )]dτ +W n ςq&(t)
0
(3.11)
t
q&&(t) + U&&g (t) = W a ∫U&&g ( τ ) e −ςW (t −τ )Sin [W a (t - τ )]dτ − 2W n ςq&(t) - (W n ς ) 2 q(t)
n
(3.12)
0

Por otro lado, en la tabla 3.1 se observa que los valores de amortiguamiento (ς)

varían entre 1 y 20%, correspondiendo este ultimo valor a un estado en que la

estructura está sometida a grandes esfuerzos. Al reemplazar los valores de

amortiguamiento (ς) habituales en la expresión (3.7) se obtiene de Wa = Wn. De

igual forma se pueden despreciar los valores que se encuentran fuera de la

integral de las ecuaciones (3.11) y (3.12) porque están multiplicados por el

[16]
amortiguamiento (ς) que es un valor pequeño. Asimismo Hudson estableció

que la función Coseno que aparece en la ecuación (3.11), puede sustituirse a

efectos de cálculos por la función Seno sin cometer mayores errores al calcular

59
CAPITULO 11I: “ANALISIS DEL ESPECTRO DE DISEÑO DE LA NTDS-94”

la respuesta máxima. Esta aproximación basada en la aleatoriedad de los

movimientos del suelo es válida para el rango de frecuencias que tienen las

estructuras.

Con estas consideraciones se introducen tres nuevas cantidades definidas como

Pseudo-espectros de respuesta de desplazamiento (PSd), velocidad (PSv) y

aceleración (PSa) y a continuación se muestran las ecuaciones para cada uno:


1 t &&
PSd = - ∫ U g ( τ )e −ςW (t −τ )Sin [W n (t - τ )]dτ max
n
(3.13)
Wn 0

t
PSv = - ∫U&&g ( τ ) e −ςW (t −τ )Sin [W n (t - τ )]dτ max
n
(3.14)
0

t
PSa = W n ∫U&&g ( τ )e −ςW (t −τ )Sin [W n (t - τ )]dτ max
n
(3.15)
0

Al observar las ecuaciones (3.13) a (3.15) se concluye que:

PSv = W n PSd (3.16)

PSa = W n2 PSd (3.17)

Se ha encontrado que para el rango de valores de período (T) y amortiguamiento

(ς) de interés práctico en ingeniería estructural los Pseudo-espectros son muy

[8]
parecidos a los espectros reales , por lo tanto la función de los pseudo-

espectros es de ahorrarse cálculos complicados para graficar los espectros de

respuesta sabiendo que para períodos mayores a 3 segundos las curvas de los

pseudo-espectros difieren de las curvas de los espectros, lo propio sucede

para períodos menores a 0.10 segundos. La mayor parte de las estructuras

60
CAPITULO 11I: “ANALISIS DEL ESPECTRO DE DISEÑO DE LA NTDS-94”

tienen períodos comprendidos entre 0.10 y 3 segundos por lo que se acepta

que:

PSv ≈ Sv PSa ≈ Sa (3.18)

Sv = W n Sd (3.19)

Sa = W n2 Sd =W n Sv (3.20)

3.3 ESPECTROS DE DISEÑO.

Los espectros de diseño son una herramienta de gran utilidad en el diseño de

estructuras sismorresistentes debido a que el ingeniero estructural puede

estimar el valor máximo de la respuesta (usualmente en términos de aceleración)

sin necesidad de evaluar la historia temporal completa. Sin embargo, en el

diseño de estructuras no pueden utilizarse los espectros de respuesta ya que

ellos se obtienen para un terremoto dado. Las curvas espectrales para diseño

deben considerar el efecto de varios terremotos, es decir, deben ser

representativos de la sismicidad propia de cada región.

Se han desarrollado varias metodologías, basadas en procedimientos

estadísticos, para obtener los espectros de diseño. El procedimiento más usual

es considerar el valor promedio más la desviación estándar de los espectros de

respuesta de varios terremotos representativos. Si los valores de los espectros

son similares, la desviación estándar es baja y la curva espectral se asemeja al

promedio. Por el contrario, si los valores presentan diferencias significativas, la

desviación estándar es alta y la curva espectral se acerca al valor máximo e

61
CAPITULO 11I: “ANALISIS DEL ESPECTRO DE DISEÑO DE LA NTDS-94”

incluso puede superarlo. De modo que este procedimiento tiene en cuenta la

mayor o menor dispersión de los datos y conduce a resultados confiables.

Para efectos de diseño sismorresistente resulta conveniente que las curvas

espectrales se suavicen con líneas envolventes para evitar los valles o

variaciones bruscas que surgen de las formas complejas que presentan los

espectros de respuesta.

Es por ello, que los espectros de diseño que definen los códigos están

formados por una serie de líneas o curvas, las cuales pueden expresarse

mediante ecuaciones simples. Los espectros de diseño de aceleración suelen

presentar una rama lineal creciente (con origen en el valor de aceleración máxima

del terreno), luego una zona de aceleración constante, o plafón con una valor 2 a

3 veces superior a la aceleración máxima del terreno y finalmente una o más

formas decrecientes (ver figura 3.1).

3.5. ESPECTROS DE DEMANDA.

Como se mencionó anteriormente espectro de demanda es una representación

gráfica de la aceleración máxima de respuesta (Sa) respecto el correspondiente

desplazamiento máximo (Sd), para un período (T) y nivel de amortiguamiento (ξ)

dado. Como se mencionó anteriormente estos valores máximos corresponden

con los valores pseudo-espectrales siempre que se trate de pequeños valores

del amortiguamiento.

62
CAPITULO 11I: “ANALISIS DEL ESPECTRO DE DISEÑO DE LA NTDS-94”

3.5.1 Procedimiento para calcular el espectro de demanda.

El procedimiento que se utiliza para construir el espectro de demanda sísmica en

el formato AD es el siguiente:

1. Cálculo del espectro elástico de aceleraciones Sa.

Este espectro de respuesta elástico debe ser sucesivamente ajustado para un

factor de amortiguamiento (ξ) compatible con el nivel de deformaciones

esperado. En el caso de El Salvador este factor de ajuste es del 5% del

amortiguamiento crítico y el espectro se calcula para una probabilidad de

excedencia de un 10 % en un periodo de retorno de 50 años. El procedimiento

para elaborar este espectro elástico es el presentado en el apartado anterior.

2. Cálculo del espectro elástico de desplazamientos Sde.

El siguiente paso es encontrar el valor del desplazamiento espectral, este se

calcula relacionando los datos de aceleraciones espectrales (Sa) calculados en el

espectro elástico con los períodos de la estructura.

[7] [8]
Basándose en las propuestas realizadas por la ATC-40 y la FEMA-356 , los

valores del desplazamiento espectral pueden ser calculados aplicando la

siguiente expresión:
T2
Sd = Sa (3.21)
4π 2
Donde:

Sa son las aceleraciones espectrales.

63
CAPITULO 11I: “ANALISIS DEL ESPECTRO DE DISEÑO DE LA NTDS-94”

Sd son los desplazamientos espectrales

T son los períodos.

Ya obtenidos los valores se procede a graficar en el eje de las ordenadas los

desplazamientos (Sde) y en el eje de las abscisas los valores de los períodos (T),

formando el espectro de desplazamientos, como se muestra en la siguiente

figura:

FIGURA 3.3. Espectro de desplazamientos.

3. Construcción del espectro elástico en formato aceleración – desplazamiento

AD (Sa vs. Sd).

Con los valores obtenidos de ambos espectros se grafica en el eje de las

ordenadas la aceleración espectral y en las abscisas el desplazamiento

espectral. Las líneas radiales que parten del origen corresponden a períodos

constantes Ti (ver figura 3.4). La ventaja de este formato es que la capacidad y

la demanda pueden superponerse en el mismo diagrama, permitiendo una

64
CAPITULO 11I: “ANALISIS DEL ESPECTRO DE DISEÑO DE LA NTDS-94”

solución grafica del nivel de desempeño de la estructura. Es importante notar

que este formato es tan solo una representación diferente de los mismos datos,

y no proporciona información adicional.

FIGURA 3.4 Espectro de demanda en formato Sae vs. Sde.

3.6. ESPECTRO DE DISEÑO PARA EL SALVADOR.

El espectro de diseño sísmico actual fue desarrollado a partir del estudio de

[10]
peligro sísmico realizado por la Universidad Autónoma de México en 1993 .

En este estudio se determinó la ley de atenuación para la región, a través del

análisis de movimientos fuertes en varios países de Centroamérica, procesando

la información con diversas técnicas estadísticas se llegó a la siguiente

expresión:
E(logamax / Mi Ro ) = 2.74 + 0.212M - 0.99logG(R) - 9.43x10 -4 R (3.22)

R 2 = R02 + (e 0.47M )
2
(3.23)
R, si R ≤100km
G(R) = (3.24)
(100R)1/2 , si R >100km

65
CAPITULO 11I: “ANALISIS DEL ESPECTRO DE DISEÑO DE LA NTDS-94”

σ (logamax ) = 0.26 (3.25)

La ecuación (3.22) proporciona el valor esperado del logaritmo de amax dadas la

magnitud y la distancia mínima de la zona de ruptura Ro. El término exp(0.47M)

puede interpretarse como la dimensión del área de ruptura, la cual crece al

aumentar la magnitud; este término hace que amax alcance un valor de saturación

con la magnitud.

El catalogo sísmico que se utilizó para el estudio de peligro sísmico fue obtenido

a partir de la base de datos del USGS/NEIC (United States Geological

Survey/Nacional Earthquake Information Center), version 1.0, empleando la

ventana 11º -16º Ny 86º -93ºW y los siguientes catálogos tanto mundiales

como regionales: ABE (Abe, 1982), BCIS (Bureau Central Internacional

Seismologique, 1935, 1950-1963), GUTE (Gutemberg and Richter,

1904.1952), HDS (NEIS Preliminary Determination of Epicenter) ISS

(Internacional Seismological Summary) y NGDC (Nacional Geophysical Data

Center, 1900-1979,Mid-America). El número de eventos contenidos en el

catálogo final para El Salvador es de 2790 sismos, para los años 1898 a

1988.

La ley de atenuación presentada corresponde a sitios de terreno firme,

representativos de los lugares en que se encuentran instalados los instrumentos

de movimiento fuerte cuyos registros se usaron en el análisis. No se consideran

en este estudio por tanto las amplificaciones locales o efectos de sitio.

66
CAPITULO 11I: “ANALISIS DEL ESPECTRO DE DISEÑO DE LA NTDS-94”

En este estudio también se presentaron los mapas de peligrosidad sísmica de

aceleraciones máximas para tres diferentes períodos de recurrencia: 72, 475 y

900 años. El que se ocupó para el espectro de diseño sísmico de la NTDS-94

fue el de 475 años. Las tasas de excedencia se relacionan con probabilidades

de excedencia en lapsos dados a partir de la siguiente expresión:

Pθ (amax ,T) =1- e -ν (amax )T (3.26)

Donde: Pθ (amax, T) es la probabilidad de que se exceda la aceleración amax en un

lapso de exposición (T).

Para convertir las aceleraciones máximas esperadas asociadas a ciertos períodos

de recurrencia a fuerzas para diseño sísmico de edificaciones, se utilizó el

criterio propuesto por el ATC-40 (Applied Technology Council), verificando los

resultados con lineamientos aplicados en México.

De acuerdo con los criterios del ATC-40, el análisis debe iniciarse no a partir de

las aceleraciones máximas del terreno, sino a partir de la Aceleración Pico

Efectiva (EPA, por sus siglas en inglés Effective Peak Acceleration) cuya

probabilidad de excedencia es de 10% en 50 años, lo cual equivale a un período

de recurrencia de 475 años; la EPA se define de la siguiente manera:


1 0.5
EPA = ∫
2.5(0.5 - 0.1) 0.1 a
S (T)dT (3.27)

Donde: Sa(T) es el espectro de respuesta de aceleración para el 5% del

amortiguamiento crítico (ς). En otras palabras, la EPA se calcula a partir del

promedio de las amplitudes espectrales entre 0.1 y 0.5 segundos.

67
CAPITULO 11I: “ANALISIS DEL ESPECTRO DE DISEÑO DE LA NTDS-94”

La aplicación de esta definición a espectros de respuesta como los que se han

registrado en El Salvador, resultó aproximadamente el 70% de las aceleraciones

máximas del terreno. Sin embargo, no bastó con multiplicar por 0.7 los valores

presentados en el mapa de peligrosidad sísmica de aceleraciones máximas,

debido a que la incertidumbre en la predicción de la aceleración pico efectiva

(EPA) fue apreciablemente menor que la asociada a amax.

En este estudio de peligro sísmico en El Salvador se dividió al país en dos

zonas, una de máxima sismicidad llamada Zona A y una de menor sismicidad

llamada Zona B, siendo la frontera entre ambas zonas sísmicas una línea que

divida al país entre los 14ºN y los 89ºW.

Los valores de aceleración pico efectivas (EPA) correspondientes a 475 años se

presentan a continuación:

Tabla 3.2. Aceleración pico equivalente, aceleración corregida por duración y


ordenadas máximas del espectro de diseño en Gal.
ZONA EPA Z=0.75*EPA Sa=2.75*Z
A 480 360 990
B 360 270 740
Los valores presentados en la tabla 3.2 serían, de acuerdo con el ATC, los

coeficientes base para determinar las ordenadas espectrales. Sin embargo, se

juzgó conveniente efectuar una reducción adicional debido a que los criterios del

ATC han sido calibrados, en su mayor parte, a partir del análisis de los daños

por temblor en California. Estos temblores, en general, son de magnitud mayor a

los que usualmente han provocado daños en El Salvador, y por tanto, de mayor

68
CAPITULO 11I: “ANALISIS DEL ESPECTRO DE DISEÑO DE LA NTDS-94”

duración. Así que se usó un valor de 0.75 para afectar las EPA equivalentes

determinadas, luego se multiplicó por 2.75 (de acuerdo con el UBC-SEAOC) las

aceleraciones pico efectivas corregidas para encontrar el valor máximo que

pueden alcanzar los espectros de diseño que se propusieron en el estudio de

Peligro Sísmico desarrollado por la Universidad Autónoma de México.

Sin embargo, los coeficientes de reducción de aceleración (Z) (ver tabla 3.2)

que se describieron anteriormente corresponden a sitios de terreno firme así

que en este estudio se propuso revisar y adaptarse a las particularidades de los

tipos y calidades de construcción del país y para terrenos más blandos se

sugirió, contrario a las prácticas norteamericanas, se utilizarán ordenadas

espectrales superiores a las de terreno firme aun para período corto. Es por

esto, que la Norma Técnica para Diseño por Sismo salvadoreña[23], la cual fue

desarrollada y publicada por el Ministerio de Obras Publicas en el año de 1994

basándose en diferentes características y propiedades propias del país como lo

son: zonas sísmicas, geología local y características del suelo, categorías de

ocupación, configuración estructural y sistemas estructurales, propone en el

capitulo 5 apartado 5.2 las ecuaciones para elaborar un espectro de diseño con

una probabilidad de excedencia del 10% en 50 años, las cuales se definen a

continuación (al final de este documento se muestran como anexo los números

de las ecuaciones según el capítulo 5 de la NTDS-94):

69
CAPITULO 11I: “ANALISIS DEL ESPECTRO DE DISEÑO DE LA NTDS-94”

Tm 〈
To IA ⎡ 3 (C o −1)Tm ⎤
CS = 1+
Si 3 R ⎢⎣ To ⎥

(3.28)

To IAC o
Si ≤ Tm ≤ To CS = (3.29)
3 R

IA ⎡ 3 (C o −1)Tm ⎤
CS = 1+
Si To ≤ Tm ≤ 4s R ⎢⎣ To ⎥

(3.30)

2.5IACoTo2 / 3
Si Tm 〉 4s CS = (3.31)
RTm4/3
Donde:

A: Factor de zonificación sísmica.

I: Factor de importancia.

Co, To: Coeficientes de sitio.

R: Factor de modificación de respuesta.

Tm: Periodo fundamental de vibración de la estructura en estudio.

3.5.1. Zonificación Sísmica.

En la NTDS-94 se consideraron las dos zonas sísmicas propuestas en el estudio

de peligro sísmico desarrollado por la Universidad Autónoma de México,

cambiándole el nombre de A y B a 1 y 2 respectivamente. Los factores de

zonificación sísmica (A) propuestos no son más que la aceleración pico efectiva

(EPA) correspondiente al máximo nivel esperado del movimiento del terreno con

un 10% de excedencia en 50 años, definidas de tal manera que corresponda

70
CAPITULO 11I: “ANALISIS DEL ESPECTRO DE DISEÑO DE LA NTDS-94”

numéricamente a cada zona. El factor A se expresa como una fracción de la

constante de la gravedad g (ver tabla 3.3.).

Tabla 3.3. Factor A de zonificación sísmica.


ZONA FACTOR A
1 0.40
2 0.30

En este Trabajo de Graduación se han evaluado estos factores detalladamente a

partir de los espectros de respuesta de aceleración absoluta generados con

datos registrados durante los sismos del 19 de junio de 1982 y del 10 de

Octubre de 1986, los cuales fueron incluidos en el catálogo sísmico del estudio

de Peligro Sísmico que se realizó para fundamentar estos valores, pero debido a

que este catálogo sísmico solamente se hizo con registros tomados hasta el año

de 1988, se han analizado los sismos del 13 de enero y 13 de febrero de

2001 para comprobar si estos valores cumplen con los objetivos fundamentales

del diseño sísmico; en el siguiente capítulo se muestra el análisis y

procedimiento realizado para evaluar estos factores de Zonificación Sísmica o

Aceleraciones Pico Efectivas.

3.5.2. Geología Local y características del suelo.

Anteriormente, los reglamentos del país no proporcionaban fórmulas para

cuantificar los efectos de la geología local y las características del suelo, estos

efectos se han incluido en este reglamento mediante los coeficientes de sitio

(Co) y (To) para cuatro perfiles típicos de suelo, los cuales se definieron para el

71
CAPITULO 11I: “ANALISIS DEL ESPECTRO DE DISEÑO DE LA NTDS-94”

área metropolitana de San Salvador (AMSS), en base al análisis de los datos

proporcionados por estudios geotécnicos existentes para esta zona. Es

importante hacer mención que a falta de información, la clasificación de los

perfiles de suelo y sus correspondientes coeficientes de sitio se generalizaron

para toda la república, se asignaron períodos fundamentales del suelo para el

coeficiente de sitio (To) sin justificación, por lo que la normativa incorpora el

efecto de sitio en la evaluación de los cortantes sísmicos de diseño de manera

generalizada y no en base a estudios detallados. A continuación se muestran en

la tabla 3.4 los coeficientes de sitio incluidos en la NTDS-94:

Tabla 3.4. Coeficientes de Sitio Co y To.


Tipo Descripción Co To
Perfiles de suelo siguientes:
a) Materiales de apariencia rocosa caracterizados por
S1 velocidades de onda de corte mayores de 500 m/s. 2.5 0.3
b) Suelo con condiciones rígidas o muy densas, cuyo
espesor sea menor de 30 m sobre el manto rocoso.
Perfiles de suelo siguientes:
a) Suelo con condiciones rígidas o muy densas cuyo
S2 espesor sea de 30m o más sobre el manto rocoso. 2.75 0.5
b) Suelo con condiciones compactas o muy compactas
o medianamente denso con espesor menor a 30 m.
Perfil de suelo que contiene un espesor acumulado de
S3 4 a 12 m de suelos cohesivos blandos a medianamente 3.0 0.6
compactos o suelos no cohesivos sueltos.
Perfil de suelo que contiene mas de 12 m de suelo
cohesivo blando o suelo no cohesivo suelto y
S4 3.0 0.9
caracterizado por una velocidad de onda de corte
menor de 150 m/s.

72
CAPITULO 11I: “ANALISIS DEL ESPECTRO DE DISEÑO DE LA NTDS-94”

Estos perfiles de suelo que se muestran en la tabla anterior han sido tomados

de manera generalizada a partir de otras normativas extranjeras, en el país no

existe ningún estudio que se haya hecho a profundidad para validar y justificar si

las características geológicas antes mostradas en realidad coinciden o pueden

ser aplicadas satisfactoriamente, es necesario hacer una revisión de estas

características y evaluar si los períodos fundamentales de los suelos

mencionados en esta tabla son aceptables para un diseño sismorresistente.

En este Trabajo de Graduación se han ordenado los espectros de respuesta de

aceleración absoluta para los eventos antes mencionados según el perfil del

suelo donde tenga el emplazamiento la estación acelerográfica que registró las

aceleraciones del terreno, en base a esto se han comparado las aceleraciones

espectrales máximas de cada sismo con las aceleraciones máximas del espectro

de respuesta y así observar las variaciones que existen entre los perfiles de

suelo.

4.3.3. Categorías de Ocupación.

Se ha considerado que el incremento de las fuerzas de diseño para estructuras

especiales, tiende a proporcionar un mejor nivel de comportamiento sísmico y

una mayor seguridad para esas estructuras. Los grupos por categoría de

ocupación y sus correspondientes factores de incremento de fuerzas de diseño,

“I”, se definen a continuación en las tablas 3.5 y 3.6:

73
CAPITULO 11I: “ANALISIS DEL ESPECTRO DE DISEÑO DE LA NTDS-94”

Tabla 3.5. Factores de Importancia.


Categoría de Ocupación Factor de Importancia
I Establecimientos esenciales o peligrosos 1.5
II Edificios de ocupación especial 1.2
III Edificios de ocupación normal 1.0

Tabla 3.6. Categorías de Ocupación.


Categoría de
Tipo de Ocupación o Función de la Estructura
Ocupación
Comprende aquellas edificaciones que son indispensables después de
un sismo para atender la emergencia y preservar la salud y la
seguridad de las personas. Incluye hospitales, centros de salud,
I estaciones de bombero, centrales telefónicas y de comunicaciones,
instalaciones escolares y militares y cualquier otra edificación y/o
instalación de servicio público, almacenamiento de sustancias tóxicas
que se requiere para superar la emergencia.
Cualquier edificación que tenga niveles altos de ocupación o
edificaciones que requieren su operación inmediatamente después del
sismo. Incluye: edificios gubernamentales, universidades, guarderías,
mercados, centros comerciales con un área mayor de 3000 m2,
almacenes con un área de piso de 500 m2 o más de 10 m de altura,
II
salones que agrupan mas de 200 personas, estadio con graderías al
aire libre para 2000 personas o mas, edificios de mas de 4 pisos o
mas de 1000 m2 por piso, museos, monumentos, terminales de
transporte, instalaciones hospitalarias diferentes a las de categoría
de ocupación I, locales que alojen equipos especialmente costosos.
Construcciones que tengan niveles bajos de ocupación, incluye
aquellas construcciones comunes destinadas a viviendas, oficinas,
III locales comerciales, hoteles, edificaciones industriales y todas
aquellas construcciones no incluidas en las categorías de ocupación I
y II.

A continuación se muestran los espectros de diseño de la NTDS-94 los cuales

han sido graficados con la ayuda de una hoja de cálculo de Microsoft Excel,

estos han sido ordenados por categoría de ocupación, sus respectivos cuatro

74
CAPITULO 11I: “ANALISIS DEL ESPECTRO DE DISEÑO DE LA NTDS-94”

perfiles de suelo y para cada zona sísmica del país, en total se tienen 24

espectros de diseño diferentes:

Espectros de diseño para la zona sísmica 1:

Los espectros de diseño para la zona sísmica 1 por ser la zona que mayor

riesgo sísmico se tiene, presenta las aceleraciones espectrales mas altas,

teniendo un valor máximo de 1.20 g (1176 cm/s2) para los perfiles de suelo S4

y S3 siendo estos los mas desfavorables (suelos cohesivos blandos o suelos no

cohesivos sueltos), y valores máximos entre 1.0 a 1.10g (980 a 1078 cm/s2)

para los perfiles de suelo S1 y S2 (ver Figura 3.5), estos valores son

correspondientes para categoría de ocupación III, para las siguientes dos

categorías simplemente se amplifican estas aceleraciones espectrales máximas

por 1.2 y 1.5 (coeficientes de importancia (I)) para las categorías de ocupación

II y I respectivamente (ver figuras 3.6 y 3.7):


ESPECTROS DE DISEÑO SISMICO SEGÚN CATEGORIA DE OCUPACION III

1.4

1.2

1
Aceleracion Espectral (Sa)

0.8 SUELO S1
SUELO S2
SUELO S3
0.6 SUELO S4

0.4

0.2

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3 3.5 4
Periodo (To)

FIGURA 3.5. Espectros de Diseño según NTDS para categoría de ocupación III

75
CAPITULO 11I: “ANALISIS DEL ESPECTRO DE DISEÑO DE LA NTDS-94”

ESPECTROS DE DISEÑO SISMICO SEGÚN CATEGORIA DE OCUPACION II

1.6

1.4

1.2
Aceleracion Espectral (Sa)

1
SUELO S1
SUELO S2
0.8
SUELO S3
SUELO S4
0.6

0.4

0.2

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3 3.5 4
Periodo (To)

FIGURA 3.6. Espectros de Diseño según NTDS para categoría de ocupación 1I

ESPECTROS DE DISEÑO SISMICO SEGÚN CATEGORIA DE OCUPACION I

1.8

1.6

1.4
Aceleracion Espectral (Sa)

1.2 SUELO S1
SUELO S2
1
SUELO S3
0.8 SUELO S4

0.6

0.4

0.2

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3 3.5 4
Periodo (To)

FIGURA 3.7. Espectros de Diseño según NTDS para categoría de ocupación I

76
CAPITULO 11I: “ANALISIS DEL ESPECTRO DE DISEÑO DE LA NTDS-94”

Espectros de diseño para la zona sísmica 2:

Los espectros de diseño para la zona sísmica 2 por el contrario presentan

valores de aceleraciones espectrales máximas menores con respecto a la zona

sísmica 1, debido a que el riesgo sísmico que se tiene disminuye en la zona

norte del país, estos espectros presentan las aceleraciones espectrales más

bajas, teniendo un valor máximo de 0.9 g (882 cm/s2) para los perfiles de suelo

S4 y S3 (suelos cohesivos blandos o suelos no cohesivos sueltos), y valores

máximos entre 0.75 a 0.83g (735 a 814 cm/s2) para los perfiles de suelo S1 y

S2 (Ver figura 3.8), estos valores son correspondientes para categoría de

ocupación III, al igual que para la zona sísmica 1 para las siguientes dos

categorías simplemente se amplifican estas aceleraciones espectrales máximas

por 1.2 y 1.5 (coeficientes de importancia (I))para las categorías de ocupación

II y I respectivamente (ver figuras 3.9 y 3.10):


ESPECTROS DE DISEÑO SISMICO SEGÚN CATEGORIA DE OCUPACION III

0.9

0.8

0.7
Aceleracion Espectral (Sa)

0.6
SUELO S1
SUELO S2
0.5
SUELO S3
0.4 SUELO S4

0.3

0.2

0.1

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3 3.5 4
Periodo (To)

FIGURA 3.8. Espectros de Diseño según NTDS para categoría de ocupación III
CAPITULO 11I: “ANALISIS DEL ESPECTRO DE DISEÑO DE LA NTDS-94”

ESPECTROS DE DISEÑO SISMICO SEGÚN CATEGORIA DE OCUPACION II

1.2

1
Aceleracion Espectral (Sa)

0.8

SUELO S1
SUELO S2
0.6
SUELO S3
SUELO S4

0.4

0.2

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3 3.5 4
Periodo (To)

FIGURA 3.9. Espectros de Diseño según NTDS para categoría de ocupación 1I

ESPECTROS DE DISEÑO SISMICO SEGÚN CATEGORIA DE OCUPACION I

1.6

1.4

1.2
Aceleracion Espectral (Sa)

1
SUELO S1
SUELO S2
0.8
SUELO S3
SUELO S4
0.6

0.4

0.2

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3 3.5 4
Periodo (To)

FIGURA 3.10. Espectros de Diseño según NTDS para categoría de ocupación I


CAPITULO 11I: “ANALISIS DEL ESPECTRO DE DISEÑO DE LA NTDS-94”

CAPITULO IV

EVALUACION DE LAS
ACELERACIONES PICO
EFECTIVAS A PARTIR DE
LOS EVENTOS SISMICOS
DE 1982, 1986 Y 2001.
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

4.1. INTRODUCCION.

Para el desarrollo de este capitulo se llevó a cabo el cálculo de las

aceleraciones pico efectivas (EPA) que son los factores de zonificación sísmica

que presenta la Norma Técnica para Diseño por Sismo de 1994; la evaluación se

realizó a partir de una comparación entre el espectro de diseño elástico de

aceleración y los espectros de respuesta elásticos de aceleración absoluta

generados para las dos componentes horizontales (Norte-Sur y Este-Oeste) y

también para la componente vertical a partir acelerogramas corregidos

proporcionados por el SNET registrados para cada una de las estaciones

acelerograficas de la Red de Movimiento Fuerte para los sismos del 19 de junio

de 1982, 10 de octubre de 1986, 13 de enero y 13 de febrero de 2001.

Los espectros de respuesta de aceleración han sido generados a partir de

acelerogramas que han sido previamente corregidos por el SNET para cada una

de las componentes ortogonales (Norte-Sur, Este-Oeste y Vertical), siendo

generados con la ayuda de los programas especializados para el procesamiento

de acelerogramas Degtra NET 2007 (ver figura 4.1), creado por el Dr. Mario

Ordaz Schroeder y el Dr. Carlos Montoya-Dulché de la Universidad Nacional

Autónoma de México (UNAM); y también con la ayuda del programa SeismoSignal

3.2.0 (ver figura 4.2), desarrollado por SeismoSoft que se especializa en el

desarrollo y suministro de soluciones de informática en el ámbito de la ingeniería

sísmica, sismología y el análisis y evaluación de estructuras civiles.

79
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

Figura 4.1. Imagen del programa Degtra NET 2007.

Figura 4.2. Imagen del programa SeismoSignal 3.2.0.

La evaluación se llevó a cabo comparando la aceleración pico efectiva (EPA, por

sus siglas en ingles) calculada para cada uno de los espectros de respuesta de

aceleración absoluta generados a partir de los datos registrados en cada una de

las estaciones acelerográficas del país. La EPA ha sido calculada por medio de la

80
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

ecuación 3.27 (Capítulo III, Pág. 66) que considera las amplitudes espectrales

entre los períodos 0.1 y 0.5 y también se evaluó por medio de la ecuación

definida por Donovan (1978) en la cual considera las amplitudes espectrales

entre los períodos de 0.2 y 0.5 como otro parámetro de evaluación.

Se compararon los espectros de diseño para una categoría de ocupación III, en

los casos que la respuesta de aceleración de los sismos para esta categoría

haya sobrepasado la del espectro de diseño, se comprobó si para las

categorías I y II también ha sido sobrepasada, de lo contrario solamente se

evaluó para la categoría de ocupación III ya que no se consideró necesario.

Para la construcción del espectro de diseño, se graficó utilizando las ecuaciones

3.28 a 3.31 (Capítulo III, Pág. 69) que son las presentadas por la NTDS-94

para las componentes horizontales (Norte-Sur y Este-Oeste) y para el caso de la

componente vertical la norma define en el apartado 5.2 que las aceleraciones

espectrales se multipliquen por un factor de 2/3 para graficar el espectro de

diseño. Para elaborar cada espectro de diseño se creó una hoja de cálculo en el

programa Microsoft Excel (Ver anexo 1.10).

Se tomaron en cuenta los factores de zonificación sísmica (Capítulo III, Pág. 70)

que son los correspondientes al máximo nivel esperado del movimiento del

terreno con un 10% de excedencia en 50 años siendo modificados por los

factores de sitio CO y TO que corresponden a la geología local y características

del suelo de cada estación acelerográfica (ver anexo 1.5). Para las estaciones

81
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

acelerográficas que registraron los sismos del 13 de enero y febrero de 2001

estos datos han sido retomados del estudio desarrollado por la Universidad

Centroamericana “José Simeón Cañas” (UCA) y la Universidad Politécnica de

Madrid (UPM) en el año 2004 con el nombre “Strong-Motion characteristics of

January and February 2001 earthquakes in El Salvador” en el cual se encuentran

documentadas las características geológicas de cada estación acelerografica de

la Red de Movimiento Fuerte del país, las cuales se muestran en la tabla 4.1:

TABLA 4.1. Características Geológicas de las Estaciones Acelerográficas.


Código Geología Descripción NEHRP-03
Piroclastitas acidas, epiclastitas volcánicas
AH s3 D
(tobas cafés).
CA b1 Epiclastitas volcánicas, Piroclastitas. Roca
CM Q’f Aluvión, localmente con Piroclastitas. Roca
CU c3 Andesita-basáltica expansiva. Roca
Cenizas Volcánicas (Tierra Blanca) poco
DB s4 D
consolidadas.
Piroclastitas acidas, epiclastitas volcánicas
MG s3 C
(tobas cafés).
Cenizas Volcánicas (Tierra Blanca) poco
OB s4 D
consolidadas.
QC c3 Andesita-basáltica expansiva. Roca
RF s3’a “Tobas cafés” con cenizas y escoria. C
RS s3’a “Tobas cafés” con cenizas y escoria. D
Piroclastitas acidas, epiclastitas volcánicas
SA s3 D
(tobas cafés).
SE b1 Epiclastitas volcánicas, Piroclastitas. Roca
Piroclastitas acidas, epiclastitas volcánicas
SM s3 D
(tobas cafés).
Cenizas Volcánicas (Tierra Blanca) poco
SS s4 D
consolidadas.
Piroclastitas acidas, epiclastitas volcánicas
ST s3 D
(tobas cafés).
UC s3’a “Tobas cafés” con cenizas y escoria D
Cenizas Volcánicas (Tierra Blanca) poco
VS s4 D
consolidadas.

82
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

Los datos anteriores han sido obtenidos del mapa geológicos de El Salvador

(Ver anexo 1.11). Debido a que la clasificación de suelos que se utilizó en ese

estudio (ver Tabla 4.1) fue la del National Earthquake Hazard Prevention Program

(NEHRP-2003), se ha realizado una comparación de esta clasificación con los

perfiles de suelo presentados en la NTDS-94, tomando en cuenta las

características los suelos y las velocidades de las ondas de corte (ver tabla

3.4, Cap. III, Pág. 71), y así poder determinar los factores de sitio Co y To

adecuadamente. Esta comparación se muestra a continuación en la siguiente

tabla:

TABLA 4.2. Comparación Clasificación de Suelos entre NEHRP-03 y NTDS-94.


NEHRP Descripción Velocidad Ondas S NTDS-94
A Roca Dura > 1500 m/s
S1
B Roca firme a dura 760-1500 m/s
C Suelo firme, roca blanda 360-760 m/s S2
D Suelo duro 180-360 m/s S3
E Arcillas blandas < 180 m/s S4
Suelos que requieran un estudio
F N/A
especial.

Con las características de la tabla 4.2 se clasifican las estaciones

acelerográficas para cada perfil de suelo según la NTDS-94 obteniéndose 5

estaciones ubicadas en el perfil de suelo S1, 2 estaciones ubicadas en el perfil

de suelo S2 y 10 estaciones ubicadas en el perfil de suelo S3, para el perfil de

suelo S4 no hay ninguna estación.

83
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

Para los sismos de 1982 y 1986 los datos registrados pertenecen en su

mayoría a estaciones acelerograficas que a la fecha ya no existen o han sido

cambiadas de lugar, en este caso, los datos de geología local y clasificación de

suelos han sido proporcionados a partir de los registros del SNET que también

están clasificados según la NEHRP-03 para lo cual se hizo la comparación

respectiva según la tabla 4.2.

En el caso del factor de modificación de respuesta R se utilizará el valor de 1.0

para generar todos los espectros de diseño de cada estación acelerográfica ya

que solamente se está evaluando la aceleraciones máximas del terreno y no se

esta reduciendo por efectos de configuración estructural.

Los factores de zonificación sísmica A, equivalentes a las aceleraciones pico

efectivas de diseño se presentan en la NTDS-94 para la Zona 1 como 0.4 y

para la Zona 2 como 0.3, ambas se encuentran en valores de la gravedad (g),

así que se han multiplicado por 980 para convertirlas a cm/s2, que son las

unidades que presentan los acelerogramas y así poder efectuar una comparación

gráfica con las mismas unidades. Por lo tanto los factores de zonificación A

quedaron para la zona 1 y 2 como 392 y 290 respectivamente.

A continuación se presenta la evaluación de cada sismo en estudio,

efectuándose la comparación para cada estación acelerográfica que haya

registrado los datos, presentando así las características generales de los

registros del sismo en cada estación, el acelerograma registrado, el espectro

84
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

de respuesta elástico de aceleración absoluta generado, la comparación gráfica

entre el espectro de diseño (NTDS-94) y el espectro de respuesta y la

comparación de datos para cada componente.

4.2. SISMO DEL 19 DE JUNIO DE 1982.

Para el sismo del 19 de junio de 1982 se cuenta únicamente con el registro de

la estación acelerográfica del Observatorio del Centro de Investigaciones

Geotécnicas (CIG), los datos del movimiento fuerte se registraron para las dos

componentes horizontales y para la componente vertical, habiéndose obtenido un

total de 3 registros para este sismo. A continuación se muestran los datos

registrados para esta estación.

Para este sismo se ha hecho una comparación de los espectros de respuesta de

aceleración absoluta generados por ambos programas (Degtra NET 2007 y

SeismoSignal 3.2.0), se podrá ver que no existe mucha diferencia entre las

aceleraciones espectrales generadas por ambos programas, y se muestra al final

un cuadro comparativo entre los datos generados por los dos programas, para

los siguientes sismos se mostrarán únicamente los datos del programa que haya

presentado las mayores aceleraciones espectrales.

4.2.1. Cálculo de aceleraciones pico efectivas.

Las Aceleraciones Pico Efectivas (EPA) como se mencionó anteriormente se

evaluarán considerando las amplitudes espectrales entre los períodos 0.1 y 0.5

que fueron las consideradas en el estudio de peligro sísmico realizado por la

85
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

UNAM en 1993 en el cual esta basada la NTDS-94 y también se considerará

según la propuesta de Donovan (1978) considerando las amplitudes espectrales

entre los períodos 0.2 y 0.5 como otro parámetro de comprobación. A

continuación se muestra la ecuación general para calcular las EPA:

1 T2
EPA = ∫
2.5(T2 - T1 ) T1 a
S (T)dT (4.1)

Las EPA se calculan como el área bajo la curva del espectro de respuesta para

los períodos de interés (ver figura 4.3), y luego esta área se multlipica por un

factor de amplificación, que se deriva a partir de la ecuación 4.1 el cual depende

de los periodos que se estan evaluando, para el caso numero 1 (períodos entre

0.1 y 0.5s) el factor es 1.0 por lo tanto no se amplifica el área, pero para el

caso numero 2 (períodos entre 0.2 y 0.5s) el factor es 1.33 incrementando el

área calculada en un 33 %.

Figura 4.3. Área bajo la curva para calcular la EPA.

86
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

TABLA 4.3. Calculo de la Aceleración Pico Efectiva (en cm/s2).

T Sa(cm/s) Aprom dT Aprom*dT


0.100 187.720
184.285 0.020 3.6857
0.120 180.850
183.315 0.020 3.6663
0.140 185.780
188.975 0.020 3.7795
0.160 192.170
202.480 0.020 4.0496
0.180 212.790
241.425 0.020 4.8285
0.200 270.06
293.505 0.020 5.8701
0.220 316.950
317.510 0.020 6.3502
0.240 318.070
328.235 0.020 6.5647
0.260 338.400
317.490 0.020 6.3498
0.280 296.580
344.025 0.020 6.8805
0.300 391.470
374.835 0.020 7.4967
0.320 358.200
346.130 0.020 6.9226
0.340 334.060
324.290 0.020 6.4858
0.360 314.520
339.750 0.020 6.795
0.380 364.980
384.320 0.020 7.6864
0.400 403.660
381.245 0.020 7.6249
0.420 358.830
352.015 0.020 7.0403
0.440 345.200
338.330 0.020 6.7666
0.460 331.460
339.785 0.020 6.7957
0.480 348.110
380.235 0.020 7.6047
0.500 412.360
EPA 1 (0.1-0.5) 123.2436
EPA 2 (0.2-0.5) 137.3012

87
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

Para calcular el área bajo la curva, se creó una hoja de cálculo en el programa

Microsoft Excel (ver tabla 4.3).Como ejemplo se muestra esta tabla para las

coordenadas desde 0.1s a 0.5s (Caso 1) del espectro de respuesta de

aceleración absoluta generado por el programa SeismoSignal para la

componente Norte-Sur de la estación acelerográfica “Observatorio CIG” como

ejemplo de la tabla que se ha creado para calcular el área bajo la curva, al final

de la tabla se pueden ver las aceleraciones pico efectivas calculadas para esta

caso particular.

Como se mencionó anteriormente para el sismo del 19 de junio de 1982

solamente se tuvo el registro de la estación acelerográfica del “Observatorio

CIG”, presentando aceleraciones pico efectivas muy por debajo de las de la

NTDS-94 para las tres componentes

En la tabla 4.4 se puede ver una comparación en porcentajes entre las

aceleraciones espectrales máximas de diseño de la NTDS-94 y las máximas

reales generadas por los dos programas y también se hace la comparación en

porcentajes entre la aceleración pico efectiva de diseño y las dos aceleraciones

pico efectivas calculadas para cada componente. Se han marcado en naranja los

máximos valores para cada componente, obteniéndose porcentajes máximos del

35.73% con respecto a la EPA de diseño para la componente N-S, 46.01%

para la componente E-O y 48.07% para la componente vertical. Por lo tanto no

sobrepasa los valores de diseño para ninguna componente.

88
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

TABLA 4.4. Comparación de resultados sismo del 19 de junio de 1982.


ED (Espectro de Diseño), ER (Espectro de Respuesta), unidades en cm/s2
Samax Samax EPA EPA 1 EPA 2
Programa % Sa % EPA % EPA 2
(ED) (ER) (ED) (ER) (ER)
Componente Horizontal Norte-Sur
DEGTRA NET 1176 720.038 392 110.55 124.61 61.23% 28.20% 31.79%
SEISMOSIGNAL 1176 737.92 392 123.24 137.30 62.75% 31.44% 35.03%
Componente Horizontal Este-Oeste
DEGTRA NET 1176 726.26 392 147.18 169.21 61.76% 37.55% 43.17%
SEISMOSIGNAL 1176 735.75 392 154.17 180.35 62.56% 39.33% 46.01%
Componente Vertical
DEGTRA NET 882 479.96 294 111.08 128.30 54.42% 37.78% 43.64%
SEISMOSIGNAL 882 510.05 294 120.98 141.32 57.83% 41.15% 48.07%

Debido a que solamente se cuenta con el registro de una sola estación

acelerografica cuyo emplazamiento se encuentra ubicado en un perfil de suelo S3

no se puede hacer un análisis detallado de los diferentes perfiles de suelo según

la NTDS-94.

Como se pudo observar en la tabla anterior no existe una diferencia considerable

entre ambos programas, a continuación se muestra la comparación gráfica entre

los espectros de respuesta generados por ambos programas para la

componente horizontal N-S de la estación acelerográfica “Observatorio CIG”, En

el gráfico 1, podemos observar que existen diferencias notables entre el rango

de períodos de 0 y 0.5s, lo que hace que el valor de la EPA varíe un poco para

cada programa, luego entre 0.5 y 1 segundo, los espectros tienen variaciones

pero son menores, a partir de 1 segundo los espectros de respuesta

prácticamente tienen la misma forma.

89
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

E.A. OBSERVATORIO CIG (OB)


COMPONENTE HORIZONTAL N-S
Comparacion entre Degtra Net 2007 y Seismosignal

700
600
500
Sa (cm/s2)

400 Degtra NET 2007


Seismosignal
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

Gráfico 1. Comparación entre Degtra Net 2007 y Seismosignal 3.2.0.

A continuación se muestra la comparación gráfica entre los espectros de

respuesta absoluta para las componente horizontal N-S y para la componente

vertical (ver gráficos 2 y 3), con los de diseño de la NTDS-94, se puede

observar que las aceleraciones espectrales máximas en los espectros generados

para las componentes horizontales corresponden a un período que no coincide al

rango de aceleraciones espectrales de diseño máximas, aunque para la

componente vertical si se encuentran en el rango de períodos correspondientes

a la máxima aceleración espectral. Para ambas componentes las aceleraciones

espectrales generadas no sobrepasan a las de diseño de la NTDS-94,

encontrándose muy por debajo del valor máximo de diseño. Como se mencionó

anteriormente esta estación acelerografica tiene su emplazamiento en un perfil

de suelo S3.

90
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

E.A. OBSERVATORIO CIG (OB)


COMPONENTE HORIZONTAL N-S

1400

1200

1000
Sa (cm/s2)

800

600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

Gráfico 2. Espectro de Respuesta E.A. CIG, N-S 19-06-82.

E.A. OBSERVAT ORIO CIG (OB)


COMPONEN T E VERTICAL

1000
900
800
700
Sa (cm/s2)

600
500
400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
Gráfico 3. Espectro de Respuesta E.A. CIG, N-S 19-06-82.

4.3. SISMO DEL 10 DE OCTUBRE DE 1986.

Para el sismo del 10 de Octubre de 1986 se cuenta con el registro de 6

estaciones acelerográficas: Centro de Investigaciones Geotécnicas (CIG), Hotel

Camino Real (HCR), Hotel Sheraton (HSH), Instituto Geográfico Nacional (IGN),

Instituto de Vivienda Urbana (IVU) y Universidad Centroamericana “José Simeón

91
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

Cañas” (UCA). Para todas las estaciones se cuenta con registros en las dos

componentes horizontales y la componente vertical, exceptuando la E.A.

“Instituto de Vivienda Urbana” que solamente cuenta con el registro de las

componentes horizontales obteniéndose un total de 17 registros. De estas 6

estaciones acelerográficas 3 tienen su emplazamiento en un perfil de suelo S2

(CIG, HSH y UCA) y las otras tres en un perfil de suelo S3 (HCR, IGN e IVU).

4.3.1. Calculo de Aceleraciones Pico Efectivas.

Para el caso del sismo del 10 de octubre de 1986, hubo 4 estaciones

acelerográficas en las cuales las aceleraciones espectrales máximas

sobrepasaron las de diseño con porcentajes entre el 23.20 al 48.89% de

exceso para las componentes horizontales y porcentajes entre el 26.59 hasta

123.20% de exceso para la componente vertical. Aunque hayan sobrepasado

las aceleraciones espectrales el límite de diseño en algunas estaciones, en la

mayoría de los casos la EPA de diseño no ha sido excedida. Los 3 casos

específicos en los que la EPA ha sido excedida fueron: la E.A. “Observatorio

CIG” la cual excedió para la componente horizontal E-O en un 32.45% a la EPA

de diseño, la E.A “Instituto Geográfico Nacional” para la componente horizontal

E-O que excedió en un 8.44% a la EPA de diseño y la E.A “Instituto de Vivienda

Urbana” la cual excedió en su componente horizontal N-S en un 14.59% a la EPA

de diseño. Al igual que para el sismo del 19 de junio de 1982, para la estación

del Observatorio CIG las aceleraciones espectrales máximas para las

92
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

componentes horizontales de este sismo corresponden a un período que no

coincide al rango de aceleraciones espectrales de diseño máximas; también se

dio este caso en la estación del Instituto Geográfico Nacional, en ambas para las

dos componentes horizontales.

La estación acelerográfica “Centro de Investigaciones Geotécnicas” cuyo

emplazamiento se encuentra en un perfil de suelo S2 ha sido la que ha

presentado las aceleraciones espectrales más altas siendo la mayor de

1808.95 cm/s2 para la componente vertical. Las estaciones acelerográficas

cuyo emplazamiento se encuentra en perfil de suelo S3 son en general las que

han presentado los valores más altos de aceleraciones espectrales. Al ver los

valores tan altos de aceleraciones que se presentaron precisamente en estos

perfiles de suelo se puede demostrar que los daños provocados por este sismo

han sido en su mayoría debido a los efectos de sitio.

En la tabla 4.5 podemos observar un resumen de los valores calculados de las

aceleraciones pico efectivas calculadas para cada caso, a partir de este sismo

solamente se mostrarán los datos del espectro de respuesta de aceleración

absoluta que haya generado mayores aceleraciones espectrales de ambos

programas.

93
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

TABLA 4.5. Comparación de resultados sismo del 10 de octubre de 1986.


ED (Espectro de Diseño), ER (Espectro de Respuesta), C.O. (Categoría de Ocupación)
Unidades en cm/s2
Sa máx. Sa máx. EPA EPA 1 EPA 2
Estación C.O. % Sa % EPA % EPA 2
(ED) (ER) (ED) (ER) (ER)
Componente Horizontal Norte-Sur
III 1078.00 1448.64 392 321.46 364.54 134.38% 82.00% 92.99%
II 1293.60 1448.64 470.40 321.46 364.54 111.99% 68.34% 77.50%
I 1617.00 1448.64 588.00 321.46 364.54 89.59% 54.67% 62.00%
Componente Horizontal Este-Oeste
III 1078.00 1808.95 392.00 477.98 519.19 167.81% 121.93% 132.45%
CIG
II 1293.60 1808.95 470.40 477.98 519.19 139.84% 101.61% 110.37%
I 1617.00 1808.95 588.00 477.98 519.19 111.87% 81.29% 88.30%
Componente Vertical
III 808.50 1929.82 392.00 284.44 206.71 238.69% 72.56% 52.73%
II 970.20 1929.82 470.40 284.44 206.71 198.91% 60.47% 43.94%
I 1212.75 1929.82 588.00 284.44 206.71 159.13% 48.37% 35.15%
Componente Horizontal Norte-Sur
III 1176.00 1095.67 392.00 267.56 296.41 93.17% 68.26% 75.61%
Componente Horizontal Este -Oeste
III 1176.00 1448.87 392.00 321.09 381.44 123.20% 81.91% 97.31%
HCR II 1411.20 1448.87 470.40 321.09 381.44 102.67% 68.26% 81.09%
I 1764.00 1474.10 588.00 321.09 381.44 83.57% 54.61% 64.87%
Componente Vertical
III 808.50 1034.47 392.00 188.83 204.84 127.95% 48.17% 52.25%
II 1411.20 1034.47 470.40 188.83 204.84 73.30% 40.14% 43.55%
Componente Horizontal Norte-Sur
III 1078.00 1047.98 392.00 205.03 218.10 97.22% 52.30% 55.64%
Componente Horizontal Este -Oeste
HSH
III 1078.00 709.33 392.00 238.26 239.48 65.80% 60.78% 61.09%
Componente Vertical
III 808.50 519.54 392.00 141.71 133.25 64.26% 36.15% 33.99%
Componente Horizontal Norte-Sur
III 1176.00 870.81 392.00 225.53 240.55 74.05% 57.53% 61.37%
Componente Horizontal Este -Oeste
IGN
III 1176.00 1488.68 392.00 375.75 425.10 126.59% 95.85% 108.44%
II 1411.20 1488.68 470.40 375.75 425.10 105.49% 79.88% 90.37%
I 1764.00 1488.68 588.00 375.75 425.10 84.39% 63.90% 72.30%

94
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

Sa máx. Sa máx. EPA EPA 1 EPA 2


Estación C.O. % Sa % EPA % EPA 2
(ED) (ER) (ED) (ER) (ER)
Componente Vertical
III 882.00 1313.20 392.00 282.79 245.74 148.89% 72.14% 62.69%
IGN
II 1058.40 1313.20 470.40 282.79 245.74 124.07% 60.12% 52.24%
I 1323.00 1313.20 588.00 282.79 245.74 99.26% 48.09% 41.79%
Componente Horizontal Norte-Sur
III 1176.00 1598.44 392.00 398.57 449.20 135.92% 101.68% 114.59%
II 1411.20 1598.44 470.40 398.57 449.20 113.27% 84.73% 95.49%
IVU
I 1764.00 1598.44 588.00 398.57 449.20 90.61% 67.78% 76.39%
Componente Horizontal Este -Oeste
III 1176.00 926.76 392.00 273.45 265.64 78.81% 69.76% 67.77%
Componente Horizontal Norte-Sur
III 1078.00 1302.76 392.00 325.92 370.50 120.85% 83.14% 94.51%
II 1293.60 1302.76 470.40 325.92 370.50 100.71% 69.29% 78.76%
Componente Horizontal Este -Oeste
UCA III 1078.00 1118.73 392 268.365 301.7621 103.78% 68.46% 76.98%
II 1293.60 1118.73 470.4 268.365 301.7621 86.48% 57.05% 64.15%
Componente Vertical
III 808.5 824.53 392 210.9953 186.0256 101.98% 53.83% 47.46%
II 970.20 824.53 470.40 211.00 186.03 84.99% 44.85% 39.55%

El Grafico 4 de la “E.A. Centro de Investigaciones Geotécnicas (CIG)”es uno de

los casos en los que se excede la EPA de diseño:


E.A. CIG (CIG)
COMPONENTE HORIZONTAL ESTE-OESTE

2000
1800
1600
1400
Sa (cm/s2)

1200
1000
800
600
400
200
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
Gráfico 4. Espectro de Respuesta E.A. CIG, E-O 10-10-86.

95
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

Se puede observar que las aceleraciones espectrales sobrepasan en varias

ocasiones a la aceleración espectral máxima del espectro de diseño de la NTDS-

94 para la categoría de ocupación III; ya que los mayores valores de

aceleraciones espectrales se encuentran dentro del rango de períodos de

interés (0.1 a 0.5s) y siendo estos demasiado elevados ocasionan que la EPA

calculada para el caso 1 (períodos entre 0.1 y 0.5s) sea de 477.98 cm/s2 y

para el caso 2 (períodos entre 0.2 y 0.5s) sea de 519.19 cm/s2 sobrepasando

así en ambos casos a la EPA de diseño que es de 392 cm/s2.

Lo otros casos en los que la EPA calculada sobrepasó a la EPA del espectro de

diseño de la NTDS-94 se dieron en el caso del espectro de respuesta absoluta

para la misma componente horizontal E-O para la E.A “Instituto Geográfico

Nacional” (gráfico 5) y el caso de la componente horizontal N-S, ahora para la

E.A “Instituto Vivienda Urbana” (gráfico 6) veamos estas comparaciones:

E.A. INSTITUTO GEOGRAFICO NACIONAL (IGN)


COMPONENTE HORIZONTAL E-O

1600
1400
1200
1000
Sa (cm/s2)

800
600
400
200
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
Gráfico 5. Espectro de Respuesta E.A. IGN, E-O 10-10-86.

96
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

E.A. INSTITUTO VIVIENDA URBANA (IVU)


COMPONENTE HO RIZONTAL N-S

1800
1600
1400
1200
Sa (cm/s2)

1000
800
600
400
200
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
Gráfico 6. Espectro de Respuesta E.A. IVU, N-S 10-10-86.

4.4. SISMO DEL 13 DE ENERO DE 2001.

Ahora con los datos obtenidos para el sismo del 13 de enero de 2001 se

cuenta con el registro para las tres componentes de las siguientes 16

estaciones acelerográficas: CEPA Acajutla (CA), Ahuachapán (AH), CESSA

Metapán (CM), Ciudadela Don Bosco (DB), Cutuco (CU), Observatorio CIG (OB),

Relaciones Exteriores Superficie (RS), Relaciones Exteriores Fondo (RF), San

Miguel (MG), Santa Ana (SA), Santa Tecla (ST), Santiago de María (SM),

Seminario San José de la Montaña (SS), Sensuntepeque (SE), Viveros de DUA

(VS) y Presa 15 de septiembre (QC). Obteniéndose un total de 48 registros.

4.4.1. Calculo de Aceleraciones Pico Efectivas.

Para el caso del sismo del 13 de enero de 2001 en la mayoría de estaciones

acelerográficas las aceleraciones espectrales al igual que la EPA de diseño no

fueron sobrepasadas por las generadas a partir de los acelerogramas

97
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

registrados durante el sismo, habiéndose sobrepasado en tres estaciones en

particular, las cuales se mencionarán mas adelante.

En el caso de las estaciones cuyo emplazamiento se encuentra en un suelo tipo

S1 (Roca) que son las E.A. Acajutla, Cutuco, Presa 15 de septiembre,

Sensuntepeque y CESSA Metapán, se presentaron los valores más bajos de las

EPA los cuales varían con respecto a las EPA de diseño en porcentajes máximos

que varían desde el 3.22% en la E.A. CESSA Metapán que se encuentra en la

zona sísmica 2 al norte del país, hasta porcentajes del 42.90% en la E.A.

“Presa 15 de septiembre” situada en la zona sísmica 1 en la zona oriente del

país. Para las componentes horizontales y porcentajes máximos que varían desde

el 3.60% al 17.19% para las estaciones anteriores. A pesar que el

emplazamiento de estas estaciones acelerograficas tiene la misma geología local

y características del suelo las variaciones de los registros se han dado debido a

la distancia en la que encuentra el emplazamiento con respecto al epicentro del

sismo.

En el caso de las estaciones cuyo emplazamiento se encuentra en un suelo tipo

S2 (suelos muy densos o compactos) que son las E.A. San Miguel y Relaciones

Exteriores (Fondo), se presentaron valores de las EPA los cuales varían con

respecto a las EPA de diseño en porcentajes máximos del 25.16% y 52.47%

para las componentes horizontales y entre el 23.26% y 32.36% para la

componente vertical.

98
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

Todas las demás estaciones tienen su emplazamiento en suelo tipo S3 (suelos

cohesivos blandos, medianamente compactos o suelos no cohesivos sueltos)

estas han presentado los mayores valores de las EPA los cuales varían con

respecto a las EPA de diseño en porcentajes máximos que varían desde el

44.50% al 72.41% para las componentes horizontales y valores que varían

desde el 24.07% al 62.61% para la componente vertical. Hay que resaltar que

dentro de este tipo de suelo S3 se dieron ciertos casos en los cuales la EPA

generada a partir de los registros del sismo ha sobrepasado a la EPA de diseño,

esto se dio únicamente para las componentes horizontales. Estos casos

específicos se vieron en la E.A “Observatorio CIG” que se sobrepasó en un

3.23% a la EPA de diseño para la componente N-S, la E.A “Santa Tecla” que

sobrepasó en un 59.93% a la EPA de diseño para la componente E-O y la E.A

“Santiago de María” que sobrepasó en un 71.56% a la EPA de diseño para la

componente E-O. Se revisó para las categorías de ocupación II y I y en los

casos de las E.A de Santa Tecla y Santiago de Maria fue sobrepasada la EPA de

diseño para las tres categorías de ocupación, presentando porcentajes máximos

hasta de 6.62% y 14.37% respectivamente para la categoría de ocupación I. A

continuación se muestra en la tabla 4.6 el resumen de todas las aceleraciones

pico efectivas calculadas para cada uno de los 48 registros obtenidos durante

el sismo del 13 de enero de 2001, nuevamente se muestran en naranja los

porcentajes que hayan presentado mayores valores obtenidos en ambos casos.

99
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

TABLA 4.6. Comparación de resultados sismo del 13 de enero de 2001.


ED (Espectro de Diseño), ER (Espectro de Respuesta), C.O. (Categoría de Ocupación)
Unidades en cm/s2
Sa máx. Sa máx. EPA EPA 1 EPA 2
Estación C.O. % Sa % EPA % EPA 2
(ED) (ER) (ED) (ER) (ER)
Componente Horizontal Norte-Sur
III 980.00 285.83 392.00 76.21 72.82 29.17% 19.44% 18.58%
Componente Horizontal Este-Oeste
CA
III 980.00 262.60 392.00 72.61 72.02 26.80% 18.52% 18.37%
Componente Vertical
III 735.00 152.45 392.00 41.59 40.21 20.74% 10.61% 10.26%
Componente Horizontal Norte-Sur
III 1176.00 557.53 392.00 165.32 174.43 47.41% 42.17% 44.50%
Componente Horizontal Este -Oeste
AH
III 1176.00 552.13 392.00 144.61 160.37 46.95% 36.89% 40.91%
Componente Vertical
III 882.00 485.25 392.00 94.36 91.20 55.02% 24.07% 23.27%
Componente Horizontal Norte-Sur
III 735.00 30.43 294.00 8.84 9.48 4.14% 3.01% 3.22%
CM
Componente Horizontal Este -Oeste
III 735.00 35.64 294.00 10.06 10.59 4.85% 3.42% 3.60%
Componente Horizontal Norte-Sur
DB
III 1176.00 659.61 392.00 207.80 215.57 56.09% 53.01% 54.99%
Componente Horizontal Este -Oeste
III 1176.00 772.57 392.00 187.09 197.70 65.70% 47.73% 50.43%
DB
Componente Vertical
III 882.00 428.01 392.00 100.78 91.47 48.53% 25.71% 23.33%
Componente Horizontal Norte-Sur
III 980.00 207.28 392.00 50.57 46.50 21.15% 12.90% 11.86%
Componente Horizontal Este -Oeste
CU
III 980.00 174.29 392.00 49.19 47.04 17.79% 12.55% 12.00%
Componente Vertical
III 735.00 114.92 392.00 32.94 31.08 15.64% 8.40% 7.93%
Componente Horizontal Norte-Sur
III 1176.00 1481.25 392.00 384.39 404.68 125.96% 98.06% 103.23%
Componente Horizontal Este -Oeste
OB
III 1176.00 1125.42 392.00 283.84 273.77 95.70% 72.41% 69.84%
Componente Vertical
III 882 845.81 392.00 117.07 89.95 71.92% 29.87% 22.95%

100
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

Sa máx. Sa máx. EPA EPA 1 EPA 2


Estación C.O. % Sa % EPA % EPA 2
(ED) (ER) (ED) (ER) (ER)
Componente Horizontal Norte-Sur
III 1078.00 739.27 392.00 180.54 201.78 68.58% 46.06% 51.47%
Componente Horizontal Este -Oeste
RF
III 1078.00 766.46 392.00 186.26 205.53 71.10% 47.51% 52.43%
Componente Vertical
III 808.50 607.00 392.00 125.77 126.85 75.08% 32.08% 32.36%
Componente Horizontal Norte-Sur
III 1176.00 1144.99 392.00 310.30 331.79 97.36% 79.16% 84.64%
Componente Horizontal Este -Oeste
RS
III 1176.00 1317.38 392.00 320.88 338.72 112.02% 81.86% 86.41%
Componente Vertical
III 882.00 781.39 392.00 144.96 137.19 88.59% 36.98% 35.00%
Componente Horizontal Norte-Sur
III 1078.00 321.54 392.00 98.63 97.82 29.83% 25.16% 24.95%
Componente Horizontal Este -Oeste
MG
III 1078.00 380.65 392.00 91.19 84.99 35.31% 23.26% 21.68%
Componente Vertical
III 808.50 210.29 392.00 64.36 65.08 26.01% 16.42% 16.60%
Componente Horizontal Norte-Sur
SA
III 1176.00 407.07 392.00 90.26 94.14 34.62% 23.02% 24.02%
Componente Horizontal Este -Oeste
III 1176.00 281.89 392.00 65.37 70.35 23.97% 16.68% 17.95%
SA
Componente Vertical
III 882.00 186.77 392.00 49.00 54.50 21.18% 12.50% 13.90%
Componente Horizontal Norte-Sur
III 1176.00 1998.35 392.00 404.24 342.63 169.93% 103.12% 87.41%
II 1411.20 1998.35 470.40 404.24 342.63 141.61% 85.94% 72.84%
Componente Horizontal Este -Oeste
ST III 1176.00 2494.09 392.00 626.93 599.71 212.08% 159.93% 152.99%
II 1411.20 2494.09 470.40 626.93 599.71 176.74% 133.28% 127.49%
I 1764.00 2494.09 588.00 626.93 599.71 141.39% 106.62% 101.99%
Componente Vertical
III 882.00 1341.68 392.00 222.73 197.88 152.12% 56.82% 50.48%
Componente Horizontal Norte-Sur
III 1176 2494.20 392 482.0028 391.8467 212.09% 122.96% 99.96%
SM
II 1411.2 2494.20 470.4 482.0028 391.8467 176.74% 102.47% 83.30%
I 1764 2494.20 588 482.0028 391.8467 141.39% 81.97% 66.64%

101
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

Sa máx. Sa máx. EPA EPA 1 EPA 2


Estación C.O. % Sa % EPA % EPA 2
(ED) (ER) (ED) (ER) (ER)
Componente Horizontal Este -Oeste
III 1176.00 2940.25 392.00 672.52 602.00 250.02% 171.56% 153.57%
II 1411.20 2940.25 470.40 672.52 602.00 208.35% 142.97% 127.98%
SM
I 1764.00 2940.25 588.00 672.52 602.00 166.68% 114.37% 102.38%
Componente Vertical
III 882.00 1085.94 392.00 245.41 215.69 123.12% 62.61% 55.02%
Componente Horizontal Norte-Sur
III 1176.00 735.38 392.00 214.88 207.03 62.53% 54.82% 52.81%
Componente Horizontal Este -Oeste
SS
III 1176.00 706.00 392.00 214.16 214.40 60.03% 54.63% 54.69%
Componente Vertical
III 882.00 847.24 392.00 125.56 99.24 96.06% 32.03% 25.32%
Componente Horizontal Norte-Sur
III 735.00 221.74 294.00 55.73 56.48 30.17% 18.95% 19.21%
Componente Horizontal Este -Oeste
SE
III 735.00 195.12 294.00 49.29 49.83 26.55% 16.77% 16.95%
Componente Vertical
III 551.25 194.36 294.00 36.16 29.31 35.26% 12.30% 9.97%
Componente Horizontal Norte-Sur
VS
III 1176.00 885.53 392.00 229.09 238.70 75.30% 58.44% 60.89%
Componente Horizontal Este -Oeste
III 1176.00 988.30 392.00 261.61 263.40 84.04% 66.74% 67.19%
VS
Componente Vertical
III 882.00 704.04 392.00 140.46 119.02 79.82% 35.83% 30.36%
Componente Horizontal Norte-Sur
III 980.00 506.14 392.00 150.51 159.60 51.65% 38.39% 40.71%
Componente Horizontal Este -Oeste
QC
III 980.00 840.58 392.00 168.18 148.97 85.77% 42.90% 38.00%
Componente Vertical
III 735.00 341.31 392.00 67.37 57.46 46.44% 17.19% 14.66%

102
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

Al observar gráficamente las comparaciones entre los espectros de diseño de

aceleración de la NTDS-94 y los espectros de respuesta de aceleración

absoluta generados para este sismo podemos observar claramente como las

aceleraciones espectrales varían dependiendo del tipo del suelo y las

características geológicas del lugar de emplazamiento de las estaciones

acelerograficas, observemos por ejemplo el caso de la E.A “Cessa Metapán”

para la componente horizontal Norte-Sur en el gráfico 7:


E.A. CESSA METAPAN (CM)
COMPONENTE HORIZONTAL N-S

800
700
600
500
Sa (cm/s2)

400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
Gráfico 7. Espectro de Respuesta E.A. CM, E-O 13-01-01.

En este caso las aceleraciones espectrales como se puede observar se

encuentran muy por debajo del límite de diseño, los factores que influyen para

que se den estos valores son: primero el tipo de suelo del emplazamiento al ser

este un perfil de suelo S1 (Roca), otro factor que influye es la distancia

epicentral que son 165 km, ubicándose en la zona sísmica 1. Veamos el caso

contrario como es el de la E.A “Santiago de María” (Gráfico 8) para la misma

103
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

componente horizontal Norte-Sur el cual tiene una distancia epicentral

relativamente pequeña (52.50Km) en comparación con la anterior y un perfil de

suelo S3 (suelos cohesivos blandos, medianamente compactos o suelos no

cohesivos sueltos). Podemos observar como estos factores afectan

directamente las aceleraciones espectrales, siendo superada la barrera del

espectro de diseño de la NTDS-94.

E.A. SANTIAGO DE MARIA (SM)


COMPONENTE HORIZONTAL N-S

3000

2500

2000
Sa (cm/s2)

1500

1000

500

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
Gráfico 8. Espectro de Respuesta E.A. SM, N-S 13-01-01.

Ahora se observa como varían las aceleraciones espectrales en un mismo

emplazamiento y a diferentes profundidades y perfiles de suelo como es el caso

de la E.A. “Relaciones exteriores” (gráfico 9) la cual posee dos acelerógrafos

uno en el fondo y uno en la superficie. Podemos observar claramente las

variaciones ocasionadas por el efecto de sitio y como afecta este las

aceleraciones espectrales viéndose amplificadas de manera significativa, en este

caso para el fondo del emplazamiento se tiene un perfil de suelo S2 (suelos muy

104
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

densos o compactos) y en la superficie un perfil de suelo S3 (suelos cohesivos

blandos, medianamente compactos o suelos no cohesivos sueltos) teniendo un

porcentaje de amplificación aproximadamente del 35% para una misma distancia

epicentral de 95.63 km.


E.A. RELACIONES EXTERIORES (FONDO y SUPERFICIE)
COMPONENTE HORIZONTAL N-S

1400
1200
1000
Sa (cm/s2)

800
600
400
200
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

Relaciones Exteriores Superficie Relaciones Exteriores Fondo

Gráfico 9. Espectro de Respuesta E.A. SM, N-S 13-01-01.

Veamos otra comparación (gráfico 10) entre las estaciones acelerográficas de

“San José de la Montaña” y “Santa Tecla”, las cuales tienen su emplazamiento a

iguales distancias epicentrales (94.9 y 98 km respectivamente) y en iguales

perfiles de suelo S3:


ESPECTROS DE RESPUESTA DE ACELERACION
ABSOLUTA
COMPONENTE HORIZONTAL N-S

2500

2000
Sa (cm/s2)

1500

1000

500

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
105
San Jose de la Montaña Santa Tecla
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

Se puede ver una gran variación en cuanto a las aceleraciones espectrales

teniendo las mismas características ambas estaciones acelerograficas, esto deja

en duda si los factores de amplificación por efecto de sitio utilizados para un

perfil de suelo S3 son los adecuados para ser utilizados en cualquier zona del

país lo que hace necesario realizar un estudio de microzonificacion sísmica para

determinar adecuadamente los valores de los períodos naturales del terreno y

modificar los factores de sitio CO y TO.

Si observamos la comparación entre los acelerogramas de ambas estaciones

acelerograficas, podemos observar claramente que las aceleraciones máximas del

terreno para la E.A “Santa Tecla” aumentan considerablemente con respecto a la

aceleración máxima del terreno para la E.A “San José de la Montaña” esto nos

hace comprobar las variaciones que existen para un mismo perfil de suelo S3:

Acelerogramas E.A Santa Tecla y E.A. San Jose de la Montaña


Componente Horizontal N-S

600
400
200
A (cm/s2)

0
-200 0 5 10 15 20 25 30 35
-400
-600
-800
t (s)

Gráfico 11. Acelerograma E.A. ST y SS, N-S 13-01-01.

106
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

4.5. SISMO DEL 13 DE FEBRERO DE 2001.

Para el sismo del 13 de febrero de 2001 se cuenta con el registro para las

tres componentes de las siguientes 10 estaciones acelerográficas: Centro de

Investigaciones Geotécnicas (CI), Ciudadela Don Bosco (DB), Observatorio CIG

(OB), Relaciones Exteriores Superficie (RS), Relaciones Exteriores Fondo (RF),

Santa Tecla (ST), Seminario San José de la Montaña (SS), Universidad

Centroamericana “José Simeón Cañas (UC), Viveros de DUA (VS) y Presa 15 de

septiembre (QC). Por lo tanto se obtuvo un total de 30 registros.

4.5.1. Calculo de Aceleraciones Pico Efectivas.

Para este sismo en todas las estaciones acelerográficas las aceleraciones

espectrales máximas y las EPA calculadas a partir de los registros tomados

durante el sismo se encontraron muy por debajo de las aceleraciones

espectrales máximas y EPA de diseño.

Los valores de las EPA los cuales varían con respecto a las EPA de diseño en

porcentajes máximos para las componentes horizontales varían desde el 5.36%

hasta el 7.16% para estaciones acelerográficas cuyo emplazamiento se

encuentra en perfil de suelo S1, desde el 8.65% hasta el 9.41% para

estaciones acelerográficas cuyo emplazamiento se encuentra en perfil de suelo

S2 y desde el 7.19% hasta el 29.33% para estaciones acelerográficas cuyo

emplazamiento se encuentra en perfil de suelo S3.

107
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

Los valores de las EPA los cuales varían con respecto a las EPA de diseño en

porcentajes máximos para la componente vertical varían desde el 4.21% hasta

9.55% para estaciones acelerográficas cuyo emplazamiento se encuentra en

perfil de suelo S1, no fueron mayores que el 5.82% para estaciones

acelerográficas cuyo emplazamiento se encuentra en perfil de suelo S3 y variaron

desde el 4.64% hasta el 12.25% para estaciones acelerográficas cuyo

emplazamiento se encuentra en perfil de suelo S3. Por lo tanto los valores mas

altos de aceleraciones espectrales y de aceleración pico efectiva se vuelven a

dar en perfiles de suelo S3.

TABLA 4.7. Comparación de resultados sismo del 13 de febrero de 2001.


ED (Espectro de Diseño), ER (Espectro de Respuesta), C.O. (Categoría de Ocupación)
Unidades en cm/s2
Sa máx. Sa máx. EPA EPA 1 EPA 2
Estación C.O. % Sa % EPA % EPA 2
(ED) (ER) (ED) (ER) (ER)
Componente Horizontal Norte-Sur
III 980.00 213.32 392.00 63.80 71.13 21.77% 16.27% 18.15%
Componente Horizontal Este-Oeste
CI
III 980.00 349.82 392.00 94.64 98.36 35.70% 24.14% 25.09%
Componente Vertical
III 735.00 140.95 392.00 37.43 37.28 19.18% 9.55% 9.51%
Componente Horizontal Norte-Sur
III 1176.00 299.08 392.00 90.49 99.85 25.43% 23.09% 25.47%
Componente Horizontal Este -Oeste
DB
III 1176.00 294.08 392.00 77.31 83.59 25.01% 19.72% 21.32%
Componente Vertical
III 882.00 229.84 392.00 49.29 45.89 26.06% 12.57% 11.71%
Componente Horizontal Norte-Sur
III 1176.00 386.71 392.00 111.96 114.99 32.88% 28.56% 29.33%
Componente Horizontal Este -Oeste
OB
III 1176.00 323.67 392.00 88.78 96.35 27.52% 22.65% 24.58%
Componente Horizontal Vertical
III 882.00 280.12 392.00 48.41 35.14 31.76% 12.35% 8.96%

108
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

Componente Horizontal Norte-Sur


III 1078.00 113.25 392.00 30.54 33.92 10.51% 7.79% 8.65%
Componente Horizontal Este -Oeste
RF
III 1078.00 141.92 392.00 34.29 36.90 13.17% 8.75% 9.41%
Componente Vertical
808.50 99.62 392.00 21.81 22.83 12.32% 5.56% 5.82%
Componente Horizontal Norte-Sur
III 1176.00 207.30 392.00 55.34 56.44 17.63% 14.12% 14.40%
Componente Horizontal Este -Oeste
RS
III 1176.00 230.42 392.00 58.15 63.80 19.59% 14.83% 16.28%
Componente Vertical
III 882.00 115.98 392.00 26.10 24.98 13.15% 6.66% 6.37%
Componente Horizontal Norte-Sur
III 1176.00 120.46 392.00 30.74 27.47 10.24% 7.84% 7.01%
Componente Horizontal Este -Oeste
ST
III 1176.00 102.86 392.00 28.07 28.18 8.75% 7.16% 7.19%
Componente Vertical
III 882.00 54.48 392.00 17.15 18.20 6.18% 4.38% 4.64%
Componente Horizontal Norte-Sur
III 1176.00 341.94 392.00 56.66 61.78 29.08% 14.45% 15.76%
Componente Horizontal Este -Oeste
SS
III 1176.00 319.01 392.00 65.04 73.03 27.13% 16.59% 18.63%
Componente Vertical
III 882.00 116.11 392.00 28.47 28.17 13.16% 7.26% 7.19%
Componente Horizontal Norte-Sur
III 1176.00 243.17 392.00 58.70 67.09 20.68% 14.97% 17.11%
UC
Componente Vertical
III 882.00 141.30 392.00 30.02 24.40 16.02% 7.66% 6.22%
Componente Horizontal Norte-Sur
III 980.00 68.83 392.00 19.32 21.01 7.02% 4.93% 5.36%
Componente Horizontal Este -Oeste
QC
III 980.00 88.45 392.00 26.58 28.06 9.03% 6.78% 7.16%
Componente Vertical
III 735.00 56.02 392.00 16.50 16.16 7.62% 4.21% 4.12%

109
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

4.6. ANALISIS DE RESULTADOS.

Los daños producidos por los sismos del 13 de enero y 13 de febrero de

2001, como se habló anteriormente en el capitulo 2 fueron mas graves en las

viviendas construidas de Adobe y Bahareque, en comparación con los daños

provocados en el sismo del 10 de Octubre de 1986 que afectó de manera mas

grave a las edificaciones de concreto reforzado que ya habían soportado los

sismos del 3 de mayo de 1965 y del 19 de junio de 1982 y hay que tomar en

cuenta que estas edificaciones no habían sido diseñadas con un código de

diseño sísmico adecuado.

Los daños producidos durante los sismos del 2001 fueron grandes, en su

mayoría se dieron en las viviendas de adobe más no en las edificaciones de

concreto reforzadas, ya que estas han sido diseñadas considerando la NTDS-

94, por el contrario las viviendas construidas de adobe fueron las mas afectadas

debido a que fueron construidas en épocas en las que no existía un código

específico de diseño para viviendas de Adobe, sino hasta el año 2003 que el

Ministerio de Obras Públicas publicó la “Norma Especial para el Diseño y la

Construcción de Viviendas” la cual menciona en el Capitulo 3 apartado 3.2.1 los

coeficientes sísmicos a ser utilizados para la revisión de la seguridad estructural

ante sismos, siendo estos 0.5 y 0.4 para la zona sísmica 1 y 2

respectivamente, estos serían equivalentes a valores de aceleraciones

espectrales de 490 y 392 cm/s2.

110
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

En el espectro de respuesta de la E.A “Santiago de María” (gráfico 12)

correspondiente a un perfil de suelo S3 del sismo del 13 de enero de 2001 se

puede observar que las aceleraciones espectrales para los períodos naturales

entre 0.2 y 0.3 s que son los que presentan las viviendas de adobe se

encuentran muy arriba de las aceleraciones máximas de diseño para este tipo de
E.A. SANTIAGO DE MARIA (SM)
COMPONENTE HORIZONTAL N-S
viviendas.
3000

2500

2000
Sa (cm/s2)

1500

1000

500

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
Gráfico 12. Espectro de Respuesta E.A SM, N-S 13-01-01.

Para observar con más detalle las variaciones de los espectros de respuesta

calculados se presentan a continuación dichos espectros ordenados según el

perfil del suelo del emplazamiento de cada estación para todos los sismos y su

comparación con el espectro de diseño correspondiente.

4.6.1. Espectros de Respuesta para perfil de suelo S1.

Para las estaciones acelerográficas cuyo emplazamiento se encuentra ubicados

en perfiles de suelo S1 se obtuvieron las aceleraciones espectrales y las

aceleraciones pico efectivas más bajas, no se presentó ningún caso en el que se

haya superado la barrera de diseño (ver gráficos del 13 al 15) .

111
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

ESPECTROS DE RESPUESTA PARA PERFIL DE SUELO S1


COMPONENTE HORIZONTAL N-S

.
1200

1000

800
Sa (cm/s2)

600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

Espectro de diseño 13-01-01 CU 13-01-01 QC 13-01-01 CM


13-01-01 SE 13-01-01 CA 13-02-01 QC 13-02-01 CI

Gráfico 13. Espectro de Respuesta para perfil de Suelo S1 Componente Horizontal N-S.

ESPECTROS DE RESPUESTA PARA PERFIL DE SUELO S1


COMPONENTE HORIZONTAL E-O

1200

1000

800
Sa (cm/s2)

600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

Espectro de diseño 13-01-01 QC 13-01-01 CU 13-01-01 CM


13-01-01 SE 13-01-01 CA 13-02-01 QC 13-02-01 CI

Gráfico 14. Espectro de Respuesta para perfil de Suelo S1 Componente Horizontal E-O.

112
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

ESPECTROS DE RESPUESTA PARA PERFIL DE SUELO S1


COMPONENTE VERTICAL

800

700

600

500
Sa (cm/s2)

400

300

200

100

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

Espectro de diseño 13-01-01 CU 13-01-01 QC 13-01-01 SE


13-01-01 CA 13-02-01 QC 13-02-01 CI

Gráfico 15. Espectro de Respuesta para perfil de Suelo S1 Componente Vertical.

Al observar todos los espectros de respuesta de aceleración absoluta para los

perfiles de suelo S1 se puede ver que los mayores valores de aceleraciones

espectrales han sido los del sismo del 13 de enero de 2001, no se tiene

registro de estaciones que tengan su emplazamiento en este tipo de perfil de

suelo para los sismos de 1982 y 1986.

4.6.2. Espectros de Respuesta para perfil de suelo S2.

En el caso de las estaciones acelerográficas que tienen su emplazamiento en

perfiles de suelo S2 y perfiles de suelo S3 se puede observar un aumento en las

aceleraciones espectrales y las aceleraciones pico efectivas con respecto a las

que tienen su emplazamiento en perfiles S1 debido a los efectos de sitio, para

estos perfiles se podrán ver casos en los cuales se supera la barrera del

113
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

espectro de diseño de la NTDS-94, específicamente para el sismo del 10 de

octubre de 1986 y el 13 de enero de 2001.

Para el caso de las estaciones acelerográficas que tienen su emplazamiento en

perfiles de suelo S2 (Ver gráficos del 16 al 18) se puede apreciar que el sismo

del 10 de Octubre de 1982 la E.A “Centro de Investigaciones Geotécnicas” ha

sido la única que sobrepasa el límite de aceleraciones espectrales máximas para

las tres componentes ortogonales, además, la E.A “San Miguel” para el caso

del sismo del 13 de enero de 2001 también sobrepasa el límite de

aceleraciones espectrales máximas únicamente para la componente horizontal

Norte-Sur. Esto se puede observar detalladamente en las siguientes envolventes

de espectros de respuesta:
ESPECTROS DE RESPUESTA PARA PERFIL DE SUELO S2
COMPONENTE HORIZONTAL NORTE-SUR

1600

1400

1200

1000
Sa (cm/s2)

800

600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

Espectro de diseño 10-10-86 UCA 10-10-86 HSH 10-10-86 CIG


13-01-01 RF 13-01-01 MG 13-02-01 RF

Gráfico 16. Espectro de Respuesta para perfil de Suelo S2 Componente Horizontal N-S.

114
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

ESPECTROS DE RESPUESTA PARA PERFIL DE SUELO S2


COMPONENTE HORIZONTAL ESTE-OESTE

2000

1800

1600

1400

1200
Sa (cm/s2)

1000

800

600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

Espectro de diseño 10-10-86 UCA 10-10-86 HSH 10-10-86 CIG


13-02-01 RF 13-01-01 MG 13-01-01 RF

Gráfico 17. Espectro de Respuesta para perfil de Suelo S2 Componente Horizontal E-O.

ESPECTROS DE RESPUESTA PARA PERFIL DE SUELO S2


COMPONENTE VERTICAL

2500

2000

1500
Sa (cm/s2)

1000

500

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

Espectro de respuesta 10-10-86 UCA 10-10-86 HSH 10-10-86 CIG


13-01-01 RF 13-01-01 MG 13-02-01 RF

Gráfico 18. Espectro de Respuesta para perfil de Suelo S2 Componente Vertical.

115
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

4.6.3. Espectros de Respuesta para perfil de suelo S3.


ESPECTROS DE RESPUESTA PARA PERFIL DE SUELO S3
COMPONENTE HORIZONTAL N-S

3000

2500

2000
Sa (cm/s2)

1500

1000

500

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

Espectro de diseño 19-06-82 OB 10-10-86 IVU" 10-10-86 IGN


10-10-86 HCR 13-01-01 RS 13-01-01 OB 13-01-01 MG
13-01-01 AH 13-01-01 SS 13-01-01 DB 13-01-01 ST
13-01-01 SA 13-01-01 VS 13-02-01 RF 13-02-01 OB
13-02-01 UC 13-02-01 SS 13-02-01 DB 13-02-01 ST
13-02-01 VS

Gráfico 19. Espectro de Respuesta para perfil de Suelo S3 Componente Horizontal N-S.

ESPECTROS DE RESPUESTA PARA PERFIL DE SUELO S3


COMPONENTE HORIZONTAL E-O

3500

3000

2500
Sa (cm/s2)

2000

1500

1000

500

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

Espectro de diseño 19-06-82 OB 10-10-86 IVU 10-10-86 IGN


10-10-86 HCR 13-01-01 RS 13-01-01 OB 13-01-01 SM
13-01-01 AH 13-01-01 SS 13-01-01 DB 13-01-01 ST
13-01-01 SA 13-01-01 VS 13-02-01 RF 13-02-01 OB
13-02-01 SS 13-02-01 DB 13-02-01 ST 13-02-01 VS
Gráfico 20. Espectro de Respuesta para perfil de Suelo S3 Componente Horizontal E-O.

116
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

ESPECTROS DE RESPUESTA PARA PERFIL DE SUELO S3


COMPONENTE VERTICAL

1600
1400
1200
1000
Sa (cm/s2)

800
600
400
200
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

Espectro de diseño 19-06-82 OB 10-10-86 IGN 10-10-86 HCR


13-01-01 AH 13-01-01 SM 13-01-01 OB 13-01-01 RS
13-01-01 SS 13-01-01 DB 13-01-01 ST 13-01-01 SA
13-01-01 VS 13-01-01 RF 13-02-01 RF 13-02-01 OB
13-02-01 UC 13-02-01 SS 13-02-01 DB 13-02-01 ST
13-02-01 VS

Gráfico 21. Espectro de Respuesta para perfil de Suelo S3 Componente Vertical.

Al observar todos los espectros de respuesta de aceleración anteriores

(gráficos del 19 al 21) correspondientes al perfil de suelo S3 se puede ver que

han sido más los espectros de respuesta que han sobrepasado el límite de las

aceleraciones espectrales máximas de diseño de la NTDS-94 habiéndose dado

específicamente para los sismos del 10 de octubre de 1986 y 13 de enero de

2001, las variaciones que se dan en todos los espectros de respuesta y cómo

cambian los valores para un mismo perfil de suelo, lo que necesita una revisión y

ver si es necesario subdividirlo y estudiar a profundidad las características

geológicas de estos perfiles de suelo y modificar los valores de los Coeficientes

de Sitio, tanto de amplificación por efectos de sitio (Co) como los valores de

períodos naturales de los suelos (To).

117
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

Para mostrar más detalladamente las variaciones que se dan en cada perfil de

suelo se muestra a continuación en la Tabla 4.8 las aceleraciones máximas del

terreno (PGA) para cada componente, la distancia epicentral y el perfil de suelo

al que pertenece:

TABLA 4.8. Distancia Epicentral (DE Km) y Aceleraciones Máximas del Terreno (PGA en cm/s2)
Sismo Estación DE PGA (N-S) PGA (E-O) PGA (V) Suelo
19/06/1982 OB 80.00 159.98 172.13 107.24 S3
CIG 18.50 410.37 680.48 389.27 S2
HCR 21.50 407.77 294.99 243.29 S3
HSH 24.50 210.71 290.63 143.96 S2
10/10/1986
IGN 18.00 372.63 501.65 445.43 S3
IVU 23.00 658.48 246.93 N.D S3
UCA 25.50 370.26 362.84 445.43 S2
CA 139.42 101.04 84.90 48.73 S1
AH 157.36 198.84 136.28 103.17 S3
CM 165.8 13.47 12.21 N.D. S1
DB 92.43 206.79 237.40 154.32 S3
CU 96.63 64.96 64.96 204.86 S3
OB 91.0 370.67 396.64 283.97 S3
RF 95.63 195.55 204.86 184.01 S2
RS 95.63 310.74 287.23 252.60 S3
13/01/2001
MG 69.95 106.03 133.21 87.63 S2
SA 142.0 130.73 75.71 49.56 S3
ST 98.00 582.21 657.04 440.78 S3
SM 52.60 647.41 670.51 426.82 S3
SS 94.90 257.05 219.37 161.23 S3
SE 90.50 70.14 56.92 47.22 S1
VS 96.90 305.34 262.03 169.99 S3
QC 93.90 142.95 177.81 119.47 S1
CI 13.6 65.45 135.25 53.73 S1
DB 12.4 95.42 80.96 50.86 S3
OB 13.7 89.47 135.25 66.77 S3
RF 19.3 39.57 42.04 23.88 S2
13/02/2001 RS 19.3 63.52 53.76 31.74 S3
ST 22.4 40.30 37.78 18.15 S3
SS 18.5 67.02 63.27 41.75 S3
UC 19.5 57.73 N.D. 37.10 S3
QC 17.4 18.75 25.28 16.32 S3

118
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

Se observa en la tabla anterior para el caso del sismo del 10 de octubre de

1986, se tiene registros de 6 estaciones acelerográficas a distancias

relativamente iguales comprendidas en un radio de alrededor de 8 Km del

epicentro y se observan grandes variaciones en las aceleraciones máximas del

terreno registrándose aceleraciones máximas del terreno para la componente

horizontal de 210.71 cm/s2 hasta 680.48 cm/s2 (0.22 a 0.69g) en un perfil de

suelo S2 y de 159.98 cm/s2 hasta 658.48 cm/s2 (0.16 a 0.67g) para un perfil

de suelo S3. Hay que tomar en cuenta las aceleraciones máximas del terreno en

la componente vertical las cuales han sido significativas para este sismo

registrándose aceleraciones máximas del terreno de hasta 445.43 cm/s2

(0.45g). Estas variaciones tan grandes que existen en un mismo perfil de suelo

se dan debido a que en San Salvador existen diferentes tipos de suelos y esto

genera una gran influencia en las condiciones locales del movimiento.

Al Observar las variaciones que se dan para el sismo del 13 de enero de 2001;

en el caso del perfil de suelo S1 se pueden observar variaciones mínimas entre

todos los registros con excepción de las aceleraciones máximas del suelo para

la Estación Acelerográfica “Cessa Metapán” en la que se puede ver una

reducción notable, esto es debido a que el emplazamiento que es en roca esta

ubicado en la Zona Sísmica 2 siendo este el único registro que se tiene para la

misma, lo que muestra la poca sismicidad que existe al norte del país. En el caso

de las aceleraciones máximas del terreno para los perfiles de suelo S2 muestra

119
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

una diferencia relativamente significativa obteniendo se valores desde 106.03

cm/s2 hasta 195.55 cm/s2 (0.11 a 0.20g) estas variaciones se pueden asociar

con la diferencia que existe en cuanto a distancias epicentrales que va desde los

69.95 a los 95.63 Km. Ahora para el caso de los perfiles de suelo S3 existen

variaciones significativas, las cuales en algunos casos pueden ser asociadas a la

distancia epicentral, tal es el caso de la Estación Acelerográfica “Ahuachapán”

que presentó los valores de aceleración máxima del terreno mas bajos (198.84

cm/s2 para la componente Horizontal) y también la distancia epicentral mas lejana

(157.36 Km). Pero existen otros casos en los cuales se ve una variación en

cuanto aceleraciones máximas del terreno grande y obteniéndose una distancia

epicentral relativamente igual, tal es el caso de las Estaciones Acelerográficas

“Seminario San José de la Montaña”, “Viveros de DUA” y “Santa Tecla” en este

caso tenemos una variación desde 219.37 cm/s2 hasta 657.04 cm/s2 (0.22 a

0.67g). Y por ultimo el caso de la Estacion Acelerográfica “Santiago de María”

la cual tiene la distancia epicentral mas corta y la aceleración máxima del terreno

mas alta (670.51 cm/s2 o 0.68g).

A continuación se muestra el gráfico 22 para observar detalladamente las

variaciones de las aceleraciones máximas del terreno con respecto a las

distancias epicentrales para el perfil de suelo S3 del sismo del 13 de enero de

2001, para las 3 componentes ortogonales, donde la vertical es mas baja

respecto a las horizontales:

120
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

ACELERACION MAXIMA DEL TERRENO Y DISTANCIA EPICENTRAL


(PERFIL S3 SISMO 13-01-01)

800
700
600
PGA (cm/s2)

500 N-S
400 E-O

300 V

200
100
0
40 60 80 100 120 140 160 180

DE (Km)
Gráfico 22. Aceleración Máxima del Terreno y Distancia Epicentral para Perfil de Suelo S3.

Para el caso del sismo del 13 de febrero de 2001 solamente se tiene un

registro para el perfil de suelo S1 y uno para el perfil de suelo S2, pero al

observar las variaciones en el perfil de suelo S3 se puede ver que son mínimas,

para ver detalladamente estas variaciones se muestra a continuación el gráfico

23:
ACELERACION MAXIMA DEL TERRENO Y DISTANCIA EPICENTRAL
(PERFIL S3 SISMO 13-02-01)

140
120

100
PGA (cm/s2)

80 N-S
E-O
60 V
40

20
0
10 12 14 16 18 20 22 24

DE (Km)

Gráfico 23. Aceleración Máxima del Terreno y Distancia Epicentral para Perfil de Suelo S3.

121
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

4.6.4. Aceleraciones Pico Efectivas para los sismos de 1982, 1986 y 2001.

En la tabla 4.8 se muestran las EPA calculadas para ambos casos, para cada una

de las estaciones acelerograficas que han registrado los sismos de 1982,

1986 y 2001, además se calculó la media (X) y la media más la desviación

estándar (X+σ) de las EPA calculadas de cada uno de los espectros de

respuesta generados para cada componente para comparar las EPA que se

presentan en la NTDS-94. Se puede observar que las medias calculadas andan

muy por debajo del valor de diseño de la norma que es 392 para las

componentes horizontales y 294 para la componente vertical, en cambio al

sumarles la desviación estándar el valor aumenta aunque ninguno sobrepasa el

limite de diseño.

Tabla 4.9. Aceleraciones Pico Efectivas Promedio y Promedio más desviación estándar.
N-S E-O V
Sismo Estación
EPA 1 EPA 2 EPA 1 EPA 2 EPA 1 EPA 2
19/06/1982 OB 123.24 137.30 154.17 180.35 120.98 141.33
CIG 321.46 364.54 477.982 519.188 284.44 206.71
HCR 267.56 296.41 321.093 381.442 188.83 204.84
HSH 205.03 218.10 238.261 239.483 141.71 133.25
10/10/1986
IGN 225.53 240.55 375.748 425.10 282.79 245.74
IVU 398.57 449.20 273.452 265.639 ND ND
UCA 325.92 370.50 268.365 301.762 211.00 186.03
CA 76.21 72.82 72.61 72.02 41.59 40.21
AH 165.32 174.43 144.61 160.37 94.36 91.2
CM 8.84 9.48 10.06 10.59 ND ND
DB 207.8 215.57 187.09 197.7 100.78 91.47
13/01/2001 CU 50.57 46.5 49.19 47.04 32.94 31.08
OB 384.39 404.68 283.84 273.77 117.07 89.95
RF 180.54 201.78 186.26 205.53 125.77 126.85
RS 310.3 331.79 320.88 338.72 144.96 137.19
MG 98.63 97.82 91.19 84.99 64.36 65.08

122
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

N-S E-O V
Sismo Estación
EPA 1 EPA 2 EPA 1 EPA 2 EPA 1 EPA 2
SA 90.26 94.14 65.37 70.35 49.00 54.50
ST 404.24 342.63 626.93 599.71 222.73 197.88
SM 482.003 391.847 672.52 602.00 245.41 215.69
13/01/2001 SS 214.88 207.03 214.16 214.4 125.56 99.24
SE 55.73 56.48 49.29 49.83 36.16 29.31
VS 229.09 238.7 261.61 263.4 140.46 119.02
QC 150.51 159.6 168.18 148.97 67.37 57.46
CI 63.8 71.13 94.64 98.36 37.43 37.28
DB 90.49 99.85 77.31 83.59 49.29 45.89
OB 111.96 114.99 88.78 96.35 48.41 35.14
RF 30.54 33.92 34.29 36.9 21.81 22.83
13/02/2001 RS 55.34 56.44 58.15 63.8 26.1 24.98
ST 30.74 27.47 28.07 28.18 17.15 18.2
SS 56.66 61.78 65.04 73.03 28.47 28.17
UC 58.7 67.09 30.02 24.4 ND ND
QC 19.32 21.01 26.58 28.06 16.5 16.16
TOTAL 5494.18 5675.58 6015.74 6185.03 3083.42 2792.66
X 171.693 177.362 187.992 193.282 96.357 87.271
σ 131.391 131.547 169.252 167.447 82.565 71.446
X+σ 303.08 308.91 357.24 360.73 178.92 158.72
C.V. 76.53 74.17 90.03 86.63 85.69 81.87

Las aceleraciones pico efectivas calculadas con la ecuación utilizada en el estudio

de peligro sísmico de la Universidad Autónoma de México (UNAM 1993)

considerando las amplitudes espectrales entre los períodos 0.1 y 0.5

presentaron los valores más bajos para las componentes horizontales, habiendo

sido 303.08 cm/s2 (0.31g) para la componente Norte-Sur y 357.24 cm/s2

(0.36g) para la componente Este-Oeste, en cambio para la componente vertical

se presento el más alto habiendo sido de 178.92 cm/s2 (0.18g). Las

aceleraciones pico efectivas calculadas con la ecuación Donovan (1978)

123
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

considerando las amplitudes espectrales entre los períodos 0.2s y 0.5s

presentaron los valores más altos para las componentes horizontales, habiendo

sido 308.91 cm/s2 (0.32g) para la componente Norte-Sur y 360.73 cm/s2

(0.37g) para la componente Este-Oeste, en cambio para la componente vertical

se presento el más bajo habiendo sido de 158.72 cm/s2 (0.16g).

Las aceleraciones pico efectivas calculadas como la media más la desviación

estándar de los registros obtenidos en todas las estaciones acelerográficas

para este trabajo de graduación se encuentran por debajo que las que se

encuentran en la NTDS-94 (tabla 3.3, Pág.70). Para el caso de la zona sísmica 1

se contó solamente con un registro por lo tanto no se calculó el promedio pero

se encontraba muy por debajo del valor que propone la Norma; en el caso de la

zona sísmica 2 el valor promedio para las componentes horizontales es de

332.49 cm/s2 (0.34g) encontrándose debajo de 392 cm/s2 (0.4g) que se

encuentra en la NTDS-94; para la componente vertical el valor promedio fue de

168.82 cm/s2 (0.17g) que también se encuentra por debajo de las 2/3 partes

de las componentes horizontales que propone la NTDS-94 (292 cm/s2 o 0.3g).

Por lo tanto los valores de aceleraciones pico efectivas o factores de

zonificación sísmica que se encuentran en la NTDS-94 se pueden considerar

adecuados.

Si se saca un porcentaje entre las aceleraciones pico efectivas para la

componente vertical y las componentes horizontales y así evaluar el factor de

124
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

reducción del 66.66% (2/3 partes) tenemos lo siguiente: Para el caso 1

(amplitudes espectrales 0.1-0.5) se obtiene un factor de reducción del 55%,

para el caso, Para el caso 2 (amplitudes espectrales 0.2-0.5) se obtiene un

factor de reducción del 48%, si se calcula un promedio de ambos casos

obtenemos entonces un factor de reducción del 50% aproximadamente, por lo

tanto el factor propuesto por la NTDS-94 esta un poco sobrado.

Se ha calculado un coeficiente de variación entre las series de datos de las

aceleraciones pico efectivas, al comparar los datos calculados para cada caso

(amplitudes espectrales entre 0.1-0.5s y 0.2-0.5s) se puede ver que no

existen variaciones significativas en los datos, dándose una diferencia en la

aceleración pico efectiva para la componente horizontal Norte-Sur del 2.36%, la

componente horizontal Este-Oeste varía en un 3.4% y la componente vertical en

un 3.8% siendo esta la que mas varía. Ahora los valores de los coeficientes de

variación se pueden considerar poco representativos con respecto a la media ya

que andan demasiado elevados obteniéndose porcentajes de hasta el 90% de

variación en el caso de la componente horizontal Este-Oeste, esto se ha debido

al margen de diferencia que existe entre las aceleraciones pico efectivas

obtenidas para el sismo del 10 de octubre de 1986 y el 13 de enero de 2001

con respecto a los sismos del 19 de junio de 1982 y el 13 de febrero de

2001. Es por esto que a continuación se depura más esta información

separando estos valores en diferentes categorías para su análisis.

125
CAPITULO IV: EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS A PARTIR DE LOS EVENTOS
SISMICOS DE 1982, 1986 Y 2001.

4.6.5. Análisis de los sismos del 13 de enero y 13 de febrero de 2001.

En la tabla 4.8 se muestra una comparación entre las aceleraciones espectrales

de los sismos del 13 de enero y 13 de febrero de 2001, donde se calculó el

promedio, la desviación estándar y por ultimo la suma del promedio y la

desviación estándar para estos eventos, en esta tabla se puede observar

claramente que los valores de las EPA para el sismo del 13 de enero en ambos

casos superan a los sismos del 13 de febrero ampliamente para cada una de las

tres componentes ortogonales, al final se puede observar que los valores de la

media mas la desviación estándar de estos eventos andan por debajo de los

valores de la EPA de diseño, exceptuando el caso 1 para la componente Este-

Oeste del sismo del 13 de enero que sobrepasa la barrera de diseño, aunque

haya sido sobrepasada no es un valor significativo ya que solamente lo ha

sobrepasado por el 1.78%.

Al final de la tabla se muestran los coeficientes de variación calculados para cada

serie de datos, se puede observar que la dispersión de datos es mayor para el

sismo del 13 de enero de 2001 presentando una variación que anda entre 65

al 88% para las componentes horizontales esto debido a los aumentos bruscos

de aceleraciones pico efectivas en las estaciones de Santa Tecla y Santiago de

María lo que hace menos representativos los resultados, por el contrario para la

componente vertical tenemos un porcentaje de variación del 55% haciendo un

poco mas representativo estos valores calculados.

126
TABLA 4.10. Aceleraciones Pico Efectivas para los sismos del 13 de enero y 13 de febrero de 2001.

Componente Norte-Sur Componente Este-Oeste Componente Vertical


Estación 13/01/2001 13/02/2001 13/01/2001 13/02/2001 13/01/2001 13/02/2001
EPA-1 EPA-2 EPA-1 EPA-2 EPA-1 EPA-2 EPA-1 EPA-2 EPA-1 EPA-2 EPA-1 EPA-2
CI ND ND 63.8 71.13 ND ND 94.64 98.36 ND ND 37.43 37.28
CA 76.21 72.82 ND ND 72.61 72.02 ND ND 41.59 40.21 ND ND
AH 165.32 174.43 ND ND 144.61 160.37 ND ND 94.36 91.2 ND ND
CM 8.84 9.48 ND ND 10.06 10.59 ND ND ND ND ND ND
DB 207.8 215.57 90.49 99.85 187.09 197.7 77.31 83.59 100.8 91.47 49.29 45.89
CU 50.57 46.5 ND ND 49.19 47.04 ND ND 32.94 31.08 ND ND
OB 384.39 404.68 111.96 114.99 283.84 273.77 88.78 96.35 117.1 89.95 48.41 35.14
RF 180.54 201.78 30.54 33.92 186.26 205.53 34.29 36.9 125.8 126.85 21.81 22.83
RS 310.3 331.79 55.34 56.44 320.88 338.72 58.15 63.8 145 137.19 26.1 24.98
MG 98.63 97.82 ND ND 91.19 84.99 ND ND 64.36 65.08 ND ND
SA 90.26 94.14 ND ND 65.37 70.35 ND ND 49.00 54.50 ND ND
ST 404.24 342.63 30.74 27.47 626.93 599.71 28.07 28.18 222.7 197.88 17.15 18.2
SM 482.003 391.85 ND ND 672.52 602.00 ND ND 245.4 215.69 ND ND
SS 214.88 207.03 56.66 61.78 214.16 214.4 65.04 73.03 125.6 99.24 28.47 28.17
SE 55.73 56.48 ND ND 49.29 49.83 ND ND 36.16 29.31 ND ND
VS 229.09 238.7 ND ND 261.61 263.4 ND ND 140.5 119.02 ND ND
UC ND ND 58.7 67.09 ND ND 30.02 24.4 ND ND ND ND
QC 150.51 159.6 19.32 21.01 168.18 148.97 26.58 28.06 67.37 57.46 16.5 16.16
X 194.332 190.33 57.506 61.52 212.74 208.71 55.88 59.19 107.2 96.409 30.65 28.58
σ 134.485 121.78 27.891 29.888 187.21 173.48 25.6 28.6 61.99 54.105 12.22 9.53
X+σ 328.82 312.1 85.4 91.41 399.9 382.2 81.48 87.78 169.2 150.5 42.9 38.1
C.V. 69.20 63.98 48.50 48.58 88.00 83.12 45.81 48.32 57.83 56.12 39.87 33.34
CAPITULO IV: “EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS”

Se observa ahora los coeficientes de variación de la tabla 4.10 para el sismo

del 13 de febrero de 2001 estos disminuyen de manera considerable con

respecto a los del 13 de enero, obteniendo resultados mas representativos,

con porcentajes de variación del 50% aproximadamente para las componentes

horizontales y un porcentaje aproximado de variación del 35% para la

componente vertical.

4.6.5. Análisis de los Sismos Regionales y Sismos Locales.

En la tabla 4.11 se muestran los valores de aceleraciones pico efectivas para

los sismos del 19 de junio de 1982 el cual solamente cuenta con un registro y

el sismo del 10 de octubre de 1986 que cuenta con 6 registros de los cuales

se ha sacado la media, la desviación estándar y la media mas la desviación

estándar. Al observar los valores de aceleraciones pico efectivas (EPA) para el

sismo de 1986 se ve claramente que las aceleraciones pico efectivas de diseño

han sido sobrepasadas para el caso en la componente horizontal Norte-Sur y

para ambos casos en la componente horizontal Este-Oeste; por el contrario,

para la componente vertical no sobrepasa el límite de diseño (294 cm/s2) pero

anda muy cerca de él. Ahora si se observa el coeficiente de variación nos

muestra datos mucho más representativos comparados con los sismos del

2001 obteniendo porcentajes de variación aproximadamente del 25% para

ambas componentes horizontales. Para la componente vertical se pueden

considerar medianamente representativos debido a la variación brusca existente

128
CAPITULO IV: “EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS”

en la E.A. “Instituto Geográfico Nacional” con un porcentaje del 55%

aproximado.

TABLA 4.11. Aceleraciones Pico Efectivas para los sismos del 19 de junio de 1982 y 10 de
octubre de 1986.
N-S E-O V
Sismo Estacion
EPA 1 EPA 2 EPA 1 EPA 2 EPA 1 EPA 2
19/06/1982 OB 123.24 137.30 154.17 180.35 120.98 141.33
CIG 321.46 364.54 477.982 519.188 284.44 206.71
HCR 267.56 296.41 321.093 381.442 188.83 204.84
HSH 205.03 218.10 238.261 239.483 141.71 133.25
10/10/1986
IGN 225.53 240.55 375.748 425.10 282.79 245.74
IVU 398.57 449.20 273.452 265.639 0 0
UCA 325.92 370.50 268.365 301.762 211.00 186.03
TOTAL 1744.08 1939.30 1954.90 2132.61 1108.76 976.56
X 290.679 323.216 325.817 355.436 184.79 162.76
σ 72.0334 87.6521 88.7452 106.521 106.06 87.739
X+σ 362.71 410.87 414.56 461.96 290.85 250.5
CV 24.78 27.12 27.24 29.97 57.39 53.91

Si se toma en cuenta ahora los sismos del 19 de junio de 1982 y el 10 de

octubre de 1982 (sismos regional y local respectivamente) y se obtiene un

promedio con los datos obtenidos para los sismos del 13 de enero y 13 de

febrero (sismos regional y local respectivamente) tenemos lo siguiente:

TABLA 4.11. Aceleraciones Pico Efectivas promedio para sismos regionales y locales.
N-S E-O V
Sismo Fecha EPA 1 EPA 2 EPA 1 EPA 2 EPA 1 EPA 2
19/06/1982 123.24 137.30 154.17 180.35 120.98 141.33
Regionales
13/01/2001 328.82 312.1 399.9 382.2 169.2 150.5
X 226.03 224.70 277.03 281.28 145.09 145.91
10/10/1986 362.71 410.87 414.56 461.96 290.85 250.50
Locales
13/02/2001 85.4 91.41 81.48 87.78 42.9 38.1
X 224.06 251.14 248.02 274.87 166.88 144.30

129
CAPITULO IV: “EVALUACION DE LAS ACELERACIONES PICO EFECTIVAS”

Al sacar el promedio entre los eventos de estudio tanto regionales como locales

podemos ver un resultado similar entre ambos presentando valores mínimamente

diferentes entre ambos, lo que se puede considerar empíricamente que tanto

sismos locales como regionales son igual de destructivos.

Si se revisan los datos históricos, los sismos regionales han sido los que mayor

magnitud han presentado, pero debido a que sus epicentros han sido mas

lejanos y sus profundidades focales han sido mayores estos si bien han

presentado daños, no han sido (con excepción del sismo del 13 de enero de

2001) tan destructivos como los sismos locales que debido a las condiciones

en la que se dan (Distancias epicentrales mas pequeñas y profundidades focales

mas superficiales) y aun obteniendo un promedio menor de magnitudes han sido

en general los que mayores daños y perdidas han dejado en San Salvador y

todo el país.

130
CAPITULO V

CONCLUSIONES Y
RECOMENDACIONES
5.1 CONCLUSIONES.

Este Trabajo de Graduación se ha centrado en el análisis de las aceleraciones

pico efectivas de la NTDS-94 a partir de una muestra de 98 registros (3 para el

sismo del 19 de junio de 1982, 17 para el sismo del 10 de octubre de 1982,

48 para el sismo del 13 de enero de 2001 y 30 para el sismo del 13 de

febrero de 2001) y con lo cual se ha llegado a las siguientes conclusiones:

Se observó en cada uno de los sismos de estudio principalmente para

perfiles de suelo S1 a medida que va aumentando la distancia epicentral las

aceleraciones registradas van disminuyendo. Ahora bien en los perfiles de

suelo S2 y S3 en algunos casos a pesar que su distancia epicentral es

grande, se ha visto la influencia del suelo en la amplificación de las

aceleraciones debido al efecto de sitio, lo que vuelve necesario tener

estudios de suelos y de las características geológicas adecuados para tomar

en cuenta estos efectos de sitio específicamente en la zona metropolitana de

San Salvador y así utilizar factores que sea adecuen a las necesidades de los

códigos sismorresistente y cumplir satisfactoriamente con sus objetivos.

En las estaciones acelerográficas cuyo emplazamiento se encuentra en perfil

de suelo S1 (Roca), los coeficientes de sitio cumplen adecuadamente, ya que

las aceleraciones espectrales generadas para cada componente en los


sismos de estudio se encuentran por debajo de las del espectro de diseño

de la NTDS-94, por lo que se concluye que los valores propuestos por dicha

normativa son adecuados para ser utilizados en un diseño sismorresistente.

Por el contrario en las estaciones acelerográficas cuyo emplazamiento se

encuentra en perfiles de suelo S2 (suelos muy densos o compactos) y

perfiles de suelo S3 (suelos cohesivos blandos, medianamente compactos o

suelos no cohesivos sueltos) las aceleraciones espectrales generadas para

cada componente en los sismos de estudio, en casos específicos como el

sismo del 10 de octubre de 1982 y 13 de enero de 2001 han superado la

barrera del espectro de diseño, lo que vuelve necesario estudiar

adecuadamente los períodos fundamentales de suelo y los factores de

amplificación por efecto de sitio para estos perfiles de suelo.

Las aceleraciones pico efectivas calculadas como la media más la desviación

estándar de los registros obtenidos en todas las estaciones acelerográficas

se encuentran por debajo que las que se encuentran en la NTDS-94 tanto

para las componentes horizontales Norte-Sur y Este-Oeste como para la

componente vertical, por lo tanto el valor de aceleración pico efectivas o

factor de zonificación sísmica que se encuentra en la NTDS-94 definido para


la zona sísmica 1 que es de 0.4 (392 cm/s2) se puede considerar adecuado,

pudiéndose utilizar en un diseño sismorresistente satisfactoriamente.

El factor de zonificación sísmica o aceleración pico efectiva para la zona

sísmica 2 definido como 0.3 (294 cm/s2) en la NTDS-94 no ha podido

evaluarse de manera profunda, pero al observar los valores calculados a

partir de los datos registrados se encuentran muy por debajo del límite de

diseño, lo que vuelve necesario realizar una revisión de éste ya que puede

estar muy sobrado a la hora de ser utilizado en diseños sismorresistentes

encareciendo considerablemente el valor de las edificaciones.

Para el cálculo de espectros de diseño de aceleración para la componente

vertical se determinó que puede reducirse a la mitad el valor de la

aceleraciones espectrales de las componentes horizontales en contraste a la

NTDS-94 que define que puede reducirse en las dos terceras partes (2/3)

del valor de las aceleraciones espectrales de las componentes horizontales,

pero por efecto de seguridad es correcto utilizar el factor de reducción

normado.

Los coeficientes de variación pueden considerarse como “no

representativos” debido a la gran variación en los valores de aceleraciones


que se han dado (específicamente en el sismo de enero de 2001), esto no

implica que los valores calculados sean erróneos ya que se ha considerado

una envolvente de los valores de aceleraciones pico efectivas calculados para

todos los sismos sin importar su fuente (ya sea regional o local) por lo cual

se le esta aplicando un factor de seguridad a los valores de aceleraciones

pico efectivas, lo que para un código de diseño sísmico es de suma

importancia para evitar tanto daños materiales como perdidas humanas.

Al calcular un valor promedio de las aceleraciones pico efectivas y comparar

los resultados entre sismos regionales y locales se obtienen datos muy

semejantes, que supone que al momento de cualquier tipo de sismo no

importa su fuente tiende a ser destructivo por igual, ahora si revisamos los

datos históricos los sismos regionales han sido los que mayor magnitud han

presentado, pero debido a que sus epicentros han sido mas lejanos y sus

profundidades focales han sido mayores, estos si bien han presentado

daños, no han sido (con excepción del sismo del 13 de enero de 2001) tan

destructivos como los sismos locales que debido a las condiciones en la que

se dan (Distancias epicentrales mas pequeñas y profundidades focales mas

superficiales) y aun obteniendo un promedio menor de magnitudes han sido

en general los que mayores daños y perdidas han dejado en San Salvador y

todo el país.
Los daños mas graves provocados por el sismo del 10 de octubre de 1986

fueron producidos en edificaciones de concreto reforzado debido a que

habían soportado los sismos previos del 5 de mayo de 1965 y el 19 de

junio de 1982 no habían sido diseñados con una Normativa de Diseño

Sismorresistente adecuado.

Los daños mas graves provocados por los sismos del 13 de enero y 13 de

febrero de 2001 fueron producidos en viviendas construidas de adobe y

bahareque debido a que estas fueron construidas antes que se publicara la

Norma Especial para el Diseño de Viviendas Especiales en 2003 por ende no

fueron diseñadas considerando la seguridad ante sismos.


5.2. RECOMENDACIONES

Ya que el Área Metropolitana de San Salvador es la zona donde se

concentra la mayoría de construcciones relevantes y los daños son mayores

se recomienda efectuar una Microzonificacion Sísmica ya que es necesario

evaluar los períodos fundamentales y la geología local y características del

suelo. Aunque las aceleraciones pico efectivas se consideren que son

adecuadas para ser utilizadas en el diseño sísmico de una edificación, los

factores de amplificación por sitio, para los perfiles de suelo S2 y S3 son

insuficientes para cumplir con los objetivos de los códigos de diseño

sismorresistente.

Es necesario tener registros de aceleraciones en los diferentes estratos del

suelo, por lo tanto se recomienda aumentar los pozos a cielo abierto que

tiene la Red de Movimiento Fuerte del país y así evaluar otras zonas del país

no solamente el Área Metropolitana de San Salvador, si no también incluir

registros del subsuelo en otras partes que han sido afectadas gravemente

por sismos, como el departamento de San Miguel en la zona oriental del país

y otros departamentos de la zona central como La Libertad y San Vicente

ubicadas en las zona del graben central o fallas sísmicas locales.


Debería de realizarse estudios mas detallados del perfil estratigráfico del

suelo de las estaciones acelerográficas y conocer con mayor detalles las

características geológicas local y características del suelo de cada estación

para así tener un mayor registro de los emplazamientos de la zona para

realizar futuros estudios de comportamiento de suelos versus efectos de

sismo; estos estudios a la vez servirían para modificar los perfiles de suelo

que se encuentran en la actual normativa por unos adecuados y actualizados

que se acoplen a la realidad del país.

Sería considerable evaluar si es necesario seguir utilizando un factor de

zonificación sísmica tan elevado como el que propone la NTDS-94 para la

zona 2 ya que es una zona de baja sismicidad.


REFERENCIAS
LIBROS.

1. A. Barbat y J. Canet, “Estructuras sometidas a acciones sísmicas: Calculo

por ordenador”, Centro Internacional de Métodos Numéricos de Ingeniería,

Segunda Edicion, Barcelona, 1994.

2. Aguilar C.E. “Geología, Geografía de El Salvador” Dirección de publicaciones,

Ministerio de cultura y comunicaciones, San Salvador, 1986.

3. Alvarez, Salvador de J., 1988. "Estado actual de la Red Sismológica de El

Salvador, hasta enero de 1988. Centro de Investigaciones Geotécnicas,

Departamento de Sismología, San Salvador, El Salvador.

4. Bommer J., Hernandez D.A., Navarrete J.A. y Salazar W.M. “Seismic Hazard

Assessments for El Salvador”, Geofísica Internacional, Vol 35, 1996.

5. C. Lomnitz, “Global Tectonics and Earthquake Risk”, Elsvier Scientific

Publishing Company, Ámsterdam, 1974.

6. C.F. Richter, “Elementary Seismology”, Freeman, San Francisco, 1958.


7. E. Rosenblueth, “Characteristics of earthquakes”, en Design of Earthquake

Resistant Structures (E. Rosenblueth, editor) Halsted Press, 126, 1980.

8. Faccioli E., C. Battistella, P. Alemani y A. Tibaldi, “Seismic Microzoning

Investigation in the Metropolitan Area of San Salvador, El Salvador, following the

destructive Earthquake of October 10, 1986. Proceedings, International

Seminar on Earthquake Engineering, Universitat Innsbruck, Austria, 1988.

9. N. M. Newmark, “A Method of computation for structural dynamics”,

Transactions, ASCE, 127, 1406-1435,1962.

10. Singh S.K., Gutierrez C., Arboleda J. y Ordaz M. “Peligro Sísmico en El

Salvador”, Universidad Autónoma de México, México, 1993.

11. Schmidt-Thomé, M. “The geology in the San Salvador area (El Salvador,

Central America): a basis for city development and planning. Geologisches

Jahrburg, Hannover, Alemania, 1975.


REVISTAS, REPORTES Y MONOGRAFIAS.

12. Aguiar R., 1998. “Acciones para el diseño sísmico de estructuras”.

Monografías de Ingeniería Sísmica. Centro Internacional de Métodos Numéricos

de Ingeniería. Barcelona, España.

13. Alfaro C.S., Kiremidjian A.S. y White R.A. “Seismic Zoning and Ground

Motion Parameters for El Salvador”, Report #93, The John A. Blume Earthquake

Engineering Center, Stanfor University, California, 1990.

14. Algermissen S.T., Hansen S.L. y Thenhaus P.C. “Seismic Hazard evaluation

of San Salvador, El Salvador”, Report of the U.S. agency for International

Development, 21pp, 1988.

15. Atakan, K. y Torres, 1994 "Local site response in San Salvador, El

Salvador, based on the October 10, 1986 earthquake". Reduction of Disasters

in Central America Report No. 6, Inst. Sol. Earth Phys., University of Bergen.

16. D.E. Hudson “Some Problems in the application of spectrum techniques to

strong-motion earthquake analysis”, Bulletin of the Seismological Society of

America, 52, 417-430, 1962.


17. Harlow D.H., White R.A., Rymer M.J. y Alvarez S. “The San Salvador

Eartquake of 10 october 1986 and its Historical Context”. Bulletin of the

Seismological Society of America, Vol 83, #4, 1993.

18. Lindholm C., Rojas W., Bungum H., Dahle A., Camacho E., Cowan H. y

Laporte M. “New Regional Seismic Zonation for Central América”, proceedigs,

Fifth Internacional Conference on Seismic Zonation, Nice, Vol. 1, 1995.

19. Martínez H., Maximiliano A. "Red de Telemetría Sísmica en El Salvador",

Revista Asia, No 64, Abril 1981 pags. 26-32.

20. N. Newmark y W. J. Hall. “Seismic Design criteria for nuclear reactor

facilities” 4th World Conference on Earthquakes Engineering, Santiago de Chile,

1969.

NORMATIVAS.

21. ASCE, Sociedad Americana de Ingenieros Civiles, 2000, “Uniformación y

comentarios para la rehabilitación sísmica de edificios”, Federal Emercency

Management Agency, FEMA-356, Virginia Estados Unidos.


22. ATC-40 “Seismic Evaluation and retrofit of concrete buildings”, Applied

Technology Council, Redwood City, California,1996.

23. Ministerio de Obras Públicas, MOP, 1994, “Norma Técnica de Diseño por

Sismo de la República de El Salvador, Reglamento para la Seguridad Estructural

de las Construcciones”, San Salvador El Salvador.

PAGINAS WEB.

24. Alvarenga E.R., Hernandez D.A. “Cronología de Sismos Destructivos en El

Salvador”, 2001 Pagina web del CIG. www.geotecnico.com.

25. Servicio Nacional de Estudios Territoriales (SNET) 2008, Vigilancia Sísmica.

http://www.snet.gob.sv/ver/sismologia/vigilancia.

TESIS.

26. Kattan Jokisch, K. y Galdámez Fonseca, C., 2007, “Estudio de Respuesta

de capas superficiales de suelo en el area metropolitana de San Salvador”

Trabajo de Graduación, Universidad Centroamericana “Jose Simeon Cañas”, San

Salvador, El Salvador.
ANEXOS
ANEXO 1.1. Escala de Intensidad Sísmica Rossi-Forel.
INTENSIDAD SIGNIFICADO
Sacudida microsísmica: Se registra únicamente por un sismógrafo
I o por algunos sismógrafos del mismo tipo; el movimiento puede
sentirlo un observador experimentado.
Sacudida extremadamente débil: Lo registran diferentes tipos de
II sismógrafos; se siente por un pequeño grupo de personas que
se encuentran descansando.
Sacudida muy débil: lo sienten varias personas que se encuentran
III descansando; es lo suficientemente fuerte para que la duración o
dirección se pueda apreciar.
Sacudida débil: lo sienten las personas que se encuentran en
IV movimiento; los objetos móviles que no se encuentran sujetos
cambian de posición, como ventanas y puertas; se agrietan los
revestimientos de los techos.
Sacudida de intensidad moderada: generalmente lo sienten todas
V las personas; se mueven muebles grandes y camas, suenan
algunas campanas.
Sacudida ligeramente fuerte: generalmente las personas que se
encuentran durmiendo se despiertan; las campanas suenan;
VI oscilan los candelabros; se detienen los relojes; es notorio el
movimiento de los árboles y arbustos. Algunas personas se
asustan y salen de sus hogares
Sacudida fuerte: los objetos móviles pueden caerse; el yeso de
VII las paredes se cae; suenan las campanas de las iglesias, se
genera un panico general, sin daño en los edificios.
VIII Sacudida muy fuerte: las chimeneas se caen y se agrietan las
paredes de los edificios.
IX Sacudida extremadamente fuerte: algunos edificios pueden
destruirse parcial o totalmente.
Sacudida de intensidad extrema: ocurre el desastre, solo quedan
X ruinas, se mueven los estratos del suelo, pueden observarse
grietas en la superficie; las rocas de las montañas se caen.

153
ANEXO 1.2. Escala de Intensidad Sísmica de Geofian.
INTENSIDAD Xo (mm) SIGNIFICADO

I - Las oscilaciones del terreno se detectan con


instrumentos.
II - En algunos casos individuales, las personas muy
sensibles en descanso lo perciben.
III - Algunas personas sienten balanceos.
IV < 0.5 Se percibe por muchas personas. Las ventanas y
las puertas se sacuden.
Los objetos se balancean, los pisos rechinan,
V 0.5-1.0 vibran los cristales, el yeso exterior se
desmorona.
VI 1.1-2.0 Los edificios sufren ligeros daños como: grietas
delgadas en el yeso, grietas en baldosas, etc.
Los edificios sufren daños considerables como:
VII 2.1-4.0 grietas delgadas en el yeso y desprendimiento
total de algunas piezas individuales; grietas
delgadas en los muros.
Destrucción dentro de los edificios: grietas
VIII 4.1-8.0 grandes en los muros, caída de cornisas o
chimeneas.
IX 8.1-16.0 Colapso de algunos edificios; destrucción de
muros azoteas o pisos.
X 16.1-32.0 Colapso de muchos edificios; fisuras en el terreno
con aberturas de hasta un metro
XI > 32.0 Numerosas fisuras en la superficie de la tierra y
grandes deslizamientos en las montañas.
XII - Grandes cambios en el paisaje.

154
ANEXO 1.3. Escala de Intensidad Sísmica MSK.
INTENSIDAD SIGNIFICADO

I No apreciable. La intensidad de la vibraciones esta bajo el nivel del


limite de la sensibilidad; solo puede ser detectado por sismógrafos.
Escasamente apreciable. Las vibraciones solo la sienten las personas
II individuales en descanso y en casa, especialmente en pisos superiores
de edificios.
Débil. Solo se aprecia parcialmente. En los interiores lo perciben
III algunas personas. En el exterior se percibe solo en circunstancias
favorables. Las vibraciones se parecen al paso de un camión pequeño.
Algunas personas pueden observar el balanceo de un objeto.
Observado fuertemente. El sismo se siente en el interior por mucha
gente y en el exterior por algunos. Las personas se despiertan pero no
se asustan. Las vibraciones son parecidas al paso de un camión grande.
IV Las ventanas, puertas y platos se sacuden. Los pisos y muros crujen.
Los muebles empiezan a moverse. Los objetos que cuelgan se
balancean ligeramente. En los autos con motor apagado es posible
percibirlo.
Despertarse. El sismo se siente en el interior por todos y en el
exterior por muchos. Mucha gente se despierta. Los animales se ponen
intranquilos. Los objetos que cuelgan se balancean considerablemente.
V Los cuadros chocan contra la pared. Los líquidos salpican. La sensación
del movimiento es como si cayera un objeto pesado. Los edificios del
tipo A, sufre un daño de grado 1. Algunas veces las corrientes cambian
de flujo.
Aterrador. Todas las personas lo perciben en el interior y el exterior.
Mucha gente se asusta y sale del edificio. Algunas personas pierden el
equilibrio. Los animales huyen de los establos. Algunas veces los platos
VI y los cristales se rompen y los libros se caen. Muebles pesados
pueden moverse. Los campanarios pueden llegar a sonar. Algunos
edificios aislados del tipo B y muchos edificios del tipo A, suelen sufrir
un daño de grado 1. En algunos casos el grosor de las grietas en
suelo húmedo pueden superar el centímetro.
Daño en edificios. Mucha gente se asusta y sale de los edificios.
Mucha gente tiene dificultades para mantenerse en pie. Muchos
edificios del tipo C dufre un daño grado 1, muchos edificios del tipo B
VII sufren un daño de grado 2. Muchos edificios del tipo A sufren un daño
de grado 3 y algunos de grado 4. Grietas en los caminos y las
tuberías se dañan en las uniones. Grietas en los muros de piedra. Se
forman ondas en el agua y se enturbia el agua con la tierra del fondo.
Destrucción de los edificios. Se produce terror u pánico en toda la
VIII gente. Las personas conduciendo un auto, pueden perder el control.
Los muebles pesados pueden llegar a caerse. Las lámparas con el
balanceo pueden llegar a dañarse. Muchos edificios del tipo C sufren

155
daños del grado 2, algunos del grado 3. Muchos edificios del tipo B,
sufren daños del grado 3 y muchos del tipo A sufren daños de grado
4. Algunos monumentos se mueven e inclinan. Se producen grietas de
varios centímetros en las carreteras. El agua de los lagos se enturbia.
En muchos casos cambia el flujo de los ríos.
Daño general en los edificios. Panico general, considerable daño en los
muebles. Los animales huyen desorientados. Muchos edificios del tipo
C sufren daños de grado 3 y algunos de grado 4. Muchos edificios del
tipo B muestran daños del grado 4 y alguos del 5. Muchos edificios
IX del tipo S sufren daños del tipo 5. Los monumentos y columnas se
caen. Se producen daños considerables en las presas. Las tuberías se
dañan considerablemente. Las lineas del ferrocarril se pueden doblar. El
agua se enturbia totalmente, observando la tierra y fango del fondo de
los lagos. Grietas superiores a 10 cm en las carreteras. Se caen rocas
y se producen grandes deslizamientos.
Destrucción general de los edificios. Muchos de los edificios de tipo C
sufren daños del grado 4, algunos grado 5. muchos edificios del tipo
B dufren daños de grado 5; la mayoria de los edificios del tipo A,
X dufren destrucción total. Daño crítico en presas y diques y daño
severo en puentes. El asfalto y pavimentos muestran ondas. En el
terreno, se producen grietas considerables en algunos casos hasta de
1 m. Los deslizamientos son considerables.
Catastrofe. Severo daño en edificios bien construidos, puentes presas
XI y lineas de ferrocarril; las autopistas quedan inservibles, las tuberías se
destruyen completamente. El terreno dambia considerablemente con
grietas y fisuras muy grandes.
Cambios en el pasisaje, prácticamente todas las estructuras enterradas
XII y en la superficie se dañan o destruyen. Se observan grietas
considerables con extensiones horizontales y verticales.

156
ANEXO 1.4. Escala de Macrosísmica Europea EMS-98.
INTENSIDAD SIGNIFICADO

I No se percibe, aun en las circunstancias más favorables. No provoca


daños.
II Se percibe escasamente, principalmente en interiores. No provoca
daños.
III Débil. Se percibe en interiores por pocas personas sintiendo un ligero
temblor. Mueve objetos ligeramente sin provocar daños.
Observado por muchos. Lo percibe mucha gente en interiores y pocos
IV en el exterior. Algunas personas se despiertan. El nivel de vibraciones
no es alarmante. Las personas sienten un ligero vaivén de los edificios,
habitaciones, camas o sillas. No provoca daños.
Fuerte. Se siente por todos en los interiores y pocos en el exterior.
V Muchos se despiertan. Las personas sienten un fuerte movimiento o
vaivén del edificio, de la habitación o de los muebles. Los objetos se
mueven considerablemente.
Daños ligeros. Se siente por todas las personas en el interior y en el
VI exterior. Las personas pierden su estabilidad. Los objetos pequeños
caen y algunos muebles pueden levantarse. Los animales se asustan.
Daños. Se siente dificultad para permanecer de pie, especialmente en
VII los pisos superiores. Los muebles se levantan y se caen. El agua de los
contenedores se salpica.
Daño fuerte. Todas las personas encuentran dificultad para permanecer
VIII de pie. Los muebles pueden caerse. Los televisores y computadoras
caen al suelo. Las lapidas se mueven ocasionalmente. Se pueden ver
ondas en el suelo muy suaves.
Destructivo. Las personas son lanzadas fuertemente al suelo. Muchos
IX monumentos o columnas caen o se doblan. Se observan ondas en el
terreno.
X Muy destructivo.
XI Devastador.
XII Completamente devastador.

157
ANEXO 1.5. Características generales de las estaciones acelerográficas.
DR (Duración del Registro), DE (Distancia epicentral), A (Factor de zonificación sísmica o
aceleración pico efectiva), CO y TO (Coeficientes de sitio)
Sismo Estacion DR (s) DE (Km) A CO TO
19/06/1982 OB 91.65 80.00 392 3.0 0.6
CIG 9.01 18.00 392 2.75 0.5
HCR 21.90 15.00 392 3.0 0.6
HSH 22.80 20.00 392 2.75 0.5
10/10/1986
IGN 20.24 30.00 392 3.0 0.6
IVU 11.52 30.00 392 3.0 0.6
UCA 22.61 25.00 392 2.75 0.5
CA 24.64 139.42 392 2.5 0.3
AH 24.94 157.36 392 3.0 0.6
CM 7.28 165.8 294 2.5 0.3
DB 28.14 92.43 392 3.0 0.6
CU 31.62 96.63 392 3.0 0.6
OB 30.38 91.0 392 3.0 0.6
RF 31.62 95.63 392 2.75 0.5
RS 31.62 95.63 392 3.0 0.6
13/01/2001
MG 28.06 69.95 392 2.75 0.5
SA 21.48 142.0 392 3.0 0.6
ST 31.16 98.00 392 3.0 0.6
SM 37.18 52.60 392 3.0 0.6
SS 32.72 94.90 392 3.0 0.6
SE 25.86 90.50 392 2.5 0.3
VS 3.06 96.90 392 2.5 0.3
QC 33.9 93.90 392 2.5 0.3
CI 24.94 13.6 392 2.5 0.3
DB 30.7 12.4 392 3.0 0.6
OB 30.74 13.7 392 3.0 0.6
RF 25.0 19.3 392 2.75 0.5
13/02/2001 RS 25.0 19.3 392 3.0 0.6
ST 25.0 22.4 392 3.0 0.6
SS 28.63 18.5 392 3.0 0.6
UC 30.39 19.5 392 3.0 0.6
QC 19.27 17.4 392 3.0 0.6

158
ANEXO 1.6. ACELEROGRAMAS, ESPECTROS DE RESPUESTA Y COMPRARACION
GRAFICA ENTRE ESPECTROS DE DISEÑO DE LA NTDS-94 Y ESPECTROS DE
RESPUESTA PARA EL SISMO DEL 19 DE JUNIO DE 1982.

ANEXO 1.6.1. Estación acelerografica “Observatorio CIG”. Componente Norte-Sur.


E.A. OBSERVATORIO CIG (OB)
Acelerograma Componente horizontal N-S

175
125
75
A (cm/s2)

25
-25
0 20 40 60 80 100
-75
-125
-175
t (s)
E.A. OBSERVATORIO CIG (OB)
COMPONENTE HORIZONTAL N-S
Comparacion entre Degtra Net 2007 y Seismosignal

700
600
500
Sa (cm/s2)

400 Degtra NET 2007


Seismosignal
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

E.A. OBSERVATORIO CIG (OB)


COMPONENTE HORIZONTAL N-S

1400

1200

1000
Sa (cm/s2)

800

600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

159
ANEXO 1.6.2. Estación acelerografica “Observatorio CIG”. Componente Este-Oeste.

E.A. OBSERVATORIO CIG (OB)


Acelerograma Componente Horizontal E-O

200
150
100
A (cm/s2)

50
0
-50 0 20 40 60 80 100
-100
-150
-200
t (s)

E.A. OBSERVATORIO CIG (OB)


COMPONENTE HORIZONTAL E-O
Comparacion entre Degtra Net 2007 y Seismosignal

700
600
500
Sa (cm/s2)

400 Degtra NET 2007


Seismosignal
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

E.A. OBSERVATORIO CIG (OB)


COMPONENTE HORIZONTAL E-O

1400

1200

1000
Sa (cm/s2)

800
600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

160
ANEXO 1.6.3. Estación acelerografica “Observatorio CIG”. Componente Vertical

E.A. OBSERVAT ORIO CIG (OB)


Acelerogram a Com ponente Vertical

150

100

50
A (cm/s2)

0
0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100
-50

-100

-150
t (s)
E.A. OBSERVATORIO CIG (OB)
COMPONENTE VERTICAL
Comparacion entre Degtra Net 2007 y Seismosignal

600

500

400
Sa (cm/s2)

Degtra NET 2007


300
Seismosignal
200

100

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

E.A. OBSERVATORIO CIG (OB)


COMPONENTE VERTICAL

1000
900
800
700
Sa (cm/s2)

600
500
400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
161
ANEXO 1.7. ACELEROGRAMAS, ESPECTROS DE RESPUESTA Y COMPRARACION
GRAFICA ENTRE ESPECTROS DE DISEÑO DE LA NTDS-94 Y ESPECTROS DE
RESPUESTA PARA EL SISMO DEL 10 DE OCTUBRE DE 1986.

ANEXO 1.7.1. Estación acelerografica “Centro de Investigaciones Geotécnicas CIG”.


Componente Horizontal Norte-Sur
E.A . CI G (CI G)
A celerrogra ma Componente Horizontal N-S

450
350
250
150
A (cm/s2)

50
-50
0 2 4 6 8 10
-150
-250
-350
t (s)
E.A. CIG (CIG)
COMPONENTE HORIZONTAL NORTE-SUR

1600
1400
1200
1000
Sa (cm/s2)

800
600
400
200
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. CIG (CIG)
COMPONENTE HORIZONTAL NORTE-SUR

1600
1400
1200
1000
Sa (cm/s2)

800
600
400
200
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
162
ANEXO 1.7.2. Estación acelerografica “Centro de Investigaciones Geotécnicas CIG”.
Componente Horizontal Este-Oeste.
E. A . CI G (CI G)
A ce le rrogra ma Compone nte Horiz onta l E-O

500

300

100
A (cm/s2)

-100 0 2 4 6 8 10
-300

-500

-700
t (s)
E.A. CIG (CIG)
COMPONENTE HORIZONTAL ESTE-OESTE

1800
1600
1400
1200
Sa (cm/s2)

1000
800
600
400
200
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. CIG (CIG)
COMPONENTE HORIZONTAL ESTE-OESTE

2000
1800
1600
1400
Sa (cm/s2)

1200
1000
800
600
400
200
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

163
ANEXO 1.7.3. Estación acelerografica “Centro de Investigaciones Geotécnicas CIG”.
Componente Vertical.
E. A . CI G (CI G)
Acelerrograma Componente Vertical

400
300
200
100
A (cm/s2)

0
-100 0 2 4 6 8 10
-200
-300
-400
t (s)

E.A. CIG (CIG)


COMPONENTE VERTICAL

2500

2000
Sa (cm/s2)

1500

1000

500

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

E.A. CIG (CIG)


COMPONENTE VERTICAL

2500

2000
Sa (cm/s2)

1500

1000

500

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

164
ANEXO 1.7.4. Estación acelerográfica “Hotel Camino Real”.
Componente Horizontal Norte-Sur.

E.A . HO TEL CA MI NO R EA L (HCR )


Acelerograma Componente Horizontal N-S

400
300
200
Sa (cm/s2)

100
0
-100 0 5 10 15 20 25
-200
-300
T (s)
E.A. HOTEL CAMINO REAL (HCR)
COMPONENTE HORIZONTAL N-S

1200

1000

800
Sa (cm/s2)

600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

E.A. HOTEL CAMINO REAL (HCR)


COMPONENTE HORIZONTAL N-S

1400

1200

1000
Sa (cm/s2)

800
600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

165
ANEXO 1.7.5. Estación acelerográfica “Hotel Camino Real”.
Componente Horizontal Este-Oeste.

E.A. H OT EL C AMINO REAL (H C R)


Acel erog r ama C omponente H ori zontal E-O

300

200

100
Sa (cm/s2)

0
0 5 10 15 20 25
-100

-200

-300
T (s)

E.A. HOTEL CAMINO REAL (HCR)


COMPONENTE HORIZONTAL E-O

1400
1200
1000
Sa (cm/s2)

800
600
400
200
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

E.A. HOTEL CAMINO REAL (HCR)


COMPONENTE HORIZONTAL E-O

1600
1400
1200
1000
Sa (cm/s2)

800
600
400
200
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

166
ANEXO 1.7.6. Estación acelerográfica “Hotel Camino Real”.
Componente Vertical.
E.A . HO TEL CA MI NO R EA L (HCR )
A ce le rogra ma Compon e n te Ve rtica l

200

100
A (cm/s2)

0
0 5 10 15 20 25
-100

-200

-300
t (s)

E.A. HOTEL CAMINO REAL (HCR)


COMPONENTE VERTICAL

1000
900
800
700
Sa (cm/s2)

600
500
400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

E.A. HOTEL CAMINO REAL (HCR)


COMPONENTE VERTICAL

1200

1000

800
Sa (cm/s2)

600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

167
ANEXO 1.7.7. Estación acelerográfica “Hotel Sheraton”.
Componente Horizontal Norte- Sur.
E.A . HO TEL SHER A TO N (HSH)
A ce le rograma Compon en te Horizonta l N-S

250

150
A (cm/s2)

50

-50 0 5 10 15 20 25

-150

-250
t (s)
E.A. HOTEL SHERATON (HSH)
COMPONTENTE HORIZONTAL N-S

1200

1000

800
Sa (cm/s2)

600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. HOTEL SHERATON (HSH)
COMPONENTE HORIZONTAL N-S

1200

1000

800
Sa (cm/s2)

600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

168
ANEXO 1.7.8. Estación acelerográfica “Hotel Sheraton”.
Componente Horizontal Este-Oeste.
E.A . HO TEL SHER A TO N (HSH)
A ce le rograma Componente Horiz onta l E-O

200

100
A (cm/s2)

0
0 5 10 15 20 25
-100

-200

-300
t (s)
E.A. HOTEL SHERATON (HSH)
COMPONTENTE HORIZONTAL E-O

800
700
600
500
Sa (cm/s2)

400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

E.A. HOTEL SHERATON (HSH)


COMPONENTE HORIZONTAL E-O

1200

1000

800
Sa (cm/s2)

600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

169
ANEXO 1.7.9. Estación acelerográfica “Hotel Sheraton”.
Componente Vertical.
E.A . HO TEL SHER A TON (HSH)
A ce le rograma Compone nte Ve rtica l

150
100
50
A (cm/s2)

0
-50 0 5 10 15 20 25

-100
-150
-200
t (s)

E.A. HOTEL SHERATON (HSH)


COMPONTENTE VERTICAL

600

500

400
Sa (cm/s2)

300

200

100

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

E.A. HOTEL SHERATON (HSH)


COMPONENTE VERTICAL

900
800
700
600
Sa (cm/s2)

500
400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

170
ANEXO 1.7.10. Estación acelerográfica “Instituto Geográfico Nacional”.
Componente Horizontal Norte-Sur.

E.A. INST IT U T O GEOGRAFIC O NAC IONAL (IGN)


Ac el erog rama C omponente H or i zontal N- S

400
300
200
A (cm/s2)

100
0
-100 0 5 10 15 20 25
-200
-300

t (s)

E.A. INSTITUTO GEOGRAFICO NACIONAL (IGN)


COMPONENTE HORIZONTAL N-S

1000
900
800
700
Sa (cm/s2)

600
500
400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. INSTITUTO GEOGRAFICO NACIONAL (IGN)
COMPONENTE HORIZONTAL N-S

1400

1200

1000
Sa (cm/s2)

800
600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
171
ANEXO 1.7.11. Estación acelerográfica “Instituto Geográfico Nacional”.
Componente Horizontal Este-Oeste.
E.A . I NSTI TUTO GEOGR A FICO NA CIO NA L (I GN)
A ce le rograma Compone nte Horizonta l E-O

600

400

200
A (cm/s2)

0
0 5 10 15 20 25
-200

-400

-600
t (s)
E.A. INSTITUTO GEOGRAFICO NACIONAL (IGN)
COMPONENTE HORIZONTAL E-O

1600
1400
1200
1000
Sa (cm/s2)

800
600
400
200
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. INSTITUTO GEOGRAFICO NACIONAL (IGN)
COMPONENTE HORIZONTAL E-O

1600
1400
1200
1000
Sa (cm/s2)

800
600
400
200
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

172
ANEXO 1.7.12. Estación acelerográfica “Instituto Geográfico Nacional”.
Componente Vertical.
E. A . I NSTI TUTO GEO GR A FI CO NA CI O NA L (I GN)
Acelerograma Componente Vertical

500
400
300
200
A (cm/s2)

100
0
-100 0 5 10 15 20 25
-200
-300
t (s)

E.A. INSTITUTO GEOGRAFICO NACIONAL (IGN)


COMPONENTE VERTICAL

1400

1200

1000
Sa (cm/s2)

800

600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

E.A. INSTITUTO GEOGRAFICO NACIONAL (IGN)


COMPONENTE VERTICAL

1400

1200

1000
Sa (cm/s2)

800
600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

173
ANEXO 1.7.13. Estación acelerográfica “Instituto Vivienda Urbana”.
Componente Horizontal Norte-Sur.

E.A. INSTITUTO VIVIENDA URBA NA (IVU)


Acelerograma Componente Horizontal N-S

800
600
400
A (cm/s2)

200
0
-200 0 2 4 6 8 10 12
-400
-600
t (s)

E.A. INSTITUTO VIVIENDA URBANA (IVU)


COMPONENTE HORIZONTAL E-O

1800
1600
1400
1200
Sa (cm/s2)

1000
800
600
400
200
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

E.A. INSTITUTO VIVIENDA URBANA (IVU)


COMPONENTE HORIZONTAL N-S

1800
1600
1400
1200
Sa (cm/s2)

1000
800
600
400
200
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

174
ANEXO 1.7.14. Estación acelerográfica “Instituto Vivienda Urbana”.
Componente Horizontal Este-Oeste.

E.A. INST IT U T O VIVIENDA U RBANA (IVU )


Acelerograma C omponente H orizontal E-O

300

200

100
A (cm/s2)

-100 0 2 4 6 8 10 12 14

-200

-300
t (s)

E.A. INSTITUTO VIVIENDA URBANA (IVU)


COMPONENTE HORIZONTAL E-O

1000
900
800
700
Sa (cm/s2)

600
500
400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

E.A. INSTITUTO VIVIENDA URBANA (IVU)


COMPONENTE HORIZONTAL E-O

1400

1200

1000
Sa (cm/s2)

800
600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

175
ANEXO 1.7.15. Estación acelerográfica “Universidad Centroamericana”.
Componente Horizontal Norte-Sur.

E.A . UNIVER SI DA D CENTRO AMERI CA NA (UCA )


Acelerogra ma Compone nte Horizontal N-S

600
400

200
A (cm/s2)

0
-200 0 5 10 15 20 25

-400
-600
t (s)

E.A. UNIVERSIDAD CENTROAMERICANA (UCA)


COMPONTENTE HORIZONTAL N-S

1400

1200

1000
Sa (cm/s2)

800

600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

E.A. UNIVERSIDAD CENTROAMERICANA (UCA)


COMPONENTE HORIZONTAL N-S

1400

1200

1000
Sa (cm/s2)

800

600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

176
ANEXO 1.7.16. Estación acelerográfica “Universidad Centroamericana”.
Componente Horizontal Este-Oeste.
E. A . UNI VER SI DA D CENTR O A MER I CA NA (UCA )
A ce le rograma Compone nte Horiz onta l E-O

400
300
200
A (cm/s2)

100
0
-100 0 5 10 15 20 25
-200
-300
-400
t (s)

E.A. UNIVERSIDAD CENTROAMERICANA (UCA)


COMPONTENTE HORIZONTAL N-S

1200

1000

800
Sa (cm/s2)

600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

E.A. UNIVERSIDAD CENTROAMERICANA (UCA)


COMPONENTE HORIZONTAL N-S

1200

1000

800
Sa (cm/s2)

600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

177
ANEXO 1.7.17. Estación acelerográfica “Universidad Centroamericana”.
Componente Vertical.
E.A. U NIVERSIDAD CENT ROAMERIC ANA (U C A)
Acel erog rama C omponente Verti cal

500
400
300
200
A (cm/s2)

100
0
-100 0 5 10 15 20 25
-200
-300

t (s)

E.A. UNIVERSIDAD CENTROAMERICANA (UCA)


COMPONTENTE VERTICAL

900
800
700
600
Sa (cm/s2)

500
400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. UNIVERSIDAD CENTROAMERICANA (UCA)
COMPONENTE VERTICAL

900
800
700
600
Sa (cm/s2)

500
400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

178
ANEXO 1.8. ACELEROGRAMAS, ESPECTROS DE RESPUESTA Y COMPRARACION
GRAFICA ENTRE ESPECTROS DE DISEÑO DE LA NTDS-94 Y ESPECTROS DE
RESPUESTA PARA EL SISMO DEL 13 DE ENERO DE 2001.

ANEXO 1.8.1. Estación acelerográfica “CEPA Acajutla”.


Componente Horizontal Norte-Sur.
E.A. CEPA, ACAJUTLA (CA)
Acelerograma Componente Horizontal N-S

150
100
50
A (cm/s2)

0
-50 0 5 10 15 20 25
-100
-150
t (s)
E.A. CEPA, ACAJUTLA (CA)
COMPONENTE HORIZONTAL N-S

350

300

250
Sa (cm/s2)

200

150

100

50

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

E.A. CEPA, ACAJUTLA (CA)


COMPONENTE HORIZONTAL N-S

1200

1000

800
Sa (cm/s2)

600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
179
ANEXO 1.8.2. Estación acelerográfica “CEPA Acajutla”.
Componente Horizontal Este-Oeste.

E.A. CEPA, ACAJUTLA (CA)


Acelerograma Componente Horizontal E-O

100

50
A (cm/s2)

0 E-O
0 5 10 15 20 25
-50

-100
t (s)

E.A. CEPA, ACAJUTLA (CA)


COMPONENTE HORIZONTAL E-O

300

250

200
Sa (cm/s2)

150

100

50

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. CEPA, ACAJUTLA (CA)
COMPONENTE HORIZONTAL E-O

1200

1000

800
Sa (cm/s2)

600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

180
ANEXO 1.8.3. Estación acelerográfica “CEPA Acajutla”.
Componente Vertical
E.A. CEPA, ACAJUTLA (CA)
Acelerograma Componente Vertical

60
40
20
A (cm/s2)

0 E-O

-20 0 5 10 15 20 25

-40
-60
t (s)
E.A. CUTUCO (CU)
COMPONENTE VERTICAL

150

120
Sa (cm/s2)

90

60

30

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. CUTUCO (CU)
COMPONENTE VERTICAL

800
700
600
500
Sa (cm/s2)

400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

181
ANEXO 1.8.4. Estación acelerográfica “Ahuachapán”.
Componente Horizontal Norte-Sur.
E.A. AHUACHAPAN (AH)
Acelerograma Componente Horizontal N-S

200

100
A (cm/s2)

-100 0 5 10 15 20 25

-200

-300
t (s)
E.A. AHUACHAPAN (AH)
COMPONENTE HORIZONTAL N-S

600

500

400
Sa (cm/s2)

300

200

100

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

E.A. AHUACHAPAN (AH)


COMPONENTE HORIZONTAL N-S

1400

1200

1000
Sa (cm/s2)

800
600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

182
ANEXO 1.8.5. Estación acelerográfica “Ahuachapán”.
Componente Horizontal Este-Oeste.

E.A. AHUACHAPAN (AH)


Acelerograma Componente Horizontal E-O

150
100
50
A (cm/s2)

0
-50 0 5 10 15 20 25
-100
-150
t (s)

E.A. AHUACHAPAN (AH)


COMPONENTE HORIZONTAL E-O

600

500

400
Sa (cm/s2)

300

200

100

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

E.A. AHUACHAPAN (AH)


COMPONENTE HORIZONTAL E-O

1400

1200

1000
Sa (cm/s2)

800
600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

183
ANEXO 1.8.6. Estación acelerográfica “Ahuachapán”.
Componente Vertical.

E.A. AHUACHAPAN (AH)


Acelerograma Componente Vertical

150
100
50
A (cm/s2)

0
-50 0 5 10 15 20 25
-100
-150
t (s) (AH)
E.A. AHUACHAPAN
COMPONENTE VERTICAL

600

500

400
Sa (cm/s2)

300

200

100

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

E.A. AHUACHAPAN (AH)


COMPONENTE VERTICAL

1000
900
800
700
Sa (cm/s2)

600
500
400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

184
ANEXO 1.8.7. Estación acelerográfica “CESSA Metapán”.
Componente Horizontal Norte-Sur.

E.A. CESSA METAPAN (CM)


Acelerograma Componente Horizontal N-S

15
10
5
A (cm/s2)

0
-5 0 1 2 3 4 5 6 7 8

-10
-15
t (s)

E.A. CESSA METAPAN (CM)


COMPONENTE HORIZONTAL N-S

35

30

25
Sa (cm/s2)

20

15

10

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. CESSA METAPAN (CM)
COMPONENTE HORIZONTAL N-S

800
700
600
500
Sa (cm/s2)

400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

185
ANEXO 1.8.8. Estación acelerográfica “CESSA Metapán”.
Componente Horizontal Este-Oeste.
E.A. CESSA METAPAN (CM)
Acelerograma Componente Horizontal E-O

15
10
5
A (cm/s2)

0
-5 0 1 2 3 4 5 6 7 8

-10
-15
t (s)

E.A. CESSA METAPAN (CM)


COMPONENTE HORIZONTAL E-O

40
35
30
25
Sa (cm/s2)

20
15
10
5
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. CESSA METAPAN (CM)
COMPONENTE HORIZONTAL E-O

800
700
600
500
Sa (cm/s2)

400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

186
ANEXO 1.8.9. Estación acelerográfica “Ciudadela Don Bosco”.
Componente Horizontal Norte-Sur.

E.A. CIU DADELA DON BOSC O (DB)


Acelerogra ma Compon ente Horizonta l N-S

300
200
100
A (cm/s2)

0
-100 0 5 10 15 20 25 30

-200
-300
t (s)

E.A. CIUDADELA DON BOSCO (DB)


COMPONENTE HORIZONTAL N-S

700

600

500
Sa (cm/s2)

400

300

200

100

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

E.A. CIUDADELA DON BOSCO (DB)


COMPONENTE HORIZONTAL N-S

1400

1200

1000
Sa (cm/s2)

800
600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

187
ANEXO 1.8.10. Estación acelerográfica “Ciudadela Don Bosco”.
Componente Horizontal Este-Oeste.

E.A. CIUDADELA DON BOSCO (DB)


Acelerograma Componente Horizontal E-O

200
100
A (cm/s2)

0
-100 0 5 10 15 20 25 30

-200
-300
t (s)

E.A. CIUDADELA DON BOSCO (DB)


COMPONENTE HORIZONTAL E-O

900
800
700
600
Sa (cm/s2)

500
400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. CIUDADELA DON BOSCO (DB)
COMPONENTE HORIZONTAL E-O

1400

1200

1000
Sa (cm/s2)

800
600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

188
ANEXO 1.8.11. Estación acelerográfica “Ciudadela Don Bosco”.
Componente Vertical.

E.A. CIUDADELA DON BOSCO (DB)


Acelerograma Componente Vertical

200
150
100
A (cm/s2)

50
0
-50 0 5 10 15 20 25 30
-100
-150
t (s)

E.A. CIUDADELA DON BOSCO (DB)


COMPONENTE VERTICAL

450
400
350
300
Sa (cm/s2)

250
200
150
100
50
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

E.A. CIUDADELA DON BOSCO (DB)


COMPONENTE VERTICAL

1000
900
800
700
Sa (cm/s2)

600
500
400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
189
ANEXO 1.8.12. Estación acelerográfica “Cutuco”.
Componente Horizontal Norte-Sur.

E.A. CUTUCO (CU)


Acelerograma Componente Horizontal N-S

80
60
40
A (cm/s2)

20
0
-20 0 5 10 15 20 25 30 35
-40
-60
-80
t (s)
E.A. CUTUCO (CU)
COMPONENTE HORIZONTAL N-S

250

200
Sa (cm/s2)

150

100

50

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. CUTUCO (CU)
COMPONENTE HORIZONTAL N-S

1200

1000

800
Sa (cm/s2)

600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

190
ANEXO 1.8.13. Estación acelerográfica “Cutuco”.
Componente Horizontal Este-Oeste.

E.A. CUTUCO (CU)


Acelerograma Componente Horizontal E-O

80
60
40
A (cm/s2)

20
0
-20 0 5 10 15 20 25 30 35
-40
-60
-80
t (s)

E.A. CUTUCO (CU)


COMPONENTE HORIZONTAL E-O

200

150
Sa (cm/s2)

100

50

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. CUTUCO (CU)
COMPONENTE HORIZONTAL E-O

1200

1000

800
Sa (cm/s2)

600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

191
ANEXO 1.8.14. Estación acelerográfica “Cutuco”.
Componente Vertical.
E.A. CU TU CO (CU )
Acelerograma Componente Vertical

300

200
A (cm/s2)

100

0
0 5 10 15 20 25 30 35
-100

-200
t (s)

E.A. CUTUCO (CU)


COMPONENTE VERTICAL

150

120
Sa (cm/s2)

90

60

30

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. CUTUCO (CU)
COMPONENTE VERTICAL

800
700
600
500
Sa (cm/s2)

400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

192
ANEXO 1.8.15. Estación acelerográfica “Observatorio CIG”.
Componente Horizontal Norte-Sur.

E.A. OBSERVATORIO C IG ( OB)


Acelerogra ma Componen te Horizon ta l N-S

400

200
A (cm/s2)

0
-200 0 5 10 15 20 25 30

-400
-600
t (s)

E.A. OBSERVATORIO CIG (OB)


COMPONENTE HORIZONTAL N-S

1600
1400
1200
1000
Sa (cm/s2)

800
600
400
200
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. OBSERVATORIO CIG (OB)
COMPONENTE HORIZONTAL N-S

1600
1400
1200
1000
Sa (cm/s2)

800
600
400
200
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

193
ANEXO 1.8.16. Estación acelerográfica “Observatorio CIG”.
Componente Horizontal Este-Oeste.

E.A. OBSERVATORIO CIG (OB)


Acelerograma Componente Horizontal E-O

600
400
200
A (cm/s2)

0
-200 0 5 10 15 20 25 30
-400
-600
t (s)

E.A. OBSERVATORIO CIG (OB)


COMPONENTE HORIZONTAL E-O

1400

1200

1000
Sa (cm/s2)

800

600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. OBSERVATORIO CIG (OB)
COMPONENTE HORIZONTAL E-O

1400

1200

1000
Sa (cm/s2)

800
600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

194
ANEXO 1.8.17. Estación acelerográfica “Observatorio CIG”.
Componente Vertical.

E.A. OBSERVATORIO CIG (OB)


Acelerograma Componente Vertica l

300
200
100
A (cm/s2)

0
-100 0 5 10 15 20 25 30
-200
-300
-400
t (s)

E.A. OBSERVATORIO CIG (OB)


COMPONENTE VERTICAL

900
800
700
600
Sa (cm/s2)

500
400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. OBSERVATORIO CIG (OB)
COMPONENTE VERTICAL

1000
900
800
700
Sa (cm/s2)

600
500
400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

195
ANEXO 1.8.17. Estación acelerográfica “Relaciones Exteriores (FONDO)”.
Componente Horizontal Norte-Sur.
E.A. RELACIONES EXTERIORES (FONDO) (RF)
Acelerograma Componente Horizontal N-S

200
100
A (cm/s2)

0
0 5 10 15 20 25 30 35
-100
-200

-300
t (s)
E.A. RELACIONES EXTERIORES (FONDO) (RF)
COMPONENTE HORIZONTAL N-S

800
700
600
500
Sa (cm/s2)

400
300

200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

E.A. RELACIONES EXTERIORES (FONDO) (RF)


COMPONENTE HORIZONTAL N-S

1200

1000

800
Sa (cm/s2)

600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

196
ANEXO 1.8.18. Estación acelerográfica “Relaciones Exteriores (FONDO)”.
Componente Horizontal Este-Oeste.

E.A. RELACIONES EXTERIORES (FONDO) (RF)


Acelerograma Componente Horizontal E-O

300

200
A (cm/s2)

100
0
0 5 10 15 20 25 30 35
-100

-200
t (s)
E.A. RELACIONES EXTERIORES (FONDO) (RF)
COMPONENTE HORIZONTAL E-O

900
800
700
600
Sa (cm/s2)

500
400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. RELACIONES EXTERIORES (FONDO) (RF)
COMPONENTE HORIZONTAL E-O

1200

1000

800
Sa (cm/s2)

600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

197
ANEXO 1.8.19. Estación acelerográfica “Relaciones Exteriores (FONDO)”.
Componente Vertical.

E.A. RELACIONES EXTERIORES (FONDO) (RF)


Acelerograma Componente Vertical

200
150
100
A (cm/s2)

50
0
-50 0 5 10 15 20 25 30 35
-100
-150
t (s)

E.A. RELACIONES EXTERIORES (FONDO) (RF)


COMPONENTE VERTICAL

700

600

500
Sa (cm/s2)

400

300

200

100

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

E.A. RELACIONES EXTERIORES (FONDO) (RF)


COMPONENTE VERTICAL

900
800
700
600
Sa (cm/s2)

500
400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

198
ANEXO 1.8.20. Estación acelerográfica “Relaciones Exteriores (SUP)”.
Componente Horizontal Norte-Sur.

E.A. RELACIONES EXTERIORES (SUP) (RS)


Acelerograma Componente Horizontal N-S

400
300
200
A (cm/s2)

100
0
-100 0 5 10 15 20 25 30 35
-200
-300
t (s)
E.A. RELACIONES EXTERIORES (SUP) (RS)
COMPONENTE HORIZONTAL N-S

1400

1200

1000
Sa (cm/s2)

800

600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

E.A. RELACIONES EXTERIORES (SUP) (RS)


COMPONENTE HORIZONTAL N-S

1400

1200

1000
Sa (cm/s2)

800
600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

199
ANEXO 1.8.21. Estación acelerográfica “Relaciones Exteriores (SUP)”.
Componente Horizontal Este-Oeste.
E.A. RELACIONES EXTERIORES (SU P) (RS)
Acelerograma Componente Horizonta l E-O

300
200
100
A (cm/s2)

0
-100 0 5 10 15 20 25 30 35
-200
-300
-400
t (s)
E.A. RELACIONES EXTERIORES (SUP) (RS)
COMPONENTE HORIZONTAL E-O

1400

1200

1000
Sa (cm/s2)

800

600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. RELACIONES EXTERIORES (SUP) (RS)
COMPONENTE HORIZONTAL E-O

1400

1200

1000
Sa (cm/s2)

800
600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

200
ANEXO 1.8.22. Estación acelerográfica “Relaciones Exteriores (SUP)”.
Componente Vertical.
E.A. RELACIONES EXTERIORES (SUP) (RS)
Acelerograma Componente Vertical

300
200
100
A (cm/s2)

0
-100 0 5 10 15 20 25 30 35
-200
-300
t (s)

E.A. RELACIONES EXTERIORES (SUP) (RS)


COMPONENTE VERTICAL

900
800
700
600
Sa (cm/s2)

500
400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

E.A. RELACIONES EXTERIORES (SUP) (RS)


COMPONENTE VERTICAL

1000
900
800
700
Sa (cm/s2)

600
500
400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

201
ANEXO 1.8.23. Estación acelerográfica “San Miguel”.
Componente Horizontal Norte-Sur.
E.A. SAN MIGUEL (MG)
Acelerograma Componente Horizontal N-S

150
100
50
A (cm/s2)

0
-50 0 5 10 15 20 25 30
-100
-150
t (s)
E.A. SAN MIGUEL (MG)
COMPONENTE HORIZONTAL N-S

350

300

250
Sa (cm/s2)

200

150

100

50

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. SAN MIGUEL (MG)
COMPONENTE HORIZONTAL N-S

1200

1000

800
Sa (cm/s2)

600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

202
ANEXO 1.8.24. Estación acelerográfica “San Miguel”.
Componente Horizontal Este-Oeste.

E.A. SAN MIGUEL (MG)


Acelerograma Componente Horizonta l E-O

150
100
50
A (cm/s2)

0
-50 0 5 10 15 20 25 30

-100
-150
t (s)
E.A. SAN MIGUEL (MG)
COMPONENTE HORIZONTAL E-O

400

350
300
250
Sa (cm/s2)

200
150

100
50
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. SAN MIGUEL (MG)
COMPONENTE HORIZONTAL E-O

1200

1000

800
Sa (cm/s2)

600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

203
ANEXO 1.8.25. Estación acelerográfica “San Miguel”.
Componente Vertical.
E.A. SAN MIGU EL (MG)
Acelerograma Componente Vertical

100

50
A (cm/s2)

0
0 5 10 15 20 25 30
-50

-100
t (s)

E.A. SAN MIGUEL (MG)


COMPONENTE VERTICAL

250

200
Sa (cm/s2)

150

100

50

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. SAN MIGUEL (MG)
COMPONENTE VERTICAL

900
800
700
600
Sa (cm/s2)

500
400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

204
ANEXO 1.8.26. Estación acelerográfica “Santa Ana”.
Componente Horizontal Norte-Sur.
E.A. SANTA ANA (SA)
Acelerograma Componente Horizontal N-S

150
100
50
A (cm/s2)

0
-50 0 5 10 15 20 25

-100
-150
t (s)

E.A. SANTA ANA (SA)


COMPONENTE HORIZONTAL N-S

450
400
350
300
Sa (cm/s2)

250
200
150
100
50
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. SANTA ANA (SA)
COMPONENTE HORIZONTAL N-S

1400

1200

1000
Sa (cm/s2)

800
600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

205
ANEXO 1.8.27. Estación acelerográfica “Santa Ana”.
Componente Horizontal Este-Oeste.
E.A. SANTA ANA (SA)
Acelerograma Componente Horizontal E-O

100

50
A (cm/s2)

0
0 5 10 15 20 25
-50

-100
t (s)
E.A. SANTA ANA (SA)
COMPONENTE HORIZONTAL E-O

300

250

200
Sa (cm/s2)

150

100

50

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

E.A. SANTA ANA (SA)


COMPONENTE HORIZONTAL E-O

1400

1200

1000
Sa (cm/s2)

800
600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

206
ANEXO 1.8.28. Estación acelerográfica “Santa Ana”.
Componente Vertical.
E.A. SANTA ANA (SA)
Acelerograma Componente Vertica l

60
40
20
A (cm/s2)

0
-20 0 5 10 15 20 25

-40
-60
t (s)
E.A. SANTA ANA (SA)
COMPONENTE VERTICAL

200
180
160
140
Sa (cm/s2)

120
100
80
60
40
20
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. SANTA ANA (SA)
COMPONENTE VERTICAL

1000
900
800
700
Sa (cm/s2)

600
500
400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

207
ANEXO 1.8.29. Estación acelerográfica “Santa Tecla”.
Componente Horizontal Norte-Sur.
E.A. SANTA TECLA (ST)
Acelerograma Componente Horizontal N-S

600
400
200
A (cm/s2)

0
-200 0 5 10 15 20 25 30 35
-400
-600
-800
t (s)
E.A. SANTA TECLA (ST)
COMPONENTE HORIZONTAL N-S

2500

2000
Sa (cm/s2)

1500

1000

500

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

E.A. SANTA TECLA (ST)


COMPONENTE HORIZONTAL N-S

2500

2000
Sa (cm/s2)

1500

1000

500

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

208
ANEXO 1.8.30. Estación acelerográfica “Santa Tecla”.
Componente Horizontal Este-Oeste.
E.A. SANTA TECLA (ST)
Acelerograma Componente Horizontal E-O

1000

500
A (cm/s2)

0
0 5 10 15 20 25 30 35
-500

-1000
t (s)
E.A. SANTA TECLA (ST)
COMPONENTE HORIZONTAL E-O

3000

2500

2000
Sa (cm/s2)

1500

1000

500

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. SANTA TECLA (ST)
COMPONENTE HORIZONTAL E-O

3000

2500

2000
Sa (cm/s2)

1500

1000

500

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

209
ANEXO 1.8.31. Estación acelerográfica “Santa Tecla”.
Componente Vertical.
E.A. SANTA TECLA (ST)
Acelerogra ma Componente Vertica l

400

200
A (cm/s2)

0
0 5 10 15 20 25 30 35
-200

-400

-600
t (s)
E.A. SANTA TECLA (ST)
COMPONENTE VERTICAL

1600
1400
1200
1000
Sa (cm/s2)

800
600
400
200
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. SANTA TECLA (ST)
COMPONENTE VERTICAL

1600
1400
1200
1000
Sa (cm/s2)

800
600
400
200
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

210
ANEXO 1.8.32. Estación acelerográfica “Santiago de María”.
Componente Horizontal Norte-Sur.
E.A. E.A. SANTA DE
SANTIAGO TECLA (ST)(SM)
MARIA
Acelerogra Componente
Acelerograma ma Componente Vertica l N-S
Horizontal

400
800
600
200
400
A (cm/s2)

200
0
00 5 10 15 20 25 30 35
-200
-200 0 10 20 30 40
-400
-400
-600
-800
-600
t (s)

E.A. SANTIAGO DE MARIA (SM)


COMPONENTE HORIZ ONTAL N-S

3000

2500

2000
Sa (cm/s2)

1500

1000

500

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. SANTIAGO DE MARIA (SM)
COMPONENTE HORIZONTAL N-S

3000

2500

2000
Sa (cm/s2)

1500

1000

500

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

211
ANEXO 1.8.33. Estación acelerográfica “Santiago de María”.
Componente Horizontal Este-Oeste.
E.A. SANTIAGO DE MARIA (SM)
Acelerograma Componente Horizontal E-O

1000

500
A (cm/s2)

0
0 10 20 30 40
-500

-1000
t (s)
E.A. SANTIAGO DE MARIA (SM)
COMPONENTE HORIZ ONTAL E-O

3500

3000

2500
Sa (cm/s2)

2000

1500

1000

500

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. SANTIAGO DE MARIA (SM)
COMPONENTE HORIZONTAL E-O

3500

3000

2500
Sa (cm/s2)

2000
1500

1000

500

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

212
ANEXO 1.8.34. Estación acelerográfica “Santiago de María”.
Componente Vertical.
E.A. SANTIAGO DE MARIA (SM)
Acelerograma Componente Vertica l

600

400
A (cm/s2)

200

0
0 10 20 30 40
-200

-400
t (s)

E.A. SANTIAGO DE MARIA (SM)


COMPONENTE VERTICAL

1200

1000

800
Sa (cm/s2)

600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. SANTIAGO DE MARIA (SM)
COMPONENTE VERTICAL

1200

1000

800
Sa (cm/s2)

600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

213
ANEXO 1.8.35. Estación acelerográfica “Seminario San José de la Montaña”.
Componente Horizontal Norte-Sur.
E.A. SEM. SAN JOSE DE LA MONTAÑA (SS)
Acelerograma Componente Horizontal N-S

300
200
100
A (cm/s2)

0
-100 0 5 10 15 20 25 30 35

-200
-300
t (s)
E.A. SEM. SAN JOSE DE LA MONTAÑA (SS)
COMPONENTE HORIZONTAL N-S

800
700
600
500
Sa (cm/s2)

400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. SEM. SAN JOSE DE LA MONTAÑA (SS)
COMPONENTE HORIZONTAL N-S

1400

1200

1000
Sa (cm/s2)

800
600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

214
ANEXO 1.8.36. Estación acelerográfica “Seminario San José de la Montaña”.
Componente Horizontal Este-Oeste.
E.A. SEM. SAN JOSE DE LA MONTAÑA (SS)
Acelerograma Componente Horizonta l E-O

300
200
100
A (cm/s2)

0
-100 0 5 10 15 20 25 30 35

-200
-300
t (s)
E.A. SEM. SAN JOSE DE LA MONTAÑA (SS)
COMPONENTE HORIZONTAL E-O

800
700
600
500
Sa (cm/s2)

400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. SEM. SAN JOSE DE LA MONTAÑA (SS)
COMPONENTE HORIZONTAL E-O

1400

1200

1000
Sa (cm/s2)

800
600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

215
ANEXO 1.8.37. Estación acelerográfica “Seminario San José de la Montaña”.
Componente Vertical.
E.A. SEM. SAN JOSE DE LA MONTAÑA (SS)
Acelerograma Componente Vertical

200
150
100
A (cm/s2)

50
0
-50 0 5 10 15 20 25 30 35
-100
-150
-200
t (s)
E.A. SEM. SAN JOSE DE LA MONTAÑA (SS)
COMPONENTE VERTICAL

900
800
700
600
Sa (cm/s2)

500
400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

E.A. SEM. SAN JOSE DE LA MONTAÑA (SS)


COMPONENTE VERTICAL

1000
900
800
700
Sa (cm/s2)

600
500
400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

216
ANEXO 1.8.38. Estación acelerográfica “Sensuntepeque”.
Componente Horizontal Norte-Sur
E.A. SENSUNTEPEQUE (SE)
Acelerograma Componente Horizontal N-S

100

50
A (cm/s2)

0
0 5 10 15 20 25
-50

-100
t (s)
E.A. SENSUNTEPEQUE (SE)
COMPONENTE HORIZONTAL N-S

250

200
Sa (cm/s2)

150

100

50

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

E.A. SENSUNTEPEQUE (SE)


COMPONENTE HORIZONTAL N-S

800
700
600
500
Sa (cm/s2)

400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

217
ANEXO 1.8.39. Estación acelerográfica “Sensuntepeque”.
Componente Horizontal Este-Oeste.
E.A. SENSU NTEPEQU E (SE)
Acelerograma Componente Horizontal E-O

80
60
40
A (cm/s2)

20
0
-20 0 5 10 15 20 25
-40
-60
-80
t (s)
E.A. SENSUNTEPEQUE (SE)
COMPONENTE HORIZONTAL E-O

250

200
Sa (cm/s2)

150

100

50

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

E.A. SENSUNTEPEQUE (SE)


COMPONENTE HORIZONTAL E-O

800
700
600
500
Sa (cm/s2)

400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

218
ANEXO 1.8.40. Estación acelerográfica “Sensuntepeque”.
Componente Vertical.
E.A. SENSU NTEPEQU E (SE)
Acelerograma Componente Vertical

60
40
20
A (cm/s2)

0
-20 0 5 10 15 20 25

-40
-60
t (s)
E.A. SENSUNTEPEQUE (SE)
COMPONENTE HORIZONTAL E-O

250

200
Sa (cm/s2)

150

100

50

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. SENSUNTEPEQUE (SE)
COMPONENTE VERTICAL

600

500

400
Sa (cm/s2)

300

200

100

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

219
ANEXO 1.8.41. Estación acelerográfica “Viveros de DUA”.
Componente Horizontal Norte-Sur.
E.A. VIVEROS DE DUA (VS)
Acelerograma Componente Horizontal N-S

300
200
100
A (cm/s2)

0
-100 0 0.5 1 1.5 2 2.5 3 3.5
-200
-300
-400
t (s)
E.A. VIVEROS DE DUA (VS)
COMPONENTE HORIZONTAL N-S

1050

900

750
Sa (cm/s2)

600

450

300

150

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

E.A. VIVEROS DE DUA (VS)


COMPONENTE HORIZONTAL N-S

1400

1200

1000
Sa (cm/s2)

800
600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

220
ANEXO 1.8.42. Estación acelerográfica “Viveros de DUA”.
Componente Horizontal Este-Oeste.
E.A. VIVEROS DE DUA (VS)
Acelerograma Componente Horizontal E-O

300
200
100
A (cm/s2)

0
-100 0 0.5 1 1.5 2 2.5 3 3.5
-200
-300
t (s)

E.A. VIVEROS DE DUA (VS)


COMPONENTE HORIZONTAL E-O

1050

900

750
Sa (cm/s2)

600

450

300

150

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. VIVEROS DE DUA (VS)
COMPONENTE HORIZONTAL E-O

1400

1200

1000
Sa (cm/s2)

800
600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

221
ANEXO 1.8.43. Estación acelerográfica “Viveros de DUA”.
Componente Vertical.
E.A. VIVEROS DE DUA (VS)
Acelerograma Componente Vertical

200
150
100
A (cm/s2)

50
0
-50 0 0.5 1 1.5 2 2.5 3 3.5
-100
-150
-200
t (s)
E.A. VIVEROS DE DUA (VS)
COMPONENTE VERTICAL

750

600
Sa (cm/s2)

450

300

150

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

E.A. VIVEROS DE DUA (VS)


COMPONENTE VERTICAL

1000
900
800
700
Sa (cm/s2)

600
500
400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

222
ANEXO 1.8.44. Estación acelerográfica “Presa 15 de Septiembre”.
Componente Horizontal Norte-Sur.

E.A. PRESA 15 DE SEPTIEMBRE (QC)


Acelerograma Componente Horizontal N-S

200
100
A (cm/s2)

0
-100 0 5 10 15 20 25

-200
t (s)
E.A. PRESA 15 DE SEPTIEMBRE (QC)
COMPONENTE HORIZONTAL N-S

600

500

400
Sa (cm/s2)

300

200

100

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. PRESA 15 DE SEPTIEMBRE (QC)
COMPONENTE HORIZONTAL N-S

1200

1000

800
Sa (cm/s2)

600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

223
ANEXO 1.8.45. Estación acelerográfica “Presa 15 de Septiembre”.
Componente Horizontal Este-Oeste.

E.A. PRESA 15 DE SEPT IEMBRE (QC)


Acelerogram a Com ponente Horizontal E-O

200
150
100
50
A (cm/s2)

0
-50 0 5 10 15 20 25
-100
-150
-200
t (s)
E.A. PRESA 15 DE SEPTIEMBRE (QC)
COMPONENTE HORIZONTAL E-O

900
800
700
600
Sa (cm/s2)

500
400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. PRESA 15 DE SEPTIEMBRE (QC)
COMPONENTE HORIZONTAL E-O

1200

1000

800
Sa (cm/s2)

600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

224
ANEXO 1.8.46. Estación acelerográfica “Presa 15 de Septiembre”.
Componente Vertical.
E.A. PRESA 15 DE SEPT IEMBRE (QC)
Acelerograma Componente Vertical

150

100
A (cm/s2)

50

0
0 5 10 15 20 25
-50

-100
t (s)

E.A. PRESA 15 DE SEPTIEMBRE (QC)


COMPONENTE HORIZONTAL E-O

400
350
300
Sa (cm/s2)

250
200
150
100
50
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. PRESA 15 DE SEPTIEMBRE (QC)
COMPONENTE VERTICAL

800
700
600
500
Sa (cm/s2)

400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

225
ANEXO 1.9. ACELEROGRAMAS, ESPECTROS DE RESPUESTA Y COMPRARACION
GRAFICA ENTRE ESPECTROS DE DISEÑO DE LA NTDS-94 Y ESPECTROS DE
RESPUESTA PARA EL SISMO DEL 13 DE FEBRERO DE 2001.

ANEXO 1.9.1. Estación acelerográfica “Centro de Investigaciones Geotécnicas”.


Componente Horizontal Norte-Sur.

E.A. CIG (CI)


Acelerograma Componente Horizontal N-S

100

50
A (cm/s2)

0
0 5 10 15 20 25
-50

-100
t (s)
E.A. CIG (CI)
COMPONENTE HORIZONTAL N-S

250

200
Sa (cm/s2)

150

100

50

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

E.A. CIG (CI)


COMPONENTE HORIZONTAL N-S

1200

1000

800
Sa (cm/s2)

600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
226
ANEXO 1.9.2. Estación acelerográfica “Centro de Investigaciones Geotécnicas”.
Componente Horizontal Este-oeste.
E.A. CIG (CI)
Acelerograma Componente Horizontal E-O

150
100
50
A (cm/s2)

0
-50 0 5 10 15 20 25
-100
-150
t (s)
E.A. CIG (CI)
COMPONENTE HORIZONTAL E-O

400
350
300
Sa (cm/s2)

250
200
150
100
50
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. CIG (CI)
COMPONENTE HORIZONTAL E-O

1200

1000

800
Sa (cm/s2)

600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

227
ANEXO 1.9.3. Estación acelerográfica “Centro de Investigaciones Geotécnicas”.
Componente Vertical.
E.A. CIG (CI)
Acelerograma Componente Vertical

60

40
A (cm/s2)

20
º
0
0 5 10 15 20 25
-20

-40
t (s)

E.A. CIG (CI)


COMPONENTE VERTICAL

160
140
120
Sa (cm/s2)

100
80
60
40
20
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. CIG (CI)
COMPONENTE VERTICAL

800
700
600
500
Sa (cm/s2)

400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

228
ANEXO 1.9.4. Estación acelerográfica “Ciudadela Don Bosco”.
Componente Horizontal Norte-Sur.
E.A. CIUDADELA DON BOSCO (DB)
Acelerogra ma Componente Horizontal N-S

150
100
50
A (cm/s2)

0
-50 0 5 10 15 20 25 30

-100
-150
t (s)
E.A. CIUDADELA DON BOSCO (DB)
COMPONENTE HORIZONTAL N-S

350

300

250
Sa (cm/s2)

200

150

100

50

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. CIUDADELA DON BOSCO (DB)
COMPONENTE HORIZONTAL N-S

1400

1200

1000
Sa (cm/s2)

800
600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

229
ANEXO 1.9.5. Estación acelerográfica “Ciudadela Don Bosco”.
Componente Horizontal Este-Oeste.
E.A. CIUDADELA DON BOSCO (DB)
Acelerograma Componente Horizontal E-O

100

50
A (cm/s2)

0
0 5 10 15 20 25 30
-50

-100
t (s)
E.A. CIUDADELA DON BOSCO (DB)
COMPONENTE HORIZONTAL E-O

350

300

250
Sa (cm/s2)

200

150

100

50

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. CIUDADELA DON BOSCO (DB)
COMPONENTE HORIZONTAL E-O

1400

1200

1000
Sa (cm/s2)

800

600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

230
ANEXO 1.9.6. Estación acelerográfica “Ciudadela Don Bosco”.
Componente Vertical.
E.A. CIU DADELA DON BOSCO (DB)
Acelerograma Componente Vertical

60
40
20
A (cm/s2)

0
-20 0 5 10 15 20 25 30

-40
-60
t (s)
E.A. CIUDADELA DON BOSCO (DB)
COMPONENTE VERTICAL

250

200
Sa (cm/s2)

150

100

50

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. CIUDADELA DON BOSCO (DB)
COMPONENTE VERTICAL

1000
900
800
700
Sa (cm/s2)

600
500
400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

231
ANEXO 1.9.7. Estación acelerográfica “Observatorio CIG”.
Componente Horizontal Norte-Sur.
E.A. OBSERVATORIO CIG (OB)
Acelerograma Componente Horizontal N-S

150
100
50
A (cm/s2)

0
-50 0 5 10 15 20 25 30 35
-100
-150
t (s)

E.A. OBSERVATORIO CIG (OB)


COMPONENTE HORIZONTAL N-S

450
400
350
300
Sa (cm/s2)

250
200
150
100
50
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

E.A. OBSERVATORIO CIG (OB)


COMPONENTE HORIZONTAL N-S

1400

1200

1000
Sa (cm/s2)

800
600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

232
ANEXO 1.9.8. Estación acelerográfica “Observatorio CIG”.
Componente Horizontal Este-Oeste.
E.A. OBSERVATORIO CIG (OB)
Acelerograma Componente Horizontal E-O

150
100
50
A (cm/s2)

0
-50 0 5 10 15 20 25 30 35

-100
-150
t (s)

E.A. OBSERVATORIO CIG (OB)


COMPONENTE HORIZONTAL E-O

350

300

250
Sa (cm/s2)

200

150

100

50

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

E.A. OBSERVATORIO CIG (OB)


COMPONENTE HORIZONTAL E-O

1400

1200

1000
Sa (cm/s2)

800
600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

233
ANEXO 1.9.10. Estación acelerográfica “Observatorio CIG”.
Componente Vertical.
E.A. OBSERVATORIO CIG (OB)
Acelerograma Componente Vertical

100

50
A (cm/s2)

0
0 5 10 15 20 25 30 35
-50

-100
t (s)
E.A. OBSERVATORIO CIG (OB)
COMPONENTE VERTICAL

300

250

200
Sa (cm/s2)

150

100

50

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. OBSERVATORIO CIG (OB)
COMPONENTE VERTICAL

1000
900
800
700
Sa (cm/s2)

600
500
400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

234
ANEXO 1.9.11. Estación acelerográfica “Relaciones Exteriores (Fondo)”.
Componente Horizontal Norte-Sur.
E.A. RELACIONES EXTERIORES (FONDO) (RF)
Acelerograma Componente Horizontal N-S

60

40
A (cm/s2)

20

0
0 5 10 15 20 25
-20

-40
t (s)

E.A. RELACIONES EXTERIORES (FONDO) (RF)


COMPONENTE HORIZONTAL N-S

120

100

80
Sa (cm/s2)

60

40

20

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. RELACIONES EXTERIORES (FONDO) (RF)
COMPONENTE HORIZONTAL N-S

1200

1000

800
Sa (cm/s2)

600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

235
ANEXO 1.9.12. Estación acelerográfica “Relaciones Exteriores (Fondo)”.
Componente Horizontal Este-Oeste.
E.A. RELACIONES EXTERIORES (FONDO) (RF)
Acelerograma Componente Horizontal E-O

40

20
A (cm/s2)

0
0 5 10 15 20 25
-20

-40

-60
t (s)

E.A. RELACIONES EXTERIORES (FONDO) (RF)


COMPONENTE HORIZONTAL E-O

160

140
120
100
Sa (cm/s2)

80

60
40
20
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

E.A. RELACIONES EXTERIORES (FONDO) (RF)


COMPONENTE HORIZONTAL E-O

1200

1000

800
Sa (cm/s2)

600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

236
ANEXO 1.9.13. Estación acelerográfica “Relaciones Exteriores (Fondo)”.
Componente Vertical.
E.A. RELACIONES EXTERIORES (FONDO) (RF)
Acelerograma Componente Vertical

30
20
10
A (cm/s2)

0
-10 0 5 10 15 20 25

-20
-30
t (s)
E.A. RELACIONES EXTERIORES (FONDO) (RF)
COMPONENTE VERTICAL

120

100

80
Sa (cm/s2)

60

40

20

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. RELACIONES EXTERIORES (FONDO) (RF)
COMPONENTE VERTICAL

900
800
700
600
Sa (cm/s2)

500
400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

237
ANEXO 1.9.14. Estación acelerográfica “Relaciones Exteriores (Superficie)”.
Componente Horizontal Norte-Sur.
E.A. RELACIONES EXTERIORES (SUP) (RF)
Acelerograma Componente Horizontal N-S

80
60
40
A (cm/s2)

20
0
-20 0 5 10 15 20 25
-40
-60
-80
t (s)
E.A. RELACIONES EXTERIORES (SUP) (RF)
COMPONENTE HORIZONTAL N-S

250

200
Sa (cm/s2)

150

100

50

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. RELACIONES EXTERIORES (SUP) (RF)
COMPONENTE HORIZONTAL N-S

1400

1200

1000
Sa (cm/s2)

800
600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

238
ANEXO 1.9.15. Estación acelerográfica “Relaciones Exteriores (Superficie)”.
Componente Horizontal Este-Oeste.
E.A. RELACIONES EXTERIORES (SUP) (RF)
Acelerograma Componente Horizontal E-O

80
60
40
A (cm/s2)

20
0
-20 0 5 10 15 20 25
-40
-60
t (s)
E.A. RELACIONES EXTERIORES (SUP) (RF)
COMPONENTE HORIZONTAL E-O

250

200
Sa (cm/s2)

150

100

50

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

E.A. RELACIONES EXTERIORES (SUP) (RF)


COMPONENTE HORIZONTAL E-O

1400

1200

1000
Sa (cm/s2)

800
600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

239
ANEXO 1.9.16. Estación acelerográfica “Relaciones Exteriores (Superficie)”.
Componente Vertical.
E.A. RELACIONES EXTERIORES (SUP) (RF)
Acelerograma Componente Vertical

40
30
20
A (cm/s2)

10
0
-10 0 5 10 15 20 25
-20
-30
-40
t (s)

E.A. RELACIONES EXTERIORES (SUP) (RF)


COMPONENTE VERTICAL

140

120

100
Sa (cm/s2)

80

60

40

20

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. RELACIONES EXTERIORES (SUP) (RF)
COMPONENTE VERTICAL

1000
900
800
700
Sa (cm/s2)

600
500
400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

240
ANEXO 1.9.17. Estación acelerográfica “Santa Tecla”.
Componente Horizontal Norte-Sur.
E.A. SANTA TECLA (ST)
Acelerograma Componente Horizontal N-S

60
40
20
A (cm/s2)

0
-20 0 5 10 15 20 25 30
-40
-60
t (s)

E.A. SANTA TECLA (ST)


COMPONENTE HORIZONTAL N-S

140

120

100
Sa (cm/s2)

80

60

40

20

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

E.A. SANTA TECLA (ST)


COMPONENTE HORIZONTAL N-S

1400

1200

1000
Sa (cm/s2)

800
600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

241
ANEXO 1.9.19. Estación acelerográfica “Santa Tecla”.
Componente Vertical.
E.A. SANTA TECLA (ST)
Acelerograma Componente Vertical

20

10
A (cm/s2)

0
0 5 10 15 20 25 30
-10

-20
t (s)
E.A. SANTA TECLA (ST)
COMPONENTE VERTICAL

60

50

40
Sa (cm/s2)

30

20

10

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. SANTA TECLA (ST)
COMPONENTE VERTICAL

1000
900
800
700
Sa (cm/s2)

600
500
400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

242
ANEXO 1.9.20. Estación acelerográfica “Seminario San José de la Montaña”.
Componente Horizontal Norte-Sur.
E.A. SEM. SAN JOSE DE LA MONTAÑA (SS)
Acelerograma Componente Horizontal N-S

80
60
40
A (cm/s2)

20
0
-20 0 5 10 15 20 25 30
-40
-60
t (s)

E.A. SEM. SAN JOSE DE LA MONTAÑA (SS)


COMPONENTE HORIZONTAL N-S

400
350
300
250
Sa (cm/s2)

200
150
100
50
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

E.A. SEM. SAN JOSE DE LA MONTAÑA (SS)


COMPONENTE HORIZONTAL N-S

1400

1200

1000
Sa (cm/s2)

800
600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

243
ANEXO 1.9.21. Estación acelerográfica “Seminario San José de la Montaña”.
Componente Horizontal Este-Oeste.
E.A. SEM. SAN JOSE DE LA MONTAÑA (SS)
Acelerograma Componente Horizontal E-O

100

50
A (cm/s2)

0
0 5 10 15 20 25 30
-50

-100
t (s)
E.A. SEM. SAN JOSE DE LA MONTAÑA (SS)
COMPONENTE HORIZONTAL E-O

350

300

250
Sa (cm/s2)

200

150

100

50

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. SEM. SAN JOSE DE LA MONTAÑA (SS)
COMPONENTE HORIZONTAL E-O

1400

1200

1000
Sa (cm/s2)

800
600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

244
ANEXO 1.9.22. Estación acelerográfica “Seminario San José de la Montaña”.
Componente Vertical.
E.A. SEM. SAN JOSE DE LA MONTAÑA (SS)
Acelerograma Componente Vertical

40
20
A (cm/s2)

0
-20 0 5 10 15 20 25 30

-40
-60
t (s)

E.A. SEM. SAN JOSE DE LA MONTAÑA (SS)


COMPONENTE VERTICAL

140

120

100
Sa (cm/s2)

80

60

40

20

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. SEM. SAN JOSE DE LA MONTAÑA (SS)
COMPONENTE VERTICAL

1000
900
800
700
Sa (cm/s2)

600
500
400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

245
ANEXO 1.9.23. Estación acelerográfica “Universidad Centroamericana”.
Componente Horizontal Norte-Sur.
E.A. UNIVERSIDAD CENTROAMERICANA (UC)
Acelerograma Componente Horizontal N-S

80
60
40
A (cm/s2)

20
0
-20 0 5 10 15 20 25
-40
-60
t (s)
E.A. UNIVERSIDAD CENTROAMERICANA (UC)
COMPONENTE HORIZONTAL N-S

300

250

200
Sa (cm/s2)

150

100

50

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

E.A. UNIVERSIDAD CENTROAMERICANA (UC)


COMPONENTE HORIZONTAL N-S

1400

1200

1000
Sa (cm/s2)

800
600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

246
ANEXO 1.9.24. Estación acelerográfica “Universidad Centroamericana”.
Componente Vertical.
E.A. UNIVERSIDAD CENTROAMERICANA (UC)
Acelerograma Componente Vertical

60
40
A (cm/s2)

20

0
-20 0 5 10 15 20 25

-40
t (s)

E.A. UNIVERSIDAD CENTROAMERICANA (UC)


COMPONENTE VERTICAL

160
140
120
100
Sa (cm/s2)

80
60
40
20
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

E.A. UNIVERSIDAD CENTROAMERICANA (UC)


COMPONENTE VERTICAL

1000
900
800
700
Sa (cm/s2)

600
500
400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

247
ANEXO 1.9.25. Estación acelerográfica “Viveros de DUA”.
Componente Horizontal Norte-Sur.
E.A. VIVEROS DE DUA (VS)
Acelerograma Componente Horizontal N-S

100

50
A (cm/s2)

0
0 5 10 15 20
-50

-100
t (s)

E.A. VIVEROS DE DUA (VS)


COMPONENTE HORIZONTAL N-S

300

250

200
Sa (cm/s2)

150

100

50

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. VIVEROS DE DUA (VS)
COMPONENTE HORIZONTAL N-S

1400

1200

1000
Sa (cm/s2)

800
600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

248
ANEXO 1.9.26. Estación acelerográfica “Viveros de DUA”.
Componente Horizontal Este-Oeste.
E.A. VIVEROS DE DUA (VS)
Acelerograma Componente Horizontal E-O

80
60
40
A (cm/s2)

20
0
-20 0 5 10 15 20
-40
-60
t (s)
E.A. VIVEROS DE DUA (VS)
COMPONENTE HORIZONTAL E-O

300

250

200
Sa (cm/s2)

150

100

50

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. VIVEROS DE DUA (VS)
COMPONENTE HORIZONTAL E-O

1400

1200

1000
Sa (cm/s2)

800
600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

249
ANEXO 1.9.27. Estación acelerográfica “Viveros de DUA”.
Componente Vertical.
E.A. VIVEROS DE DUA (VS)
Acelerograma Componente Vertical

60
40
20
A (cm/s2)

0
-20 0 5 10 15 20

-40
-60
t (s)
E.A. VIVEROS DE DUA (VS)
COMPONENTE VERTICAL

160
140
120
100
Sa (cm/s2)

80
60
40
20
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

E.A. VIVEROS DE DUA (VS)


COMPONENTE VERTICAL

1000
900
800
700
Sa (cm/s2)

600
500
400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

250
ANEXO 1.9.28. Estación acelerográfica “Presa 15 de Septiembre”.
Componente Horizontal Norte-Sur.
E.A. PRESA 15 DE SEPTIEMBRE (QC)
Aceleroframa Componente Horizontal N-S

20

10
A (cm/s2)

0
0 5 10 15 20
-10

-20

-30
t (s)
E.A. PRESA 15 DE SEPTIEMBRE (QC)
COMPONENTE HORIZONTAL N-S

80
70
60
Sa (cm/s2)

50
40
30
20
10
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. PRESA 15 DE SEPTIEMBRE (QC)
COMPONENTE HORIZONTAL N-S

1200

1000

800
Sa (cm/s2)

600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

251
ANEXO 1.9.29. Estación acelerográfica “Presa 15 de Septiembre”.
Componente Horizontal Este-Oeste.
E.A . PR ESA 15 DE SEPTI EMBR E (Q C)
A ce lerofra ma Compone nte Horizonta l E-O

30
20
10
A (cm/s2)

0
-10 0 2 4 6 8 10 12 14 16 18

-20
-30
t (s)

E.A. PRESA 15 DE SEPTIEMBRE (QC)


COMPONENTE HORIZONTAL E-O

100

80
Sa (cm/s2)

60

40

20

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. PRESA 15 DE SEPTIEMBRE (QC)
COMPONENTE HORIZONTAL E-O

1200

1000

800
Sa (cm/s2)

600

400

200

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

252
ANEXO 1.9.30. Estación acelerográfica “Presa 15 de Septiembre”.
Componente Vertical.
E.A. PRESA 15 DE SEPTIEMBRE (QC)
Aceleroframa Componente Vertical

20

10
A (cm/s2)

0
0 5 10 15 20
-10

-20
t (s)
E.A. PRESA 15 DE SEPTIEMBRE (QC)
COMPONENTE VERTICAL

60

50

40
Sa (cm/s2)

30

20

10

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)
E.A. PRESA 15 DE SEPTIEMBRE (QC)
COMPONENTE VERTICAL

800
700
600
500
Sa (cm/s2)

400
300
200
100
0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3
T (s)

253
ANEXO 1.10. Hoja de Cálculo para Espectros de Diseño NTDS-94.
Zona Sísmica 1, Perfil de Suelo S3, Categoría de Ocupación 1.
A 392.00 I 1.0
Co 3.00 R 1.0
To 0.60

Tm Sa Descripción
0 392.00
0.02 470.40
0.04 548.80
0.06 627.20
0.08 705.60
Tm < To/3
0.1 784.00
0.12 862.40
0.14 940.80
0.16 1019.20
0.18 1097.60
0.2 1176.00
0.25 1176.00
0.3 1176.00
0.35 1176.00
0.375 1176.00
0.4 1176.00 To/3 ≤ Tm ≤ To
0.45 1176.00
0.475 1176.00
0.5 1176.00
0.575 1176.00
0.6 1176.00
0.8 970.77
1 836.58
1.25 720.94
1.5 638.43
1.75 576.08
2 527.01
To < Tm ≤ 4 seg
2.25 487.21
2.5 454.17
2.75 426.21
3 402.19
3.5 362.91
4 332.00
4.5 281.51
5 244.62 Tm > 4 seg
6 191.83

254
255