Está en la página 1de 13

Instituto Tecnológico de la Zona Maya

Modulo Nicolás Bravo

Ingeniería en Gestión Empresarial

Instrumentos de presupuestación
empresarial

Cuarto semestre

Actividad: investigación
Los estados financieros proforma

Docente:
Lic. Jorge Arturo Bojórquez Martínez

Alumna:
Verónica Domínguez reyes
Introducción.
La presente investigación tratara sobre el tema los estados financieros proforma,
los cuales, auxilian a los analistas financieros en la toma decisiones y en reorientar
el camino a seguir de la empresa, con el fin de lograr el objetivo de toda empresa
que es el de maximizar su valor.

De igual forma de hablara sobre la forma de los estados financieros y el desarrollo


de los presupuestos preliminares, ya que son muy importantes para prepara en
debida forma el estado de ingreso y el balance proforma.
Los estados financieros proforma
Los denominados Estados Financieros Proforma son reportes contables que
contienen, en todo o en parte, uno o varios supuestos o hipótesis con el fin de
mostrar cuál sería la situación financiera o los resultados de las operaciones de la
empresa si acontecieran las premisas citadas. (Quea, s.f.)

Los Estados Financieros Proforma se pueden dividir en dos clases de reportes


contables:

• Estados Financieros Proforma: Denominación propiamente dicha para


referirse a la información financiera que contiene operaciones reales y que
muestran además hechos posteriores a la fecha en que están cortadas las cifras
de los Estados Financieros. los hechos posteriores pueden haber ocurrido ya a
la fecha de emisión de los Estados Financieros, o bien, que su posibilidad de
ocurrir es suficientemente cierta. Puede decirse que este grupo de Estados
Financieros considera operaciones consumadas.
• Estados Financieros Proyectados: Empleamos tales términos cuando la
información financiera elaborada tiene como propósito mostrar los resultados de
gestión y la situación financiera de la empresa basada en proyectos o fenómenos
que se supone se realicen como planes o proyectos futuros, o simplemente la
proyección de las tendencias observadas. Así como, a los Estados Financieros
que se formulan con hipótesis sobre el pasado o el presente con objeto de
mostrar los resultados y la situación financiera si tales hipótesis se “hubieran
realizado” o “hubieran sucedido”. Es propio en este caso asociar los reportes
contables con el término genérico proyecciones.

A continuación, se expone el objetivo de cada clase de Estados Financieros, como


reportes contables, con respecto a la información que han de proporcionar a los
usuarios.

• Estados Financieros Proforma: El objeto de los estados financieros proforma


es mostrar retroactivamente la situación financiera que se hubiese tenido al
incluirse hechos posteriores que se han realizado en los resultados reales, o
bien, cuya probabilidad de ocurrir es suficientemente cierta a la fecha de la
preparación de los Estados Financieros.
• Estados Financieros Proyectados: El objeto de las proyecciones de estados
financieros es mostrar anticipadamente la repercusión que tendrá la situación
financiera y el resultado de las operaciones futuras de la empresa al incluir
operaciones que no se han realizado. Es una herramienta muy importante para
la toma de decisiones de la dirección de la empresa cuando se pretenda llevar
a cabo operaciones sujetas a planeación que motiven un cambio importante en
la estructura financiera.

Los grupos de personas a quienes interesan los estados financieros proforma son
los siguientes:

a) Accionistas y Propietarios: los dueños o accionistas de una empresa se


encuentran interesados en conocer cuál sería la situación financiera de la
entidad, incluyendo uno o varios efectos proyectados o hechos ocurridos con
posterioridad a la fecha de los Estados Financieros y, en su caso, con el fin de
aprobar transacciones que están bajo su decisión.
b) Administradores: Para los administradores de empresas que tienen bajo su
responsabilidad el manejo y los resultados de la entidad, estos Estados
Financieros son un elemento necesario para la planeación de las operaciones y
la toma de decisiones presentes y futuras.
c) Acreedores Actuales y Prospectos de Acreedores: A los primeros les interesa
con el objeto de vigilar la seguridad de sus créditos y, en su caso, para oponerse
o aceptar la o las transacciones propuestas (aumentos, reducciones de capital,
fusiones, etc.); y a los segundos, para evaluar el riesgo del crédito que propone
asumir la empresa.
d) Prospectos de Inversionistas: A los inversionistas les interesa estudiar los
cambios sustanciales que sufrirá la entidad con posterioridad a los Estados
Financieros actuales, con el fin de evaluarlos antes de efectuar una inversión.
e) Entidades Gubernamentales: Principalmente, la entidad del Estado interesada
en información financiera de las empresas es la Comisión Nacional Supervisora
de empresas y valores (CONASEV) que vigila celosamente los intereses del
público, sobre todo los valores que se cotizan en la Bolsa de Valores.

Forma de estados financieros


Los Estados Financieros, al ser elaborados, deberán señalar claramente si son
estados proforma o proyectados, según la clasificación antes descrita. La forma
suele ser muy variada, en razón a los diversos usos que se les puede dar; por lo
que es recomendable mostrar comparativamente los estados financieros con saldos
a valores reales o históricos acompañados de los saldos a valores proforma o de
saldos con valores proyectados, según sea la clasificación adoptada.

Hoja de trabajo de estados financieros proforma

Expresamos al inicio que los estados financieros proforma, por lo general, tienen
variadas formas respondiendo también a los variados usos que se les pueda dar a
los citados reportes contables. Para la correspondiente formulación de los estados
financieros proforma, se sugiere elaborar previamente una hoja de trabajo que
contenga por lo menos tres columnas: la primera, con los saldos reales o históricos;
la segunda, con los ajustes o cambios de las operaciones propuestas; y la tercera,
con los saldos proforma, por ejemplo:

Primera tabla: saldos reales o históricos


Segunda tabla: ajustes o cambios de las operaciones propuestas

Tercera tabla: saldos proforma


Desarrollo de los presupuestos preliminares
Para preparar en debida forma el estado de ingresos y el balance proforma, deben
desarrollarse determinados presupuestos de forma preliminar. La serie de
presupuestos comienza con los pronósticos de ventas y termina con el presupuesto
de caja. A continuación, se presentan los principales:

1. Pronóstico de ventas.
2. Programa de producción.
3. Estimativo de utilización de materias primas.
4. Estimativos de compras.
5. Requerimientos de mano de obra directa.
6. Estimativos de gastos de fábrica.
7. Estimativos de gastos de operación.
8. Presupuesto de caja.
9. Balance periodo anterior.

Utilizando el pronóstico de ventas como insumo básico, se desarrolla un plan de


producción que tenga en cuenta la cantidad de tiempo necesario para producir un
artículo de la materia prima hasta el producto terminado. Los tipos y cantidades de
materias primas que se requieran durante el periodo pronosticado pueden
calcularse con base en el plan de producción. Basándose en estos estimados de
utilización de materiales, puede prepararse un programa con fechas y cantidades
de materias primas que deben comprarse.

Así mismo, basándose en el plan de producción, pueden hacerse estimados de la


cantidad de la mano de obra directa requerida, en unidades de trabajo por hora o
en moneda corriente. Los gastos generales de fábrica, los gastos operacionales y
específicamente sus gastos de venta y administración, pueden calcularse
basándose en el nivel de operaciones necesarias para sostener las ventas
pronosticadas. (Giovanny, 2001)

El proceso de preparación de los estados proforma, se explicará con un ejemplo


práctico:
La compañía manufacturera de artefactos produce y vende un producto básico.
Tiene dos modelos de artefactos, modelo X y modelo Y. Aunque cada modelo se
produce con el mismo proceso, cada uno requiere cantidades diferentes de materias
primas y mano de obra.

Datos de venta: Los precios de venta y las cantidades vendidas son:

Mano de obra y materiales: Cada modelo del producto se hace con dos materias
primas básicas. El material A cuesta $2 por unidad y el B $0.50. Los costos directos
de mano de obra son $3 por hora.
Gastos de fábrica:
Los gastos generales de fábrica de la empresa, que representan las erogaciones
necesarias para sostener la producción, fueron por un total de $38.000.

El costo por unidad de los modelos X y Y es de $16.98 y $21 respectivamente.


Gastos de operación: Los gastos de operación, comprenden los gastos de venta
y administración del año anterior.
Estado de ingresos: A 31 de diciembre del periodo anterior.

Balance general:
Descomposición del inventario:

Pronóstico de ventas:

Plan de producción:
Compras necesarias de materia prima:

Estado de ingresos proforma:

Balance general proforma:


Conclusión
En conclusión, se puede decir que los estados proforma son estados financieros
proyectados, los cuales, son útiles en el proceso de planificación financiera de la
empresa y en la consecución de préstamos futuros.

Los estados financieros se preparan bajo principios de contabilidad, los cuales,


identifican y delimitan el ente económico y sus aspectos financieros.

Los estados de ingresos proforma de la empresa muestran los ingresos y costos


esperados para el año siguiente, en tanto que el balance proforma muestra la
posición financiera esperada, es decir, activos, pasivos y capital contable al finalizar
el periodo pronosticado.

Referencias
Giovanny, G. (mayo de 2001). Gestiopolis. Obtenido de
https://www.gestiopolis.com/estados-financieros-pro-forma/
Quea, C. A. (s.f.). http://www.aempresarial.com/web/revitem/5_9180_76140.pdf.