Está en la página 1de 34

ENTRENAMIENTO

N.4 ENERO 2017

de FUERZA y ACONDICIONAMIENTO

obesidad
sarcopénica
ESTRATEGIAS
Etiología y rol de la dieta y el
ejercicio en su tratamiento.
Antecedentes y estretegias de
entrenamiento

IX simposio
internacional
de actualizaciones en
entrenamiento de la fuerza

Nº4
Bridging the gap between
science and application
SPAIN SPAIN

ÍNDICE

04CARTA DEL EDITOR

06OBESIDAD SARCOPÉNICA: ETIOLO-


GÍA Y ROL DE LA DIETA Y EL EJERCICIO
EN SU TRATAMIENTO

17 OBESIDAD SARCOPÉNICA: ANTECE-


DENTES Y ESTRATEGIAS DE ENTRENA-
MIENTO

28RESEÑA DEL IX SIMPOSIO INTER-


NACIONAL DE ACTUALIZACIONES EN
ENTRENAMIENTO DE LA FUERZA

Editor jefe: Dr. Azael J. Herrero, CSCS, NSCA-CPT,*D


Maquetador/impresión: Orybex
ISSN: 2445-2890
Secretaría: NSCA Spain. C/ Alcalá, 226 – 5ª Planta, 28027 Madrid

2 www.nscaspain.com
SPAIN

CARTA DEL EDITOR


En septiembre de 2001 volvía de vacaciones al INEF de León, comenzaba entonces el último curso de la licenciatura. Me crucé
por el pasillo con el profesor con el que colaboraba como alumno interno, quien después sería mi director de tesis, el Dr. Juan
García López. Le pregunté que qué tal las vacaciones. Su contestación fue: “Azael, quedan dos días para enviar resúmenes para
un congreso de Ciencias del Deporte que se celebra en Valencia”. Si tenía alguna duda de que se había acabado el verano,
quedó disipada de ipso facto.
Nuevas aportaciones al estudio de la actividad física y el deporte. II Congreso de la Actividad Física y el Deporte, celebrado en
Valencia en noviembre de 2001, fue mi primer congreso. Durante la carrera en ninguna asignatura nos habían explicado cómo
se estructuraba un congreso de este tipo, ni la posibilidad de colaboración que tenían los asistentes. Así que allí viví in situ,
acompañado por un espléndido grupo de profesores del INEF de León, las ponencias y comunicaciones libres, las sesiones de
exposiciones de pósteres, el que hubiese varias salas simultáneas de comunicaciones agrupadas por temáticas, etc. Recuerdo
el contraste de asistir a alguna charla con menos de 5 oyentes y la “comunicación estrella” impartida por el preparador físico de
Lance Armstrong con un auditorio repleto en el que no cabía un alfiler.
En junio de 2014, entre NSCA Spain, NSCA y la UCAM, organizamos el IV NSCA International Conference. Human Performance
Development through Strength and Conditioning. Todos los ponentes invitados estaban en la élite de sus campos de investi-
gación a nivel mundial o nacional. Montamos talleres prácticos para que los asistentes, además de acudir a charlas teóricas,
experimentasen en sus propias carnes diferentes técnicas o medios de entrenamiento. Cada taller se tuvo que duplicar debido
a que el número de asistentes superó con creces las expectativas iniciales. Finalmente, hubo una generosa barbacoa en un lugar
con vistas al mar que resultó el punto de encuentro ideal para intercambiar opiniones entre ponentes y asistentes. En ocasio-
nes, uno no se atreve o no le da tiempo a hacer preguntas tras las charlas, por lo que esta “agenda social” constituye un valor
añadido a cada congreso.
Ese mismo año, en diciembre de 2014, NSCA Spain comenzó a colaborar con el INEF de la Universidad Politécnica de Madrid
en la organización de su tradicional Simposio de Actualizaciones en Entrenamiento de la Fuerza. Si hay un evento anual asen-
tado, de calidad, que llena su espléndido auditorio en cada ocasión, es este Simposio. De hecho, a mis alumnos que quieren
especializarse en entrenamiento les recomiendo que para reciclarse anualmente, este evento es una cita casi obligatoria. Hemos
querido incluir en el 4º número de Entrenamiento de Fuerza y Acondicionamiento una breve reseña de este Simposio. Mis agra-
decimientos más afectuosos a Agustín, a Pedro y a todo el equipo de la UPM por su excelente organización. No oigo más que
halagos de mis alumnos de cada edición.
En estos congresos se hace una labor de networking, se contacta con otros profesionales del ámbito del entrenamiento con
inquietudes similares o que simplemente buscan actualizarse, se conoce productos novedosos de diferentes casas comerciales
en la zona de stands y se está al día de los últimos avances y descubrimientos. En definitiva, constituyen un elemento esencial
en la formación continua que debe imperar en todo profesional del entrenamiento.

Dr. Azael J. Herrero, CSCS, NSCA-CPT*D


Editor Jefe de “Entrenamiento de Fuerza y Acondicionamiento”

4 www.nscaspain.com
SPAIN

CERTIFÍCATE CON LOS MEJORES


AÑADE A TU CV UNA CERTIFICACIÓN DE DISTINCIÓN

MADRID MURCIA TENERIFE


BARCELONA MALLORCA VALENCIA
A CORUÑA PAMPLONA VALLADOLID
GRANADA SEVILLA ZARAGOZA

w w w. n s c a s p a i n . c o m
SPAIN

OBESIDAD SARCOPÉNICA:
ETIOLOGÍA Y ROL DE LA
DIETA Y EL EJERCICIO EN
SU TRATAMIENTO

Doug Hershberger, MS, CSCS, USAW and Lance Bollinger, PhD, CSCS
Department of Kinesiology and Health Promotion, University of Kentucky, Lexington, Kentucky

Artículo original: “Sarcopenic Obesity: Etiology, and the Roles of Diet and Exercise in its Treatment”. Strength Cond J
37(5):72-77, 2015

RESUMEN
La obesidad sarcopénica (OS), la pérdida de masa muscular inducida por la combinación de exceso de tejido adiposo y
el envejecimiento, está convirtiéndose en una preocupación de salud común en los Estados Unidos. Desafortunadamente,
la confirmación oficial de la OS requiere de herramientas tecnológicas como la absorciometría dual de rayos X (DEXA),
mediciones antropométricas o impedancia bioeléctrica, que en muchas ocasiones no están al alcance de los profesiona-
les del ejercicio (PE). En este artículo, presentamos una definición funcional de la OS para los PE. También se discuten los
mecanismos patológicos subyacentes que contribuyen a desarrollar OS, y los mecanismos por los que la intervención en
el estilo de vida mediante la dieta y el ejercicio pueden influir positivamente en las personas con OS.

6 www.nscaspain.com
SPAIN

INTRODUCCIÓN DEFINIENDO kg/m2 en hombres y ≤6.30 kg/m2


en mujeres (3). Normalmente, estas
LA OBESIDAD
La obesidad sarcopénica (OS), medidas son obtenidas mediante
la concurrencia de sarcopenia
SARCOPÉNICA absorciometría dual de rayos X.
(pérdida de masa muscular y No obstante, el coste de esta
Dado que la OS abarca tanto la
función muscular debida al enveje- prueba puede no estar al alcance
sarcopenia como la obesidad, el
cimiento) y obesidad, incrementan de muchos clientes. Es impor-
entendimiento de los criterios clíni-
el riesgo de discapacidad (28) y tante saber que en la sarcopenia, la
cos (tabla 1) para cada una de ellas
mortalidad (23) en mayor medida pérdida de masa y fuerza muscular
puede proporcionar una definición
que la sarcopenia o la obesidad de no es uniforme. Habitualmente, la
funcional para los profesionales del
manera aisladas. La OS afecta al fuerza muscular disminuye antes
ejercicio (PEs). Tanto la sarcope-
10% de los adultos estadounidenses de detectarse pérdida significativa
nia como la obesidad se diagnos-
(29), habiendo una expectativa de de masa muscular. En compara-
tican normalmente por medidas
aumento de esta cifra por el enveje- ción con la masa muscular, la fuerza
antropométricas o de composición
cimiento de la población y el incre- muscular es un mejor predictor de
corporal. Sin embargo, pueden
mento de la prevalencia y grave- discapacidad y mortalidad (18).
existir ciertas dudas cuando estas
dad de la obesidad. Este artículo Por lo tanto, la función muscular
mediciones son utilizadas estricta-
pretende explorar la naturaleza (fuerza, potencia, resistencia, etc.)
mente para evaluar la OS.
compleja que subyace a esta condi- es un indicador clínicamente más
ción, las dificultades asociadas con relevante de la sarcopenia que la
La sarcopenia se define como una
la OS, y los potenciales beneficios masa muscular esquelética. De
pérdida de masa o función de la
de las intervenciones sobre el estilo hecho, el Grupo de Trabajo Europeo
musculatura esquelética relacionada
de vida, como son la dieta y el ejer- en Sarcopenia en Personas Mayores
con la edad. Una medida clínica de
cicio físico (European Working Group in Sarco-
la sarcopenia es un índice de masa
penia in Older People) ha suge-
muscular (kg de masa muscular/
rido que la evaluación clínica de la
talla en metros cuadrados) ≤8.90
función muscular como la fuerza o

www.nscaspain.com 7
SPAIN

Tabla 1. Medidas criterio para la sarcopenia, la obesidad y la obesidad sarcopénica


a b Obesidad
Criterio Sarcopenia Obesidad
sarcopénica
Edad (años) >65 N/A >65
Índice de Masa Corporal
2 N/A >30 >30
(kg/m )
Circunferencia de cadera Hombres: >102 Hombres: >102
N/A
(cm) Mujeres: >88 Mujeres: >88
Porcentaje de grasa Hombres: >30 Hombres: >30
N/A
corporal Mujeres: >40 Mujeres: >40
Velocidad de marcha
<1 N/A <1
(m/s)
Fuerza de prensión Hombres: <30 Hombres: <30
N/A
manual (kg) Mujeres: <20 Mujeres: <20
Índice de Masa muscular Hombres: <8.90 Hombres: <8.90
2 N/A
(kg/m ) Mujeres: <6.37 Mujeres: <6.37

Tabla 1. Aunque no se ha determinado una definición clínica para la obesidad sarcopénica, se puede conside-
rar que los individuos que cumplan con los criterios tanto de sarcopenia como de obesidad padecen obesidad
sarcopénica. Cuando se evalúe la obesidad sarcopénica, se debe dar preferencia a medidas funcionales como la
circunferencia de cintura, la velocidad de marcha o la fuerza de prensión manual.
aLos criterios para la sarcopenia son del Grupo de Trabajo Europeo Sobre Sarcopenia (3).
bLos criterios para la obesidad son del Colegio Americano de Medicina del Deporte (ACSM), excepto para el
porcentaje de grasa corporal que es de Dufour et al. (5).

la velocidad de marcha (en vez de Mundial de la Salud (OMS) definen han estimado que la prevalencia
la masa muscular por sí sola) debe- la obesidad como un IMC≥30Kg/ de OS abarca al 4-12% de la pobla-
ría estar incluido en la definición de m2 (4). Otras medidas que evalúan ción (29). No obstante, incluso en
sarcopenia (3). Este grupo propone la obesidad son el perímetro de estos estudios los valores criterio
como criterios para diagnosticar la cintura (>102 cm en hombres y de edad, índice de masa muscu-
la sarcopenia una fuerza de pren- >88 cm en mujeres) y estimacio- lar, y composición corporal varían
sión manual <32 kg en hombres y nes del porcentaje de grasa corpo- considerablemente, haciendo que
<18 kg en mujeres y una velocidad ral (>30% en hombres y >40% en la determinación clínica de la OS
de marcha voluntaria <0.8-1 m/s. mujeres) (5). Es preciso señalar que se difícil. Recientemente, los estu-
Juntas, estas mediciones permiten varias mediciones de campo de la dios han intentado definir la OS
a los PEs valorar la sarcopenia y composición corporal, como los en términos de función muscular
modificar las pruebas físicas y los pliegues cutáneos, son imprecisos en vez de masa muscular. Muchos
protocolos de prescripción acorde en personas con obesidad (20). Por de estos estudios han definido la
a las necesidades del cliente. lo tanto, el IMC y la circunferencia sarcopenia mediante la fuerza de
de cintura deberían ser los méto- prensión manual (<32-33 kg en
La obesidad se define como un dos escogidos cuando se evalúe a hombres y <18-20 kg en mujeres).
exceso de acumulación de tejido personas con obesidad severa. Cuando se utiliza este criterio para
adiposo. El método más amplia- la sarcopenia, la prevalencia de
mente aceptado para la determi- Originariamente, la OS fue definida OS es aproximadamente 4-9% en
nación de la obesidad es el índice como un índice de masa muscu- personas cercanas a los 65 años
de masa corporal (IMC, kg de masa lar de 2 desviaciones estándar por (29). Aunque este criterio no se ha
corporal/talla en metros cuadra- debajo de la referencia específica adoptado como definición clínica,
dos). Aunque el IMC no evalúe real- en función del sexo de población debería ayudar a los PEs en la
mente la composición corporal, el joven y sana (1). Al utilizar el índice evaluación de clientes con OS.
Colegio Americano de Medicina del de masa muscular para determi-
Deporte (ACSM) y la Organización nar la sarcopenia, muchos estudios

8 www.nscaspain.com
SPAIN

ETIOLOGÍA DE LA OBESI- DISMINUCIÓN DE LA con la resistencia a la insulina


asociada a la obesidad. Por tanto,
DAD SARCOPÉNICA MASA Y FUNCIÓN
las personas con OS pueden ser
MUSCULAR EN incapaces de incrementar la sínte-
Las causas de la sarcopenia y de la
obesidad son multifactoriales y han
LA OBESIDAD sis proteica muscular en respuesta
sido discutidas en profundidad en SARCOPÉNICA a un estímulo anabólico como la
la literatura científica (12). Aunque alimentación o el entrenamiento
una baja masa muscular y un exceso La cantidad de masa muscu- de fuerza. De hecho, se ha obser-
de tejido adiposo son sellos distin- lar obedece al equilibrio entre el vado recientemente que los roedo-
tivos de la OS, la asociación entre ritmo de síntesis y el de degrada- res con OS muestran una síntesis
ambos no se comprende comple- ción proteica. La atrofia muscular proteica mitigada en respuesta a un
tamente. En la juventud y en la se caracteriza generalmente por ejercicio físico (19). Igualmente, los
primera etapa de la adultez, la masa un incremento del ritmo de degra- incrementos en la fuerza muscular
muscular esquelética aumenta con dación proteica y una disminu- tras un entrenamiento de fuerza
cierto grado de adiposidad (17). ción paralela del ritmo de síntesis se ven atenuados en humanos con
Sin embargo, se ha observado que proteica (14,24). Es más, la sarco- sobrepeso y obesos (22). Aunque
en hombres y mujeres de alrede- penia puede caracterizarse también esta resistencia anabólica no debe-
dor de los 65 años, aquellos que por un descenso del número de ría ser suficiente para inducir una
eran ancianos y obesos tenían una miofibrillas. Esto afecta princi- pérdida de masa o función muscu-
menor masa libre de grasa, eran palmente a las fibras musculares lar, puede acentuar los efectos de
más débiles y tenían una calidad de tipo II (15). Como resultado se la disminución de síntesis proteica
de vida disminuida en compara- produce una reducción del tamaño basal observada en personas con
ción con los que eran débiles pero global del músculo y una disminu- sarcopenia.
no obesos, y con los que no eran ni ción de la capacidad de generar
fuerza y potencia. Varios estudios realizados en huma-
obesos ni débiles (30). De hecho,
nos han mostrado que, en compa-
hay evidencias de que la obesidad
La obesidad puede agravar la ración con la población delgada,
puede agravar la atrofia muscular
sarcopenia en múltiples formas. las personas con obesidad tienen
y viceversa. La figura 1 muestra la
En primer lugar, se sabe que la un ritmo de degradación proteica
compleja interacción entre la sarco-
obesidad produce una resistencia a nivel del cuerpo completo incre-
penia y la obesidad y cómo estos
anabólica disminuyendo la síntesis mentado (32). Debido a que el
procesos pueden agravarse entre sí
proteica en respuesta a la sobre- músculo esquelético constituye
y llevar a la OS.
carga muscular (21,26). Esto parece aproximadamente el 40% de la
estar estrechamente relacionado masa corporal, es posible que la

Figura 1. Interacción entre los factores que causan la obesidad sarcopénica. La obesidad y la sarcopenia influyen
negativamente entre sí a través de una variedad de mecanismos, que desencadenan en una disminución de la
masa muscular y una afectación de la función muscular. El entrenamiento físico modifica positivamente muchos,
si no todos, los componentes representados.

www.nscaspain.com 9
SPAIN

10 www.nscaspain.com
SPAIN

degradación proteica en la muscu- ACUMULACIÓN DE INTERVENCIONES


latura esquelética esté incremen-
TEJIDO ADIPOSO DIETÉTICAS PARA EL
tada en personas con OS. Aunque
la degradación proteica es un EN LA OBESIDAD TRATAMIENTO DE LA OS
proceso complejo, numerosos estu- SARCOPÉNICA
Las modificaciones dietéticas
dios han mostrado que varios facto-
La cantidad de masa magra es pueden modificar positivamente
res clave que regulan la degrada-
el principal determinante de la tanto la sarcopenia como la obesi-
ción proteica, como la miostatina, el
tasa metabólica basal (35). Así, la dad. En concreto, el incremento del
NF-kB y el MuRF-1, están incremen-
pérdida de masa muscular obser- consumo proteico por encima de
tados en la musculatura esquelética
vada en la sarcopenia implica una 0.8 g/kg de masa corporal puede
de personas con obesidad severa
disminución de la tasa metabólica estimular la síntesis proteica (7).
(9,25). En combinación con la sínte-
y un incremento de la acumula- Parece que el aminoácido leucina
sis proteica atenuada observada en
ción de tejido adiposo. Además, tiene un mayor efecto sobre la
personas con sarcopenia, esto incli-
una práctica reducida de actividad síntesis proteica que otros aminoá-
naría la balanza a favor de la atrofia
física o ejercicio durante el tiempo cidos. La magnitud y la velocidad
muscular en personas con OS.
de ocio, pueden contribuir al desa- del incremento de la leucina sérica
La obesidad también parece dismi- rrollo de la obesidad. está altamente asociado con la
nuir la calidad muscular y la produc- estimulación de la síntesis proteica
ción de fuerza. Se sabe desde hace INTERVENCIONES EN (34). Así, ingiriendo habitualmente
comidas ricas en leucina biodispo-
tiempo que la obesidad incrementa EL ESTILO DE VIDA nible fácilmente puede ser útil en el
el almacenamiento de grasa dentro
COMO TRATAMIENTO tratamiento de la sarcopenia.
de y entre las fibras musculares (6).
Se ha demostrado recientemente DE LA OBESIDAD
Investigaciones recientes han indi-
que esta infiltración de grasa en el SARCOPÉNICA
cado que ácidos grasos esenciales
músculo dificulta la generación de
Debido a las limitaciones funcio- (DHA, EPA) incrementa el ritmo de
fuerza (8). Interesantemente, los
nales, al incremento de muerte síntesis proteica de la musculatura
jóvenes con obesidad tienden a
prematura y al incremento de la esquelética (27) y contrarresta la
tener una mayor capacidad abso-
prevalencia de OS, la implemen- atrofia muscular inducida por las
luta para generar fuerza que sus
tación efectiva de tratamientos grasas saturadas (33). Smith et al.
homólogos delgados, al menos en
para la OS es de vital importan- suplementaron la dieta de adultos
los músculos de soporte del peso
cia. Actualmente, los tratamientos mayores con EPA y DHA durante
corporal (13). Sin embargo, cuando
médicos (farmacológicos o quirúr- 8 semanas. Al final de la interven-
este valor de fuerza se corrige por
gicos) son limitados tanto para la ción, lo sujetos que consumieron la
la masa libre de grasa, la fuerza
sarcopenia como para la obesidad. dieta rica en ácidos grasos esencia-
muscular es en realidad menor en
Sin embargo, las intervenciones en les mostraron unos mayores niveles
personas con obesidad (11). Por
el estilo de vida como las modifi- de síntesis proteica en respuesta
esto, aunque la producción de
caciones dietéticas y los progra- a la alimentación (27). Aunque
fuerza total sea mayor, la muscu-
mas de entrenamiento mejoran esta intervención no fue probada
latura esquelética de las perso-
ambas condiciones. Pese a que las como un tratamiento específico de
nas obesas muestra una capaci-
intervenciones en el estilo de vida la OS, probablemente sea benefi-
dad disminuida de generar fuerza
son recomendadas para todas las ciosa para esta población por los
cuando se normaliza respecto a la
personas con OS, las modificacio- efectos beneficiosos de los ácidos
masa muscular total. Este desarro-
nes específicas dependerán del grasos esenciales en aspectos rela-
llo de fuerza disminuido complica
objetivo de cada cliente individual cionados con la morbilidad como la
la atrofia muscular causando limi-
y del grado en que ambas enfer- enfermedad cardiaca, riesgo inhe-
taciones funcionales como debi-
medades estén presentes (ej. ¿Cuál rente para personas OS.
lidad, susceptibilidad a la fatiga,
velocidad de marcha disminuida, y es más inhabilitante, la pérdida de
Durante mucho tiempo se ha obser-
una habilidad reducida para evitar masa/fuerza muscular o la obesi-
vado que las intervenciones dieté-
caídas en personas con OS. dad?).
ticas son efectivas en el tratamiento

www.nscaspain.com 11
SPAIN

de la obesidad. Pese a que se han presentes en personas con OS. la sarcopenia debido a la baja ratio
propuesto muchas intervenciones Estos beneficios incluyen mejorar riesgo/beneficio. Habitualmente,
dietéticas, la restricción calórica la condición cardiorrespiratoria, las actividades con el peso corporal
es primordial para una pérdida de mejorar a sensibilidad a la insulina y imitan mejor las actividades diarias
peso exitosa (2). Cabe destacar que disminuir la inflamación crónica y el que otros modos de ejercicio, por lo
la pérdida de peso inducida sólo por estrés músculo-esquelético. que permiten crear programas de
una restricción calóricas es proba- entrenamiento más “funcionales”.
blemente resultado de una pérdida El ejercicio incremente de forma
de masa corporal magra, lo que aguda la síntesis proteica por la SUMARIO
es especialmente poco recomen- activación de la vía Akt/mTOR
dable para personas con OS. Una (10) y este efecto persiste durante La OS es un fenómeno cuya preva-
revisión realizada por Weinheimer varias horas tras la realización del lencia está incrementando y tiene
et al (31) analizó 52 estudios sobre ejercicio. Por tanto, las sesiones ramificaciones directas sobre la
intervenciones de ejercicio, restric- de ejercicio frecuente son clave calidad de vida y la longevidad.
ción calórica o ejercicio y restric- para modular la síntesis proteica en Pese a que el diagnóstico clínico
ción calórica de forma simultánea personas con OS. Es más, muchos de la OS requiere de instrumenta-
sobre la pérdida de peso corporal. estudios han mostrado que el ción que no suele estar disponible
Estos autores encontraron eviden- consumo de proteínas junto al para los profesionales del ejerci-
cias concluyentes de que los trata- ejercicio físico puede incrementar cio, el control de la OS puede estar
mientos de pérdida de peso para la la síntesis proteica en la muscu- basado en medidas funcionales
OS mejoraron múltiples síntomas latura. Esta respuesta parece ser como la fuerza muscular, que son
asociados independientemente de máxima con 20 g de proteína (16). fáciles de medir, y suelen ser mejo-
la intervención recibida. Además, La inclusión regular de proteínas de res predictores del estado de salud.
se observó que la aplicación concu- alta calidad junto con ejercicio de La etiología de la sarcopenia y de
rrente de una restricción calórica y fuerza puede aumentar las ganan- la obesidad es complicada, y ambas
ejercicio físico mejoraba la pérdida cias en la masa corporal magra de condiciones pueden combinarse
de peso y atenuaba la pérdida personas con OS. dando lugar a la OS. Posterior-
potencial de masa libre de grasa mente, el tratamiento de la OS es
debida a la restricción calórica. Por Pese a que todos los componentes más complicado que el tratamiento
lo tanto, incluir actividad física en de la condición física deberían ser de lao obesidad o de la sarcopenia
la rutina diaria puede preservar la entrenados en programas especí- por separado. Las intervenciones
masa y función muscular durante ficos en personas con OS, se debe en el estilo de vida (modificaciones
intervenciones destinadas a perder poner especial énfasis en la mejora dietéticas y programas de entrena-
peso. de la fuerza muscular y el nivel miento) modifican positivamente
cardiovascular. El entrenamiento ambas condiciones y deben cons-
de fuerza progresivo es recomen-
INTERVENCIONES DE tituir el eje central del tratamiento
dado por su efecto anabólico y de la OS.
EJERCICIO PARA EL su mejora de la fuerza y función
TRATAMIENTO DE LA OS muscular. Además, el entrena-
miento de fuerza puede mitigar
Son muchos los posibles beneficios la pérdida de masa ósea durante
de las intervenciones de ejercicio la pérdida de peso y, en conse-
físico sobre la OS. En concreto, el cuencia, prevenir la osteopenia.
ejercicio puede preservar (o incre- El ejercicio aeróbico podría tener
mentar) la masa y función muscu- una influencia más directa sobre
lar así como incrementar el gasto la pérdida de peso y podría mejo-
calórico, aumentando la pérdida rar factores de morbilidad como
de peso de esta forma. Además, las la hipertensión o la resistencia
intervenciones de ejercicio pueden vascular. Este ha sido un acerca-
modificar positivamente factores miento ampliamente utilizado para
de morbilidad que pueden estar el tratamiento de la obesidad y de

12 www.nscaspain.com
SPAIN

REFERENCIAS secretion and expression of myostatin


in skeletal muscle from extremely obe-
Davis AR, Laureano ML, and Fluckey
JD. Abnormal protein turnover and
se women. Diabetes 58: 30–38, 2009. anabolic resistance to exercise in sarco-
1. Baumgartner RN. Body composition penic obesity. FASEB J 27: 3905–3916,
in healthy aging. Ann N Y Acad Sci 904: 2013.
10. Hornberger TA. Mechanotransduc-
437–448, 2000.
tion and the regulation of mTORC1 sig-
naling in skeletal muscle. Int J Biochem 20. Nordhamn K, Södergren E, Olsson
2. Brehm BJ, Seeley RJ, Daniels SR, and Cell Biol 43: 1267–1276, 2011. E, Karlström B, Vessby B, and Ber-
D’Alessio DA. A randomized trial com- glund L. Reliability of anthropometric
paring a very low carbohydrate diet measurements in overweight and lean
11. Hulens M, Vansant G, Lysens R,
and a calorie-restricted low fat diet on subjects: Consequences for correlations
Claessens AL, Muls E, and Brumagne
body weight and cardiovascular risk between anthropometric and other va-
S. Study of differences in peripheral
factors in healthy women. J Clin Endo- riables. Int J Obes Relat Metab Disord
muscle strength of lean versus obese
crinol Metab 88: 1617–1623, 2003. 24: 652–657, 2000.
women: An allometric approach. Int J
Obes Relat Metab Disord 25: 676–681,
3. Cruz-Jentoft AJ, Baeyens JP, Bauer 2001. 21. Paturi S, Gutta AK, Kakarla SK, Ka-
JM, Boirie Y, Cederholm T, Landi F, tta A, Arnold EC, Wu M, Rice KM, and
Martin FC, Michel JP, Rolland Y, Schnei- Blough ER. Impaired overload-induced
12. Ilich JZ, Kelly OJ, Inglis JE, Panton
der SM, Topinkova´ E, Vandewoude M, hypertrophy in obese Zucker rat slow-
LB, Duque G, and Ormsbee MJ. Interre-
and Zamboni M. Sarcopenia: European twitch skeletal muscle. J Appl Physiol
lationship among muscle, fat, and bone:
consensus on definition and diagnosis: (1985) 108: 7–13, 2010.
Connecting the dots on cellular, hormo-
Report of the European Working Group
nal, and whole body levels. Ageing Res
on Sarcopenia in Older People. Age
Rev 15: 51–60, 2014. 22. Pescatello LS, Kelsey BK, Price TB,
Ageing 39: 412–423, 2010.
Seip RL, Angelopoulos TJ, Clarkson PM,
13. Lafortuna CL, Maffiuletti N, Agosti Gordon PM, Moyna NM, Visich PS, Zoe-
4. Donnelly JE, Blair SN, Jakicic JM, ller RF, Gordish-Dressman HA, Bilbie
F, and Sartorio A. Gender variations of
Manore MM, Rankin JW, and Smith BK. SM, Thompson PD, and Hoffman EP.
body composition, muscle strength and
American College of Sports Medicine The muscle strength and size response
power output in morbid obesity. Int J
Position Stand. Appropriate physical to upper arm, unilateral resistance trai-
Obes 29: 833–841, 2005.
activity intervention strategies for ning among adults who are overweight
weight loss and prevention of weight and obese. J Strength Cond Res 21:
14. Lecker SH, Jagoe RT, Gilbert A, Go-
regain for adults. Med Sci Sports Exerc 307–313, 2007.
mes M, Baracos V, Bailey J, Price SR,
41: 459–471, 2009.
Mitch WE, and Goldberg AL. Multiple
types of skeletal muscle atrophy invol- 23. Rantanen T, Harris T, Leveille SG,
5. Dufour AB, Hannan MT, Murabito JM, Visser M, Foley D, Masaki K, and Gural-
ve a common program of changes in
Kiel DP, and McLean RR. Sarcopenia nik JM. Muscle strength and body mass
gene expression. FASEB J 18: 39–51,
definitions considering body size and index as long-term predictors of mor-
2004.
fat mass are associated with mobility tality in initially healthy men. J Gerontol
limitations: The Framingham study. J 55: 168–173, 2000.
15. Lexell J, Henriksson-Larse´n K, Win-
Gerontol A Biol Sci Med Sci 68: 168–174,
blad B, and Sjöström M. Distribution of
2013.
different fiber types in human skeletal 24. Sacheck JM, Hyatt JPK, Raffaello A,
muscles: Effects of aging studied in Jagoe RT, Roy RR, Edgerton VR, Lecker
6. Goodpaster BH, Theriault R, Watkins SH, and Goldberg AL. Rapid disuse and
whole muscle cross sections. Muscle
SC, and Kelley DE. Intramuscular lipid denervation atrophy involve transcrip-
Nerve 6: 588–595, 1983.
content is increased in obesity and tional changes similar to those of mus-
decreased by weight loss. Metabolism cle wasting during systemic diseases.
16. Moore DR, Robinson MJ, Fry JL,
49: 467–472, 2000. FASEB J 21: 140–155, 2007.
Tang JE, Glover EI, Wilkinson SB, Prior
T, Tarnopolsky MA, and Phillips SM.
7. Gweon HS, Sung HJ, and Lee DH. 25. Sishi B, Loos B, Ellis B, Smith W, du
Ingested protein dose response of mus-
Short-term protein intake increases Toit EF, and Engelbrecht AM. Diet-indu-
cle and albumin protein synthesis after
fractional synthesis rate of muscle pro- ced obesity alters signalling pathways
resistance exercise in young men. Am J
tein in the elderly: Meta-analysis. Nutr and induces atrophy and apoptosis in
Clin Nutr 89: 161–168, 2009.
Res Pract 4: 375–382, 2010. skeletal muscle in a prediabetic rat mo-
17. Morse WI and Soeldner JS. The no- del. Exp Physiol 96: 179–193, 2011.
8. Hioki M, Kanehira N, Koike T, Saito A,
nadipose body mass of obese women:
Takahashi H, Shimaoka K, Sakakibara H, 26. Sitnick M, Bodine SC, and Rutledge
Evidence of increased muscularity. Can
Oshida Y, and Akima H. Associations of JC. Chronic high fat feeding attenuates
Med Assoc J 90: 723–725, 1964.
intramyocellular lipid in vastus latera- loadinduced hypertrophy in mice. J
lis and biceps femoris with blood free Physiol 587: 5753–5765, 2009.
18. Newman AB, Kupelian V, Visser M,
fatty acid and muscle strength differ
and Simonsick EM. Strength, but not
between young and elderly adults [pu-
muscle mass, is associated with morta- 27. Smith GI, Atherton P, Reeds DN,
blished online ahead of print June 5,
lity in the health, aging and body com- Mohammed BS, Rankin D, Rennie MJ,
2015]. Clin Physiol Funct Imaging 2015.
position study cohort. J Gerontol 61: and Mittendorfer B. Dietary omega-3
doi: 10.1111/cpf.12250.
72–77, 2006. fatty acid supplementation increases
the rate of muscle protein synthesis in
9. Hittel DS, Berggren JR, Shearer J, older adults: A randomized controlled
19. Nilsson MI, Dobson JP, Greene NP,
Boyle K, and Houmard JA. Increased trial. Am J Clin Nutr 93: 402–412, 2010.
Wiggs MP, Shimkus KL, Wudeck EV,

www.nscaspain.com 13
SPAIN

28. Stenholm S, Alley D, Bandinelli S, 32. Welle S, Barnard RR, Statt M, and
Griswold ME, Koskinen S, Rantanen T, Amatruda JM. Increased protein tur-
Guralnik JM, and Ferrucci L. The effect nover in obese women. Metabolism 41:
of obesity combined with low muscle 1028–1034, 1992.
strength on decline in mobility in older
persons: Results from the InCHIANTI 33. Woodworth-Hobbs ME, Hudson MB,
study. Int J Obes 33: 635–644, 2009. Rahnert JA, Zheng B, Franch HA, and
Price SR. Docosahexaenoic acid pre-
29. Stenholm S, Harris TB, Rantanen T, vents palmitate-induced activation of
Visser M, Kritchevsky SB, and Ferrucci proteolytic systems in C2C12 myotubes.
L. Sarcopenic obesity: Definition, cause J Nutr Biochem 25: 868–874, 2014.
and consequences. Curr Opin Clin Nutr
Metab Care 11: 693–700, 2008. 34. Xu ZR, Tan ZJ, Zhang Q, Gui QF,
and Yang YM. The effectiveness of leu-
30. Villareal DT, Banks M, Siener C, Si- cine on muscle protein synthesis, lean
nacore DR, and Klein S. Physical frailty body mass and leg lean mass accretion
and body composition in obese elderly in older people: A systematic review
men and women. Obes Res 12: 913–920, and metaanalysis. Br J Nutr 113: 25–34,
2004. 2014.

31. Weinheimer EM, Sands LP, and Cam- 35. Zurlo F, Larson K, Bogardus C, and
pbell WW. A systematic review of the Ravussin E. Skeletal muscle metabo-
separate and combined effects of ener- lism is a major determinant of resting
gy restriction and exercise on fat-free energy expenditure. J Clin Invest 86:
mass in middle-aged and older adults: 1423–1427, 1990.
Implications for sarcopenic obesity.
Nutr Rev 68: 375–388, 2010.

14 www.nscaspain.com
Programas
Sports Management University

PREPARACIÓN FÍSICA
· Visitas a ocho clubes de Primera y Segunda División.
· Profesorado con gran experiencia profesional en equipos de LaLiga.
· Atención personalizada.
· Perfecta combinación de clases prácticas y teóricas.
· Prácticas externas en clubes de fútbol.
· Alta tasa de inserción laboral.

ALTO RENDIMIENTO
· Primer Máster en España con sello de calidad de la NSCA.
· Profesorado de élite.
· Clases prácticas en nuestros dos centros de alto rendimiento.
· Posibilidad de experimentar con deportistas UCAM del más alto nivel
· Acceso a estudios de doctorado.
· Con el sello del Comité Olímpico Español.

HIGH PERFORMANCE
· Elite Professors.
· Learning in action.
· With the endorsement of the Spanish Olympic Committee.
· US National Strength and Conditioning Association NSCA recognition.
· Gives access to PhD.
· Two High Performance Sports Center.

Para más información:


UCAM Sports Management University
Campus de Los Jerónimos, Guadalupe 30107 Murcia, Spain
968 278 525 sportsmanagement.ucam.edu sportsmanagement@ucam.edu
SPAIN

OBESIDAD SARCOPÉNICA:
ANTECEDENTES Y
ESTRATEGIAS DE
ENTRENAMIENTO
Doug Hershberger, MS, CSCS, USAW and Lance Bollinger, PhD, CSCS
Department of Kinesiology and Health Promotion, University of Kentucky, Lexington, Kentucky

Artículo original: “Sarcopenic Obesity: Background and exercise training strategies”. Strength Cond J 37(5):78-83, 2015

RESUMEN
La obesidad sarcopénica (OS), la combinación de obesidad y la atrofia muscular relacionada con la edad, presenta nume-
rosos desafíos para los profesionales del ejercicio (PEs). Las intervenciones en el estilo de vida, incluyendo los programas
de ejercicio y las modificaciones en la dieta, pueden mejorar la calidad de vida, el rendimiento en las actividades de la
vida diaria, y la longevidad de las personas que la padecen. En el presente estudio, proporcionamos una discusión deta-
llada de cómo los PEs pueden evaluar o monitorizar la SO, así como estrategias para diseñar programas de ejercicio para
este colectivo.

16 www.nscaspain.com
SPAIN

INTRODUCCIÓN que estas técnicas pueden ser muy marcha (13). Por tanto, la fuerza
imprecisas para clientes obesos de prensión manual se utiliza a
La obesidad sarcopénica (OS), la (21). El índice de masa corporal (kg/ menudo para evaluar la sarcope-
concurrencia de atrofia muscular m2) se utiliza a menudo para evaluar nia. Se debería considerar que los
relacionada con la edad (sarco- a la obesidad, pero no proporciona hombres con una fuerza <32 kg y
penia) y exceso de tejido adiposo información sobre la composi- las mujeres con una fuerza <18 kg
(obesidad), disminuye la calidad ción corporal o la distribución de padecen sarcopenia.
de vida e incrementa el riesgo de la grasa. Por tanto, las medidas de
muerte (29). Afortunadamente, perímetros, como el de la cadera, Además de la fuerza de prensión
tanto la sarcopenia como la obesi- proporcionan más información que manual, la velocidad de marcha se
dad se pueden modificar positiva- los pliegues cutáneos o el índice puede utilizar para diagnosticar la
mente mediante intervenciones en de masa corporal (IMC) cuando se sarcopenia. Debería anotarse, que
el estilo de vida tales como modi- pretende determinar la disposición debido al elevado riesgo de caída
ficaciones en la dieta o programas de la grasa corporal (16) y es el de las personas con OS, la veloci-
de ejercicio (33). La OS presenta método más adecuado para deter- dad de marcha debería evaluarse
numerosas limitaciones fisiológicas, minar la obesidad en OS. Además en un recorrido preparado en vez
como son la debilidad, incremento de la relación elevada entre OS y el de sobre un tapiz rodante. Se consi-
del riesgo de caídas, y disminución riesgo de enfermedad cardiovas- dera que los individuos con una
del rendimiento cardiovascular y cular o diabetes tipo 2, la obesidad velocidad de marcha <0.8-1.0 m/s
muscular (30). Por lo tanto, los en la zona central del cuerpo está padecen sarcopenia (8). Esta velo-
profesionales del ejercicio (PEs) se inversamente relacionada con la cidad de marcha se puede extrapo-
enfrentan a un gran desafío cuando masa libre de grasa (5), sugiriendo lar de otras pruebas de valoración
realizan evaluaciones o prescriben que los clientes con una circunfe- de la condición física. Por ejemplo,
ejercicio para clientes con OS. El rencia elevada de cintura tienen una persona que recorra <290 m en
artículo anterior (incluido también mayor probabilidad de padecer un test de caminar durante 6 minu-
en este ejemplar de la revista), sarcopenia. La circunferencia de tos, debería considerarse que tiene
discute sobre la etiología de la OS y cintura debería medirse en el punto una velocidad de marcha reducida
sobre los mecanismos por lo que un más preciso entre la 12ª costilla y la y, en consecuencia, sarcopenia.
programa de ejercicio puede mejo- cresta iliaca. Los clientes con una
circunferencia de cintura elevada Pese a que los criterios descritos
rar esta condición. En el presente
(hombres >102 cm y mujeres >88 arriba proporcionan una base sólida
trabajo, nos centramos en propor-
cm) se consideran obesos (1). para la valoración de clientes con
cionar estrategias que ayuden a los
OS, los PEs deben ser conscientes
PEs a identificar y superar obstácu-
Desafortunadamente, ni el IMC ni el de que la SO forma parte de un
los relativos a la evaluación y entre-
perímetro de cintura proporcionan continuum (Figura 1). No solamente
namiento de clientes con OS.
una medida de la masa y función habrá unos clientes con mayores
muscular. La función muscular (ej. limitaciones más severas que otros,
EVALUACIÓN DE
fuerza, resistencia y potencia) es sino que la carga fisiológica de la
LA OBESIDAD mejor predictor de la discapaci- obesidad y el impedimento de la
SARCOPÉNICA dad y del riesgo de muerte que la función muscular será también muy
cantidad de masa muscular por sí diferente entre clientes. Por ejem-
Por definición la OS afecta a sola (18). En vistas de esto, el Grupo plo, un cliente con obesidad severa
personas mayores de 65 años que de Trabajo Europea sobre Sarco- (IMC=45 kg/m2 y un perímetro de
padecen tanto obesidad como penia (European Working Group cintura de 132 cm), pero con sólo
pérdida de masa muscular o debi- on Sarcopenia) recomienda utilizar un ligero impedimento en la función
lidad (18). Actualmente, no hay una pruebas de función muscular como muscular (fuerza de prensión
definición clínica para la OS; sin la fuerza de prensión manual y la manual de 30 kg), probablemente
embargo, mediante la evaluación velocidad de la marcha como crite- necesite unas recomendaciones
de la composición corporal y de la rio para el diagnóstico de la sarco- de ejercicio que otro con OS que
función muscular, los EPs pueden penia (8). Aunque la fuerza muscu- tenga una pobre función muscular
reconocer rápidamente la OS y lar puede variar considerablemente (fuerza de prensión manual 15 kg),
actuar en consecuencia. Pese a que entre grupos, la fuerza de prensión pese a tener una obesidad mode-
muchas medidas de campo, como manual isométrica se correlaciona rada (IMC=32 kg/m2 y un perímetro
los pliegues cutáneos, proporcionan bien con varias medidas funciona- de cintura de 104 cm). Teniendo
una estimación de la masa magra les como la fuerza de los extenso- en cuenta el primer agravio sufrido
y grasa, debe tenerse en cuenta res de la rodilla o la velocidad de por este segundo cliente del ejem-

www.nscaspain.com 17
SPAIN

Fuerza de prensión manual (kg)

30
Más obeso
Menos sarcopenia

20

Más obeso Menos obeso


10 Más sarcopenia Más sarcopenia

50 45 40 35 30

Índice de masa corporal (kg/m2)

Figura 1. La obesidad sarcopénica debería considerarse como un continuum


más que como una escala dicotómica.

plo, el objetivo del programa de físico por parte del médico corres- nar durante 6 minutos, el cual es
entrenamiento debería centrarse pondiente. Aun cuando no haya adecuado para evaluar la capaci-
en incrementar la calidad de vida síntomas o signos de enfermedad dad aeróbica en ancianos (16). Para
mediante la mejora del rendimiento evidentes, es necesario contar con las personas con OS, que presenten
en las actividades de la vida diaria, este documento antes de realizar limitaciones severas en la marcha,
reduciendo el riesgo o impacto de pruebas de evaluación máximas o se recomienda realizar ejercicio
comorbilidades. ejercicio físico de alta intensidad submáximo y sin cargas añadidas.
(1). Billinger et al. (4) han desarrollado
PRUEBAS DE un test de pasos estando el sujeto
EVALUACIÓN Pruebas de ejercicio recostado para personas que han
aeróbico sufrido un ictus que podría ser
Se deberían seguir recomendacio- interesante para personas con OS.
nes especiales cuando se evalúen Los individuos que tengan un déficit Durante este test, los participantes
programas de ejercicio para clientes moderado de fuerza, serían aptos avanzan con una cadencia de 80
con OS. Estas modificaciones son para realizarles una evaluación en pasos por minuto. El test comienza
necesarias por la excesiva debilidad tapiz rodante. Debido al bajo equi- con una carga inicial de 40 W y
muscular y fatigabilidad, la menor valente metabólico (MET) reque- esta carga se incrementa 15 W cada
velocidad de marcha, el mayor rido al comienzo de la prueba y a los 2 minutos hasta llegar a la fatiga, o
tamaño corporal, y la presencia de ligeros incrementos entre etapas, hasta no ser capaz de mantener la
comorbilidades como osteoartritis, pruebas de tapiz como el test de cadencia de pasos.
resistencia a la insulina, diabetes Balke son frecuentemente utiliza-
tipo 2 y enfermedad cardiovascular das para clientes con bajos niveles Es importante notar que los múscu-
(10, 28-30). Es importante conocer de condición física. No obstante, los de individuos obesos son más
que os individuos con OS son clasi- este protocolo implica caminar a fatigantes que los de la población
ficados inherentemente en la estra- una velocidad de 5,3 km/h (1,5 m/s) sana (14). En consecuencia, la dura-
tificación de riesgos como riesgo para hombres y 4,8 km/h (1,3 m/s) ción de las pruebas de valoración
moderado, pues por definición para mujeres, que pueden resultar de la condición física no debería
presentan dos factores (edad y muy exigentes para clientes con estar condicionada por la fatiga
obesidad) (1). Por lo tanto, se reco- una velocidad de marcha reducida. muscular. Incluso en jóvenes sanos,
mienda que estos clientes cuenten En consecuencia, recomendamos el rendimiento en pruebas aeróbi-
con un consentimiento de apro- analizar la capacidad aeróbica con cas máximas disminuye con dura-
bación de realización de ejercicio el test estandarizado de cami- ciones de test >10 min (37). Esto

18 www.nscaspain.com
SPAIN

es aún más pronunciado en clien- zar pruebas de máximo número PRESCRIPCIÓN DE


tes con bajos niveles de fuerza. Por de repeticiones para estimar la 1
EJERCICIO
tanto, las pruebas de valoración de RM. Durante este test, los sujetos
la condición aeróbica no deberían realizarán un ejercicio hasta el fallo Un programa de ejercicio adecua-
durar más de 10 minutos a menos muscular con una carga prefijada. damente programado para indi-
que existan descansos. El PE puede entonces estimar la 1 viduos con OS debe incluir ejerci-
RM con la fórmula: 1 RM = resisten- cio aeróbico y ejercicio de fuerza.
Pruebas de ejercicios de cia x (1+0.025 x nº de repeticiones) El entrenamiento aeróbico puede
(17). Otro beneficio adicional de
fuerza tener un efecto pronunciado sobre
utilizar valoraciones basadas en el el control del peso corporal (ej.
La valoración de la aptitud muscu- máximo número de repeticiones Pérdida de masa grasa), pero tiene
lar es de vital importancia cuando es que se puede evaluar tanto la poco impacto en el incremento de
se prescribe ejercicio a personas fuerza como la resistencia muscular la masa libre de grasa en perso-
con OS. Sin embrago, debido a la en un mismo test. Por ejemplo, si un nas ancianas (13). Contrariamente,
inherente debilidad muscular y fati- individuo realiza 8 repeticiones con el entrenamiento de fuerza puede
gabilidad de los individuos con OS 30 kg en un press banca sentado al tener efectos interesantes sobre la
(14, 31), es necesario realizar algu- comienzo de un periodo de entre- masa libre de grasa (ej. Incremento
nas modificaciones. Esto es espe- namiento, se podría estimar que de la masa muscular) y mejorar la
cialmente necesario si los sujetos su 1 RM son 36 kg. Si después de activación neural de los músculos
tienen una experiencia limitada con un periodo de entrenamiento, el y, por tanto, la fuerza de personas
el entrenamiento de fuerza. Pese a mismo cliente realiza 12 repeticio- ancianas (7). Por tanto, el balance
que los resultados de la fuerza de nes con 30 kg, su nueva 1 RM esti- entre entrenamiento de fuerza y
prensión manual pueden ser utiliza- mada será 39 kg (aproximadamente entrenamiento de resistencia en
dos para monitorizar a clientes con un 8% más de fuerza). Además, cliente con OS estará condicionado
OS, es importante evaluar la apti- realizar 4 repeticiones adicionales por el grado de sarcopenia y el de
tud muscular (tanto fuerza como con el mismo peso representa una obesidad que presente respecti-
resistencia) de todos los principales mejora de la resistencia muscular vamente el sujeto. Además, según
grupos musculares independiente- en ese ejercicio del 50%. Utilizando se vaya adaptando el cliente al
mente, puesto que la disminución este método, es aconsejable utili- programa de entrenamiento, el PE
fuerza muscular difiere entre dife- zar una carga que permita realizar irá adaptando el equilibrio entre
rentes músculos (6). Evaluando un número de repeticiones entre 6 trabajo de fuerza y de resistencia
sistemáticamente los principales y 15, pues la precisión para estimar en función de las necesidades del
grupos musculares, los PEs pueden la 1 RM disminuye si el número de cliente. En la tabla 1 aparece un
identificar grupos musculares espe- repeticiones es mayor (17). ejemplo de prescripción.
cíficos que podrían limitar el rendi-
Debido a las dificultades que
miento funcional y requerir un Ejercicio aeróbico
pueden presentar los individuos
programa de entrenamiento espe-
con OS para realizar actividades Los objetivos del entrenamiento
cífico.
de la vida diaria, se debería utilizar aeróbico para individuos con OS
Debido a la inherente debilidad un test de rendimiento muscular son: (a) mejorar la deambulación
muscular de los individuos con OS, como el Timed-Up and Go (TUG) durante las actividades de la vida
es recomendable que se utilicen (25). Durante este test, el cliente diaria; (b) mejorar la capacidad
máquinas frente a peso libre para levantarse de una silla, caminar 3 cardiorrespiratoria; (c) contro-
la valoración de la fuerza muscu- metros, girar (generalmente alrede- lar la comorbilidades potenciales
lar. Pese a que se puede hacer dor de un cono), volver a la silla y como la enfermedad cardiovas-
una valoración de 1 repetición sentarse de nuevo. Un tiempo supe- cular o metabólica; y (d) ayudar a
máxima (RM) de forma segura en rior a 14 s en este test está asociado lograr un balance calórico negativo
esta población, muchos individuos con un riesgo de caída elevado. El para disminuir la adiposidad. Para
con OS no estarán familiarizados rendimiento en este test permite acometer estas metas, es necesa-
con el entrenamiento de fuerza y al PE evaluar en que la debilidad rio que los individuos realicen de
no estarán acostumbrados a reali- muscular dificulta la función diaria 3,5 a 5 horas de ejercicio aeróbico
zar pruebas de esfuerzo máximo. y evalúa qué músculos requieren un a la semana, incluyendo preferi-
En este caso, se recomienda reali- trabajo de fuerza adicional. blemente este tipo de ejercicio, al

www.nscaspain.com 19
SPAIN

Tabla 1. Prescripción general de ejercicio para personas con obesidad sarcopénica (OS)
Modo Frecuencia Intensidad Duración Ejemplos
Entrenamiento aeróbico
Caminar,
40-50% VO2máx
Acumular 20-30 ciclismo,
o FCR 2-3
Meta inicial 3 d/semana min/día en series máquina
METs o RPE
10 min de step
10-12
sentado
55-65% VO2máx
45 min/d o
o FCR 3-4.5
Progresión 5 d/semana acumular 3,5-5
METs o RPE
h/semana
11-13
Entrenamiento de fuerza
8-10
ejercicios
en total de
1-3 ser./ejercicio;
Meta inicial 1-2 d/semana 45-55% 1 RM los
8-15 rep/ser.
principales
grupos
musculares
3-6 ser./ejercicio;
Progresión 3 d/semana 65-85% 1 RM
6-12 rep/serie

Tabla 1 . FCR=Frecuencia cardiaca de reposo; MET=Equivalente metabólico; RPE=Escala de esfuerzo


percibido; RM=Repetición máxima; ser=series; rep=repeticiones.
Se recomiendo que en los días en que se lleve a cabo entrenamiento concurrente, el entrenamiento
de fuerza y el de resistencia estén separado por al menos 4 horas para mitigar la interferencia del
ejercicio aeróbico en la hipertrofia muscular.

menos, 5 días a la semana (9). El puede perjudicar a la hipertrofia frecuencia de entrenamiento aeró-
ejercicio aeróbico debería ejecu- y/o ganancias de fuerza el entre- bico a 4 días por semana, permitiría
tarse a una intensidad moderada namiento de fuerza (34). El princi- a los clientes realizar otros 3 días de
(40-59% de la frecuencia cardiaca pal indicador molecular responsa- entrenamiento de fuerza y, enton-
de reserva o 3-4,5 METs), lo que ble de esta interferencia, la Proteín ces, minimizar la interferencia del
reducirá la probabilidad de lesión o Quinasa Activada por Monofos- entrenamiento concurrente.
eventos coronarios agudos durante fato de Adenina (AMPK), retorna
el ejercicio (9). Es más, parece que a los niveles basales en las 4 horas Ejercicio de fuerza
si el volumen total de ejercicio siguientes a la realización de ejer-
(minutos por semana) es similar, el cicio aeróbico (3). Por tanto, para Para mejorar el rendimiento muscu-
ejercicio de intensidad moderada minimizar cualquier interferen- lar en individuos con OS, es esencial
es igualmente efectivo en el manejo cia sobre la hipertrofia muscular, incluir en sus rutinas entrenamiento
del peso y en la reducción de la en caso de que se quiera realizar de fuerza. Se pueden combinar
grasa corporal que el ejercicio de sesiones de resistencia y de fuerza varios modos de ejercicio, inclu-
alta intensidad (27). en el mismo día, se recomienda que yendo máquinas de musculación,
éstas disten entre sí, al menos, 4 peso libre, bandas elásticas, y ejer-
La temporización es un aspecto horas. Alternativamente, la reduc- cicios con autocargas. La pérdida
importante para el entrenamiento ción de la frecuencia del entrena- de masa muscular es la responsable
aeróbico. Está bien documen- miento aeróbico podría mitigar su de gran parte de la debilidad obser-
tado que el modo, la duración y la interferencia sobre la hipertrofia vada en individuos con sarcopenia.
frecuencia del ejercicio aeróbico muscular (12). De hecho, reducir la No obstante, la obesidad dismi-

!
20 www.nscaspain.com
SPAIN

nuye las fuerza muscular relativa del 65-85% de la 1 RM estimada. PROGRESIÓN DURANTE
(fuerza/área de sección transver- Esto debería repetirse para un total
EL EJERCICIO
sal) (31). Así, los individuos con OS de 8-10 ejercicios que se centren en
son propensos a sufrir pérdida de los principales grupos musculares Otro factor importante para la pres-
masa muscular así como merma del cuerpo. El descanso entre series cripción de ejercicio es la progre-
de la capacidad de producción de debería limitare a 90 s. Inicial- sión. Para continuar con la adapta-
fuerza. Dadas estas limitaciones, el mente, las ganancias en la fuerza ción al ejercicio, el volumen y/o la
PE debería estructurar inicialmente y la hipertrofia podrían apreciarse intensidad del ejercicio debería ser
el programa de entrenamiento de con una única serie por semana incrementado según vaya adaptán-
fuerza con el objetivo de generar (23). Para minimizar el compromiso dose el cliente al programa. Gene-
hipertrofia muscular más allá de de tiempo dedicado a la semana al ralmente, el volumen debería incre-
mejorar la fuerza o la resistencia. entrenamiento de fuerza, los indivi- mentarse antes que la intensidad, lo
Este incremento de la masa muscu- duos podrían alternar el trabajo de cual es especialmente importante
lar conllevará una mejora de la miembro superior y miembro infe- para personas con OS que no estén
fuerza y resistencia en sí mismo. Sin rior. La tabla 2 muestra un ejem- familiarizadas con este tipo de
embargo, el entrenamiento espe- plo de programa de ejercicio. Para ejercicios. También es importante
cífico de resistencia muscular no producir mayores adaptaciones considerar el ritmo de progresión
mejora de forma apreciable la masa en la fuerza muscular, la carga de de la carga con el entrenamiento.
muscular o la fuerza (2). trabajo relativa (hasta el 85-90% Habitualmente se recomienda que
de 1 RM) y el tiempo de descanso el incremento en la carga de entre-
Para inducir hipertrofia muscular, (hasta 5 minutos) deberían incre- namiento no sea superior al 10%
es recomendable que los individuos mentarse a la vez que se reduce el entre semanas consecutivas. Para el
con OS realicen de 3-6 series con número de repeticiones por serie ejercicio aeróbico, la carga semanal
6-12 repeticiones a una intensidad (2-5 repeticiones). puede calcularse como la frecuen-

Tabla 2. Ejemplo de programa de entrenamiento de fuerza para personas con obesidad


sarcopénica (OS)
Intensidad
Ejercicio Series Repeticiones/serie
(% 1 RM estimado)
Peso muerto/prensa 3–4 6 – 10 70 – 80
Extensiones de rodilla 1–3 8 – 10 65 – 75
Curl de femoral 1–3 8 – 10 65 – 75
Elevaciones de talones 2–3 8 – 10 65 – 75
Press banca sentado 3–4 6 – 10 70 – 80
Remo sentado 2–3 8 – 10 65 – 75
Press de hombro con mancuernas 2–3 6 – 10 70 – 80
Curl de bíceps 1–2 8 – 12 65 – 75
Extensiones de tríceps 1–2 8 – 12 65 – 75

Tabla 2 . Se recomienda que los individuos no familiarizados con el entrenamiento de fuerza comien-
cen con una intensidad del 55-60% estimado para 1 RM. La progresión de la carga de entrenamien-
to (series x repeticiones x intensidad) no debería incrementarse más de un 10% a la semana, pues
podría limitar la hipertrofia muscular en este colectivo.

www.nscaspain.com 21
SPAIN

cia (días por semana) multipli- con una pérdida de masa muscu- los individuos con OS consuman
cado por la duración (minutos por lar y de fuerza (33). El ejercicio una pequeña cantidad de proteínas
sesión). Por ejemplo, un cliente que por sí sólo puede inducir una ligera inmediatamente tras el entrena-
camine 5 días por semana durante pérdida de peso, especialmente miento de fuerza para aumentar la
30 minutos, tiene una carga (o de tejido adiposo (24). El entrena- hipertrofia muscular.
volumen) de ejercicio de 150 minu- miento de fuerza parece prevenir
tos por semana. Incrementar esta la pérdida de tejido magro durante CONCLUSIONES
carga a 165 minutos supondría un la pérdida de peso inducida por la
incremento del 10%. Respecto al restricción calórica (32). Es más, El entrenamiento físico es crucial
entrenamiento de fuerza, la carga el ejercicio aumenta la pérdida de para el tratamiento de la OS. La OS
semanal puede calcularse como peso inducida por la restricción presenta numerosas complicacio-
la frecuencia multiplicada por el calórica (36). Pese a que se reco- nes para la evaluación de la condi-
número de series y multiplicada mienda al PE que anime a los clien- ción física y para la prescripción de
por el número de ejercicios . Se ha tes con OS a disminuir la ingesta ejercicio. No existe una prueba de
observado que la obesidad afecta calórica, es aconsejable que el valoración o ejercicio físico que se
negativamente a la hipertrofia PE trabaje mano a mano con un adapta de forma general a los indi-
muscular y las ganancias de fuerza experto en dietética. viduos con OS, debido a la varia-
en roedores (20, 22, 26) y humanos ción individual que pueden presen-
(19). Por tanto, el PE la progresión Más allá de la pérdida de peso, la tar en el grado de obesidad y de
en el entrenamiento de fuerza, en intervención dietética debe ser debilidad muscular. No obstante,
cuanto a volumen e intensidad, beneficiosa para incrementar la tanto el ejercicio aeróbico como el
debería ser más lenta en individuos masa muscular de los clientes con de fuerza son esenciales para una
con OS respecto a individuos sanos. OS. Se debe prestar especial aten- prescripción adecuada de ejerci-
Los clientes deberían demostrar la ción a la ingesta de proteínas, espe- cio en individuos con OS. Determi-
habilidad de completar el entrena- cialmente teniendo en cuenta que nando las necesidades individuales
miento prescrito en dos ocasiones es necesaria una mayor ingesta de de un cliente con OS, el PE puede
consecutivas, antes de plantearse proteínas para estimular la sínte- desarrollar programas de ejercicio
cualquier incremento de volumen o sis proteica en ancianos (15). Pese efectivos y formar parte valiosa
intensidad en el entrenamiento de a que muchos americanos actual- dentro del equipo médico que trate
fuerza. mente cumplen con la ingesta al cliente. De esta forma, el PE debe
diaria recomendada de proteí- trabajar mano a mano con otros
MODIFICACIONES nas (11), la ingesta en el momento profesionales de la salud, como
adecuado en relación al entrena- médicos o nutricionistas para mejo-
DIETÉTICAS
miento de fuerza podría aumentar rar la salud de clientes con OS.
Además del programa de entrena- la respuesta anabólica al entrena-
miento, el tratamiento adecuado miento. Ingiriendo 20 g de proteína
de la OS incluiría modificaciones inmediatamente tras el entrena-
dietéticas. La restricción calórica miento de fuerza, se incrementa la
produce una marcada pérdida de síntesis proteica miofibrilar (35). En
peso pero también está asociada consecuencia, se recomienda que

22 www.nscaspain.com
SPAIN

Con la llegada de la primavera...

HIIT Electroestimulación
Rendimiento Nutrición
Hipertrofia
Fatiga
Tecnología

www.nscaspain.com 23
SPAIN

REFERENCIAS JM, Boirie Y, Cederholm T, Landi F, Mar-


tin FC, Michel J-P, Rolland Y, Schneider
15. Moore DR, Churchward-Venne TA,
Witard O, Breen L, Burd NA, Tipton KD,
SM, Topinkova´ E, Vandewoude M, and Phillips SM. Protein Ingestion to
1. American College of Sports Medicine. and Zamboni M. Sarcopenia: European stimulate myofibrillar protein synthesis
ACSM’s Guidelines for Exercise Testing consensus on definition and diagnosis: requires greater relative protein intakes
and Prescription (9th ed). Baltimore, Report of the European Working Group in healthy older versus younger men. J
MD: Lippincott Williams and Wilkens, on Sarcopenia in Older People. Age Gerontol A Biol Sci Med Sci 70: 57–62,
2013. Ageing 39: 412–423, 2010. 2014.
2. Anderson T and Kearney JT. Effects 9. Donnelly JE, Blair SN, Jakicic JM, 16. Mueller WH and Malina RM. Relative
of three resistance training programs Manore MM, Rankin JW, and Smith BK. reliability of circumferences and skin-
on muscular strength and absolute and American College of Sports Medicine folds as measures of body fat distribu-
relative endurance. Res Q Exerc Sport Position Stand. Appropriate physical tion. Am J Phys Anthropol 72: 437–439,
53: 1–7, 1982. activity intervention strategies for wei- 1987.
ght loss and prevention of weight re-
3. Benziane B, Burton TJ, Scanlan B, gain for adults. Med Sci Sports Exerc 41: 17. National Strength and Conditioning
Galuska D, Canny BJ, Chibalin AV, Zie- 459–471, 2009. Association. Essentials of Strength Tra-
rath JR, and Stepto NK. Divergent cell ining and Conditioning (3rd ed). Cham-
signaling after shortterm intensified 10. Dufour AB, Hannan MT, Murabito JM, paign, IL: Human Kinetics, 2008.
endurance training in human skeletal Kiel DP, and McLean RR. Sarcopenia
muscle. Am J Physiol Endocrinol Metab definitions considering body size and 18. Newman AB, Kupelian V, Visser M,
295: E1427–E1438, 2008. fat mass are associated with mobility and Simonsick EM. Strength, but not
limitations: The Framingham study. J muscle mass, is associated with morta-
4. Billinger SA, Tseng BY, and Kluding Gerontol A Biol Sci Med Sci 68: 168– lity in the health, aging and body com-
PM. Modified total-body recumbent 174, 2013. position study cohort. J Gerontol A Biol
stepper exercise test for assessing peak Sci Med Sci 61: 72–77, 2006.
oxygen consumption in people with 11. Fulgoni VL. Current protein intake
chronic stroke. Phys Ther 88: 1188–1195, in America: Analysis of the National 19. Nicklas BJ, Chmelo E, Delbono O,
2008. health and Nutrition Examination Sur- Carr JJ, Lyles MF, and Marsh AP. Effects
vey, 2003–2004. Am J Clin Nutr 87: of resistance training with and without
5. Biolo G, Di Girolamo FG, Breglia A, 1554S–1557S, 2008. caloric restriction on physical function
Chiuc M, Baglio V, Vinci P, Toigo G, and mobility in overweight and obese
Lucchin L, Jurdana M, Pražnikar ZJ, 12. Jones TW, Howatson G, Russell M, older adults: A randomized controlled
Petelin A, Mazzucco S, and Situlin R. and French DN. Performance and neu- trial. Am J Clin Nutr 101: 991–999, 2015.
Inverse relationship between “a body romuscular adaptations following diffe-
shape index” (ABSI) and fat-freemass in ring ratios of concurrent strength and 20. Nilsson MI, Dobson JP, Greene NP,
women and men: Insights into mecha- endurance training. J Strength Cond Wiggs MP, Shimkus KL, Wudeck EV,
nisms of sarcopenic obesity. Clin Nutr Res 27: 3342–3351, 2013. Davis AR, Laureano ML, and Fluckey JD.
34: 323–327, 2015.
Abnormal protein turnover and anabo-
13. Lauretani F, Russo CR, Bandinelli S, lic resistance to exercise in sarcopenic
6. Candow DG and Chilibeck PD. Diffe- Bartali B, Cavazzini C, Di Iorio A, Cor- obesity. FASEB J 27: 3905–3916, 2013.
rences in size, strength, and power of si AM, Rantanen T, Guralnik JM, and
upper and lower body muscle groups in Ferrucci L. Age-associated changes 21. Nordhamn K, So¨ dergren E, Olsson
young and older men. J Gerontol A Biol in skeletal muscles and their effect on E, Karlstro¨m B, Vessby B, and Ber-
Sci Med Sci 60: 148–156, 2005. mobility: An operational diagnosis of glund L. Reliability of anthropometric
sarcopenia. J Appl Physiol (1985) 95: measurements in overweight and lean
7. Charette SL, McEvoy L, Pyka G, 1851–1860, 2003. subjects: Consequences for correlations
Snow- Harter C, Guido D, Wiswell RA, between anthropometric and other
and 14. Maffiuletti Na, Jubeau M, Munzinger variables. Int J Obes Relat Metab Disord
U, Bizzini M, Agosti F, De Col A, Lafor- 24: 652–657, 2000.
Marcus R. Muscle hypertrophy response tuna CL, and Sartorio A. Differences in
to resistance training in older women. J quadriceps muscle strength and fatigue 22. Paturi S, Gutta AK, Kakarla SK, Ka-
Appl Physiol (1985) 70: 1912–1916, 1991. between lean and obese subjects. Eur J tta A, Arnold EC, Wu M, Rice KM, and
Appl Physiol 101: 51–59, 2007. Blough ER. Impaired overload-induced
8. Cruz-Jentoft AJ, Baeyens JP, Bauer hypertrophy in obese Zucker rat slow-

24 www.nscaspain.com
SPAIN

twitch skeletal muscle. J Appl Physiol Relative muscle mass is inversely as- KB, Klein S, Ehsani AA, and Holloszy JO.
(1985) 108: 7–13, 2010. sociated with insulin resistance and Lower extremity muscle size and stren-
prediabetes. Findings from the third gth and aerobic capacity decrease with
23. Ratamess NA, Alvar BA, Evetoch TK, National Health and Nutrition Examina- caloric restriction but not with exerci-
Housh TJ, Kibler B, Kraemer WJ, and tion Survey. J Clin Endocrinol Metab 96: se-induced weight loss. J Appl Physiol
Triplett NT. American College of Sports 2898–2903, 2011. (1985) 102: 634–640, 2007.
Medicine position stand. Progression
models in resistance training for healthy 29. Stenholm S, Alley D, Bandinelli S, 34. Wilson JM, Marin PJ, Rhea MR, Wi-
adults. Med Sci Sports Exerc 41: 687– Griswold ME, Koskinen S, Rantanen T, lson SMC, Loenneke JP, and Anderson
708, 2009. Guralnik JM, and Ferrucci L. The effect JC. Concurrent training: A metaanalysis
of obesity combined with low muscle examining interference of aerobic and
24. Ross R, Dagnone D, Jones PJ, Smith strength on decline in mobility in older resistance exercises. J Strength Cond
H, Paddags A, Hudson R, and Janssen persons: Results from the InCHIANTI Res 26: 2293–2307, 2012.
I. Reduction in obesity and related co- study. Int J Obes (Lond) 33: 635–644,
morbid conditions after diet-induced 2009. 35. Witard OC, Jackman SR, Breen L,
weight loss or exercise-induced weight Smith K, Selby A, and Tipton KD. Myo-
loss in men. A randomized, controlled 30. Stenholm S, Harris TB, Rantanen T, fibrillar muscle protein synthesis rates
trial. Ann Intern Med 133: 92–103, 2000. Visser M, Kritchevsky SB, and Ferrucci subsequent to a meal in response to
L. Sarcopenic obesity: Definition, cause increasing doses of whey protein at rest
25. Shumway-Cook A, Brauer S, and and consequences. Curr Opin Clin Nutr and after resistance exercise. Am J Clin
Woollacott M. Predicting the probability Metab Care 11: 693–700, 2008. Nutr 99: 86–95, 2014.
for falls in community-dwelling older
adults using the Timed Up & Go Test. 31. Tomlinson DJ, Erskine RM, Winwood 36. Wu T, Gao X, Chen M, and van
Phys Ther 80: 896–903, 2000. K, Morse CI, and Onambe´ le´ GL. Obe- Dam RM. Long-term effectiveness
sity decreases both whole muscle and of diet-plusexercise interventions vs.
26. Sitnick M, Bodine SC, and Rutledge fascicle strength in young females but diet-only interventions for weight loss:
JC. Chronic high fat feeding attenuates only exacerbates the aging-related A metaanalysis. Obes Rev 10: 313–323,
loadinduced hypertrophy in mice. J whole muscle level asthenia. Physiol 2009.
Physiol 587: 5753–5765, 2009. Rep 2: 1–14, 2014.
37. Yoon BK, Kravitz L, and Robergs
27. Slentz CA, Duscha BD, Johnson 32. Weinheimer EM, Sands LP, and R. VO2max, protocol duration, and the
JL, Ketchum K, Aiken LB, Samsa GP, Campbell WW. A systematic review VO2 plateau. Med Sci Sports Exerc 39:
Houmard JA, Bales CW, and Kraus WE. of the separate and combined effects 1186–1192, 2007.
Effects of the amount of exercise on of energy restriction and exercise on
body weight, body composition, and fat-free mass in middle-aged and older
measures of central obesity: STRRI- adults: Implications for sarcopenic obe-
DE—A randomized controlled study. sity. Nutr Rev 68: 375–388, 2010.
Arch Intern Med 164: 31–39, 2004.
33. Weiss EP, Racette SB, Villareal DT,
28. Srikanthan P and Karlamangla AS. Fontana L, Steger-May K, Schechtman

www.nscaspain.com 25
SPAIN

RESEÑA DEL IX SIMPOSIO


INTERNACIONAL DE
ACTUALIZACIONES EN
ENTRENAMIENTO DE LA
FUERZA
Agustín Meléndez Ortega
Miembro del Comité Científico. Universidad Politécnica de Madrid.

Los pasados días 16 y 17 del mes de o congresos, la amplia sala de la darse y utilizarse en los programas
diciembre, tuvo lugar en el audito- Facultad se mantuvo bien ocupada de rehabilitación cardíaca. Pasó
rio de la Facultad de Ciencias de la durante la celebración de todo el a cobrar gran importancia en el
Actividad Física y Deportes-INEF simposio. contexto de los programas para el
el arriba mencionado simposio. mantenimiento de la salud, incluso
El anuncio de la celebración de Resulta complicado hacer una valo- en los programas enfocados a las
esta novena edición corroboraba ración precisa de un programa de personas de la tercera edad, en
el éxito de anteriores convocato- presentaciones y comunicacio- los que se considera fundamental
rias. ¡No resulta común en nuestro nes tan apretado y, seguramente para evitar las caídas y la evolu-
país la celebración continuada de quedarán en el tintero aspectos y ción de la pérdida de la masa y la
estos acontecimientos que suelen trabajos que merecerían ser desta- función muscular (sarcopenia). No
quedarse en una primera y excep- cados; no obstante, la elaboración obstante, a mi modo de ver, y como
cionalmente segunda convocatoria! de un comentario de este tipo, consecuencia de la interpretación
La respuesta del número de inscrip- realizado a posteriori, hará que restrictiva que se hace a veces de
ciones, cerca de 500, responde al puedan disculparse estas omisio- esta cualidad física, quizás sería
interés despertado por la tématica nes, y me centraré más bien en conveniente, al menos para algunas
y la calidad de los ponentes invi- mi impresión general subrayando circunstancias, considerarla como
tados. El libro de actas, ya dispo- algunas reflexiones y los aspectos una condición muscular que puede
nible al recoger la documentación más remarcables que vienen a mi manifestarse de diversas formas, en
y colgado en la misma web del memoria. las cuales no siempre se cumple el
evento durante el desarrollo del criterio fuerza = masa x aceleración
mismo (http://www.congresode- En primer lugar, me gustaría resal- (f = m · a). En mi opinión, diversas
fuerza.com/pubs/libro-a-2016.pdf), tar la importancia que actualmente comunicaciones ponen en eviden-
facilitaba poder seguir el desarrollo se está concediendo al entrena- cia esta necesidad o al menos se
del simposio y escoger las ponen- miento de la fuerza, un hecho por debe tener en cuenta en el entrena-
cias y comunicaciones que podrían cierto no completamente nove- miento qué objetivos se pretenden
resultar más ajustadas a los intere- doso, ya que la fuerza muscular conseguir para poder “aclararnos”
ses particulares de los asistentes. ha venido incluyéndose entre las si los procedimientos utilizados son
Curiosamente, y a diferencia de lo cualidades físicas básicas de la los apropiados para ello o no. La
que ocurre en muchas conferencias condición física, y hace ya bastan- hipertrofia muscular puede ser inte-
tes años, que comenzó a recomen-

26 www.nscaspain.com
SPAIN

Jesús Javier Rojo González, José Antonio López Calbet, Antonio Ribero Herraiz, Pedro J Benito Peinado y Fran-
cisco José Calderón Montero.

resante, pero en un contexto amplio Simposio. la definición común del número


no debe ser el único objetivo. La de series x repeticiones semanal y
forma en que se estimulan las fibras En relación a los ponentes inter- añadió la posibilidad de incluir en el
musculares o aspectos neurológicos nacionales invitados, comenzaré volumen la intensidad de la carga
son sin duda importantes también. por la conferencia magistral del utilizada. No me quedó claro si este
Me llama la atención también la faci- Dr. Brad Schoenfeld del Lehman último aspecto, que a mi modo de
lidad con la que se tiende a genera- College de la Universidad de Nueva ver resulta fundamental, había sido
lizar los resultados obtenidos con York (EE.UU). El título de su confe- considerado en los meta-análisis.
un pequeño grupo de voluntarios e rencia “Manipulando las variables Para centrar su disertación sobre
incluso con una sola persona, o con de entrenamiento para el creci- el tema aclaró el significado de la
atletas especializados que clara- miento máximo del músculo”, se técnica de los meta-análisis, ya que
mente presentan características centró principalmente en una serie con ellos al unificar una serie de
específicas que los diferencian de de meta-análisis de trabajos que estudios relativos a un tema puede
la población común. No obstante, han estudiado este tema, y en sus confirmarse la tendencia común, si
tengo que resaltar el hecho de que propias investigaciones. Prestó es que existe, en los estudios reali-
el que no se haya aclarado algún atención al volumen, frecuencia de zados. Según su opinion, un reciente
aspecto bajo el punto de vista de entrenamiento, tempo, y duración meta-análisis de su laboratorio
un investigador exigente, no signi- de los intervalos de descanso. mostró una clara relación entre la
fica que no pueda tener importan- dosis y la respuesta de hipertro-
cia práctica y los conocimientos La interpretación de los datos fia muscular. Un mayor número de
obtenidos no puedan ser aplicados. resulta compleja debida a la interac- series semanales mostró una mayor
En este sentido cabe resaltar lo ción de los diferentes factores que hipertrofía. No obstante, señaló
interesante que resulta incluir en la intervienen en el resultado final, por también que debido a la escasez de
presentacion de la documentación lo que resulta necesario analizarlos información disponible, no se podía
el apartado de “aplicación práctica” por separado como señaló el Dr. concluir sobre un límite superior
de los trabajos, lo que resulta muy Schoenfeld. Al comenzar su exposi- del volumen para conseguir estos
apropiado en el contexto de este ción, en relación al volumen señaló resultados y la posibilidad de que

www.nscaspain.com 27
SPAIN

Pedro J Benito Peinado, Brad Schoenfeld y David García López.

causasen un “sobreentrenamiento”. consiguieron mayores adaptacio- pesadas es mejor cuando se trata


nes que los períodos de 1 minuto. de maximizar la hipertrofia consi-
Al referirse a las sesiones de entre- guiendo así aumentar el tamaño de
namiento semanal, señaló cómo los Por último, abordó la importancia de ambos tipos de fibras musculares, y
datos relativos a la síntesis proteica la carga como el principal estímulo que las fibras tipo II experimentan
para la recuperación muscular dura para conseguir la mayor ganancia en una mayor hipertrofia.
unas 48 horas, por lo que se reco- la masa muscular. De nuevo señaló
mienda el trabajo muscular en días que un meta-análisis, encontró que La Dra. Barbara Ainsworth, es profe-
alternos. Datos de un meta-análi- la hipertrofia puede conseguirse sora en la Escuela de Promoción de
sis parecen confirmar la superiori- con una amplia gama de cargas la Nutrición y la Salud en la “State
dad de utilizar, al menos, 2 sesio- en los individuos desentrenados, University de Arizona” (Universidad
nes semanales de entrenamiento y cómo utilizando programas de Estatal de Arizona). Su conferencia
por grupo muscular. El “tempo” de unas 30RM se consiguieron aumen- versó sobre el tema “Valoración del
las repeticiones, señaló, no parece tos similares de la masa muscular a coste energético del entrenamiento
tener mucha importancia y suele los que utilizaron 10RM, señalando de fuerza: Aplicaciones prácticas
sobrevalorarse su importancia que estas cargas pueden servir para para los entrenadores deportivos”.
desde el punto de vista de la hiper- formar masa muscular. No obstante, Resaltó la importancia que viene
trofia. existe una clara tendencia a que prestándose al entrenamiento de la
las cargas más elevadas obtengan fuerza en los programas de promo-
Señaló que el tiempo de descanso mejores resultados. Un gráfico que ción de la salud y sus efectos posi-
entre series afecta a la respuesta mostraba el principio del recluta- tivos. Los valores altos de fuerza
“aguda” del programa de entrena- miento de las unidades motrices muscular se asocian con huesos
miento. En contra de la hipótesis según el tamaño de sus neuronas más fuertes, mayor masa muscular
de que los intervalos más cortos enunciado por Henneman, justifi- y menor masa grasa, una presión
favorecerían la hipertrofia muscu- caba la afirmación de que debido a arterial más baja en reposo, y una
lar, recientes investigaciones de su las características de estimulación mayor resistencia física. También
grupo de trabajo, encontraron que de las fibras musculares tipo I y II, se ha encontrado mejoras en el
períodos de descanso de 3 minutos la combinación de cargas bajas y metabolismo de la glucosa y el

28 www.nscaspain.com
SPAIN

perfil de los lípidos en sangre que res, la capacidad para poder reali- A continuación señaló cómo se
se asocian con una reducción del zar las actividades básicas de la conoce mucho sobre los protoco-
riesgo de padecer diabetes tipo 2, y vida diaria, asociadas con una vida los para entrenar la fuerza muscu-
una menor morbilidad y mortalidad independiente, depende de poder lar, pero se sabe poco acerca
prematura. La fuerza es una cuali- tener niveles adecuados de fuerza de cómo medir o determinar de
dad física necesaria para mejorar el muscular tanto en la parte supe- forma óptima el coste energético
rendimiento atlético, así como para rior del tronco y sus extremidades, del entrenamiento de fuerza. Hizo
tener una mejor calidad de vida como en la parte inferior y las pier- mención de diversas técnicas para
cuando se envejece. Es un factor nas. Muchas de las actividades de la medir o estimar el gasto energético
importante para evitar las caídas y vida diaria, aparentemente sencillas, de las actividades físicas. Señaló la
mantener el equilibrio. La potencia requieren niveles de fuerza apropia- posibilidad de realizarlo en habita-
muscular, la agilidad, el equilibrio, dos para poder realizarlas. ciones o cámaras calorimétricas, la
la velocidad de desplazamiento, y determinación mediante el análisis
la flexibilidad, componentes funda- Como resumen de este apartado de “agua doblemente marcada”, y
mentales de la condición motriz, es concluyó señalando que el entre- se refirió a la calorimetría indirecta
mayor en las personas que reali- namiento de la fuerza muscular, no midiendo el consumo de oxígeno
zan entrenamientos de la fuerza al solo es importante para mantener la y aplicando un coeficiente energé-
menos dos sesiones por semana calidad del estilo de vida, sino que tico para calcular la equivalencia del
comparadas con las que no lo reali- es esencial para poder comprome- gasto energético. También señaló
zan. terse en diversas actividades utilita- la posibilidad de realizar las esti-
rias y de ocio. maciones a partir de la frecuencia
En relación a las personas mayo-

Pedro J Benito Peinado, Barbara Ainsworth y Marcela González Gross.

www.nscaspain.com 29
SPAIN RECERTIFICACIÓN
Si estás certificado por NSCA Spain queremos darte la enhorabuena por formar parte de una de las comunidades de
acondicionamiento físico y entrenamiento más prestigiosas del mundo. El día 31 de diciembre de 2017 finaliza el período
de recertificación y vigencia de tu certificado, por ello desde NSCA Spain queremos darte toda la información necesaria
para que continúes formando parte de nuestra comunidad y te mantengas actualizado con las últimas novedades del ámbito
del entrenamiento y acondicionamiento físico.

NSCA es el referente a nivel mundial en formaciones deportivas. A través de la educación continua adquirirás nuevos
conocimientos, mejorarás tu perfil profesional y ofrecerás un servicio de mayor calidad al cliente final.

Procedimiento para recertificarse:

PASO 1. ¿Cómo puedo recertificarme?


Durante todo el año 2017 podrás recertificarte. Tan sólo tienes que acceder a tu perfil en nscaspain.com y clicar en el apartado
recertificación. Comprueba la fecha en la que obtuviste tu certificado. En función de cuándo haya sido expedido necesitarás más o
menos créditos CEU.
Antes de 2015 Durante 2015 Durante 2016 1 enero a 30 junio 1 julio a 31
2017 diciembre 2017
6 4 2 1 0

PASO 2. ¿Qué es un crédito CEU?


CEU son las siglas de Unidad de Educación Continua (CEU) y se utilizan para desarrollar las habilidades teóricas y profesionales del
alumno. Deberás obtener CEUS de al menos 2 categorías diferentes NSCA.

Fecha de certificación Categoría A Categoría B Categoría C Categoría D


Máximo requerido Máximo requerido Máximo requerido Máximo
Antes de 2015 5.5 4.0 5.5 3.5

Durante 2016 3.5 2.5 3.5 1.5

Durante 2016 1.5 1.0 1.5 1.0


1 de enero de 2017 – 30 de junio de 1.0 1.0 1.0 1.0
2017
1 de julio de 2017 – 31 de diciembre 0 0 0 0
de 2017

Los créditos CEU están Categoría A Categoría B Categoría C Categoría D


divididos en 4 categorías: Asistencia a congresos, Trabajo en comités, obtención Formación de primeros Programas Home Study NSCA,
conferencias, seminarios, talleres, de certificaciones de la NSCA, auxilios/DEA, estudios de realizar cursos relacionados con
simposios y webinars. quizzes, presentaciones, postgrado y programas el ámbito del fitness, obtener
publicaciones. Intership de NSCA certificación NSCA CPT o CSCS
(Intercambio reconocido de al u obtener certificaciones avaladas
menos 150 horas). por NSCA.

PASO 3. Notifica tus formaciones


Sube a tu perfil personal NSCA Spain (en el apartado recertificación) los certificados de todas las formaciones que hayas realizado
durante el vigente período de recertificación. Toda formación relacionada con el ámbito del acondicionamiento físico y del entrenamiento
están dotadas de créditos CEUs.

Fecha de certificación Tasas recertificación


PASO 4.Tasas de recertificación
Una vez realizadas las actividades de las diferentes categorías que ofrece NSCA Spain Antes de 2015 65€

y conseguidos los créditos CEUs necesarios para la recertificación, se deberán abonar Durante 2016 57€
las tasas de recertificación. El importe varía en función de cuándo obtuviste la Durante 2016 48€
certificación: 1 de enero de 2017 – 30 39€
de junio de 2017
1 de julio de 2017 – 31 0€
de diciembre de 2017

nscaspain.com 91 598 87 10 everyonestronger

30 www.nscaspain.com
SPAIN

cardíaca. Concluyendo que, desde dera como un consumo de oxígeno actividad específica, por último en
un punto de vista práctico, el mejor de 3,5 mL/kg/min. Es un parámetro una columna aparte figura la inten-
sistema es la calorimetría indirecta muy utilizado en las tablas de esti- sidad en METs. Así por ejemplo, un
midiendo el consumo de oxígeno. mación de los gastos energéticos código 02-050 se referiría al entre-
y concretamenta en su “Compen- namiento con cargas (pesos libres,
Para determinar el coste energé- dium de Actividades Físicas”. Tiene Nautilius o Universal, levantamien-
tico del entrenamiento de fuerza la virtud de que expresa fácilmente tos de potencia, “body building”,
se utilizan dos métodos de calo- el aumento que se experimenta al o esfuerzos vigorosos) se valora-
rimetría indirecta: el basado en el realizar las actividades en relación a ría como un gasto energético de
consumo de oxígeno en un régi- las condiciones de reposo. En otras 6 METs, clasificado como ejercicio
men estable [sin acumulación de ocasiones, los valores se expresan pesado.
lactato] y el método en un estado en kilocalorías o en kilojulios. Así por
“no estable”. En el primero se ejemplo, las actividades clasificadas En el tiempo dedicado a pregun-
considera únicamente el consumo como de baja intensidad utilizan tas, aclaró que el compendium no
de oxígeno durante los ejercicios. pequeñas masas musculares con un se desarrolló para determinar con
En el estado “no estable” se consi- gasto entre 3-5 kcal/min. Los ejer- precisión el gasto energético indi-
dera tanto el coste aeróbico como cicios que utilizan mayores masas vidual, sino para proporcionar un
el anaeróbico de los ejercicios de musculares, como por ejemplo el sistema de clasificación que estan-
musculación. Para el cálculo de “squat”, se consideran de mayor darice las intensidades de las acti-
este tipo de ejercicios, se utiliza una intensidad ya ya requieren un gasto vidades en METs al utilizar encues-
equivalencia en gasto energético. A energético mayor entre 10-12 kcal/ tas en las investigaciones. Las
este respecto mencionó la impor- min. Los valores varían bastante diferencias en el gasto energético
tancia de poder valorar no sólo el dependiendo del método utilizado. de la misma actividad pueden ser
consumo de oxígeno durante el El método que utiliza los estados grandes y el gasto energético real
ejercicio, sino también el consumo estables generalmente subestima puede estar cerca o no del valor
de oxígeno por encima de los nive- los valores a no ser que la actividad promedio establecido en METs.
les de reposo al terminar el ejerci- se realice a una intensidad bastante
cio (EPOC, de sus siglas en inglés). moderada. Los valores señalados Los ponentes nacionales presenta-
Añadiendo este componente al para el “squat”” se realizaron con el ron diferentes aspectos del simpo-
consumo de oxígeno durante la método en estado “no estable”. sio. En su conferencia “Adaptacio-
actividad se estimaría la equivalen- nes fisiológicas y moleculares al
cia en gasto energético. También Continuando su disertación, señaló ejercicio de gran volumen acompa-
presentó los estudios de CB Scott, que en la práctica diaria no se ñado de restricción calórica severa
a quien tuvimos la ocasión de ver dispone del equipamiento o la en seres humanos”, el Dr. Jose A
y escuchar en anteriores citas de destreza necesaria para realizar López Calbet, de la Universidad
este Simposio para poder calcular estas valoraciones, lo que por otro de Las Palmas de Gran Canaria,
el componente anaeróbico. En ellos lado tampoco resultaría práctico. partiendo del modelo clásico de
se propugna una equivalencia en Se dispone de una serie de recursos equilibrio energético, presentó su
relación a la acumulación de lactato que recogen una relación del coste trabajo de un programa de pérdida
que puede medirse durante la fase energético estimado del entrena- de peso combinando una restric-
de recuperación. miento de fuerza que resulta apro- ción calórica severa (aporte de
piado para identificar los valores unas 1500 Kcal/día) con 4 horas
La Dra. Ainsworth, señaló cómo la en METs y/o kcal/min para activi- diarias de marcha. Los resulta-
estimación de los gastos energéti- dades específicas mencionando dos son muy prometedores. Pasó
cos de los ejercicios puede mostrar su obra más conocida y popu- después a presentar la regula-
una gran variabilidad dependiendo lar “Compendium de Activida- ción del ejercicio, fisiológica y a
del sistema utilizado. Añadió la defi- des Físicas”*. Según aclaró, dicho nivel molecular, haciendo algunas
nición del término MET, que definió compendium está codificado con reflexiones desde un punto de vista
como la razón entre la actividad varios números. Los dos primeros antropológico para interpretar la
metabólica y el metabolismo en corresponden al encabezamiento posibilidad de mejora de aspectos
reposo que generalmente se consi- principal, y los tres siguientes a la cognitivos y prevención del dete-

www.nscaspain.com 31
SPAIN

rioro que lleva a la “demencia”. no tuvieron dificultades en poder determinar las acciones musculares
seguir la posible especificidad de y su mayor o menor dificultad así
El Dr. Fernando Martín, de la Univer- sus efectos. Entre los efectos de como las dificultades de los siste-
sidad de Valencia, abordó un tema este tipo de programa, se citan mas de valoración postural y los
más práctico “HIIT del laborato- beneficios no sólo de la mejora del sistemas biomecánicos empleados
rio a la práctica” y más tarde un consumo máximo de oxígeno (VO2 para hacerla.
taller sobre aspectos prácticos de max), sino que es capaz de prevenir
la programación de dicho tema. Su diferentes patologías de nivel meta- La temática de las mesas redon-
contenido versó sobre el “interval bólico o cardiovascular. Esbozó das: “La Actividad Física en Pato-
training de alta intensidad”. Señaló una serie de principios que desarro- logías Neurológicas” y “Mujer y
la oportunidad del tema que actual- llaría posteriormente en el “taller”. Entrenamiento de Fuerza” pare-
mente figura entre las 3 tendencias cían interesantes. Sólo pude acudir
más novedosas del “fitness” según El Dr. Francisco J. Vera, de la Univer- a la primera. Sin duda la excelente
el Colegio Americano de Medicina sidad Miguel Hernández de Elche, puesta al día de los efectos del ejer-
Deportiva (ACSM, de sus siglas en realizó un taller/conferencia. Su cicio para reducir el riesgo de sufrir
inglés). En su exposición pudo apre- ponencia clara y bien estructurada la enfermedad de Alzheimer y otras
ciarse las dificultades existentes sobre la “Valoración y desarrollo de demencias, e incluso su utilización
en su aplicación, ya que bajo esta la estabilidad del tronco”, combinó en el tratamiento de sus alteracio-
denominación se incluyen una gran la explicación y aplicación práctica nes, realizada por el Dr. Jonathan R.
variedad de protocolos. Supongo de los ejercicios propuestos y su Ruiz de la Universidad de Granada
que los más familiarizados con las progresión, mostrando la investi- resultó excelente y de una impor-
abreviaciones de los protocolos gación realizada al respecto para tancia tremenda habida cuenta del

32 www.nscaspain.com
SPAIN

aumento experimentado en esta cionados con la relación existente que generalmente se limita a ilus-
patología como consecuencia del entre la fuerza y la velocidad así trarlo poniendo un par de diaposi-
envejecimiento de la población como la potencia generada durante tivas. En fin, todo un éxito que hace
española. Muy interesantes también las contracciones. Diversos temas esperar con ansiedad la celebra-
el trabajo sobre el tratamiento de tratados fueron: la utilización de ción del X Simposio.
la fibromialgia de la Dra. Virginia los substratos en diversas condi-
A. Aparicio de la Universidad de ciones, la periodización, aspectos
Granada, confirmando los efec- metodológicos, los efectos sobre el
tos beneficiosos de los programas rendimiento deportivo, el ejercicio
de ejercicio a pesar de no conocer pediátrico en un ambiente intra-
las causas determinandes de esta hospitalario, efecto sobre la fatiga
patología. Interesante igualmente el y otros aspectos… que nos dan idea
trabajo de Claudia Eliza Patrocinio de la gran variedad y las enormes
de Oliveira con personas afectadas puertas abiertas en el campo de la
de esclerosis múltiple. Por último, investigación de las diversas mani-
Marta Pérez Rodríguez expuso el festaciones de la fuerza muscular y
trabajo que están llevando a cabo sus beneficios.
con personas con daño cerebral
adquirido. Por último, cabe resaltar la demos-
tración práctica de la medición del
De las comunicaciones orales o gasto energético por calorime-
posters, cabe resaltar la variedad tría indirecta que, aunque un poco
de los temas, aunque destacan apretada, resultó muy interesante
claramente por su número los rela- por poder ver en forma directa, lo

www.nscaspain.com 33
SPAIN

SPAIN

34 www.nscaspain.com

También podría gustarte