Está en la página 1de 5

PLANIFICACIÓN MINERA:

Antes de entrar en una clasificación de las diferentes clases de planificación minera que
se aplicarán en las empresas, debemos tratar de definir, si es posible, el concepto mismo
de planificación de una manera práctica y aplicable a los casos mineros.

De diferentes autores se ha escogido varias definiciones, ya que probablemente de la


lectura de todas podremos obtener una impresión más completa que tomando una sola
como dogma.

 La planificación será un proceso de adaptación a los inevitables cambios o ciclos.


 La planificación será anticipar el posible futuro.
 Planificación será un estilo de dirección. Será una actitud mental y laboral más
que una técnica.
 Planificación será una decisión o elección previa.
 Planificación es creer y desear hacer algo que sucederá.
 Planificación será no confundir el deseo con la realidad.

Clases de planificación minera

La planificación deberá llevarse a cabo en función de las áreas en que se tendrán que
tomar las decisiones, son planificación operativa, planificación administrativa y
planificación estratégica.

Planificación operativa

Es la que actúa sobre los factores de suministro, conversión, producción


y comercialización para lograr los productos requeridos en el tiempo, lugar y precio, así
como para su promoción y distribución. Suele dividirse, consecuentemente, en función
del tiempo (corto, medio y largo plazo), en función del espacio (áreas, niveles, secciones,
zonas geográficas, etc.) o por el valor comercial (calidad, densidad económica de los
productos, primarios, secundarios, etc.).

Planificación administrativa

Es la que relaciona las entradas (inputs) de la empresa, los famosos “M” americanos
(men, materials, machines, money, management), estudiando sus necesidades y sus
distribuciones relativas para lograr el óptimo producto y el equilibrio y armonía entre
ellas, preparando los programas correspondientes de formación de personal,
abastecimiento o disponibilidad de materias primas, selección y mantenimiento
de procesos y maquinaria, financiación, resultados y tesorería, selección y captación de
personal directivo, investigación tecnológica y de mercado.

Planificación estratégica

Corresponde a la Alta Dirección y actúa fundamentalmente sobre las salidas (outputs) de


la empresa, esto es sobre aquellas decisiones previas que determinan la naturaleza misma
y la dirección del negocio. Es decir, debe considerar no solo los grandes objetivos que
definen la propia empresa, sino también los planes, la captación de los recursos y los
medios para lograrlos.
No es solamente dónde ir, sino también cómo ir y qué debe ser la empresa, de acuerdo
con los medios realmente disponibles o factibles. Existe una muy común confusión entre
la planificación estratégica y la planificación largo plazo. Mientras que esta última es
normalmente operativa, pues proyecta las actuales operaciones hacia el futuro, como
un resultado de la dimensión tiempo, en algunas ocasiones pueden existir decisiones a
corto plazo que son estratégicas a causa del impacto tan fuerte que tienen sobre la
naturaleza y la dirección del negocio.

La planificación estratégica tiene que ver más con el entorno -cambio de las condiciones
ambientales- en que se desarrolla la vida de la empresa, uno de los cuales es,
naturalmente, el tiempo. Una decisión estratégica a corto plazo puede ser parar una mina
por falta de rentabilidad en un mercado dado y en un momento determinado y otra es
volver a arrancarla cuando ha variado las condiciones del mercado.

La determinación de la naturaleza y dirección de la empresa es la más alta de


las responsabilidades de la Alta Dirección e incluso la más vital. Toda empresa tiene una
planificación estratégica bien sea formal o no, bien la lleve a cabo o no. Es tan sólo
cuestión de quién formula dicha estrategia. Si los altos niveles de la compañía no dan
suficiente importancia a la planificación estratégica, entonces otros niveles internos o
inferiores de la organización lo hacen o lo que es peor, algunos elementos externos a la
empresa-gobiernos, consumidores, clientes, competidores, ecologistas, sindicatos
pueden forzarla y cambiar el destino de la empresa.
Tipos de planificación

Etapas del proceso de una planificación minera

La planificación debe ser una herramienta para tomar decisiones. Las etapas o pasos que
se deben seguir son básicamente:

1. Determinación de los objetivos mineros a conseguir.


2. Desglose de los objetivos en subobjetivos específicos en tiempo y dimensión.
3. Desarrollo de las alternativas posibles.
4. Comparación entre las diferentes alternativas.
5. Valoración de las alternativas en tiempo.
6. Valoración de las alternativas en presupuesto.
7. Elección provisional de la alternativa más conveniente.
8. Medición de las consecuencias adversas de esta alternativa.
9. Toma de la decisión final.

Entre las alternativas posibles no se debe confundir lo que debe ser con lo que queremos
que sea, esto significa claramente no confundir el deseo con la realidad.
Dimensiones de la planificación. El concepto PIPOS

El anagrama de PIPOS nos permite definir las dimensiones de la planificación y


corresponde a las letras iniciales, en inglés, del significado y de las dimensiones de una
completa y buena planificación:

 Phylosophy = Filosofía
 Inputs = Entradas o Información
 Process = Proceso
 Outputs = Salidas o resultados
 System = Sistema o control

En forma resumida podremos aclarar el significado de cada uno de los conceptos de


PIPOS.

La Planificación como una filosofía, una forma o estilo de trabajo

En lugar de interpretarse la planificación como una herramienta o simplemente como una


técnica, es mejor comprenderla como un modo de dirigir y conseguir la realización de un
proyecto, así se trata más de un estilo de trabajo que se refleja en todo el ambiente del
trabajo y en la propia organización de la empresa. Como tal, este estilo debe ser
compartido por todos los miembros de la Dirección como un equipo y no solamente como
una imposición personal del Director, y a ser posible este debe recoger las aspiraciones
del equipo y hacerlas suyas.

Las entradas o la información para planificar. Datos necesarios

La información sobre todas las fuerzas positivas o negativas, que actúan en el proceso,
tales como los mercados, competencia, tecnología, gobierno, fuerzas laborales, reservas,
costos, etc., representan la base para definir las oportunidades y resistencias (pros y
contras).

Esta base de datos debe combinarse con la información sobre los recursos y los medios
propios de la compañía, el conocimiento y la calidad del equipo directivo, de los datos de
la planta y de los suministradores de la maquinaria, así como de otros componentes que
determinan las fortalezas y las debilidades de la empresa.

También son informaciones o datos las previsiones, premisas y estimaciones sobre


el desarrollo presente y futuro de acuerdo con los resultados anteriores de la compañía.
El valor de estas informaciones o datos previos influirá en la calidad de la planificación
resultante.

En la tecnología minera los datos básicos son los sondeos espaciales y las evaluaciones
de cantidad y calidad, así como los costos reales de la actual explotación o de otras
similares.

Planificación como proceso

Más que nada, planificación es un proceso. Planificación es el proceso de formular los


objetivos y los subobjetivos, así como el desarrollo y evaluación de las alternativas de
actuación para alcanzar aquellos objetivos, haciéndolo sobre la base de saber identificar
las oportunidades, disminuir las resistencias externas y fortalecer los puntos débiles
internos de la empresa.

El proceso de planificación puede ser llevado a cabo para las diferentes áreas o grupos de
decisión y también para muy diferentes horizontes de tiempo, especialmente cuando se
trata de grandes empresas o grupos financieros multinacionales, aun cuando al final se
consoliden los resultados globales.

Los resultados de este proceso deben ser unas decisiones, que en forma de planes o
programas constituyen las bases para actuar y así serán unas decisiones de hoy que
producirán los resultados que a la Dirección le gustaría obtener en el futuro.

Salidas o resultados de la planificación

Los resultados del proceso de planificación deben ser unos documentos formales, que
pueden tomar la forma de unos programas parciales o globales, que cubran unos plazos
cortos o largos y que pueden afectar a la compañía como un conjunto o a una parte de ella
como una división.

Un ejemplo muy antiguo y minero será el Plan de Labores anual como un


programa temporal del proyecto minero, que es, al fin y al cabo, otro Plan a mayor largo
plazo y con un carácter más estratégico.

Planificación como un sistema

El sistema representa aquí la interdependencia entre el conjunto de los objetivos que


deben planificarse y las herramientas, útiles y técnicas, así como los procedimientos que
son empleados. Como tal, un sistema de planificación se refiere a el qué, el cómo, el
dónde y cuándo es efectuado dentro de la organización en orden a obtener un objetivo
bien realizado.