Está en la página 1de 8

Qué es LCP?

LCP NO ES un producto milagroso.

LCP es un potente tratamiento natural de amplio espectro,


seguro y basándose en la Oxígeno-Terapia.

LCP crea un ambiente, dentro del organismo, donde las


enfermedades no pueden desarrollarse.

Con LCP eliminamos virus, bacterias, gusanos, hongos,


parásitos y células de tejido defectuosas de nuestro cuerpo.
Liberamos nuestro organismo de agentes patógenos y toxinas
(Todo tipo de toxinas).

Además, la eliminación y liberación de metales pesados en el


cuerpo, como el plomo, mercurio, aluminio etc., que cada vez
amenazan más nuestra salud y colapsan nuestro sistema
inmunitario.

Realmente, suministramos grandes cantidades de oxígeno a las


células y tejidos, que es imprescindible y absolutamente
necesario para combatir la enfermedad.

LCP es un gran aliado del sistema inmunitario que ayuda al


organismo a curarse a sí mismo.

El sistema inmunitario tiene el control y con LCP es cientos de


veces más eficiente.

Con mis indicaciones exitosas, podemos llegar a una curación


del 100%.

En la parte más abajo, se presenta una lista de enfermedades


tratadas con LCP.

LCP no deja ni acumula residuos en el cuerpo, no perjudica la


salud a corto ni a largo plazo.

La forma y cantidad de toma, depende de la edad y el estado de


salud de cada persona y debe ser evaluado por el terapeuta de
esta página Web.
LCP es totalmente seguro siempre que se siga con el
procedimiento adecuado y con la ayuda de un terapeuta
capacitado en la materia.

LCP es seguro para mujeres embarazadas, bebés, niños,


adolescentes, adultos y/o ancianos.

La leche materna contiene altas cantidades de la fórmula en LCP


(Peróxido de Hidrógeno) y es muy necesario para las funciones
diarias de protección en el organismo del bebé.

Los glóbulos blancos (Leucocitos) producen este componente


para combatir las infecciones y proporcionan pequeñas
cantidades a la sangre.

Además, ayuda a metabolizar las grasas, proteínas e hidratos de


carbono y es un componente clave en la producción de
estrógeno, testosterona y tiroxina.

En la actualidad existen hasta medicamentos que llevan el aquí


mencionado suplemento.
Con esto quiero decir que ya esta aprobado para muchos usos,
inclusive internos.

¿Por qué LCP con su Fórmula produce


Resultados Asombrosos?
LCP actúa como munición de gran calibre para el sistema
inmunitario, ayudándole a atacar los microorganismos
patógenos que no puede vencer el mismo; Y esto mismo lo
consigue, entre otras formas, a través de la interrupción de la
síntesis proteínica, rompiendo la pared celular del patógeno
como si fuera la explosión de una granada.

Debido a esta estructura del Ion del Peróxido, ese mismo actúa
como fuerte oxidante, arrancando todos los electrones que
están por debajo de un pH de 7.

Los agentes patógenos que suelen ser anaeróbicos, tienen un


pH inferior; Esto incluye virus, algunas bacterias, hongos,
gusanos, parásitos y células de tejido defectuosas.

Además, cuando se tiene en cuenta que los microorganismos,


virus, bacterias y agentes patógenos que causan enfermedad no
pueden sobrevivir en un ambiente rico en oxígeno, se entiende
que la terapia de oxígeno es el arma más poderosa para luchar
contra la enfermedad. Un cuerpo altamente oxigenado no sólo
es inmune a la afección, también elimina la enfermedad que ya
existe.

Se han realizado innumerables estudios donde se demuestra de


manera concluyente que en ambientes ricos en oxígeno no sólo
se oxidan y eliminan las células cancerígenas, sino también,
toxinas, bacterias, virus, agentes patógenos y microorganismos
característicos de enfermedades.
Los tumores cancerosos disminuyen de tamaño cuando entran
en contacto con oxígeno y las células sanas se multiplican más
rápidamente de forma saludable.

La terapia con esta fórmula se ha estudiado en los principales


centros médicos de investigación alrededor del mundo,
incluyendo la Universidad de Baylor (Texas), la Universidad de
Yale (New Haven),
la Universidad de California (Los Ángeles) y la Universidad de
Harvard en Estados Unidos, así como en las escuelas de
Medicina de Gran Bretaña, Alemania, Italia, Rusia, Canadá,
Japón y Cuba.

Como resultado, ahora sabemos que el cáncer y otras células


causantes de enfermedades, sencillamente no pueden
sobrevivir y desarrollarse en un cuerpo rico en oxígeno. Por otro
lado, las células sanas que necesitan oxígeno como fuente de
vida y dependen de él para mantener sus funciones y su
viabilidad, se desarrollan y se convierten en más sanas en un
ambiente rico en oxígeno. El cuerpo humano en su totalidad se
rejuvenece y recibe incontables beneficios de la terapia de
oxígeno para su salud.

Nota Importante:
Es importante no confundir LCP con otros productos basados en
oxígeno, dióxido y/o cloro ya que, no son lo mismo y su actuación
completamente diferente. LCP es seguro, de gran alcance,
versátil, selectivo y utilizado extensamente: ¡Haz clic aquí y vea
la comparativa!

¡LCP es el más poderoso eliminador de


enfermedades jamás conocido!
El componente básico de la solución, es el elemento bioquímico:
Peróxido de Hidrógeno (H2O2), también conocido como Dióxido
de Hidrógeno y se elabora en laboratorios en Alemania, Suiza y
Gran Bretaña con el porcentaje adecuado, con la pureza óptima,
con la más alta calidad y es de grado alimenticio.

Peróxido de Hidrógeno (H2O2)

Dióxido de Hidrógeno (H2O2)


La elaboración de este producto ha superado estrictos
controles de calidad, garantizando la ausencia de componentes
que pudieran ser perjudiciales para el ser humano.

Después de varios años de investigación, experiencias


personales y con pacientes, puedo asegurar que se han
cumplido todas mis expectativas y los resultados con LCP son
magníficos y asombrosos.

Todavía no he encontrado una enfermedad o patología que no


responda positivamente a este tratamiento.


El ganador del Premio Nobel, el doctor alemán Otto Heinrich
Warburg, sorprendió al mundo cuando reveló que la mayoría de
enfermedades son ocasionadas por niveles insuficientes de
oxígeno en sangre, células, tejidos y el organismo en general.
Sus estudios demostraron que si privamos a una célula del 35%
de su nivel necesario de oxígeno durante 48 horas, ésta puede
volverse cancerosa.

El cáncer se ha extendido de gran forma en nuestra sociedad


moderna, porque la mayoría de personas sufren niveles
insuficientes de oxígeno.

La falta de oxígeno no es solamente la causa subyacente del


cáncer, también es la causa de la mayoría de enfermedades,
desde el Sida hasta la Candidiasis.

Una parte de los científicos afirman que los virus, microbios,


gérmenes y/o las bacterias dañinas son la causa del cáncer y
otras enfermedades. Otros proclaman que son las sustancias y
toxinas de los alimentos, del aire y ambiente que respiramos. Y
otro grupo de científicos asegura que son nuestros genes o el
estrés lo que nos hace enfermar.

Es cierto, todos estos factores caracterizan a la mayoría de las


enfermedades y pueden ser precursores o subproductos de las
mismas, pero ¡NO CAUSAN LA ENFERMEDAD! Más bien, crean
una condición en el organismo (un déficit de oxígeno) que a su
vez, causa las enfermedades.

Así que, la primera causa de todas las enfermedades está


relacionada de una u otra manera con un
déficit de oxígeno y en cuanto el organismo humano recibe
abundantes cantidades de oxígeno, elimina y destruye las
células cancerígenas, agentes patógenos, microorganismos,
bacterias dañinas, virus y toxinas causantes de enfermedades,
porque no pueden sobrevivir en un ambiente rico en oxígeno.

Para que el oxígeno pueda erradicar la enfermedad, no


únicamente debe llegar a los pulmones o a la corriente
sanguínea; El oxígeno debe llegar a las células y tejidos del
organismo. Este proceso tan importante y necesario, por ciertos
factores, no siempre se lleva a cabo de forma adecuada.

Por esta razón, algunas terapias basadas en el oxígeno, como


alimentos o suplementos ricos en oxígeno, tratamientos que
liberan oxígeno en el corriente sanguíneo etc., no son eficaces
para tratar las enfermedades; Aunque suministren oxígeno al
organismo, no tienen un mecanismo eficiente para liberar el
oxígeno de la molécula de hemoglobina, lo que significa que el
oxígeno no llega a las células y tejidos. Por este motivo,
raramente son eficaces en la prevención y curación de la
enfermedad.

LCP estimula el movimiento de los átomos de oxígeno desde la


corriente sanguínea a las células y tejidos del organismo en
mayor medida de la que normalmente se alcanza por otros
medios.

Además, LCP con su fórmula acrecienta el oxígeno y la


disociación de la hemoglobina, incrementando así el envío de
oxígeno desde la sangre a las células y tejidos. Este envío de
oxígeno a las células y tejidos es esencial para crear el aumento
de oxígeno necesario para mantener un ambiente sano que
resulte inhóspito para la enfermedad.


Enfermedades tratadas con
éxito:
Aviso:
Únicamente se presentan las enfermedades o patologías
tratadas con LCP, cuyo éxito de curación
o mejoría haya superado el 50% y en más de 10 personas.
►Haz clic sobre ésta imagen◄

Entre una gran variedad de enfermedades tratadas, LCP es un


gran aliado del sistema inmunitario que ayuda al organismo a
curarse a sí mismo.

Todavía no he encontrado una enfermedad o patología que no


responda positivamente a LCP.

¿Quieres llegar a esto?


¡No es necesario!
Espero y deseo que este breve resumen haya ayudado a ilustrar
las grandes propiedades curativas del Peróxido de Hidrógeno.
Estoy convencido de su poder terapéutico, tanto por experiencia
propia y de una gran cantidad de personas. Además, el apoyo de
la literatura científica publicada. LCP con sus propiedades y
aplicaciones, lo hace un compuesto indispensable a tener en su
botiquín.