Está en la página 1de 3

RIESGOS FINANCIEROS

Riesgo de crédito

El riesgo de crédito es la posibilidad de sufrir una pérdida como consecuencia de un


impago por parte de nuestra contrapartida en una operación financiera, es decir, el
riesgo de que no nos pague.

El riesgo de crédito supone una variación en los resultados financieros de un activo


financiero o una cartera de inversión tras la quiebra o impago de una empresa. Por
tanto, es una forma de medir la probabilidad que tiene un deudor (derecho de pago)
frente a un acreedor (derecho de cobro) de cumplir con sus obligaciones de pago,
ya sea durante la vida del activo financiero o a vencimiento.

Este tipo de riesgo está relacionado directamente con los problemas que pueda
presentar la compañía, de una forma individual. En cambio, el riesgo de mercado
(en el que se incluye riesgo de divisa, de precio, de volatilidad, etc.) tiene un
componente de riesgo sistemático (es aquel que se deriva de la incertidumbre global
del mercado que afecta en mayor o menor grado a todos los activos existentes en
la economía).

Una característica a tener en cuenta es la forma de la distribución del riesgo de


crédito. Mientras que el riesgo de mercado toma una distribución normal, lo que
quiere decir que es simétrica dando las mismas probabilidades a ambos lados de la
distribución, el riesgo de crédito es asimétrica negativa. Con una asimetría negativa,
hay más valores a la izquierda de la distribución, es decir, de la media. Además, la
media de la distribución es menor a la media de la distribución normal.

Riesgo de liquidez

El riesgo de liquidez tiene dos diferentes acepciones. En finanzas, es el riesgo a


que un activo tenga que venderse a un precio menor al de mercado debido a su
escasa liquidez. Por otro lado, en economía el riesgo de liquidez mide la habilidad
alguien de afrontar sus obligaciones a corto plazo (ya sea una empresa, una
persona o una institución).
En el primer caso, el riesgo de liquidez aparece en activos poco negociados en los
mercados, es decir, en mercados poco líquidos (por ejemplo, algunos mercados de
renta fija o el mercado inmobiliario). En el segundo caso, el riesgo mide la liquidez
que le queda a la empresa para hacer frente a sus obligaciones, es decir, es el
riesgo de quedarse sin liquidez (sin dinero para pagar).

Riesgo operativo

El riesgo operativo es la posibilidad de ocurrencia de pérdidas financieras,


originadas por fallas o insuficiencias de procesos, personas, sistemas internos,
tecnología, y en la presencia de eventos externos imprevistos.

Esta definición incluye el riesgo legal, pero excluye los riesgos sistemáticos y de
reputación, así también no se toma en cuenta las pérdidas ocasionadas por cambios
en el entorno político, económico y social. Las pérdidas asociadas a este tipo de
riesgo pueden originarse en fallas de los procesos, en la tecnología, en la actuación
de la gente, y también, debido a la ocurrencia de eventos extremos externos.

Riesgo legal

Se entiende por riesgo legal, la posibilidad de pérdida en que incurre una compañía
al ser multada, sancionada u obligada a reparar daños, como resultado de haber
incumplido normas legales u obligaciones de los contratos. También se origina en
deficiencias en los contratos y transacciones, como resultado de actuaciones
malintencionadas, negligencia o descuido, que afectan la formalización o ejecución
de contratos u operaciones.

Riesgo de mercado

El riesgo de mercado es como se denomina a la probabilidad de variaciones en el


precio y posición de algún activo de una empresa.

En concreto, hace referencia al riesgo de posibles pérdidas de valor de un activo


asociado a la fluctuación y variaciones en el mercado. Cuando hablamos de riesgo
de mercado, hablamos de un concepto general que engloba a otros:
 Riesgo de variaciones del precio de mercancías
 Riesgo de variaciones en precios de acciones
 Riesgo de cambios en el tipo de interés
 Riesgo de variaciones en el tipo de cambio de divisa extranjera
 Riesgo de posicionamiento y acepción del producto

En este sentido, el riesgo de mercado recoge posibles circunstancias adversas y


determinantes para la situación de una empresa. Cuando en el mundo empresarial
hablamos de riesgo de mercado se marcan aquellas contingencias que de manera
directa o indirecta afectan a las variables mercantiles y económicas de la venta y
cotización en las empresas.

Conclusión:

Podemos concluir que el riesgo en el sector financiero es latente. La toma de


decisiones, la negligencia, el entorno o cualquier tipo de acción que tome la empresa
es fuente generadora de riesgo. Para mitigar el riesgo es necesario identificar,
cuantificar, evaluar, vigilar e informar oportunamente todos los riesgos significativos.

Referencias:

Auditoool.org. (2014). Auditoool.org. Obtenido de


https://www.auditool.org/blog/control-interno/3101-que-es-el-riesgo-operativo

Economipedia. (2017). Economipedia.com. Obtenido de


https://economipedia.com/definiciones/riesgo-de-mercado.html