Está en la página 1de 6

NOMBRE: ANDREA ALAVA ANCHALA

GRUPO: 2
PANCREAS
CONSIDERACIONES GENERALES
SITUACIÓN: El páncreas se halla situado en la porción superior del abdomen, delante de la
columna vertebral, lumbar, detrás del estómago, entre el bazo, que corresponde a su
extremo izquierdo, y el asa duodenal, que engloba en su concavidad todo su extremo
derecho. Por regla general, se halla en relación con la primera y la segunda lumbares.
DIRECCIÓN: El páncreas, como hemos dicho, se halla situado transversalmente delante de
la columna vertebral. Su dirección no es exactamente rectilínea ni exactamente transversal;
su mitad derecha es horizontal, y, en cambio, su extremidad izquierda es ligeramente
oblicua de dentro afuera y de abajo arriba, de manera que las dos porciones se unen
formando un ángulo sumamente obtuso con el seno dirigido hacia arriba y a la derecha.
Además, así como la porción media de la glándula es rechazada hacia delante por la
columna vertebral y los vasos voluminosos que cruzan su cara posterior, sus dos extremos,
el izquierdo especialmente, se hunden más o menos en los hipocondrios. Resulta de ello
que en el plano horizontal, el páncreas describe en conjunto una curva más o menos
acentuada de concavidad posterior. Se apoya, sobre la columna vertebral, como el saco del
molinero sobre el dorso de su asno.
VOLUMEN: El páncreas desde el punto de vista de sus dimensiones, presenta, como la
mayoría de las vísceras, variaciones a veces muy notables. Su longitud, medida de su
extremidad izquierda a la derecha, varía de 16 a 20 centímetros; su altura, por término
medio, es de 4 a 5 centímetros; su grosor, de 2 a 3 centímetros.
PESO: Su peso medio es de 70 gramos en el hombre y de 60 gramos en la mujer.
COLOR Y CONSISTENCIA: En estado de reposo, la glándula pancreática presenta una
coloración blanco grisácea. Durante el trabajo digestivo, lo mismo que las glándulas
salivales, se congestiona, tomando un color más o menos rosado. Desde el punto de vista
de su consistencia, el páncreas es relativamente duro, aunque muy friable.
CONFORMACIÓN EXTERIOR: El páncreas presenta una forma muy irregular: se le ha
comparado sucesivamente con un gancho, con un martillo, con una lengua de perro y con
una escuadra de albañil. Dejando aparte estas distintas comparaciones tan groseras como
poco exactas, diremos que el páncreas es un órgano prolongado en sentido transversal,
aplanado de delante atrás y mucho más voluminoso en su extremo derecho que en su
extremo izquierdo. De ordinario se distinguen en él tres partes: una parte media o cuerpo,
un extremo derecho o cabeza, y un extremo izquierdo o cola. No existe ninguna línea de
demarcación interior o exterior que separe estas dos últimas porciones. Sin embargo, no
sucede lo mismo con las dos primeras: entre el cuerpo y la cabeza se encuentra una porción
estrechada, que se designa indistintamente con el nombre de cuello o istmo. Describiremos
por separado cada una de estas porciones del páncreas, procediendo de derecha a
izquierda.
Extremo derecho o cabeza. — El extremo derecho o cabeza (porción vertical de algunos
autores) se halla enclavado en la especie de herradura que forman en su conjunto las tres
primeras porciones y aun muchas veces las cuatro porciones del duodeno. Puede decirse
que, para formarla, el páncreas se encorva, como el mismo duodeno, de arriba abajo y de
dentro afuera. Su extremidad inferoexterna se dirige hacia la línea media, formando una
eminencia aplanada, casi siempre arrollada en espiral más o menos pronunciada según los
individuos: es el gancho o processus uncinatus del páncreas, designado también algunas
veces con el nombre de pequeño páncreas, páncreas de Wislow. Añadiremos que este
gancho del páncreas algunas veces se separa del resto de la glándula, constituyendo
entonces una variedad de páncreas accesorio. En la cabeza del páncreas pueden
considerarse el contorno y dos caras, una anterior y otra posterior. El contorno de la cabeza
del páncreas, irregularmente redondeado u oval se halla en relación, en la mayor parte de
su trayecto, con el asa duodenal. Su aspecto varía según se le examine en su mitad superior
o en su mitad inferior.
Istmo. — El istmo o cuello es la parte estrecha del páncreas que reúne la cabeza del cuerpo.
Mide aproximadamente 2 centímetros de altura y un centímetro de espesor. Esta porción
está comprimida, estrangulada podría decirse, entre el tronco celiaco por arriba y la arteria
mesentérica superior por abajo. Estos dos vasos señalan los dos bordes. Cada uno de éstos
es escotado. En particular el borde superior está deprimido en una muesca, la escotadura
duodenal, en la que se aloja la primera porción del duodeno, escotadura limitada por dos
tubérculos, uno poco acentuado, el tubérculo anterior (Grjégoire), y el otro más constante,
que excede la pequeña curvatura del estómago: es el tubérculo posterior, el tuberomentale
o tuberosidad epiploica de Hís, así denominado porque está cubierto por delante por el
epiplón menor. La escotadura inferior, que corresponde a la arteria mesentérica superior,
tiene el nombre de escotadura mesentérica del páncreas.
Cuerpo. — El cuerpo del páncreas está situado algo más arriba que la cabeza. Está levantado
por la primera y la segunda lumbares, pero puede elevarse en la porción alta hasta la
segunda dorsal; en la posición baja puede descender hasta la tercera lumbar. Se continúa
insensiblemente con la cola.
Cola o extremo izquierdo.— La cola del páncreas es unas veces aplanada, delgada y como
afilada; otras veces, por el contrario, es redondeada y roma o ligeramente ensanchada en
maza. El cuerpo y la cola dibujan con la cabeza un ángulo obtuso abierto hacia abajo. Es más
raro que se dirija horizontalmente; en este caso forma con la cabeza un ángulo recto.
Adaptándose a la curva de la pared abdominal posterior, tiene en su origen, como el cuerpo,
una forma prismática de base inferior. Más lejos, es decir, en sus 10 ó 12 últimos
centímetros, adopta la forma de una lengüeta puntiaguda o redondeada, cuyo espesor no
suele exceder de 2 centímetros. Pegada a menudo a la cara interna del bazo, o móvil en el
epiplón pancreaticosplénico, constituye, como vamos a ver, la parte más móvil del
páncreas.
MEDIOS DE FIJACION: Antes de estudiar las relaciones del páncreas, es esencial conocer las
conexiones que aseguran su fijación.
El páncreas es uno de los órganos más fijos de la cavidad abdominal. Está sostenido en su
posición junto a la pared posterior de la región media del abdomen por su adosamiento a
esta pared, por sus conexiones con el duodeno y los conductos excretorios que terminan
en él, por el peritoneo parietal posterior que lo aplica junto a la pared abdominal y, por
último, por los vasos que penetran en él.
Hay que notar, sin embargo, que no todas las partes del páncreas tienen la misma fijación.
La cabeza es solidaria del duodeno y sufre parcialmente los desplazamientos de éste. El
cuerpo está bien fijado. La cola, por el contrario, es relativamente móvil, gracias al epiplón
pancreaticosplénico, que a veces la contiene con los vasos destinados al bazo.
RELACIONES: No separaremos, sin embargo, las relaciones de la cabeza de las del istmo.
Pertenecen a la misma region, es decir, estan situados a la derecha de la linea media,
comprendidos en el area dibujada por el anillo piloroduodenal. Por el contrario, el cuerpo y
la cola estan situados a la izquierda del abdomen y ofrecen conexiones bien diferentes de
las dos primeras porciones.
Cabeza Y cuello: Se relaciona hacia adelante con el estómago, el colon y el mesocolon
transverso. Por detrás se relaciona con el riñón derecho, hilio renal y vena cava inferior.
Esta relación con los vasos mesentéricos. a.h : arteria hepática, v.e.: vena esplénica,
íntimamente relacionado con la cara interna del duodeno y adherido al plano posterior
mediante la fascia de coalescencia de Treitz. La adherencia del duodeno al páncreas
empieza aproximadamente a 3 cm del píloro, en donde la arteria gastroduodenal,
preglandular, cruza la cara posterior de la primera porción del duodeno. La segunda porción
duodenal esta íntimamente pegada a la superficie del páncreas lo que hace imposible la
separación total de estos dos órganos. La tercera porción del duodeno es fácil de separar
del páncreas, ya que solo esta unida por hojillas peritoneales y elementos vasculonerviosos
con un plano de despegamiento muy laxo. La cuarta porción esta situada a cierta distancia
del tejido pancreático, y para liberarla basta con seccionar los vasos, dispuestos en forma
de arcos junto al duodeno. Sobre la cara anterior del duodenopáncreas se implanta la raíz
del mesenterio describiendo una ligera oblicuidad hacia arriba y a la izquierda. La
implantación de la raíz del mesocolon divide a la cabeza en una porción supramesocolonica
y otra inframesocolonica. Esta última porción esta adherida al mesocolon a través de la
fascia de coalescencia preduodenopancreatica o fascia de Fredet. Páncreas menor: la
cabeza de páncreas presenta en su extremidad inferior e izquierda una prolongación, el
gancho (uncus, o páncreas menor de Winslow). El mismo se localiza por detrás de la vena
mesentérica superior, en el 41% de los casos no supera la vena, en el 32% de los casos
alcanza el intervalo entre la arteria y la vena mesentérica superior, en el 15% de los casos
se extiende por detrás de la arteria mesentérica superior y en el 12% de los casos llega hasta
la aorta. Cuando ya se ha liberado la cabeza y seccionado el istmo, la pieza de exéresis esta
todavía fija por una lámina conjuntiva densa que fija al páncreas a la arteria mesentérica
superior y a la aorta. En dicha lamina transcurren elementos nerviosos y linfáticos y el
segmento inicial de las arterias pancreaticoduodenales posterior y las casi totalidad de las
laminas nerviosos procedentes del ganglio semilunar, del plexo preaórtico y del plexo
mesentérico. Durante la pancreatectomía cefálica, hay que prestar especial atención a esta
lámina ya que por su espesor transcurre la arteria hepática aberrante rama de la arteria
mesentérica superior.
Cuerpo: El cuerpo de páncreas es completamente supramesocolónico. Anteriormente, esta
cubiertos por el estómago, el ligamento gastrocólico y el colon transverso. Su cara anterior
se transparenta a través de la hojilla peritoneal que constituye la pared posterior de la bolsa
retrogástrica de la tras cavidad. Esta fijo al plano posterior por la fascia de coalescencia
retropancreática de Toldt. Por mediación de esta fascia la cara posterior se corresponde
con el pilar izquierdo del diafragma, el riñón izquierdo y su pedículo y con la cara anterior
de la vena suprarrenal. El mesocolon transverso se fija a la porción inferior del cuerpo y cola
del páncreas. En contacto con la cara posterior del cuerpo discurre la vena esplénica, la
misma tiene un recorrido rectilíneo y esta íntimamente adherido a la cara posterior del
cuerpo páncreas. Por detrás del istmo del páncreas se une a la vena mesenté- rica superior
para formar la vena porta. A partir del istmo del páncreas, el borde superior del cuerpo esta
en relación con la arteria esplénica, la misma finaliza en el hilio esplénico dividiéndose en
ramas esplénicas, vasos cortos y vasos gastroepiplóicos izquierdos.
Cola de páncreas: es el único segmento intraperitoneal del órgano , esta contenido en el
espesor del epiplón pancreaticoesplénicio. La hojilla anterior de este ligamento prolonga la
hojilla preglandular que tapiza el fondo de la trascavidad. La hojilla posterior se refleja sobre
el peritoneo parietal posterior. A nivel del hilio esplénico, la unión de los epiplones
pacreaticoesplénicos y gastroesplénicos forma el limite izquierdo de la bolsa retrogástrica
de la trascavidad. Según la extensión del adosamiento del peritoneo de la cara posterior del
páncreas al peritoneo parietal primitivo, y según la longitud del epiplón
pancreaticoespléncio, el pedículo esplénico será más o menos fácil de exteriorizar.
CONDUCTOS EXCRETORES DEL PANCREAS
El páncreas contiene dos conductos colectores principales que, después de haber caminado
por el espesor de la glándula, vierten el jugo pancreático en la segunda porcion del
duodeno. Son: 1.- el conducto de Wirsung o conducto principal; 2.- el conducto de Santorini
o conducto accesorio.
Conducto de Wirsung. —- El conducto de Wirsung recorre el páncreas desde la cola a la
cabeza. Su dirección es transversal como la de la glándula. Dirigido así de izquierda a
derecha, recorre la cola y el cuerpo y llega al cuello. Llegado al cuello, se ftexiona hacia
abajo, atrás y a la derecha. Penetra en la parte baja de la cabeza y encuentra pronto el
conducto colédoco en su porción terminal intrapancreática. Se pega al conducto biliar y va
a abrirse con él en la carúncula mayor por medio de la ampolla de Vater.
En este punto el conducto colédoco está encima; el conducto de Wirsung está debajo, el
conducto de Wirsung está rodeado, en su porción terminal, por un anillo de fibras
musculares lisas, que sirve de esfínter. El esfínter del conducto de Wirsung Su acción es
hacer intermitente la excreción pancreática y tal vez también impedir que el contenido de
la ampolla de Vater y del intestino asciendan al páncreas.
Conducto de Santorini. — Este conducto tiene una longitud de 5 a 6 centímetros y está
situado en la parte superior de la cabeza del páncreas. Se origina en la misma cavidad del
conducto principal, en el codo de éste. De aquí se dirige de izquierda a derecha, atraviesa
horizontalmente la cabeza del páncreas y va a desembocar en el duodeno a 2 ó 3
centímetros por encima y algo por delante. de la ampolla de Vater. Su orificio duodenal se
ve en el punto culminante de un pequeño tubérculo de forma cónica, la carúncula menor
de Santorini.
En el curso de su trayecto, el conducto de Santorini recibe conductos que provienen de la
parte superior de la cabeza. Más excepcionalmente los recibe de la parte inferior.
El conducto de Santorini funciona, pues, como una rama colateral del conducto principal.
Por otra parte, la circulación no está regulada por ninguna válvula y puede igualmente
efectuarse en sentido inverso. En efecto, cuando se empuja una inyección en el conducto
principal por la ampolla de Vater, se ve que el líquido inyectado sale en chorro continuo por
la carúncula menor. El conducto de Santorini puede, pues, llegar a ser una vía derivativa
importante cuando un obstáculo cualquiera se opone al derrame del líquido pancreático en
la ampolla de Vater.
VASOS Y NERVIOS DEL PANCREAS
Arterias:
Las- arterias pancreáticas son pequeñas, frágiles, y antes de penetrar en el órgano se
esparcen por la superficie del mismo. Proceden de tres orígenes diferentes: - de la hepática;
- de la mesentérica superior; - de la esplénica.
Las arterias del páncreas son: a) las arterias pancreaticoduodenalessuperiores anterior y
posterior, ramas de la arteria gastroduodenal, y la arteriapancreaticoduodenal inferior,
rama de la mesentérica superior; lapancreaticoduodenal inferior se divide en dos ramas que
se anastomosan, en las caras anterior y posterior de la cabeza del páncreas; con las
pancreático duodenales superiores, formando con ellas dos arcos arteriales; b)las ramas
pancreáticas de la arteria esplénicas, frecuentemente entre estas ramas hay una más
voluminosa que las demás que penetra en la glándulas a 2o 3 cm del origen de la esplénica,
y se divide en el tejido glandular en dos ramas: una se dirige a al izquierda hacia la cola y la
otra, a la derecha, se dirige a la cabeza del páncreas (Vergoz, Lefevre), y c) la arteria
pancreática inferior, rama de la mesentérica superior. Calas ha demostrado que, al
anastomosarse, estas arterias forman dos arcos ,uno anterior e inferior y otro posterior y
superior. Es más frecuente que el arco de mayor calibre sea el anterior e inferior.
Venas:
Las venas siguen el trayecto de las ramas arteriales. Toda la sangre venosa del páncreas va
a desembocar en la vena porta a través de las venas esplénicas, mesentéricas superior y
pancreático duodenal superior posterior y desemboca en el tronco de la porta, mientras
que la vena pancreático duodenal inferior anterior se vierte en la gastroomental derecha y,
por medio de ella, en la vena mesentérica superior.
Linfaticos:
Los vasos linfáticos del páncreas desembocan en los nódulos linfáticos esplénicos,
retropiloricos, subpiloricos, pancreático duodenales superior e inferior y yuxtaaorticos, y a
veces también en los nódulos linfáticos del mesocolon transverso (Bartels).
Nervios:
Los nervios procedentes del plexo celiaco por medio de los plexos secundarios que siguen
a las arterias del páncreas.