Está en la página 1de 5

COSTUMBRISMO COLOMBIANO

El costumbrismo surge en el siglo XIX en España como un cuadro descriptivo, en


el que se crean escenas y tipos representativos de determinados estilos de vida.
Nace como una preocupación por lo nacional y lo social. Su sentido es crítico
frente a las costumbres más arraigadas de cada pueblo.

El costumbrismo en Colombia aparece entre los años 1830 – 1880. Fue cultivado
por terratenientes cultos que no se decidían a ser verdaderamente literatos, sino
que en sus ratos de ocio liberaban sus aficiones o ilusiones, escribiendo artículos,
crónicas y muchas veces novelas que revelaban su visión de las relaciones socio
– laborales del mundo rural.

El mayor interés del costumbrismo era retratar la sociedad decimonónica


colombiana en sus costumbres. Los costumbristas se ocuparon de señalar los
rasgos generales de un pueblo a través de los personajes de sus relatos. En
muchos casos, se asumió una postura crítica frente a la sociedad, pues constituye
el retrato de los males de una sociedad por culpa del gamonalismo y las guerras
civiles. El costumbrismo no se puede separar completamente del romanticismo, ya
que encontramos novelas con tramas románticas con toques naturalistas.

Géneros de la literatura costumbrista el cuento.

El cuento: el cuento es la forma en que se expresan las historias


populares. En los cuentos costumbristas, los personajes adquieren voz y
son representantes de un grupo social. Vale la pena recordar que la
intención de los escritores era reconstruir las situaciones cotidianas.

La novela: en este género los costumbristas decidieron reconstruir


fielmente a los personajes. La novela costumbrista permite que los lectores
observen un retrato de la realidad, de sus actores y de las instituciones
sociales.

CARACTERÍSTICAS:
Predominio de la descripción frente a los diálogos.
Propósito didáctico, moral o político.
Temática relativa a la descripción de tipos, lugares y entorno social.
Prosa regional y local.
Estudio pintoresco de la cotidianidad provinciana y rural.
Busca defender la tradición frente al influjo extranjero.
Acendrado localismo en sus tipos y lengua.
Color local, énfasis en el enfoque de los pintoresco y representativo.
Popularismo; sátira y crítica social, con intención de reforma.
Infiltración del tema político-social; reproducción casi fotográfica de la realidad con
escenas a veces muy crudas y vocabulario rudo y hasta grosero.
Colorido, plasticidad. Constituye el costumbrismo el punto de partida para el
realismo y el naturalismo que vendrían después.
El cuadro costumbrista nació indisolublemente ligado al periodismo, quizás por su
carácter popular y su anhelo de resaltar costumbres contemporáneas.

AUTORES:
José Manuel Marroquín (Bogotá, 1827 - 1908). Sus obras: el tigre y el conejo; El
entierro de mi compadre; El moro.
José Eugenio Díaz Castro (Soacha, 1803 - Bogotá, 1865). Célebre por su novela
Manuela considerada en su época la novela nacional y una de las iniciadoras del
género costumbrista en Colombia.
Eustaquio Palacios (Roldanillo, 1830 - 1898). Su obra más importante es El alférez
real de corte histórico-romántico.
Luis Segundo de Silvestre (Bogotá, 1838 - 1887) Su novela Tránsito relata el
encuentro de un joven de la capital, Andrés, y una campesina de la provincia,
Tránsito.
José María Vergara y Vergara (Bogotá, 1831 – 1872). Poseía una educación
profunda y amplia. Sus obras: Las tres tazas; El chino de Bogotá.
Jorge Isaacs (Santiago de Cali, 1837 - Ibagué, 1895). El padre fue propietario de la
hacienda "El Paraíso", el escenario de la obra más importante del escritor, su
novela María.
Rafael Pombo (Bogotá, 1833 - 1912). Uno de los poetas románticos más importantes
del continente, Pombo escribió fábulas célebres como El renacuajo paseador y La
pobre viejecita la novela más importante en el costumbrismo es Noche de
Diciembre.
José Eugenio Díaz Castro (Soacha, 1803 - Bogotá, 1865). Célebre por su novela
Manuela, considerada en su época la novela nacional y una de las iniciadoras del
género costumbrista en Colombia.
Eustaquio Palacios (Roldanillo, 1830 - 1898). Su obra más importante es El alférez real
de corte histórico-romántico.
Luis Segundo de Silvestre (Bogotá, 1838 - 1887). Su novela Tránsito relata el
encuentro de un joven de la capital, Andrés, y una campesina de la provincia,
Tránsito.

Este movimiento marcó el inicio de la búsqueda de una literatura autóctona


en Colombia. El texto, “que pase el a serrador” es uno de los primeros
escritos costumbristas. En él se recogen un sinnúmero de aspectos típicos
de la región, así como formas de ser, costumbres y tradiciones. Los
costumbristas tomaron conciencia de que la literatura se podría construir
desde la cultura propia, más que de la imitación de los modelos culturales y
artísticos europeos. El costumbrista colombiano se dedicó a mostrar los
rasgos externos de una sociedad, al pintar las costumbres, los haberes y
pertenencias de una nueva patria, que comenzaba a formarse concepto
Dichos populares

La gallina y el marrano se comen con la mano.

Amor sin beso es como chocolate sin queso.

Vivía más aburrida que un mico recién cogido.

De las aguas dormidas líbrame dios.

A otro perro con ese hueso.

De todo hay en la viña del señor.

De un buen palo sale una mala astilla.

Desgraciado en el juego, afortunado en amores.

Donde se saca y no se echa poco dura la cosecha.

No dejes nunca para mañana lo que puedes hacer hoy.

No hay bonita sin su pero ni fea sin su gracia.

No todo lo que brilla es oro.

Juntos, pero no revueltos.

La educación es la mejor herencia.

La esperanza es lo último que se pierde.

Temas de la literatura costumbrista:

Vida rural y campesina: no solo se habla de las tradiciones, también se


habla de las creencias, del vestuario y de las formas de expresión.

Personajes representativos de la sociedad: a través de la creación de


personajes como los sacerdotes, maestros, brujas, hacendados, policías,
entre otros, que surgen de la cotidianidad, se buscó criticar a la sociedad.

Encuentro entre el campo y la ciudad: el rechazo a la nueva visión del


mundo que debilita las tradiciones fue otro de los intereses de los
costumbristas.
El lenguaje particular de los distintos grupos sociales: el lenguaje se
convirtió en una temática costumbrista. Se presentan juegos lingüísticos y
expresiones regionalistas que crean complicidad entre los interlocutores.

Crítica a la guerra: la crítica al conflicto bélico no se hace directamente, está


puesta ahí, para que el lector infiera lo que piensan los protagonistas de la
contienda y cómo están siendo afectados.

DE LOS MIL DIAS A LA VIOLENCIA: LA NOVELA DE ENTREGUERRAS

La literatura de la violencia en Colombia surge como una denuncia frente a


la guerra civil no declarada entre los partidos liberal y conservador.

Características.

Critica constante a la violencia.

Gran sensibilidad en la construcción de imágenes.

El compromiso político.

Profundos racionamientos filosóficos.

Férrea actitud iconoclasta en los nadaistas.

Temas.

La muerte.

El erotismo.

La política.

Escenarios contemporáneos.

Escenarios rurales.

Objetos contemporáneos.

La sátira y la ironía.

Géneros.

La poesía. Autores: el grupo Mito y el nadaísmo.


La novela. Autores: Gustavo Álvarez Gardeázabal y Jose Antonio Osorio
Lazarazo.

El cuento. Autores: Hernando Téllez y Manuel Mejía Vallejo.