Está en la página 1de 6

barcelonalternativa.

es

Teoría de Nikola Tesla para incrementar tu


energía
angelescastell
15-19 minutos

energí
a
Cómo incrementar tu energía según una teoria ideada por Nikola Tesla
El principio más fundamental, el programa básico de toda vida, es el ahorro de energía. Hagas lo
que hagas, lo que quieras, lo que te sienta bien, es solo una respuesta psicológica que le enseña a ser
más eficiente.
La vida anhela energía y subconscientemente siempre elegirá el camino de menor resistencia por
eso.
Es por eso que los alimentos con alto contenido calórico saben mejor, por eso cada vez que se
cuestionan sus creencias, naturalmente rechazan cualquier argumento, por eso la gente se siente más
deprimida cuando no hay sol afuera.
Todas las respuestas por defecto son sólo reacciones de ahorro de energía; «más calorías» significa
más energía, cambiar la estructura de sus creencias requiere energía, y es más eficiente hacer menos
cuando se carece de la energía del sol.
Sin embargo, un «desperdicio de energía» momentáneo puede resultar en un consumo de energía
más sostenible en el futuro.
Esto requiere niveles más altos de inteligencia. Para que esto se logre debemos aplicar un esfuerzo
consciente en el momento y lugar adecuados.
Pero, ¿cuál es la fuente de nuestra energía? ¿Cómo podemos ganar más energía? ¿Cómo podemos
elevar nuestra conciencia y aumentar nuestra inteligencia?
Recomendamos: El Genio Pródigo: La Extraordinaria Vida de Nikola Tesla Nikola Tesla concluyó
perfectamente cuál es la principal y más fundamental fuente de energía humana y cómo aumentar
nuestra energía y evolucionar como especie.
Más energía significa mayores niveles de poder operativo para nuestra conciencia.
Si aplicamos tiempo a esta «ecuación» significará que mientras más tiempo sostengamos mayores
niveles de energía para nuestra conciencia, más inteligencia descargaremos del Universo, más
inteligencia se integrará en nuestro ser.

¿Cuál es la fuente de nuestra energía?


Primero preguntemos:
¿De dónde viene todo el poder motriz? ¿Cuál es el «resorte» que impulsa a todos?
Vemos el océano subir y bajar, los ríos fluir, el viento, la lluvia, el granizo y la nieve golpear en
nuestras ventanas, los trenes y vapores ir y vdnir; el ruido de los carruajes, las voces de la calle;
sentimos, olemos y saboreamos; y creemos en todo esto.
Y todo este movimiento, desde el surgimiento del poderoso océano hasta el movimiento sutil que se
refiere a nuestro pensamiento, tiene más que una causa común. Toda esta energía emana de un solo
centro, una sola fuente, el Sol.
El sol es el «resorte» que impulsa todo. El sol mantiene toda la vida humana y suministra toda la
energía humana. ¿Cómo aumentar la energía humana? La respuesta siguiente le hará entender casi
todo sobre el estilo de vida de Nikola Tesla; por qué era vegano; por qué estaba obsesionado con la
energía libre; por qué despreciaba la ignorancia y a las personas negativas.

Para aumentar la energía humana, en realidad hay 3 pasos.

El primer paso es aumentar la masa humana


Para aumentar la energía tenemos que pensar en términos de velocidad. Si, digamos, hay un tren y
usted agrega un vagón más, 3 cosas pueden suceder.
El vagón está a la misma velocidad que el tren; en este caso la velocidad del tren aumentará
ligeramente.
El vagón es de menor velocidad; en este caso el tren entero disminuirá su velocidad. O el vagón es
de mayor velocidad; en este caso todo el tren aumentará significativamente su velocidad.
Podemos pensarlo así: «Si hay una familia con hijos del mismo grado de iluminación que los
padres, es decir, masa de la ‘misma velocidad’, la energía aumentará simplemente
proporcionalmente al número añadido.
Si son menos inteligentes o avanzados, o son masa con «velocidad más pequeña», habrá una
ganancia muy leve de energía; pero si avanzan más a una masa de ‘velocidad más alta’, entonces la
nueva generación aumentará muy considerablemente la suma total de la energía humana».
En opinión de Nikola Tesla, el crecimiento de los músculos es «equivalente a añadir ‘masa de
velocidad más pequeña’, y no lo recomendaría», pero el ejercicio moderado ‘asegurar el equilibrio
correcto entre la mente y el cuerpo y la más alta eficiencia de rendimiento es un requisito
principal».
La comida es uno de los elementos más importantes para aumentar su masa.
Lo que consideramos como alimento es sólo luz solar procesada. Las plantas, con su fotosíntesis,
combinan carbono, hidrógeno y oxígeno y las unen a través de la luz solar, formando la molécula
CHO (grasa) que consumimos a través de los alimentos y quemamos para obtener energía. Sin
embargo, la energía real proviene de la liberación de los fotones de luz entre el enlace químico. Eso
es lo que produce calor. Eso es lo que da calorías, fotones almacenados.
¡Comemos luz del sol para generar la energía! Frutas, verduras, carne, todo lo que comemos lo
consumimos de las moléculas CHO que crearon las plantas. La energía que consumimos a través de
los alimentos es en realidad la misma luz solar que las plantas utilizan para forjar estos elementos
juntos.
Si comemos carne, estamos consumiendo CHO consumido, sin uso, pues el único lugar de donde
viene CHO es de la fotosíntesis.
Es CHO de «segunda mano» de alguna manera. El consumo de CHO directamente de plantas, frutas
y verduras es ciertamente equivalente a agregar masa de «mayor velocidad».
«Ciertamente es preferible aumentar la verduras, y creo, por lo tanto, que el vegetarianismo es una
salida encomiable del hábito bárbaro establecido.
Que podamos subsistir de los alimentos vegetales y llevar a cabo nuestro trabajo no es una teoría,
sino un hecho bien demostrado. Muchas razas que viven casi exclusivamente de verduras poseen un
físico y fuerza superior.
No hay duda de que algunos alimentos vegetales, como la harina de avena, es más económica que la
carne, y superior a ella en lo que respecta a la mecánica y el rendimiento mental.
Nikola Tesla dice. «El consumo de alimentos de segunda mano es uno de los principales límites que
nos ponemos a nosotros mismos para evolucionar como una especie más inteligente, más amable y
menos animal.
Para liberarnos de los instintos animales y de los apetitos, que nos mantienen abajo, debemos
comenzar desde la raíz misma de la cual brotamos: debemos efectuar una reforma radical en el
carácter del alimento».
Continúa Nikola Tesla: «Los juegos de azar, la fiebre del negocio y la emoción, particularmente en
los intercambios, son causas de gran reducción de la masa».
«El whisky, el vino, el té, el café, el tabaco y otros estimulantes de este tipo son responsables del
acortamiento de la vida de muchos y deben usarse con moderación. Pero no creo que sean dignas de
elogio las medidas rigurosas de supresión de hábitos seguidas por muchas generaciones. Es más
sabio predicar la moderación que la abstinencia.»
Para concluir: El consumir alimentos que están más cerca del sol, evitar ampliaciones innecesarias
de tu cuerpo para utilizar más energía, evitar los hábitos de desperdicio de energía y adicciones
poco saludables que sólo sirven a su ego. Cada hombre que practica estos consejos agrega un
«vagón» con mayor velocidad al «tren humano» que todos nos movemos.

El segundo pase es reducir la fuerza que está retardando la masa humana


«La fuerza que retarda el movimiento hacia adelante del hombre es en parte friccional y en parte
negativa».
Para ilustrar esta distinción puedo nombrar, por ejemplo, la ignorancia, la estupidez y la imbecilidad
como algunas de las fuerzas puramente friccionales, o resistencias desprovistas de cualquier
tendencia directiva.
Por otro lado, la locura, la tendencia autodestructiva, el fanatismo religioso, etc. son todas fuerzas
de carácter negativo, actuando en direcciones definidas.
Para reducir o superar por completo estas fuerzas de retardo disímiles, se deben emplear métodos
radicalmente diferentes.
Uno sabe, por ejemplo, lo que un fanático puede hacer, y puede tomar medidas preventivas, puede
iluminar, convencer y, posiblemente, dirigirlo, convertir su vicio en virtud; pero uno no sabe, y
nunca puede saber, lo que un bruto o un imbécil puede hacer, y uno debe tratar con él como con una
masa, inerte, sin mente, soltado por los elementos locos.
Una fuerza negativa siempre implica alguna cualidad, no infrecuentemente alta, aunque mal
dirigida, que es posible aprovechar; pero una fuerza de fricción sin dirección implica una pérdida
inevitable.
Evidentemente, entonces, la primera y general respuesta a la pregunta anterior es: girar toda la
fuerza negativa en la dirección correcta y reducir toda la fuerza de fricción.» Dicho simplemente, la
fuerza friccional es ignorante, sin dirección, sin una calidad a diferencia de la fuerza negativa que
lleva la alta calidad pero en una dirección incorrecta.
La fuerza de fricción, la mayor parte del tiempo, sólo se traducirán en pérdida de energía,
independientemente de su dirección, mientras que la fuerza negativa puede conducir a un aumento
significativo de la energía humana si se centra en una dirección estratégica adecuada. «No puede
haber duda de que, de todas las resistencias friccionales, la que más retrasa el movimiento humano
es la ignorancia.
No sin razón aquel hombre sabio, Buda, dijo: «La ignorancia es el mayor mal del mundo». La
fricción que resulta de la ignorancia, y que se incrementa considerablemente debido a las numerosas
lenguas y nacionalidades, sólo puede ser reducida con la propagación del conocimiento y la
unificación de los elementos heterogéneos de la humanidad.
Ningún esfuerzo podría ser mejor utilizado.», concluye Nikola Tesla. Individualmente, esto se
puede explicado como mantener un equilibrio constructivo entre nuestros talentos y defectos;
establecer la paz entre nuestra oscuridad y la luz y unirlos hacia una meta mutua y mayor.
Esto, por supuesto, necesita ser acompañado con el aprendizaje, la curiosidad y la reducción de la
ignorancia individual sobre el universo que nos rodea. La limpieza de sus chakras es tan esencial
como tomar un baño en el contexto de la reducción de la fuerza que está retardando su energía.
Permitir que la energía fluya libremente a través de su propio cuerpo asegura una reducción en la
fricción. Disminuye la pérdida de su energía con la lucha contra las emociones negativas que están
obstruyendo sus fuentes de energía. De acuerdo con Nikola Tesla la guerra no debe terminar de
repente, ya que esto puede resultar en algo peor que la guerra.
«La guerra es una fuerza negativa, y no se puede girar en una dirección positiva sin pasar por las
fases intermedias. Es un problema como hacer una rueda, girar de un lado, girar en la dirección
opuesta sin ralentizarla, detenerla y acelerarla de nuevo en sentido contrario». No debemos detener
la guerra, sino redirigirla hacia un objetivo mutuo de la humanidad.
Por ejemplo, en lugar de luchar contra nosotros mismos, podemos redirigir nuestra energía hacia la
exploración de diferentes partes de nuestra galaxia. Por supuesto, suavemente y gradualmente, con
gran mantenimiento.
«Es dudoso que los hombres que no están dispuestos a luchar por un alto principio sean buenos para
nada en lo absoluto», explica Nikola Tesla por qué la guerra no es una fuerza friccional, sino de
carácter negativo. En sus puntos de vista, el futuro de la guerra debe resultar en la reducción de la
mano de obra intercambiándola por las máquinas.
Para ver cómo puede suceder esto debemos ver cómo empezó todo. Comenzó con la ley de los más
fuertes donde los hombres físicamente más débiles fueron arrojados completamente a merced de
hombres físicamente más fuertes.
Sin embargo, los hombres más débiles desarrollaron inteligencia debido a su eficiencia energética y
desarrollaron formas de usar piedras, palos y fabricar armas. Hoy las guerras son sostenidas por
hombres que fuman cigarros, sentados en una habitación, controlando completamente las fuerzas
físicas con su inteligencia.
El futuro hará que la inteligencia cree máquinas y las controle en lugar de hombres, hasta que la
guerra sea principalmente intelectual y el factor físico sea completamente irrelevante.
Para concluir: Utilice sus talentos para guiar sus defectos. Encuentre la paz y elimine las fuerzas
de fricción con la razón, dentro de usted y alrededor de usted.

El tercer paso es aumentar la fuerza acelerando la masa humana:


«De las tres soluciones posibles del problema principal del aumento de la energía humana, ésta es la
más importante de considerar, no sólo por su significado intrínseco, sino también por su íntima
relación con todos los muchos elementos y condiciones que determinan la movimiento de la
humanidad».
¿Cómo incrementar la fuerza que está moviendo la masa humana? Simplemente, gastar más energía
y gastarla hacia la dirección más eficiente posible. Nuestro mundo es conducido por la maquinaria
bajo un sistema creado por nuestra fuerza motriz. La masa de las personas no se mueve de manera
caótica sino sistemática, siguiendo un orden como un reloj.
Si disminuimos nuestro poder motriz, sin quererlo, seremos encarcelados por el mismo sistema que
nosotros mismos hemos creado. Es por eso que el aumento de la fuerza motriz es clave en el
aumento de la energía humana.
Constantemente el aumento de la fuerza motriz resultará en un aumento constante de la energía
humana. «La fuerza motriz significa trabajo.
Aumentar la fuerza que acelera el movimiento humano significa, por lo tanto, realizar más
trabajo.», dice Nikola Tesla.
Pero, ¿cómo puede un hombre aumentar constantemente su energía? ¿No habrá un punto en que el
hombre no puede realizar más trabajo? ¿No habrá un punto en que realizar más trabajo se vuelva
dañino para el hombre, incluso no saludable?
Hay un secreto. Cuando un hombre aplique un esfuerzo, considerándolo en la dirección del
movimiento humano colectivo, el esfuerzo se hará más eficiente y con menos energía se logrará
más.
Esto significa que a medida que más personas hacen más trabajo hacia un objetivo mutuo, se
logrará más con menos esfuerzo que resulta en el aumento de la energía mutua. Piense en ello como
girar una rueda. Al principio, se necesitará mucho esfuerzo y energía para empezar a mover la
rueda.
Al comenzar a mover la rueda y aplicar el esfuerzo en la dirección de su movimiento, se necesitará
esfuerzo, y así será mientras más rápido gire la rueda. Al final, con menos esfuerzo de lo que se le
exigió a usted para mover la rueda tan solo una pulgada, esta girará innumerables veces, incluso
más rápido.
¡Lo mismo ocurre con la energía humana!
El secreto de la energía es que es eterna en el universo donde casi no hay nada. No importa donde
haya gastado su energía, esta permanecerá para siempre. Por eso es crucial concentrar su esfuerzo.
A medida que gasta su energía en una dirección, con el tiempo esta energía se acumulará y menos
esfuerzo y energía serán necesarios para lograr mucho más.
Esto aplica de manera global e individual. «Otra respuesta que hemos encontrado a la gran pregunta
anterior: Aumentar la fuerza que acelera el movimiento humano significa volver a usar más energía
del sol.» Imagine lo que podemos lograr si todos enfocamos nuestros esfuerzos hacia la creación de
maneras más sostenibles de generar energía; limpiar la Tierra; reducir el hambre; encontrar
soluciones para el viaje interestelar; educar.
Para concluir: Centrando su fuerza motriz y su esfuerzo en un objetivo, hacia la dirección correcta
del movimiento, acelerará la velocidad con la cual usted se acerca a su meta. Con el tiempo,
gastarás menos esfuerzo y lograrás más.
Conclusión: Para obtener su energía de las fuentes correctas, usted debe reducir los factores de
retraso, lo que quiere decir que se debe realizar menos fricción que desperdicia su energía; enfocar
tu fuerza motriz hacia la dirección del movimiento humano colectivo significa usar la energía de los
demás para impulsar tu energía.
Gane más energía, gaste menos energía, gaste energía pensando en que la próxima vez necesitará
menos para lograr más. Aumentar la masa humana, reducir la fuerza de retraso, y aumentar la fuerza
de aceleración de la masa humana.
Siga este proceso con la razón. Gane más, desperdicie menos, gaste eficientemente, aprenda. Esa es
la fórmula secreta para aumentar la energía humana colectiva de acuerdo con la gran mente de
Nikola Tesla.
Así es como elevamos nuestra inteligencia y evolucionamos como especies.
Referencia: The Problem of Increasing Human Energy, por Nikola Tesla