Está en la página 1de 2

GPS: Sistema de localización por satélite

Los objetivos iniciales del desarrollo del Sistema de Posicionamiento Mundial, más conocido por su
sigla en inglés GPS (Global Positioning System), fueron militares. El surgimiento de este sistema de
gran utilidad mundial fue similar al de la actual Internet, creado e instalado a comienzos de los años
60 por el Departamento de Defensa, Transporte y la Agencia Espacial Norteamericana. Sin embargo,
sus utilidades están hoy relacionadas con servicios que permiten mejorar la calidad de vida de las
personas.

El GPS funciona mediante una red de 24 satélites que permiten determinar


en todo el mundo la posición de una persona, un vehículo o una nave,
con una precisión casi exacta

El GPS funciona a través de un Sistema Global de Navegación por Satélite (GNSS) que permite
establecer la posición de una persona, un vehículo o una nave en todo el mundo a través de la
longitud, altitud y latitud. Los elementos que lo componen son:
- Sistema de satélites: formado por 24 unidades con trayectorias sincronizadas para cubrir toda la
superficie del globo. Más concretamente, repartidos en 6 planos orbitales de 4 satélites cada uno.
- Estaciones terrestres: envían información de registro a los satélites para controlar las órbitas.
- Terminales receptores: indican la posición en la que se encuentran las personas, vehículos u
objetos. A estas terminales se las conoce como Unidades GPS y pueden adquirirse en los comercios.

¿Cómo funciona el GPS?

Cuando hace falta establecer la posición de un determinado objeto o persona que llevan una unidad
GPS, el terminal receptor utiliza un sistema de localización automática a través de, como mínimo,
cuatro satélites de la red. De ellos recibe una señal indicando la posición y el reloj que marca cada
uno. En base a estas señales, el receptor sincroniza el reloj del GPS y calcula el retraso de las señales
y la distancia a los satélites. Por triangulación, computando cada una de las cuatro señales respecto al
punto de medición, se determina la posición relativa respecto a los cuatro satélites. Conociendo
además las coordenadas o posición de cada uno de ellos a través de la señal que emiten se obtiene la
posición absoluta o coordenadas reales del punto de medición. A su vez, se consigue una exactitud
extrema en el reloj del GPS, similar a la de los relojes atómicos que desde la tierra sincronizan a los
satélites. De esta manera, conocidas las distancias, se determina fácilmente la propia posición relativa
respecto a los cuatro satélites.

Hasta el momento se utilizan mundialmente dos sistemas para lograr el posicionamiento de objetos y
personas: el GPS, creado en Estados Unidos, y el GLONASS, desarrollado en Rusia. Con el objeto de
evitar la dependencia a dichos sistemas, la Unión Europea está trabajando en el lanzamiento de su
propio sistema de posicionamiento por satélite llamado “Galileo”.
¿Para qué sirven los sistemas de posicionamiento?

Las utilidades que brinda este desarrollo en las comunicaciones satelitales, particularmente en la
Argentina, son variadas. Algunos ejemplos son:
-Topografía y geodesia: permite la localización agrícola -también llamada agricultura de precisión- a
partir de la cual se pueden recorrer campos en tiempo real con un mapa cargado de la zona para
poder identificar y calcular áreas, zonas de bajo rendimiento y establecer tierras inundadas, por
ejemplo. Los datos obtenidos permiten realizar cálculos de nivel y hectáreas poco aprovechables y
lograr una administración óptima de recursos según la zona del campo y conocer cómo va
evolucionando la siembra en tiempo real, entre otras funciones.
- Navegación terrestre, marítima y aérea: gran cantidad de automóviles lo incorporan en la
actualidad, siendo de especial utilidad para encontrar direcciones, indicar la situación respecto de una
grúa o ubicar la posición de un vehículo en caso de que éste haya sido robado.
- Salvamento: si una persona lleva consigo un receptor GPS puede ser localizada en forma rápida.
- Deporte, camping y ocio: en este tipo de actividades, el GPS es de gran utilidad ya que permite
rastrear los caminos y reducir los riesgos a perderse.
- Para enfermos y discapacitados.
- Aplicaciones científicas en trabajos de campo: es muy útil para aquellas personas que deben
realizar mediciones en campo dado que el GPS les permite obtener la coordenada exacta donde se
debe medir, registrando posición correcta, hora y medidas.
- Se lo utiliza para el rastreo y recuperación de vehículos.
- Navegación deportiva.
- Interpretación de fotografías aéreas.
- Telefonía celular: este sistema es utilizado para el sincronismo en su funcionamiento.

Todas estas funciones del Sistema de Posicionamiento Mundial (GPS) señalan que la tecnología puede
ser pensada y desarrollada para aumentar la calidad de vida.

¿Qué función cumple el INTI?


El INTI, a través de su Laboratorio de Telecomunicaciones, dependiente del Centro INTI-Electrónica e Informática, realiza
pericias técnicas sobre GPS a pedido de empresas, personas o juzgados para determinar el buen o mal funcionamiento de los
equipos ante determinadas circunstancias. Por otra parte, es uno de los organismos designados para homologar partes
incorporadas en teléfonos celulares, requisito indispensable para autorizar su ingreso al mercado