Está en la página 1de 17

PLANTEA NULIDAD – EN SUBSIDIO: RECURSO DE RECONSIDERACION.

Ref. Expte. E-26-3-2550-6/15.-

Disposición D.G.H.E.V.B. Nº 1985/15.-

SEÑOR DIRECTOR GENERAL:

HOSPITAL REGIONAL DR. ENRIQUE VERA BARROS.-

DR. EDGARDO O. MERCADO.-

SU DESPACHO:

JESICA LORENA DIAZ

MARANO, DNI Nº 28.981.729, con domicilio real en calle

Proyectada Nº 8151, Bº Santa Catalina, y constituyéndolo a

todos los efectos legales en el de mi Abogado Patrocinante, Dr.

Jorge Eduardo Cáceres, sito en calle Pelagio B. Luna Nº 312,

ambos de esta ciudad Capital, en mi carácter de agente de la

institución a su cargo, y en relación a la Disposición de la

Dirección General del Hospital Regional “Dr. Enrique Vera

Barros” Nº 1985, de fecha 24 de Septiembre de 2015, notificada

con fecha 28 de Septiembre de 2015, por Derecho propio

comparezco respetuosamente y DIGO:

I- OBJETO:

Que, vengo por el

presente en legal tiempo y forma, a solicitar se declare la

NULIDAD de la Disposicion D.G.H.R.E.V.B. Nº 1985/15, antes

mencionada, conforme a las razones de hecho y de Derecho que a

continuación se expondran.-

Que asimismo, en

subsidio y ante el hipotetico y poco probable caso de rechazo


de la Nulidad incoada, se plantea RECURSO DE RECONSIDERACION en

contra de esa misma Disposicion Nº 1985/15, a los efectos de

solicitar su REVOCACION Total por Contrario Imporario, por las

razones de hecho y de Derecho que se expondran oportunamente.-

venimos por el presente, de conformidad con lo dispuesto por el

Art. 348, 488 y Conc. Del CPP, a interponer, en tiempo y legal

forma de ley, Recurso de Apelación en contra de la resolución

de fecha 21 de abril de 2014, en la que en su parte pertinente,

Resuelve, I)- “No Hacer Lugar al beneficio de la Excarcelación,

interpuesto, por Jorge Darío González, solicitando se eleven

las presentes actuaciones por ante la Excma. Cámara Tercera y

esta haga lugar al presente recurso, ordenándose en

consecuencia la inmediata libertad de mi defendido, en mérito a

las siguientes consideraciones que paso a exponer:

II- ANTECEDENTES:

Previamente a referirme a la

Resolución que por este acto impugno, resulta necesario VE.,

hacer una breve síntesis de los distintos antecedentes obrantes

en autos.-

Que, independientemente de la

cuestión de fondo, y que no es materia de esta discusión, al

ser el delito por el cual mi cliente niega y desconoce, de los

llamados Excarcelables, cuya escala penal prevista en el Art.

119 ultimo párrafo inciso “f”, establece una pena de 3 a 10

años de prisión, en su oportunidad la defensa anterior planteo

un incidente de Excarcelacion el cual fue rechazado.-

Que, habiendo Gonzalez, confiado en

nuestra defensa técnica, asumimos, y fuimos pidiendo ciertas

medidas la cuales, a la fecha, la casi totalidad de la prueba


se encuentra incorporada en el Expte., dada asi las cosas, y

entendiendo que, el derecho de la excarcelación puede ser

planteado en cualquier momento del proceso, comparecimos a fs

1/3, por ante el titular del Juzgado de Instrucción N° 1, Dr.

Mario Martinez, deduciendo la Excarcelación en favor de nuestro

cliente, y para ello, manifestamos, por una parte, que el Art.

336, inciso 2°, permite conceder el Derecho constitucional

impetrado, toda vez, que el monto de la pena conminada para el

delito, es de 3 a 10 años, por lo que en el hipotético caso de

ser llevado a juicio y resultar condenado, por el Art. 26 del

CP., al ser la única condena, no registrar antecedentes

penales, ni causas pendientes de tramitación, ni mucho menos

registra condena anterior, ni tampoco medios de vida inmorales,

entendemos, que la misma seria de ejecución condicional, al

respecto, citamos jurisprudencia, y fallos de la justicia

local, que vienen sosteniendo pacíficamente el pensamiento de

los susriptos.- Por otra parte, manifestamos, que,

independientemente que la escala penal que se le atribuye a

nuestro cliente, rigiéndonos por nuestro ordenamiento de rito,

permite la Excarcelacion por que conforme al mínimo conminado,

POR EL Art. 119, ultimo pararfo inc. “f”, es de tres años y

resulta aplicable según asi lo establece el Art. 336 inc. 2°

del CPP., en conf con el Art. 27 del CP.- El criterio

dominante, en esta materia, establece que los beneficios

derivados de las Excarcelaciones y Excimisiones de prisión,

adoptado por nuestra Corte Suprema de justicia, no son una mera

concesión del juez, sino un derecho constitucional, que se

funda por el principio de inocencia del Art. 18 de nuestra

Constitucion Nacional, el cual puede ser negado solo si existe


lo que en doctrina se denomina como riesgo procesal, que en el

caso en particular, expusimos y fundamos debidamente, que al

estar arraigado el imputado en nuestra ciudad, al no ser

condenado anteriormente, ni ser reincidente, no existe riesgo

procesal alguno, que en libertad, GONZALEZ, vaya eludir el

accionar de la justicia ni mucho menos entorpecer la

investigación dado a que casi la totalidad de la prueba esta

incorporada en el expte, citamos jurisprudencia y doctrina, que

en honor a la brevedad nos renitimos a lo alli manifestado por

los presentantes a fs 1/3.-

Que, a fs. 4, corre vista del fiscal,

quien a fs 5, expresa incorrecta e inmotivadamente, “que no es

viable la Excarcelacion al superar el máximo del delito

imputado, el tope del Art. 336, inc. 1, expresando asimismo,

que haciendo un juicio de probabilidad, no le correspondería la

condena de ejecución condicional”, no brindando los motivos

debidamente fundados de por que no le correspondería, cunado en

contraposición a lo dictaminado por el Sr. Fiscal, el mínimo de

la pena conminando por el Art. 119, ultimo párrafo inciso “f”,

es de tres años, y si lo permite, conforme con lo dispuesto por

el Art. 27 del CP., omitiendo, además, sugerir, fundadamente,

cuales son las razones de que en Libertad GONZALEZ, vaya eludir

el accionar de la justicia o entorpecer la investigación.-

Que, a fs , corre resolución de

fecha 21/4/14, en la que el a-quo, APARTÁNDOSE, de lo que

pacifica y armónicamente viene sosteniendo con relación a esta

materia, la CSJN., como así también todos los tribunales del

país, incluso los nuestros, reproduce inmotivadamente el mismo

yerro del Sr. Fiscal, y extralimitándose de su competencia, ya


no, como juez de instrucción, sino como juez de merito,

realiza una vaga e inmotivada valoración futurológica, de lo

que podría pasar ante un hipotético juicio, resolviendo

incorrectamente, que ante la escala del delito que se trata que

prevee un mínimo de tres a 10 años, y una supuesta condena, la

misma no seria de ejecución condicional, no brindando sus

razones, cuando en contraposición a lo allí manifestado por el

magistrado, nuestro propio ordenamiento de rito, Art. 336, inc.

2 con el Art. 27 del CP., si lo permite., omitiendo también,

dar las razones debidamente fundadas de por que en libertad,

GONZALEZ, intentara eludir el accionar de la justicia, o

entorpecer la investigacion -

Que, ante el claro alejamiento por parte

del magistrado de grado inferior, de lo dispuesto por las

normas que regulan nuestro ordenamiento de rito, que si

permitirían en su caso acceder al propio derecho que la ley le

otorga al imputado, como asi también en clara contradicción a

los tratados internacionales, que por imperio del Art. 75, inc.

22 de la CN., tienen jerarquía constitucional superior a las

leyes, rechaza arbitraria e incorrectamente el derecho

constitucional que las propia ley le otorga a nuestro

defendido, por lo que en razón de ello, y ante la inexistencia

en el caso que nos ocupa, de lo que en doctrina se denomina

como riesgo procesal, deducimos, en contra de esa decisión este

escrito de Apelación para que VE., revoque dicho auto y conceda

en consecuencia la libertad de nuestro asistido, en mérito a

las razones que ahora pasamos a mencionar,

III- DEL RECURSO DE APELACIÓN:

A- PRIMERA CAUSAL:
En primer lugar, la Resolución

recurrida luce Arbitraria, incorrecta y contraria a derecho,

toda vez., que, como lo vengo manifestando en presentaciones

anteriores, “La Excarcelación”, es un derecho constitucional

que goza todo ciudadano sometido a proceso de conformidad a lo

estatuido en el Art. 18 C.N., puesto que la libertad sólo puede

ser restringida, cuando el magistrado considere que existe

convicción suficiente de que el beneficiario de dicho derecho,

va eludir la acción de la justicia, circunstancia que en autos

y de la misma resolución recurrida, no surge ni mucho menos

está acreditado y fundamentado por el a-quo que justifique la

denegación del beneficio impetrado en expresa violación al Art.

18 de la CN.-

En efecto, la Arbitrariedad”, en que

incurre el Dr. MARTINEZ, en la resolución recurrida de fecha

21/4/14, surge a toda luz, toda vez, que Rechaza,

inmotivadamente un derecho que la propia ley le otorga al

imputado conforme al Art. 14 y 18 de la CN., en conc. Con lo

dispuesto por el Art. 336, inc. 2 del CPP., antes del dictado

de una sentencia definitiva que destruya el principio de

inocencia de nuestro defendido, provocando por lo tanto un

perjuicio de imposible reparación ulteior.-

Por ello, la arbitrariedad de la

resolución recurrida, surge por una parte, como consecuencia,

de La violación al principio de Razón suficiente, es decir ello

se origina en virtud de la falta de congruencia en el criterio

adoptado por el Dr. MARTINEZ, a cargo del Juzgado de

instrucción Nº 1, quien aplica posiciones totalmente distintas

y contradictorias frente a casos de iguales y similares


características en donde ya le ha tocado actuar, por delitos

cuya pena si bien superan los 6 años, la pena puede ser de

ejecución condicional Art. 336 inc. 2 del CPP., como ocurre en

el presente caso, arribando como surge en la resolución

recurrida, a soluciones totalmente opuestas y arbitrarias, que

violentan el principio de igualdad, el estado de inocencia, el

principio de Razón suficiente y el debido proceso penal.-

Que, contrariamente a lo sostenido,

incorrecta, arbitraria e inmotivadamente por el Dr. MARTINEZ,

el art. 22 de la Constitución de la Provincia de la Rioja,

establece, que, “…Toda persona es inocente mientras no haya

sido declarada su culpabilidad por sentencia firme de juez

competente, dictada previo proceso legal. La privación de la

libertad durante el proceso tiene el carácter excepcional, sólo

puede ordenarse en los límites de esta constitución y siempre

que no exceda el término máximo que figura en la ley. Las

normas que autoricen son de interpretación restrictiva, salvo

el caso de flagrancia, nadie es privado de su libertad sin

orden escrita y fundada de juez competente, siempre que existan

elementos de convicción suficiente de participación en hecho

ilícito y sea absolutamente indispensable para asegurar la

investigación y la actuación de la Ley…”.

En el mismo sentido, el art. 6 del

CPP., establece, que “… toda disposición legal que coarte la

libertad personal, que limite el ejercicio de un derecho, o que

establezca sanciones procesales, debe ser interpretada

restrictivamente”.-

Que, del juego armónico de estas normas,

como así también de la Constitución Nacional y de los Pactos de


Derechos Humanos, entre los cuales se debe resaltar la

Convención de Derechos Civiles y el Pacto Americano de Derechos

Humanos, entendemos, que las limitaciones a la libertad, que se

imponen durante el transcurso de un proceso penal sólo tienen

carácter excepcional,

En efecto, y muy contrariamente a lo

sostenido inmotivada por el Dr. Martinez, La Cámara Tercera

viene adoptando un criterio uniforme en esta materia,

sosteniendo, que, “la Excarcelación no constituye una mera

concesión del Juez de instrucción sino una manifestación

concreta del derecho del imputado a la coerción menos gravosa.-

“las medidas restrictivas de la Libertad, solo deben ser

aplicadas a los casos necesarios y de modo proporcional al

peligro que se requiere prevenir, por lo que teniendo en cuenta

el estado jurídico de Inocencia la coerción debe ser

interpretada restrictivamente.- (VER LR- 30/09/09- EXPTE 15779

– VARGAS A S/ EXCARLECIÓN- APELACIÓN- ROBO CALIFICADO EN

POBLADO- DEL VOTO DEL PRESIDENTE DEL TRIBUNAL UNIPERSONAL DE

APELACIONES DR. CHAMIA).- ( autos Expte 16.879 - caratulado

DUVÑAK CRISTIAN HERNAN – EXCARCELACION.- PEREZ SERGIO S/

EXCARCELACIO N.- SOSA MARGARITA S/ EXCARCELACION”) entre

muchos varios mas.-

De ello, y siguiendo el pensamiento

inteligente de La Camara Tercera, surge claramente, que el

encarcelamiento preventivo sólo puede tener fines procesales,

porque se trata de una medida cautelar, no punitiva, criterio

que, surge de lo ex presamente previsto en el art. 22 de la

Constitución de la Provincia y que fuera consagrada en


distintos precedentes por la Corte Interamericana de Derechos

Humanos.-

Que, en consecuencia, advierta, que en

ningún lineado de la resolución recurrida, constan las razones

debidamente fundadas del magistrado, para suponer que GONZALEZ,

en Libertad vaya eludir el accionar de justicia o entorpecer la

investigación, es decir no surge de la resolución de análisis,

la existencia probada del Riesgo Procesal, arribando por lo

tanto a una solución inmotivada contradictoria, y que genera en

el caso de quedar inmune cierto marco de inseguridad jurídica,

al adoptar posiciones disímiles y contradictorias en casos de

similares características en donde sostiene una postura en un

determinado caso y cambia totalmente en otro, como en el caso

de narras, sin dar las respuestas y razones motivadas con las

citas jurisprudenciales o doctrinarias que justifiquen este

abrupto e inmotivado cambio de criterio, omitiendo valorar los

demás elementos que le permitan inferir y conocer a esta

defensa de cuales son los argumentos o motivos que acrediten,

que la libertad de gonzalez, antes de una sentencia firme que

destruya su inocencia, constituya un riesgo procesal para la

presente causa.-

Por ello, La garantía de razonabilidad

debe estar siempre presente en los actos del Estado a tenor del

artículo 28 de la Constitución Nacional. La razonabilidad

impone un cierto límite que, si se traspasa, se cae en la zona

opuesta de lo irrazonable o de lo arbitrario, y esto es

precisamente lo que ha ocurrido en el presente caso, en el caso


de quedar inmune la resolución recurrida de fecha 21/4/14, que

niega un derecho que la propia ley le reconoce.-

En efecto, la Suprema Corte de Justicia

de la Nación mediante la doctrina de la arbitrariedad, procura,

el control de logicidad de las sentencias, cuando se han

violado principios lógicos al razonar sobre aspectos

fundamentales de los conflictos sometidos a decisión de los

jueces inferiores. (FALLOS: 315-35.- 315-227. - 315-2396. -

318-189.- 324-3494. )

“la arbitrariedad es la negación de lo

jurídico, la sentencia arbitraria "es aquella en la que el

juez, sin dar razón alguna y fundado en su exclusiva opinión

personal, ha fallado apartándose de los extremos fácticos y

legales del caso, arribando a una conclusión jurídicamente

inaceptable, causando, por tanto, un daño a una de las partes o

bien a ambas". (Bianchi, Alberto, "El recurso extraordinario

por sentencia arbitraria", ED 99-835) .

Que, contrariamente a lo sostenido

escuetamente por el Dr. MARTINEZ, la Doctrina es pacífica al

sostener que “La Libertad es la Regla”, y la privación de la

misma, durante el proceso penal, es la excepción, cuya

finalidad, es impedir que el detenido, pueda entorpecer la

investigación impidiendo la actuación de la ley a los fines de

alcanzar la verdad real”, por ello de autos, no se advierte, ni

mucho menos se configura ninguna de las Excepciones previstas

en el Art. 337 del CPP, razón por la cual y de concederse este


Derecho Constitucional que por este acto se pide, mi defendido,

no entorpecerá el accionar de la justicia ni mucho menos,

obstaculizará la prosecución del proceso penal, comprometiendo

su comparendo por simple citación .-

Que, contrariamente a lo decidido por el

a-quo en la resolución de fs , que rechaza el pedido de la

Excarcelación a favor de gonzalez, nuestro código de rito,

establece claramente en el Art. 317 bis que, el juez, para

otorgar la Excarcelación, “calificará el o los hechos, de que

se trate, determinará si son de aquellos que autoriza la

excarcelación, y si no existe motivos para creer que el

beneficiario tratara de eludir la acción de la justicia o

entorpecer su investigación podrá conceder el beneficio”

Que, en el caso puntual, nada de lo

dispuesto por la Doctrina, la jurisprudencia, los tratados

internacionales, ni mucho menos, por la norma precedentemente

mencionada, ha sido aplicado por el a-quo al resolver este

incidente, ya que a fs vta., en una escueta e incorrecta

síntesis de MEDIA CARILLA, considera por encima de las normas

que regulan el proceso penal, “II)… que, siendo asi las cosas,

el proveyente a esta altura de la investigación habrá de

compartir el criterio sustentado por el agente fiscal, y

traduce expresamente lo que sugiere el MPF., entendiendo por

la no viabilidad de los supuestos establecidos en el Art. 336

inc. 1 y 2 del CPP.,”

Que, luego de transcribir el

pensamiento del agente fiscal, y reproducir el incorrecto

calculo matemático, al sostener, la no viabilidad en este caso,

del supuesto establecido en el Art. 336 inc. 2 , cuando surge


claramente y en contraposición a lo sostenido por el a-quo, que

el delito previsto y penado por el Art. 119 ultimo párrafo inc,

“f” que establece una pena de 3 a 10 años, es de los llamados

Excarcelables, y en consecuencia, conforme a lo dispuesto por

el Art. 26 DEL cp., Y 336, INC. 2 del CPP., si permite que en

el caso de ser condenado, la ejecución de la pena sea

condicional, Negando en consecuencia a mi defendido, en clara

violación al estado de inocencia, acceder al derecho

constitucional de permanecer en libertad que la propia ley le

otorga, sin que surjan o existan razones debidamente fundadas

para suponer que GONZALEZ, en libertad, vaya eludir el accionar

de la justicia o entorpecer la investigación.-

En este sentido, El Art. 119, ultimo

párrafo del inciso f del CP., establece “ se aplicará reclusión

o prisión de tres a diez años,..”

El Art. 26 del CP., dice, “En los

casos de primera condena que no exceda de tres años, será

facultad de los tribunales disponer en el mismo pronunciamiento

que se deje en suspenso el cumplimiento de la pena”.- es decir

siguiendo la norma y la escala penal correspondería que en un

hipotético caso de juicio, en el que fuera supuestamente

condenado, permitiría dejar en suspenso la condena, por que no

registra condena anterior, no tiene otras causas pendientes de

resolución (VER INFORME DE MESA DE ENTRADA) ni mucho menos es

reincidente.-

Que, tal como lo considerará VE., la

negación del Derecho constitucional por parte de SS., luce

arbitrario, por que el delito por el cual es acusado nuestro


defendido, “si es de los llamados Excarcelables”, y admite la

procedencia del Beneficio conforme al tipo penal previsto en el

Art. 119, ultimo párrafo inc. “f” del CP., en concordancia con

el Art. 336, inciso 2 del CPP., “ Cuando excediendo los 6 años,

la pena sea de ejecución condicional”.-

Que, en conclusión esta defensa se

agravia por que el rechazo del beneficio es arbitrario,

caprichoso, ilógico y atenta en contra de los derechos que la

propia ley le otorga al imputado, máxime que el delito por el

cual es traído a proceso, es de los llamados excarcelables y

permite la procedencia del instituto conforme lo establece

nuestro código de procedimiento penal, Art. 336 inc.2.- razón

por la cual solicitamos, haga lugar al presente Recurso y se

ordene la Libertad de nuestro defendido conforme a lo

precedentemente expuesto.-

SEGUNDA CAUSAL:

Que conforme a nuestro ordenamiento

Procesal penal, el Art. 125 del CPP., establece, que; “Las

Sentencias y los autos deben ser motivados, bajo pena de

Nulidad”., y en contraposición a lo dispuesto en nuestro código

de rito la Resolución en donde SS., niega La excarcelación de

fecha 21/4/14, adolece de nulidad, ya que la misma no ha sido

debidamente fundamentada y motivada, surgiendo así el segundo

agravio de falta de motivación, conforme al Art. 125 del CPP. –

Que, en efecto el texto del Artículo

precedentemente mencionado es claro y terminante ,y “la

motivación como exigencia está impuesta bajo pena de nulidad”,

al respecto Claría Olmedo, dice “ La norma es obvia y sienta


una regla precisa la motivación o fundamentación de la

sentencia y autos bajo pena de nulidad como garantía que se

acuerda tanto a las partes como al estado y se justifica ya que

en un estado de derecho el poder judicial debe dar cuenta de

sus actos diciendo por que condena o absuelve” página 141.

Que, la obligación de fundar tal o

cual afirmación, nos conducen a determinada conclusión lógica,

evitando caer en erróneas conclusiones carentes de sentido,

siempre y cuando se aplique las reglas de la sana crítica

racional, que es el sistema adoptado en nuestro Ordenamiento.-

Que, en el caso que nos atañe, y tal

como surge a fs, el A-quo, sin mencionar, ni tener en cuenta,

ni mucho menos, valorar lo peticionado por el suscripto a fs

1/3 y vta., se limita solamente para rechazar la Excarcelación,

en la transcripción de lo dictaminado por el Sr. Fiscal, sin

dar las razones debidamente fundadas, que lo lleven a suponer

concretamente que gonzalez, EN LIBERTAD VAYA FUGARSE , o

entorpecer la investgacion, cuando la casi totalidad de la

prueba esta incorporada en autos, omitiendo además fundamentar,

las razones para denegar un derecho que la propia ley le

concede al imputado, en atenta violación al Art. 18, de un

delito que ES de los llamados excarcelable, según lo indica el

ART. 336, inciso 2º del CPP, que contrariamente a lo sostenido

por el a-quo, si procede.-

Que, esta deficiencia observada por

la defensa, está sancionada, bajo pena de nulidad, en nuestro

C.P.P. Art. 125, y en el supuesto caso de mantenerse inmune

esta desición que llega el a-quo, sin motivar y fundamentar el


por que rechaza el Beneficio que a luz corresponde, seguramente

traería aparejado como es en este caso, una resolución

totalmente inadecuada contradictoria y arbitraria,

Que, en autos, Expte. Nº 10- Letra

“S”- Año 2003- Caratulados “SOTO ROLANDO ADRIAN S/

EXCARCELACIÓN- RECURSO DE APELACIÓN”, El TRIBUNAL FEDERAL ORAL

DE LA PROVINCIA DE LA RIOJA RESOLVIÓ: (“ que, en cuanto al auto

de fs., 4 y vta., le asiste razón al apelante al señalar, que

el mismo no está motivado infringiendo el Art. 123 del CPP., en

efecto, el texto del Articulo es terminante y la motivación

como exigencia está dispuesta bajo pena de nulidad, La norma es

obvia y sienta una regla precisa la motivación o fundamentación

de la sentencia y autos bajo pena de nulidad,. Que por lo tanto

corresponde nulificar el auto que deniega el beneficio de la

Excarcelación por carecer de motivación, Art. 123 del CPP.”).-

En esta materia, La Cámara Nacional de

Casación Penal se viene pronunciando con un criterio uniforme y

pacífico al sostener, que, “Corresponde Hacer Lugar a Los

Beneficios de La Excarcelación pues los elementos con que se

encuentra no permite presumir que el imputado intentará eludir

el accionar de la justicia o entorpecer la investigación”,

(CNCP- 7-4-97- PUBLI, ED176-38-48304)

En igual sentido en un reciente fallo,

La Cámara Nacional de Apelaciones, se pronunció a favor de los

Beneficios de La Excarcelación en los Autos FERNANDEZ GASTÓN-

CNDA- Sala I- 22/03/05 .-

Y así podría seguir mencionando

innumerables casos, en donde La Libertad debe ser entendida

como la Regla y la Privación como la excepción, tal como lo


viene sosteniendo pacífica y uniformemente la Corte Suprema de

Justicia de la Nación, en donde “Reconoce la existencia del

Derecho de Gozar la Libertad durante el proceso al que le ha

confiado jerarquía constitucional en virtud del Art. 75, inciso

22 de la CN”.- (Fallos 304,3191524)

En este sentido la jurisprudencia es

pacífica y uniforme al sostener “ La fundamentación constituye

un requisito insoslayable para el aseguramiento de la

racionalización del poder extremo a su vez básico dentro del

modelo republicano (Art. 33 CN., ) , como que también el

requisito de motivación cumple una doble finalidad exteriorizar

los fundamentos de la decisión adoptada y permitir su eventual

control jurisdiccional mediante el efectivo ejercicio de los

recursos , so pena de afectar las garantías constitucionales de

la defensa en juicio y el debido proceso legal (CNCP, SALA II,

SILVERTEINS, E”, 15-4-1996, id, sala III, 12-4-1994, PAULILLO

C).-

Que, en mérito a lo expuesto

solicito, a VE., haga lugar al recurso impetrado y se ordene en

consecuencia la Libertad de mi defendido, ya que de mantener

inmune la resolución recurrida implica privar caprichosa y

arbitrariamente a mi cliente de gozar de un derecho que la

propia ley le otorga al imputado máxime cuando su denegatoria

proviene como ocurre en el presente caso, de una inmotivada

incorrecta y arbitraria resolución.-

Por lo expuesto a V.E. solicito:

Tenga por presentado el Recurso en

tiempo y legal forma.-


Previo los tramites de ley, sírvase

elevar el mismo por ante la Excma. Cámara Tercera, de nuestra

provincia

Oportunamente, dicte resolución

haciendo lugar al mismo y se ordene la Libertad de GONZALEZ,

Y, SERÁ JUSTICIA