Está en la página 1de 2

Adsobentes y eluyentes.

*Fase estacionaria: Consiste en una finísima capa de un adsorbente con un espesor en torno a 0.1
mm dispuesto sobre un soporte o placa de vidrio o metal. Los dos adsorbentes más ampliamente
utilizados son el gel de sílice (SiO2) y la alúmina (Al2O3), ambas de carácter polar ambos; otro menos
comercial es la celulosa.

 Hay adsorbentes que contienen un indicador de fluorescencia para facilitar la identificación


de muestras.

La alúmina anhidra es el más activo adsorbente, es decir, retiene con más fuerza a los compuestos;
por ello se utiliza para separar compuestos relativamente apolares (hidrocarburos, haluros de
alquilo, éteres, aldehídos y cetonas). El gel de sílice, por el contrario, se utiliza para separar
sustancias más polares (alcoholes, aminas, ácidos carboxílicos):

 Dato curioso; El gel de sílice está catalogado como uno de los adsorbentes con mayor
capacidad de absorción de los que se conocen actualmente, y bajo diferentes métodos de
fabricación, se pueden conseguir diferentes tipos de gel de sílice con diversas estructuras
de poro, pudiendo llegar a absorber hasta un 40% de su propio peso en agua, por lo que es
usado también para reducir la humedad en espacios cerrados.

También se incluyen otras como la celulosa.

El proceso de adsorción se debe a interacciones intermoleculares de tipo dipolo‐dipolo o enlaces


de hidrógeno entre el soluto y el adsorbente. El adsorbente debe ser inerte con las sustancias a
analizar y no actuar como catalizador en reacciones de descomposición. El adsorbente interacciona
con las sustancias mediante interacción dipolo‐dipolo o mediante los enlaces de hidrógeno si lo
presentan, durante este tiempo físicamente se observa la ascensión de la mancha por la placa de
CCF debido a la capilaridad.

*Fase móvil: El orden de elución de un compuesto se incrementa al aumentar la polaridad de la fase


móvil o eluyente. Este puede ser un disolvente único o dos miscibles de distinta polaridad. En el
siguiente recuadro se recoge por orden creciente de fuerza eluyente los disolventes más
comúnmente empleados.
En general, estos disolventes se caracterizan por tener bajos puntos de ebullición y viscosidad, lo
que les permite moverse con rapidez.

Ejemplo;

En el caso de compuestos poco polares, los cuales se desplazan del origen con bastante facilidad, se
utiliza un disolvente apolar, generalmente el hexano. Cuando se trata de compuestos con una
polaridad media, es aconsejable usar mezclas de hexano/ acetato de etilo en diferentes
proporciones según la polaridad. Los productos más polares de todos, los cuales quedan muy
retenidos en el absorbente, necesitan un disolvente más polar como pueden ser el metanol o
distintas mezclas de cloruro de metileno/metanol en diferentes proporciones.

Usualmente se emplea una mezcla de dos disolventes en proporción variable. El eluyente idóneo
para cada caso ha de encontrarse por "el método del ensayo y del error".