Está en la página 1de 1

El

 celular  está  arruinando  nuestra  salud.  


(A  transmitirse  el  2  de  febrero,  2019)  
   
Al  inicio  de  la  segunda  década  del  siglo  XXI,  en  enero  de  2010,  Steve  Jobs  presentó  el  
iPhone  diciendo:  “ha  llegado,  ¡el  internet  en  la  palma  de  tu  mano!  ¡Es  fantástico!”  
Un  año  más  tarde,  el  New  York  Times  en  entrevista  con  Jobs  traía  una  declaración  
sorprendente:  “mi  hijo  nunca  ha  usado  un  iPhone”.  Por  su  parte  Chris  Anderson,  el  
icónico  
editor  de  la  revista  Wired,  dijo  que  sus  hijos  lo  acusaban  de  fascista  por  el  estricto  
control  
del  tiempo  que  les  permitía  usar  sus  Smartphone:  “es  porque  he  visto  de  primera  
mano  el  
daño  que  causa  su  uso  continuado  y  no  quiero  que  mis  hijos  lo  padezcan”  
.  
¿Cuál  es  el  problema  con  que  pasemos  tanto  tiempo  en  el  teléfono?  Diez  años  de  uso,  
nos  
han  mostrado  los  problemas  que  hace  una  década  no  eran  evidentes.  
Uno  de  los  primeros  es  la  deshumanización:  el  celular  nos  aleja  de  los  demás.  La  
pérdida  de  
la  atención  y  el  enfoque  sostenido,  es  otro  de  ellos.  Uno  de  los  más  sorprendentes  y  
peligrosos  tiene  que  ver  con  los  colores:  millones  de  años  de  evolución  asocian  el  
color  
naranja  (del  atardecer)  con  la  producción  de  melatonina,  la  hormona  del  sueño;  y  el  
color  
azul,  con  el  amanecer  y  la  activación  física.  Cuando  vamos  a  la  cama  con  la  luz  azul  del  
teléfono,  estamos  alterando  nuestros  ritmos  vitales  relacionados  con  el  sueño,  con  los  
problemas  asociados  a  riesgo  de  ataques  al  corazón,  problemas  de  hígado,  obesidad,  
depresión  y  también,  algunos  tipos  de  cáncer.  ¿Vale  la  pena  usar  el  teléfono  de  la  
manera  
que  lo  hacemos  actualmente?