Está en la página 1de 6

PROGRAMA DE MAESTRIA EN

PSICOLOGÍA CLÍNICA Y DE LA
SALUD
CASOS PRÁCTICOS DD352

IMPLICACIONES PSICO-SANITARIAS Y COMUNITARIAS DE LA VIOLENCIA

Lic. Ps. Martín Pintado Valdiviezo.


Caso 1

a) De acuerdo al caso descrito observo que no existe una adicción a los video juegos por
parte de Carlos, Hay un uso excesivo de tiempo en videojuegos por parte de Carlos, y
se debe a la falta de límites y normas que hay dentro del hogar, así como, el abandono
físico por parte de los padres e inadecuadas pautas de crianza.
Uno de los primeros estudios que abordaron los efectos de los videojuegos desde un
punto de vista social, fue el de Gibb et al. (1983) en el que estudiaron la relación social
que se establece entre jugador y videojuego, siendo este percibido como un compañero
de aquel, que vendría a suplir al compañero real. En este sentido, Carlos lo que hace es
reemplazar el espacio familiar por los video juegos, claro está que si el sigue con esta
conducta es muy probable que se convierta en una persona adicta a los video juegos.
b) La conducta violenta es muy estudiada en la actualidad, algunos psicólogos sostienen
que esta conducta es socialmente aprendida, Según Papalia (1991), los factores que
influyen a la agresión son el reforzamiento al comportamiento agresivo, la frustración e
imitación de modelos agresivos en la vida real o en la televisión. Hoy en día existen
varios casos de violencia y de homicidios donde sus actores toman como base algún tipo
de programa o videojuego. Desde este punto de vista, considero que Carlos esa imitando
la conducta de los personajes en sus videojuegos, provocando comportamientos
violentos por parte de Carlos.
c) Consecuencia de la dependencia a los videojuegos.
i. A nivel personal:
 Los jugadores tienden a imitar comportamientos violentos de los personajes
de sus videojuegos.
 El adolescente puede aislarse debido al tiempo que pasa en los videojuegos.
 Desarrollo de síntomas de ansiedad por la necesidad del juego.
 Comportamientos rebeldes y manipulativos para acceder al juego.
 Generar problemas en los hábitos alimenticios.
 Generar trastornos de sueño.
ii. A nivel escolar:
 El adolescente tiende a priorizar el juego a sus tareas escolares bajando de
esta manera su rendimiento académico.
 El adolescente tiende a ausentarse del colegio por pasar más horas en los
juegos.
 El adolescente tiende a mostrar desmotivación y menos involucramiento en
sus actividades académicas.
 El adolescente tiende a mostrar perdida de atención en la sesión de clase.

Caso 2

a) Según el caso descrito, y basándonos en la teoría de Rodríguez (2004), podemos afirmar


que María es víctima de Acoso en los siguientes tipos:
 Violencia social, este tipo de violencia se manifiesta por la exclusión,
aislamiento, rechazo, marginación a la víctima, además de violencia racial y
religiosa. Asimismo, el agresor se manifiesta mediante insultos, amenazas y
comportamientos agresivos.

Díaz – Aguado, M (2006), en su definición del acoso escolar define algunos tipos, y en
base a estos podemos afirmar que María es víctima de acoso en los siguientes tipos:

 Exclusión, en la cual se comienza ignorar a la víctima, se le impide participar de


sesiones entre pares iguales, y se le comienza a aislar sistemáticamente.
 Agresiones verbales, a través de insultos, burlas, motes o ridiculizándola a la
víctima.
 Agresiones físicas, mediante empujones, escupitajos, zancadillas.

b) Hipótesis sobre las conductas de afrontamiento que podría realizar María:


 Conversar con su tutor o sus familiares sobre la situación que está pasando.
 Pedir ayuda psicológica para fortalecer su autoestima y aprender a empoderarse
de manera positiva para enfrentar y afrontar asertivamente estas situaciones.
 Buscar compañeros que le ayuden y apoyen contra los agresores.
Caso 3

a) Consecuencias:
 Víctima: Laura de acuerdo al caso descrito puede desarrollar ansiedad, depresión
y suicidio.
 Agresor: Jesús tendrá problemas legales y la expulsión de su colegio.
b) Intervención:
 En primer lugar, se llama a la víctima para mostrarle el apoyo y consuelo,
asimismo motivarla a realizar la denuncia respectiva e insertarla en un
tratamiento psicológico que la ayude a recuperarse y aprender herramientas de
afrontamiento, de igual modo fortalecer sus factores protectores. Luego se llama
al agresor para comunicarle el castigo correspondiente y, asimismo insertarlo en
un tratamiento psicológico con el objetivo de modificar su conducta violenta.
 En segundo lugar, se llama a la familia de la víctima para comunicarle la
situación y trabajar la manera como ayudar a recuperar a la víctima y como
prevenir el acoso y/o violencia; asimismo se llama a la familia del agresor
comunicándole de igual forma la situación y las sanciones correspondientes que
tendrá, también se trabajará como ayudar a modificar la conducta agresiva y
convertirse en un factor importante para reforzar conductas positivas y
prosociales del agresor.
 En tercer lugar, se diseñan sesiones grupales con los estudiantes del colegio con
el objetivo de reducir las recompensas sociales que tiene la violencia.
 En cuarto lugar, se diseñan sesiones grupales con los colaboradores del colegio
para formar grupos de apoyo en la prevención e intervención de la violencia,
además de crear redes con los actores locales para una rápida intervención en un
caso de violencia.
Este programa tiene como base el enfoque cognitivo conductual para el diseño de las
sesiones tanto a nivel individual como a nivel grupal.
Caso 4

a) El tipo de violencia que sufre Susana es físico y psicológico.


La modalidad es la violencia doméstica o intrafamiliar.

b) Las fases que se identifican en el caso son:

Acumulación de la tensión, al manifestar Susana que le dio varias oportunidades a


Marcos por sus gritos y reacciones de violencia verbal que tenía cuando algo no salía
como él quería.
Explosión violenta, Marcos empieza a golpear a Susana cada vez que llega en estado
de ebriedad, además de incrementar los gritos e insultos hacia ella.
Arrepentimiento, este aparece cuando Marcos la golpea y luego le jura que jamás lo
volverá hacer, sin embargo, esta conducta la repite cada vez que toma.
Bibliografía

Calderón, V. E (2007). Los programas de televisión y la agresión en los niños: Caso Power
Rangers. (tesis de pregrado. Pontificia Universidad Católica del Perú). Lima – Perú.
Recuperado de:
https://www.google.com/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=2&ved=2ahU
KEwiWkNLdh4DgAhVIrlkKHdnJBwIQjBAwAXoECAQQCQ&url=http%3A%2F%
2Ftesis.pucp.edu.pe%2Frepositorio%2Fbitstream%2Fhandle%2F123456789%2F1230
%2FCALDERON_VIVANCO_ELIZABETH_PROGRAMAS_TELEVISION.pdf%3
Fsequence%3D1&usg=AOvVaw19XdNF76AgtiuvmvTpcEg2

Díaz – Aguado, M (2006). El acoso escolar y la prevención de la violencia desde la familia.


Una guía para ayudar a la familia y a la escuela a detectar, prevenir y tratar los problemas
relacionados con el acoso escolar y otras formas de violencia. Comunidad de Madrid.
España.

García, G. B (2009). Videojuegos: Medio de ocio, cultura popular y recurso didáctico para la
enseñanza y aprendizaje de las matemáticas escolares. (tesis doctoral. Pontificia
Universidad Autónoma de Madrid) Madrid – España. Recuperado de:
https://repositorio.uam.es/bitstream/handle/10486/3722/25737_garcia_gigante_benjam
in.pdf

Morales & Pindo (2014). Tipos de acoso escolar entre pares en el colegio nacional mixto Miguel
Merchán Ochoa (tesis de pregrado. Universidad de Cuenca) Cuenca – Ecuador.
Recuperado de: http://dspace.ucuenca.edu.ec/bitstream/123456789/5042/1/TESIS.pdf

Tejeiro, Pelegrina & Gómez (2009). Efectos psicosociales de los videojuegos. Revista
comunicación. Vol. 1. Pg. 235-250. ISSN 1989-600X

Valdebenito, L. & Larraín, S. (2007). El maltrato deja huella. Manual para la detección y
orientación de la violencia intrafamiliar. Chile. ISBN: 978-92-806-4163-9

También podría gustarte