Está en la página 1de 4

CARTA ABIERTA

A LOS TITULARES DEL MINISTERIO DEL MEDIO AMBIENTE Y RECURSOS NATURALES (MARN).

ANTE LA AUTORIZACION DE CARRERA TRAIL RUNNERS MONTECRISTO A REALIZARSE EN EL AREA NATURAL


PROTEGIDA PARQUE NACIONAL MONTECRISTO, ZONA NUCLEO DE LA RBTF.

La asociación Gaia El Salvador (GAIA) con el propósito que el MARN suspenda la autorización de realizar
la carrera denominada “Trail Runners Montecristo”, la cual está programada para este próximo 10 de
febrero de 2019 en el Área Natural Protegida Parque Nacional Montecristo, una de las cuatro zonas núcleo
de la Reserva de Biosfera Transfronteriza Trifinio Fraternidad (RBTF) ubicada en el municipio de Metapán,
Santa Ana, expresa:

1. El Área Natural Protegida Parque Nacional Montecristo (ANP PNM), forma Parte del Sistema
Nacional de Áreas Protegidas de El Salvador (SANP), sustentado en el art. 78 de la Ley de Medio
Ambiente, y Ley de Áreas Naturales Protegida que establece que el fin principal es “conservar la
diversidad biológica, asegurar el funcionamiento de los procesos ecológicos esenciales y
garantizar la perpetuidad de los sistemas naturales, a través de un manejo sostenible para
beneficio de los habitantes del país”. Así mismo se vincula la Ley de Conservación de Vida Silvestre
que establece “La vida silvestre es parte del patrimonio natural de la Nación y corresponde al
Estado su protección y manejo”. y el Convenio sobre la Diversidad Biológica.

2. Los ecosistemas que alberga el ANP PNM como El Bosque Nebuloso, Bosque de Coníferas o
Pinares, Bosque Seco, Bosque de Galería y Bosque Mixto, forman parte de las tres principales eco
regiones prioritarias amenazadas en Centroamérica, por lo que El bosque nebuloso es un
ecosistema frágil, al igual que la flora y fauna que en él se encuentra, considerando que en El
Salvador queda únicamente el 0.05% del territorio nacional con este tipo de ecosistema según
datos del MARN y MAG 2010.

3. De acuerdo a la información elaborada por el MARN, el ANP PNM alberga la mayor cantidad de
especies amenazadas a escala nacional, ya que contiene 343 especies de fauna vertebrada que
representa el 43% de todos los registros de fauna actualmente conocidos para El Salvador
(MARN). Alberga la mayor colección de orquídeas de El Salvador 200, 177 especies arbóreas en el
bosque nebuloso, 42 especies en la zona de pino y latifoliado, 21 especies de helechos y más de
20 especies de hongos, entre otros.

4. El ANP Parque Nacional Montecristo es una de las cuatro zonas núcleo o áreas protegidas de la
Reserva de Biosfera Transfronteriza Trifinio Fraternidad (RBTF) patrimonio natural mundial de la
humanidad “la Joya de las Américas” declarada por la UNESCO el 29 de junio de 2011; Así mismo
forma parte del Corredor Biológico Trinacional Montecristo (CBTM) específicamente en dos de
sus sub corredores biológicos: “Montecristo-El Pital” y “Montecristo-Complejo Guija”.

Página 1 de 4
5. La RBTF debe de cumplir tres funciones según la UNESCO: 1. Desarrollo sustentable, 2. Apoyo
logístico y 3. Conservación, esta última función vinculada a las áreas naturales protegidas, siendo
el ANP Parque Nacional Montecristo una de las zonas de la RBTF bajo esta función.

6. El ANP Parque Nacional Montecristo es parte del Área Protegida Trinacional Montecristo (APTM)
junto al Parque Nacional Montecristo de Honduras y Reserva de Biosfera La Fraternidad en
Guatemala, constituyen el corazón de la región trifinio definida en el Tratado firmado entre las
Repúblicas de El Salvador, Guatemala y Honduras (Tratado Trifinio) en 1998 y en donde la región
trifinio se define “como una unidad ecológica indivisible” y en donde se estima alberga una
biodiversidad de 3,000 especies de plantas, 280 especies de aves, 98 especies de mamíferos y 50
especies de anfibios y reptiles (CTPT 2014).

7. El Plan de manejo del Parque Nacional Montecristo aprobado por el MARN dando cumplimiento
al artículo 17 de la Ley de Áreas Naturales Protegidas, establece que el bosque nebuloso se
encuentra en la zona definida como zona primitiva, cuyo objetivo único es mantener los procesos
biológicos y de diversidad de los ecosistemas presentes en esta zona, enfatizado al mismo bosque
nebuloso, aún los procesos de investigación y monitoreo biológico son limitados. Así mismo esta
zona primitiva donde se ubica el bosque nebuloso, está integrada en el programa de manejo de
Ecosistemas de dicho instrumento de manejo, cuyo objetivo es proteger, conservar y restaurar
los ecosistemas presentes en el área natural protegida.

8. Según la normativa del Parque Nacional Montecristo publicada en el sitio web del MARN, la
cantidad máxima de personas que pueden ingresar por día al parque es de 100 personas, con esta
carrera se estima que participen entre 300 a 400 corredores, a esto sumemos al menos 1
acompañante por corredor, estaríamos cuantificando entre 700 a 800 personas en un solo día,
sobrepasando y sobrecargando de forma excesiva la capacidad de carga del parque establecida
por el mismo MARN.

9. La zona que se encuentran definida en el Plan de Manejo del Parque Nacional Montecristo como
“zona de uso público” establece que se pueden desarrollar actividades de turismo, educación e
interpretación ambiental y actividades de investigación para medir el impacto del uso público en
los ecosistemas, por lo que este tipo de actividad deportiva (trail running) no es compatible con
las actividades definidas en el Plan de Manejo del Parque Nacional Montecristo.

En consideración a lo anterior señalamos que:

10. Realizar la carrera en el ANP Parque Nacional Montecristo atentara de forma directa y negativa
contra un ecosistema frágil, vulnerable, amenazado y en peligro, así como con la biodiversidad y
medio ambiente natural del Parque Nacional Montecristo. La afectación es mayor dado que hay
ecosistemas, especies de flora y fauna amenazadas y en peligro, por lo que son más sensibles y
vulnerables a la actividad humana.

Página 2 de 4
11. Relacionado con lo anterior hay que recalcar que hay especie únicas (endémicas) que viven en el
boque nebuloso y demás bosques del PNM algunas en lista roja en categoría en peligro y
amenazadas siendo el mismo bosque nebuloso como ecosistema catalogado en peligro, lo cual
agrega una razón de peso mayor dado que todo en este ecosistema es más vulnerable y frágil por
lo que estrictamente hay que conservarlo y protegerlo.

12. La autorización y realización de “la carrera en el Parque Nacional Montecristo” es contrario a los
objetivos del Programa de manejo de Ecosistemas y al Programa de Uso Público establecido en el
Plan de Manejo del Parque Nacional Montecristo (PNM), constituyendo una clara violación al
instrumento de manejo aprobado por el mismo MARN.

13. En la Ley de Áreas Naturales Protegida y Plan de Manejo del Parque Nacional Montecristo no se
contemplan este tipo de actividades deportivas pues son incompatibles con los objetivos de
manejo y conservación de nuestras Áreas Naturales Protegidas, las cuales ya de por si se
encuentran en una situación precaria en su manejo y conservación, desprotegidas y sometidas a
grandes presiones e impactos por la actividad antropogénica, por lo que resulta inaceptable que
el ente rector MARN por ley mandatado a protegerlas, defenderlas y conservarlas promueva y
autorice acciones como “carreras deportivas”, que son incompatibles con los objetivos y razón de
ser de un Área Natural Protegida (ANP).

14. Realizar la carrera en el ANP PNMC se estaría incurriendo en una violación e incumplimiento a la
Ley de Áreas Naturales Protegidas, Ley del Medio Ambiente, Ley de Conservación de Vida
Silvestre, Convenio de Diversidad Biológica y al Plan de Manejo del Parque Nacional Montecristo,
este último actualizado y aprobado en noviembre de 2016 por el mismo MARN.

15. Este tipo de eventos que implica la movilización de gran cantidad de personas en territorios con
regímenes de protección o conservación, pueden realizarse en ciertos sectores de las zonas de
amortiguamiento o de influencia de las ANP o en las zonas Tampón o de Transición de las Reservas
de Biosfera, previo estudio de impacto ambiental e investigación científica, que analice los
impactos en el suelo, aire, fauna, flora, ecosistemas, únicos y valiosos para el país con el fin de
establecer un protocolo que contenga los lineamientos de manejo de una actividad deportiva de
esta naturaleza, ya que por “moda o tendencia” este tipo de actividades se pueden convertir en
otra presión más para los territorios protegidos, por consiguiente en caso de no contar con las
investigaciones respectivas debe de prevalecer el principio de prevención y precaución
establecido en el art. 2 literal e) de la Ley de Medio Ambiente.

16. La protección y conservación de las Áreas Naturales Protegidas (ANP) no solo dependen de la no
generación de desechos o que los visitantes respeten los senderos definidos o no sustraer flora,
fauna entre otras, sino que implica también aplicar el marco normativo jurídico, respetar los
ecosistemas críticos, dar cumplimiento a los documentos estratégicos de manejo y gestión, y
tomar decisiones que no pongan en riesgo nuestras áreas naturales protegidas que son el
patrimonio natural de El Salvador.

Página 3 de 4
Por tanto, en base a expuesto demandamos al ente rector de las Áreas Naturales Protegida MARN:
La suspensión de la autorización del evento Trail runner Montecristo a realizarse en el ANP Parque
Nacional Montecristo.

Finalmente, como asociación expresamos que las Áreas Naturales Protegidas (ANP) de El Salvador son de
especial y fundamental importancia dado el alto grado de deforestación y degradación de los ecosistemas
y paisajes, por lo que en estas se encuentran los últimos reductos de la representatividad de zonas de
vida, hábitat, ecosistemas y biodiversidad que aun atesora El Salvador que constituyen su patrimonio
natural, y cuya importancia fundamental radica en garantizar los bienes o recursos naturales comunes
que sostienen la vida en todas sus formas en el país.

San Salvador, 05 de febrero de 2019

Página 4 de 4