Está en la página 1de 6

Indicadores de problemas en cajas automáticas Nissan.

http://cajaautomaticanissan.blogspot.mx/
1. Los cambios no entran

Este problema es muy común en las transmisiones manuales. Al momento de


pisar el pedal del embrague, cualquiera de los cambios no entran, ya sea cuando
estás parado o cuando quieres pasar de uno a otro.

Las causas más comunes que ocasionan esto pueden ser: que el líquido de la
transmisión está bajo, no tenga la viscosidad correcta, se necesite ajustar los
cables de los cambios o la conexión con el embrague.

Resultado de imagen para problemas en la caja automática

2. Olor a aceite quemado

Si se siente olor a aceite quemado, puede que la transmisión se esté


sobrecalentando. El líquido de la transmisión además de permitir que sus partes
estén lubricadas, evita que la unidad se queme, manteniendo una temperatura
adecuada.

En algunos vehículos, la caja de cambios incluso trae su propio pequeño radiador


–enfría el aceite- y mueve el fluido para transportar el calor lejos de la unidad
de transmisión.

El motivo principal de este problema es bajo nivel del líquido, no es el correcto


para esa transmisión o puede estar sucio y necesita cambiarse.

Resultado de imagen para problemas en la caja automática

3. La transmisión hace ruidos cuando está en punto muerto

En algunas ocasiones se puede escuchar ruidos cuando la transmisión está en


posición neutral. Aunque esto es raro puede suceder. El origen de este problema
es nuevamente el bajo nivel del líquido, que se requiera cambiar o no sea el
correcto. Por otra parte, si fuera mecánico, es signo de que algunas partes están
desgastadas y requieren cambiarse.

4. Los cambios saltan

Cuando la transmisión opera normalmente, los cambios se mantienen en la


posición que uno los coloca o que la computadora designa. Pero cuando se coloca
un cambio y éste se "desengancha" o "salta" mientras el auto está circulando,
es seña de que tienes un problema en la caja. Si te pasa esto lo mejor es llevar
el auto a una revisión lo más pronto posible.

Resultado de imagen para problemas en la caja automática


5. Patina la caja, patinan los embragues

Un embrague que se arrastra, es aquel que falla en desenganchar el disco del


plato de opresor, cuando el conductor presiona el pedal izquierdo. Cuando
intentas hacer el cambio y no puedes, es porque el embrague está enganchado
y está girando junto con el motor. Te das cuenta de esto por el fuerte rechinido
que se genera al embragar cada cambio.

6. Perdida de líquido

Una de las maneras más fáciles de identificar que la caja de cambios necesita
atención es cuando hay derrame del líquido de transmisión. En las cajas
automáticas este fluido es vital para su operación así que, si notas marcas de
aceite en el piso, hay que tener cuidado. El líquido de transmisión automática
es: rojo- brillante- claro y tiene un olor “dulce” en condiciones normales. Si se
encuentra en malas condiciones es de color oscuro y huele a quemado.

Si sospechas que se está goteando el líquido de transmisión del auto, lo mejor


es llevarlo con tu mecánico de confianza.

7. Caja en emergencia o Indicador de Check Engine

Aunque el indicador del tablero de instrumentos Check Engine se puede


encender por un sin número de problemas en el motor, también puede ser una
señal de que hay un problema con la transmisión.

Si tu auto es moderno, lo más recomendable es llevar tu unidad a un escaneo


con el especialista, para que te diga el problema que ha encontrado la
computadora. Quizá sea algo con la transmisión u otro diagnóstico.

Resultado de imagen para solenoides caja

8. Temblores Golpes y trepidadas

Dependiendo del tipo de transmisión que tengas manual o automática, tu auto


puede responder de diferente manera cuando no está trabajando correctamente

Para problemas en transmisiones automáticas, podrías llegar a sentir que el auto


tiembla cada vez que cambia de velocidad o quizá notes que la caja realizó una
transición adversa al siguiente cambio. Ambas son señas que requieren de una
pronta revisión.

Resultado de imagen para planetario de caja roto

9. Cuando hay fricción sobre piezas gastadas


Es difícil descubrir exactamente como sonaría tu auto si tuviera un problema en
la transmisión, pero si lo conoces bien y escuchas algo raro, que no es común,
te vas a dar cuenta que algo anda mal. Cada auto es fabricado de manera
diferente, por lo que los sonidos que producen pueden variar mucho, si tienes
una transmisión automática, hay muchas posibilidades que escuches un silbido
o zumbido cuando algo anda mal.

Si al momento de hacer el cambio escuchas un chasquido puedes tener un


problema, por lo que lo mejor es revisarlo con un mecánico. Un ruido sordo
debajo del vehículo no siempre apunta a un problema con la transmisión. Puede
ser el diferencial entre otros. Resultado de imagen para problemas en la caja
automática.

10. Falta de reacción y respuesta de caja

Las transmisiones están diseñadas para entrar cada cambio correctamente,


cuando dudan o se rehúsan a introducirse, es un aviso de que algo anda mal.

En transmisiones automáticas puede que tenga la misma falta de respuesta,


pero usualmente pasará cuando se haga el cambio a la posición Park o Drive. El
auto debería cambiar rápido a estos modos, pero si la caja duda entrar en alguno
de estos, es posible que tengas un problema con la transmisión.
Procedimiento para bajar caja.
1.- Levantar el vehículo o en su defecto utilizar un pozo.

2.- Ir a la parte delantera de la caja y sacar los 4 pernos que unen al Convertidor
de Torque con el plato flexible, esto se hará haciendo girar el motor muy poco
con la llave de contacto hasta que estos vayan quedando a la vista, los toques
a la llave deben ser leves sin llegar a encender el motor, solo lo necesario para
que gire el motor y por consiguiente el convertidor.

3.- Después, ya que de ahí en adelante no es necesario la energía eléctrica o


encender el motor, se procederá a desconectar la batería. Esto es necesario por
seguridad, no olvidarlo.

4.- Retirar el cardan si es tracción trasera, si es con tracción delantera


desconectar los dos semiejes. En mi caso al ser el vehículo con tracción trasera,
el sacar el cardan es muy sencillo, este está conectado al diferencial
generalmente con cuatro pernos ubicados al final de este, se retiran, se baja el
cardan y se procede a tirar este hacia atrás, la punta irá saliendo con poco
esfuerzo de la caja, es un trabajo algo sucio pero alguien tiene que hacerlo.
Recuerden en lo posible ir dejando los pernos en su lugar, solo para que no se
pierdan. Como dato también es bueno envolver la punta del cardan en una bolsa
plástica para que no se ensucie con tierra o elementos extraños, así evitaremos
ingresar cuerpos extraños en nuestra transmisión una vez que lo volvamos a
instalar.

5.- Desconectar el cable del velocímetro, fijarse bien si hay algún número o
marca que nos indique si es necesario tener que reconectarlo en una posición
específica. En este punto también es bueno envolver en un plástico y amarrar la
piola en algún lugar que no moleste o no se ensucie, recuerden si retiraron algún
perno dejarlo donde estaba.

6.- Desconectar la varilla del acelerador. Esto es sencillo solo tener precaución
de guardar o dejar en su lugar pernos o cualquier otra cosas que haya que
retirar.

7.- Desconectar la varilla de la palanca selectora de cambios. Idem anterior.

8.- Desconectar el bulbo eléctrico de la marcha atrás. Dejarlo en un lugar que


no moleste ni se ensucie.

9.- Desconectar la linea de aceite que viene desde el enfriador. Cuidado que
gotea un poco.

10.- Desconectar la línea de aceite que va al enfriador. Cuidado también gotea


un poco. En estos dos puntos es necesario hacer presente que por la ubicación
y largo de las cañerías es dificil equivocarse al reinstalarlas.

11.- Sacar el motor de partida.


12.- Sacar el aceite de la transmisión, esto se hace retirando el carter de la caja,
prepararse con una bandeja tan amplia como el carter, porque una vez que
vayan sacando los pernos el aceite ira callendo en más cantidad, y si cae al
suelo, se acordaran de eso por mucho tiempo, la gran mancha que quedará será
de antología.

13.- Una vez que haya caído todo el aceite volver a poner el carter, solo
sobrepuesto pero con suficientes pernos para que no se mueva.

14.- Sacar el tubo por el cual se le echa el aceite a la caja, ojo esto se hace
después de sacar el aceite de la caja, si se equivocan y lo hacen antes, no podrán
volver a reinstalarlo y botarán todo el aceite que está en la caja al suelo.

15.- Después de verificar que ya no hay nada conectado a la caja a excepción


de los pernos que la amuran al motor y el travesaño que esta en la punta de
atrás de la misma. Proceder con sumo cuidado a afirmar o acuñar la caja bajo
el vehículo, si no están en un pozo y levantaron el vehículo, este por seguridad
debe estar nivelado orizontalmente con el piso. (Yo he subido el mio en cuatro
llantas en desuso, lo que crea un espacio suficiente para trabajar).

16.- Una vez hecho lo anterior, poner bajo la caja la gata con que van a bajarla
al piso, si el espacio no es muy grande para meter una gata con ruedas, les
contaré que yo con una gata de alicate y un tabla gruesa del tamaño de la
transmisión, no es muy recomendable pero a mi me sirvió solo hay que tener la
precaución de hacerlo lentamente y con sumo cuidado, no olviden que una caja
automática es en extremo pesada y por consiguiente peligrosa si se cae, como
también puede romperse. Lo de la tabla es buena idea, jamas afirmen una gata
directamente al carter de la caja, ya que lo abollarían en el mejor de los casos o
lo dejarían inutilizado en el peor.

17.- Después de que hayan afianzado lo suficiente la caja, retirar el travesaño


que esta en la cola. Dejar los pernos guardados o colocados donde mismo.

18.- Sacar todos los pernos que fijan la caja al motor (son 6 o 7 app), algunos
tienen diferenes largos o gruesos, así que ojo con eso.

19.- Proceder lentamente a empezar a bajar la gata con la caja, si es necesario


pasen una cuerda que les ayude de lado a lado por la campana de la caja o parte

delantera, eso les ayudará a mantener el control de la velocidad de bajada y la


inclinación, y en caso que resbale la gata la tendrán amarrada y no caerá al
suelo.

20.- Una vez en el suelo deslizarla suavemente por un costado del vehículo, ojalá
sobre alguna tabla o otra cosa para no rayarla ni golpearla.

21.- Recuerden, el convertidor debe salir con la caja, si o si. Si lo dejan amurado
al plato flexible y tratan de bajar solo la caja, pueden romper la punta del
convertidor o estropear la bomba de aceite de la caja.
22.- Para instalar la caja invertir todos los pasos anteriores.

23.- Y ahora que la tiene fuera, Uds. sabrán para que la sacaron, o la mandan a
reparar o lo hacen Uds. mismos, yo reparé la mía y sin ningún conocimiento
previo, solo estudié y leí mucho antes de meterle mano. Lo que hice fue más o
menos sencillo, retiré la bomba de aceite, reemplaze empaquetaduras, orings y
el buje de la bomba, y mande a reparar el convertidor (tenía una fisura
microscopica en la base del cuello, pero suficiente para botar aceite a borbotones
cuando el motor estaba en marcha).