Está en la página 1de 1

El oso y la abeja

Cierta primavera, un oso hambriento que paseaba por el bosque;


se percató que había una colmena, y dijo: Ummm que delicioso se
ve esta miel…………me lo voy a comer.
A lo lejos se veía, que venían una multitud de abejas, que al ver
que el oso estaba deleitando su miel que con mucho esfuerzo
hicieron las abejas; protestaron diciendo: ¡Oso degenerado ¡cómo
te atreves a probar nuestra miel, que con mucho esfuerzo la
producimos, ve y ¡sacrifícate! .De repente el oso contesto
diciendo: Pero queridas amigas, no ven que me estoy
¡muriéndome hambre ¡.Entonces las abejas repusieron diciendo:
A nosotras no nos importa, ¡sacrifícate ¡ .El oso inclinando la
cabeza se fue corriendo.

Pasado un tiempo, los humanos entraron en el bosque y al ver la


colmena que estaba llena de miel cogieron y se la llevaron. Al ver
lo sucedido el oso dijo: ¡A hi va¡ queridas amigas , el humano quien
nunca hizo esfuerzo alguno se llevó vuestra querida colmena.

La codicia a veces hace, que el inesperado gane.