Está en la página 1de 2

La norma internacional de auditoría 510 presenta las responsabilidades del auditor con relación

a la revisión de los saldos iniciales en los trabajos iniciales de auditoría, incluyendo


contingencias y compromisos.

OBJETIVO

Cuando el auditor conduce un trabajo de auditoría inicial su objetivo es obtener suficiente


evidencia apropiada sobre si los saldos iniciales contienen errores significativos que puedan
afectar los estados financieros actuales,

y si las políticas contables se han aplicado apropiadamente y los cambios se han registrado
apropiadamente de acuerdo con el marco de referencia de información financiera aplicable.

Trabajo de auditoria inical

Trabajo de auditoria donde los estados financieros anteriores no se auditaron o fueron


auditados por un auditor predecesor.

Saldos iniciales: son los saldos de cuentas que existen al principio del ejercicio, se basan en los
balances de cierre del ejercicio anterior y reflejan transacciones.

Hechos de periodos anteriores y políticas contables aplicadas incluyendo contingencias y


compromisos cuando son requeridos.

Auditor predecesor: auditor de una firma diferente que audito los estados financieros del
ejercicio anterior de la entidad y que ha sido reemplazado por el auditor actual

REQUISITOS

Procedimientos de auditoría: Al iniciar su trabajo de auditoría, el auditor debe leer los estados
financieros anteriores y el dictamen del auditor predecesor, cuando los hay. De esta manera, el
auditor debe obtener la suficiente y apropiada evidencia sobre si los saldos iniciales contienen
errores significativos que afecten los estados financieros, analizando si los balances del cierre
del ejercicio anterior se han traspasado correctamente al ejercicio actual, y si se han aplicado
las políticas contables apropiadamente. Asimismo el auditor puede obtener evidencia de los
papeles de trabajo del auditor predecesor, si esa evidencia obtenida determina que los saldos
iniciales contienen errores significativos que afectan los estados financieros actuales, el auditor
debe implementar procedimientos de auditoría adicionales y evaluar las implicaciones sobre los
estados financieros. Si la conclusión del auditor es que existen errores significativos en los
estados financieros actuales, el auditor debe comunicarlo al nivel apropiado de la
administración y a los encargados del gobierno corporativo.

Cuando existen limitaciones para acceder a los documentos de la auditoría anterior, el auditor
debe desarrollar otros procedimientos que le permitan obtener la suficiente y apropiada
evidencia, si esto no es posible, esta situación debe reflejarse en la opinión del auditor.

Conclusiones y dictamen de auditoría: El auditor debe expresar una opinión con


salvedades o negativa, y si es el caso abstenerse de dar opinión sobre los estados financieros
según sea apropiado, cuando el auditor no puede obtener suficiente y apropiada evidencia en
relación a los saldos iniciales, si el auditor determina que los saldos iniciales contienen errores
significativos que afectan los estados financieros actuales, y el error no se presenta o
contabiliza apropiadamente, y cuando las políticas o cambios en ellas no se aplican
correctamente de acuerdo con el marco de referencia de información financiera aplicable. De
igual manera si el dictamen del auditor predecesor es relevante, el auditor debe incluirlos en
sus conclusiones y dictamen.
Detalle de procedimientos sugeridos a realizar en un trabajo inicial de auditoria de
estados financieros:

a. Obtener y verificar la aplicación y consistencia de las políticas contables usadas por la


entidad.
b. La naturaleza de los saldos contables, tipos de transacciones e información a revelar y los
riesgos de incorrección material en los estados financieros del periodo actual.
c. La significatividad de los saldos de apertura en relación con los estados financieros del
periodo actual. Revisión analítica de variaciones en los saldos.
d. Si los estados financieros del periodo anterior fueron auditados y, en ese caso, si el auditor
predecesor expresó una opinión modificada.
e. Realizar una reunión formal, con acceso a los papeles de trabajo del auditor predecesor,
para obtener evidencia adecuada en relación con los saldos de apertura mediante la
revisión de los papeles de trabajo del auditor predecesor. Dicha revisión proporcionará
evidencia de auditoría suficiente y adecuada en función de la competencia profesional y la
independencia del auditor predecesor.
f. Leer las comunicaciones del auditor actual con el auditor predecesor se regirán por los
requerimientos de ética y profesionales aplicables.
g. Observación del recuento físico de existencias actual y la conciliación con las cantidades
de existencias de apertura.
h. La aplicación de procedimientos de auditoría en relación con la valoración de las partidas
de existencias iniciales.
i. La aplicación de procedimientos de auditoría en relación con el beneficio bruto y el corte
de operaciones.
j. En el caso de los activos y pasivos no corrientes, es posible obtener alguna evidencia de
auditoría mediante el examen de los registros contables y de otra información subyacente
a los saldos de apertura y complementar con procedimientos de:
o Confirmaciones de terceros (saldos de cuentas a cobrar, a pagar, obligaciones financieras,
saldos entre vinculados, etc).
o Conteos físicos y roll-back
o Arqueos de efectivo y títulos.