Está en la página 1de 6

OBRAS DE TOMAS DE FONDO Y DESCARGAS DE FONDO

Conjuntamente con el dique o presa (estructura que origina la creación del embalse), las
tomas, los aliviaderos y las obras de desvió, se constituyen en obras fundamentales de la
hidráulica de un embalse.

CARACTARESTICAS GENERALES DE UNA OBRA DE TOMA

a) Funciones:
Las obras de toma son estructuras que tienen como función principal regular o dar salida
al agua almacenada en una presa o derivar el agua del cauce principal, con el propósito
de cubrir las demandas correspondientes a abastecimiento urbano, riego, electricidad,
navegación, control de crecida etc.
Por lo general se entiende por "Obra de toma" a las estructuras que sirven para regular o
dosificar el agua almacenada en un embalse y es componente como obra hidráulica de
una presa.

Página 1|6
Las estructuras de las obras de toma pueden clasificarse de acuerdo con su objetivo; con
su distribución física y estructural, o con su operación hidráulica.
Las obras de toma que descargan directamente en el río se pueden llamar con salida al
río, las que descargan en un canal se pueden clasificar como salida a un canal, y las que
descargan a una tubería cerrada pueden llamarse con salida a una tubería forzada.
Las obras de toma también pueden clasificarse de acuerdo con su operación hidráulica,
con respecto a que tengan o no compuertas; cuando tienen un conducto cerrado, si
trabaja éste a presión en parte o como canal abierto en toda su longitud.

b) Capacidad de la toma:
La capacidad de una obra de toma lo determina su carga hidráulica y la capacidad de
descarga necesaria, sin embargo, si una toma va a funcionar como vertedor de servicio
para descargar las aportaciones en exceso del vaso la descarga necesaria para este objeto
puede fijar la capacidad de la toma.
Una toma debe tener una capacidad mínima suficiente para satisfacer la demanda
máxima en las condiciones más desfavorables. Es decir, debería ser capaz de cubrir el
valor del pico más alto de una demanda de:
- Abastecimiento urbano en el cual el flujo de agua debe ser constante.
- Hidroelectricidad
- Riego
- Control de crecidas etc.

TIPOS Y LOCALIZACION DE TOMAS

Tipos:
Desde un punto de vista de funcionamiento hidráulico se puede clasificar como:
 Tomas a presión. - Son aquellas donde el flujo circula en su totalidad bajo
presión.
 Tomas a superficie libre. – Se caracterizan por una operación a canal abierto.
 Tomas con funcionamiento hidráulico mixto. – Presentan ambos tipos de
flujo.

Otra clasificación puede hacerse de acuerdo con la forma de captación de las aguas del
embalse y puede ser la siguiente:

Página 2|6
 Tomas por gravedad. - Son aquellas donde todo el flujo ocurre debido a la
gravedad.
 Tomas por bombeo. - Requieren suministro de energía para extraer el agua del
embalse.

Localización. - La ubicación de la obra de toma está sujeta a varias condiciones


como son las topográficas, geológicas e hidráulicas, así como la capacidad de azolves y
el uso para el que se proyecte.

 Condiciones topográficas. - En obras de toma para riego se debe tener en


cuenta la elevación de los terrenos a regar, así como el margen hacia la que se
ubica la zona de riego, procurando localizar el vertedor de excedencias en el
margen contrario.

 Condiciones geológicas. - En la ubicación del sitio para desplantar una obra de


toma deben tomarse en cuenta sus condiciones geológicas, a fin de evitar
asentamientos que pueden provocar la ruptura del ducto; debiendo, por lo tanto,
estudiarse y limpiarse el sitio para colocarlo en una zanja abierta sobre terreno
firme

 Condiciones hidráulicas. - Con el fin de satisfacer las necesidades de


descarga, la obra de toma debe localizarse a una cota lo suficientemente baja
como para asegurar la carga hidráulica que permita proporcionar el gasto
requerido, cuando la presa se encuentre a un nivel mínimo de almacenamiento
prefijado.

 Capacidad de azolves. - Es de vital importancia que la cota del umbral de la


obra de toma quede al mismo nivel de la elevación correspondiente a la
capacidad de azolves del almacenamiento, ya que en el momento en que los
materiales que arrastran la corriente sobrepasen dicho nivel cubrirán la toma y el
bordo dejará de ser útil para el fin propuesto. Teóricamente cuando la presa se
proyecta para riego, la elevación de la obra de toma debe ser la que determine el
área de riego.

ALGUNOS CRITERIOS PARA EL DISEÑO DE LAS TOMAS DE FONDO

Página 3|6
 Abastecimiento urbano. -Es el volumen medio anual demandado para el
horizonte de planificación, reducido a caudal instantáneo.

 Riego. - Para cada traza de riego se debe determinar las demandas medias
diarias, el máximo valor de disponibilidad de caudal que asegure una seguridad
de suministro.
 Hidroelectricidad. - El caudal necesario para generar electricidad debe se aquel
que sea capaz de generar energía demandada en las condiciones mínimas del
embalse. El caudal medio diario mensual debe ser ajustado al caudal pico
instantáneo que corresponde a la demanda de energía instantánea máxima.

 Navegación. - Los embalses destinados a la regulación de ríos con fines de


navegación tienen como función básica mantener calados mínimos y en
consecuencia la capacidad mínima de las tomas debe ser tal que el caudal de
desagüe permita garantizar ese caudal.

 Control de crecidas. - Normalmente el control de crecidas mediante embalses


opera de tal forma que las aguas retenidas desagüen tanto a través de tomas,
aliviaderos dependiendo del tipo de cause correspondiente.

Página 4|6
DESCARGA DE FONDO
OBJETIVOS

Las descargas de fondo se colocan en los embalses con dos propósitos generales:
 Vaciar total o parcialmente el embalse en situaciones de emergencia.
 Evacuar la mayor cantidad posible de sedimentos depositados, alargando así la
vida útil del embalse.
Las descargas de fondo están ubicadas, dentro del volumen muerto, y funcionan a
efectos hidráulicos como una toma. Sin embargo, pueden existir descargas situadas a
niveles intermedios para contribuir al vaciado de un embalse en casos de emergencia.

CRITERIOS ESPECIALES

El Comité Mundial de Grandes Presas ha establecido un conjunto de criterios especiales


dirigidos a descargas de fondo para vaciado de embalse:
1. La capacidad mínima de las descargas será el gasto medio del río.
2. Las capacidades de las tomas de centrales hidroeléctricas alimentadas por
embalses pueden ser computadas dentro de la capacidad de descarga intermedia
(no de fondo), siempre y cuando se garantice el consumo de energía eléctrica.
3. Lo anterior, podrá igualmente aplicarse a tomas para otros fines, no conjuntas
con descargas de fondo - (abastecimiento urbano, riego, etc.).
4. La suma de las capacidades de las descargas de fondo, más las intermedias,
representadas por las tomas señaladas en los dos puntos anteriores, deberá ser al
menos tres veces el gasto medio del río.
5. Todas las descargas deberán proyectarse para funcionar apropiadamente con la
altura de agua total del embalse.
6. Las descargas deberán contar con dos controles que puedan operarse a mano y
mecánicamente, con dos fuentes de energía diferentes.

El cálculo del tiempo de vaciado se hace de acuerdo con la ecuación de la continuidad,


para tránsito de crecidas en embalses. Los gastos afluentes se suponen iguales a los
normales de estiaje, y los efluentes a la curva de gastos de descarga; el tiempo de
vaciado será la suma de los incrementos de tiempo necesarios para rebajar el embalse
hasta el nivel deseado.

Página 5|6
El tiempo de vaciado tiene especial importancia en presas en zonas sísmicas. En estos
casos, la experiencia ha mostrado que el tercio superior de la presa es el que sufre
mayor daño. Se deben tomar previsiones para que el volumen almacenado
correspondiente a ese tercio pueda ser evacuado en forma rápida, normalmente entre
dos y treinta días. Aunque ello depende de la magnitud de los daños que se puedan
causar aguas abajo.

Página 6|6