Está en la página 1de 2

LA MUERTE DE DIOS

SEGÚN NIETZSCHE.

Para el científico alemán, Friedrich Nietzsche, la muerte de Dios lleva un


significado al que Dios no es capaz de actuar como fuente del código moral o
teleológico, trayendo una reflexión de la muerte de Dios, al representar este
suceso histórico, cómo una crisis que representa las consideraciones de las
creencias existentes, bajo el planteamiento del abandono a la fe cristiana,
Nietzsche expresa que la muerte de Dios, es la forma de decir que los humanos ya
no son capaces de creer en cualquier orden cósmico, teniendo en cuenta que la
muerte de Dios se desarrolla en varios desde el renacimiento, dando su
continuidad en las criticas de la Ilustración, al dogmatismo, que ellos mismos no
lo reconocen. La muerte de Dios conducirá, al planteamiento de Nietzsche, no en
un orden cósmico o físico, si no también al rechazo de los valores absolutos, l
rechazo de la creencia en una objetividad y una ley moral universal, que se ejerce
sobre todos los individuos.

Cabe resaltar que el científico alemán, fue ateo durante su vida adulta y por lo
tanto nunca creyó en la existencia de un Dios, en la Ilustración, movimiento cultura
e intelectual que tuvo lugar en Europa entre fines del siglo XVII, en sus
cuestionamientos da una enfatización a la razón y el individualismo más que en la
tradición, dejando atrás todo pensamiento impuesto por la religión, entonces,
luego de esto, la realidad comenzó a cambiar y de pronto la idea de que el universo
fue creado por la autoridad divina fue reemplazada por la creencia de que el
universo resultó de una serie de fenómenos físicos y químicos.

En este contexto histórico, pasando en varios periodos de la historia de la filosofía,


se comenzó a defender que las autoridades ya no necesitaban estar organizadas
según la tradición religiosa y que deberían ser resultado del consentimiento y
la racionalidad de las personas gobernadas, no solamente Nietzsche planteaba su
punto de vista sobre la existencia y muerte de Dios, sino que también los filósofos,
expusieron las teorías morales, los valores y el orden podrían existir sin la
necesidad de un Dios, tan solo con la filosofía y la ciencia.

En todo el contexto histórico, Nietzsche realiza la expresión, de que no solo Dios


murió,, sino que el ser humano que lo mató con el propósito de llegar a un mayor
entendimiento del mundo, podemos decir que en otras palabras, al cuestionarse,
que la humanidad mató a Dios, Pero para Nietzsche, la verdadera muerte de Dios
desencadena cierta crisis ya que la sociedad nació y se fundó con estos principios
morales.
Hay que tener en cuenta, que dentro de los planteamientos de Friedrich Nietzsche,
hace la relación existencial de la muerte de Dios, bajo la estigmatización de que
si Dios había muerto, desaparecería el precepto de la realidad apoyada en la razon
y la concepción entre lo bueno y lo malo, dando así el resurgimiento de Dioses
antiguos, dioses múltiples.
Bajo todo el planteamiento que nos hace Friedrich, durante la apología de su
historia, en que la muerte de Dios decreta el fin de cualquier intento de establecer
una verdad, moral o sentido absolutos en la vida (en este sentido Nietzsche es
precursor del posmodernismo), mostrando un negativismo ante la existencia de
Dios, teniendo en cuenta que Nietzsche no hace la demostración objetivamente la
no existencia de Dios.