Está en la página 1de 4

MÓDULO III: TALLER DE INSTRUMENTACIÓN.

Actividades: III, IV, V, VI, VII y VIII


Alumno: Sergio Adrián Dobrenic
Fecha: 24/08/2017

III
Desde mi perspectiva, creo que hay varias debilidades que puede llegar a captar:
En primer lugar, los alumnos desconocen o no llegan a captar la importancia que
tiene un alumno universitario para su país. No se ubica en su rol y en eso colabora
el sistema educativo medio, pero lo continua el sistema de educación superior. El
alumno debe ser convencido de que es el futuro y obrar en consecuencia.
En segundo lugar, solo hay exigencias teóricas y pocas exigencias prácticas. Eso
desmotiva. Poder dar la oportunidad de desarrollar de manera practica el
conocimiento lo antes posible, debe ser una prioridad del sistema para evitar la
deserción.
En tercer lugar, las instituciones deben contar con fondos suficientes que les
permitan entregar y poner al alcance del estudiante de manera completa, directa y
rápida todo el material de estudio que necesita para desempeñarse en las materias.
Que un alumno en la actualidad no tenga acceso a la información que precisa para
su estudio, es alarmante. Si bien es cierto que el alumno debe estar motivado a
investigar, eso no debe ser pretexto para que se lo deje solo y sin orientación.
En cuarto lugar, la gran mayoría de alumnos y muchos docentes desconocen la
legislación vigente que regula la actividad en la educación superior.
En último lugar, la enorme y variada diversidad de planes de estudio que hay entre
universidad y universidad no permite que los alumnos puedan migrar o cambiar de
institución o carrera, lo que causa una mayor deserción. Si un alumno no esta
conforme con la carrera que sigue y decide cambiar a una afín en otra universidad,
es muy probable que deba empezarla de cero, aun habiendo cursado materias
congruentes.
IV
Es de suma importancia, puesto que la actividad docente es ante todo humana. No
hay ascetismo, esterilidad. El docente debe involucrarse en un ámbito humano, dar
lo mejor de sí mismo y lograr mejorar las condiciones de sus alumnos con su labor.
Conocer cabalmente como se siente el mismo como docente en el grupo de
alumnos que le ha tocado enfrentar, saber manejarlo y adaptarse a ellos exige un
amplio conocimiento de las emociones que atraviesan no solo su interior, sino el de
sus alumnos. Ser capaz de percibir los cambios, identificarlos y en buena medida
controlarlos, es una de las habilidades fundamentales que debe desarrollar el
docente en su profesión.

V
La docencia en primer lugar tiene una meta superior, desde mi punto de vista, y es
la de formar personas que tengan capacidades e iteres en mejorar la sociedad en
la que viven. Un buen profesor logra, con su actividad, realizar nuevos y mejores
profesionales.
En segundo lugar, veo muchas ventajas en el ejercicio de la docencia para poder
mantenerme activo y actualizado en la carrera que elegí (Derecho), ya que no solo
se actualiza la información, sino que también los puntos de vista que uno aprende
y consolida con la visión de los jóvenes.
En último término, el ingreso económico es una buena motivación. Pero tengo entre
mis metas la de hacer a futuro alguna institución educativa, por lo que los logros
económicos que tenga en la docencia también los quiero volcar en una inversión
dentro de la actividad.

VI
Por lo general aplico el sistema profundo ejecutivo para mis estudios. No obstante
que las pautas y reglas a seguir las prestablezco antes de iniciar mis estudios,
durante el estudio trato de seguir esas reglas, ya que me permiten mantener un
orden en el desarrollo de las ideas. Y justamente en base a ese orden, puedo tener
menos desvaríos y llegar a una profundidad mayor en el estudio.
VII
El horario tiene que ser desarrollado de modo tal que no interfiera con otras labores,
no sobre-exija al alumno, y que permita a su vez realizar la tarea en un lugar
adecuado, y en sesiones de extensión adecuadas.
Hay que considerar que según estudios recientes, la mente de un alumno tiene
mayor rendimiento recién a partir de las 10 de la mañana, porque el estado de vigilia
a esa hora es pleno. Por otro lado, considerar que inmediatamente después de
comer no es conveniente estudiar, puesto que la mente está ocupada en el proceso
de digestión.
Un horario acorde de estudio puede situarse entre las 14:00 hs y las 20:00, siempre
teniendo en cuenta que se debe estudiar un máximo de 40 a 60 minutos con 10
minutos de receso por hora de actividad, y con un máximo de 8 horas diarias.
Un buen horario de estudio puede diseñarse de la siguiente manera
Estudio de 14:00 a 16:00
Descanso de 20 a 30 minutos.
Estudio de 17:00 a 19:00
Y puede estirarse una hora más en caso de ser necesario.
Esta rutina puede repetirse todos los días de semana, descansando debidamente
dos días al menos, por ejemplo, los miércoles y los domingos.
La noche no es recomendable para realizar estudios significativos, porque ya nos
encontramos biológicamente en estado de somnolencia, y hay un declive en la
concentración.

VIII
No es necesariamente cierto. Los resultados no solo tienen vinculación con los
recursos que se encuentran a disposición, sino también con el nivel de esfuerzo y
compromiso con el que se desempeña el estudiante. Un estudiante rural que sabe
aprovechar los recursos de los que dispone y es comprometido con su estudio, sin
dudas tendrá mejores resultados académicos que un estudiante de zonas urbanas
que no se preocupa por dar lo mejor de sí. En definitiva, no solo basta con que las
posibilidades y oportunidades se brinden, sino que también hay que saber
aprovecharlas de la mejor manera.
No obstante, las estadísticas tienen un enfoque cuantitativo más que cualitativo, y
si de definir la cantidad de alumnos que egresan de una carrera se trata,
naturalmente las instituciones urbanas cuentan con mayor cantidad de egresados,
lo que no es una garantía directa de que sean mejores.