Está en la página 1de 1

De esta forma y atendiendo a nuestros autores se pueden diferenciar tres claras etapas en

este proceso de producción (Anexo I):

Primera etapa de producción o producción primaria: Corresponde a la extracción del


concentrado a partir de los yacimientos utilizando diferentes técnicas mineras. En función de
cuál sea el yacimiento del que se obtiene el concentrado, sus usos y procesado son distintos. Si
extraemos de minerales ricos en litio podemos obtener un concentrado del mismo como es el
espodumeno, este puede aplicarse directamente en el mercado técnico y de la industria del
vidrio y fritas7 o como material base o alternativa para obtener el carbonato de litio y el
hidróxido de litio. En cambio, si el concentrado de litio procede de un salar, se obtendría de
forma directa carbonato de litio y el cloruro de litio.

Segunda etapa de producción o producción secundaria: Esta etapa se puede nombrar como
la del procesamiento del carbonato de litio, pues el cloruro y el hidróxido de litio están
presentes en esta fase porque se obtienen del mismo. Aparecen otros derivados como el
fluoruro de litio

que procede del carbonato, el bromuro de litio, que puede obtenerse bien del carbonato o
bien del hidróxido y el litio metálico que resulta del cloruro.

Tercera etapa de producción o aplicaciones: Es la última parte del proceso, ya que es el litio
procesado en su última forma, el producto comercial. Destaca el derivado bútil litio que
procede del litio metálico y el cual es materia prima para el caucho sintético.