Está en la página 1de 2

ALGUNAS DE LAS MAYORES VENTAJAS DE LA

EVALUACIÓN PARTICIPATIVA SON:

 Le da una mejor perspectiva sobre las necesidades iniciales de los


beneficiarios del proyecto así como de sus efectos posteriores. Si los
interesados, incluyendo a los beneficiarios del proyecto, están involucrados desde
el inicio en determinar qué necesidades deben ser evaluadas y por qué – sin
mencionar cuál debe ser el centro del proyecto – usted tendrá mayor probabilidad
de dirigir su trabajo en la dirección correcta, para determinar con certeza si su
proyecto es efectivo o no, y para entender cómo cambiarlo en aras de hacerlo
mejor.
 Le puede brindar información que de otra forma no conseguiría. Cuando la
dirección y evaluación de un proyecto dependen, al menos en parte, de
información sobre gente de la comunidad, esa información será con frecuencia
más abierta si es preguntada por alguien familiar. Personas de la comunidad que
entrevistan a sus amigos y vecinos pueden obtener información que a una persona
externa no se le ofrecería.
 Le dice qué funcionó y qué no desde la perspectiva de aquellos que están más
directamente involucrados – beneficiarios y personal. Los que implementan el
proyecto y los que son afectados directamente por él son más capaces de distinguir
lo efectivo de lo poco efectivo.
 Le puede decir por qué algo funciona o no. Los beneficiarios son con frecuencia
capaces de explicar exactamente por qué ellos no respondieron a una
aproximación o técnica en particular, dándole a usted una mejor oportunidad de
ajustarla bien.
 Resulta en un proyecto mucho más efectivo. Debido a las razones recién
descritas, usted se encuentra mucho más apto para empezar en la dirección
correcta, y para saber cuándo necesita cambiar de dirección si no lo ha hecho. La
consecuencia es un proyecto que trata los problemas apropiados en la forma
apropiada, y logra lo que se propuso hacer.
 Autoriza a las personas interesadas. La evaluación participativa le da a quienes
con frecuencia no so consultados – personal directivo y beneficiarios,
particularmente – la oportunidad de ser socios totales en la determinación de la
dirección y efectividad de un proyecto.
 Le puede proveer una voz a quienes con frecuencia no son escuchados. Los
beneficiarios del proyecto son por lo general personas de bajos ingresos con un
nivel relativamente bajo de educación, quienes rara vez tienen – y que muchas
veces no piensan que tienen el derecho – la oportunidad de hablar por sí
mismos. Al involucrarlos desde un principio en la evaluación del proyecto, usted
se asegura que sus voces sean escuchadas, y que ellos tienen la habilidad y el
derecho de hablar por sí mismos.
 Le enseña habilidades que pueden usarse en el trabajo y otras áreas de la
vida. Además del desarrollo de destrezas básicas y capacidades específicas de
investigación, la evaluación participativa estimula el pensamiento crítico, la
colaboración, la solución de problemas, acción independiente, lidiar con fechas
límites…todas las habilidades valoradas por los empleadores, y útiles en la vida
familiar, la educación, la participación ciudadana y otras áreas.
 Refuerza la confianza en sí mismo y la autoestima en aquellos que puedan
tener poco de cualquiera de ambas. Esta categoría puede incluir no sólo a los
beneficiarios de un proyecto, sino también a otros que tal vez, por sus
circunstancias, puedan tener pocas razones para creer en su propia estima y valor
para la sociedad. La oportunidad para comprometerse en una actividad con
verdadero significado y que sea también un reto, y el ser tratado como un colega
por profesionales, puede hacer una gran diferencia para aquellos que rara vez se
acreditan respeto o se dan una oportunidad para probarse a así mismos.
 Le demuestra a las personas, las formas en las que pueden tomar mayor
control de sus vidas.Trabajar con profesionales y otros para completar una tarea
compleja con consecuencias en la vida real puede mostrarle a las personas cómo
pueden tomar acción para influenciar gente y situaciones.
 Estimula la posesión del proyecto por parte de los interesados. Si aquellos
involucrados sienten el proyecto como propio, más que algo impuesto sobre ellos
por otros, trabajarán duro tanto en su implementación y como en la conducción y
evaluación minuciosa para mejorarlo.
 Puede encender la creatividad en todos los involucrados. Para aquellos que
nunca han estado involucrados en algo similar, una evaluación participativa puede
ser una revelación, abriendo puertas a una nueva forma de pensar y ver el mundo.
Para aquellos que ya han participado de una evaluación anteriormente, la
oportunidad de intercambiar ideas con gente que pueda tener nuevas formas de
ver lo que es familiar, puede llevarlos a una perspectiva fresca en lo que puede
haber parecido un problema resuelto.
 Fomenta el trabajo colaborativo. Para que la evaluación participativa funcione
bien, ésta debe ser vista por todos los involucrados como una colaboración, en
donde cada participante da herramientas específicas al esfuerzo, y todos son
valorados por lo que pueden contribuir. La colaboración de este tipo no sólo
conlleva a las varias ventajas descritas antes, sino que también promueve un
espíritu más colaborativo para el futro también, conduciendo a otros proyectos
comunitarios exitosos.
 Se adapta al esfuerzo para una mayor participación. Cuando la asesoría
comunitaria y el plan de un proyecto han sido una colaboración entre los
beneficiarios del proyecto, personal, y miembros de la comunidad, tiene completo
sentido incluir a la evaluación en el proyecto global, y enfocarlo en la misma
forma que se ha hecho con el resto del proyecto. Para conducir una buena
evaluación, su planeamiento debe ser parte del planeamiento total del proyecto.
Más aún, el proceso participativo generalmente se acopla bien con la filosofía de
grupos u organizaciones basados en la comunidad o de nivel local.

Junto con todos los aspectos positivos, la evaluación participativa acarrea algunos
aspectos negativos también. Ya sea que las desventajas pesen más que las ventajas,
dependerá de sus circunstancias, pero al decidir si se va a comprometer con él o no, es
importante que entienda qué tipos de reveses puede tener.