Está en la página 1de 5

El aborto: una decisión de la mujer, el estado o a religión

El aborto: una realidad social y moral

Eliana Jimena Gómez Sánchez

Natalia medina Lopera

Institución Universitaria Remington

Notas del Autor

Eliana Jimena Gómez, Natalia Medina, Facultad de Derecho, I. U. Remington

Facultad de derecho, institución universitaria Calle 51 # 51 27, Parque Berrio, Medellín,

Antioquia

Contacto: eliana.gomez.7278@miremington.edu.co

Natalia199230@hotmail.com
El aborto: una decisión de la mujer, el estado o a religión

EL ABORTO UNA REALIDAD SOCIAL Y MORAL

El aborto ha sido mencionado desde el siglo primero de nuestra era por razones diversas, ya fuese

porque impedimento o admisión de la misma ley, pero en siglo III o IV hasta comienzos del siglo

XX la influencia del catolicismo va haciendo auge en toda la civilización occidental con la

concepción de la vida como don de Dios y van generando el rechazo de todo tipo de aborto.

Pero en el siglo XX las nuevas formas de concebir van a traer cambios para las leyes de los países,

la primera ley en admitir el aborto tuvo lugar en la unión soviética en 1920 y tras ella muchos otros

países de régimen comunista; para los democráticos se autorizó solo para casos muy

excepcionales. Y La primera ley que legalizara el aborto es de 1975.

Países como Gran Bretaña, Polonia, México también son garantes de legislaciones con admisión

abortiva. Como también cabe señalar las legislaciones pro aborto para controlar la población en

India y China.

Pero en Colombia donde ocurren más de 400.000 abortos inducidos y unos 911.897 embarazos
no deseados al año solo se regula la prohibición para casos donde la madre corra peligro de muerte,
malformaciones congénitas, violación o incesto porque aunque desde 1991 sea un país laico sigue
sumergido en la religión de una manera abrumadora. Porqué es ahí donde afecta la moral, las
creencias que han implantado a una persona desde su niñez. Esto nos lleva a una dimensión sobre
una discusión de ideologías morales y/o religiosas, que a juicio y parecer son de respeto hacia la
humanidad y la condición de la mujer como fuente de vida. Pero también hay que estimar la
cantidad de mujeres que mueren al año por una práctica insegura de aborto inducido porque la
legislación tiene restricciones, y en gran parte porque la gran opositora es la iglesia. No quiero
decir que en una sociedad como esta no existan unas creencias personales; sino que nos vamos
más allá y cuestionamos la idea de igualdad y desigualdad de las mujeres en una sociedad en
subdesarrollo. Además la religión que alega si no se hacen cargo de los miles de niños que nacen
El aborto: una decisión de la mujer, el estado o a religión

sin ser deseados, de aquellos que tiene malformaciones graves o nacen con enfermedades
incurables. O de aquellos que quedan desprotegidos en la vida porque su madre murió en un
embarazo riesgoso, y creen que después con una pocas fundaciones financiadas por dineros que ni
siquiera salen de sus diezmos, tapan todo, esto me enferma; Pero protestan contra una corte
constitucional que se vuelve un poco flexible y da un poco de valor a los derechos de la mujer. No
deja que se sientan en todos los casos, solas y miserables, sin un apoyo, con una vida dentro y
asustadas por la propia, que terminan por tomar la peor decisión. También la ignorancia ayuda y
con el velo de una religión condenatoria aumenta la mortandad.

El ejemplo son las mujeres cabeza de hogar, con tres hijos viviendo de un mínimo, porque el
hombre es un borracho que no ayuda en nada, ceñidas a un religión que opina que los hijos hay
que tenerlos y que por consiguiente planificar con métodos definitivos es un pecado y se
acostumbran a vivir así, pero quedan en embarazo de un cuarto hijo a los casi 40 años de edad.
Nadie se puede imaginar lo que podrá sentir una mujer de esas, que pasara por su mente. ¿Serán
esas condiciones óptimas para 3 niños y ahora 4? ¿Acaso eso hará referencia plena a lo expuesto
por la constitución de precedente de vida digna? Y ¿mucho más para unos niños? La iglesia en
vez de condenar debería ayudar, porque una mujer que decide abortar en ciertos casos lo hace por
factores que exceden sus propios deseos y capacidades.

Algunos objetaran que la adopción es una salida. No quiero ser mordaz pero cuantos niños cumplen
la mayoría de edad en un centro de adopción y se quedan huérfanos de por vida.

Me apoyare en cifras

En Colombia, los niños mayores de ocho años que han sido abandonados por su padres y
que padecen cáncer, síndrome de Down o enfermedades renales, sida o tienen más de dos
hermanos, afrontan un verdadero drama humano que, en últimas, se traduce en una
sentencia de orfandad, por la discriminación.

Se trata de 5.283 niños con “características especiales” que están bajo protección del
Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y no han encontrado una familia adoptiva.
El aborto: una decisión de la mujer, el estado o a religión

Otros 5.096 jóvenes cumplieron la mayoría de edad y deberán salir del sistema de
protección estatal. En su totalidad, la entidad hoy cobija a 106.122 niños y adolescentes en
proceso de restablecimiento de derechos. En los últimos cinco años el número de niños
adoptados en Colombia pasó de 3.058 en 2010 a 1.148 en 2014, una reducción del 62%.
Tomado de: la larga espera de los niños huérfanos el espectador.com)

Pues con todo respeto por la vida digna abortaría a dar en adopción un bebe. Porque ser adoptado
en un país como este es casi ganarse la lotería.

Por otro lado el tema de los embarazos no deseados ¿porque si no se quiere se tiene que tener un
hijo solo porque la ley me lo prohíbe y la moral me aplastaría? si la persona que cargara con esa
responsabilidad absoluta será la mujer y nadie más. No justifico, que una mujer con el
conocimiento, y la plena conciencia se embarace por mera irresponsabilidad y después quiera
deshacerse de lo que creo, porque entonces el aborto se volvería una alcahuetería para las mujeres
más nefastas, pero pongo un ejemplo concreto: una mujer de 21 años de edad, al inicio de una
carrera, con un trabajo muy exigente de ingresos exactos para ella y financiar su carrera, con una
pareja estable, la cual planifica dedicada mente porque no piensa en hijos todavía y la abstinencia
no es lo suyo ya que también tiene derecho a vivir su sexualidad libremente. Pero su método falla
y queda embarazada y siente que su vida se fue por la borda porque es algo que no quiere y que
no busco, porque un hijo no estaba en sus planes todavía pero por imposición debe tenerlo porque
si no sería delito según el código penal colombiano.

Nos damos cuenta de que históricamente y actualmente han negado los derechos de la mujeres,
que quiero decir con esto, que hasta el derecho a decidir se le limita no en totalidad pero si en
gran parte, porque no pueden decidir en garantía y plenitud de la ley sobre su cuerpo. Todo este
tipo de situaciones son la clara evidencia de presión de una religión insulsa y fanática sobre la
mujer. Y un gobierno maniatado por una religión cerrada.

Solo me queda objetar que las ideologías religiosas han vuelto del aborto el anticristo y el estado

las apoya al no tener como actuar frente a un a evidente mayoría y además de carácter teológico,
El aborto: una decisión de la mujer, el estado o a religión

Las mujeres son sujetos no objetos. Y decidir sobre su cuerpo y lo que quieren o no para su vida

es su derecho, pero la decisión de un aborto debe salir de un pensamiento claro y consiente. No de

una mente perturbada e irresponsable. Con apoyo de un estado y una constitución a favor de la

libertad de las mujeres, con una religión que acoja en vez de condenar y maldecir se puede llegar

a concordar que para diversos temas es mejor un aborto que una vida no digna.