Está en la página 1de 14

REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACIÓN SUPERIOR


UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL “RAFAEL MARÍA BARALT”
SEDE SAN FRANCISCO
PROGRAMA: ADMINISTRACIÓN
PROYECTO: TRIBUTACIÓN
MATERIA: IMPOSICION ESTADAL Y MUNICIPAL
PROFESORA: NEREIDA MORONTA
TURNO NOCTURNO
SECCION: 321731

IMPUESTO SOBRE VIHICULOS

ALUMNO:
NOMBRE Y APELLIDO C.I.
CECILIO ARAUJO 10.677.845

SAN FRANCISCO, 03 DE DICIEMBRE DE 2018


ESQUEMA
INTRODUCCION
DESARROLLO: IMPUESTO SOBRE VEHICULOS

1. CONCEPTO DE IMPUESTO SOBRE VEHICULOS


2. RESEÑA HISTORICA DEL IMPUESTO SOBRE VEHICULOS
3. CARACTERISTICA DEL IMPUESTO SOBRE VEHICULOS
4. COMPARACIÓN CON OTROS PAÍSES
5. FUENTES DEL DERECHO DEL IMPUESTO SOBRE VEHICULOS
6. ELEMENTOS DEL IMPUESTO SOBRE DIVERSIONES Y ESPECTACULOS
PUBLICOS
7. Hecho Imponible
8. Base Imponible
9. SUJETOS DEL TRIBUTO
10. Sujeto Activo.
11. Sujeto Pasivo.
12. DETERMINACIÓN Y LIQUIDACIÓN
13. EXENCIONES, EXONERACIONES Y REBAJAS
14. SANCIONES Y RECURSOS.
15. PRESCRIPCIÓN.
16. IMPORTANCIA DE LOS IMPUESTO SOBRE VEHICULOS

CONCLUSION

BIBLIOGRAFIA
INTRODUCCION
El Impuesto sobre Vehículos es uno de los tributos asignados al Municipio a
partir del Texto Constitucional de 1999. El mismo consiste en gravar la
propiedad de vehículos de tracción mecánica, cualquier que sea su clase o
categoría y sean propiedad de una persona natural residente o una persona
jurídica domiciliada en el municipio respectivo.
Este impuesto aparece por primera vez en algunos países en los años
treinta. En Francia, Reino Unido, Italia y Alemania, este gravamen es
competencia del Poder Estadal, en otros como España y Venezuela su carácter
es netamente local, esto es, municipal y es considerado un impuesto al
patrimonio.
Se considera vehículo, de conformidad con el Reglamento de la Ley de
Tránsito Terrestre, a todo artefacto o aparato destinado al transporte de
personas o cosas, capaz de circular por las vías públicas o privadas destinadas
al uso público.
El Impuesto de Vehículos presenta las mismas características que cualquier
tipo de tributo, esto es: creados por ordenanza, ausencia de contraprestación
entre los sujetos de la relación tributaria, períodos para liquidación y
cancelación, exoneraciones y exenciones, entre otros.
1. CONCEPTO DE IMPUESTO SOBRE VEHICULOS
Se considera vehículo, de conformidad con el Reglamento de la Ley de
Tránsito Terrestre, a todo artefacto o aparato destinado al transporte de
personas o cosas, capaz de circular por las vías públicas o privadas destinadas
al uso público.

2. RESEÑA HISTORICA DEL IMPUESTO SOBRE VEHICULOS


Este impuesto aparece por primera vez en algunos países en los años
treinta. En Francia, Reino Unido, Italia y Alemania, este gravamen es
competencia del Poder Estadal, en otros como España y Venezuela su carácter
es netamente local, esto es, municipal y es considerado un impuesto al
patrimonio.
El Impuesto sobre Vehículos es uno de los tributos asignados al Municipio a
partir del Texto Constitucional de 1999. El mismo consiste en gravar la
propiedad de vehículos de tracción mecánica, cualquier que sea su clase o
categoría y sean propiedad de una persona natural residente o una persona
jurídica domiciliada en el municipio respectivo.
La Constitución de 1999 reitera la competencia de los Municipios para
establecer impuestos sobre vehículos, que en la Ley Fundamental de 1961, se
denominaba” patente sobre vehículos”.

3. CARACTERISTICA DEL IMPUESTO SOBRE VEHICULOS


1. Es un impuesto local municipal.
2. Es un impuesto real que no toma en cuenta la capacidad económica del
contribuyente.
3. Es anual, se determina anualmente pero de paga trimestral.
4. Es indirecto, depende del uso del vehículo, capacidad, carga.
5. Es un impuesto al patrimonio, recae sobre el titular del bien.
Se trata entonces de un tributo real porque no toma en cuenta las
circunstancias personales del sujeto pasivo, esto es, su capacidad contributiva.
Es un impuesto periódico porque su determinación y pago es por anualidades.
Es un impuesto indirecto, por cuanto para su determinación, se toma en cuenta
una manifestación indirecta de la capacidad contributiva, como lo es el uso,
peso, carga y otros elementos vinculados directamente con el vehículo, criterio
utilizado por la casi totalidad de los Municipios para establecer la base
imponible y que no reflejan la capacidad contributiva; no obstante, si se
considera como criterio de clasificación del impuesto, la posibilidad o no de su
traslación del contribuyente a un tercero, se trataría de un impuesto directo, en
vista de la dificultad de hacer tal traslación.

4. COMPARACION CON OTROS PAISES


El impuesto de tenencia, uso de vehículos o circulación es un impuesto
asociado a la tenencia o uso de vehículos. El impuesto con diferentes
denominaciones existe en varios países entre ellos México y España.
Dicho impuesto es cobrado a los propietarios de vehículos automotores
(automóviles, ómnibus, camiones y tractores no agrícolas) con independencia
del uso que hagan y ya sean los vehículos de fabricación nacional o
importados.
En México, es cobrado por el gobierno federal a través de los estatales en
los primeros tres meses de cada año y van a parar a las arcas estatales y
municipales. En España es cobrado por la administración local, es decir, por los
ayuntamientos.
El impuesto se calcula con base en las características del vehículo, tales
como son el modelo, marca, año (de fabricación), versión (presentación) y
precio del mismo, mediante el uso de tablas y aplicación de porcentajes que se
actualizan anualmente. Este gravamen disminuye según la antigüedad del
vehículo de forma tal que los vehículos de 10 años de haber sido fabricados o
más antiguos están exentos de este impuesto. Se aplican sanciones a quienes
no paguen dicho impuesto
5. FUENTES DEL DERECHO DEL IMPUESTO SOBRE VEHICULOS
La fuente de derecho del impuesto sobre vehículos esta en muestra
Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en los artículos 178 y
179 consagra, la competencia otorgada a los Municipios en materia de
impuesto sobre vehículos, a saber: “Artículo 178. Es de la competencia del
Municipio el gobierno y administración de sus intereses y la gestión de las
materias que le asigne esta Constitución y las leyes nacionales, en cuanto
concierne a la vida local, en especial la ordenación y promoción del desarrollo
económico y social, la dotación y prestación de los servicios públicos
domiciliarios, la aplicación de la política referente a la materia inquilinaria con
criterios de equidad, justicia y contenido de interés social, la promoción de la
participación, y el mejoramiento, en general, de las condiciones de vida de la
comunidad, en las siguientes áreas: ….2. Vialidad urbana; circulación y
ordenación del tránsito de vehículos y personas en las vías municipales;
servicios de transporte público urbano de pasajeros y pasajeras.
Las actuaciones que corresponden al Municipio en la materia de su
competencia no menoscaban las competencias nacionales o estadales que se
definan en la ley conforme a la Constitución”. “Artículo 179. Los Municipios
tendrán los siguientes ingresos: …2. Las tasas por el uso de sus bienes o
servicios; las tasas administrativas por licencias o autorizaciones; los impuestos
sobre actividades económicas de industria, comercio, servicios, o de índole
similar, con las limitaciones establecidas en esta Constitución; los impuestos
sobre inmuebles urbanos, vehículos, espectáculos públicos, juegos y apuestas
lícitas, propaganda y publicidad comercial; y la contribución especial sobre
plusvalías de las propiedades generadas por cambios de uso o de intensidad de
aprovechamiento con que se vean favorecidas por los planes de ordenación
urbanística….”
En este sentido podemos observar como la Constitución de 1999 reitera la
competencia de los Municipios para establecer impuestos sobre vehículos, que
en la Ley Fundamental de 1961, se denominaba ” patente sobre vehículos”.
Cuando se está frente a una patente no se está junto a un impuesto. Las
patentes son actos de naturaleza administrativa que permite la realización de
una actividad de tipo económico, pero los impuestos no se suspenden ni se
revocan, en cambio, los actos administrativos si. Por otro lado, tampoco es una
tasa porque no se dan los supuestos para considerarlo como tal, puesto que no
hay contraprestación.
En este sentido una “patente” no es más que un documento expedido por la
Hacienda Pública que acredita la satisfacción de una suma de dinero exigida
por la Ley basado en la potestad legislativa para el ejercicio de algunas
actividades.
Por otro lado la Ley Orgánica del Poder Público Municipal, establece en su
artículo 56 numeral 2 ordinal b expresamente lo siguiente: “Son competencias
propias del Municipio las siguientes: ….2. La gestión de las materias que la
Constitución de la República y las leyes nacionales les confieran en todo lo
relativo a la vida local, en especial, la ordenación y promoción del desarrollo
económico y social, la dotación y prestación de los servicios públicos
domiciliarios, la aplicación de la política referente a la materia inquilinaria, la
promoción de la participación ciudadana y, en general, el mejoramiento de las
condiciones de vida de la comunidad en las áreas siguientes: ….b. La vialidad
urbana, la circulación y ordenación del tránsito de vehículos y personas en las
vías municipales y los servicios de transporte público urbano…”
Igualmente la Ley en su Subsección quinta, Sección tercera del Capítulo V,
del Título V en los Artículos 193 y siguientes, regula de manera específica, lo
atinente al Impuesto sobre Vehículos, allí se consagran las distintas facultades
que le son propias a la Administración Pública Municipal, tendentes a garantizar
el cumplimiento de la Ordenanza respectiva, que es el instrumento jurídico que
aprueba el Municipio en ese orden para la gestión local, a través del cual deben
regularse los elementos constitutivos de este Impuesto, siguiendo para ello los
principios y lineamientos impartidos en la Ley, impuesto que dicho sea de paso,
implica una fuente de financiamiento fundamental para la prestación de
servicios públicos en el Municipio, en materia de seguridad, vialidad, tránsito,
entre otros.
En este sentido, los artículos 193, 194, 195 y 196 de la Ley Orgánica del
Poder Público Municipal establecen expresamente: “Artículo 193. El impuesto
sobre vehículos grava la propiedad de vehículos detracción mecánica,
cualesquiera sean su clase o categoría y sean propiedad de una persona
natural residente o una persona jurídica domiciliada en el Municipio respectivo”.
La Ley Orgánica del Poder Público Municipal ofrece como bondad la
domiciliación del vehículo, ya que permite a la administración tributaria ejercer
sus potestades en forma más eficiente, dado que ocurría en el pasado que
muchos contribuyentes efectuaban los pagos conocidos como trimestres, en
jurisdicciones distintas con miras a burlar el cobro. Esto de la fijación del
vehículo asociada al domicilio o lugar de la vivienda principal, está enmarcado
dentro de lo que todos los municipios deberán incorporar en sus ordenanzas.

6. ELEMENTOS DEL IMPUESTO SOBRE VEHICULOS


7. Hecho Imponible
De acuerdo con el artículo 192 de la LOPPM, el impuesto sobre vehículos
tiene como hecho generador la propiedad de vehículos de tracción mecánica,
cualesquiera sea su clase o categoría y que sean de propiedad de una persona
natural residente o una persona jurídica domiciliada en el Municipio. Lo que da
origen a la obligación tributaria entonces, es una situación jurídico-patrimonial
en una fecha determinada, de forma que el sujeto que se encuentra en esa
situación a esa fecha, queda obligado por la anualidad completa,
independientemente que en el transcurso del año realice la transmisión de la
propiedad. Por el contrario, quien adquiera el vehículo durante el año, después
del 1º de enero, comenzará a tributar sólo si al 1º de enero del año siguiente
continúa ejerciendo la titularidad.
8. Base Imponible.
La base imponible, la cual dependerá, según lo prevea cada Municipio, del
valor, el peso, el número de cilindros o la cantidad de puestos de vehículos.

9. Alícuota.
La determinación de la alícuota que corresponda a cada categoría.

10. SUJETOS DEL TRIBUTO


11. Sujeto Activo.
El sujeto activo siempre va a ser la Administración Municipal.
12. Sujeto Pasivo.
Los sujetos pasivos son el propietario, el comprador y el arrendador, según
el caso. Los sujetos pasivos en calidad de contribuyentes son las personas
naturales residentes en el Municipio o las personas jurídicas domiciliadas en el
Municipio, que ejerzan la titularidad de la propiedad de alguno de los tipos de
vehículos que se describen, generalmente, en una anexo de la Ordenanza.
A los fines del impuesto, la LOPPM entiende por sujeto residente y
domiciliado, los siguientes: Sujeto residente: quien, siendo persona natural
propietario o asimilado, tenga en el Municipio su vivienda principal. Se
presumirá que este domicilio será el declarado para la inscripción en el Registro
Nacional de Vehículos y Conductores. Sujeto domiciliado: quien, siendo
persona jurídica propietaria o asimilada, ubique en el Municipio un
establecimiento permanente al cual destina el uso del referido vehículo. Se
considerarán domiciliados en el Municipio, igualmente, las concesiones de rutas
otorgadas por el Municipio, para la prestación del servicio de transporte, en su
jurisdicción. Igualmente podrán ser considerados contribuyentes asimilados, en
los casos de ventas con reserva de dominio, el comprador, aun cuando la
titularidad del dominio subsista en el vendedor, en los casos de opciones de
compra, quien tenga la opción de compra, en el caso de arrendamientos
financieros, el arrendatario.
13. DETERMINACIÓN Y LIQUIDACIÓN
Este impuesto se determina anualmente y se liquida el primer trimestre de
cada año. El pago del impuesto se hará en su totalidad en el primer trimestre de
cada año, o fraccionado por trimestres o bimestres, en las oficinas
recaudadoras de rentas municipales o en los institutos bancarios autorizados a
tales efectos.

14. EXENCIONES, EXONERACIONES Y REBAJAS


En cuanto a las exenciones y exoneraciones. En la Ordenanza se indicará
los vehículos exentos del pago del impuesto, como serían:
– Los vehículos propiedad del Municipio y de sus entes descentralizados.
– Los vehículos de atención de emergencias médicas propiedad de
instituciones públicas.
– El vehículo de uso particular de personas naturales, mayores de sesenta y
cinco años residenciadas en el Municipio.
– Los vehículos propiedad de misiones diplomáticas, siempre que exista
reciprocidad, debidamente acreditada, en el país respectivo.
Las exoneraciones totales o parciales del pago del impuesto corresponde
autorizarlas al Alcalde, por el Concejo Municipal, en casos tales como:
– Vehículos de instituciones de asistencia social o beneficencia pública.
– Vehículos de congregaciones religiosas.
Las exoneraciones podrían concederse por un plazo de dos años y sólo
prolongarse por un lapso igual, pero en ningún caso, el plazo debería exceder
de cuatro años.
Algunos Municipios conceden descuentos a los contribuyentes que hagan el
pago en el primer trimestre del año. La solvencia con el Fisco Municipal se
acredita con la planilla de liquidación que acredita como prueba cierta de estar
solvente; la Dirección General de Hacienda Municipal solo otorgará esta
solvencia cuando el contribuyente acredite haber cancelado las obligaciones
correspondientes al año anterior y en curso, así como las multas que le
hubieren sido impuestas y cualquier otra acreencia a que haya lugar.

15. SANCIONES Y RECURSOS.


El incumplimiento al pago del impuesto acarrea como sanción multa mas
intereses de mora, pero bajo ningún concepto se debe impedir el libre tránsito o
circulación del contribuyente o responsable. Caso contrario se estaría frente a
una violación del artículo 50 de la Constitución de la República Bolivariana de
Venezuela.

16. PRESCRIPCIÓN.
La prescripción de las acciones relacionadas con las obligaciones tributarias
y sus accesorios prescriben a los 4 años, y a los 6 años cuando el contribuyente
incumpla con los deberes formales.

17. IMPORTANCIA DE LOS IMPUESTOS SOBRE VEHICULOS


Es importante reconocer que este impuesto representa una de las fuentes de
recursos financieros del municipio y por ello, surge entonces la necesidad de
modernizar la estructuración que hasta ahora se le ha dado al impuesto y de
definir con precisión los conceptos jurídicos tributarios que lo integran. Ello debe
ser tarea de los Concejos Municipales, especialmente, los de las mayores
ciudades del país, por ser en ellas donde se concentra el mayor número de
propietarios de automóviles, quienes se deben adaptar a las tendencias
modernas en política tributaria (siempre con apego al ordenamiento
constitucional y legal), a objeto de garantizar el incremento de la recaudación y
así lograr el objetivo en la consecución de los fines del Municipio en pro de sus
ciudadanos.
CONCLUSION
En conclusión, el impuesto para vehículos grava a toda persona natural o
jurídica que sea propietaria de vehículos, destinado al uso o transporte de
personas o cosas, que estén residenciadas o domiciliados dentro de la
jurisdicción de un Municipio. considerando vehículo, de conformidad con el
Reglamento de la Ley de Tránsito Terrestre, a todo artefacto o aparato
destinado al transporte de personas o cosas, capaz de circular por las vías
públicas o privadas destinadas al uso público.
Para el sujeto residente es necesario tener su vivienda principal en el
Municipio y para el sujeto domiciliado tener un establecimiento permanente en
el mismo.
Están sometidos a este impuesto de competencia municipal, por distribución
originaria de las competencias tributarias, toda personas naturales y jurídicas,
propietarias de vehículos automotores o unidades de transporte no
automotores, residenciadas o domiciliadas dentro de la jurisdicción del
Municipio.
Es decir que el criterio de vinculación al territorio municipal, viene dado por la
residencia o domicilio de las personas propietarias de los vehículos.
Adicionalmente es importante destacar que la tasa fija a ser cancelada por
concepto de inscripción del vehículo en el Registro Municipal varia respecto a
cada una de las ordenanzas municipales vigentes y aplicables para cada una
de las jurisdicciones municipales.
La liquidación y pago del impuesto, depende de las disposiciones de cada
ordenanza municipal.
El artículo 179 de la Constitución establece que dentro de los ingresos
propios municipales se encuentran los tributos sobre vehículos, de esta manera
todo propietario de un automóvil debe pagar impuesto. Este se paga durante los
primeros tres meses de cada año. Es importante entender que la verdadera
finalidad de esta patente es generar información y estadísticas que permitan
conocer la cantidad de automóviles a nivel local, para así orientar las políticas
de regulación de tránsito terrestre, de administración de transporte público y de
vialidad para su recuperación
BIBLIOGRAFIA

EVANS MÁRQUEZ, R. (1998). Introducción al Régimen Impositivo Municipal


Venezolano. Ediciones McGraw-Hill Interamericana. Caracas - Venezuela.

MARÍA AUXILIADORA DUBUC P. (2018) El impuesto sobre vehículos en


Venezuela http://acn.com.ve/impuesto-vehiculos-venezuela/
MOYA MILLÁN, EDGAR J. (2006). Derecho Tributario Municipal. Editado por
Mobilibro. Caracas- Venezuela.

MOYA MILLÁN, EDGAR J. (2003). “Elementos de Finanzas Públicas y


Derecho Tributario" . Editado por Mobilibro. Caracas- Venezuela.

RUIZ BLANCO, JUAN E. (1998). Derecho Tributario Municipal. Ediciones Libra


C.A. Caracas - Venezuela.

También podría gustarte