Está en la página 1de 8

Documento

Título: Actualidad bioética en el mundo


Autor: Lamm, Eleonora
Publicado en: RDF 75, 07/07/2016, 327
Cita Online: AP/DOC/592/2016
Sumario: I. Gametos artificiales.- II. Interrupción del embarazo.- III. Embriones in Vitro.- IV. Gestación por
sustitución.- V. Cobertura de salud.- VI. Trasplantes.- VII. Libros recomendados
I. Gametos artificiales
Actualidad científica
— "Medicina con gametos artificiales", Bioedge, Michael Cook, 6/2/2016
Prever y reflexionar sobre problemas bioéticos en el Reino Unido es una responsabilidad del Consejo
Nuffield sobre Bioética, que acaba de publicar tres documentos: uno sobre antecedentes en el aumento de la
vida útil, otro sobre el doble uso en biología y biomedicina y un tercero sobre gametos artificiales.
Este último es particularmente interesante, teniendo en cuenta la algarabía generada por los rápidos avances
en la edición de genes, lo que podría acelerar la investigación en este campo. Los gametos artificiales son
óvulos y espermatozoides producidos a partir de otras células. Esta técnica ha tenido cierto éxito en ratones,
pero no en humanos —al menos todavía—. El éxito es probable que suceda de aquí a muchos años. Sin
embargo, como señalan los autores, el tiempo para prepararse es ahora.
El artículo, escrito por Anna Smajdor, de la Universidad de East Anglia, y Daniela Cutas, de la Universidad
de Umea en Suecia, es necesariamente especulativo y no recomienda políticas específicas. No obstante, sí
esboza algunas de las oportunidades y de los peligros que podría conllevar el uso de gametos artificiales.
Los gametos artificiales no sólo podrían ser útiles para investigar la infertilidad, sino que además hay otras
cuatro formas novedosas en las que podrían ser utilizados: para niños o niñas prepúberes que han quedado
infértiles debido a tratamientos de cáncer; para mujeres cuyos óvulos se han agotado después de la menopausia,
para mujeres solteras y para parejas de gays y lesbianas.
¿Cuáles son los beneficios? Algunos especialistas en bioética consideran al uso de gametos artificiales como
una forma de "reproducción democratizadora" para cualquier persona que quiera descendencia. Aunque, como
Smajdor y Cutas señalan, esto afianza el privilegio de las relaciones genéticas entre padres/madres e hijos, que
muchos expertos en bioética se cuestionan críticamente.
Los riesgos médicos serían considerables, al menos inicialmente; éstos son considerados por muchos
expertos como el único obstáculo ético real a cualquier técnica de reproducción artificial. Pero también existe
un posible daño psicosocial a considerar, debido que, al apartarse de las formas tradicionales de parentesco, los
gametos artificiales darían lugar a nuevos tipos de estructuras familiares.
Otro peligro podría ser la multiplicación de los progenitores o su disminución. Así, mediante el uso de
gametos artificiales, el número de progenitores genéticos podría ser uno (si una mujer crea sus propios
espermatozoides) o cuatro o más.
Los gobiernos ya se enfrentan al desafío de crear una legislación para dar cabida a nuevas formas de
parentescos. "Si bien hasta ahora todos los niños han tenido una madre genética y un padre genético, esta
afirmación básica podría ser impugnada", escriben las autoras.
Además, si bien hace tiempo que el sexo ya no es necesario para tener niños, hoy estamos frente a un paso
más. Con estos avances, en un futuro cercano, con un hisopado de la boca o un pañuelo se podrían crear
espermatozoides, óvulos, embriones y, consecuentemente, niños.
II. Interrupción del embarazo
1. Actualidad jurisprudencial
— Corte Constitucional de Colombia, VI. Expediente D-10849 - Sentencia C - 754/15 (10/12/ 2015)
La Corte Constitucional de Colombia resolvió la impugnación del art. 23 de la ley 1719 de 2014, relativo a
la atención a las víctimas de violencia sexual. Este artículo disponía que "Las víctimas de violencia sexual
tienen derecho a la atención prioritaria dentro del sector salud, su atención se brindará como una urgencia
médica, independientemente del tiempo transcurrido entre el momento de la agresión y la consulta, y de la
existencia de denuncia penal. La atención integral en salud a cualquier víctima de violencia sexual es gratuita.
Todas las entidades del sistema de salud están en la facultad de implementar el Protocolo y el Modelo de
Atención Integral en Salud para las Víctimas de Violencia Sexual, que contendrá dentro de los procedimientos
de interrupción voluntaria del embarazo la objeción de los médicos y la asesoría de la mujer en continuar o
© Thomson Reuters Información Legal 1
Documento

interrumpir el embarazo".
La Corte resolvió declarar inexequible la expresión "facultad" del artículo 23 de la ley 1719 de 2014, y se la
sustituye por la expresión "obligación".
La Corte Constitucional encontró que existe evidencia consistente acerca de la realidad y magnitud de la
violencia sexual en Colombia, así como de los impactos directos que los estereotipos de género tienen sobre la
efectividad en la protección de los derechos de las víctimas de este fenómeno. En especial, puso de manifiesto
cómo la atención de los servidores en salud física y mental para estas personas está supeditada a reglas de
desconfianza, inversión el principio de la buena fe, manejo inadecuado de la confidencialidad médica y procesos
constantes de revictimización. A su juicio, no cabe duda de que las ideas acerca de los roles tradicionales de la
mujer en nuestra sociedad y que desafortunadamente guardan una relación con el uso del cuerpo femenino como
instrumento o botín de guerra, muestran deficiencias estructurales en la atención primaria para esa población.
Para la Corte, la cláusula de igualdad de la Constitución y, en particular, los artículos 5 y 12 de la
Convención para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, CEDAW, y el artículo
8 de la Convención de Belém do Pará imponen al Estado la obligación de eliminar estereotipos de género en el
acceso a la salud de las mujeres víctimas de violencia sexual. En este contexto, la expresión acusada, al
determinar la facultad de las entidades de salud para aplicar un procedimiento que busca estandarizar la calidad
del acceso a los servicios que atienden casos de violencia sexual y garantizar la atención integral, el cual tiene
un impacto mayor en las mujeres, permite que en la práctica se perpetúen los estereotipos de género. Por lo
tanto, la disposición crea y mantiene condiciones que conducen a las mujeres a la vulnerabilidad social y a la
violación de sus derechos, por permitir márgenes de discrecionalidad inadecuados que fomentan prácticas
discriminatorias.
En ese orden, esta medida desconoce la obligación del Estado colombiano de eliminar los estereotipos de
género contemplada expresamente por la cláusula de igualdad en la Carta Política y el bloque de
constitucionalidad, razones por las cuales la Corte procedió a declarar la inconstitucionalidad del vocablo
acusado, por vulnerar el derecho a la salud de las víctimas de violencia sexual y la obligación del Estado de
garantizar servicios de salud en condiciones de igualdad accesibles para todos, toda vez que la adopción
facultativa de un procedimiento estandarizado que busca garantizar la calidad y los derechos de las víctimas de
violencia sexual genera una distinción inadmisible en el acceso a los servicios de salud. A su vez, por violar el
derecho a la igualdad y el bloque de constitucionalidad, al configurar una discriminación indirecta e
interseccional en el acceso a servicios de salud integrales accesibles, disponibles y de calidad para las mujeres
víctimas de violencia sexual, particularmente, para aquellas que pertenecen a grupos vulnerables. Además, por
no cumplir con la obligación del Estado de eliminar estereotipos de género en el ámbito del acceso a los
servicios de salud de las mujeres víctimas de violencia sexual, la expresión acusada fue expulsada del
ordenamiento jurídico.
No obstante, la Corte consideró que la inexequibilidad simple del vocablo impugnado no es suficiente para
superar la inconstitucionalidad que se constató, pues una decisión simple de inexequibilidad privaría al artículo
23 de la ley 1719 de 2014 de coherencia y significado y anularía su sentido: la provisión de atención integral y
gratuita a las víctimas de violencia sexual. Por esta razón procedía dictar una sentencia integradora sustitutiva,
con el objeto de garantizar el derecho a la igualdad de las víctimas de violencia sexual en la atención en salud.
De esta forma, moduló la decisión de inexequibilidad, llenando el vacío que crea, sustituyendo la expresión
excluida con la de "obligación", para ajustarse al contenido normativo de los artículos 13, 43, 49 y 93 de la
Constitución y al bloque de constitucionalidad. En consecuencia, en virtud de esta modulación, todas las
entidades de salud están en la obligación de implementar el Protocolo y el Modelo de Atención Integral en
Salud para las Víctimas de Violencia Sexual, que contendrá dentro de los procedimientos de interrupción
voluntaria del embarazo la objeción de los médicos y la asesoría de la mujer en continuar o interrumpir el
embarazo.
2. Actualidad legal
— "Chile: Cámara de Diputados aprueba el proyecto de despenalización del aborto por tres causales", BBC
Mundo, 17/3/2016
Tras un intenso debate enmarcado entre protestas a favor y en contra, la Cámara de Diputados de Chile
aprobó el 17 de marzo de 2016 el proyecto de ley para despenalizar el aborto en tres causales.
La iniciativa, que pasó al Senado, establece que la interrupción voluntaria del embarazo deja de ser delito en
caso de inviabilidad del feto, riesgo para la vida de la madre y violación.
El proyecto podría llegar a una tercera instancia llamada Comisión Mixta, que forman diputados y

© Thomson Reuters Información Legal 2


Documento

senadores.
Además, "la oposición política ya anunció que recurrirá al Tribunal Constitucional, o sea, pedirá que se
revise si el proyecto es consistente con la actual Constitución".
La aprobación en la Cámara de Diputados ha generado gran impacto en la opinión pública.
En este momento, el aborto es ilegal en Chile bajo cualquier circunstancia y las mujeres que interrumpen su
embarazo enfrentan penas de hasta cinco años de cárcel.
3. Informes
— Observación general del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales sobre derecho a la salud
sexual y reproductiva, 4/3/2016
La ONU emitió un pronunciamiento sobre el derecho al aborto, cuya aplicación tiene rango constitucional
en el país. Se trata de una observación general de cumplimiento obligatorio para la Argentina.
Después de más de seis años de discusión, el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, que
determina la interpretación del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, dictaminó
sobre las obligaciones de los Estados en cuanto a la salud sexual y reproductiva.
Las directrices de los expertos se refieren al artículo 12 del Pacto Internacional de Derechos Económicos,
Sociales y Culturales, sobre el derecho al nivel más alto posible de salud.
En primer lugar, el órgano de la ONU aclara que el derecho a la salud sexual y reproductiva no es solamente
una parte integral del derecho general a la salud sino que está fundamentalmente vinculado al disfrute de otros
derechos humanos, incluidos los derechos a la educación, al trabajo a la igualdad, así como los derechos a la
vida, a la privacidad y a la autonomía individual.
Los expertos del Comité señalaron que "el pleno disfrute del derecho a la salud sexual y reproductiva sigue
siendo una meta distante para millones de personas, especialmente para las mujeres y niñas en todo el mundo".
"Como Comité hemos hablado antes sobre el derecho a la salud, pero pensamos que dada, por ejemplo, las altas
tasas de mortalidad materna alta en el mundo o las prácticas nocivas que las mujeres y las niñas especialmente,
como la mutilación genital femenina y el matrimonio precoz, es importante abordar específicamente el tema de
salud sexual y reproductiva", explicó el miembro del Comité Heisoo Shin.
En la observación general se detalla la importancia de la salud sexual y reproductiva para los hombres y los
niños, pero también pone de relieve cómo los temas son indispensables para el derecho de las mujeres para
tomar decisiones significativas y autónomas sobre su vida y salud. Se señala que los estereotipos de género
juegan un papel en el fomento de violaciones del derecho a la salud sexual y reproductiva, incluidas la asunción
de las mujeres como subordinadas a los hombres y el papel de la mujer sólo como cuidadoras o madres.
Entre otros puntos, señala:
— La criminalización del aborto y las barreras al acceso son violaciones a la obligación de respetar el
derecho a la salud.
— El derecho a la información incluye a la información sobre aborto seguro y pre y post aborto.
— La calidad del acceso a la salud implica que no se impida el acceso al aborto con medicamentos.
— El derecho a la salud y la igualdad de las mujeres implica la derogación de leyes restrictivas sobre aborto
y acceso a servicios de aborto seguro y prevención del aborto inseguro.
— Los Estados partes están obligados a eliminar la discriminación en sus leyes: un ejemplo de
discriminación es la criminalización del aborto. También deben derogar normas que impongan requisitos como
la autorización judicial o de terceras personas para el acceso al aborto.
— Los Estados parte tienen obligación de garantizar el acceso al aborto seguro.
— Es una obligación mínima la prevención del aborto inseguro.
III. Embriones in vitro
Actualidad jurisprudencial
— "Artavia Murillo y otros v. Costa Rica". Corte Interamericana de Derechos Humanos. Supervisión de
cumplimiento de sentencia. 26/2/2016
El 26/2/2016, la Corte IDH, en el marco del procedimiento de control de cumplimiento de una sentencia
dictada el 28/11/2012, en el resonado caso "Artavia Murillo y otros v. Costa Rica", abordó de manera directa y
sin tapujos la cuestión de la eficacia de sus sentencias.

© Thomson Reuters Información Legal 3


Documento

La Corte IDH en 2012 condenó a Costa Rica, entre otras cosas, a "Regular, a la brevedad, los aspectos que
considere necesarios para la implementación de la FIV, teniendo en cuenta los principios establecidos en la
presente sentencia". No obstante, Costa Rica no tomó las acciones apropiadas para dejar sin efecto la
prohibición de la técnica ni reguló los aspectos necesarios para su implementación. Varios proyectos de ley se
presentaron, pero no se vislumbraba "ningún consenso parlamentario y básico para dar pronto trámite a todas
estas propuestas, pese a los esfuerzos del gobierno de Costa Rica para conseguir la referida aprobación
legislativa".
En este contexto legislativo adverso, el Poder Ejecutivo emitió un decreto a los efectos de cumplir con la
obligación impuesta en la sentencia. Sin embargo, el 3/2/2016 (sentencia nro. 2016-001692), la sala
Constitucional de la Corte Suprema de Justicia declaró la inconstitucionalidad del decreto ejecutivo
39210-MP-S. Argumentó, al igual que lo había hecho el 15/3/2000, que la materia no puede ser regulada por
decreto, sino por ley.
Ante esto, en la supervisión de cumplimiento, la Corte IDH atribuye a la sala Constitucional de la Corte de
Justicia de Costa Rica el resultado de mantener la prohibición de practicar la FIV en Costa Rica: "el Estado ha
incumplido sus obligaciones internacionales perpetuando una situación de violación a los derechos a la vida
privada y familiar que podría generar graves e irreversibles consecuencias en aquellas personas que requieren
acceder a esta técnica de reproducción".
Con este estado de situación, la Corte IDH declara que, de ahora en adelante, "la prohibición no puede
producir efectos jurídicos en Costa Rica ni constituir un impedimento al ejercicio de los referidos derechos
protegidos por la Convención". No obstante, parece valorar la existencia de un decreto regulador de la FIV y,
por lo tanto, acoge la petición conjunta y decide que "Resulta necesario disponer que el decreto ejecutivo
39210-MP-S se mantenga vigente en aras de evitar que sea ilusorio el ejercicio del derecho a decidir si tener
hijos biológicos a través de la técnica de la FIV. Ello, sin perjuicio de que el órgano legislativo emita alguna
regulación posterior en apego a los estándares indicados en la sentencia".
En síntesis, la Corte IDH considera que debe adoptar verdaderas acciones positivas para que una sentencia
no siga estando en el plano teórico, causando claros perjuicios a la credibilidad del sistema interamericano.
De esta manera, en la supervisión de cumplimiento del caso "Artavia Murillo y otros v. Costa Rica", del
26/2/2016, se daría un salto cualitativo, en tanto, para dar plena efectividad a su sentencia del 28/11/2012,
otorga vigencia a un decreto ejecutivo que habilita la técnica FIV en Costa Rica y, consecuentemente, priva de
todo valor, entiende como nunca dictada, una sentencia de la sala Constitucional de Costa Rica que había
declarado la nulidad de ese decreto.
Se podría afirmar, pues, que el Estado tiene el deber internacional de cumplir la obligación de hacer
impuesta por una sentencia de la Corte IDH, pero si no lo hace, la Corte IDH puede llegar a hacerlo por él.
En ese marco, se advierte la relevancia de la postura asumida por la máxima instancia judicial regional en
derechos humanos el 26/2/2016. Una sentencia que no se cumple no es una sentencia; así lo entiende la Corte
IDH, al atreverse a tomar medidas de incidencia directa en un Estado Parte, priorizando, por sobre la soberanía
nacional, la efectividad de los derechos humanos reconocidos en sus sentencias.
IV. Gestación por sustitución
Actualidad jurisprudencial
— "Por primera vez la justicia italiana reconoce los derechos de parentalidad de una pareja gay que tuvo a
su hijo mediante gestación subrogada", Dos Manzanas, 22/3/2016
Un tribunal de menores de Roma ha reconocido como padre de un niño de seis años a la pareja de su padre
biológico. No se trata de la primera vez que la justicia italiana reconoce la que se ha dado en llamar stepchild
adoption, pero sí de la primera vez que lo hace a una pareja de hombres y no de mujeres. También es la primera
vez que ocurre con un niño nacido mediante gestación subrogada.
El niño, de seis años, nació mediante gestación subrogada en Canadá, país en el que este procedimiento es
legal. Italia sí reconocía a su padre biológico como padre del niño, pero no así al padre no biológico, que en
junio del año pasado solicitó la adopción. El tribunal de menores de Roma la ha concedido, al considerar que
por encima de cualquier otra consideración debe primar el bienestar del niño, que desde que nació ha sido criado
y educado por sus dos papás.
La sentencia, que se emitió a finales de 2015, es inédita por dos razones: por un lado, se trata de la primera
vez que se concede la stepchild adoption a una pareja de hombres. Por otro, no ha existido apelación por parte
de la Fiscalía de Menores, por lo que la sentencia es definitiva.

© Thomson Reuters Información Legal 4


Documento

El fallo del tribunal de menores de Roma está en línea con la jurisprudencia del Tribunal Europeo de
Derechos Humanos, que en junio de 2014 fallaba a favor de dos matrimonios franceses que tuvieron sus tres
hijas mediante gestación subrogada y a las que Francia se negó a registrar, pese a que las niñas estaban
reconocidas como hijas de sus padres en Estados Unidos. El tribunal europeo consideró entonces que esta
negativa violaba el artículo 8 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, que protege el derecho de los
menores al respeto de su vida privada, socavando su identidad y produciéndoles un perjuicio. En definitiva, los
Estados pueden prohibir la gestación subrogada, pero no negar los derechos de filiación a los menores nacidos
legalmente mediante este procedimiento en otro país que se los reconozca.
i) Sentencias anteriores, solo en parejas de mujeres
En Italia son varias las sentencias que reconocen la stepchild adoption, término anglosajón que los italianos
han adoptado para designar la posibilidad de que, en el seno de una pareja del mismo sexo, uno de los miembros
pueda adoptar a los hijos del otro. Pero hasta ahora siempre se había tratado de parejas de mujeres. El último
caso fue el de una adopción "cruzada": cada una de las dos mujeres era madre de una niña, en los dos casos
recurriendo a reproducción asistida en Dinamarca. Las dos niñas tienen 4 y 8 años. Ahora la justicia ha
concedido la adopción de cada una de las niñas a su madre no biológica. De esta forma, ambas madres ven
reconocidos legalmente sus derechos parentales sobre las dos niñas.
La más destacada de las sentencias ha sido la que el pasado diciembre emitía un tribunal de apelaciones de
Roma, confirmando la sentencia que ya año y medio antes había emitido el tribunal de menores y que por
primera vez avalaba que una mujer pudiese adoptar a la hija biológica de su pareja del mismo sexo. La pareja de
mujeres, residente en Roma desde el año 2003, tuvo una hija mediante reproducción asistida en un país
extranjero que no ha trascendido, donde también contrajeron matrimonio. Con posterioridad, reclamaron ante la
justicia italiana la adopción del niño por parte de la madre no biológica.
Esta sentencia, no obstante, está pendiente de ser revisada por la Corte Suprema de Casación, el más alto
tribunal italiano. El caso, sin embargo, abrió un camino que otros tribunales italianos ya están siguiendo. En
enero de 2015, por ejemplo, un tribunal de apelaciones de Turín reconocía los derechos de parentalidad de otra
pareja de mujeres, una española y otra italiana, casadas (y luego divorciadas) en España, y que tuvieron a su hijo
mediante reproducción asistida en Barcelona, cuyo Registro Civil reconoce al niño como hijo de ambas. Y en
diciembre otro tribunal de apelaciones, esta vez en Milán, reconocía como válida la adopción concedida en
España a una mujer italiana que adoptó a la hija biológica de su pareja. La historia de esta pareja es bastante
similar a la anterior: se casaron (luego se divorciaron) y tuvieron a su hijo mediante reproducción asistida en
España, aunque en este caso ambas mujeres son italianas. Aun así, el tribunal considera que el procedimiento de
adopción en España debe ser reconocido en Italia.
ii) Una justicia por delante de su clase política
Todas estas sentencias tienen lugar mientras la clase política italiana se muestra incapaz de aprobar una ley
de uniones civiles entre parejas del mismo sexo que reconozca, aunque sea de forma limitada, a las familias
homoparentales. La aprobación del proyecto en el Senado sólo ha sido posible después de que el gobierno
italiano aceptase eliminar del proyecto la stepchild adoption, lo que seguirá obligando, a las parejas del mismo
sexo con hijos, incluso cuando se apruebe el proyecto que les permita unirse civilmente, a acudir a la justicia
italiana caso por caso para hacer valer sus derechos de parentalidad.
V. Cobertura de salud
Informes
— "Cómo tomar decisiones justas en el camino hacia la cobertura universal de salud", informe final del
Grupo Consultivo de la OMS sobre la Equidad y Cobertura Universal de Salud, Organización Panamericana de
la Salud, diciembre 2015.
En 2012, los Estados Miembros de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) aprobaron el
documento conceptual y resolución titulados "Bioética: hacia la integración de la ética en el ámbito de la salud",
en los que acuerdan dar especial atención a la ética de la salud pública. Desde entonces, el Programa Regional
de Bioética de la OPS da cooperación técnica en la ética de la priorización en salud. El abordaje a la ética de la
priorización en la región fue inicialmente procedimental, sobre la base del marco de rendición de cuentas para
las decisiones razonables (Accountability for Reasonableness).
A falta de un acuerdo sobre los principios éticos que puedan guiar de manera consistente todas las
decisiones de priorización en salud, se opta por un procedimiento éticamente justificado que garantiza que las
decisiones de priorización que resultan de este procedimiento sean justas y legítimas.
Sin embargo, la cobertura universal de salud constituye un norte que puede guiar las decisiones de
© Thomson Reuters Información Legal 5
Documento

priorización de una manera no sólo procedimental. La cobertura universal, que en la región de las Américas se
ha reafirmado en la "Estrategia para el acceso universal a la salud y la cobertura universal de salud", aprobada
por los Estados Miembros de la OPS en 2014, dicta valores éticos. El informe "Cómo tomar decisiones justas en
el camino hacia la cobertura universal de salud" brinda pautas éticas para priorizar sobre la base de esos valores,
precisa una estrategia para poner estas pautas en práctica y las integra con el marco de rendición de cuentas para
las decisiones razonables.
La OPS pone a disposición de los Estados Miembros de la región el informe en español con el objetivo de
apoyar la integración de la ética en el ámbito de la salud y el avance hacia el acceso universal a la salud y la
cobertura universal de salud de manera justa y progresiva.
El informe está disponible en la web de la OPS.
VI. Trasplantes
1. Notas de opinión
— "¿Introducir células madre humanas en embriones animales?" ("Putting human stem cells in animal
embryos?", Henry T. Greely (1), Los Angeles Times, 9/4/2016.
Hace treinta años, Paul Simon inmortalizó uno de los primeros trasplantes humano-animal con la frase:
"Estos son los días de milagro y maravilla... La medicina es mágica y la magia es arte. Pensando en el niño en la
burbuja y en el bebé con corazón de babuino". Hoy tenemos la posibilidad de que bebés reciban órganos
desarrollados en quimeras humanas/no humanas-animales que son cerdos, a excepción de un único órgano
humano. Si bien para algunas personas esto puede parecer magia negra en lugar de medicina moderna, lo cierto
es que tanto la realización de una cuidadosa investigación como el potencial uso clínico de estas quimeras es
importante.
Todos los días unos 30 estadounidenses mueren porque no pueden conseguir un trasplante de órganos. Más
de 120.000 estadounidenses están en listas de espera de trasplante. Podemos ser médicamente capaces de salvar
esas vidas de nuevas maneras: la reparación de órganos que no funcionan con nuevos genes o células madre, la
construcción de órganos mecánicos y cultivando o desarrollando órganos de reemplazo.
Esta última es la más prometedora para cubrir la necesidad de órganos existente. El desarrollo o cultivo de
órganos dentro de seres humanos es, afortunadamente, sólo materia de ciencia ficción. Pero hay otra alternativa
plausible: el cultivo de órganos humanos en otros animales.
En el Instituto Salk de San Diego, Juan Carlos Izpisua, destacado investigador de células madre, quiere
hacer crecer un páncreas humano en un cerdo a los fines de que este páncreas proporcione células productoras
de insulina para trasplantar a personas diabéticas. Su investigación sobre cómo esto se puede lograr es
emocionante; sin embargo, estos trabajos preliminares han sido amenazados por una moratoria sorpresa del
Instituto Nacional de Salud (INS), que anunció que no van a financiar investigaciones que impliquen colocar
células madre humanas en embriones no humanos. El instituto sostuvo que esto no era una prohibición, sino una
pausa a los fines de considerar las implicaciones de este tipo de investigación y, posiblemente, para crear una
política para regularlo.
¿Podemos desarrollar con éxito órganos humanos en cerdos para trasplante? Tal vez sí o tal vez no. La idea
consiste en introducir células madre humanas en un embrión de cerdo genéticamente modificado y, si no se
desarrolla el órgano deseado, las células humanas podrían construir otro para llenar el vacío. Belmonte ha
obtenido lo que él llama resultados "espectaculares" utilizando este enfoque para producir órganos de rata en
ratones. Eso no es garantía de que los órganos humanos se desarrollarán en cerdos, pero no lo sabremos si no le
damos a Belmonte y otros la posibilidad de probar.
Médicos y científicos han hecho quimeras humanas/no humanas durante décadas. Millones de personas en
todo el mundo están vivas como consecuencia del reemplazo de válvulas cardíacas, muchas provenientes de
corazones de cerdo, otras talladas a partir de cartílago de ganado. Los científicos colocan regularmente tejidos
humanos en animales no humanos, especialmente ratas y ratones, durante la investigación de laboratorio.
¿El público está ampliamente interesado en el bienestar de los cerdos criados para ser sacrificados para los
seres humanos? Esa es una posición difícil de tomar para una sociedad carnívora. No obstante, la fuente de
malestar más grande sin duda tiene raíces antiguas, que se remontan a quimeras surgidas de relatos religiosos: la
esfinge, el Minotauro y muchas especies de dioses. Cientos de historias, novelas y películas nos han enseñado
que cruzar esas fronteras termina mal. Pero en nuestro mundo real, ¿debería preocuparnos?
Es probable que dependa de cuán "humana" es la quimera. Un cerdo con un corazón, hígado o riñón humano
todavía parece ser un cerdo. Nuestros sentimientos pueden cambiar si un cerdo tiene un cerebro humano, o

© Thomson Reuters Información Legal 6


Documento

produce óvulos o espermatozoides humanos, o que de alguna manera parecen humanos.


La mayoría de las investigaciones con células madre realizadas en los Estados Unidos ya cuenta con
garantías. Las experimentaciones están reguladas por los comités de supervisión de investigación de células
madre embrionarias (o, en California, por unos comités muy similares de supervisión de investigación de
células madre).
Entre las normas y directrices que aplican estos comités se encuentran las emitidas en 2005 por la Academia
Nacional de Ciencias. Éstas exigen que, para la aprobación de proyectos de investigación, los comités
consideren dónde es probable que desemboquen las células madre en un animal y en qué tipos de células son
propensos a convertirse.
El INS no ha requerido a los investigadores que financia que adhieran a las directrices de 2005 de la
Academia Nacional. Pero puede hacerlo. Y eso debería acallar sus reservas sobre el uso de células madre
humanas en animales. Existe un sistema eficaz para regular este tipo de investigación. El INS no debe frenar
experimentos que, entre otros resultados valiosos, podrían finalmente resolver la escasez de órganos para
trasplante.
2. Actualidad científica
— "Por primera vez se hará un trasplante de útero en Argentina", Ciencia. Infobae, 11/3/2016
En los últimos años, la ciencia alcanzó logros inimaginables. Y en esa línea, la fertilidad fue una de las
ramas de la medicina más beneficiadas de los avances. Sin embargo, la capacidad de asombro se vio superada
con el más reciente avance en materia de fertilidad: el trasplante de útero, que podría permitir que aquellas
mujeres que nacieron sin ese órgano elemental para la maternidad o que lo hayan perdido por alguna causa
médica puedan gestar un hijo en su vientre.
En septiembre de 2012 nació en Suecia el primer bebé del mundo engendrado en un útero trasplantado. Hoy
ya son cinco los nacidos gracias a este procedimiento, que posee como único objetivo lograr la maternidad
natural en mujeres sin útero.
Una de cada 4.000 mujeres en el mundo podría beneficiarse de la operación para llegar a cumplir su deseo
de ser madre naturalmente, pero hasta el momento es una práctica que sólo se encuentra en etapa experimental.
Está a punto de replicarse en otros países, especialmente en aquéllos donde no es posible realizar la gestación
por sustitución o subrogación uterina.
En la mayoría de las prácticas llevadas a cabo, las donantes fueron las propias madres o hermanas de la
paciente.
Esperanza argentina
En los EE.UU., aunque luego fracasara, se realizó recientemente el primer trasplante de útero. Y ya se
proyecta el primero en América Latina, que será en la Argentina.
Para eso, el equipo sueco a cargo del protocolo del trasplante uterino integrado por los doctores Mats
Brännström y Pernilla Dalhm Kahlr visitó Buenos Aires para dar inicio a la investigación experimental en el
país. Los especialistas dieron una conferencia de prensa de la que además participó el doctor Sergio Papier,
presidente de la Asociación Latinoamericana de Medicina Reproductiva (Almer), y el doctor Sebastián
Gogorza, jefe del departamento de Ginecología del Hospital Italiano.
Brännström explicó que "las causas por las que las mujeres pueden necesitar un trasplante, además de
aquellas que nacen sin el órgano, abarcan aquellos casos de mujeres que padecieron cáncer de cuello de útero,
sangrado post parto o miomas uterinos (tumores que crecen en la matriz de la mujer). También existe un nuevo
grupo de pacientes que podrían recibir el útero y son aquellas que fueron sometidas a múltiples fertilizaciones in
vitro y sin embargo presentan inconvenientes a la hora del implante por la aparición de problemas bioquímicos
a nivel del útero, que son los que impiden que el embrión pueda implantarse".
En ese sentido, Papier agregó que "la paciente ideal para someterse a la terapia no debe padecer
enfermedades infecciosas, neoplasias (cánceres), obesidad y debe ser capaz de producir sus propios óvulos".
"No hay límite de edad, aunque es preferible que sean menores de 35 años", enfatizó.
El desarrollo
El paso a paso de un proceso tan complejo como delicado prevé que después de seleccionar a la paciente
receptora, se busca una donante que tenga sus deseos reproductivos cumplidos y que no posea patologías
infecciosas ni cánceres, con vasos que irriguen bien el útero. "Cuanto más parecidas sean la donante y la
paciente desde el punto de vista inmunológico, las probabilidades de rechazo serían más pequeñas —explicó

© Thomson Reuters Información Legal 7


Documento

Papier—. En la mayoría de las prácticas llevadas a cabo, las donantes fueron las propias madres o hermanas de
la paciente".
Dalhm Kahlr apuntó que las donantes "son mujeres sanas que no se encuentran medicadas, no fuman y no
fueron intervenidas quirúrgicamente". Además, "la mayoría de las mujeres donantes tienen entre 50 y 60 años".
Conseguido el útero, "en la operación de trasplante, se extrae el órgano de la donante junto con una pequeña
porción de la vagina y se empalma con la vagina de la receptora con los vasos del útero donado para
'reconectarlo'", detalló el especialista, quien destacó que "se empalman los vasos al torrente sanguíneo de la
receptora, de tal forma que el útero pueda recibir su aporte sanguíneo".
Una vez que la receptora recibe el útero, se inicia también una terapia inmunosupresora para evitar el
rechazo.
Recién un año después del trasplante, la mujer puede ser sometida a un tratamiento de fertilidad y estará
lista para la transferencia de embriones. La primera prueba de funcionamiento normal es la aparición de la
menstruación.
Papier explicó que durante el transcurso del embarazo se realizan diversos estudios de control tales como
ecografías, y análisis de sangre sumamente completos.
"Una vez que la paciente da a luz, si no desea tener más embarazos en el corto plazo, el útero implantado se
extrae, para librarse de los efectos secundarios de la medicación inmunosupresora", detalló el especialista.
Los riesgos
Ante semejante procedimiento, y sabiendo que el único fin de la intervención es lograr la maternidad de
manera natural, la pregunta fue casi inevitable: al analizar riesgos y beneficios, ¿la maternidad natural "vale" el
riesgo? "Creemos que vale la pena porque significa hacer realidad el sueño de muchísimas mujeres de quedar
embarazadas; igualmente debemos aprender, investigar y que el procedimiento no se convierta en una rutina
clínica sino que, como se hizo hasta el momento, se analice cada caso, las condiciones de donantes y receptoras
—señaló Brännström—. El procedimiento se realiza de forma segura y con todas las condiciones".
A lo que Papier agregó: "Los riesgos son los mismos que en cualquier otro tipo de trasplante, pero éste
cuenta con dos ventajas: son pacientes totalmente sanas, y una vez que el órgano cumplió su función se puede
retirar, y se retiraría la medicación inmunosupresora".
Dado que el país no cuenta con una norma que regule la práctica de vientre subrogado, Gogorza analizó que
"el trasplante de útero es una gran posibilidad de dar respuestas a muchas pacientes". "Es un orgullo poder
colaborar desde el Hospital Italiano. Contamos con un equipo profesional preparado y con vasta experiencia en
cirugías y trasplantes, y con un área como la de medicina experimental, donde el sábado se realizará el
procedimiento de remoción y reimplantación del útero en una oveja, que servirá para conocer detalles de la
técnica y representa un gran paso para nuestro país", finalizó.
VII. Libros recomendados
— 50 voces incrédulas. Por qué somos ateos, Russell Blackford y Udo Schüklenk (eds.), Biblioteca
Buridán-Montesinos, Barcelona, 427 ps., traducción de Josep Sarret Grau (edición original de 2009)
Este libro es una colección de ensayos originales escritos por un elenco internacional de profesionales en
diversos campos —académico, filosófico, científico, literario, periodístico y político— acerca de la incredulidad
personal respecto de la supuesta existencia de un poder sobrenatural.
— ¿Por qué persisten los dioses? Una aproximación científica a la religión, Robert A. Hinde, Ediciones de
Intervención Cultural, 2008
"Un libro notable, bien informado y atractivamente escrito en el que se integran diversos enfoques y
perspectivas sobre esta cuestión central: ¿por qué hay tantas personas, incluso en el moderno y secularizado
mundo occidental que permanecen obstinadamente aferradas a sus creencias religiosas?". David Wulff,
Wheaton College, Massachussetts.
(1) Henry T. Greely es profesor de derecho en Stanford y director del Centro para la Ley y la Biociencia, y
el Programa de Stanford en Neurociencias y Sociedad.

© Thomson Reuters Información Legal 8