Está en la página 1de 20

Facultad de Ciencias Médicas Zoilo marínelo Vidaurreta

Hospital Dr. Ernesto Guevara de la Serna


Centro Oftalmológico de Las Tunas

Material Didáctico para Residentes de Oftalmología

Título: Anatomía Funcional del Órgano de la Visión


Cap II: Túnica Externa o Capa Fibrosa (Esclerótica y la Córnea)

Dr. Jorge F. Pérez Martínez.


Especialista I Grado MGI y Oftalmología
Profesor Asistente
Globo ocular
El globo ocular está compuesto por capas o estructuras que forman su continente y lo que yace en su
interior, que es su contenido. El continente está formado por 3 capas o túnicas superpuestas: la externa o
fibrosa (córnea-esclera), la media o vascular (úvea) y la interna, nerviosa o sensorial llamada retina. Esas
túnicas o capas rodean a un contenido compuesto por el humor acuoso, la lente o cristalino y el cuerpo
vítreo, los cuales son llamados medios transparentes y refringentes, pues de conjunto con la córnea dejan
pasar la luz y modifican su trayectoria para dirigirla hacia las capas más externas de la retina donde están
los segmentos externos de los fotorreceptores.
Capas del globo ocular
1-Túnica externa capa fibrosa (Esclerótica y la Córnea)
2-Túnica media o vascular o úvea (Iris, Cuerpo ciliar, Coroides)
3-Túnica interna del ojo o retina.
I-Túnica fibrosa o capa externa: Muy gruesa y resistente, le proporciona al globo ocular su forma, sostén y
protección, se divide en dos porciones una posterior la Esclerótica y una porción anterior la Córnea.
A. Esclerótica: Es fuerte, opaca y poco elástica, representa aproximadamente 4/5 ó 5/6 parte posterior de la Túnica
fibrosa o capa externa del ojo. Constituye el esqueleto del ojo dando estabilidad a los elementos ópticos, esenciales
para lograr un enfoque de la imagen en la retina, en la esclera se insertan los músculos extraoculares y a través de
ella transcurren estructuras vitales para la función ocular como el nervio óptico, nervios ciliares, la entrada y salida
del flujo sanguíneo arterial y venoso del globo ocular, así como el drenaje del humor acuoso. Su espesor varia, es
más gruesa en el polo posterior (1 mm), decrece a medida que se acerca al ecuador (0,4 -0.5mm) alcanzando un
mínimo inmediatamente detrás de la inserción de los músculos rectos (0.3mm) y se vuelve a engrosar a nivel de la
inserción de los músculos rectos (0.6mm), alcanzando en el área adyacente al limbus (0,8mm), se continúa en su
parte anterior con la córnea y en su parte posterior con la duramadre del nervio óptico.

El espesor de la esclera varia, es más gruesa en el


polo posterior (1mm), alcanza un mínimo (0.3mm) a
medida que se acerca a la región ecuatorial y se
vuelve a engrosar a nivel de la inserción de los
músculos rectos logrando alcanzar en el área
adyacente al limbus (0,8mm).

1. Forma y Relaciones
a) Su superficie exterior Es convexa azula en el niño, blanca anacarada en el adulto, es lisa, y está cubierta por la
cápsula de Tenon y por la conjuntiva bulbar, unidas por el tejido laxo episcleral muy vascularizado. Se ven en ella
diferentes agujeros que la atraviesan, los posteriores alrededor del nervio óptico en número de 15 a 20 que dan
paso a las arterias ciliares posteriores cortas , arterias ciliares posteriores largas y a los nervios ciliares, los anteriores
para las cuatro arterias ciliares anteriores y las venas ciliares las que penetran la esclerótica unos 4 mm detrás del
limbo y un poco delante de la inserción del músculo recto respectivo y los medios en número de 4 situado algo por
detrás del ecuador para las cuatro venas vorticosas, por lo general sale una por cada cuadrante. En su superficie
externa se insertan los músculos oculares extrínsecos (cuatro rectos y dos oblicuos). Las fibras de colágenas de los
tendones del músculo extraoculares se entrecruzan con las fibras de colágenas de la esclera, haciendo una fusión
inseparable. Las inserciones siguen un modelo espiral siendo progresivamente más posterior, comenzando por el
recto medio (5.5mm) a favor de las manecillas del reloj recto inferior (6.5mm) recto lateral (6.9mm) y termina en el
recto superior (7.7mm), se obtiene una espiral, este patrón fue descrito por Tillaux y por tanto es llamado espiral
Tillaux.

Las inserciones siguen un modelo espiral (Tillaos)


b) Su superficie interior Es cóncava de coloración negruzca y está en contacto con la coroides. Esta unida a esta por
los vasos y nervios que la atraviesan y por una capa de tejido conjuntivo denominada lámina fusca. Las arterias
ciliares posteriores largas y los nervios ciliares largos se extienden desde los agujeros situados alrededor del nervio
óptico al cuerpo ciliar por un surco poco profundo en la superficie interna de la esclerótica, ubicado en los
meridianos horizontales correspondientes a las 3 y las 9 horas del reloj.
c) Apertura posterior (lámina cribosa) Destina a dar paso al II par craneal o Nervio Óptico, está situada un poco
hacia el lado nasal 3 mm y 1 mm por debajo del polo posterior. Su diámetro disminuye de atrás hacia adelante, no
es un orificio cilíndrico, es cónico, con base posterior (siendo su diámetro de 4-5 mm en su parte posterior y 1- 1.5
en su parte anterior). Esta apertura está cerrada por una membrana fibrosa sembrada de agujeros, la Lamina cribosa
que es una armazón de varias (10 láminas) láminas de tejido conectivo, con una serie de agujeros redondos u
ovalados por las que pasan las fibras o haces axonales del nervio óptico (NO) en su salida del globo ocular. El
número de poros es alrededor de 200-300, con un diámetro variable entre 10 y 100 µm, están conformadas de
tejido colágeno y son poco distensibles o elásticas. La lamina cribosa está atravesada, además de las fibras del nervio
óptico, por los elementos vasculares del ojo que entran o salen del globo ocular, principalmente arteria y vena
centrales del nervio óptico y que luego son llamadas arteria y vena centrales de la retina. La lámina cribosa tiene las
siguientes funciones: Andamiaje para los axones del NO, punto de fijación para la Arteria Central de la Retina y la
Vena Central de la Retina y refuerzo del segmento posterior del globo ocular.
Entre el NO y la Coroide adyacente la esclera hace un borde de tejido conectivo llamado el anillo de Elschnig que
también es un rígido collarín. Se debe remarcar que todas las fibras de la papila ingresan por dentro del anillo
escleral de Elschnig.

LC

Lamina cribosa (LC)

(B) sección longitudinal, LC = lamina cribosa.

Escaneado por Microscopia electrónica de la lámina cribosa, con la


arteria central de la retina (A) y la vena (V) en el centro.
Anillo escleral de Elschnig formado por la esclera (*).
d) Apertura anterior Destinada a recibir a la córnea trasparente, está cortada a bisel, no tiene la misma forma según
se mire por su cara posterior o por su cara anterior, visto por detrás es una circunferencia regular en la cual todo los
diámetros miden 13 mm, visto por delante es una apertura oval donde el diámetro trasversal es de 12 mm mayor
que el vertical de 11,5 mm. (Otros autores no alanza a medir 11mm Testut pág 596). La unión de la esclerótica con la
córnea es una verdadera fusión de tejidos de dos membranas fibrosas, este sitio especial de transición entre
esclera y córnea, es un área de aproximadamente 1- 1.5 mm de ancho se y denomina Limbo esclerocorneal. Desde
el punto de vista quirúrgico esta área de transición esclerocorneal se puede dividir en dos zonas iguales
una zona de color gris azulado anterior de córnea transparente que se extiende desde la capa de Bowman y la línea
de Schwalbe, que es la terminación de la membrana de Descemet y una zona blanca posterior suprayacente a la
malla trabecular, que se extiende desde la línea de Schwalbe hasta el espolón escleral o raíz del Iris.

Bowman

canal de
Schlemm Línea de
Schawalbe

Malla
Espolón trabecular
escleral

Espolón escleral. Es el saliente interno más anterior de la esclerótica, es decir la proyección más anterior de la
esclerótica. El espolón escleral forma la concavidad posterior donde se aloja el canal de Schlemm, las láminas
trabeculares forma la pared interna del surco y la mayoría de sus fibras se fijan en el espolón, es también una
zona donde se insertan las fibras longitudinales del músculo ciliar, en la Gonioscopía está situado por detrás de la
malla trabecular y aparece como una banda densa estrecha y blanquecina.
A nivel de la línea de unión esclerocorneal, en su porción posterior se encuentra el Canal de Schlemm. Cuando
realizamos una Gonioscopia con un goniolente de Goldman descrita en dirección postero -anterior se observa el
espolón escleral- malla trabecular- línea de Schwalbe. El canal de Schlemm su pared interna está formada por la
capa más externa de la malla trabecular o tejido yuxtacanalicular.
Canal de Schlemm es un tubo circular similar a un vaso linfático situado en el surco escleral en la esclerótica
perilímbica, porción más externa del ángulo iridocorneal, inmediatamente anterior al espolón escleral, en el punto
de unión del tercio medio con el tercio posterior de la malla trabecular. Se puede identificar mediante Gonioscopía
en ojos sin pigmentación trabecular como una línea profunda más oscura en el trabeculum posterior, anterior al
espolón escleral. Tiene una la pared interna que está formado por una malla de células endoteliales que conforman
múltiples capas de una red laxa (trabéculo yuxtacanalicular), entre estas células hay espacios de hasta 10 µm micras
de anchura por donde puede filtrarse el humor acuoso para alcanzar el canal de Schlemm.
Conductos colectores y venas acuosas
De la circunferencia que forma la pared externa del canal de Schlemm nacen de 25 a 30 conductillos colectores
externos, que desembocan en los plexos venosos escleral profundo, episcleral y conjuntival. De estos conductos
algunos no drenan en el plexo venoso escleral profundo, sino que pasan directamente a través de la esclera para
unirse con las venas superficiales conjuntivales y entonces se llaman venas acuosas. Estas pueden verse sobre la
esclera por Biomicroscopia donde circulan el acuoso y la sangre en dos capas distintas durante cierta distancia antes
de mezclarse. En la mayoría de los ojos normales la presión en la vena acuosa es superior a la presión venosa y,
como consecuencia, si la vena es bloqueada en la periferia del punto de unión, mediante la presión de un aplicador
o simplemente presionando el parpado, el humor acuoso desplaza la sangre en la vena; esto es lo que se llama el
fenómeno de *influjo acuoso*. Por el contrario, si la presión venosa es mayor, la sangre llena la vena acuosa y
refluye hacia el canal de Schlemm, constituyendo el fenómeno de *influjo sanguíneo*, que es típico del glaucoma
de ángulo abierto, donde existe mayor resistencia al drenaje del acuoso.

Venas
acuosas

Circulo
arterial

Esquema del canal de Schlemm

Vena acuosa (flecha) que drenan el humor acuoso desde el canal de Schlemm hacia los
plexos venosos epiesclerales.
Anatomía de los canales de drenaje. (A) Trama uveal; (B) trama corneoescleral;
(C) línea de Schwalbe; (D) canal de Schlemm; (E) canales colectores; (F) músculo
longitudinal del cuerpo ciliar; (G) espolón escleral.

Esquema del canal de Schlemm y de una vena acuosa que ilustra el fenómeno de *influjo sanguíneo* y fenómeno
de *influjo acuoso* respectivamente.

Sangre en el canal de Schlemm (flecha)


La malla trabecular es una estructura esponjosa circular formada por tejido conectivo, tapizada por trabeculocitos,
el tejido conectivo procede del Iris, cuerpo ciliar, la córnea y la esclerótica. Los trabeculocitos tienen propiedades
contráctiles y propiedades fagocíticas. La malla trabecular tiene tres capas (Uveal, corneoescleral y tejido
yuxtacanalicular) también se denomina trabéculo uveal, trabéculo corneoescleral y trabéculo cribiforme o
yuxtacanalicular.
La malla uveal (trabéculo uveal) está adyacente a la cámara anterior formada por trabéculas que se extienden
desde la raíz del Iris y el cuerpo ciliar hasta la córnea periférica, las aberturas trabeculares son de mayor tamaño que
la malla corneoescleral. Los trabeculocitos tienen gránulos de pigmento. Las fibras longitudinales del músculo Ciliar
se insertan también en el retículo trabecular (Vaughan 18 ed. Pág 12).
La malla corneoescleral (trabéculo corneoescleral) se extiende desde el espolón escleral a la pared lateral del surco
escleral, está formada por láminas de tejido conectivo que tienen perforaciones planas y finas dispuestas en patrón
laminar y cada lamina está recubierta por una mono capa de células trabeculares.
Tejido yuxtacanalicular (trabéculo cribiforme o yuxtacanalicular) que en realidad es la pared interna del canal de
Schlemm, está formado por una malla de células endoteliales que conforman múltiples capas conformando una red
laxa entre estas células hay espacios de hasta 10 µm micras de anchura por donde puede filtrarse el humor acuoso
para alcanzar el canal de Schlemm. Esta es la región de mayor resistencia al flujo de salida del humor acuoso en
parte por el trayecto estrecho y tortuoso y en parte por la resistencia que ofrecen los proteoglicanos y las
glicoproteínas extracelulares.

Microscopia electrónica de barrido de la malla uveal

Estructura Histológica
El color blanquecino y opaco de la esclerótica se debe al alto contenido en agua y a la disposición no uniforme de
sus fibras de colágeno, las que tienen una variabilidad en su espesor. La esclerótica está compuesta casi
exclusivamente de colágeno, aunque además se encuentran Fibroblastos y glucomianoglicanos. Por histología, la
esclerótica está formada por numerosas bandas densas de fascículos de colágeno entrelazadas de tamaño y forma
variables. Cada banda tiene de 10 a 16 μm de espesor y de 100 a 140 μm de anchura, que no se hallan tan
uniformemente orientados como en la córnea. En la esclera se distinguen 3 capas fundamentales:
- Lámina epiescleral o epiesclerótica: contiene múltiples vasos sanguíneos encargados de vascularizar la esclerótica.
- Sustancia propia.
- Lámina fusca u oscura: La palabra “fusca” deriva del latín fuscus, la cual quiere decir “oscuridad”. Capa
pigmentada, por la presencia de abundantes células pigmentarias (melanocitos) en la superficie interior de la esclera
que forman la capa exterior del espacio supra coroideo.
3. Irrigación Sanguínea de la esclerótica.
La irrigación sanguínea del segmento anterior deriva principalmente de las arterias ciliares anteriores y de las
arterias ciliares largas posteriores las que se anastomosan a este nivel para realizar una distribución anular de la
irrigación sanguínea, dando lugar a la formación del circulo arterial mayor del Iris localizado más profundamente y al
círculo arterial epiescleral localizado más superficialmente. La irrigación sanguínea de la epiesclera deriva
principalmente de las arterias ciliares anteriores y de las arterias ciliares largas posteriores que se anastomosan y
forman círculo arterial epiescleral , el estroma escleral es una estructura relativamente avascular que se nutre por
la irrigación episcleral, y en un grado menor por las redes vasculares coroidales.

Anterior ciliary
artery

Episcleral
arterial
circle
(EAC)

Great
circle
of the iris
(GCI)

Conjunctival Long posterior


artery (CA) ciliary artery
(LPCA)
4. Inervación de la esclerótica
La esclerótica recibe su inervación de los nervios ciliares que derivan del nervio nasociliar que a su vez deriva de la
rama oftálmica o 1era V₁ división de del V par craneal (nervio trigémino). Del nervio nasociliar derivan directamente
los nervios ciliares largos (LPCN) y varios nervios ciliares cortos (SPCN) que pasan por el ganglio ciliar sin hacer
sinapsis. Los nervios ciliares cortos (SPCN) inervan la esclera posterior mientras que los nervios ciliares largos (LPCN)
suplen la zona ecuatorial y anterior de la esclera, además de la córnea.
Los nervios ciliares cortos (SPCN) llevan información sensitiva de la córnea, Iris y el Cuerpo Ciliar. Las fibras
sensitivas de la división oftálmica del V, llegan al ganglio ciliar y lo atraviesan sin hacer sinapsis. En resumen los
nervios ciliares cortos están compuesto por: las fibras simpáticas que no establecen sinapsis al igual que las
sensoriales y las post ganglionares parasimpáticas provenientes del III par que sí hacen sinapsis en el GC ( AAO
fundamentos pág 14)

Imagen posterior del globo ocular


derecho
Córnea
La córnea es la porción anterior transparente y avascular de la capa externa del globo ocular, es la parte menos
extensa de la túnica externa (1/6 del tamaño del globo ocular ó 15%) es una estructura compleja que, además de
tener un papel protector, es responsable de alrededor de las dos terceras partes del poder óptico del ojo (es el
mayor elemento refractivo del sistema visual: Poder dióptrico corneal total: 42.95 D), la córnea funciona como una
barrera protectora y una “ventana” a través de la cual los rayos de luz pasan a la retina.
Tiene forma elíptica o de disco convexo hacia delante, que representa el segmento de una esfera con un radio de
curvatura menor que el de la esclera, con la cual se une en bisel mediante una zona circular y estrecha llamada
limbo esclerocorneal, resultando de ello que la córnea represente en relación a la esfera ocular, una parte
ligeramente abombada. Su diámetro horizontal es de 12 mm y en su meridiano vertical es de 11,5 mm, con área de
superficie de 1.3 cm². Su espesor es mayor en la periferia (1 mm) que en el centro (0,7 mm), otros autores plantean
grosor por paquimetría: Central 520 – 550 micras (promedio 540 µm) y periférica: 700 micras. Esta diferencia entre
el centro y la periferia es debido a que la superficie posterior de la córnea es más curvada que la superficie anterior
(AOO cap. 2 pág. 41.).

La córnea constituye el primer dióptrico del ojo y proporciona cerca de las


dos terceras partes del poder óptico del ojo (el mayor elemento refractivo del
sistema visual), poder refractivo necesario para enfocar la luz en la retina.

OCT de segmento anterior.


Forma y Relaciones
La cornea como todo segmento de esfera hueca, representa dos caras (anterior y posterior) y una circunferencia.
En la córnea encontramos cinco capas; carece de vasos sanguíneos y se encuentra abundantemente provista de
nervios, derivados de los nervios ciliares (rama del trigémino).
Las cinco capas de la córnea son:
1. Epitelio corneal
2. Membrana de Bowman
3. Estroma corneal
4. Membrana de Descemet
5. Endotelio corneal

Epitelio corneal

Membrana de Bowman

Estroma corneal

540 µm

Membrana de Descemet

Endotelio corneal

Los tres tipos de células que constituyen básicamente el tejido corneal son: células epiteliales, queratocitos y
células endoteliales.
Epitelio corneal: Es un epitelio escamoso estratificado no queratinizado, está conformado por alrededor de cinco a
siete estratos celulares, tiene un espesor de aproximadamente 50 µm. Tiene una capa basal (mono-capa)
*columnar * que está unida por hemidesmosomas a la membrana basal, (formada por colágeno tipo IV) qué es
adyacente a la capa de Bowman. Las células basales tienen una anchura de 12 micras y una densidad de
aproximadamente 6000 células por mm2. Recubriendo a las células basales hay de 2-3 capas de células *alares*
poligonales que están unidas entre ellas por interdigitaciones (alas).

S =células superficiales, W =
células alares, and B = células
columnares.

Aunque las células epiteliales más profundas están unidas por desmosomas migran continuamente desde la región
basal hacia la película lagrimal, dentro de la cual se desprenden y también migran centrípetamente desde su
origen periférico de las células madre epiteliales (Steam cell) que se encuentran principalmente en el limbo superior
e inferior, posiblemente en las empalizadas de Vogt, las que son indispensables para mantener el epitelio corneal
sano. También actúan como barrera de la unión, evitando que el tejido conjuntival crezca e invadan la superficie de
la córnea. La disfunción o deficiencia de las células madres límbicas puede dar lugar a: defectos epiteliales crónicos y
sobre crecimiento del epitelio conjuntival en la córnea («conjuntivalización») con vascularización.
El mantenimiento del epitelio corneal: La división de las células madre de ciclo lento da lugar a una progenie de
células hijas (células amplificadoras transitorias) cuya división sirve para mantener el epitelio corneal. La
diferenciación típica del el epitelio corneal dura 7 a 14 días. La hipótesis XYZ que explica el mantenimiento del
epitelio corneal plantea que debe existir un equilibrio entre la migración centrípeta (Y) la proliferación desde las
células basales (X) y el desprendimiento de las células epiteliales superficiales (Z), donde X+Y=Z.
Otras células no epiteliales presentes en el epitelio corneal
• Linfocitos
• Células dendríticas
• Células de Langerhans presentadoras de antígenos.
Se considera que las células del limbo tienen características troncales, esto significa que permite la reepitelización
de la córnea. Pero si las células troncales se pierden por algún motivo (por ejemplo causticaciones), la córnea se
reepiteliza con características de conjuntiva, y pierde su transparencia.

Membrana de Bowman: Es acelular y está compuesta de fibrillas de colágeno de 22 nm de diámetro organizadas al


azar en un patrón fibrilar. No se restaura después de una lesión, sino que es sustituida por tejido cicatricial.
Estroma corneal: Constituye el 90% del grosor corneal total. Está formado por Queratocitos que sintetizan colágeno
y sustancia fundamental.
Los Queratocitos (fibroblastos modificados) son aproximadamente 2,4 millones siendo aproximadamente el 5% del
volumen total del estroma, tienen mayor densidad en el estroma anterior (1.058 células / mm²) que en el estroma
posterior (771 células / mm²). Son células muy activas, en su citoplasma encontramos mitocondrias, retículo
endoplásmico rugoso y aparato de Golgi. Tienen una distribución uniforme en el plano coronal que garantiza que la
trasmisión de la luz no se modifique.
Las fibras de colágeno en el tercio anterior del estroma tienen una orientación oblicua (algunas de ellas
entrelazadas) en los dos tercios posteriores tienen una orientación en láminas paralelas. Son notablemente
uniforme en cuanto a tamaño y separación., esta regularidad contribuye a determinar la transparencia de la córnea.
Los tipos de colágeno del estroma son I, III, V, y VI. La sustancia fundamental de la córnea está formada por
proteoglicanos que se encuentran a lo largo separando las fibrillas de colágeno. Sus componentes
Glucosaminoglicanos (queratán sulfato Condroitin sulfato) son muy polares y son los responsables de la propiedad
de tumefacción del estroma.

Fibras de colágeno tienen una orientación oblicua


(algunas de ellas entrelazadas)

Fibras de colágeno tienen una orientación en láminas


paralelas
Membrana de Descemet: Es una membrana basal verdadera del endotelio corneal, rica en colágeno IV al igual que
otras membranas basales. Está conformada por una zona prenatal estriada anterior que se forma durante la vida
intrauterina y una zona no estriada posterior que es depositada por el endotelio corneal durante toda la vida
(posnatal), por lo que su grosor aumenta con la edad, en el momento del nacimiento es de 3-4 µm y en adulto es
de 10-12 µm. Por fuera termina en la línea de Schwalbe. En la entre-cara con el estroma corneal hay una zona con
fibras colágeno orientadas al azar, que apenas penetra en la primera capa de la Descemet, lo que explica la facilidad
con la que puede disecarse limpiamente esta membrana.
Especialmente en anciano es frecuente encontrar excrecencias en su periferia conocidas como verrugas de Hassall
Henle o Guttas Periféricas que no son más que una sobreproducción de colágeno para tapizar los sitios donde no
hay cuerpos celulares endoteliales cuando las capacidades adaptativas del endotelio corneal debido a la perdida
celular son sobrepasadas .

Membrana de Descemet y Endotelio corneal.

Endotelio corneal: El endotelio corneal del adulto es una monocapa (plano mono estratificado) en forma hexagonal
de aproximadamente 500,000 células, con una densidad de aproximadamente en el adulto 2.500 células / mm², sin
capacidad mitótica, lo que hace que sea un número fijo de células que deben durar toda la vida. Las superficies
apicales de estas células miran hacia la cámara anterior y sus superficies basales están en contacto con la membrana
de Descemet. Estas células son las encargadas de mantener la trasparencia y deshidratación del estroma corneal. El
endotelio mantiene a la córnea deshidratada 78% de agua y transparente por el intercambio tanto activo como
pasivo de iones y por el transporte de agua del estroma hacia el humor acuoso a través de la bomba de sodio (Na⁺) -
potasio (K⁺) -ATPasa ubicada en la membrana lateral de la célula endotelial y de la enzima anhidrasa carbónica.

Bomba

Bomba
El endotelio corneal no tiene capacidad mitótica, como toda la célula del organismo, tiene estrategias adaptativas
que les permiten manejar estas situaciones. Dentro de estas estrategias tiene la capacidad de cambiar su forma y
tamaño o de aumentar el número de bombas funcionales para así suplir los sitios que quedan descubiertos por las
células que van disminuyendo normalmente con el tiempo, esta disminución se puede aumentar por diferentes
causas como procesos inflamatorios oculares, trauma, cirugía intraocular, etc. Cuando la densidad celular del
endotelio corneal es de alrededor de 500 células/mm² se desarrolla edema corneal y se reduce la transparencia.

Micrografía especular. (A) Endotelio corneal normal; (B) córnea guttata con pérdida acusada del mosaico endotelial.

Inervación de la cornea
La córnea es el tejido más densamente inervado del cuerpo, tiene una sensibilidad 100 veces mayor que el de la
conjuntiva, es estimado que hay aproximadamente 7000 receptores /mm² en la córnea humana. Cuenta con un
plexo subepitelial y estromal más profundo, inervados ambos por la primera división V₁ (oftálmica) del quinto par
craneal del nervio trigémino del que derivan los nervios ciliares (nervios ciliares largos (LPCN). Los nervios ciliares
largos (LPCN) suplen la zona ecuatorial y anterior de la esclera, además de la córnea.
Las fibras nerviosas sensoriales se extienden desde los nervios ciliares largos y forman un plexo anular peri corneal
alrededor de la periferia de la córnea, también pueden pasar directamente desde la esclerótica y entrar radialmente
en la sustancia propia en grupos de 70-80 fibras. Después de entrar en la córnea (1/3 anterior del estroma corneal)
los nervios pierden su capa de mielina y forman el plexo subepitelial (plexo fundamental Testu pág 603) a partir del cual
las fibrillas nerviosas cambian de dirección abruptamente 90º Y atraviesan la membrana de Bowman para formar el
plexo sub-basal que se sitúa entre las células basales o columnares y la lámina basal del epitelio y a su vez emiten
ramas intraepiteliales terminales (ENT)
Esquemáticamente seria: Desde el plexo anular del limbo (LP), penetran radialmente y las fibras nerviosas
atraviesan el estroma (SN) y forman el plexo subepitelial (SEP). Ramas de este plexo ascienden y traviesan la
membrana de Bowman y forman el plexo sub-basal (SBP) que se sitúa entre las células basales o columnares y la
lámina basal del epitelio y a su vez emiten ramas intraepiteliales terminales (ENT).
Epitelio
Ramas intraepiteliales
Terminales (ENT).

Bowman
Membrana

Estroma Es estimado que hay


Plexo sub -basal (SBP) aproximadamente 7000
receptores/mm² en la córnea
humana.

Ramas provenientes del


plexo subepitelial (SEP) Epitelio
en el estroma
Bowman
plexo sub – basal
(SBP)

plexo subepitelial Estroma


(SEP) Endotelio

Nervio estromal

Para su nutrición, la córnea depende de la difusión de glucosa desde el humor acuoso y el oxígeno que difunde a
través de la película lagrimal, además la zona periférica de la córnea recibe oxígeno desde la circulación del limbo.
Bibliografía
1. AAO Fundamentos y principios de oftalmología. Parte I Anatomía. 2012. Pág 41-52.
2. AAO cornea. Cap. 1 Estructura y función exterior del ojo y de la córnea. 12012. Pág 4-8.
3. Anatomía de Gray. Pág 1324 – 1326.
4. ADLER’S. Physiology of the eye. 11na Ed .Section 2.Physiology of optical media. Cap. 4. Cornea and Sclera.
Pág 71- 130. Chapter 16 Sensory Innervation of the Eye Pág 363- 370.
5. Rosaralis. Oftalmología pediátrica. Cap. 4 Anatomía funcional del órgano visual. Pág 43- 44.
6. Edward J H. Mark J M. and W. Barry Lee .Cornea, Conjunctiva and Tear Film.2013. Chapter 5: Limbus and
Corneal Epithelium. Pág 29-33.
7. ADVANCES IN ORGAN BIOLOGY. The biology of the eye. Volume 10. 2006. The cornea Pág 83-113. The
sclera Pág 353- 362.
8. Kanski. Oftalmología clínica 7ma ed.2012.Cornea. Cap. 6. Pág 168- 169.
9. Vaughan y Asbury. Oftalmología general. 18ª Ed. 2012. Anatomía y embriología del ojo. pág 1 – 26
10. Duane's Clinical Ophthalmology CD-ROM. Volume 1 Ocular Anatomy, Embryology, and Teratology,
Chapter 8: Cornea and Chapter 23: Sclera
11. Testu. Compendio de anatomía descriptiva. Cap. IV: Sentido de la vista. Pág 593- 604.
12. Centurión Virgilio y colaboradores. El libro del cristalino de las Américas- La cirugía del cristalino
hoy.2da Edición. Cap 69. Desprendimiento de la membrana de Descemet. Pág 775. Editorial
Haypee-Highlights, Panamá; 2016.
13. Becker. Glaucoma. Segunda parte. Cap 3. Anatomía Gonioscópica y microscópica del ángulo de la cámara
anterior. Pág 19- 40