Está en la página 1de 7

NOCIONES DE MÉTRICA TROQUEO ─ u (larga, breve

LATINA YAMBO u ─ (breve, larga)


DÁCTILO ─ u u (larga, 2 breves)
ANAPESTO u u ─ (2 breves, larga)

Como el acento latino no era de intensidad, como el nuestro (pronunciamos las sílabas
largas o fuertes con mayor intensidad), sino musical (se elevaba el tono y se daba a las
sílabas largas una duración doble que a las breves), la métrica latina era totalmente
diferente a la española.
No se basaba en el número de las sílabas y en los acentos, sino en la sucesión rítmica
de sílabas largas y breves repetidas según módulos que llamamos "pies métricos".
Los pies fundamentales son:
Con el "troqueo" y el "yambo" se forman versos llamados "senario", "septenario",
"octonario" trocaico o yámbico, (según sean 6, 7 u 8 los dobles troqueos o yambos que
completan el verso). Este tipo de versificación se emplea, sobre todo, en la poesía
dramática (teatro) y en la poesía lírica.
El "dáctilo" es el pie base del ritmo dactílico. Los principales versos que se forman con
este pie son el "HEXÁMETRO" (seis medidas), y el mal llamado "PENTÁMETRO"
(cinco medidas). El "hexámetro" se emplea en la poesía épica y filosófica; además, junto
con el "pentámetro" forma el "DÍSTICO ELEGIACO" que se usa en la poesía elegíaca y
satírica.
EL RITMO DACTÍLICO

El ritmo dactílico se puede comparar, bajo el punto de vista musical, a un compás binario, un 2 x 4, por ejemplo, compuesto de dos
tiempos, en cada uno de los cuales entra una nota negra o dos corcheas:
EL HEXÁMETRO ─ uu ─ uu ─
1 2 3 4 5

De la misma manera que las corcheas, las dos, duran lo mismo que una negra, y pueden ser sustituidas por ella, las dos sílabas
breves del dáctilo pueden ser sustituidas por una sílaba larga: así forman un pie que tiene dos sílabas largas y que se llama
"ESPONDEO" (─ ─). Este pie puede sustituir al dáctilo en el hexámetro.

El esquema del hexámetro es: ▬ uu / ▬ uu / ▬ uu / ▬ uu / ▬ uu / ▬


Está compuesto por seis pies. Los cuatro primeros dáctilosu pueden ser sustituidos por espondeos (─ uu o
─ ─). El quinto pie suele ser siempre un dáctilo (─ uu). El último pie consta de dos sílabas, de las que la última
es común (sílaba `anceps'). De esta manera un verso hexámetro tendrá un máximo de 17 sílabas y un mínimo
de 13.
Al ser un verso largo, necesita una pausa que lo divida en dos hemistiquios: la "CESURA". Esta pausa puede parar el
ritmo en distintos puntos, pero el lugar más frecuente es "detrás del quinto medio pie": es la llamada cesura
"PENTEMÍMERA":
La cesura no debe coincidir con el pie, ni romper palabra. Es muy difícil encontrar un verso que no tenga
cesura. ─ ─
TROCAICA ─u detrás del tercer troqueo
Otras cesuras son: uu uu

TRIEMIMERA ─ detrás del tercer medio pie
uu
HEPTEMIMER ─ ─ ─ detrás del séptimo medio

A uu uu uu pie

Hay versos en los que se pueden encontrar dos de estas cesuras. En muchas ocasiones, el sentido o los signos
de puntuación nos indican cuál de estas cesuras deberemos elegir.
NOCIONES DE PROSODIA.

Para poder medir un verso, tenemos que conocer la cantidad de las sílabas. A continuación exponemos unas
nociones muy simples, pero que en la mayoría de los casos, ayudados por el esquema del hexámetro, son
suficientes para medir los versos.

1.- Una sílaba es larga cuando es cerrada y la siguiente comienza por consonante:
"în - fân - dûm"
2.- Toda sílaba que lleve diptongo, es larga. Los diptongos latinos son:
-ae-, -oe-, y -au-: amoenum"; "causa"; "laetitia".
3.- Toda vocal seguida de otra vocal es breve: "fu-i-mus".
Puede darse el caso de sílabas anuladas: cuando una palabra termina en vocal o en -m, y la
siguiente palabra comienza por vocal o h-, la sílaba final de la primera palabra se anula y no se
contabiliza a efectos métricos. Este fenómeno se llama "elisión" o "sinalefa".

SÍLABAS ANULADAS

Constituit frontisqu(e) invergit vina sacerdos frontisqu-invergit.


et summas carpens medi(a) inter cornua saetas medi-inter.
et breviter Troiae suprem(um) audire dolorem suprem-audire
De esta manera, con estas pocas normas y el esquema del hexámetro, podremos medir casi todos los versos;
hay muchas palabras latinas que no tienen cabida en el hexámetro, como lo son las que tienen una escansión
o medida en la que una sílaba breve está entre dos sílabas largas, o la sucesión de tres breves seguidas, sean
precedidas o seguidas de una larga:

--- u ---; uuu;


"cônsulês"; "cônstituerânt"; "beneficium"; "împerâtor"; "societas"; "familia".

Por la misma razón, entre dos sílabas largas siempre habrá otra larga; a continuación de dos breves y antes
de ellas, siempre habrá una larga; al lado de una breve siempre habrá otra breve.
EL DÍSTICO ELEGÍACO

Antes hemos aludido a otro verso de ritmo dactílico, "el mal llamado `pentámetro'", que
forma, junto con el hexámetro el "dístico elegíaco". No es la repetición cinco veces de la
misma medida, como podría parecer, sino 2 pies y medio + 2 pies y medio, separados por
la cesura. Es dos veces el primer hemistiquio de un hexámetro, con algunas precisiones:
En la primera parte, los dos primeros pies pueden ser dáctilos o espondeos. En la segunda
sólo pueden ser dáctilos. Produce un cambio de ritmo, más propio para la poesía lírica que
para la épica.

─ uu / ─ uu / ─ // ─ uu / ─ uu /

EJEMPLOS

1.- Elisión y sinalefa (Virgilio, Eneida, II, v. 469)


2.- Cesura pentemímera (Virgilio, Eneida, II, v. 476)
3.- Cesura heptemímera (Virgilio, Eneida, II, v. 652)
4.- Cesura trocaica (Virgilio, Eneida, II, v. 3)
5.- Cesura triemímera (Virgilio, Eneida, II, v. 16)
6.- Doble cesura (triemímera y heptemímera) (Virgilio, Eneida, II, v. 52)
7.- Dístico elegíaco (Ovidio, Tristia, I, 3, vv. 3-4)

1. Vêstibu/l(um) ânt(e) îp/sûm // prî/môqu(e) în/ lîmine/


Pyrrus

2. ât domus/ înteri/ôr // gemi/tû mise/rôque tu/multo

3. Ascani/ûsqu(e) ôm/nîsque do/mûs // nê/ vêrtere/ sêcum

4. înfân/dûm rê/gîna // iu/bês reno/vâre do/lôrem

5. Aedifi/cânt // sêc/tâqu(e) în/têxûnt/ âbiete/ côstas

6. Côntôr/sît // stetit/ îlla tre/mêns // ute/rôque re/cûsso

7. Cûm subit/ îllî/ûs // trîs/tîssima / nôctis i/mâgo


quǽ mihi / sûpre/mûm // têmpus in / ûrbe fu/ît

También podría gustarte