Está en la página 1de 25

TRABAJO FINAL DE SOCIOLOGÍA

INVESTIGACIÓN SOCIOLÓGICA: ¿QUÉ ATRAE A LAS

PERSONAS AL CRISTIANISMO EVANGÉLICO?

DAVID ANDREU

ELÍ RUSSBEL FIGUEROA

JESÚS GARCÍA

FRANKLIN RICARDO PARRALES

SEBASTIÁN VASCONCELO

“Asignación hecha en cumplimiento de los requisitos exigidos por el

Profesor Don Duane Miller como parte de la calificación

de la asignatura Sociología

30/01/2019
ÍNDICE

Págs.

INTRODUCCIÓN …..................................................................................... 1

1. LA METODOLOGÍA DE LAS ENTREVISTAS …....................................... 2

2. LAS PREGUNTAS DE LAS ENTREVISTAS …............................................ 4

3. LAS RESPUESTAS DE LAS ENTREVISTAS…............................................ 5

3.1. REALIZADAS POR EL ALUMNO ELÍ …......................................... 5

3.2. REALIZADAS POR EL ALUMNO JESÚS ….................................... 6

3.3. REALIZADAS POR EL ALUMNO DAVID ….................................... 8

3.4. REALIZADAS POR EL ALUMNO FRANKLIN …......................... 10

3.5. REALIZADAS POR EL ALUMNO SEBASTIÁN …........................ 12

4. LAS OBSERVACIONES DE LAS ENTREVISTAS …................................ 15

CONCLUSIONES …................................................................................... 22
1

INTRODUCCIÓN.

En el presente trabajo de investigación han colaborado los cinco estudiantes de la

asignatura de Sociología para el Máster de Teología en la FPT-UEBE. El objetivo es obtener los

patrones comunes de las diez entrevistas que hemos realizado; de esta manera se podrá

establecer observaciones y conclusiones útiles para el ministerio cristiano.

Cada alumno ha hecho dos entrevistas a dos personas distintas que cumplan el perfil de ser

creyentes, españoles y no descendientes de familias evangélicas. Los alumnos se llaman David

Andreu, Jesús García, Franklin Parrales, Sebastían Vasconcelo y Elí Figueroa. Este trabajo

escrito ha sido redactado y editado por el último estudiante que se acaba de mencionar, el cual ha

recibido tanto las entrevistas como las observaciones del resto de sus compañeros para el

correcto procedimiento de este escrito.

A continuación se notificará la metodología y el contexto particular de cada entrevista que

se ha efectuado, para luego dejar en claro cuáles han sido las preguntas exactas que se han

establecido por parte de nuestro profesor Duane Miller. Posteriormente se adjuntarán las

respuestas de los voluntarios que hicieron posible este estudio, para poder así ofrecer, finalmente,

las pertinentes observaciones y conclusiones globales de la investigación.


2

1. LA METODOLOGÍA DE LAS ENTREVISTAS.

Por respeto y prudencia hacia las personas que nos han dado la posibilidad de realizar este

trabajo, la mayoría de nombres que se vincularán a las diez entrevistas realizadas serán nombres

sin apellidos o directamente seudónimos.

Las entrevistas 1 y 2 ejecutadas por el estudiante Elí fueron hechas a Jesús y a Marta,

respectivamente. Jesús fue entrevistado en persona el 11 de noviembre del 2018. Marta fue

entrevistada por teléfono el 15 de noviembre del 2018. Ambos provienen de un ámbito familiar

católico, pero no practicante. Dicho esto, al realizar las entrevistas se ha observado que la

pregunta número siete coincide relativamente con la pregunta número dos, así que se ha buscado

dar otras razones más en la siete para complementar la dos (ver “punto 2”).

Las entrevistas 3 y 4 efectuadas por el estudiante Jesús fueron desarrolladas a Juan y Juana,

respectivamente. La entrevista a Juan se desempeñó el día 28 de noviembre de 2018 en las

dependencias de la FPT-UEBE. Él es camarero y procede de una familia de españoles que viven

en Madrid, concretamente Villaverde. Tiene 27 años y su novia también es creyentes evangélica.

La entrevista duró 35 minutos. Respecto a Juana se puede compartir que es una creyente

malagueña, y que accedió a realizar la entrevista por teléfono, pero luego por problemas

logísticos acabó respondiendo en un cuaderno a bolígrafo y envía las fotos de ello por WhatsApp

el día 8 de diciembre de 2018.

Las entrevistas 5 y 6 pertenecen al estudiante David, el cual las llevó a cabo con José y

Antonio, respectivamente. José es un joven de 25 años, español y cristiano de primera

generación. Su familia es católica y lleva 10 años en la iglesia. La entrevista fue hecha de forma

presencial en una cafetería. No se bautizó según el rito católico, aunque sí hizo algunos cursos de

catequesis. En relación a Antonio, es otro joven también, pero con 23 años de edad. Antonio es

español y de familia no cristiana evangélica. La entrevista se produjo de forma presencial en un

centro de comida rápida.


3

Las entrevistas 7 y 8 fueron elaboradas por el estudiante Franklin, quien pudo entrevistar a

Isabel y Montse. Ambas mujeres son españolas y cristianas evangélicas. Sin embargo, sus

familias son católicas. Las dos asisten a una iglesia independiente que se encuentra en Madrid,

concretamente en Usera. Las entrevistas fueron llevadas a la práctica en persona en la misma

congregación.

Por último, las entrevistas 9 y 10 las realizó el estudiante Sebastián a dos personas

llamadas Jordi y Sara. La entrevista a Jordi, un hombre español de 50 años, se concretó en forma

personal. Él es de primera generación evangélica y se convirtió a los 17 años. Respecto a Sara, la

entrevista se llevó a la práctica por medio del WhatsApp. Esta chica tiene una edad de 16 años y

se convirtió a Jesucristo hace un año y medio. Es española y sus padres son musulmanes, por lo

tanto es la primera cristiana evangélica de su familia.


4

2. LAS PREGUNTAS DE LAS ENTREVISTAS.

Para evitar la excesiva reiteración de las preguntas, se compartirá a continuación las diez

preguntas determinadas por el profesor para realizar esta investigación. De esta manera, a la hora

de abordar las respuestas a las diez entrevistas no serán repetidas constantemente las preguntas:

Pregunta 1: ¿Por qué comenzaste a asistir a la iglesia evangélica?

Pregunta 2: ¿Te consideras evangélico? ¿Por qué, o por qué no?

Pregunta 3: ¿Qué cambios has realizado en tu vida desde que asistes a la iglesia

evangélica?

Pregunta 4: ¿Cómo era tu vida religiosa antes de comenzar a asistir a una iglesia

evangélica?

Pregunta 5: ¿Qué acciones o hábitos contraproducentes para la vida tenías antes de acudir

a las iglesias evangélicas que ahora no tienes?

Pregunta 6: ¿Por qué decidiste bautizarte en la iglesia evangélica?

Pregunta 7: ¿Por qué te consideras cristiano evangélico?

Pregunta 8: ¿Desde cuándo estás en el cristianismo evangélico?

Pregunta 9: ¿Qué o quién te dio a conocer el cristianismo evangélico?

Pregunta 10: En tu opinión, ¿por qué hay tan pocos evangélicos españoles hoy?
5

3. LAS RESPUESTAS DE LAS ENTREVISTAS.

Debido a la extensión de las respuestas se ha intentado ser lo más sistemático posible para

poder documentar fielmente las respuestas de las personas que han podido colaborar en esta

investigación. Por esta razón este punto está dividido en cinco secciones, donde cada sección

contiene dos entrevistas con sus correspondientes respuestas a las diez preguntas.

3.1. REALIZADAS POR EL ALUMNO ELÍ.

Entrevista 1: Jesús.

Respuesta 1: Porque sentí que encajaba en la iglesia evangélica según la fe que tenía y la

doctrina que enseñaban.

Respuesta 2: Sí, me considero evangélico porque me centro en el evangelio para mi

manera de vivir.

Respuesta 3: Cambié hábitos de vida y hábitos de relaciones.

Respuesta 4: Me bauticé por el rito católico e hice la comunión, pero hubo un tiempo en el

que mi religión era el ateísmo; después comencé a interesarme por lo metafísico y lo sincrético.

Respuesta 5: Malas compañías, beber alcohol y salir con chicas.

Respuesta 6: Entendí que mi bautismo católico no era válido y me bauticé en la iglesia

evangélica por convicción.

Respuesta 7: Por la teología, la historia y las características que un cristiano evangélico

tiene.

Respuesta 8: Desde hace cuatro años aproximadamente.

Respuesta 9: Me convertí al cristianismo por Dios mismo y no porque una persona me

predicó el evangelio. Pero sí es cierto que conocí pronto a un amigo que también era evangélico

y podía conversar con él acerca de nuestra fe.

Respuesta 10: En general porque no hay muchos evangélicos. Pero es cierto que la historia

de España y el carácter español de desconfianza pueden ser razones para que no haya tantos.
6

Entrevista 2: Marta.

Respuesta 1: Porque un pastor evangélico me habló de Cristo en el trabajo cuando yo

pasaba una situación personal difícil. Él me escuchaba y me acabó invitando a la iglesia.

Respuesta 2: Sí, porque conocí el evangelio en un contexto evangélico. Examinar las

Escrituras también me confirmó para decidir ser evangélica.

Respuesta 3: Cambió todo en mi vida a nivel personal, laboral, sentimental y familiar.

Respuesta 4: Procedo de un ámbito católico, practicante de pequeña pero en la

adolescencia ya no. Siempre he tenido algún saber de Cristo y la Biblia. No obstante, también

tuve intereses por el ocultismo y otras religiones como el budismo. Nunca me he considerado

atea como tal.

Respuesta 5: Tuve una relación fuera del matrimonio, fumaba, bebía, mentía y tenía malas

amistades.

Respuesta 6: Porque entendí en base a las Escrituras y a lo que me enseñaron, que era un

paso necesario para testificar públicamente que había aceptado a Cristo como mi Señor y

Salvador.

Respuesta 7: Porque mi vida está enfocada al evangelio y veo todas las cosas en base a

ello.

Respuesta 8: Desde el 2011 y me bauticé en el 2012.

Respuesta 9: Me lo dio a conocer un pastor en el trabajo. Él no era el pastor principal, pero

sí era el pastor de los jóvenes y estaba reconocido por la iglesia.

Respuesta 10: Porque hay una resistencia a escuchar las Buenas Nuevas de Dios que

predican los evangélicos. Por otro lado, hay una ceguera espiritual llevada por el príncipe de este

mundo que impide a los españoles oír la Palabra de Dios. También es cierto que hay un trasfondo

histórico y una carga grande en contra de la religión cristiana y la Reforma Protestante.

3.2. REALIZADAS POR EL ALUMNO JESÚS.


7

Entrevista 3: Juan.

Respuesta 1: Comencé a ir a la iglesia por mi pareja. Ella nunca me hizo una invitación a la

iglesia a la que asiste, pero yo tuve interés por su religión. Me hablaba mucho de su iglesia y de

lo que cree acerca de Dios y de Jesucristo, y fui porque quería saber en qué creía realmente ella.

Respuesta 2: Soy bautista protestante y quiero ser mejor cristiano haciendo con mi vida

según lo que dice Dios. Me considero cristiano porque el evangelio ha llegado a mi vida.

Respuesta 3: Me cambió toda la vida, a nivel laboral, económico, social y familiar. Ahora

intento ser más honesto y honrado, y estoy hablando del Señor siempre que puedo. Me gusta

congregarme todos los domingos y para ello busco trabajos donde eso sea posible e indiscutible.

Respuesta 4: No tenía ninguna vida religiosa. Recuerdo que hice la comunión en la iglesia

católica, pero poco más. No tenía ninguna inquietud espiritual, salvo cuando estaba enfermo.

Respuesta 5: Antes de ser cristiano yo sufría de adicción y practicaba a menudo tres malos

hábitos: el alcoholismo, el tabaquismo y las relaciones sexuales. Hoy en día ya no practico este

último y lucho contra los otros dos.

Respuesta 6: En la iglesia me han enseñado que bautizarse es el primer paso a seguir. Así

que tomé la decisión de bautizarme porque quería llevar un estilo de vida acorde a lo que creo.

Respuesta 7: Porque al conocer al verdadero Dios supe que la Iglesia Católica estaba

equivocada, y que el dios del Islam no es el auténtico tampoco. El único Dios es el que nosotros

creemos. Recuerdo que leyendo la Biblia, concretamente terminando de leer el evangelio de

Juan, fue el momento en el que me sentí enamorado de Dios; me senté de rodillas y le pedí

perdón por mis pecados, y desde entonces todo cambió.

Respuesta 8: Desde febrero del año 2017.

Respuesta 9: Empecé a asistir a la iglesia de mi novia para convencerla de que eso era una

secta. No obstante, al estar ahí y al leer la Biblia poco a poco me fui convirtiendo al Señor,

aunque reconozco que fue un proceso largo.


8

Respuesta 10: Porque la gente tiene la falsa idea de que la religión que existe en este país

es sólo la católica. Pero si examinaran, como yo lo hice, la Biblia, se darían cuenta que la Iglesia

Católica no se fundamenta en ella.

Entrevista 4: Juana.

Respuesta 1: Porque mi hermano era cristiano y me invitó varias veces a asistir a su iglesia

hasta que un día lo hice.

Respuesta 2: Me considero evangélica porque me siento cristiana según Cristo.

Respuesta 3: Un cambio total. Antes estaba en el mundo y ahora sigo a Cristo.

Respuesta 4: Pues como la mayoría de los españoles, yo creía en Dios, pero no seguía a

Dios (Cristo).

Respuesta 5: Pues desde mentir, hasta hacer siempre mi voluntad. Pensaba siempre qué era

lo mejor para mí, sufriendo después las consecuencias de mis malas decisiones. Hoy en día

procuro no mentir, y hacer la voluntad de Dios y no la mía.

Respuesta 6: Me bauticé después de pensarlo mucho, y lo hice por la responsabilidad que

tuve con mi iglesia y porque es una iglesia coherente con lo que se predica y practica.

Respuesta 7: Yo me considero evangélica bautista porque creo, desde mi punto de vista,

que es la denominación que más se acerca a la sana doctrina.

Respuesta 8: Desde al año 1996.

Respuesta 9: Mi hermano y mi cuñada fueron las personas que me dieron a conocer el

cristianismo evangélico.

Respuesta 10: Porque se busca a Dios sencillamente en situaciones difíciles, y una parte de

los españoles se conforma con la religiosidad católica, y otra parte vive totalmente a espaldas de

Dios, porque confían en ellos mismos.

3.3. REALIZADAS POR EL ALUMNO DAVID.

Entrevista 5: José.
9

Respuesta 1: Comencé a asistir a la iglesia por varias razones. Una de ellas es porque solía

tener inquietudes espirituales. Otra razón es que a menudo me sentía fuera de lugar con los del

mundo. Pero ciertamente lo que supuso un enlace clave fue la invitación de un primo mío a su

iglesia. Estando en esa congregación me vi muy cómodo en ese ambiente y me quedé.

Respuesta 2: Me considero algo evangélico porque comparto varias de sus convicciones.

No obstante, observo que actualmente muchos de los “evangélicos” se están comportando de

manera indebida. Por esta razón prefiero denominarme “cristiano bíblico”.

Respuesta 3: Hace diez años que me convertí y veo un cambio evidente en mi carácter

principalmente. Antes era más impulsivo, incluso soberbio, y echaba las culpas a los demás.

Respuesta 4: No me bauticé por el rito católico, pero sí fui a catequesis. Creía que para

agradar a Dios tenía que hacer obras, unas obras no de corazón sino impuestas por el sistema

religioso; buenas obras necesarias para ser salvo.

Respuesta 5: La impulsividad, la soberbia, la falta de humildad al no reconocer los fallos

propios, y echar la culpa a los demás.

Respuesta 6: Por obediencia, no por imposición, sino por gratitud y convicción. Porque

entendí el verdadero significado del bautismo, un bautismo que representa que yo debía morir

para que viviese en mí Cristo, y también para testimonio de los que fueron a mi bautismo.

Respuesta 7: Por las creencias que tienen. Para mí ambos términos, cristiano bíblico y

cristiano evangélico, deberían ir unidos, pero pienso que éste último se ha desvirtuado.

Respuesta 8: Desde los 15 años aunque me bauticé a los 16.

Respuesta 9: Un primo que al conocer mis inquietudes me habló y me invitó a la iglesia.

Respuesta 10: Hay pocos españoles evangélicos porque se tienen muchos prejuicios hacia

todo aquello que no sea católico. Por otra parte, hay bastantes evangélicos que no dan muy buen

testimonio y esta realidad puede alejar más a personas no creyentes.

Entrevista 6: Antonio.
10

Respuesta 1: Comencé a congregarme poco a poco. La primera vez que asistí fue gracias a

un amigo del instituto. Los cultos de jóvenes me gustaban y seguí yendo a ellos. Finalmente, el

impacto de las predicaciones me fueron convenciendo para quedarme en la iglesia.

Respuesta 2: Me considero evangélico aunque reconozco que estoy luchando con varias

áreas de mi vida.

Respuesta 3: He cambiado principalmente mi manera de pensar, sobre todo en relación al

pasado: iras, rencores, heridas emocionales, etc.

Respuesta 4: Antes conocía sólo el ambiente católico a raíz de una escuela de toreo en la

que estuve entre los 9 y los 16 años de edad. Ahí conocí el ambiente religioso y en especial la

Biblia, la cual leía en varias ocasiones porque me gustaba.

Respuesta 5: Creo que no tenía hábitos contraproducentes como tal, en todo caso dejé atrás

ciertas cosas de mi pasado y de mi manera de pensar que me hacían daño.

Respuesta 6: Mi pastor me propuso que me bautice, pero yo al principio no me sentía

preparado aún. Pero tras leer más la Biblia y pasar tiempo en la iglesia decidí dar el paso.

Respuesta 7: Me considero cristiano evangélico porque vivo las pautas que marcan la

Palabra de Dios y ha cambiado mi forma de pensar con ello.

Respuesta 8: Desde los 19 años.

Respuesta 9: Me lo dio a conocer un chico de la iglesia que era hijo de pastor.

Respuesta 10: Porque es muy difícil seguir algo que no ves físicamente.

3.4. REALIZADAS POR EL ALUMNO FRANKLIN.

Entrevista 7: Isabel.

Respuesta 1: Comencé a asistir a la iglesia cuando tenía 15 años. No tenía amigos y mi

madre decidió que estuviese más con la hija de una amiga suya, las dos iban a la iglesia siempre.

Respuesta 2: Sí, porque se adapta a la mejor manera de seguir a Cristo, siendo de

testimonio a otros y concediendo una esperanza en la eternidad.


11

Respuesta 3: Compromiso con mi diezmo, dedicación a las actividades de la iglesia y

evangelismo, y el disponer mis dones al servicio del Señor.

Respuesta 4: Nula, no tenía relación con la iglesia. Sólo era católica no practicante.

Respuesta 5: La mentira, no me costaba mentir. La desidia y el aburrimiento.

Respuesta 6: Porque es un mandato de Dios y era en lo que yo creía.

Respuesta 7: Porque sigo a Cristo y creo en el sacrificio que hizo por mí en la cruz.

Respuesta 8: Desde los 15 años y tengo 52.

Respuesta 9: Mi amiga y mi madre.

Respuesta 10: Por comodidad y falta de compromiso. La gente no quiere perder su tiempo.

Entrevista 8: Montse.

Respuesta 1: Empecé a ir porque mi hermana tenía sesiones de terapia con el pastor, que

era estudiante de psicología, y yo iba a buscarla cuando terminaba la sesión. Y coincidió que

había una campaña evangelística por esas fechas y al escucharla me acabé quedando.

Respuesta 2: Sí, porque abrazo la doctrina evangélica. Creo que las verdades que proclama

coinciden con la verdad de Dios y la palabra de Dios, y me considero evangélica por eso.

Respuesta 3: El cambio más radical es mi pensamiento. De pensar que Dios no existe o que

tu vida no tiene sentido, a pensar que Dios existe, te ama, y que además te da un propósito a tu

vida. Ahora vivo en búsqueda de ese propósito, intentando amar a Dios, obedecerle y servirle,

cosas que antes de conocerle no existían en mi vida.

Respuesta 4: Mis padres me bautizaron en la iglesia católica, luego hice la comunión y me

sensibilice un poco respecto a la fe. En ese momento es posible que creyese en Dios, pero era

pequeña y después desapareció. No tenía ningún vínculo con la iglesia ni con la religión.

Respuesta 5: Pues uno muy evidente era el hábito de fumar. Pero entendí que Dios no

quería que fumase más y con mucha dificultad dejé de hacerlo

Respuesta 6: Fue un acto de fe y obediencia a la Palabra de Dios.


12

Respuesta 7: Porque sigo las doctrinas evangélicas, las cuales creo que están en la Biblia.

Entiendo que la fe evangélica es la que se aproxima más a la verdad de la Palabra de Dios.

Respuesta 8: Hace 37 años me parece que me convertí, es decir con 17 años.

Respuesta 9: Desde pequeña tuve algún contacto porque una tía mía de parte de mi madre

se convirtió a Cristo siendo joven. Y ella de vez en cuando nos llevaba a la escuela dominical.

Luego para convertirme pues fui a la iglesia por la razón contestada en la pregunta 1.

Respuesta 10: Yo creo que en España la cultura católica tiene mucho peso y mucha fuerza.

La mayoría no nos conocen mucho y nos tienen un poco como sectarios. También creo que

existe mucho ateísmo y rechazo a la religión.

3.5. REALIZADAS POR EL ALUMNO SEBASTIÁN.

Entrevista 9: Jordi.

Respuesta 1: Fue una invitación de un pastor latinoamericano en un momento en que tenía

una necesidad muy fuerte. Las defensas de no ir a un grupo religioso cayeron frente a la

profunda necesidad que tenía, y vi que el mensaje que traía este hombre era real y coherente.

Respuesta 2: Me consideré evangélico después de 4 o 5 meses de asistir a la iglesia. Al

principio acepté porque concordaba con lo que creía en el ámbito católico y disentía en lo mismo

que no me parecía. Cuando ya me sentí totalmente identificado y vi que no tenía sentido

definirme como católico, afirme que era evangélico.

Respuesta 3: El cambio principal fue mi identidad. Al ser cristiano tu identidad se dignifica

sin merecerlo. Dios te pone donde te corresponde, cerca de Él. Yo vivía para mí en una forma

egoísta, todo centrado en mí y en mis deseos, si era a costa de los demás no importaba. El

ejemplo de Jesús y el evangelio fue fundamental. Ya no quería vivir para mí sino para Dios.

Respuesta 4: Siendo niño mi madre nos enseñó la fe cristiana de forma práctica. En una

segunda etapa, a los 14 años, empecé a asistir con mi madre a unos grupos de avivamiento dentro

de la iglesia católica. Otra tercera etapa fue similar también, hasta que conocí al pastor.
13

Respuesta 5: Las palabrotas, era muy mal hablado.

Respuesta 6: Fue una consecuencia lógica de ir conociendo las Escrituras. Tardé un poco

en hacerlo, ya que no veía mayor diferencia con lo que era mi fe en la iglesia católica, pero al

final lo hice por obedecer el mandato de Dios.

Respuesta 7: Después de muchos desengaños y desilusiones me he cuestionado si soy

realmente cristiano evangélico, porque no lo veo realmente importante. Me identifico con la idea

de cristiano evangélico que conocí al principio, pues dentro del mundo evangélico se han hecho

unos tremendos excesos que han dañado el evangelio, lo cual me invita a pensar.

Respuesta 8: Hace 33 años.

Respuesta 9: Un pastor misionero latinoamericano.

Respuesta 10: Hay causas históricas claras. La iglesia poseía todos los poderes dentro de la

sociedad, debido a ello abusaron de una forma brutal, e inculcaron la idea de que una

desobediencia a la iglesia era mortal. Con todo a la Reforma Protestante no pudo entrar. En el

último siglo el español descubre que ha sido engañado. Entonces el español no sabe distinguir

esta situación del verdadero cristianismo.

Entrevista 10: Sara.

Respuesta 1: Empecé a ir porque se celebraba cada año las olimpiadas evangélicas de todas

las iglesias, entonces varios amigos me convencieron para asistir y al empezar a ir a las iglesias

me llamaba la atención las amistades entre los jóvenes, así que decidí quedarme un tiempo.

Respuesta 2: Me considero una cristiana evangélica porque yo creo en Jesús y lo que hizo

en mí y lo que hará también.

Respuesta 3: En cuanto a mí ha habido muchos cambios, en el carácter sobre todo. Dejé

atrás una chica que se burlaba de la gente, grosera, que hablaba mal de todos. Pero también hubo

un cambio en las amistades, porque yo me juntaba con malas personas. Cuando comencé a ir a la

iglesia empecé a tener nuevas amistades que me llevaban por buen camino.
14

Respuesta 4: Antes era una chica musulmana obligada a serlo, ya que mis padres son

musulmanes.

Respuesta 5: Antes salía todos los días con mis amigos y pasaba poco tiempo en casa.

Ahora salgo con mis nuevos amigos, pero también paso más tiempo en casa.

Respuesta 6: Me bauticé en la iglesia evangélica porque Jesús es mi felicidad y me gusta

aprender mucho sobre la Biblia.

Respuesta 7: Porque creo en Jesús. Desde que soy cristiana evangélica soy una chica

diferente gracias a Él.

Respuesta 8: Estoy en el cristianismo evangélico desde el 17 de julio de 2017.

Respuesta 9: Fueron los padres de un amigo que tenía en la infancia quienes me invitaron a

una reunión cristiana en una célula de un hogar.

Respuesta 10: Creo que es así porque los españoles son más católicos y quienes no son

católicos son ateos.


15

4. LAS OBSERVACIONES DE LAS ENTREVISTAS.

Con el objetivo de ser claros en nuestra investigación sociológica, se van a exponer a

continuación los diversos análisis de los datos adquiridos tras las encuestas. Por razones de orden

se expondrán las observaciones de las diez entrevistas, centrándonos en las diez respuestas de

cada pregunta que ha sido formulada a los voluntarios.

Observaciones en base a la primera pregunta.

- Jesús: Tuvo fe antes de ir a la iglesia y se sintió cómodo en la evangélica.

- Marta: Gracias a un pastor evangélico que conoció en el trabajo.

- Juan: Asistió a la iglesia porque su novia era creyente y él tenía curiosidad.

- Juana: Fue a la congregación porque su hermano era cristiano y le invitó.

- José: Lo hizo por inquietudes personales y porque un primo suyo le sugirió hacerlo.

- Antonio: Asistió gracias a la invitación de un amigo y se quedó por el ambiente.

- Isabel: Dio el paso debido a una amiga que iba con su familia.

- Montse: Se acercó a la iglesia por su hermana y se quedó gracias a una campaña.

- Jordi: Accedió ir a la iglesia por la invitación de un pastor latinoamericano.

- Sara: Comenzó a congregarse gracias a unos amigos creyentes.

Análisis: Un 70% de los entrevistados ha comenzado a asistir a la iglesia evangélica

gracias a un amigo, ser querido o familiar que le ha invitado; un 20% principalmente por

curiosidad o inquietudes personales (Juan y José); y sólo el 10% restante (Jesús) empezó a

congregarse por convicción personal tras su conversión. Es de remarcar también que sólo un

30% (Marta, Montse y Jordi) ha dado el paso de ir y quedarse en la iglesia gracias a un pastor o a

una campaña evangelística.

Observaciones en base a la segunda pregunta.

- Jesús: Se observa evangélico porque cree en el evangelio.

- Marta: Se considera evangélica porque conoció el evangelio en un contexto evangélico.


16

- Juan: Se denomina bautista protestante más que evangélico a secas.

- Juana: Se observa evangélica porque se siente cristiana según Cristo.

- José: Entiende que es cristiano bíblico, porque lo“evangélico” se ha desprestigiado.

- Antonio: Se considera evangélico pese a sus luchas personales.

- Isabel: Se observa evangélica porque es lo que más se asemeja a Cristo.

- Montse: Se entiende evangélica debido a que cree en la doctrina evangélica.

- Jordi: Se siente evangélico aunque tardó un poco en aceptarlo.

- Sara: Se considera evangélica porque cree en Jesucristo.

Análisis: Un 80% se siente cristiano evangélico, pero un 20% prefiere no denominarse

exactamente así, sino más bien como “bautista protestante” (Juan) y “cristiano bíblico” (José).

Parecer ser que el término “evangélico” puede ocasionar ciertas discrepancias en algunos

cristianos porque se puede asociar a ciertos creyentes que no dan el correcto testimonio de serlo.

Las razones por las cuales se consideran cristianos evangélicos el grupo perteneciente al 80%

son esencialmente doctrinales.

Observaciones en base a la tercera pregunta.

- Jesús: Cambió sus relaciones y sus hábitos de vida.

- Marta: Afirma que todo en su vida tuvo un cambio total.

- Juan: Entiende que ya no es el de antes.

- Juana: Asegura una transformación radical.

- José: Ofreció un cambio evidente.

- Antonio: Asevera que lo que más ha cambiado es su mentalidad.

- Isabel: Manifestó compromiso, dedicación y disposición con su iglesia.

- Montse: Entiende que su forma de pensar ha cambiado y que quiere servir a Dios.

- Jordi: Su trasformación la notó principalmente en su identidad en el Señor.

- Sara: Observa un cambio total en todo, en especial en su carácter.


17

Análisis: El 60% entiende que los cambios efectuados en sus vidas desde que asisten a la

iglesia evangélica son grandes y radicales. Tanto la manera de vivir, como el carácter, los hábitos

y las relaciones personales han sido modificados para bien. El otro 40% no es que no hayan

experimentado algo similar en sus vidas, sino que observan sus trasformaciones en áreas más

específicas, como la mentalidad (Antonio y Montse), las ganas de servir en la iglesia (Isabel y

Montse) y la identidad en el Señor (Jordi).

Observaciones en base a la cuarta pregunta.

- Jesús: Nació en un trasfondo católico. Fue ateo y tuvo interés por la filosofía.

- Marta: Procedencia del ámbito católico. Mostró interés por otras religiones.

- Juan: Realizó los primero ritos católicos, mas no mantuvo inquietudes espirituales.

- Juana: Por cultura católica creía en Dios de manera superficial.

- José: Entendía que debía de ser bueno y realizar obras según la influencia católica.

- Antonio: Pasó un tiempo en un ambiente católico y leía la Biblia de vez en cuando.

- Isabel: Era católica no practicante.

- Montse: Creció en el seno católico pero no mantenía ningún vínculo con la religión.

- Jordi: Gracias a su madre, la cual era católica, tuvo varias experiencias espirituales.

- Sara: Era una musulmana debido a que sus padres le obligaban a serlo.

Análisis: Un 90% proviene de un previo trasfondo católico antes de ser evangélicos. Sólo

un 10% tiene su origen en un entorno musulmán (Sara), lo cual resulta un caso bastante

particular. De las diez personas entrevistadas ha de señalarse el detalle de que sólo el 30%

pretendió de algún modo poner en práctica su fe, ya sea intentando ser bueno (José), leyendo la

Biblia a veces (Antonio), o asistiendo a reuniones (Jordi).

Observaciones en base a la quinta pregunta.

- Jesús: Dejó atrás las malas compañías, el alcohol y el salir con chicas.

- Marta: Bebía, fumaba, mentía, tenía malas amistades y salía con un chico.
18

- Juan: Tomaba alcohol, fumaba y practicaba relaciones sexuales.

- Juana: Mentía y mantenía una actitud egoísta.

- José: Era impulsivo, soberbio y egocéntrico.

- Antonio: Dejó atrás su forma de pensar y el pasado.

- Isabel: Vivía desganada y aburrida, y no le costaba mentir.

- Montse: Tenía el hábito de fumar a menudo.

- Jordi: Era muy mal hablado.

- Sara: Salía mucho a la calle con sus amigos y estaba poco tiempo en casa.

Análisis: Ninguno de los entrevistados ha realizado actos delictivos que supongan una pena

de cárcel. El 40% consumía drogas aprobadas y reguladas por el Estado como el alcohol o el

tabaco, o mantenían relaciones sexuales fuera del matrimonio. El otro 60% ha compartido que

sus hábitos contraproducentes para la vida eran relativos a una mentalidad y comportamientos

humanos deficientes y nocivos. El 100% comprende que todas estas acciones no deben ser

propias de personas que acuden a las iglesias evangélicas.

Observaciones en base a la sexta pregunta.

- Jesús: Observó sin valor su bautismo infantil y se bautizó por convicción.

- Marta: Se bautizó porque así se lo enseñaron en la iglesia a la luz de las Escrituras.

- Juan: En la iglesia le mostraron que era importante bautizarse.

- Juana: Tras un tiempo entendió que era necesario bautizarse.

- José: Se bautizó por obediencia y convicción, entendiendo bien su significado.

- Antonio: Al congregarse y leer la Biblia comprendió que se debía bautizar.

- Isabel: Decidió bautizarse porque es un mandato de Dios.

- Montse: Se bautizó por fe y obediencia a la Palabra de Dios.

- Jordi: Dio el paso del bautismo al conocer mejor las Escrituras y querer obedecerlas.

- Sara: Comprendió que Jesús y la Biblia eran muy importantes para ella y se bautizó.
19

Análisis: El 100% ha compartido de algún modo que la acción de bautizarse apela a la

decisión personal, la enseñanza de las iglesias, el mandato de Dios y el entendimiento de las

Escrituras. Ahora bien, un 50% (Jesús, Juana, José, Antonio y Sara) ha remarcado más la

importancia de la comprensión y convicción personal, esto no quita que el otro 50% no lo crea

así exactamente, sino que estos han enfatizado en otros aspectos también importantes para dar el

paso del bautismo en la iglesia.

Observaciones en base a la séptima pregunta.

- Jesús: Se considera cristiano evangélico por su teología, historia y características.

- Marta: Es evangélica porque mantiene su vida enfocada al evangelio.

- Juan: Entiende que los evangélicos creen en el verdadero Dios.

- Juana: Se dice bautista porque es la denominación que más se acerca a la sana doctrina.

- José: Prefiere llamarse cristiano bíblico.

- Antonio: Se denomina evangélico porque practica la Palabra de Dios.

- Isabel: Es evangélica porque sigue a Cristo.

- Montse: Afirma que vive según las doctrinas evangélicas.

- Jordi: Más que evangélico se considera cristiano.

- Sara: Se considera cristiana evangélica porque cree en Jesucristo.

Análisis: Comparándola con los resultados de la segunda pregunta se detecta que uno más

de los entrevistados ha acabado por declinarse en no ser llamado “evangélico”. Por esta razón,

hay aquí un 30% que prefiere no considerarse “evangélico”, sino más bien “bautista” (Juana),

“cristiano bíblico” (José) o sencillamente “cristiano” (Jordi). Todo apunta a que la imagen

evangélica se está convirtiendo en algo difuso y generalizado, y que las personas prefieren optar

por ser cristianos independientes o directamente vincularse con una denominación en concreto,

como es el caso de la bautista. Con todo, el 70% restante opta por sí definirse como evangélicos

debido al poder del evangelio, la Palabra de Dios y las doctrinas evangélicas.


20

Observaciones en base a la octava pregunta.

- Jesús: Desde hace 4 años que está en el cristianismo evangélico.

- Marta: Lleva 11 años en el Señor.

- Juan: Casi 2 años creyendo en Cristo.

- Juana: Tiene 23 años como cristiana.

- José: Hace 10 años que es evangélico.

- Antonio: Lleva 4 años en el Señor.

- Isabel: Tiene 37 años como cristiana.

- Montse: Desde hace 37 años que están en la iglesia.

- Jordi: Lleva 33 años creyendo en Cristo.

- Sara: Tiene un poco menos de 2 años como evangélica.

Análisis: El 60% de los entrevistados se ha convertido a Jesucristo hace una década o más;

en el caso de Isabel y Montse los años que han pasado desde sus conversiones han sido hace más

de tres décadas inclusive. Esta realidad deja entrever que las razones que atrajeron a estas

personas al cristianismo evangélico podrían haber cambiado respecto al contexto actual. Dicho

esto, es de interés descubrir que el 40% que se han convertido hace menos de cinco años (Jesús,

Juan, Antonio y Sara) poseen una edad inferior a los 30 años, en algunos casos mucho más baja

aún. Este apunte quizá pueda significar que aunque, en líneas generales, no son muchos jóvenes

los que conocen a Cristo, al menos los jóvenes españoles sí son más receptivos.

Observaciones en base a la novena pregunta.

- Jesús: Se convirtió a Cristo por la obra de Dios. Luego ya tuvo amistades creyentes.

- Marta: Le presentó el evangelio un pastor en el trabajo.

- Juan: Fue a la iglesia para hacer ver a su novia que era una secta, pero al final se quedó.

- Juana: Su hermano y su cuñada le dieron a conocer el cristianismo evangélico.

- José: Un primo suyo le invitó a la iglesia y ahí se convirtió.


21

- Antonio: Conoció el evangelio gracias a un chico que era hijo de pastor.

- Isabel: Tuvo contacto con el cristianismo gracias a su amiga y a su madre.

- Montse: Fue a la iglesia gracias a familiares como su tía y su hermana.

- Jordi: Le presentó el evangelio un pastor misionero latinoamericano.

- Sara: Tuvo contacto con los evangélicos gracias a los padres de un amigo.

Análisis: Suponiendo que la pareja de Juan se podría calificar como “familia” y que a

Isabel le dio a conocer el cristianismo tanto una amiga como su novia, se podría afirmar que un

45% ha llegado a ser creyente gracias a la ayuda de sus familiares. El otro 65% profundizó en el

cristianismo evangélico por medio de sus amistades. Estos porcentajes muestran que actualmente

los amigos influyen igual o más incluso en las personas que sus propias familias.

Observaciones en base a la décima pregunta.

- Jesús: Por su carácter y por la historia, y porque hay pocos evangélicos en general.

- Marta: Porque hay una historia, un rechazo y una ceguera espiritual.

- Juan: Hay pocos evangélicos españoles porque se cree que sólo existe la fe católica.

- Juana: Se busca a Dios cuando todo va mal. La gente se conforma con la Iglesia Católica.

- José: Hay prejuicios hacia los evangélicos; en ocasiones porque dan mal testimonio.

- Antonio: Los españoles no conocen el evangelio porque cuesta creer en algo que no se ve.

- Isabel: La gente es cómoda, no quieren perder su tiempo, y no se comprometen mucho.

- Montse: El ateísmo y la cultura católica promueven que no se conozcan a los evangélicos.

- Jordi: La mala historia de la Iglesia Católica ha afectado al verdadero cristianismo.

- Sara: Por lo general los españoles o son católicos o son ateos.

Análisis: Un 70% concuerda que la historia de la Iglesia Católica, el carácter español y el

ateísmo son las causas que haya pocos evangélicos españoles. El 30% argumenta que las razones

son porque los evangélicos dan mal testimonio (José), por que la fe no se ve (Antonio), o porque

las personas buscan cómodo y fácil (Isabel). En definitiva, la situación es complicada.


22

CONCLUSIONES.

Al haber realizado todo el proceso de esta investigación se sopesan diversos aspectos que

son fundamentales de tener en cuenta para poder aplicarlos a nuestros ministerios. Primeramente,

es pertinente comunicar que en algunos casos se ha observado lo complicado que resulta

encontrar españoles evangélicos de primera generación, más que nada porque o bien existen más

extranjeros en nuestras iglesias, o bien porque los españoles que hay descienden de familias

evangélicas mayormente. Dicho esto, el trabajo sociológico realizado ha sido de mucho interés

para los contribuyentes de este trabajo, pues todos entendemos la urgencia vigente de poder

ganar almas de personas que provengan de este país.

Durante el desarrollo de las respuestas a las entrevistas, y sus respectivas observaciones,

nos hemos percatado de cómo ha ido cambiando la metodología de evangelización en las últimas

décadas. La mayoría de las personas conocieron el cristianismo evangélico gracias a que amigos

o familiares les invitaron a asistir a una iglesia, son contadas las personas que han escuchado la

Palabra de Dios por medio una campaña evangelística o por parte de un pastor o evangelista en

un contexto secular. Quizá se han cambiado actualmente las formas de hacer misión debido al

gran crecimiento de sectas y movimientos religiosos que usan técnicas que antes los evangélicos

usábamos con más denuedo.

En relación al término “evangélico” se ha denotado algunas objeciones, pues al ser una

palabra generalizada es asociada a toda denominación, incluyendo aquellas vertientes

ultraconservadoras y carismáticas. Todo apunta a que hay personas que prefieren definirse de

manera más específica, aunque es cierto que existen creyentes que prefieren estar en iglesias

independientes que no se auto-definan necesariamente con un nombre que no sea “cristiano” o

“bíblico”. No obstante, en un principio el término “evangélico” hacia referencia a la importancia

que se le da al evangelio, tanto en conocerlo, como en creerlo y seguirlo. Al menos se tiene claro

que seguir a Cristo supone un cambio radical y dejar atrás todo lo que no sea del agrado de Dios.
23

Como era lógico y evidente la mayoría de las personas entrevistadas son individuos que

han nacido en el ámbito católico (bautizándose al poco de nacer y realizando la comunión), pero

que luego han abandonado rápidamente esa base espiritual para simpatizar con la investigación

de otras religiones, o directamente definirse ateos o agnósticos en un mundo de relativismo

filosófico y moral. Llega por ello ha sorprender el caso de la décima creyente entrevistada, pues

sus padres son musulmanes y el contexto de conversión resulta mucho más hostil del que podría

padecer una persona católica.

Claramente todo apuntaba que una de las preguntas más cruciales de este formato sería la

última. Uno de los argumentos más reiterados durante las respuestas ha sido la historia oscura

que ha dejado la Iglesia Católica en la mente de muchos españoles. Ciertamente es un hecho que

muchas de las personas que sienten y manifiestan una fuerte animadversión hacia el cristianismo

es el producto de estos errores que se cometieron en la historia. Ahora bien, es posible que

también tengan que ver otros factores como la mentalidad o el carácter español, o que se tiene

demasiado arraigado las injusticias que se cometieron, pues en otros países donde el catolicismo

ha marcado fuertes influencias, ahora están viviendo grandes crecimientos en el número de

evangélicos que poseen.

En definitiva es necesario seguir investigando y repensando las razones por las cuales el

cristianismo evangélico está siendo rechazado por los españoles. Disciplinas como la sociología

nos pueden resultar verdaderamente útiles para este cometido. Quizá no se ha obrado aún de

manera constante y organizada como Iglesia de Cristo que somos, y nos estamos deteniendo en

asuntos secundarios que quitan el tiempo necesario para seguir haciendo la misión de Dios en el

mundo. España debe dejar de ser considera el “cementerio de los misioneros” y para ello la

oración y el avivamiento deben ser producidos por Dios. Mientras tanto sintámonos deudores de

predicar y dar testimonio de Cristo.