Está en la página 1de 2

1- ¿En qué época tuvo lugar el golpe de estado y en qué país?

2- ¿Contra qué gobierno? ¿Cómo se llamó esta etapa?


3- Palabras claves de la película.
4- Algún grupo luego de lo ocurrido comenzó a reunirse para exigir información de los
desaparecidos, ¿Cómo se llama?
5- Enuncien la violación de los derechos ocurridos en esa época.
6- ¿Qué relación encuentran entre el modelo económico que implemento la dictadura y el
mundial de fútbol de 1978? ¿Cuál es la importancia de los medios de comunicación de esa
época y en la actualidad?
7- ¿Cuándo se derogo las leyes de obediencia debida?

1- El 24 de marzo de 1976 en Argentina.


2- Derrocó a la presidenta María Estela Martínez de Perón, instalando una dictadura de
tipo permanente (Estado burocrático autoritario) autodenominada «Proceso de
Reorganización Nacional», gobernada por una Junta Militar integrada por tres
militares, uno por cada fuerza.
3- “Siempre es más fácil creer que no es posible, ¿no? Sobre todo porque para que sea
posible se necesitaría mucha complicidad, mucha gente que no lo pueda creer aunque
lo tenga adelante”.
4- Abuelas de Plaza de Mayo.
5- En esa época se violaron los derechos humanos (secuestros, torturas, asesinatos,
violaciones, desapariciones).
6- En su discurso, el ministro de Economía de la dictadura, José Alfredo Martínez de Hoz,
anunció las principales líneas de su plan económico. Algunas de las medidas presentan
una llamativa similitud con la política nacional actual que nos lleva a pensar que lo que
está aconteciendo no tiene prácticamente nada de novedoso. Palabras como
“sinceramiento”, “modernización” o “liberalización” son algunos de los latiguillos
típicos que vuelven a ser utilizados para explicar las reformas económicas
antipopulares que se están llevando a cabo con el nuevo gobierno. Lo mismo sucede
en los hechos con el desmantelamiento de los controles de precios, la reducción de las
retenciones a la exportación, la liberalización cambiaria y la apertura comercial.
Medidas que se implementan ahora de la misma manera como hace 40 años.

Respecto al mundial.
El fútbol fue primordial en la agenda de la dictadura militar. Ocupó un lugar
importante desde el preciso instante en que Videla colocó un pie en la casa Rosada y
puso en marcha el genocidio. Había que eliminar a las personas que pensaban
diferente, a los subversivos que proclamaban las ideas anárquicas y a los militantes
políticos que marcaban la contracara del poder reinante. La pelota girando en las
canchas durante el año 1978, sería una pantalla apropiada para llevar adelante la idea
original.
El Gobierno militar sabía que el fútbol era un deporte que movía pasiones y multitudes
en Argentina. Contaban con esa ventaja para crear el mensaje que se emitiría durante
la Copa del Mundo. El triunfo de la organización y, posteriormente, del equipo
argentino, generaría un mayor consenso sobre el proyecto que imponía el Gobierno.
Detrás de los gritos interminables de los goles de Kempes, estaban los gritos
desesperados de los hombres y mujeres que desaparecían de sus casas, y eran
torturados por las Fuerzas Armadas que gobernaban a la Argentina. El fútbol, el
entretenimiento, la fiesta, fueron los actores de un circo montado y manipulado por
los militares. De una obra dirigida por el dictador.

Respecto de los medios de comunicación.


Los medios de comunicación tanto en esa época como actualmente, son cómplices. En
aquellos tiempos no dejaban de hablar del mundial, de Argentina y el fútbol, nunca
informaron a las personas sobre lo que estaba sucediendo en las calles, los argentinos
no tenían ni idea de que pasaba; solo tenían presente lo bien que al país le iba en el
mundial. Y actualmente hacen lo mismo, y se podría decir que peor; no informan,
DESINFORMAN. Si pones C5N van a tapar toda la corrupción del gobierno K y al
gobierno de Cambiemos le van a encontrar hasta la aguja en el nido; en cambio, si
pones TN las 24hs están hablando del gobierno K, a pesar de que hayan pasado casi 4
años, y a Macri lo tienen como un Dios.
Los medios desinforman. Desinforman porque están al servicio de unos intereses muy
concretos y, por lo tanto, no son libres. Los medios nos enseñan cómo vestir, que
consumir y hasta que pensar, nos manipulan a su antojo y lo peor es que todo apunta
a que las cosas no mejoren.

7- El 21 de agosto de 2003 el Senado convertía en la ley la anulación de las leyes de


Obediencia Debida y Punto Final, conocidas como las leyes de la impunidad o del
perdón, que impedían que los responsables de delitos de lesa humanidad fueran
juzgados. La decisión de anular las llamadas “leyes del perdón” o “leyes de la
impunidad” fue una de las primeras políticas sobre la necesidad de Memoria, Verdad y
Justicia impulsada por el entonces presidente Néstor Kirchner.
La Ley de Punto Final (23.492) fue promulgada el 24 de diciembre de 1986 por el
entonces presidente Raúl Alfonsín, y estableció la paralización de los procesos
judiciales contra los imputados de ser autores penalmente responsables de haber
cometido el delito de desaparición forzada de personas durante la dictadura. La Ley de
Obediencia Debida (23.521) también fue dictada por Alfonsín el 4 de junio de 1987, y
estableció una presunción iuris et de iure (es decir, que no admitía prueba en
contrario) respecto de que los delitos cometidos por los miembros de las Fuerzas
Armadas no eran punibles, por haber actuado en virtud de la denominada “obediencia
debida” -concepto militar según el cual los subordinados se limitan a obedecer las
órdenes emanadas de sus superiores.