Está en la página 1de 8

1. Poliedros. Teorema de Euler.

TEMA 45

Poliedros. Teorema de Euler.


Sólidos platónicos y arquimedianos.

Dedicamos la primera sección a probar la fórmula de Euler que relaciona el número de


caras, vértices y aristas de un poliedro. Este es el ingrediente fundamental para demostrar,
en la sección segunda, la existencia de, exactamente, cinco poliedros regulares, resultado
éste que ya aparece demostrado en la última proposición de los Elementos de Euclides, y
para reducir en la tercera la clasificación de los sólidos arquimedianos, también llamados
semirregulares, a un sencillo ejercicio de combinatoria.

1. Poliedros. Teorema de Euler.

1.1 Definiciones

1. A lo largo de todo el tema el término polígono significa subconjunto cerrado y convexo


de R 2 cuyo borde es una línea quebrada plana. Los segmentos cerrados que constituyen su
borde se llaman lados del polígono. Dos de dichos lados se dicen contiguos si no son
disjuntos, y los puntos de intersección de lados contiguos se llaman vértices del polígono.

2. Un poliedro (convexo) es un conjunto finito K = {P1, ...,Pk } cuyos elementos Pi son


polígonos, a los que se llama caras de K. Las aristas de K son los lados de alguna de sus
caras y los puntos de intersección de pares de aristas se denominan vértices de K. Para
que un tal conjunto finito de polígonos se llame poliedro se deben cumplir las siguientes
propiedades:

2.1. Dados vértices v y w de K existen aristas a 1, ..., ar de K tales que v es vértice de a 1 , w


lo es de ar y la intersección ai ∩ ai + 1 es no vacía para cada 1 ≤ i ≤ r – 1.

77
1. Poliedros. Teorema de Euler.

2.2. Cada arista de K es lado de, exactamente, dos caras de K.


2.3. Si las caras Pi y Pj comparten un lado, entonces los planos que contienen a Pi y Pj son
distintos.
i i
2.4. Para cada 1 ≤ i ≤ k, sean H + y H – los dos semiespacios cerrados de R 3 con frontera
común el plano que contiene a la cara Pi . Entonces la unión de las caras de K está conteni-
i i
da, bien en H + , bien en H – .

De las condiciones 2.2 y 2.3 se deduce fácilmente la siguiente

1.2 Proposición

1. Cada vértice de un poliedro K pertenece, al menos, a tres caras y tres aristas.

2. Cada poliedro K posee, al menos, cuatro caras, cuatro vértices y seis aristas.

Ya hemos señalado que el resultado básico de esta sección es la famosa

1.3 Fórmula de Euler

Sean C, A y V, respectivamente, el número total de caras, aristas y vértices de un poliedro


K. Entonces C + V – A = 2.

Demostración

Procedemos por inducción sobre C. Si C = 4, entonces K es una pirámide triangular, luego


V = 4, A = 6, y así C + V – A = 2. Supongamos probado el resultado para poliedros con
menos de C > 4 caras, y sea K uno con C caras. Elegimos una de ellas, digamos P ∈ K y sea
k el número de aristas de P. Elegimos un punto v en el semiespacio que no contiene a K de
los dos en que divide a R 3 el plano que contiene a la cara P.
v
Eliminamos las aristas de P y formamos un nuevo poliedro
K´ “estirando desde los vértices de P hasta llegar a v”. Así K´
posee C´ = C – 1 caras, A´ = A – k aristas y V ´ = V – k + 1 P
vértices. Aplicando la hipótesis de inducción al poliedro K´ se
obtiene finalmente

2 = C ´ + V ´ – A´ = (C – 1) + V – k + 1 – (A – k ) = C + V – A ♦

78
2. Sólidos platónicos.

2. Sólidos platónicos.

2.1 Definición

Un sólido platónico es un poliedro K que cumple las propiedades siguientes:

1. Sus caras son polígonos regulares iguales entre sí.

2. Los polígonos cuyos vértices son los puntos medios de las aristas que concurren en un
vértice son iguales. En particular, en cada vértice de K concurre el mismo número m (K )
de aristas.

El objetivo de esta sección es probar que existen, exactamente, cinco sólidos platónicos, y
describirlos. Para ello necesitamos dos resultados previos, el primero de ellos de naturaleza
muy elemental.

2.2 Angulos interiores de un polígono regular

Cada uno de los ángulos interiores del polígono regular de n lados mide π (n – 2)/n radianes.

Demostración

Sean O el centro de un polígono regular de n lados, y A, B dos vértices A B


consecutivos. Si cada uno de los ángulos interiores de P mide α , se tiene
∠ ABO = ∠ OAB = α / 2, mientras que el ángulo β = ∠ BOA = 2π /n. β
Sumando los ángulos del triángulo ∆ABO resulta
O
π = α / 2 + α / 2 + β = α + 2π /n, α

y despejando α = π (n – 2)/n. ♦

2.3 Relaciones aritméticas en un sólido platónico

Sean n = n (K ) y m = m (K ), respectivamente, el número de lados de las caras y el


número de aristas que concurren en cada vértice, de un sólido platónico K que tiene C
caras, A aristas y V vértices. Entonces se cumplen las siguientes relaciones

79
2. Sólidos platónicos.

i) min {m, n} ≥ 3 ; ii) (m – 2) (n – 2) < 4 ; iii) max {m, n} ≤ 5 ; iv) nC = 2A = mV

v) 4m
C = -------------------------------- 4n
- ; V = -------------------------------- 2mn
- ; A = --------------------------------
-
2m + 2n – mn 2m + 2n – mn 2m + 2n – mn

Demostración

i) La desigualdad 3 ≤ m se sigue de 1.2.1, y es obvio que 3 ≤ n, pues no hay polígonos con


menos de tres lados.

ii) El ángulo α que forman dos aristas de K que concurren en un vértice v vale, en virtud de
2.2, α = π (n – 2)/n. Como en v concurren m aristas, m α < 2π , o sea, m π (n – 2)/n < 2π , o
lo que es igual, mn – 2m < 2n. Por tanto, mn – 2m – 2n + 4 < 4, esto es,

(m – 2) (n – 2) < 4

iii) De los dos apartados anteriores se deduce que

4 > (m – 2)(n – 2) ≥ n – 2, luego n ≤ 5, y análogamente m ≤ 5

iv) Cada cara tiene n aristas, y como cada una de ellas es compartida por, exactamente, dos
caras, resulta que 2A = nC. A su vez, en cada vértice concurren m aristas, luego como cada
arista es compartida por dos vértices resulta que 2A = mV.

v) Es suficiente sustituir los valores anteriores y emplear la fórmula de Euler. Así,

Cn
2 = C + V – A = C + ------- – Cn C ( 2m + 2n – mn-) ,
------- = -----------------------------------------
m 2 2m

y basta despejar C. Empleando el valor de C que acabamos de obtener, resulta que

A = nC
2mn
------- = --------------------------------
-
2 2m + 2n – mn

Finalmente, el valor de V se calcula a partir del anterior utilizando la igualdad 2A = mV. ♦

De aquí es ya inmediato obtener la siguiente

80
2. Sólidos platónicos.

2.4 Clasificación de los sólidos platónicos

Sean K un sólido platónico, n = n (K ) y m = m (K ). De los nueve pares (m,n) que se


pueden formar con los valores admisibles m, n ∈ {3, 4, 5} que proporcionan las condiciones
1 y 3 anteriores, los pares (4, 4), (4, 5), (5, 4) y (5, 5) no satisfacen la segunda condición,
por lo que, a lo sumo, hay cinco sólidos platónicos, cuya existencia se demuestra con unas
tijeras y varias cartulinas. Sus características se calculan empleando 2.3.5, y son las
siguientes:

m = 3, n = 3 ; C = 4, A = 6, V=4 ; Tetraedro

m = 3, n = 4 ; C = 6, A = 12, V=8 ; Cubo

m = 4, n = 3 ; C = 8, A = 12, V=6 ; Octaedro

m = 3, n = 5 ; C = 12, A = 30, V = 20 ; Dodecaedro

m = 5, n = 3 ; C = 20, A = 30, V = 12 ; Icosaedro

Tetraedro Cubo
Octaedro

Icosaedro
Dodecaedro

81
3. Sólidos arquimedianos.

3. Sólidos arquimedianos.

3.1 Definiciones

Si en la definición de sólido platónico se elimina la condición de que todas las caras del
poliedro sean iguales se obtiene la de sólido arquimediano. Los invariantes numéricos que
intervienen en su clasificación son los siguientes:

1. Para cada k ≥ 3, el número Ck de caras con k lados.

2. Para cada k ≥ 3, el número nk de caras con k lados que contienen un vértice dado (que no

depende del vértice escogido), y su suma N = ∑n k , que es el número de aristas que


k≥3
concurren en cada vértice.

3. Los números C, A y V de caras, aristas y vértices del poliedro.

3.2 Observaciones

1. Sea K un sólido arquimediano. En virtud de 2.2, la suma de los ángulos que forman las

aristas concurrentes en un vértice de K es ∑n  k – 2  < 2 π , y así


k  ----------  π
k ∑n k – 2  < 2 .
k  ---------- 
k
k≥3 k≥3

2. Para cada entero r > 3 se cumple que (2r – 6) nr < (6 – N )r. En efecto, para cada k ≥ 3,
k-----------
– 2- 1
≥ --- , luego de la desigualdad anterior resulta
k 3
N – nr
r–2
2 > n r  ----------  +
 r  ∑ k–2
k
r–2
n k  ----------  ≥ n r  ----------  + 1
r
---
3 ∑ r–2
n k = n r ----------  + -------------- ,
r 3
k ≥ 3, k ≠ r k ≥ 3, k ≠ r

y multiplicando ambos miembros por 3r se deduce la desigualdad anunciada.

3. Suponemos que no todas las caras de K son triángulos. Entonces N ∈ {3, 4, 5}. En efecto,
desde 1.2.1 sabemos que N ≥ 3, y por la hipótesis, nr ≠ 0 para cierto r > 3. Así, de lo
anterior, (6 – N )r > 0, esto es, N ≤ 5.

82
3. Sólidos arquimedianos.

kC
4. Para cada k ≥ 3 se cumple la igualdad V = --------k , ya que cada cara con k lados tiene
nk
también k vértices, lo que da un total de k C k vértices, y de ahí la igualdad, pues en cada
vértice concurren nk de dichas caras.

5. El número total de caras es C = V ∑ n----k- . Esto se deduce de sumar


k C = ∑C k y
k ≥3 k ≥3
sustituir el valor de Ck que nos proporciona la igualdad anterior.

6. Como en cada vértice concurren N aristas y cada una de ellas tiene dos vértices, se
concluye que 2A = VN.

4
7. El número total de vértices es V = ----------------------------------
- . Esto se deduce de la fórmula de
2–N+2
nk

-----
k
k ≥3
Euler junto con las dos igualdades precedentes, ya que basta despejar V en la igualdad

 
2 = C + V – A = V 1 +

∑ n----k- – N---2- 
k

k≥3

8. De los tres apartados precedentes se desprende, sin más que sustituir y despejar, que

4 ∑ ----nk-
k

k≥3 2N
C = ----------------------------------
- y A = ----------------------------------
-
2 – N +2 ∑ n k
-----
k
2–N+2 ∑ nk
-----
k
k≥3 k≥3

3.3 Comentario

A partir de las relaciones anteriores es un ejercicio de pura combinatoria, pero largo y


pesado, la determinación de todos los sólidos arquimedianos. A título de ejemplo, y para
ilustrar el tipo de argumentos que se emplean, obtendremos las características de los
sólidos arquimedianos en cuyos vértices concurren cinco aristas.

83
3. Sólidos arquimedianos.

3.4 Teorema

Existen exactamente dos sólidos arquimedianos no platónicos de modo que en cada uno de
sus vértices concurren 5 aristas.

Demostración

Sea K un sólido arquimediano no platónico con N = 5. Comenzamos observando que

{r ∈ Z : 3 < r y nr ≠ 0} ⊆ {4, 5}

En efecto, si 3 < r y nr ≠ 0, y puesto que N = 5, se deduce de 3.2.2 que

r = (6 – N )r > (2r – 6) nr ≥ (2r – 6),

luego r < 6. De aquí se sigue que n 3 = 4 y n 4 + n 5 = 1. En efecto, por 3.2.1,

5 5 5 5

n k (k – 2 )
2 > ∑ - =
----------------------
k
∑n k –2 ∑ n
-----k = 5 – 2
k
∑ n----k- ,
k

k=3 k=3 k=3 k=3

5
n3 n4 n5
es decir, 3 < 2 ∑ n----k- = 2  ----3- + ----4- + ----5- . Como n
k
4 + n 5 = 5 – n 3 , resulta que
k=3

n 5–n 5 n
3 < 2  -----3 + -------------3  = --- + -----3 ,
3 4  2 6

luego n 3 > 3. Como K no es platónico, n 3 ≠ N, o sea, n 3 = 4, y así n 4 + n 5 = 5 – n3 = 1. Se


dan así dos posibilidades, según que n 4 = 1, n 5 = 0, o n 4 = 0, n 5 = 1. Empleando las
fórmulas de 3.2 se deduce que, en el primer caso,

V = 24, C 3 = 32, C 4 = 6, C = 38 y A = 60,

y se dice que K es un cubo chato, mientras que en el segundo,

V = 60, C 3 = 80, C 5 = 12, C = 92 y A = 150,

y a este sólido se le llama dodecaedro chato.

84