Está en la página 1de 10

OBLIGACIONES EN EL DERECHO ROMANO

ETIMOLOGIA.-

Obligación tiene su origen en la palabra latina “obligatioonis”, que a su vez viene


del ob y ligo-as-are, que significa atar. Las Instituciones de Justiniano definen a la
obligación diciendo: la obligación es un vínculo de derecho que nos constriñe a la
necesidad de pagar una cosa, según el derecho de nuestra ciudad.

ELEMENTOS DE LA OBLIGACIÓN.-

La obligación crea un lazo de derecho (“vinculum”), que tiene dos extremos,


supone dos sujetos: uno activo, otro pasivo. La obligación tiene el efecto de sujetar
a dos personas, en cierta medida la una de la otra, quitándole algo de su libertad
natural y haciendo adquirir a la otra una cierta ventaja que no está contenida en el
simple ejercicio de la suya. La persona ligada es el “debitor o reus” (deudor o reo),
la dueña del lazo recibe el nombre de “creditor” (acreedor). La ley pone a la
disposición del acreedor determinados medios coactivos (las acciones y las vías de
ejecución) para lograr que el deudor preste la conducta debida.

La obligación tiene un objeto determinado (“debitum o res debita”) que consiste en


una determinada conducta que el deudor debe prestar a su acreedor (“alicuius
solvendae rei”). El objeto dela obligación siempre debe ser apreciable en dinero.

La obligación una vez nacida es naturalmente perpetua, ya que ningún lapso basta
para hacerla desaparecer, el tiempo por sí solo no podrá modificar la relación una
vez establecida entre dos personas.
DIVISIÓN DE LAS OBLIGACIONES.-

Las obligaciones son susceptibles de dividirse en:

1) División de las obligaciones según la naturaleza de su vínculo.

Según la naturaleza de su vínculo, tenemos las obligaciones : civiles, pretorias,


del derecho de gentes y naturales.

1.1.-OBLIGACIONES CIVILES.-La parte activa o acreedor, siempre cuenta con una


cción para que la parte pasiva pueda ser coaccionada y le preste la conducta
prometida o debida. Esta obligaciones en un principio sólo ligaban a los ciudadanos
romanos, a los quirites.

1.2.-OBLIGACIONES PRETORIAS.- Cuando el pretor las ha establecido en virtud de


su jurisdicción, esto es, se encuentran en su álbum, dando al acreedor una acción
para hacer valer su derecho frente al deudor; la fuente principal de estas obligaciones
es, desde luego, el pretor, pero también tiene como fuente al edicto de los ediles
curules y a las disposiciones del prefecto del pretorio, cuyos edictos adquieren fuerza
obligatoria por orden del emperador Alejandro Severo.

1.3.-OBLIGACIONES DEL DERECHO DE GENTES .- Eran las que procedían de los


contratos derivados de este derecho, tales como el comodato, el depósito, la
compraventa, etc., y las obligaciones que hacían nacer comprometían tanto a los
ciudadanos romanos como a peregrinos.

1.4.-LAS OBLIGACIONES NATURALES.- Son aquellas en las que el acreedor no


cuenta con una acción procesal para hacer valer su crédito, éste se encuentra
desprovisto de acción, aunque no de consecuencias jurídicas; si el deudor cumple con
lo que debe, su pago es válido y no le da lugar a la “condictio indebiti” (condición de lo
indebido); el cumplimiento de una obligación natural puede garantizarse con garantías
reales o con garantías personales.
2. Obligaciones “stricti iuris” (de derecho estricto). Son aquellas que provenían de
negocios del antiguo derecho quiritario que eran rigoristas y formales, como el
“nexum”, la estipulación, etc., en las cuales el deudor se encontraba obligado a lo
contratado sin que razones de justicia o de equidad pudieran aumentar o disminuir el
contenido de su deber.

3. Obligaciones “bonae fidei” (de buena fe). Estas obligaciones se originaron de los
contratos de buena fe introducidos por la benéfica influencia del derecho de gentes.

4. Obligaciones perfectas e imperfectas. Son obligaciones perfectas aquéllas


provistas de acción, lo cual permitía al acreedor obligar judicialmente al deudor a su
cumplimiento; dentro de éstas tenemos a las obligaciones civiles y a las obligaciones
pretorias. Las obligaciones imperfectas están desprovistas de acción y no permiten al
acreedor compeler judicialmente al deudor omiso, pero si se cumplen, el derecho les
reconoce efectos; éstas son las obligaciones naturales. La obligación natural es
aquella fundada en el derecho natural y en la equidad y que por tanto no dan acción
para exigir su cumplimiento, pero que una vez cumplidas por el deudor, autorizan al
acreedor a retener lo pagado por razón de ellas.
2) División de las Obligaciones según su Objeto.

Según la naturaleza de la prestación, desde el punto de vista del objeto, tenemos entre
otras, las siguientes obligaciones.

2.1.- OBLIGACIONES DE DAR (“dare”) son aquellas cuyo objeto consiste en la


transmisión de la propiedad de una cosa o en la constitución de otro derecho real
sobre la misma.

2.2.-OBLIGACIÓN DE HACER (“facere”). Papiniano dice: “ el término hacer


comprende toda clase de hacer: dar, pagar, entregar dinero, pasear. Las
obligaciones de hacer conllevan la realización de un hecho por parte del obligado,
como cavar un foso, pintar una casa.

2.3. OBLIGACIÓN DE PRESTAR. (“praestare”).-Son aquellas cuyo objeto no


consiste en transferir la propiedad de una cosa o en constituir un derecho real
sobre la misma, sino tan sólo en conceder el simple uso de una cosa a una
persona, como en el caso del comodato o la locación.

2.4. OBLIGACIÓN DE NO HACER (“non facere”).- Consisten en una abstención,


en un no hacer por parte del deudor, es decir, que se cumple con esta obligación.

2.5. OBLIGACIONES POSITIVAS Y NEGATIVAS.- Estas se encuentran


resumidas en las anteriores divisiones: positivas sería las de “dare, praestare y
facere”; obligaciones negativas serían las de no hacer (“non facere”).

2.6. OBLIGACIONES SIMPLES Y OBLIGACIONES COMPUESTAS.- Las


primeras son aquellas que sólo comprenden una prestación; las segundas, las que
implican varias prestaciones.

2.7. OBLIGACIONES DIVISIBLES U OBLIGACIONES INDIVISIBLES. La


obligación se considera divisible cuando por razón de su objeto se puede ejecutar
en partes. Son indivisibles cuando su objeto no puede fraccionarse, pero como el
objeto de la obligación finalmente puede ser apreciado en dinero, casi no habrá
obligación que no pueda ser reducida a divisible.

2.8. OBLIGACIONES GENÉRICAS Y OBLIGACIONES ESPECÍFICAS. Las


genéricas son aquellas cuyo objeto consiste en la entrega de cuerpos “quae
pondere, numero, mensura, continentur”, esto es, que se pesan, se cuentan o se
miden. Tienen como objeto las cosas llamadas genéricas, fungibles o consumibles,
cosas que son intercambiables y cuya pérdida no libera de su obligación al deudor:
“genera non pereunt” (las cosas genéricas no se extinguen). Por el contrario, la
obligación específica tiene por objeto la entrega de tal cuerpo, determinado
individualmente, de modo que si perece el deudor queda liberado de su obligación,
generalmente.

3) División de las Obligaciones según lo sujetos que en ellas intervienen.

De acuerdo con este criterio de división de las obligaciones, tendremos:

3.1.- Obligaciones de sujeto fijo, determinado o invariable y obligaciones de sujeto


indeterminado o variable

3.2.- Obligaciones de sujeto activo o pasivo único y de sujeto activo o pasivo


múltiple.
OBLIGACIÓN JURÍDICA EN LA ACTUALIDAD

CONCEPTO

La obligación jurídica, en Derecho, es el vínculo jurídico mediante el cual dos partes


(acreedora y deudora) quedan ligadas, debiendo la parte deudora cumplir con una
prestación objeto de la obligación. Dicha prestación puede consistir en dar, hacer o no
hacer, teniendo que ser en los dos primeros casos posible, lícita y dentro del comercio.
Los sujetos obligados, al igual que el objeto de la obligación, deberán estar determinados
o ser determinables

El Derecho de obligaciones es la rama del Derecho que se ocupa de todo lo relacionado


con las obligaciones jurídicas.

La obligación jurídica es aquella relación jurídica en virtud de la cual una parte


(denominada deudora) debe observar una conducta (denominada prestación) que puede
consistir en dar, hacer o no hacer, en interés de otra parte (denominada acreedora).

Se puede proporcionar diversos conceptos del derecho personal u obligación:

Algunos lo enfocan, desde el punto de vista del acreedor, como una facultad que tiene un
sujeto (acreedor) de exigir de otro (deudor), una prestación.

Otros lo consideran, desde la perspectiva del deudor, como una necesidad de cumplir. La
necesidad de proporcionar al acreedor una prestación. Contempladas desde este punto
de vista pasivo se denominan obligaciones, pues el derecho del titular corresponde un
deber u obligación del deudor.

Elemento

La obligación tiene tres elementos

1-.Sujetos
2.-Objeto
3.- Causa

1.-SUJETO.-Los sujetos son dos:

1.1.-Sujeto Activo: Es el acreedor, o sea, aquella persona que tiene la facultad de exigir
el cumplimiento. El acreedor tiene un derecho personal que se encuentra en el activo de
su patrimonio.
1.2.-Sujeto Pasivo: Es el deudor, o sea aquella persona que tiene la carga de cumplir la
prestación convenida. Para el deudor existe un deber jurídico (deuda) que se encuentra
en el pasivo de su patrimonio.

Dos personas pueden ser recíprocamente deudor y acreedor. Por ejemplo, en los
contratos bilaterales que son aquellos en que nacen obligaciones para las dos partes,
como por ejemplo en el de compraventa. Para contraer una obligación la persona debe
tener la capacidad legal para obligarse.

2.-OBJETO (PRESTACIÓN).-

El objeto de la obligación puede consistir en dar una cosa; hacer, o sea ejecutar una
determinada conducta; o no hacer, o sea abstenerse de realizar una conducta.

3.-Causa

Es el fin de la obligación que persiguen y que se propusieron a la hora de establecer la


obligación La causa fuente es el motivo por el cual se crea la obligación, puede ser por un
contrato: documento por el cual las partes se comprometen a cumplir con una
determinada prestación. un cuasicontrato: documento similar a un contrato pero no origina
un acuerdo de voluntades entre las partes.

Un Delito: acto realizado con intención de dañar (dolo), por el cual la persona que lo
cometa deberá responder por el y reparar los daños realizados.

Un Cuasidelito: acto realizado con imprudencia, negligencia, y/o impericia (culpa), el cual
pudo haberse evitado en caso de haberse observado convenientemente los
procedimientos (en lo que respecta a ejercicios regulados como la medicina); o de tomar
las medidas precautorias necesarias. También quien lo cause tendrá la obligación de
responder por él, y por los daños y perjuicios cometidos.

La Ley: es causa de obligaciones, ya que se impone sobre los sujetos destinatarios de la


misma (sujetos normados), quienes tienen la obligación de respetarla.

FUENTES DE LAS OBLIGACIONES

Se llama fuente al hecho, acto o disposición legal que da origen a obligaciones. Las
fuentes de las obligaciones pueden agruparse en dos grandes grupos: la voluntad y la
ley

Los romanos identificaron las fuentes de las obligaciones con la causa eficiente. Gayo, en
un principio, consideró que eran únicamente fuentes obligacionales el delito, el contrato y
"figuras de varias causas". Posteriormente, los glosadores, a estas "figuras de varias
causas" las dividieron dependiendo de si se asemejaban más a un contrato (cuasi
contrato) o a un delito (cuasidelito).
Pothier, uno de los principales elaboradores del Código Napoleónico, recogió esta
clasificación y añadió una quinta fuente: la ley.

La doctrina critica a esta clasificación. Unos dicen que, en realidad, las fuentes
obligacionales serían únicamente el contrato (negocio jurídico, más acertadamente) y la
ley. Otros dicen que la clasificación es incompleta ya que, en su criterio, faltarían otras
fuentes (como, en ciertos casos, la declaración unilateral de voluntad).

Actualmente se considera que son fuentes de las obligaciones:

NEGOCIO JURÍDICO.-Dentro del negocio jurídico, se pueden distinguir dos grupos de


fuentes de las obligaciones:

1.-La voluntad de las partes: Son obligaciones que nacen por la voluntad de las partes
(sujeto activo y pasivo) que componen la obligación. El contrato es la fuente de
obligaciones más común que existe, pues es el medio mediante el cual las partes
formalizan la intención de crear una obligación civil.

2.-Los actos generadores de obligaciones.- Son actos que producen obligaciones que
no necesitan del consentimiento de las partes. Dentro de esta categoría se encuentran la
gestión de negocios, la administración de la cosa en común y pago pago de lo indebido.
Este grupo de fuentes de obligaciones nacen del desprecio que tiene la ley por alguien
que aumenta su patrimonio a costa de otro y sin causa justificada.

Ley: La ley es por sí sola, generadora de obligaciones. Por ejemplo, la ley obliga a las
personas a pagar impuestos.

TRANSMISIÓN Y CESIÓN DE OBLIGACIONES

En principio, todo derecho personal se puede ceder, excepto los siguientes casos:

 La naturaleza del derecho. Por ejemplo, derechos personalísimos como el derecho


a la vida o al honor.
 Prohibición de ley: por ejemplo, jubilaciones y pensiones.
 Voluntad de las partes: las partes pueden pactar la imposibilidad de transmisión del
derecho.

Cuando se da una transmisión, lo que se cambia es la persona del acreedor, pero la


obligación continua siendo la misma, bajo las mismas condiciones. En ningún caso, una
obligación puede hacerse más gravosa de cumplir para el deudor, pues esto requiere de
su voluntad.
Efectos de las obligaciones

El efecto principal de la obligación es colocar al deudor en la necesidad de cumplir con la


prestación debida y en otorgar al acreedor los medios legales para procurar que el deudor
lo haga, esto es promover una demanda judicial.

Modos de extinción de las obligaciones

Son los hechos en virtud de los cuales la obligación deja de existir. En general estos
hechos son, sin perjuicio de lo que pueda establecer cada legislación en particular, los
siguientes:

 Hechos que satisfacen al acreedor en sus derechos:


o Compensación
o Confusión
o Dación en pago
o Novación
o Pago
 Hechos que hacen perder sus derechos al acreedor.
o Condonación
o Imposibilidad sobreviniente de ejecución (sólo en las obligaciones de hacer)
o Imprevisión contractual
o Muerte del deudor o del acreedor (excepcionalmente en los contratos
celebrados intuito personæ)
o Pérdida de la cosa debida
o Prescripción extintiva
o Vencimiento del plazo extintivo
 Hechos que destruyen la fuente de la obligación.
o Declaración de nulidad o de rescisión
o Resciliación
o Revocación (en casos excepcionales, como en el Mandato)
A