Está en la página 1de 35
REVISTA DE. MATERIAL DIDAGTICO - GCIUBRE poe Rae Cte cee erie Ero) ctura revista mensual de material didéctico, 7 ndmero 1, octubre de 1976 ar escuela nacional de arquitectura-autogobierno. universidad nacional auténoma de méxico CONTENIDO el nuevo plan de estudios del autogebierno Pagina presentacién de un plan de estusios que ha sido ya objeto de polémicas en todos los niveles. nota sobre of huevo plan de estusios y deseripeién ce su estructura: juan manuel davila. reproduccisn ce lo intro¢uscién del documento del pian ce estusios. + 1 arquitectura, urbanismo y dependencia neocolonial (primera parte) Jos autores plenteen squi un problema muy discutldo, pero quizss mal comprendido: zes al dissho un instru- mento del cambio social, 0-¢8 tina practica técnica al cervieio dol capital? esto texto ha sido publicado ant Tiormonte, pera su obioncién es on ia actualldad alficll por ello, esta republicacién puede ser do utilidad ‘milo pradila y carlos jiménez 0 tabla comparativa de usos del suelo y dosificacién de servicios los datos de este tipo no pueden ser considerades como normas de disofo. su utlidad radica en ta Informa: ‘con que aportan sabre los casos tomados en cuenta, con fines comparativos hhorman g, jacobs barquet. con una nota de gustavo romero. 6 la ensefianza de matrices por medio de redes les matrices constituyen en la actuaidad un instrumento aplicable a una variadad de siluaciones. su ensefian- 128 por medio da redes brinda un gran nlimera de ventajas. john r. brantietd 18 IWaduseidn al castellano: uan 2, tonda ver y trazar lun breve texto sobre Ia operactén del dibulo por el autor de eupalines, con la singular capacisad anaiitica do ste eseritor. paul valéry 2 Iaduocién’ at castellano: pablo benliure y victor Jiménez curso de disefio: el arte y Ia ciudad contemporénea (primera parte) Ja ultima obra publicada por el autor de Is historia de la arquitectura contemporinea. leonardo benévolo ea lwaducelén al castellano: victor jiménez acotaciones (seccion permanente} fon esta seccién presantaremos ideas, escritos y experiencias que establezcan relaciones significatives {0 sim- lemante sugestivea) entre reflexions, propasicionss y, tal vez, hechos, provenientes ce las épocas y ios Iu ‘gares mas Insopectables, y nuesiras proplas experionclas en los terrenos de la educacion y de la reflexién teria, 3a ce foros Nota sobre la compaginacién: Los textos que se publiquen en forma serlada levarén, en la parte interior de la pagina, ls nume- racion progresiva propia de ellos mismos. Esta publicacién pretende servir camo un auxiliar an la ense- dos en nuestro idioma son en la sctualidad do dificil obten- fanta y en al aprendizaje do la arquitactura,anto para los es. ci6n, Trataremos de cubrir tadas las areas en que se divide ludlantes y profesores del autogobierno de la escuela nacional académicamente [o arquitecténico, buscando siempre retelar {do erquitectura —-a quienes en principio va girgida—, come [6 que pueda cer mas significativo desde los puntos de visto alos de otras instituciones en que se Ousquen nuevos Ceminos de las fendencias que piantean nuevas posibiidades de inte, fn Io que 68 roller a la educacion de los arquitectos. Presen- _pretacién de los problemas que nos ccupan como comunidad faremos aqui colaboraciones originales, iraducciones de textos académica empefiada en el cambio del papel profesional que Inecitos en castellano y textos que, habiendo sido publica. desempefia al arquitecto, soclalmente.consideraco. Coordinador General de la Asamblea de la Escuela Nacional de Arquitectura: Jesus M. Barba Erdmann, Edicion: vetor siménez M. (coorinador dota pubiaciém, Enrique Lastra de Wt, José Angel Campes S., Jorge Humberto J nota sobre el nuevo plan de estudios del autogobierno juan manuel davila Progentamos aqui s| Nuevo Plan de Estudios dol Autogableme, mediante la Nota que aporece on ign de la Introduecién del Dacuments que se presenta al Consslo Universitario fon ler {ie Ia Estructura dol Plan de Estudios (en la pagina 3) £1 Documanto completo se publica ta pina: con la transerip- el: ¥ con una Beseripetén integramanta en une fecha cercana 2 18-68 Ia aparicén ce este priner mere dala ovata arguterture La elgniticacian dei Plan do estudtos. Actualmente resulta muy ‘comin en ef Autogebierno que todos co rofisran al nuovo Pian de estudtos, on oeasiones sin un conoeimiente adecuado de 10 {ue trata ai de fa significacion real de lo quo es y de To que debe ser ese Plan Por ejomplo, pars algunas personas ol Plan de studios 05 Lun objetivo con et qua pusden Intansiicarse les trabajos de poliizacién que pockian favorecer a la amaliaesin del espacio politica de un determined grupe; para ellos, un Plan de es ludios no 2c alge honostarente deseable on ol plano da Io académico, sino una via por medio de la cual se podrian alcanzar moviizaciones y “acuerpamientos” (sie) orientados 2 otras finalidades. Este punto de vista no es por completo desechable, poro tampoco es suficiente para comprender la vverdadera signficacién do un Plan de estudios. No es doso- Cchable porque efectivamento existe ciompro la nocesidad do tuna agrupacién wéllda para la acciGn politica: se trata da una libertad incuestionable, y de aut Ia inulidad de subordinar la lucha acacémica a otra cuestisn. ¥ no 95 suficionte tampoco Porque, al cubordiner © subestimar t&cticaments la importan- ‘ia, a largo plaza, del contenido de un Plan do estudios —ante | confusién estratdgica sobre la accién a corto piazo, 10 que Hieva a una inversién de los términos— disminuyen as posl- billdades do quo, on las condiciones da desmoviizacién pra- ominantes, se reciba oi apoyo do amplias capas del estudian- lado influldas por fa Hdcologla pequafe burguesa del “apolitl- clsmo", pass a que posean un cierto grsdo de dieposicion hacia la conciencia ctitiea, Otro corrionte de opini6n que parece tomar cada vez ma- Yor tusrza, sobra todo entre fos funcionarios da la Universidad que vigilan celosamente es contenidas {ideolégieos de re- pproduccién del sistema burguds) do fa enseranza, deedo lao torres de los centros de didctica o as cipulas de los nuevos métodos de encefianza, a constituye 10 qua ellos mismos liaman la “tecnologia edueativa’, de inspiracion norleamer- jcana, obviamenta, Para asta corriente, un Plan de estudios parece ser una cussiién meramente cuantitativa quo v9, por acumulacién de objetivos conductistas alcanzadcs, de Id par osifieado por clase, por programa de materia, por grupos de materias mas 0 menos atines, en fin, por cicles © afos, hasta ‘a configuracién det curriculum 40 qua 28 derivaria, en senti- do inverso, una ptaneacién académica evaluable ¢e lo general 8 fo particular. para precisar los diferentes objetivos de apren: izaje, sus contenidos y evaluaciones cada vez més sofistca- 0s, por uridades progremticas; do toda esto s@ deriverla, tuna meiodologia didéctica taylorizada (os door, de alta etice cla Industria), Esta “Tecnologfa educative", como toda tecno: logia, tisne, como erterio especlalizado do organizacién preci. se, una parte de valldez; pero en tanto que apunia a la Aanulacién ce la porte cualitativa del razanamiento ertion y do tu desarrollo en forma de eoneienela erties, se queds tan sélo como una tecnocratizacién estrecha y limitativa, que dela reparado el campo de tos contenidas ideoégicos para ia ‘sorminacion do la més agresiva ideologia reaccionarla Para el Autogobleme el Plan de etudics no tiens nade {que vor can todo aquello, ni dedemos permit que alguna vez Se presente el caso, Para el Autogobierno sl Plan do estudios que hoy tenemos en su fase inicial es un instrumenta para conocar y transformar nuestra realidad, e praxis y diéiogo autccritica, y 88 un instrumento para conocer y transiormar rhusstro campo profesional, Nuestto Plan do estudios s,s bre todo, un mecanisme operative que nos debe permitr @ lender nuestros conocimientos en el campo de ta vinculacién 4 las necesidades de las eapas de la poblacién explotadas co esta pais, que debe permitirnos poner on marcha una nueva concepcién de lo arquitacténico, con una eapacitaeion yun ‘dominio det oficio reales, En sinlasis, es Ia posibilidad da ad ‘uinr une conciencia ertica consecuente en tas catagorias do fo porsoral, de lo profesional y del compromiso ante los problemas da nuostro pueblo. Pero todo fo anterior dapendo de que noactras mismos, ‘bromoviéndonos mutvamente, gastionando cada quien su8 in. ‘iatives hacia la autogestisn, vaysmos construyendo dlaria mente nuestro concepto de lo que debe ser af Plan de est dios, sin ceder ante la deemoralizacién, ni ante la magnitud de la tarea, © ante log pesimistas de otizio, La construccién do nuestro Plan de estudios deponde do ‘nosotros misires. tal como Ia ico el mismo Documenta del Pan: “En aitima instancle, la oficacia de nuestro Pian de estu- ius... resuitard a8 quienes Jo tevemoe a f2 practlos, =u miendo criticamenia Tas sxperiencias que ol tlompo. arr pariicipando consclentemente an la suporacién de nuestra via académica en la Universidad.” e SHEENA 1