Está en la página 1de 44

Page 1 of 44

DATOS NOTIFICACION ELECTRONICA


Usuario conectado: Pablo Sergio Szpyrnal - 20219095571@notificaciones.scba.gov.ar
Organismo: JUZGADO DE RESPONSABILIDAD PENAL JUVENIL Nº 2 - MAR DEL PLATA
FRAGA JUANA ESTER C/ GOBERNACIONA DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES-
Carátula:
MUNICIPALIDAD DE MAR DEL CHIQUITO S/ AMPARO
Número de causa: 836
Tipo de notificación: SENTENCIA
Destinatarios: SZPYRNAL PABLO SERGIO
Fecha Notificación: 8 mar 2018
Firmado y Notificado Florencia Vanina Pineiro. florencia.pineiro@pjba.gov.ar. 08/03/2018 14:15:34 --- Certificado
por: Correcto. Certificado
Nestor Adrian Salas. nestor.salas@pjba.gov.ar. 08/03/2018 14:08:04 --- Certificado Correcto.
Certificado
Firmado por:
Florencia Vanina Pineiro. florencia.pineiro@pjba.gov.ar. 08/03/2018 14:08:53 --- Certificado
Correcto. Certificado
Firma Digital: Verificación de firma digital: Firma válida
TEXTO DE LA NOTIFICACION ELECTRONICA

836 - FRAGA JUANA ESTER C/ GOBERNACIONA DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES-


MUNICIPALIDAD DE MAR DEL CHIQUITO S/ AMPARO
Juzgado de Responsabilidad Penal Juvenil Nº 2.-
Mar del Plata, 8 de Marzo de 2018
AUTOS Y VISTOS:  Lo  actuado  en  la  presente  causa  N°  836 de
trámite ante este Juzgado de  Responsabilidad  Penal  Juvenil  bajo  carátula 
“Fraga,  Juana  Ester  c/Provincia  de  Buenos  Aires;  Municipalidad  de  Mar 
Chiquita;  Arol  Diego  Curcio;  Fideicomiso  “Lagos  del  Mar”;  Yesicam  S.A.; 
DVS  Desarrollos  inmobiliarios  S.R.L.  y  Capital  Trusts  s/amparo  ambiental 
(ley 25675)” traída a despacho para proveer, y de la que:
RESULTA: 
I) Demanda por Amparo ambiental:
Que  la  Sra.  Juana  Ester  Fraga,  con  patrocinio  de  los 
Abogados  Rubén  Oscar  Encinas  y  Julio  Armando  Hikkilo  promueve  acción  de 
amparo ambiental contra la Provincia de Buenos Aires, La Municipalidad del 
Partido de Mar Chiquita, el fideicomiso “Lagos del Mar”, el Sr. Diego Arol 
Curcio  -quien  resulta  ser  el  constructor  del  emprendimiento-,  el  agente 
fiduciante  Yesicam  S.A.,  el  Desarrollador  DSV  Desarrollos  inmobiliarios 
S.R.L., y el agente fiduciario Capital Trusts S.A.
Denunció  la  conducta  manifiesta,  clandestina,  arbitraria  y 
lesiva  de  los  accionados  en  la  construcción  de  un  barrio  privado  llamado 
“Barrio  Náutico  Lagos  del  Mar”,  el  cual  se  encuentra  emplazado  en  la 
reserva  natural  Laguna  Mar  Chiquita  situada  en  el  km.  460  de  la  ruta 
provincial N° 11 de la Provincia de Buenos Aires. 
Indicó  que  la  albufera  Mar  Chiquita  ha  sido  declarada 
Reserva Mundial de la biosfera por la UNESCO en el año 1996, en sintonía 
con  la  Convención  sobre  la  protección  del  patrimonio  mundial,  cultural  y 
natural  de  la  Conferencia  General  de  la  Organización  de  las  N.U.  También 
se  enunció  que  esta  zona  atlántica  forma  parte  de  la  Unidad  de 
Conservación Mar Chiquita, complementada por un Refugio de Vida Silvestre 
que  incluye  pastizales  periféricos.  Esta  Unidad  de  Conservación  Mar 
Chiquita se halla protegida por el Decreto Provincial N° 1581/80.
Reveló que la clandestinidad de la obra y la ilegalidad de 

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 2 of 44

la conducta de los demandados surge por la inexistencia de 
Declaración  de  Impacto  Ambiental  (DIA),  declaración  que  se  erige  como 
requisito  “sine  qua  non”  para  la  construcción  de  obras  de  esta 
envergadura.  Que  tampoco  se  efectuó  consulta  alguna  a  los  vecinos  del 
lugar a fin de que se expidan, participen y comuniquen sobre los efectos 
de  las  obras  para  la  comunidad;  no  obstante  lo  cual  y  con  el  fin  de 
autorizar el emprendimiento, el H.C.D. Mar Chiquita dictó la ordenanza N° 
67/12  que  desafectó  la  zona  comprendida  en  la  Circunscripción  IV, 
parcelas  22fk  y  22  fh  de  la  sección  rural  y  la  transformó  en  urbana, 
facilitándose  la  construcción  de  viviendas,  hoteles,  comercios  y  la 
realización  de  actividades  deportivas;  se  dragó  la  laguna,  se  construyó 
un muro de mampostería y alambrado perimetral, muelles, puentes, caminos, 
desembarcadero  –en  el  que  se  estaban  realizando  obras  hídricas  con 
formación  de  lagos  artificiales-,se  deforestó;  se  realizó  cableado  y 
construcción  de  pilares  de  luz,  alcantarillas  y  desagües,  se  efectuó 
quema  de  pastizales,  relleno  de  humedales,  se  instalaron  luminarias  y 
cortado de pastos.
La  accionante  declaró  violados  los  principios  básicos  de 
Derecho  Ambiental  tales  como  el  de  congruencia,  prevención,  equidad 
intergeneracional, sustentabilidad y cooperación. 
Criticó  el  criterio  meramente  economicista  de  los 
demandados que omite el respeto por el equilibrio ecológico eludiendo sus 
vistas y bellezas naturales autóctonas, flora y fauna y que de continuar 
desembocará en una tragedia en el medio ambiente.
Señaló que un vecino de la zona presentó reclamos de índole 
administrativo  en  la  Municipalidad  de  Mar  Chiquita  sin  obtener  respuesta 
alguna,  obstruyéndose  así  el  acceso  a  la  información  y  la  participación 
ciudadana.
Sostuvo  que  el  carácter  de  ciudadana  le  confiere  a  la 
Señora  Fraga  legitimación  suficiente  como  para  actuar  y  obtener  un 
pronunciamiento  vinculado  al  cese  del  daño  ambiental  en  atención  a  la 
legitimación  amplísima  para  la  acción  popular  que  prevé  la  LGA  25675. 
Abonó  esta  posición  con  la  jurisprudencia  de  la  C.S.J.N.  “Schroeder”  y 
“Halabi”.
La  amparista  ofreció  prueba  documental,  informativa, 
instrumental, de reconocimiento judicial y testimonial a fin de respaldar 
sus  afirmaciones;  la  cual  se  encuentra  alguna  desistida  y  otra  agregada 
pero siempre controlada por las partes a lo largo del proceso. 
Fundó  su  acción  en  art  25  Convención  Americana  sobre 
Derechos  Humanos;  art.  41/3  de  la  C.N.;  Ley  23919  de  aprobación  de  la 
Convención  Relativa  a  los  Humedales  de  Importancia  Internacional 
especialmente como Hábitat de Aves Acuáticas; arts. 4; 27; 28; 30; 31; 32 
y  conc  de  la  ley  25675;  art.  3  de  la  ley  11723  provincial;  decreto 
Provincial N° 1581/80, para finalmente solicitar que se ordene:
1)La realización de la evaluación del impacto ambiental presente y futuro 
respecto  de  las  obras  que  se  están  realizando  en  el  lote  cuya 
nomenclatura  catastral  es  Cinc  IV,  Sec  Rural,  parcelas  22fk  y  22fh  del 
Partido  de  Mar  Chiquita,  Provincia  de  Buenos  Aires,  indicando  cómo 

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 3 of 44

repercuten en la zona,
2)  El  cese  de  la  actividad  generadora  de  daño  ambiental  colectivo,  con 
sustento  en  la  alteración  relevante  y  negativa  del  medio  ambiente,  sus 
recursos  y  el  equilibrio  del  ecosistema,  con  afectación  de  los  bienes  y 
valores colectivos que lo componen.
3) La reparación de los efectos degradantes y dañosos del daño ambiental 
a quienes resulten responsables del mismo. 
También  solicita  se  declare  la  inaplicabilidad  e 
inconstitucionalidad de toda normativa nacional, provincial y municipal –
concretamente la Ordenanza Municipal N° 67 sancionada por el H.C.D de Mar 
Chiquita-,  que  habilita  y  autoriza  la  realización  de  las  obras  en  dicho 
lugar, por conculcar derechos y garantías constitucionales, ya que no fue 
publicada en el Boletín Oficial ni dada a conocer por el Poder Ejecutivo 
Municipal;  así como no  hubo estudio  de  prefactibilidad  ni declaración  de 
Impacto  ambiental.  Tampoco  existió  participación  ciudadadana  y  audiencia 
pública.  Asimismo  el  comienzo  de  trabajos  produjo  inundaciones  en  campos 
linderos y en el tejido urbano. No hubo programa de gestión ambiental, ni 
demarcación de la línea de ribera.
Requirió  en  forma  cautelar  se  disponga  la  suspensión 
inmediata  de  la  ejecución  de  la  obra  y  toda  actividad  que  suponga  la 
alteración del espacio aeroterrestre del área comprometida en el inmueble 
mencionado, hasta tanto se produzca el informe y se emita resolución por 
parte  del  Organismo  para  el  Desarrollo  Sustentable  de  la  Provincia  de 
Buenos  Aires  y  que  a  la  vez  se  construya  un  detallado  relevamiento  de 
inventario del avance de la obra al momento de la suspensión.
II) Curso dado a la presentación: 
En  atención  a  la  presentación  efectuada  por  la  amparista, 
se  dispuso  dar  entrada  a  las  actuaciones;  decretar  como  medida  cautelar 
la suspensión inmediata de la ejecución de la obra y toda otra actividad 
que  suponga  la  alteración  del  espacio  aeroterrestre  del  emprendimiento 
Lagos  del  Mar,  medida  que  fue  posteriormente  confirmada  por  la  alzada 
(ver fs. 1719/1731) a partir de la actividad recursiva desplegada por los 
accionados  Capital  Trusts  y  DSV  (ver  recurso  de  fs.  109/118);  Yesicam 
(recurso  a  fs.  565/6)  y  Arol  Curcio  (fs.  660/6);  dar  traslado  a  los 
accionados  de  la  acción  interpuesta  a  fin  de  que  efectúen  sus 
contestaciones  (fs.  88/91  y  95/6)  y  comunicar  el  inicio  de  la  acción  al 
Registro de Procesos de Incidencia Colectiva (fs. 92).
III) Contestaciones de los accionados.
Municipalidad de Mar Chiquita: A fs. 473/78 contesta el entonces 
intendente  de  Mar  Chiquita,  Don  Jorge  Alberto  Paredi,  con  patrocinio  de 
las  Dras.  Jorgelina  Torrilla  y  María  Paula  La  Bella  solicitando  se 
rechace  la  acción  interpuesta.  Invoca  la  extemporaneidad  por  falta  de 
agotamiento  de  la  vía  administrativa,  al  exceder  la  interposición  de  la 
misma  los  30  días  hábiles  desde  que  la  amparista  tomó  conocimiento  del 
acto considerado violatorio de derechos o garantías constitucionales; 
Cuestionó  la  legitimación  activa  en  la  Sra.  Fraga,  por  no 
encontrarse  dentro  de  los  legitimados  por  el  art.  30  de  la  ley  de 
ambiente,  al  no  tener  domicilio  en  el  Partido  de  Mar  Chiquita  y  porque 

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 4 of 44

ella  no  realizó  ningún  reclamo  por  vía  administrativa, 


desconociendo  las  notas  presentadas  por  el  ciudadano  Carlos  Daniel 
Peralta.
Asimismo,  negó  en  general  y  en  particular  cada  uno  de  los 
hechos  endilgados,  así  como  las  pruebas  acompañadas,  indicando  que  el 
emprendimiento  inmobiliario  se  lleva  a  cabo  en  un  inmueble  de  dominio 
privado  de  la  localidad  de  Mar  Chiquita,  explicando  posteriormente  cuál 
fue el proceso que desembocó en la rezonificación de las parcelar 22fk y 
22fh  de  la  Circunscripción  IV,  así  como  señalar  la  existencia  de 
intereses  de  afectación  por  parte  de  la  Provincia  de  Buenos  Aires  en 
virtud de un convenio entre el Municipio y el Servicio Provincial de Agua 
Potable  y  saneamiento  rural  de  la  Provincia  de  Buenos  Aires  (SPAR), 
quienes abocados a la tarea de proveer agua potable a la comunidad de Mar 
Chiquita han llevado a cabo un Convenio con los titulares del inmueble a 
fin de construir los pozos necesarios para la conexión de la cañería a la 
cisterna que proveería de agua a la zona.
Explicó que el Sr. Ignacio de las Carreras se presenta ante 
el  municipio  para  informar  la  intención  de  llevar  a  cabo  un 
emprendimiento  inmobiliario.  Que  posteriormente  se  concretaron  reuniones 
con  autoridades  municipales  en  la  Dirección  de  ordenamiento  territorial 
de  la  Provincia  de  Buenos  Aires  (DPOUyT).  Estas  mismas  autoridades 
municipales  sugirieron  la  rezonificación  de  las  parcelas  22fk  y  22fh  de 
dominio rural a urbano. Con ese motivo se dictó la Ordenanza 67/12, y se 
inició  el  expediente  administrativo  provincial  N°  4072-270/13  y  272/13, 
elevándose el proyecto a la DPOUyT.
En  el  primero  de  esos  trámites  la  DPOUyT  solicita 
intervención  del  OPDS  en  función  de  las  características  medioambientales 
de  la  albufera,  remitiéndose  al  director  de  Areas  Naturales  Protegidas 
del  OPDS,  Sr.  Daniel  Novoa,  quien  manifiestó  que  no  tiene  ingerencia 
dominial por ser terrenos privados pero reconoce el valor ambiental de la 
zona y señaló que no puede expedirse sobre la viabilidad del proyecto.
A  su  vez  en  expediente  N°  272/13  los  emprendedores 
presentan Estudio de Impacto Ambiental privado, el cual es aceptado prima 
facie por la Secretaría de Medio ambiente municipal, sin perjuicio de las 
demás evaluaciones que correspondan conforme normativa vigente.
La  Municipalidad  reconoce  que  el  OPDS  es  el  organismo  que 
debe realizar la evaluación final sobre el impacto ambiental. 
Por  último,  y  en  subsidio  contesta  solicitando  el  rechazo 
del  mismo  alegando  que  no  hubo  un  pronunciamiento  previo  en  sede 
administrativa que rechace el planteo de la amparista.
Contestación demandado Capital Trusts S.A. y D.S.V. Desarrollos
Inmobiliarios: Luis  José  O’Grady,  apoderado  de  la  demandada  Capital 
Trusts S.A. y Jorge Luis Valiante Aramburu, similar de D.S.V. Desarrollos 
inmobiliarios, con  patrocinio del  Dr. Marcelo  Victor Abal se presentan a 
fs. 481/94 rechazando la demanda por similares argumentos del anterior en 
cuanto a  la falta  de  legitimación  activa,  la  extemporaneidad del  reclamo 
y  la  falta  de  agotamiento  de  la  vía  administrativa.  Subsidiariamente, 
negó  la  existencia  de  los  hechos  que  motivan  la  acción  y  señaló  que  sus 

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 5 of 44

mandantes  cumplieron  con  la  normativa  ya  que  no  es  el  OPDS  quien  debe 
efectuar  la  Declaración  de  Impacto  Ambiental  (DIA)  sino  la  autoridad 
municipal,  conforme  lo  señala  el  art.  10  de  la  ley  11723.  Que  los 
demandados realizaron estudio de impacto ambiental (EIA) y que fue puesto 
a consideración de la autoridad municipal, obteniendo DIA en fecha 16 de 
diciembre  de  2013  por  parte  de  la  Secretaría  de  Medio  Ambiente  de  la 
Municipalidad de Mar Chiquita.
Asimismo,  señalan  que  el  OPDS,  por  medio  del  Director  de 
Areas  Naturales  Protegidas,  Sr.  Daniel  Novoa,  refirió  que  el  terreno 
objeto  del  emprendimiento  no  presenta  restricciones  para  la 
implementación  de  obras  como  la  planteada  en  el  Master  Plan,  y  –sin 
desconocer el alto valor ambiental de la zona-, aclaró que esa Dirección 
no tiene injerencia dominial en la Circ IV; Sección Rural; parcelas 22fk-
fh  de  la  localidad  de  Mar  Chiquita,  por  tratarse  de  terrenos  de  dominio 
privado. El proyecto está emplazado sobre terrenos donde en el pasado se 
había  llevado  a  cabo  un  emprendimiento  de  similares  características  y 
sobre  el  que  había  una  Ordenanza  Municipal  de  prefactibilidad  en  el  año 
1982.
Que  por  ese  motivo  en  el  lugar  ya  habían  construcciones, 
dragado  para  una  laguna  artificial  y  movimiento  de  tierras,  realización 
de  caminos  y  elevación  de  la  cota,  por  lo  que  infiere  que  se  encontraba 
lejos  de  estar  en  un  estado  natural  puro.  Que  hubo  profundas 
modificaciones  de  la  zona  por  la  actividad  humana  con  introducción  de 
especies exóticas vegetales y animales y que modificaron profundamente el 
ecosistema. 
Que  asimismo,  el  emprendimiento  se  encuentra  emplazado  en 
una zona “no núcleo” marcado por las modificaciones humanas y que con la 
prueba  ofrecida  queda  claro  que  el  impacto  ambiental  es  moderado, 
pudiéndo ser mitigado con un adecuado sistema de gestión ambiental. 
Critica el informe técnico presentado por la accionante por 
su  generalidad  y  amplitud,  enumerando  una  serie  de  factores  exógenos 
generadores  de  impacto  biológico,  tales  como  pavimentación  y  ensanche  de 
la  ruta  N°  11;  construcción  de  viviendas  en  los  alrededores  del 
emprendimiento,  crecimiento  de  barrios  adyacentes,  canalización  del 
arroyo  Vivoratá,  construcción  del  puente  del  Centro  de  Experimentación  y 
Lanzamiento  de  Proyectiles  Autopropulsados  (CELPA),  el  que  ha  producido 
un  estrangulamiento  que  afecta  las  corrientes;  la  entrada  y  salida  de 
agua de la albufera y consecuentemente las mareas.
Contestacion de Demanda Provincia de Buenos Aires: La fiscalía de Estado 
de  la  Provincia  de  Buenos  Aires,  por  medio  de  su  apoderada  Dra.  Karina 
Elcoaz,  contestó  la  demanda  (fs.  513/7),  entendiendo  que  la  demandada 
resulta ser la OPDS, a quien se le imputaría una omisión arbitraria en el 
dictado de la DIA. Señala que conforme lo edicta la ley 11723, el caso de 
emplazamiento de nuevos barrios o ampliación de los existentes es resorte 
de la autoridad municipal y no de la Provincia. Luego de negar los hechos 
de  la  demanda,  y  entender  que  la  via  elegida  no  es  la  correcta,  ofrece 
prueba  y  solicita  el  rechazo  de  la  demanda,  dejando  planteado  para  el 
caso federal por ser un supuesto de los previstos en el art. 14 de la ley 

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 6 of 44

48  al  afectarse  derechos  amparados  por  la  Constitucion  Nacional  en  sus 
art. 17 y 18; y 11; 31 y 15 de la Constitución de la Provincia de Buenos 
Aires.
Contestación de demanda Yesicam S.A.: El codemandado Carlos Alberto 
Altieri,  presidente  de  Yesicam  S.A.,  se  presenta  con  patrocinio  del  Dr. 
Guillermo  Eduardo  Iracheta.  Negó  cada  uno  de  los  hechos  atribuidos,  así 
como la prueba ofrecida por la demandante, señalando que la finalidad del 
emprendimiento  es  vivienda  y  que  se  encuentra  emplazado  en  terrenos  de 
dominio  privado  sin ninguna  restricción alguna  por  lo  que cualquier acto 
administrativo  que  avance  sobre  el  derecho  de  propiedad  al  que  está 
sometido, agravia el art. 17 de la C.N.
Asimismo señala que el emplazamiento se encuentra fuera de 
la zona núcleo.
Coincide con los otros accionados en cuanto entiende que la 
DIA  es  resorte  de  la  autoridad  municipal,  más  deja  a  salvo  que  el 
emprendimiento  es  ejecutado  por  un  fideicomiso  (agente  fiduciario  y 
desarrollador)  por  lo  que  Yesicam  –propietaria  del  terreno-  es  ajeno  al 
emprendimiento. 
Por  último  solicita  el  rechazo  de  la  acción  por  entender 
que  la  presente  corresponde  a  la  competencia  en  lo  contencioso-
administrativo quedando fuera de la ley 13928. 
5. Contestación de Demanda Diego Arol Curcio: A su turno el Sr. Arol 
Curcio  contestó  la  demanda  con  patrocinio  del  Dr.  Marcelo  Victor  Abal, 
planteando  la  excepción  de  falta  de  legitimación  para  obrar  pasiva 
manifestando  no  tener  relación  con  las  partes  responsables  en  el 
desarrollo  del  emprendimiento  inmobiliario  urbanístico  Lagos  del  Mar, 
quienes  son  el  Agente  Fiduciario  y  el  fiduciante.  Que  el  mencionado 
efectuó una locación de obra con el primero de los nombrados. Señaló que 
él  no  es  parte  en  el  negocio  fiduciario,  ni  es  titular  de  dominio  del 
predio  en  cuestión.  Que  sólo  está  vinculado  en  el  marco  del  contrato  de 
locación  de  obra  y  no  posee  injerencia  alguna  en  el  emprendimiento 
inmobiliario.
Subsidiariamente  contestó  la  demanda  negando  todas  y  cada 
una  de  las  afirmaciones  efectuadas  por  la  amparista.  Que  no  obstante  de 
no  tener  ingerencia  alguna  en  la  titularidad,  armado  y  desarrollo  del 
proyecto, ha tomado conocimiento que el emprendimiento se lleva a cabo en 
un  terreno  privado  sobre  el  que  no  hay  restricciones  al  dominio.  Que  le 
consta  que  se  han  realizado  estudios  de  impacto  ambiental  por 
profesionales  capacitados  e  inscriptos  en  el  Registro  que  a  esos  fines 
lleva  el  OPDS.  Que  también  le  consta  que  se  ha  dictado  una  Ordenanza 
Municipal  que  establece  parámetros  urbanísticos  para  el  predio  y  que  la 
actora  no  sólo  no  agotó  la  vía  administrativa  previa,  sino  que  no 
acompañó  prueba  acerca  de  las  pretensiones  invocadas.  Por  esos  motivos, 
previamente  al  ofrecimiento  de  prueba  –al  par  de  recurrir  también  la 
medida  cautelar  y  plantear  el  caso  federal-,  solicita  que  se  rechace  la 
acción intentada.
IV) Tramites posteriores a la contestación de demandas:
En fecha 30 de diciembre de 2015 se dispuso la realización 

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 7 of 44

de una audiencia a pedido de los demandados Capital Trust y 
DSV y  en  los  términos  del  art. 11  de  la  ley 13928,  la que  se  realizó  en 
fecha  19  de  febrero  de  2016  y  en  la  que  se  dispuso  –con  acuerdo  de 
partes- la  realización  de  un  informe  ambiental  confeccionado  por  el OPDS 
y  con  un  biólogo  propuesto  por  la  amparista:  Lic  Conrado  Cicchino  (ver 
fs. 701vta), el que fue presentado en fecha 8 de junio; 1 y 16 de agosto 
de 2017 (ver fs. 1769/1819; 2061; 1937/2025 y Anexos Documentales).
Que  a  fs.  930/970  lucen  las  actas  de  prueba  testimonial 
recolectadas  en  autos  respecto  de  los  testigos  Carlos  Daniel  Peralta, 
María  Viglianchino,  Alejandro  María  Madero,  Michel  Huberto  Thibaud, 
Carlos Ernesto Negri, Armando Conrado Cicchino, así como el desistimiento 
del testigo Marcelo Pons por parte de la amparista, y de la absolución de 
posiciones  respecto  de  la  Sra.  Juana  Ester  Fraga  por  parte  de  los 
codemandados  Capital  Trust  S.A.,  DSV  Desarrollos  Inmobiliarios  SRL.  y 
Diego  Arol  Curcio.  Por  su  parte  los  letrados  de  la  Municipalidad  de  Mar 
Chiquita adhieren al desistimiento de la prueba confesional oportunamente 
propuesto.  Acto  seguido  -fs.  971-  el  suscripto  resuelve  rechazar  la 
incorporación  de  documentación  ofrecida  por  el  testigo  Cicchino  en  el 
marco de la audiencia testimonial celebrada.-
A fs. 1008/1021 la amparista acompaña copias de oficios de 
prueba debidamente diligenciados por ante el Ministerio de Gobierno de la 
Pcia.  de  Bs.  As.,  OPDS,  Sistema  Federal  de  Aguas  Protegidas,  Secretaría 
de  Ambiente  y  Desarrollo  Sustentable  de  la  Nación,  Concejo  Federal  de 
Medio  Ambiente,  Administración  de  Parques  Nacionales,  Facultad  de 
Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad Nacional de La Plata, los 
cuales –a fs. 1022- se dispone agregar y tener presente.-
Que  a  fs.  1044  luce  agregada  la  contestación  al  oficio  de 
prueba informativa librado a la Municipalidad de Mar Chiquita mediante el 
cual hace saber que por ante ese Órgano tramita el expte N°272/2013 donde 
consta un estudio de impacto ambiental y la resolución N°3 del Secretario 
de Medio Ambiente que acepta “prima facie” el estudio elaborado. Asimismo 
hace  saber  que  en  el  expte  citado  no  consta  si  el  proyecto  cuenta  con 
autorización  provincial,  y  que  un  obra  hidráulica  previa  a  su  puesta  en 
marcha  debe  obtener  la  prefactibilidad  hidráulica  de  la  Dirección 
Provincial de Saneamiento y Obras Hidráulicas.-
Que  a  fs.  1057/1062  se  halla  el  informe  proveniente  de  la 
Dirección  Técnica  Administrativa  del  Ministerio  de  Gobierno  de  la  Pcia. 
de  Buenos  Aires  dando  cuenta  de  la  hoja  de  ruta  y  el  estado  actual  del 
expte.  N°4072-270/13  respecto  del  trámite  de  convalidación  de  la 
ordenanza municipal de rezonificación. En respuesta a ello, a fs. 1063/67 
el suscripto resuelve hacer saber al citado Ministerio de Gobierno de la 
Pcia.  y  a  la  Dirección  de  Reordenamiento  Territorial  que  de  él  depende, 
que  el  antedicho  trámite  de  convalidación  se  encuentra  alcanzado  por  la 
medida  cautelar  dictada  en  autos  que  dispone  la  suspensión  inmediata  de 
la  ejecución  de  la  obra  y  toda  otra  actividad  que  suponga  la  alteración 
del espacio aeroterrestre en el emprendimiento objeto de estos autos.-
A  fs.  1306/51  se  encuentra  glosado  el  informe  técnico 
suscripto por el Grupo de Trabajo de Áreas Protegidas de la Subsecretaría 

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 8 of 44

de  Política  Ambiental,  Cambio  Climático  y  Desarrollo 


Sustentable, mediante el cual formula manifestaciones, define la “Reserva 
de Biósfera Parque Atlántico Mar Chiquita” señalando las características, 
los reglamentos y las funciones de la misma.-
A  fs.  1359/65  se  encuentra  contestado  el  oficio  librado  a 
la Agencia de Recaudación de la Pcia. de Bs. As. –ARBA- que da cuenta de 
la información catastral respecto del inmueble en objeto de estos autos.-
A  fs.  1503  luce  oficio  contestado  por  la  Dirección 
Provincial  de  Geodesia,  mediante  el  Expte  Administrativo  N°2405-1690/16 
en  el  cual  acompaña  planos  de  mensura  aprobados  y  certificados, 
detallando  características  y  nomenclaturas  catastrales  que  afectan  al 
bien motivo de autos.-
A  fs.  1527/1532  obra  agregado  informe  catastral  expedido 
por la Agencia de Recaudación de la Pcia. de Buenos Aires –ARBA-
A  fs.  1820/1844  luce  agregado  el  informe  pericial 
encomendado a la “comisión de expertos” de la Universidad Nacional de Mar 
del Plata.- 
Producida  la  Inspección  ocular,  Pericial  -  Técnica  por  la 
totalidad  de  los  órganos  requeridos;  Informativa  -oficios  al  OPDS,  al 
Sistema  Federal  de  Aguas  Protegidas,  a  la  Reserva  de  Biosfera  de  la 
Unesco,  a  la  Secretaria  de  ambiente  y  Desarrollo  Sustentable  de  la 
Nación,  a  la  Administración  de  Parques  Nacionales  y  al  Diario  La 
Capital).-
V) PRUEBA PRODUCIDA:
1.  Amparista Fraga:  Que  a  fs.  32/34  se  encuentra  agregada  copia  de  la 
Ordenanza  N°67/12,  sancionada  por  el  Honorable  Concejo  Deliberante  del 
Partido  de  Mar  Chiquita.  A  fs.  36/67  se  encuentran  capturas  de  pantalla 
extraídas  de  la  plataforma  virtual  “FACEBOOK”  perteneciente  al 
emprendimiento “Barrio Náutico Lagos del Mar”. 
A fs. 68/70 copia de recepción de dos notas con fotografías. A fs. 81/87 
luce  Evaluación  del  Impacto  Biológico  elaborado  por  el  Lic.  Armando 
Cicchino  respecto  del  predio  donde  habría  de  emplazarse  el  “Barrio 
Náutico Lagos del Mar”.
 
A fs. 1044 luce agregada la contestación al oficio de prueba informativa 
librado a la Municipalidad de Mar Chiquita. A fs. 1057/1062 luce informe 
proveniente  de  la  Dirección  Técnica  Administrativa  del  Ministerio  de 
Gobierno  de  la  Pcia.  de  Buenos  Aires.  A  fs.  1110  luce  oficio  contestado 
por  el  Consejo  Federal  de  Medio  Ambiente  –COFEMA-.  A  fs.  1225/7  luce 
respuesta  al  oficio  diligenciado  por  ante  la  Administración  de 
Parques, en el cual se acompaña copia del protocolo que crea la reserva 
natural militar “Campo Mar Chiquita – Dragones de Malvinas”.-
A fs. 1306/51 se encuentra glosado informe técnico suscripto por el Grupo 
de Trabajo de Áreas Protegidas de la Subsecretaría de Política Ambiental, 
Cambio  Climático  y  Desarrollo  Sustentable.  A  fs.  1359/65  se  encuentra 
contestado  el  oficio  librado  a  la  Agencia  de  Recaudación  de  la  Pcia.  de 
Bs.  As.  –ARBA-  que  da  cuenta  de  la  información  catastral  respecto  del 
inmueble en objeto de estos autos.-

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 9 of 44

A  fs.  1503  luce  oficio  contestado  por  la  Dirección  Provincial  de 
Geodesia,  mediante  el  Expte  Administrativo  N°2405-1690/16  en  el  cual 
acompaña  planos  de  mensura  aprobados  y  certificados,  detallando 
características y nomenclaturas catastrales que afectan al bien motivo de 
autos.-
A  fs.  1527/1532  obra  agregado  informe  catastral  expedido  por  la  Agencia 
de Recaudación de la Pcia. de Buenos Aires –ARBA-
A  fs.  1820/1844  luce  agregado  el  informe  pericial  encomendado  a  la 
“comisión de expertos” de la Universidad Nacional de Mar del Plata.- 
Que  a  fs.  930/970  lucen  las  actas  de  prueba  testimonial  recolectadas  en 
autos respecto de los testigos Carlos Daniel Peralta, María Viglianchino, 
Alejandro  María  Madero,  Michel  Huberto  Thibaud,  Carlos  Ernesto  Negri, 
Armando  Conrado  Cicchino,  así  como  el  desistimiento  del  testigo  Marcelo 
Pons por parte de la amparista y de la absolución de posiciones respecto 
de la Sra. Juana Ester Fraga por parte de los codemandados Capital Trust 
S.A.,  DSV  Desarrollos  Inmobiliarios  SRL.  y  Diego  Arol  Curcio.  Por  su 
parte  los  letrados  de  la  Municipalidad  de  Mar  Chiquita  adhieren  al 
desistimiento  de  la  prueba  confesional  oportunamente  propuesto.  Acto 
seguido  -fs.  971-  el  suscripto  resuelve  rechazar  la  incorporación  de  la 
documentación  ofrecida  por  el  testigo  Cicchino  en  el  marco  de  la 
audiencia testimonial celebrada.-
Prueba  incorporada  a  fs.  90vta;  1022;  1112;  1154;  1372; 
1498; 1578; 1603; 1618 y 2061.
 
2.  Capital Trusts S.A. Y D.S.V. Desarrollos inmobiliarios SRL  :  Fs. 
120/335  Anexo  de  Estudio  de  Impacto  Ambiental  confeccionado  por  la 
empresa  “AMBIENTAL  Estudios  y  Servicios  Ambientales  SRL”  que  enuncia  da 
cuenta  de  las  características  de  las  características  del  predio  a 
utilizar y las tareas llevadas a cabo en el mismo.-
fs.  336/338  luce  informe  del  Secretario  de  Medio  Ambiente 
de la Municipalidad de Mar Chiquita mediante el cual adhiere en todos sus 
términos a lo elaborado por la consultora “ut Supra” citada.-
fs. 340/348 obran actuaciones elaboradas por el OPDS en el 
marco  del  Expte  de  Convalidación  de  la  Ordenanza  67/12,  mediante  las 
cuales  formula  consideraciones  respecto  de  las  particularidad  del  predio 
en cuestión.-
fs.  350/389  obra  el  presupuesto  de  trabajo  confeccionado 
por el Sr. Michel Thibaud de la consultora “Argentina Ambiental”.-
Fs.  391/457  fue  agregado  informe  de  monitoreo  y  anexo 
documental elaborado por la consultora de gestión ambiental “Envitions”.-
Fs. 497 (bis) luce agregada acta de inspección del “Barrio 
Náutico  Lagos  del  Mar”  en  la  que  se  detallan  las  características  del 
mismo y las obras que se encuentran en desarrollo.-
Fs.  589/592  se  agrega  Res.  OPDS  N°327/15  de  fecha  9  de 
noviembre de 2015 mediante la cual se convoca a audiencia pública con el 
fin  de  informar  a  la  comunidad  sobre  el  proyecto  en  cuestión  y  atender 
las observaciones que los participantes consideren necesarias.-
Por  último,  a  fs.  1400/1451  luce  expte.  Administrativo  N°

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 10 of 44

6687/15.  Prueba  incorporada  a  fs.  479;  849;  1154;  1352  y 


1498.
3. Municipalidad de Mar Chiquita: Anexo Documental Expte N°272/2013; Anexo 
Documental Expte N°4072 270/13. Prueba incorporada a fs. 495 y 1154.
4. Provincia de Buenos Aires:
fs.  580/584  luce  Expediente  Administrativo  N°2145-
0005962/15  mediante  el  cual  OPDS  informa  que  teniendo  a  la  vista  el 
Estudio de Impacto Ambiental, la obra resultaría susceptible de Evaluación 
de  Impacto  Ambiental  por  parte  de  esa  autoridad.  Anexos  documentales 
Exptes N°9558/2015 y 9685/2015.-
fs.  1066/1089  luce  agregado  el  Expte  Administrativo  N°
17832/16 en respuesta al oficio oportunamente librado mediante el cual se 
le  requirió  al  OPDS  que  informe  las  medidas  que  se  llevaron  a  cabo, 
tendientes  a  velar  –en  los  términos  de  la  Ley  10907-  por  la  integridad, 
defensa y mantenimiento de la reserva.-
fs.  1271/1280  obra  glosado  el  Expte  Administrativo  N°
2145/5837.-
fs.  1769/1819  la  Fiscalía  de  Estado  de  la  Pcia.  de  Buenos 
Aires acompaña Expte Administrativo 2145-00145516/17 confeccionado por el 
OPDS, mediante el cual aporta el informe ambiental oportunamente ordenado. 
Prueba incorporada a fs. 536; 1185/9; 1285; 1841; 1912/6; 2026; 2157vta y 
2224.
5. Yesicam S.A.: no produjo la prueba informativa ni la confesional.
6. Diego Arol Curcio: Prueba Documental Acompañada, Informativa no existe 
constancia  en  autos  del  libramiento  de  los  oficios-  y  Confesional 
desistida a fs. 955.- 
Respecto  de  la  prueba  ordenada  por  VS.  a  fs.  847  vta.  -en 
uso  de  las  facultades  conferidas  por  el  art.  32  de  la  ley  25675-;  luce 
agregado  a  fs.  1067  un  expediente  administrativo  acompañado  por  la 
Fiscalía de Estado de la Pcia. de Bs. As.
CONSIDERANDO: 

1)Derecho Ambiental. Principio de Prevención. Principio precautorio (art.


4 LGA).  En  estos  actuados  se  debate  acerca  de  la  viabilidad  de  un 
emprendimiento inmobiliario y su compatibilidad con el ambiente en el cual 
se  halla  emplazado,  por  lo  que  la  afirmación  –aunque  insoslayable  verdad 
de  Perogrullo-,  es  que  el  presente  es  un  conflicto  jurisdiccional  de 
estricta índole ambiental, dominado por la aplicación de normas destinadas 
a la protección del bien jurídico ambiente, preservándolo de las conductas 
humanas  que  provocan  alteraciones  inhibitorias  relevantes  sobre  la 
totalidad  del  sistema,  y  a  fin  de  que  los  colectivos  actuales  y  las 
generaciones futuras puedan gozar de un entorno en similares condiciones a 
las  presentes,  para  usufrutuarlo  para  su  supervivencia,  su  bienestar  y 
gozar  de  una  calidad  y  modo  de  vida  adecuada.  (Esain-García  Minella, 
Derecho  Ambiental  en  la  Provincia  de  Buenos  Aires,  Abeledo  Perrot,  2013, 
T.I, pág 7).

Este Derecho ha sido receptado por la Constitución Nacional 
como derecho de tercera generación, o de incidencia colectiva (arts. 41 y 

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 11 of 44

43C.N.). A su vez, y sin perjuicio de los códigos de fondo 
y  leyes  especiales  de  protección  de  recursos  naturales,  el  sistema 
normativo en materia ambiental se encuentra la ley marco (Ley general de 
ambiente - LGA 25675) que determina presupuestos mínimos para el logro de 
una gestión sustentable y adecuada del ambiente (art 1), y sobre el cual 
se  edifican  las  normas  complementarias  locales.  A  la  luz  de  sus 
principios  es  que  se  ha  llevado  a  cabo  el  presente  procedimiento,  en 
particular  cito  el  principio  de  prevención  que  impone  la  atención 
anticipatoria  como  prioritaria  e  integrada  de  los  problemas  ambientales 
tanto en sus fuentes como en sus causas. Lo enunciado tiene trascendencia 
en  atención al planteo  efectuado por  los  codemandados,  en tanto  reclaman 
la  inexistencia  del  agotamiento  de  la  vía  administrativa  previa  para 
conocer  el  estado  de  las  aprobaciones  respecto  del  emprendimiento  en 
cuestión.
Ahora bien, como señalan Esaín-García Minella (op cit, Tomo 
II,  fs.  1211  y  s.s.),  es  necesario  considerar  el  valor  que  posee  la  vía 
administrativa  previa,  con  relación  al  amparo.  Desde  esta  perspectiva  el 
emprendimiento  que  nos  ocupa,  será  necesario  SIEMPRE  el  tránsito  de  una 
vía  administrativa  como  la  que  requiere  la  DIA,  para  prevenir  daños  al 
ambiente;  obviamente  ello  ocurre  en  el  marco  de  una  obra  que  aún  no  ha 
tenido  principio  de  ejecución,  lo  que  es  obvio  porque  en  tal  caso,  las 
autorizaciones  y  la  tramitación  que  ella  requiere,  se  da  en  un  ámbito 
propio  de  la  administración  y  completamente  ajeno  al  jurisdiccional  por 
inexistencia de agravio.
Pero  distinta  es  la  solución  cuando  hay  un  comienzo  de 
ejecución de obras, sin que haya existido una DIA emanada de la autoridad 
correspondiente, como se alega. Allí procede el ámparo ambiental sin más, 
en  atención  a  la  presunta  clandestinidad  del  proyecto,  imponiéndose  la 
intervención de la justicia para paralizar obras con el fin de evitar lo 
que quizás, posteriormente, pudiera ser irreversible: la modificación del 
ambiente y sus efectos sobre sus colectivos.
Otro  de  los  principios  clave  en  materia  de  gestión 
ambiental, junto con el anteriormente citado, es el principio precautorio 
que  impone  la  actuación  aún  ante  la  ausencia  de  información  o  certeza 
científica,  la  que  no  deberá  utilizarse  como  razón  para  postergar  la 
adopción  de  medidas  eficaces  para  impedir  la  degradación  del  medio 
ambiente.
En  base  a  las  particularidades  que  tienen  las  acciones  de 
índole  ambiental,  otorgo  mis  razones  por  las  cuales  no  presto 
coincidencias  con  los  argumentos  expuestos  por  los  codemandados  de 
inexistencia de agotamiento de vía administrativa previa como obstáculo a 
la presente acción.
2)Competencia provincial en materia ambiental.  Sin  perjuicio  que  la 
competencia  del  suscripto  para  entender  en  estos  actuados  no  ha  sido 
cuestionada  por  las  partes,  a  partir  de  la  prueba  colectada  queda 
determinada la competencia provincial para entender en estos actuados. En 
efecto,  la  competencia  judicial  en  materia  ambiental  siempre  es  local, 
ingresando  la  justicia  federal  en  conflictos  ambientales  en  casos 

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 12 of 44

excepcionales.  El  art.  41  C.N.  en  su  tercer  párrafo  determina  que: 
“Corresponde a la Nación dictar las normas que contengan los presupuestos 
mínimos  de  protección,  y  a  las  provincias,  las  necesarias  para 
complementarlas,  sin  que  aquellas  alteren  las  jurisdicciones  locales”. 
Con ese fin la ley General de Ambiente en su art 7 regula la competencia 
judicial atribuyendo la competencia federal en los casos en que el acto, 
omisión  o  situación  generada  provoque  efectivamente  degradación  o 
contaminación  en  recursos  ambientales  interjurisdiccionales.  Así 
jurisdiccionalmente  el  cimero  órgano  jurisdiccional  ha  tratado  la 
cuestión  en  “Rivarola”  (Rivarola,  Martín  Ramón  c/Rutilex  Hidrocarburos 
argentina S.A. s/cese y recomposición de daño ambiental- CSJN – SC S.c., 
Comp. 143, L. XLVI), adhiriendo al dictamen de la Procuradora General ha 
dicho que atendiendo a los términos de la demanda -cuya exposición de los 
hechos se  debe atender  de  modo principal para determinar  la  competencia, 
sean  las  autoridades  locales  las  encargadas  de  valorar  y  juzgar  si  la 
actividad  proyectada  afecta  aspectos  tan  propios  del  derecho  provincial, 
como  lo  es  todo  lo  concerniente  a  la  protección  del  medio  ambiente.  En 
efecto,  en  el  precedente  de  Fallos:  318:992,  la  Corte  Suprema  dejó 
establecido  que  corresponde  reconocer  a  las  autoridades  locales  la 
facultad  de  aplicar  los  criterios  de  protección  ambiental  que  consideren 
conducentes para el bienestar de la comunidad para la que gobiernan, así 
como valorar y juzgar si los actos que llevan a cabo sus autoridades, en 
ejercicio  de  poderes  propios,  afectan  el  bienestar  perseguido.  Tal 
conclusión  cabe  extraerla  de  la  propia  Constitución,  la  que,  si  bien 
establece  que  le  cabe  a  la  Nación  dictar  las  que  contengan  los 
presupuestos  mínimos  de  protección,  reconoce  expresamente  en  su  arto  41, 
anteúltimo párrafo a las jurisdicciones locales en la materia que por su 
condición y raigambre no pueden ser alteradas (Fallos: 329: 2280 y 2469; 
330:4234).
Además,  el  ambiente  es  responsabilidad  del  titular 
originario  de  la  jurisdicción  que  no  es  otro  que  quien  ejerce  autoridad 
en  el  entorno  natural  y  en  la  acción  de  las  personas  que  inciden  en  ese 
medio,  máxime  cuando  no  se  advierte  en  el  caso  un  supuesto  de  problemas 
ambientales  compartidos  por  más  de  una  jurisdicción  (Fallos: 
330:4234;332:1136).
En efecto, conforme a los términos de la demanda ambiental 
y  a  lo  reseñado  en  el,  resultando:  1)  –al  que  remito  a  fin  de  evitar 
innecesarias  reiteraciones-  no  surge  la  afectación  de  un  recurso 
interjurisdiccional.  En  el  sublite,  la  actora  no  acreditó  la  existencia 
de  efectos  dañosos  en  otra  jurisdicción;  y  la  degradación  de  recursos 
ambientales  cuya  recomposición  pretende  se  encuentran  ubicados  en  la 
Provincia  de  Buenos  Aires  con  lo  que  cabe  concluir  que  la  jurisdicción 
local es la que debe entender en la cuestión.
Ahora bien, el Sr. Carlos Alberto Altieri, apoderado de la 
demandada  Yesicam  S.A.,  con  el  patrocinio  letrado  del  Dr.a  Guillermo 
Iracheta,  entendió  que  corresponde  a  la  competencia  contencioso-
administrativa el conocimiento de este conflicto en atención a que –según 
dice-  se  cuestiona  la  omisión  de  la  Municipalidad  de  Mar  Chiquita  en  el 

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 13 of 44

ejercicio  de  funciones  administrativas,  quedando  enmarcada 


en las prescripciones de la ley 12008.
Conforme  señala  Marcelo  Alfonsín  (Derecho  Ambiental, 
Astrea,  2012,  pag  133  y  s.s.),  el  derecho  a  un  ambiente  sano  está 
consagrado  por  el  art.  41  de  la  C.N.,  siendo  considerado  un  derecho 
humano  fundamental.  A  partir  de  este  reconocimiento  constitucional  es 
necesario  contar  con  una  batería  de  herramientas  procesales  susceptibles 
de ser idóneas ante la posible lesión al ambiente, ya que según señala el 
jurista “no hay derechos efectivos sin garantías idóneas”.
Desde  estas  dimensiones,  la  vía  elegida  está  directamente 
relacionada  con  la  inmediatez  de  la  tutela  requerida,  como  por  ejemplo, 
cuando  se  quiere  determinar  la  responsabilidad  del  demandado  por  la 
conducta  dañosa,  en  donde  –según  el  jurista-,  corresponde  el  proceso 
ordinario.  Más,  cuando  se  alega  un  menoscabo  palmario  que  exige  una 
solución  que  restablezca  la  indemnidad  del  ambiente  dañado,  el 
procedimiento  adecuado  es  el  de  naturaleza  constitucional.  Aquí  aparece 
el  amparo  como  medio  de  protección  más  efectivo  ante  el  derecho  de 
raigambre constitucional –a partir de 1994- vulnerado, que es la prevista 
en el art. 43 párrafo 2° de la Constitucion Nacional regulada por el art. 
30 LGA. 
Pero más alla de todo eso, la competencia del suscripto en 
el  caso  concreto  fue  materia  de  tratamiento  por  la  SCBA,  en  causa  N° 
74653  “Viglianchino”  ha  determinado  la  competencia  del  suscripto  en  el 
presente conflicto  ambiental  y  sus derivados,  con sostén  en  la normativa 
citada,  con  lo  que  entiendo  que  no  sólo  la  jurisdicción  es  la  ordinaria 
sino  que  la  competencia  por  razón  de  la  materia  corresponde  a  este 
juzgado, a partir del proceso de amparo incoado por Juana Fraga.
3) Peticiones traídas a conocimiento del suscripto.
A  partir  de  la  presentación  efectuada  por  la  amparista  y 
las  contestaciones,  conforme  surge  del  acápite  anterior  se  conforma  el 
objeto  de  la  presente  sobre  las  que  me  corresponde  –en  principio-
entender. De allí surge que: 
Juana  Fraga  con  patrocinio  de  los  abogados  Rubén  Oscar 
Encinas y Julio Armando Hikkilo solicitan la realización de un estudio de 
impacto ambiental; se disponga el cese de la actividad generadora de daño 
ambiental colectivo y la reparación del ocasionado hasta la fecha.
También  requieren  se  declare  la  inaplicabilidad  de  la 
ordenanza  67/12  del  H.C.D.  Mar  Chiquita,  así  como  en  caso  de 
considerarlo, se remitan actuaciones al fuero penal. 
Por otra parte, los apoderados de Capital Trust S.A., Luis 
José O´Grady, y de DSV Desarrollos inmobiliarios, Dr. José Luis Valiante, 
con  el  patrocinio  letrado  de  los  abogados  Marcelo  Victor  Abal  y  Paula 
Hernández;  el  Sr.  Carlos  Alberto  Altieri,  apoderado  de  Yesicam  S.A,  con 
patrocinio  del  Dr.  Guillermo  Eduardo  Iracheta;  y  la  Fiscalía  de  Estado, 
representada  por  la  Dra.  Karina  Elcoaz,  rechazaron  los  hechos  endilgados 
por  la  amparista,  entendiendo  que  el  proceso  estuvo  ajustado  a  la 
normativa  que  rige  la  materia  en  atención  a  que  la  autorización  en  el 
caso  debe  efectuarla  la  autoridad  municipal,  lo  cual  aconteció 

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 14 of 44

efectivamente. 
Plantearon la excepción de falta de legitimación activa de 
la accionante, así como la extemporaneidad del reclamo y que no se había 
agotado la vía administrativa previa.
Agrego la demandada Yesicam que no surge de la presentación 
efectuada  por  la  amparista  cual  es  el  daño  ocasionado,  y  que  el  predio 
donde  se  emplaza  el  emprendimiento  es  de  índole  privado  y  que  no  está 
sometido a ninguna restricción, cuestionando la competencia del suscripto 
para entender en estos actuados por considerar que corresponde intervenir 
a la justicia en lo contencioso-administrativo.
Por su parte, el demandado Sr. Diego Arol Curcio planteó la 
excepción de falta de legitimación pasiva, negando en subsidio los hechos 
alegados en la demanda. 
Por  último,  el  intendente  municipal  del  Partido  de  Mar 
Chiquita,  con  el  patrocinio  letrado  de  las  Dras.  Jorgelina  Torrilla  y 
María  Paula  La  Bella,  contestó  la  demanda  planteando  la  extemporaneidad 
del  reclamo,  la  falta  de  legitimación  activa  en  la  Sra.  Fraga  y  el 
agotamiento  de  la  vía  administrativa  y  en  paralelo  la  negación  de  los 
hechos  expuestos  en  la  demanda,  indicó  que  el  lugar  estaba  sometido  al 
dominio  privado  –tal  como  lo  hizo  el  Sr.  Altieri-;  que  la  Autoridad 
Municipal  cumplió  con  lo  normado  en  cuanto  a  la  declaración  que  le 
correspondía  efectuar,  así  como  con  haber  dado  intervención  al  OPDS, 
autoridad que  debe  efectuar  la  Declaración de  Impacto  Ambiental.  De este 
modo quedan delimitadas las cuestiones a las cuales daré tratamiento.
4) Legitimación.
Activa en Juana Fraga. La Señora Juana Fraga se ha considerado legitimada 
para  el  inicio  de  esta  acción  por  ser  una  ciudadana  de  la  provincia  de 
Buenos  Aires.  Ha  denunciado  domicilio  real  en  calle  Falucho  4845,  piso 
1°,  Departamento  “b”  de  la  ciudad  de  Mar  del  Plata  (fs.  912).  Funda  su 
legitimación  con  soporte  en  lo  normado  en  arts  41  C.N.;  30  LGA  y  3  ley 
11723; C.C. art. 1710, y en Jurisprudencia de la CSJN: fallo “Schroeder”; 
“Halabi” y sus Tribunales inferiores.
Entiende  que  posee  legitimación  amplísima  para hacer  cesar 
el  daño  ambiental  de  incidencia  colectiva  que  constituye  su  reclamo. 
Considera  que  se  encuentra  incluída  en  el  colectivo  de  afectación  y  que 
la ley le confiere el derecho/deber cívico de hacer cesar tal situación. 
Que  tratándose  de  una  acción  de  amparo  tendiente  a  la  protección  de 
intereses  de  carácter  supraindividual  cuya  violación  afecta  a  la 
ciudadanía  en  su  conjunto  o  una  porción  importante  de  ella,  la  nombrada 
se  encuentra  debidamente  legitimada  para  detener  el  hecho  dañoso  (acción 
de cese).
A su turno los demandados Capital Trusts y DSV, plantearon 
la  defensa  de  falta  de  legitimación  para  obrar  en  la  accionante. 
Entienden  que  se  encuentran  legitimados  el  afectado;  el  Defensor  del 
Pueblo y las Asociaciones no gubernamentales de defensa ambiental. Que la 
expresión  “afectado”  que  usa  el  art.  30  LGA  debe  ser  interpretada  como 
sinónimo de persona titular  de  un  clásico  derecho  subjetivo  individual y 
que  debe  acreditar  la  existencia  de  una  daño  real  o  potencial.  Rechazan 

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 15 of 44

la  admisión  de  una  acción  popular,  entendiendo  que  es  una 
distorsión  del orden  jurídico,  no  teniendo el  simple interés una  entidad 
suficiente como para impugnar judicialmente un acto administrativo ya que 
el art. 43 segunda parte C.N. requiere la existencia de una lesión sobre 
intereses  personales  y  directos.  Citan  doctrina  (Marienhoff;  Cassagne; 
Palacios  de  Caeiro;  Kauffman;  Lago  y  Gambier);  así  como  los  citados 
fallos  Schroeder;  Seiler  y  Spagnolo  en  los  que  tuvieron  pronunciamientos 
favorables, las personas individuales que se presentaron como cotitulares 
de  una  cuota  parte  del  derecho  de  incidencia  colectiva,  al  actuar  como 
portadores de un derecho individual y colectivo a la vez (ver fs. 481/2).
El  entonces  intendente  de  Mar  Chiquita  Jorge  Alberto 
Paredi,  al  contestar  la  demanda  en  representación  del  Partido  de  Mar 
Chiquita  también  planteó  la  inexistencia  de  legitimación  activa  de  Fraga 
atento  la  inexistencia  de  domicilio  en  esa  jurisdicción,  así  como  no 
haber  acreditado  un  daño  real  o  potencial,  y  no  ser  portadora  de  una 
representación de intereses colectivos (ver fs. 474).
A la hora del dictado de la medida cautelar (fs. 88/90) -y 
con ese alcance- sostuve que en materia de legitimación activa el acceso 
a  la  jurisdicción  por  cuestiones  ambientales  no  admite  restricciones  de 
ningún  tipo  o  especie  confiriéndose  a  esta  acción  carácter  de  acción 
popular.  Así  el  art.  32  de  la  ley  25765  establece  que  el  acceso  a  la 
jurisdicción  no  admite  restricciones  de ningún  tipo  o  especie  y  asimismo 
el  art.  30  in  fine  complementando  el  concepto  amplio  agrega  que  toda 
persona  podrá  solicitar  mediante  acción  de  amparo  la  cesación  de 
actividades  generadoras  de  daño  ambiental  colectivo.  Por  último,  por  si 
alguna  duda  subsiste,  nuestro  ordenamiento  provincial  determina  en  el 
caso  de  amparos  de  incidencia  colectiva  que  toda  persona  física  o 
jurídica tienen legitimación para actuar (art. 4 ley 13928), con lo cual 
queda  claro  al  suscripto  que  la  Señora  Juana  Ester  Fraga  es  legitimaria 
activa para llevar adelante la presente acción. 
Entiendo,  que  la  solución  de  la  cuestión  se  define  por  la 
discriminación que efectúa el art. 30 de la LGA diferencia en cuanto a la 
existencia  de  las  diversas  acciones  ambientales  (prevención, 
recomposición  o  indemnización  del  daño  ambiental)  otorgando  legitimación 
amplísima  para  la  pretensión  por  cese,  incoada  mediante  proceso  de 
amparo,  excluyendo  la  acción  popular  en  casos  de  recomposición  y/o 
indemnización.
En  ese  entendimiento,  la  Señora  Fraga  posee  un  derecho  de 
disfrute  de  bienes  que  pertenecen  a  la  colectividad,  más  no  detenta  un 
apoderamiento  expreso  de  los  demás  afectados  como  representante 
ideológico  de  una  categoría social al no  pertenecer  al  sector  particular 
de  la  sociedad  que  integra  la  comunidad  de  Mar  Chiquita,  conforme  el 
criterio  sostenido  en  “Schroeder”  (CNFed  Cont  Adm,  Sala  III  del  8/9/94, 
en L.L. 1994-E-450), donde se interpretó que el concepto de afectado del 
art.  30  LGA  es  quien  vive  en  el  lugar  donde  se  ha  provocado  el  daño 
ambiental, tal como lo señalan los demandados Capital Trust y DSV, mas si 
detenta  legitimación  para  el  ejercicio  de  la  acción  popular,  o 
preventiva, o de cese del daño ambiental, tal cual lo ha planteado en el 

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 16 of 44

libelo que da inicio a estos actuados. 
Pasiva en el Accionado Diego Arol Curcio.
En  oportunidad  de  contestar  la  demanda,  el  Sr.  Diego  Arol 
Curcio  planteó  la  excepción  de  falta  de  legitimación  para  obrar  pasiva. 
Señaló  que  no  tenía  ninguna  relación  con  los  responsables  en  el 
desarrollo  del  emprendimiento  urbanístico  “Lagos  del  Mar”,  quienes 
resultan ser  el  agente  fiduciario; el desarrollador  y  el  fiduciante.  Que 
el  mismo  sucribió  un  contrato  de  locación  de  obra  para  la  refacción  del 
Club  House.  Manifiesta  que  el  no  es  titular  de  derecho  alguno  que  se 
discuta  en  el  caso,  ni  tiene  ninguna  responsabilidad  en  el  negocio 
inmobiliario,  ni  es  titular  dominial  del  predio  en  cuestión.  Su 
responsabilidad  es  contractual  y  se  limita  a  la  locación  de  obra 
mencionada.  Que  por  ese  motivo  no  es  él,  el  indicado  a  satisfacer  el 
reclamo  de  la  amparista,  deviniendo  asi  la  manifiesta  falta  de 
legitimación para ser demandado.
Que,  a  efectos  de  acreditar  dichos  extremos,  refiere  que 
acompaña  copia  del  contrato  de  locación  de  obra  oportunamente  suscripto 
entre el presentante y el agente fiduciario. 
En  primer  lugar,  y  a  los  fines  de  dar  respuesta  a  la 
excepción, señalo que no hay controversia en cuanto a que las cuestiones 
de  previo  y  especial  pronunciamiento  no  pueden  tener  favorable  recepción 
en  procesos  seguidos  por  la  materia  de  amparo,  en  atención  al  carácter 
sumario  de  tal  cauce  procesal,  por  lo  que  el  análisis  de  la  cuestión 
previa  planteada  ha  quedado  diferido  para  ser  tratada  como  una  defensa 
más sobre las que debo expedirme en esta instancia, o sea al momento del 
dictado del pronunciamiento definitivo.
Efectuada  la  aclaración  y  a  fin  de  dar  respuesta,  tengo 
presente  que  el  Sr.  Curcio  esgrimió  una  presunta  vinculación  con  los 
desarrolladores  y  agente  fiduciario  y  a  los  fines  de  de  acreditarlo, 
refirió acompañar el contrato de locación de obra oportunamente suscripto 
entre las partes. 
De  la  compulsa  de  autos  no  se  advierte  que  dicho 
instrumento  se  haya  acompañado.  En  ese  sentido,  y  sin  perjuicio  de  las 
facultades  que  los  jueces  tienen  en  los  procesos  de  corte  ambiental  en 
materia  probatoria  –cuya  amplitud  entiendo  se  extiende  a  la  cuestión 
estrictamente  ambiental,  como  hecho  controvertido  propuesto  en  la 
demanda-,  en  la  excepción  planteada  por  el  codemandado  Curcio,  opera  el 
principio  dispositivo  siendo  a  su  carga  la  prueba  de  descargo  en  cuanto 
al deslinde de su eventual responsabilidad en el reclamo efectuado por la 
Señora Fraga. 
El  Dr.  Curcio  debió  producir  la  prueba  documental  que 
sustenta  su  posición  ante  este  proceso.  Esta  orfandad  o  vacuedad 
probatoria  sella  el  resultado  de  la  defensa  del  codemandado  respecto  de 
su  falta  de legitimación pasiva, debiendo  su posición  ser evaluada  junto 
con la del resto de los codemandados en cuanto a la cuestión de fondo, y 
a  la  prueba  por  él  ofrecida  y  producida  en  aval  de  la  postura  asumida 
contraria a la afirmada por la accionante Fraga.
Por  lo  expuesto,  considero  que  el  Sr.  Diego  Arol  Curcio 

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 17 of 44

integra  el  frente  de  legitimados  pasivos,  no  debiendo 


prosperar la excepción por él propuesta. 
5)  Delimitación del ámbito territorial que motiva el presente conflicto
ambiental.
El emprendimiento inmobiliario “Lagos del Mar, se encuentra 
situado  en  un  tramo  comprendido  entre  el  los  km  482.70  y  480.40  del 
carril  desdendente  de  la  Ruta  Provincial  N°  11,  y  está  emplazado  en  la 
Circunscripcion  IV,  parcelas  22fk  y  22  fh  del  Partido  de  Mar  Chiquita, 
sobre  un  polígono  de  forma  irregular  cuyos  limites  son,  Al  sur-Arroyo 
Vivorata,  al  Oeste-RP  11,  al  Este-Canal  de  conexión  con  la  albufera  Mar 
Chiquita  en  su  último  tramo  de  confluencia  con  el  mar,  al  Norte-Borde 
parcelario con doble acceso a la RP 11 y a la Av. San Martín de acceso al 
balneario  Mar  Chiquita  (ver  informe  del  OPDS  fs.  1799  y  estudio  de 
impacto  ambiental  urbanístico  de  Ambiental  Estudios  y  Servicios 
ambientales SRL, pág 20 en Anexo documental Capital Trust/DSV). 
6) Caracteristicas del área.
Los  diversos  informes  incorporados  a  este  expediente  dan 
una  semblanza  de  las  características  de  la  zona.  En  efecto,  y  dentro  de 
las  limitaciones  que  tengo  para  valorar  tal  circunstancia  por  no  ser 
especialista  en  ambiente,  no  tengo  dudas  a  la  hora  de  afirmar  que  es  un 
área en cuyos suelos afloran depósitos de la era del pleistoceno (10000 a 
2000000  de  años),  descripto  por  Fasano  en  "  y  del  holoceno  (hasta  10000 
años);  caracterizada  por  dunas  de  limo  que  forman  verdaderos  cordones 
dunícolas a lo largo de la costa bonaerense y acantilados. El paisaje es 
llano,  con  una  suave  pendiente  hacia  el  este,  y  en  el  que  se  formaron 
lagunas  y  bañados,  entre  las  que  se  encuentra  la  albufera  Mar  Chiquita. 
La  zona  se  caracteriza  por  las  llamadas  Costas  de  Dunas  que  forma  una 
barrera  litoral  que  actúa  como  defensa  y  protección  frente  a  tormentas, 
además  de  ser  un  importante  reservorio  de  agua  dulce.  (Descripto  por 
Fasano  en  citas  efectuadas  del  autor  en  Anexo  Documental  IV  del  Informe 
pericial  biológico  y  ambiental  único  de  la  Comisión  de  Expertos  de  la 
Facultad  de  Ciencias  Exactas  y  Naturales  de  la  UNMdPa  laguna  de  Mar 
Chiquita).
La  escasa  pendiente  genera  problemas  naturales  de 
escurrimiento  superficial  y  ha  coadyuvado  a  la  formación  de  material 
orgánico de origen marino y sedimentos arcillosos, los que con ayuda del 
viento  formaron  las  características  planchas  de  tosca  de  la  zona.  Estos 
suelos  se  caracterizan  por  su  baja  permeabilidad  y  elevado  contenido  de 
sodio,  lo  que  pejudica  la  absorción  de  nutrientes,  generando  suelos  del 
tipo vertisol (con más del 30% de arcilla).
A los fines de colaborar con el difícil drenaje de la zona 
se han construido arroyos y canales artificiales de drenaje, a fin de que 
las  aguas  alcancen  la  albúfera,  habida  cuenta  de  la  escasa  pendiente  de 
la  zona  de  modo  que  ésta  se  transforma  en  el  nexo  que  une  las  aguas 
continentales con las oceánicas.
La Laguna de Mar Chiquita posee una forma elongada con una 
longitud de 25km y un ancho de entre 100 a 4500 m. Son 46km2 y una cuenca 
tributaria de 10000km2. Está conectada con el mar por un canal de 6km de 

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 18 of 44

largo  por  200  m  de  ancho  y  una  profundidad  de  entre  0.5  y 
3m con un régimen de mareas que determina un agua con un cierto grado de 
salinidad.  Es  la  única  en  todo  el  país.  Está  dividida  en  dos  ambientes 
diferentes:  un  cuerpo  lagunar  donde  la  acción  de  las  mareas  no  es 
percibida  y,  2:  un  sector  de  características  estuariales  ubicado  en  la 
boca de la albufera.
El  sentido  de  escurrimiento  de  aguas  es  de  O  a  E  y  se 
invierte  en  la  zona  oriental,  convergiendo  en  la  albufera  que  actúa 
nivelando  la  descarga  subterránea  de  los  terrenos  circundantes  y  de  los 
arroyos  tributarios.  La  elevada  permeabilidad  vertical  de  las  dunas  que 
es  favorable  para  la  recarga,  se  transforma  en  negativa  para  las  aguas 
subterráneas  por la poca  capacidad de retención de  la  cobertura arenosa, 
respecto  de  los  contaminantes  que  puedan  ingresar  con  la  lluvia  o  con 
aguas  servidas.  La  velocidad  con  que  el  agua  atraviesa  la  zona  saturada 
de dunas y el escaso contenido de material orgánico de la misma, limitan 
la  capacidad  de  degradación  de  contaminantes  de  esta  zona.  En 
concomitancia  con  los  datos  anteriores  se  agrega  que  la  polución 
bacteriana es un grave problema que afecta la provisión de agua potable y 
centros  urbanos  de  la  Costa  Bonaerense.  Otro  elemento  a  tener  en  cuenta 
que  puede  romper  el  equilibrio  hidrodinámico  y  favorecer  la  salinización 
por  intrusión  es  la  excesiva  explotación  del  acuífero  en  particular  en 
los meses de verano. 
Con  relación  a  la  flora  predomina  la  comunidad  de 
flechillares.  Esta  comunidad  vegetal  ha  sido  alterada  y  destruida  en 
zonas por la actividad agrícola-ganadera.
En  los  ambientes  estuariales  se  forman  pastizales 
denominados  Marismas  los  cuales  son  inundados  regularmente  por  las 
mareas.  Constituyen  áreas  de  reproducción  y  alimentación  de  muchas 
especies  de  interés  comercial  y  ecológico.  Además  estas  plantas  protegen 
el deterioro de las zonas costeras al amortiguar el efecto erosivo de las 
olas  y  el  viento.  Asimismo  se  comprende  un  hábitat  de  numerosos 
organismos con una enorme calidad nutritiva constituyéndose la base de la 
cadena alimenticia oceánica. 
La  fauna  está  constituída  por  roedores  que  constituyen  la 
dieta  de  aves  rapaces  y  carnívoros.  También  hay  zorros,  zorrinos, 
hurones,  gato  montes,  marsupiales  como  la  comadrejas,  liebres;  peludos, 
mulitas  y  diversas  especies  introducidas  por  el  hombre,  tales  como  el 
perro y gato domésticos.
Los Anfibios y reptiles son valiosos indicadores de calidad 
ambiental  y  cumplen  funciones  diversas  como  consumidores,  presas  y 
facilitadores  de  flujo  de  energía  y  ciclo  de  nutrientes  entre  sistemas 
acuáticos  y  terrestres.  Entre  ellos  se  identifican  sapos,  tortugas 
marinas, lagartos, serpientes.
Con  relación  a  las  Aves,  está  considerada  zona  de  sumo 
interés  por  ser  área  de  transición  entre  el  dominio  subtropical  y  el 
patagónico.  Los  ambientes  estuariales  junto  con  las  selvas  y  los 
arrecifes  de  coral,  son  los  ecosistemas  naturales  mas  productivos  del 
mundo,  por  la  cantidad  de  alimento  que  producen.  La  heterogeneidad 

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 19 of 44

ambiental  se  ve  reflejada  en  la  fauna  y  en  particular  en 
las  aves,  las  que  son  sus  principales  consumidores  y  aportan  detritos 
orgánicos.  Existen  aves  marinas  costeras  y  acuáticas  continentales.  Es 
área de alimentación (aguas someras y playas de fango) y descanso (bancos 
de  arena  y  limo).  También  es  ambiente  de  nidificación  de  aves  rapaces  y 
acuáticas y zona de pasaje de aves migratorias que llegan a la zona para 
alimentarse,  reproducirse.  En  relación  a  la  fauna  ictícola,  la  laguna 
sirve  de  refugio  natural  a  larvas  y  juveniles  de  mar  adyacente.  Tambien 
ingresas  ejemplares  adultos  con  fines  tróficos  reproductivos  y  como 
escala  de  rutas  migratorias.  Hay  peces  marinos  estuariodependientes  y 
peces de agua dulce. 
Por  último,  conforme  se  señala  en  informe  del  OPDS,  de 
donde  se  ha  extraído  la  caracterización  regional,  con  sus  aspectos 
geológicos  y  geomorfológicos,  asi  como  de  flora  y  fauna  (ver  fs. 
1779/1814),  la  zona  es  calificada  como  un  Humedal,  o  sea  un  sistema  de 
transición entre ambientes terrestres y acuáticos, conforme Convención de 
Ramsar.
En  el  caso  concreto  este  humedal  presenta  importantes 
funciones  tales  como  regulador  de  inundaciones;  provisión  de  agua  dulce; 
recarga  y  descarga  de  acuíferos,  retención  de  nutrientes,  estabilización 
de microclimas, usos recreativos y hábitat de alta biodiversidad con alta 
sensibilidad ecosistémica. 
Las  características  de  esa  zona  y  la  protección  legal  que 
posee  generan  la  necesidad  de  intervención  del  OPDS,  sobre  las  que 
trataré a continuación.
7) Alcance de la protección legal ambiental de índole ambiental 
Reserva Provincial Dunas del Atlántico. Decreto del P.E. N° 1581/89
(1989): El  derrotero  de  protección legal  ambiental de  la  región  comienza 
en  el  año  1989,  con  la  Sanción  del  Decreto  del  Poder  Ejecutivo  N°  1581, 
erróneamente  consignado  por  la  amparista como N°  1581/80, al afirmar  que 
la zona en cuestión es reserva natural y que forma parte de la Unidad de 
Conservación  Mar  Chiquita,  y  Refugio  de  vida  silvestre  que  involucra  la 
albufera y pastizales periféricos. 
Este  decreto  suscripto  por  el  entonces  Gobernador  Dr. 
Antonio  Cafiero  creo  la  “Reserva Provincial  Dunas del  Atlántico” para  la 
protección  del  cordón  dunícola  de  la  costa  urbana  bonaerense,  reservando 
una fracción de la costa atlántica con sus ambientes naturales en estado 
primitivo,  resultando  ser  la  parcela  17z,  plano  N°  69-52-62,  de 
aproximadamente  3000  ha.,  ubicada  en  el  Partido  de  Mar  Chiquita  (art.  1 
Decreto citado).
Parque Atlántico Mar Chiquita. Ordenanza Municipal N° 169/90. (1990) En 
diciembre de 1990, se dicta la Ordenanda Municipal N° 169 por la cual se 
declara  Parque  Municipal  a  la  zona  delimitada  al  Sudeste  por  el  Oceano 
Atlántico;  al  sudoeste  por  el  tejido  urbano  del  balneario  Parque  Mar 
Chiquita,  al  Noroeste,  ruta  provincial  N°  1  y  al  Noreste  por  el  límite 
del Partido de Mar Chiquita con el Partido de Villa Gesell. 
Esa  zona  se  encuentra  dedicada prioritariamente  al  destino 
de  Reserva  Natural  con  fines  científicos,  educativos  y  turísticos 

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 20 of 44

compatibles  con  la  recuperación  y  conservación  del 


ecosistema de la albufera de Mar Chiquita. 
El  art.  3  declara  de  interés  prioritario  municipal  todas 
las  acciones  tendientes  a  definir  la  planificación  integrada  del  área 
entre las que cita las acciones técnicas, económicas y de gestión sobre el 
área procurando integrarse las prácticas productivas, agrarias y otras con 
fines económicos al plan de manejo a realizarse en el área, debiendo toda 
modificación  a  la  situación  vigente  a  la  fecha  de  la  sanción  de  la 
ordenanza, ser aprobada especialmente. 
Entiendo  que  la  cuestionada  Ordenanza  N°  67/12  tuvo  en 
cuenta  a  la  hora  de  resolver  la  rezonificación,  la  especialidad  impuesta 
por el art. 4 de la OM 169/90, con lo cual desde esta dimensión, para el 
Municipio  de  Mar  Chiquita,  el  proyecto  sería  respetuoso  de  la  protección 
ambiental  impuesta  mediante  esta  norma  municipal,  mas  la  inexistencia  de 
una DIA emanada de la autoridad imparcial correspondiente –OPDS-, invalida 
las estrategias argumentativas a la hora de la confusa rezonificación que 
determina esa Ordenanza.
Convención Relativa a los Humedales de Importancia internacional
especialmente como Hábitat de Aves acuáticas. Ramsar Ley 23919 (1991). El 
predio en el cual se desarrolla el emprendimiento inmobiliario pertenece a 
un  humedal.  No  tengo  dudas  sobre  ello,  abasteciendo  tal  afirmación  en  lo 
manifestado  por  el  técnico  Diego  Gagneu,  desde  el  departamento  de 
Conservación de Recursos de la Dirección de Recursos Naturales de la Pcia. 
de  Buenos  Aires  (ver  expte  admin  OPDS  N°  6687/15  incorporado  a  fs. 
1400/51),  El  profesional  señala  que  la  laguna  de  Mar  Chiquita  es  un 
variado  y  extenso  sistema  de  humedales  que  alberga  una  rica  diversidad 
biológica,  y  que  cumple  múltiples  y  críticas  funciones  de  recarga  y 
descarga de acuíferos, control de inundaciones, retención de sedimentos y 
nutrientes,  estabilización  de  costas,  protección  contra  la  erosión, 
regulación  y  mitigación  del  cambio  climático;  proveyendo  por  las 
enunciadas carácter´sticas bienes y servicios al hombre, estando el sitio 
donde  pretende  radicarse  el  emprendimiento  Lagos  del  Mar,  inserto  en  un 
área  de  significativa  importancia  como  humedal,  conforme  a  la  definición 
conceptual  elaborada  por  la  Convención  Ramsar  Internacional  sobre 
Humedales. Esta Convención define al humedal como “extensiones de marisma,
pantanos, turberas o aguas de régimen natural o artificial, permanentes o
temporales, estancadas o corrientes, dulces, salobres o saladas,
incluyendo las extensiones de aguas marinas cuya profundidad de marea baja
no exceda de los 6 metros”.
Esta  definición,  -coincidente  con  el  testimonio  del  Lic. 
Conrado  Cicchino  –fs.  957/62-;  ha  sido  soslayada  desde  la  Dirección 
Provincial  de  Evaluación  de  Impacto  ambiental  del  OPDS.  Area  Grandes 
Obras, en cuanto se afirma que “las autoridades locales deberán considerar
el impacto sobre el paisaje y sobre la estructura y funcionamiento de este
sistema de humedales”  (ver  expte  admin  2145-5837/15  incorporado  como 
prueba).
Queda  por  determinar  cuál  es  el  alcance  de  la  protección 
legal ambiental de la zona vinculada a su condición de humedal. 

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 21 of 44

Al respecto, el 2 de febrero de 1971 en la ciudad de Ramsar 
(Iran) se suscribió la Convención Relativa a los Humedales de Importancia 
internacional  especialmente  como  Hábitat  de  Aves  acuáticas,  el  cual  se 
incorporó  a  nuestro  derecho  interno  por  vía  de  la  ley  N°  23919.  Esta 
Convención  que  a  la  vez  conceptualiza  qué  es  un  humedal-,  tiene  como 
objetivo  la  conservación  y  el  uso  racional  de  los  humedales  mediante 
acciones  locales,  regionales  y  nacionales  y  mediante  la  cooperación 
internacional,  como  contribución  al  logro  de  un  desarrollo  sostenible 
universal.
A esos  fines determina  lugares,  sobre  los  cuales  se  llevan 
a cabo acciones de protección, integrando el “listado RAMSAR de humedales 
de  importancia  internacional”.  Argentina  ha  denunciado  22  sitios  RAMSAR 
que integran ese listado, entre los cuales no se encuentra la albufera de 
Mar  Chiquita,  por  lo  que  desde  esta  perspectiva,  la  zona  no  tiene 
protección ambiental especial, sin dejar de desconocer su pertenencia a un 
humedal y a un ecosistema regulador de excesos hídricos.
Reserva de biosfera. Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MaB) de la
Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la
Cultura (UNESCO) (1996).A  principios  de  la  década  del  70,  La  UNESCO  creó 
el  programa  científico  Intergubernamental  Man  and  Biosphere  (MaB  el  cual 
busca  establecer  bases  científicas  para  cimentar  a  largo  plazo  el 
mejoramiento  de  las  relaciones  entre  las  personas  y  el  ambiente  sobre  la 
base de la investigación, supervisión y educación sobre la biodiversidad, 
así  como  la  ejecución  de  proyectos  piloto  sobre  la  búsqueda  de  la 
compensación  y  el  equilibrio  entre  la  responsabilidad  de  mantener  la 
naturaleza y conservar la biodiversidad y la necesidad humana de utilizar 
los recursos naturales para mejorar el bienestar social y económico de las 
poblaciones  (http://www.unesco.org/new/es/natural-
sciences/environment/ecological-sciences/man-and-biosphere-programme/).
De  esta  modalidad  se  determinaron  zonas  compuestas  por 
ecosistemas terrestres, marinos y costeros en donde se fomentan soluciones 
para conciliar la conservación de la biodiversidad con su uso sostenible, 
el  desarrollo  económico,  la  investigación  y  la  educación,  llamadas 
“reserva de biosfera”
Estas reservas, tienen tres zonas diferenciadas: 
La zona núcleo: Compuesta por un ecosistema protegido estrictamente y que 
contribuye  a  la  conservación  de  los  paisajes,  ecosistemas,  especies  y 
variaciones genéticas. Una reserva de biosfera puede tener una o más zonas 
núcleo  jurídicamente  constituidas  donde  se  permiten  realizar 
investigaciones y otras actividades poco perturbadoras y disrruptivas. 
La zona tampón, que rodea el núcleo o colinda con él y donde se realizan 
actividades  compatibles  con  prácticas  ecológicas  acertadas  que  pueden 
contribuir  a  la  investigación,  el  seguimiento,  la  capacitación  y  la 
educación científica. En esta zona se pueden realizar actividades como la 
educación  ambiental,  la  recreación,  el  turismo  ecológico  y  la 
investigación aplicada y básica.
La zona de transición: Es  la  franja  de  la  reserva  donde  se  autoriza  un 
mayor número de actividades para promover un desarrollo económico y humano 

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 22 of 44

sostenible  desde  los  puntos  de  vista  social,  cultural  y  ecológico.  Es 
considerada  una  zona  de  uso  múltiple  en  la  que  pueden  desarrollarse 
actividades  de  aprovechamiento  sostenible  de  los  recursos  como  la 
agricultura  (http://www.unesco.org/new/es/natural-
sciences/environment/ecological-sciences/biosphere-reserves/). 
Sin  perjuicio  del  reconocimiento  internacional,  estas 
reservas  permanecen  bajo  la  soberanía  de  sus  respectivos  países  y  no 
están sometidas a un régimen de protección especial.
No  hay  discusión  acerca  de  la  pertenencia  del  predio  a  la 
reserva  de  biosfera  denominada  “Parque  Atlántico  Mar  Chiquito”,  esto 
mismo  emana  del  Estudio  de  impacto  ambiental  presentado  por  los 
codemandados DSV y Capital Trust, al describir el medio socio cultural en 
el  cual  está  enclavado  el  emprendimiento  (ver  fs.  120/335  y  Anexo 
documental.  Estudio  de  impacto  ambiental),  la  propuesta  de  trabajo 
presentada  por  M.  Thibaud  (fs.  350/89),  del  expediente  administrativo 
4072-270/13  por  el  cual  urge  el  cambio  de  zonificación  de  parcelas  de 
zona Rural  a  Urbana R6  (Convalidación Ordenanza 67/12),  lo  informado por 
la  Directora  Nacional  de  Conservacion  de  Areas  protegidas  (fs.  1228/9), 
la Dirección Provincial de Evaluación de Impacto ambiental del OPDS. Area 
Grandes  Obras  (Expte  admin  2145-5837/15,  fs.  1271/81);  el  informe 
ambiental del OPDS (fs. 1778/1819); entre otros. 
El “Parque Atlántico Mar Chiquito” es un área de 26488 Ha, 
ubicada sobre la costa del Océano Atlántico de 56 km. de longitud, cuyas 
coordenadas son Latitud: de 37° 44´ a 37° 33´ S / Longitud: de 57° 18´´ a 
57°  26  W.,  sobre  el  cual  ejerce  contralor,  el  municipio  del  Partido  de 
Mar  Chiquita.  Originariamente  existía  un  órgano  consultivo  creado  en  el 
año  2004,  que  era  el  Comité  de  Gestión  integrado  por  funcionarios  con 
facultad  ejecutiva,  científicos,  técnicos  y  sector  comunitario 
representando  por  miembros  de  la  sociedad  civil.  Lamentablemente  este 
Comité dejó de funcionar en el año 2006.
Ya despejada la duda acerca de la inclusión del sector como 
Reserva MaB de biosfera queda entonces delimitar en cuál de las zonas se 
encuentra. Es cierto lo afirmado por los codemandados DSV y Capital Trust 
en  el  EIA,  en  cuanto  a  que  el  Proyecto  está  en  una  zona  no  núcleo  donde 
asimismo  aparece  una  importante  cantidad  de  modificaciones  antrópicas  -
afirmación  que  en  cierta  medida  es  corroborada  por  el  lic  Conrado 
Cichino-, en el informe presentado entiende que el lugar de emplazamiento 
del  barrio  se  encuentra  en  el  límite  entre  la  zona  buffer  y  de 
transición; y  finalmente aclarado  en  el informe ambiental OPDS,  quien  en 
su  segunda  parte,  confeccionada  por  la  Dirección  de  Areas  Naturales 
Protegidas,  señala  que  la  zona  del  emprendimiento  se  situa  en  la  zona 
categorizada como transición de la Reserva de biosfera Parque Costero Mar 
Chiquito (fs. 1817 vta). 
Así  y  conforme  las  funciones  que  cumplen  las  Reservas  de 
Biosfera, se permitirán en la zona el fomento del desarrollo económico y 
humano  respetuoso  de  la  conservación  del  ecosistema,  encaminado  ello  al 
concepto de desarrollo sostenible en tiempo y espacio. 
Reserva Natural y refugio de vida silvestre ley 12279 en función de la

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 23 of 44

ley 10907 (1998). Posteriormente  -como  parte  de  un  proceso  de  protección 
normativa  del  ambiente,  cuyo  puntapié  se  encuentra  en  el  art.  28  de  la 
Constitución de la Provincia de Buenos Aires-, en 1994 se sancionó la ley 
10907  que  determina  un  régimen  de  reservas  naturales,  clasificadas  estas 
reservas  según  su  tipo  y  estado  patrimonial,  y  cuya  declaración  requiere 
la  sanción  de  una  ley  específica.  En  ese  contexto,  y  respecto  al  ámbito 
geográfico  donde  se  desarrolla  este  conflicto  ambiental,  se  sanciónó  la 
ley  N°  12270  que  –tal  como  lo  desarrollaré  a  continuación-  incluye  a  la 
zona dentro del paraguas legal de la ley 10907.
Conforme surge de la prueba incorporada, el Dr. En Ciencias 
Biológicas  Conrado  Armando  Cichino  quien  ha  señalado  que  el  predio  se 
encuentra  dentro  de  la  declaración  en  su  informe  complementario  al  del 
OPDS  (ver  fs.  1698),en  contra  de  lo  expuesto  por  el  Organismo  para  el 
desarrollo  sustentable,  que  en  su  informe  dice  lo  contrario  (ver  fs. 
1799).
Para  realizar  tal  afirmación  el  Dr.  Cichino  enuncia  haber 
tenido a la vista el expediente administrativo N° 4072-333 de donde surge 
que el Secretarío de Medio Ambiente Municipal de Mar Chiquita Luis Arturo 
Facca, habría efectuado esta afirmación. 
A  poco  de  evaluar  el  expediente  administrativo  que  se 
encuentra  en  Anexo  Documental  incorporado  como  prueba  en  estos  actuados 
conforme  lo  resuelto  en  audiencia  celebrada  en  fecha  4  de  julio  de  2017 
(ver fs. 1912/6) y cuya reserva esta ordenada (ver fs. 1935), se advierte 
que en la resolución del Secretario de Medio Ambiente que resuelve aceptar 
prima  facie  el  estudio  de  impacto  ambiental  elaborado  por  la  empresa 
Estudios y Servicios Ambientales SRL, dice: “Que si bien la zona afectada
por el emprendimiento está declarada por ley 12.270 como Reserva Natural
Provincial y complementariamente como Refugio de Zona Silvestre, ello no
restringe la implementación de obras planteadas en el proyecto en
cuestión…”  (ver  anexo  documental  Res  3/13  de  la  Secretaría  de  Medio 
Ambiente del 16/12/13). 
Yendo al análisis de la ley 12270 citada por el funcionario 
surge que se declara Reserva Natural de conformidad con la ley 10907 a las 
superficies  pertenecientes  al  fisco  provincial  comprendidas  en  la 
Circunscripción  III,  parcelas  17z  y  17ac  del  Partido  de  Mar  Chiquita  (la 
parcela  17ac  fue  vetada  por  Decreto  300/99  del  Gobernador  Eduardo 
Duhalde),  las  playas  del  litoral  marítimo  desde  la  desembocadura  de  la 
Albúfera,  su  cuerpo  de  aguas  y  riberas.  Asimismo  como  Refugio  de  vida 
silvestre  complementario  a  la  Reserva,  al  área  delimitada  al  sudeste  por 
el litoral marítimo, al noreste por el límite del Partido, al noroeste por 
las  vías  del  F.F.C.C.  General  Roca  del  ramal  entre  Estacion  Juancho  y 
Vivorata y al sudoeste por el límite entre la Circunscripción III y la IV 
más  no se hace  referencia alguna  a  la  Circunscripción  IV parcelas  22fh y 
22fk,  con  lo  que  la  afirmación  efectuada  por  el  funcionario  está  viciada 
en este aspecto, vicio que se transmitió al dictamen efectuado por el Dr. 
Cichino.  Frente  a  esto  cobra  validez  lo  afirmado  por  el  OPDS  por  cuanto 
las parcelas 22fk y 22fh ubicadas en la Circunscripción IV del Partido Mar 
Chiquita  en  donde  se  emplazaría  el  emprendimiento  inmobiliario,  NO  se 

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 24 of 44

encuentran  alcanzadas  por  las  figuras  de  conservación  que 


contiene  la  ley  N°  10907  y  12270  (ver  al  respecto  los  informes  del 
Departamento  de  Geodesía  incorporados  a  fs.  1503/08,  y  de  ARBA  fs. 
1527/32), pero si están en una zona adyacente a la misma.
Reserva Natural Militar “Campo Mar Chiquita” – Dragones de Malvinas
(2009). En  el  año 2009 se suscribió  un protocolo  adicional  a  un  convenio 
marco de Cooperación entre el Ministerio de Defensa y la Administracion de 
Parques Nacionales, sobre una superficie de 1778 hectáreas asignadas a la 
Fuerza  Aérea  Argentina  y  administradas  por  la  Base  Aérea  Militar  Mar  del 
Plata,  denominada  “Campo  de  Adiestramiento  Militar  Mar  Chiquita”  y  en  la 
cual se desarrollaban actividades de defensa antiaérea.
En  esa  zona,  delimitada  por  la  Albufera  Superficie  12Ha, 
77a; 65ca, Circunscripción III Sección Rural Parcela 101; camino de acceso 
Superficie 15Ha; 51a; 57,49ca; Circunscripción III, Sección Rural Parcela
93ar;  1Ha;  31a;  00ca;  Circunscripcion  IV  Seccion  Rural,  parcela  22fg; 
CELPA Atlántico Superficie 1749Ha; 10a; 90ca; Circunscripcion III, Sección
Rural;  Parcela 17g y 17y, se  crea  la  Reserva  Natural  Militar  “Campo  Mar 
Chiquita-Dragones  de  Malvinas”,  con  el  objetivo  de  preservación  de  los 
ecosistemas  mas  representativos  de  los  pastizales  autóctonos  de  la  zona, 
reconociéndolo  como  un  Espacio  Natural  de  especial  relavancia  para  su 
conservación  (fs.  1225/7).  Este  terreno  es  adyacente  al  predio  donde  se 
proyecta el emprendimiento “Lagos del Mar”.
Otras figuras de protección con valor ambiental
Area de Importancia para las Aves Silvestres (AICA o IBA’s). Entre los 
organismos  no  gubernamentales  (ONG)  se  encuentra  Aves  Argentinas, 
organización  nacional  miembro  de  BirdLife  International,  que  se  dedica
implicada  en  a  la  protección  de  las  aves  silvestres  y  la  naturaleza  de 
Argentina.  Por  la  importancia  de  las  aves  como  indicadores  de 
biodiversidad,  esta  ONG  desarrolló  un  programa  de  Áreas  Importantes  para 
la  Conservación  de  las  Aves  (IBAs  o  AICA)  para  identificar  y  proteger 
sitios  de  particular  importancia  que  han  sido  reconocidos  por  BirdLife  y 
sus  socios  nacionales.  La  protección  de  estos  sitios  está  encaminada  a 
asegurar la supervivencia de un gran número de otras especies de animales 
y  plantas,  habiendo  incorporado  a  este  sector  como  una  de  las  áreas 
relevantes  del  territorio  nacional  (BA11)  por  destacar  la  presencia  de 
aves con distinto nivel global de amenaza (ver fs. 1816vta). 
Area valiosa de Pastizal AVP16. La Fundación Vida Silvestre, ONG que 
propone  e  implementa  soluciones  para  conservar  la  naturaleza,  promueve 
también  el  uso  sustentable  de  los  recursos  naturales  y  una  conducta 
responsable del hombre en un contexto de cambio climático, ha desarrollado 
un  programa  llamado  “Pastizales”,  encaminado  a  preservar  los  pastizales 
naturales y con  el  apoyo  del Fondo  JM  Kaplan  (una fundación familiar  con 
sede  en  la  ciudad  de  Nueva  York  que  apoya  causas  transformadoras, 
ambientales, culturales y sociales), en el año 2002 efectuó un mapeo para 
identificar las Areas Valiosas de Pastizales que aún se conservan. Allí se 
identificó  como  AVP16  a  la  superficie  perteneciente  al  sitio  MaB  “Parque 
Atlántico  Mar  Chiquito”  por  su  elocuente  heterogeneidad  ambiental,  buen 
estado  de  conservación  y  bajo  impacto  por  parcelamiento  (Ver  fs.  1816  e 

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 25 of 44

“Identificación  de  Areas  Valiosas  de  Pastizal  en  las  Pampas  y  Campos  de 
Argentina,  Uruguay  y  sur  de  Brasil;  David  Bilenca  y  Fernando  Miñarro, 
programa  pastizales,  JM  Kaplan  fund/Fundacion  Vida  Silvestre,  septiembre 
2004,  pág  102  y  ss).  La  zona  del  emprendimiento  se  encuentra  incluída 
dentro de esta categorización. 
La  pertenencia  a  un  ecosistema  de  humedales;  su  condición 
de zona de transición y adyacencia a 
El  predio  en  cuestión  merece  especial  atención  por  su 
pertenencia  a  un  humedal,  la  adyacencia  a  una  reserva  natural  y  refugio 
de vida silvestre determinan consideraciones específicas de cuidado a fin 
de mitigar el impacto ambiental.
Sin  dejar  de  tener  presente  que  pueden  desarrollarse 
actividades para promover el desarrollo económico y humano sostenible, el 
mismo debe garantizar ciertas pautas, tales como:
Toda  obra  hidráulica  de  conducción  de  escurrimiento 
superficial u otras de conducción de efluentes líquidos no podrán volcar, 
ni  escurrir  ni  facilitar  el  ingreso  de  nuevas  fuentes  de  agua  a  la 
albufera;
La  franja  de  amortiguación  a  la  reserva  natural  no  puede 
contener sendas o caminos peatonales ni vehiculares, en ninguna instancia 
del proceso de desarrollo del emprendimiento;
Deberá respetarse la ley N° 10907 a la hora de realización 
de obras; fumigaciones; Fuentes lumínicas, y mantenimiento de comunidades 
vegetales existentes en zona linderas a una reserva natural;
Deberá  ser  respetuosa  del  normal  escurrimiento  superficial 
del agua (Ver informe ambiental OPDS fs. 1784vta).
8)  Obras ejecutadas en el predio donde pretende emplazarse el
emprendimiento inmobiliario Lagos del Mar.
Según  lo  informa  el  Area  de  Grandes  Obras  de  la  Dirección 
de Ordenamiento Territorial provincial, El Proyecto “Barrio Náutico Lagos 
del  Mar”,  comenzó  a  desarrollarse  en  el  año  2012,  sobre  la  base  de  un 
emprendimiento  inmobiliario  anterior,  que  data  del  año  1980,  y  que  no 
prosperó  denominado  “Marinas  Costa  del  Sol  Puerto  Privado”,  aprobado 
oportunamente  por  la  autoridad  municipal  (expte  N°  006/A-C-82  Leg. 
121/82), cuyos planos se encuentran incorporados a fs. 781/2. 
A  partir  de  las  obras  llevadas  a  cabo  en  ese  proyecto  –
sobre cuyo inicio de etapa constructiva se puede fijar como fecha el mes 
de  enero  de  2013,  conforme  surge  de  lo  informado  por  el  área  de  grandes 
obras  del  OPDS,  refiriendo  información  proveniente  de  la  firma  (ver  fs. 
261vta  expte  administrativo  2145-0005837/15  con  relación  al  informe 
obrante  a  fs.  231/255)  -,  se  produjeron  alteraciones  en  el  terreno  o 
instalaciones;  entre  ellas  nivelación  de  parcelas,  espejos  de  agua 
artificiales;  caminos  internos,  obras  iniciales  de  tendido  de  red 
eléctrica, un acceso de entrada al predio por RP N° 11 y una edificación 
–en  estado  ruinoso  como  he  podido  comprobar  en  oportunidad  de 
constituirme en el predio-, que haría las veces de Club House.
A  mediados  de  2012  se  inicia  el  presente  proyecto 
denominado  “Barrio  Náutico  Lagos  del  Mar”,  el  cual  retomando  parte  del 

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 26 of 44

anterior proyecto inmobiliario llevó a cabo diversas obras, 
a saber: 
Incorporación de alambrado perimetral al predio
Nivelación de parcelas
Modificaciones en el cuerpos de agua artificial preexistente por 
ampliación de sus límites.
Perfilado de taludes y adecuación de la cota de fondo del cuerpo de agua 
existente para la formación de la laguna interna.
Cierre de canteras de conchilla
Apertura de calles internas
Construcción de edificios para el control de acceso sobre RP 11 y sobre 
la Av. San Martín, vía de acceso a la localidad.
Reacondicionamiento parcial de la edificación interna destinada a Club 
House (el castillo, denominado así por los codemandados);
Demolición de construcciones existentes entre el castillo y la laguna;
Ejecución de desagües pluviales conductores de aportes internos y 
externos, tales como cunetas, alcantarillas;
Construcción de terraplenes de defensa
Incorporación de forestación arbórea
Ejecución de batería de pozos de extracción de agua, en forma conjunta 
con el SPAR y el Municipio, ello a fin de proveer agua a la comunidad;
Conexión y tendido de redes eléctricas
Tendido de alumbrado público
Construcción de un muelle de pequeñas dimensiones dentro de la laguna 
artificial
Señalizacion de demarcación de 409 lotes. (Ver expediente administrativo 
2145-0005837/15  correspondiente  al  proyecto,  incorporado  al  Anexo 
Documental presentado por el OPDS-Pcia de Buenos Aires fs. 49/58).
Esta  información  fue  corroborada  por  el  Informe  de 
monitoreo  ambiental  presentado  por  la  Consultora  de  Gestión  Ambiental 
Envitions, la cual en su visita de campo llevada a cabo en junio de 2015 
advirtió que el grado de avance de las obras eran las siguientes:
Red vial 100%;
Red de agua 20%;
Red de gas 0%;
Red eléctrica 90%;
Red pluvial 80%;
Acondicionamiento de terrenos 90%;
Edificio de acceso y guardias 100%;
Edificio Club House 10%;
Plan de forestación 100% Primera etapa.(Ver fs. 11 del Informe Monitoreo 
de  Envition  incorporada  al  anexo  documental  de  DSV-Capital  Trusts).  Se 
infiere,  entonces  que  nos  encontramos  ante  un  predio  en  el  cual  se 
llevaron  a  cabo  una  pluralidad  de  acciones  antrópicas,  sin  ningún 
procedimiento  previo  de  evaluación  independiente  de  impacto  ambiental, 
sino  que  se  comenzó  a  trabajar  y  se  hizo  todo  o  casi  todo  lo  que  se 
quería  hacer,  independientemente  de  la  autorización  para  ello,  o  del 
proceso encaminado a tal fin. 

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 27 of 44

9)  Necesidad de Declaración de Impacto ambiental. Autoridad que debe


pronunciarse al respecto.
Las  partes  debaten  en  estos  actuados  sobre  cual  es  la 
autoridad  que  debe  llevar  a  cabo  la  Evaluación  de  impacto  ambiental 
(EIA). La principal herramienta de defensa en esta cuestión por parte de 
los  accionados,  es  el  Estudio  de  Impacto  Ambiental  efectuado  por  la 
empresa  de  estudios  y  servicios  ambientales  “Ambiental”  SRL.,  a 
requerimiento  de  los  desarrolladores  del  Proyecto  (Ver  anexo  documental 
DSV/Capital  Trust),  y  su  aceptación  por  la  Secretaria  de  Medio  Ambiente 
del  Partido  de  Mar  Chiquita  el  16/12/13,  (res  3/13  suscripta  por  el 
Secretario  Luis  Arturo  Facca),  sin  perjuicio  de  las  limitaciones 
impuestas,  y  las  evaluaciones  correspondientes;  y  el  aval  al  mismo  dado 
por  el  Director  de  Estudios  y  Proyectos  del  Municipio,  Arquitecto 
Mauricio Marcus (ver fs. 336/8). 
Así,  los  codemandados  DSV;  Capital  Trusts;  Curcio  con  su 
adhesion;  y  Altieri  señalan  que  conforme  el  marco  normativo,  la 
evaluación ambiental de este tipo de proyectos resulta ser de competencia 
municipal (ley 11723, Anexo II punto 2). En esta cuestión, la fiscalía de 
estado  en  representación  de  la  Provincia  de  Buenos  Aires,  tuvo  dos 
criterios  opuestos.  En  principio,  la  letrada  de  esa  Fiscalía  –quien 
reiterada y erradamente sostiene que el accionado es el Organismo para el 
desarrollo  sustentable  (OPDS),  cuando  inequívocamente  surge  que  la 
demanda  está  dirigida  contra  la  Provincia  de  Buenos  Aires-,  en  un 
principio  señala  en  forma  coincidente  con  los  codemandados,  que  conforme 
la ley 11723 es la autoridad municipal quien debe efectuar la evaluación 
ambiental,  conforme  lo  expuesto  por  el  Director  Provincial  de  Evaluación 
de  Impacto  Ambiental  Ingeniero  Federico  Jarsun  (ver  expte  administrativo 
5100-9558/2015 incorporado como prueba en Anexo Documental de la Fiscalía 
de Estado).
Posteriormente, la Delegada de la Fiscalía de Estado María 
Silvia García, informa  que había habido una  modificación  en  la situación 
expuesta  por  su  colega  en  la  contestación  de  demanda,  y  que 
efectivamente,  ante  el  OPDS  tramita  una  solicitud  de  DIA  respecto  del 
emprendimiento urbanístico Lagos del Mar, en expediente administrativo N° 
2145-0005837/15. Consultado el expediente administrativo que se encuentra 
incorporado  al  Anexo  Documental  presentado  por  el  OPDS-Provincia  de 
Buenos  Aires,  surge  que  esa  tramitación  se  inició  el  28  de  octubre  de 
2015, fecha inmediatamente posterior a la medida cautelar decretada desde 
esta  jurisdicción,  hecho  que  quizás  motivo  el  cambio  de  criterio  en  ese 
ámbito  administrativo  respecto  de  quien  es  la  autoridad  competente  para 
realizar la evaluación ambiental. 
Un párrafo aparte merece el criterio sostenido al respecto 
por el Municipio de Mar Chiquita el cual en su contestación de demanda no 
alberga  dudas  en  cuanto  a  que  es  el  OPDS  quien  debe  realizar  la 
evaluación  final  del  Estudio  de  Impacto  ambiental  del  emprendimiento 
Lagos  del  Mar,  no  obstante  lo  cual,  su  intendente  mediante  decreto 
municipal N° 1757/12 promulgó la Ordenanza Municipal 67/12 sancionada por 
el  Concejo  Deliberante  a  espaldas  de  una  DIA  efectuada  por  la  autoridad 

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 28 of 44

provincial.  Este  criterio,  que  me  animo  a  calificar  de 


incongruente  en  tanto  no  se  corresponde  con  lo  hecho  anteriormente-, 
quizás  pueda  estar  alimentado  a  partir  del  dictamen  elaborado  por  el 
Director de Areas Naturales Protegidas Daniel Novoa, quien aclaró que esa 
Dirección no tenía ingerencia dominial en la Circunscripcion IV, parcelas 
22fk  y  fh,  por  tratarse  de  terrenos  de  dominio  privado,  lo  que  generaba 
la imposibilidad de determinar la viabilidad del emprendimiento propuesto 
(ver  fs.  275/6)  del  Anexo  documental  presentado  por  el  Municipio  de  Mar 
Chiquita).
La  ley  general  de  ambiente  (LGA)  25675  esgrime  como 
instrumento  de  política  y  gestión  ambiental,  a  la  evaluación  de  impacto 
ambiental (EIA – art 8 inc 2° LGA). 
Desde  esta  perspectiva,  toda  obra  que  sea  susceptible  de 
degradar el ambiente estará sujeta a un proceso de evaluación de impacto 
ambiental, previo a su ejecución (art. 11), como paso previo a la emisión 
de una Declaración de Impacto ambiental (DIA) en la que se manifieste la 
aprobación o rechazo de la evaluación efectuada (art. 12).
A su vez, en la Provincia de Buenos Aires, la ley Integral 
de  medio  ambiente  y  los  recursos  naturales  11723  señala  que  todo 
emprendimiento  que  implique  acciones  u  obras  que  sean  susceptibles  de 
producir  efectos  negativos  sobre  el  ambiente  y/o  sus  elementos  debe 
contar  con  una  evaluación  de  impacto  ambiental  previa  (art.  5  inc  “b”), 
con  la  que  se  llegará  a  una  DIA  expedida  por  la  autoridad  ambiental 
provincial  o  municipal  según  las  categorías  que  establezca  la 
reglamentación  de  acuerdo  a  la  enumeración  enunciativa  incorporada  en  el 
anexo II de la presente ley (art. 10), en forma previa a la autorización 
y realización de obras o actividades (art. 12). En esta DIA, la autoridad 
correspondiente  deberá  aprobar  la  obra,  condicionarla  al  cumplimiento  de 
obligaciones por parte de los desarrolladores u oponerse a la realización 
de la misma (art. 20).
A  la  hora  de  determinar  cuál  es  la  autoridad  competente  a 
la  hora  de  efectuar  la  DIA,  el  Anexo  II,  punto  II,  2)a  señala  que  el 
emplazamiento  de  nuevos  barrios  o  ampliación  de  los  existentes  está 
sometido  al  proceso  de  evaluación  de  impacto  ambiental  por  la  autoridad 
ambiental municipal.
Ahora  bien,  para  los  supuestos  en  que  se  promueven 
emprendimientos  sobre  territorios  que  ocupan  valles  de  escurrimiento 
natural de cursos de agua e incluso territorios insulares, sin que medie 
un  patrón  que  tienda  a  preservar  las  condiciones  de  sostenibilidad 
ambiental de las cuencas y los ecosistemas de tipo humedal, el OPDS creó 
el  Sistema  de  Información  Geográfica  de  Ordenamiento  Ambiental 
Territorial  (SIG  –  OAT)  como  herramienta  de  gestión  ambiental, 
estableciendo que todo proyecto que conlleve una o mas tareas u obras de 
tipo  endicamiento,  embalses  y/o  polders,  dragados,  refulados, 
excavaciones,  creación  de  lagunas,  derivación  de  cursos  de  agua, 
modificación  de  costas,  desagües  naturales,  cotas  en  superficies 
asociadas  a  valles  de  inundación  y  cursos  de  agua  o  ambientes  isleños, 
serán sometidas a proceso de Evaluación de impacto ambiental por parte de 

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 29 of 44

la  Autoridad  ambiental  provincial  (resolucion  OPDS  29/09 


del 7 de abril de 2009, con sósten en ley 13757), con lo cual queda claro 
a quien  suscribe, que la Declaración  de Impacto Ambiental corresponde  en 
este  caso,  en  atención  a  las  obras  previstas  en  el  master  plan,  a  la 
autoridad  provincial,  por  intermedio  del  Organismo  Provincial  para  el 
Desarrollo Sostenible. 
Esta es la interpretación que corresponde realizar a la luz 
de la resolución del Secretario de Medio Ambiente Luis Facca quien acepta 
prima facie el EIA presentado por el desarrollador, sin perjuicio de las 
demás  evaluaciones  que  eventualmente  pudieren  corresponder  conforme 
normativa  vigente  en  la  materia  y  ante  los  diferentes  organismos  de 
control que correspondan (ver fs. 338), y que se corona con el inicio de 
actuaciones  administrativas  por  petición  del  Sr.  Ignacio  de  las  Carreras 
ante  el  OPDS  para  obtener  la  DIA  respecto  del  emprendimiento  Lagos  del 
Mar (expediente administrativos 2145-0005837/15 en anexo documental). 
Pero más allá de estas argumentaciones de índole normativo 
que  sostengo,  poco  pueden  reclamar  los  accionados  respecto  de  la 
intervención de la autoridad provincial en la EIA. Veamos la conducta de 
los  accionados,  dejando  a  salvo  en  esto  al  Sr.  Carlos  Alberto  Altieri 
(Yesicam),  quien sostuvo en  todo momento  que la autoridad competente  era 
el Municipio y actuó en consecuencia.
El Municipio de Mar Chiquita, reconoció expresamente -tanto 
en la contestación de de la demanda efectuada por el Intendente Municipal 
Jorge Paredi (fs. 476vta)- que es el OPDS, quien debe efectuar la DIA, lo 
que  es  conteste  con  la  resolución  administrativa  de  la  Secretaria  de 
Medio  Ambiente  Municipal  N°  3/03  que  supedita  la  resolución  a  las  demás 
evaluaciones que correspondan (ver fs. 337/8).
La  Provincia  de  Buenos  Aires  a  pesar  de  su  errático 
criterio  aclara  su  posición  en  la  presentación  efectuada  por  la  Abogada 
Maria  Silvia  García,  citando  el  Expediente  Administrativo  N°  2145-
0005837/15  tramitado  ante  el  OPDS  que  documenta  el  proceso  de  EIA  del 
emprendimiento inmobiliario “Lagos del Mar”, que se encuentra agregado al 
Anexo  Documental  de  la  Provincia  de  Buenos  Aires,  a  partir  del 
ofrecimiento  del  OPDS  en  audiencia  del  fecha  4  de  julio  de  2017  y 
aceptación  de  todas  las  partes  (ver  fs.  1914).  Posteriormente,  la 
Delegada de la Fiscalía de Estado María Silvia García, informa que había 
habido  una  modificación  en  la  situación  expuesta  por  su  colega  en  la 
contestación  de  demanda,  y  que  efectivamente,  ante  el  OPDS  tramita  una 
solicitud  de  DIA  respecto  del  emprendimiento  urbanístico  Lagos  del  Mar, 
en expediente administrativo N° 2145-0005837/15.
El frente pasivo constituido por Jorge Luis Valiante; Luis 
José  O’Grady  y  Diego  Arol  Curcio,  representado  por  los  letrados  Marcelo 
Abal  y  Paula  Hernández  (por  adhesión  a  esa  presentación  en  cuanto  a  sus 
argumentos),  si  bien  por  un  lado  argumentaron  en  las  respectivas 
contestaciones  que  es  la  autoridad  municipal  quien  debe  expedirse  (fs. 
486),  por  el  otro  llevaron  a  cabo  actos  que  no  son  contestes  con  este 
criterio,  ya  que  del  análisis  del  expediente  administrativos  citado, 
surge que fue el Sr. Ignacio de las Carreras, socio del codemandado DSV, 

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 30 of 44

quien inició el proceso administrativo de EIA ante el OPDS, 
perdiendo fortaleza el argumento vinculado a tal cuestión. 
Con lo expuesto, queda en claro a quien suscribe que es el 
OPDS  quien  debio  efectuar  una  DIA  aprobando,  sometiendo  a  condiciones  o 
rechazando el proyecto, ello en atención a las características de la zona 
donde  se  pretende  llevar  adelante  el  emprendimiento  inmobiliario  Lagos 
del  Mar,  y  la  protección  legal  del  mismo,  en  el  marco  de  un  proceso  de 
EIA  realizado  “ex-ante”  a  la  realización  de  las  obras  descriptas  en  el 
punto 8).
10) Otros condicionamientos existentes.
Pero  no  sólo  la  inexistencia  de  Declaración  de  impacto 
ambiental  no  se  produjo.  En  el  decurso  del  trámite  del  EIA  bajo 
expediente  N°  2145-0005837/15  surgen  varios  condicionamientos  que  no 
fueron nunca satisfechos por el desarrollador pero se llevaron igualmente 
a cabo obras  tales  como  nivelación de parcelas, modificaciones de cuerpo 
de  agua  artificial  por  ampliación  de  límites,  perfilado  de  taludes  y 
adecuación  de  la  cota  de  fondo  del  cuerpo  de  agua  existente  para  la 
formación de la laguna interna, cierre de canteras, ejecución de desagües 
pluviales  por  medio  de  cunetas  y  alcantarillas,  construcción  de 
terraplenes de defensa sin la debida autorización para ello. 
Como  consecuencia  del  confronte  del  Expediente  mencionado 
con el informe ambiental efectuado por OPDS, y el de avance elaborado por 
la  Consultora  de  Gestión  Ambiental  Envitions,  en  agosto  de  2015  (fecha 
previa  y  próxima  a  la  medida  cautelar),  corroborado  personalmente  en  la 
inspección  judicial  llevada  a  cabo  el  1°  de  Noviembre  de  2017  (ver  acta 
fs. 2251/4), surge que:
Creación de cuerpos de agua artificial.  No  se  dio  cumplimiento  con  la 
resolución N° 234/10 del ADA, en cuanto requiere el cuanto a los espejos 
de  agua  artificial  requiere  se  de  cumplimiento  a  lo  normado  en  art  3  de 
dicha  resolución.  A  pesar  de  ellos  se  concretó  un  reperfilado  del 
perímetro  de  la  laguna  preexistente,  fundado  ello  en  cuestiones  de 
seguridad  (ver  informe  aclaratorio  presentado  por  DSV  fs.  233  in  fine 
expte admin 5837/15). 
Tratamiento de efluentes pluviales y cloacales: Si bien se 
aprobó el proyecto de desagües DIPSOH 173/15, aún la misma no cuenta con 
Declaración  de  aptitud  hidráulica  ni  autorización  para  el  comienzo  de 
obras; no obstante lo cual se ha ejecutado un sistema de desagüe pluvial 
con  conductores  de  aportes  internos  y  externos  (ver  Anexo  Documental 
DSV/Capital  Trusts,  IV  Carpeta  II,  fs.  91  corroborado  en  inspección 
judicial realizada).
Inexistencia de autorización municipal para el inicio de obras.  Conforme 
decreto provincial 3202/06
Nivelación de parcelas.  En  este  ítem  y  conforme  el  plano  incorporado  en 
Anexo  Documental  DSV  IV,  carpeta  II,  Plano  LDM-CC00,  se  produjo  una 
nivelación de terreno, cerrando una cantera de conchillas y tapándola con 
tierra  extraída  de  otras  partes  del  predio.  Para  ello  se  requiere  el 
permiso  de  la  autoridad  minera  de  la  provincia  de  Buenos  Aires,  lo  cual 
no está acreditado. Asimismo, e independientemente de ello, se llevaron a 

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 31 of 44

cabo  tareas  de  movimiento  de  suelos  conforme  el  informe  aclaratorio 
citado.  No  hay  a  lo  largo  del  mismo  una  explicación  de  cuanto  es  lo  que 
se  ha  removido  (previstos  34.300  m3,  ver  fs.  243  expte  admin  citado), 
pero  sí  que  se  ha  llevado  a  cabo  parte  de  esa  en  atención  a  la 
perfilación del  terreno  donde están  asentados los 409  lotes, conforme  se 
cita en informe de avance de Envitions Consultora de Gestión ambiental
Linea  de  Rivera:  No  se  ha  determinado  cuál  es  la  línea  de 
rivera.  Según  explica el desarrollador, ello es imposible en atención  al 
requerimiento de la Autoridad del Agua para que se lleven a cabo obras de 
cierre del canal de conexión entre la laguna artificial y la Albufera, lo 
que  no  se  pudo  realizar  por  la  medida  cautelar  dispuesta  por  el 
suscripto. 
Entiendo que el pronunciamiento de la ADA sobre la cuestión 
debe  ser  previa  a  toda  obra  de  infraestructura  hidráulica  que  pueda 
llegar  a  ser  parte  de  una  EIA,  máxime  cuando  sobre  los  limites  de  esa 
línea  de  rivera  opera  una  restricción  al  dominio  cuya  fuente  es  la 
prohibición  incluída  en  el  art.  2  y  3  de  la  ley  6253  de  la  provincia  de 
Buenos  Aires.  Asi,  Existiendo  un  plano  que  abona  acerca  del  perfil 
longitudinal  del  cierre  sobre  la  albufera  y  sobre  el  arroyo  Vivorata, 
debiera  haberse  concretado  una  demarcación  provisoria  de  la  línea  de 
rivera  que  respete  100  metros  sobre  la  laguna,  y  50  metros  sobre  el 
Arroyo  Vivoratá,  debiendo  a  esos  efectos  también  pronunciarse  el 
Departamento  de  Geodesia  de  la  Provincia  de  Buenos  Aires  y  la  Dirección 
de  Usos  y  Aprovechamiento  del  Recurso  Hídrico  y  Coordinación  Regional, 
Departamento de límites y restricciones al dominio.
Elevación de nivel de cota.  El  Departamento  de  Conservación  de  Recursos 
Naturales  se  ha  expedido  acerca  de  la  prohibición  de  la  elevación  del 
nivel  de  cota  en  terrenos  cuya  cota  sea  inferior  a  los  3.75m,  por  ser 
llanuras  contiguas  a  cursos  de  agua  que  deben  mitigar  inundaciones. 
Señalan que de acuerdo a estudios presentados, el humedal tiene cotas con 
valores  inferiores  a  los  señalados  con  lo  que  la  propuesta  de  elevación 
de cota en calles y lotes de 1.50 y en defensas perimetrales de 2.2m IGM, 
estaría  alcanzada  por  la  prohibición.  Más  del  cotejo  con  la  prohibición 
establecida  en  la  ley  6254  surge  que  el  Partido  de  Mar  Chiquita  no  se 
encuentra  incluído  entre  aquellos  a  quienes  va  dirigida  la  prohibición, 
más en atención a los motivos que sustentan la prohibición –facilitar el 
escurrimiento de desagües pluviales y evitar inundaciones- se requiere la 
declaración  de  aptitud  obstante  lo  cual  –existiendo  aptitud  hidráulica-, 
no está autorizado el inicio de obras en tal sentido, conforme lo señala 
la Dirección provincial de Saneamiento y Obras Hidráulicas del Ministerio 
de Infraestructura provincial.
11) Ausencia de Declaración de Impacto ambiental
El  proceso  administrativo  de  Evaluación  de  impacto 
ambiental  tiene  características  preventivo-ambientales  que  sirven  para 
identificar  las  consecuencias  negativas  de  una  actividad  en  forma 
anticipatoria  a  que  se  inicie  su  ejecución,  para  así  posibilitar  la 
mitigación de los impactos ambientales negativos, por lo que la EIA es la 
herramienta clásica preventivo ambiental.

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 32 of 44

En este procedimiento se produce una reversión de la carga 
de  la  prueba,  ya  que  quien  lleva  adelante  la  actividad  debe  probar 
justamente su inocuidad, ya que es quien está en inmejorables condiciones 
de  comprobar  si  el  emprendimiento  es  o  no  inocuo,  identificando  impactos 
y  proponiendo  su  mitigación,  siendo  que  además  es  el  interesado  quien 
económicamente  se  encuentra  en  condiciones  de  hacerse  cargo  de  los 
inconvenientes que pueden generar. 
Y  sin  perjuicio  de  la  existencia  del  Estudio  de  Impacto 
ambiental  Proyecto  urbanístico  Barrio  Náutico  Lagos  del  Mar, 
confeccionado  por  la  empresa  Ambiental  SRL,  presentado  por  los 
desarrolladores,  y  el  aval  dado  por  el  Arq.  Mauricio  Marcus  de  la 
Dirección de Estudios y Proyectos Municipales de Mar Chiquita y el de la 
Secretaría  de  Medio  Ambiente  a  cargo  del  Secretario  Luis  Facca,  no  es 
menos  cierto  que  en  el  marco  del  expediente  administrativo  N°  2145-
0005837/15  (EIA  correspondiente  al  Proyecto  Barrio  Náutico  Lagos  del 
Mar),  iniciado  el  28  de  octubre  de  2015,  el  área  de  Grandes  Obras  del 
OPDS estableció  una serie  de  condicionamientos  en diciembre  de 2015 (ver 
fs.  57/8  de  dicho  expediente  incorporado  como  prueba),  que  nunca  fueron 
satisfechos  por  los  desarrolladores  del  proyecto,  por  lo  que  el  mismo 
carece  de  Declaración  de  Impacto  ambiental,  así  como  de  mecanismos  de 
información,  participación  y  compromisos  de  los  ciudadanos  en  dicho 
proceso.
La  doctrina  emanada  del  cimero  órgano  jurisdiccional 
provincial respalda este criterio: En efecto la Suprema Corte de Justicia 
Provincial  ha  dicho al  respecto  que  “la declaración  de  impacto ambiental 
constituye  un  acto  administrativo  emanado  de  la  autoridad  ambiental 
provincial o municipal –según el caso- de carácter previo a la resolución 
administrativa  que  se  adopte  para  la  realización  y/o  autorización  de 
ciertas  obras  o  actividades,  y  que  –sobre  la  base  de  los  dictámenes, 
observaciones  realizadas  por  los  interesados,  y  de  la  evaluación  de 
impacto  ambiental-  podrá  contener  la  aprobación  de  la  realización  de  la 
obra,  su  condicionamiento  al  cumplimiento  de  instrucciones 
modificatorias, o bien la oposición a su realización-arts. 12; 18; 19; 20 
y  conc  ley  11723  (SCBA,  c.N°  68965,  3-3-10  Rodoni  c/municipalidad  de 
Bahia Blanca”.
En  “Martínez”  (fallos  339:201),  la  Corte  Suprema  de 
Justicia  de  la  Nación  ha  señalado  que  los  estudios  de  evaluación  de 
impacto  ambiental  deben  ser  previos  a  la  ejecución  de  la  obra  o 
actividad; y en “Yané, Salvador c/municipio de General Alvarado s/amparo-
causa 140970” la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Mar del 
Plata,  Sala  2°(19/8/2003)  dijo  que:  “la  evaluación  de  Impacto  ambiental 
es  un  procedimiento  jurídico  administrativo  cuyo  objeto  es  identificar, 
predecir  e  interpretar  los  impactos  ambientales  de  un  proyecto  o 
actividad  sobre  el  medio  ambiente  a  los  efectos  de  su  aceptación, 
modificación  o  rechazo  por  parte  de  la  autoridad  de  aplicación.  A  su 
turno,  el  estudio  de  impacto  ambiental  (EsIA)  es  un  elemento  parcial  de 
la  EIA:  Consiste  en  un  estudio  interdisciplinario  destinado  a  predecir, 
identificar,  ponderar  y  corregir  las  consecuencias  o  efectos  ambientales 

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 33 of 44

que un proyecto o actividad tiene sobre la calidad de vida 
del  hombre  o  su  entorno.  Sería  el  producto  del  proceso  y  a  veces  se 
denomina  “informe  de  impacto  ambiental” porque  es un informe escrito  que 
documenta  el  proceso  del  que  surgió.  En  algunas  legislaciones  aparece 
como  una  “manifestación  ambiental”  (conf.  Grasetti,  Eduardo  –  Estudios 
ambientales,  ed  Heliasta,  Bs.  As.  1998,  p.  441)”  doctrina  de  la  SCBA  en 
“Estivariz” c.72844 17-6-15; “Rodoni c.68965 3-3-10; “Cámara Argentina de 
Pescadores de Monte Hermoso c.71421 del 3-10-12), con lo que queda claro 
al suscripto que el EsIA efectuado por la consultora Ambiental-Estudios y 
Servicios  ambientales  SRL  incorporado  a  fs.  120/335  y  Anexo  Documental, 
no  satisface  los  estándares  de  una  Evaluación  ni  mucho  menos  la 
Declaración  de  Impacto  ambiental,  dando  solo  satisfacción  al 
requerimiento  del  art.  11  de  la  ley  11723,  en  el  marco  del  proceso  de 
evaluación ambiental normado por el art. 10 de la misma ley.
12) Inexistencia de participación comunitaria.
En  el  marco  de  la  ley  25675  se  impone  obligatoriamente  en 
todo proceso  de  Evaluación de Impacto Ambiental,  la  consulta popular.  Al 
respecto,  la  ley  General  de  ambiente  en  su  art.  21  garantiza  la 
participación  ciudadana  en los  procedimientos de  EIA,  y  en  los proyectos 
de  reordenamiento  territorial  ambiental,  ya  sea  en  la  etapa  de 
planificación  como  en  la  de  evaluación  de  resultados  (art.  21).  A  eso 
fines  las  autoridades  deberán  institucionalizar  procedimientos  de 
consultas  o  audiencias  públicas,  como  una  instancia  obligatoria  y 
facilitadora  para  autorizar  actividades  que  puedan  tener  algún  impacto 
significativo  en  el  ambiente,  sin  perjuicio  de  que  la  opinión  de  los 
participantes  no  tiene  carácter  vinculante  para  la  autoridad  convocante 
(art. 20).
En  el  ámbito  de  la  provincia  de  Buenos  Aires,  la  previa 
indagación  fáctica  acerca  de  las  potenciales  consecuencias  de  la 
actividad  humana  para  el  ambiente  que  presupone  una  Declaración  de 
impacto  ambiental  debe garantizar  a  todos  los  habitantes  de  la provincia 
el  derecho  a  participar  en  los  procesos  en  que  está  involucrada  la 
protección  del  ambiente  (art.  2  inc.  “c”  ley  11723),  participación  que 
por  otra  parte  tiene  su  raíz  en  la  garantía  que  plasma  el  art.  28  de  la 
Constitución de la Provincia de Buenos Aires, en cuanto consagra el deber 
del  Estado  de  garantizar  el  derecho  a  solicitar  y  recibir  la  adecuada 
información  y  a  participar  en  la  defensa  del  ambiente  de  los  recursos 
naturales y culturales.
La ausencia de participación ciudadana no se subsana con la 
realización  de  una  audiencia  pública,  ulterior  al  inicio  de  la  obra,  y 
ante  la  inexistencia  de  una  DIA,  tal  como  fue  fijada  por  OPDS  en  res 
327/15  (expediente  administrativo  2145-0005962/15,  fs.  580/8)  por  parte 
de  los  codemandados  y  de  rechazo  por  extemporánea,  por  parte  de  la  Juez 
subrogante Patricia Gutiérrez (fs. 651/2). Es que la audiencia pública no 
es  un  prurito  formal  que  debe  satisfacerse  y  nada  más.  Es  la 
materialización  de  la  garantía  de  participación  ciudadana  en  cuestiones 
de  índole  ambiental,  y  debe  estar  ejercida,  en  el  marco  de  un  EIA 
realizado  “ex  -ante”  del  comienzo  de  las  obras  y  no  después;  ya  que  la 

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 34 of 44

efectiva intervención debe conferirse a los particulares en 
el  iter  de  formación  de  la  decisión  estatal  de  que  culmina  con  la 
Declaración  que  autoriza,  condiciona  o  rechaza  la  realización  del 
emprendimiento,  y  que  por  otro  lado  es  parte  de  la  esencia  del 
procedimiento ambiental (Art. 41 C.N.; 28 Const Pcia. Bs. As., 19/21 ley 
25675; 2 inc “c” 17 y 18 ley 11723), 
Lo  obrado  por  los  codemandados,  deja  expuesta  la 
ilegitimidad  del  emprendimiento  en  cuanto  comenzó  su  etapa  primaria  de 
infraestructura  sin  una  declaración  de  impacto  ambiental  que  la 
consintiera,  ilegitimidad  que  se  extiende  a  lo  actuado  por  el  Municipio 
de Mar Chiquita quien en ejercicio del Poder de Policía ambiental, estuvo 
en  condiciones  de  controlar  que  no  se  lleven  a  cabo  obras  que  pudieran 
incidir  en  el  ambiente,  sin  un  proceso  de  EIA  finalizado,  y  sin  haber 
implementado en el mismo un mecanismo de participación ciudadana previa a 
una emisión de declaración de impacto ambiental. 
Si este procedimiento no es celosamente respetado, sin duda 
que el mismo debe ser declarado clandestino.
Es  ha  sido  el  criterio  sostenido  por  la  C.S.J.N  en 
“Mamani”  (c.  318/2014),  en  donde  puso  de  resalto  el  derecho  de  toda 
persona  a  ser  consultada  y  a  opinar  en  un  proceso  administrativo  que  se 
relacione con la preservación del ambiente que es correlato del deber de 
la  autoridad  de  implementar  procedimientos  de  consulta  o  audiencias 
públicas  como  instancia  obligatoria  para  la  autorización  de  actividades 
que puedan tener efectos negativos sobre el medio ambiente (arts. 19 y 21 
LGA).
Por  lo  expuesto,  concretamente  la  ausencia  de  una  DIA 
efectuada  por  la  autoridad  correspondiente  –en  el  caso  el  Organismo 
Provincial  para  el  Desarrollo  Sustentable-,  y  de  participación  ciudadana 
en  el  proceso  a  llevar  anterior  al  inicio  de  las  obras,  torna  al 
emprendimiento en clandestino y por lo tanto ilegal debiendo ordenarse la 
suspensión  de  la  actividad  iniciada,  ya  que  el  problema  surge  –conforme 
los  principios  de  prevención  y  precaución-  cuando  el  procedimiento 
exigido por la ley no se ha completado.
13) Oodenanza Municipal N° 67/12 de rezonificación. 
La  accionante  Juana  Fraga  en  su  presentación  señala  que 
para  facilitar  la  radicación  del  emprendimiento  inmobiliario  “Lagos  del 
Mar”, el Concejo Deliberante de Mar Chiquita dictó la Ordenanza N° 67/12 
que  desafectó  del  área  rural  las  parcelas  22fk  y  22fh  de  la 
Circunscripción IV, integrándolas al Área Urbana, creando a esos fines un 
Distrito  Residencial  denominado  R6,  al  cual  le  asigno  determinados 
indicadores urbanísticos (ver fs. 32/34). 
La  Ordenanza  se  fundamenta  en  el  crecimiento  y  desarrollo 
para  el  partido  de  Mar  Chiquita  que  generará  el  emprendimiento  urbano 
“Lagos del Mar”. 
Así,  señala  la  Ordenanza  que  la  Municipalidad  está  en  un 
todo  de  acuerdo  a  que  en  el  predio  en  cuestión  se  puedan  desarrollar 
urbanizaciones  como  la  propuesta,  maxime  cuando  las  parcelas  afectadas 
son improductivas para cultivo y ganadería; entre otros argumentos.

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 35 of 44

Ahora  bien,  analizando  el  expediente  administrativo  N° 


4072-270/13  que  pretende  la  convalidación  provincial  de  la  ordenanza  N° 
67/12,  incorporado  al  plexo  probatorio  como  Anexo  prueba  documental-
Municipalidad  de  Mar  Chiquita,  la  Dirección  Provincial  de  Ordenamiento 
Territorial efectuó observaciones las siguientes observaciones:
Las parcelas no están en Area Rural, sino complementaria C3 conforme 
ordenanza 796/79. 
La extensión supera la totalidad de la planta urbana actual de la 
localidad  de  Mar  Chiquita  por  lo  que  el  desarrollo  es  considerado 
excesivo. 
La ampliación del área urbana debe obedecer a una fundada necesidad y 
justificarse  mediante  estudios  que  cumplimente  los  recaudos  de  los  art. 
17 y 18 del DL 8912/77. 
No hay certificación que acredite la aptitud hidráulica de todos los 
predios  a  incorporar  al  área  urbana,  factibilidad  de  provisión  de  agua 
potable, factibilidad de provisión de desagües cloacales. 
No hay certificación de factibilidad de provisión de servicio de energía 
eléctrica. 
Dadas las características ambientales del territorio se deberá requerir 
la  intervención  del  OPDS  a  los  efectos  de  determinar  la  viabilidad  del 
uso  propuesto  en  las  parcelas  señaladas,  teniendo  en  cuenta  las 
características  medioambientales  de  la  albufera  y  su  entorno  en  atención 
a la aplicación de políticas de preservación ambiental (ver fs. 261/5 del 
expediente administrativo citado). 
Los errores de los que parte la Ordenanza al considerar que 
las parcelas 22fk y 22fh Circ IV se encuentran dentro del área Rural y no 
dentro del Area Complementaria C3; la inexistencia para la rezonificación 
de  una  declaración  de  impacto  ambiental  emanada  del  organismo  que  debe 
intervenir  a  tales  fines  –en  este  caso  el  OPDS,  tal  como  sugiere  la 
citada dirección-; y que la misma no hubiese sido previamente sometida a 
una  instancia  informativa  y  participativa  de  la  comunidad,  vulnerar 
severamente su eficacia a la hora de producir los efectos de rezonificar 
las  parcelas  afectadas,  sin  perjucio  de  lo  cual  no  me  corresponde 
expedirme  sobre  su  validez  intrínseca,  habida  cuenta  que  –
independientemente de la cautelar dictada desde esta jurisdicción-, no ha 
habido  un  pedido  formal  y  concreto  por  parte  de  la  amparista.  Del  mismo 
modo  y  teniendo  presente  que  ante  la  Suprema  Corte  de  de  Justicia 
provincial  tramita  el  expediente  N°  I-73931  con  fecha  de  inicio  21  de 
octubre  de  2015  bajo  carátula  “Peralta,  Carlos  Daniel  c/Municipalidad  de 
Mar  Chiquita  s/inconstitucionalidad  de  la  Ordenanza  067”,  encontrándose 
actualmente  en  pleno  trámite,  no  corresponde  emitir  opinión  respecto  de 
la  OM  cuestionada,  a  a  fin  de  evitar  el  riesgo  cierto  de  que  se  dicten 
sentencias contradictorias y de que las decisiones que recaigan en uno de 
los procesos hagan cosa juzgada respecto de las planteadas en otro.
14) Daño ambiental. Principio precautorio.
La  amparista  Fraga  reclama  por  cese  de  la  actividad 
generadora  de  daño  ambiental  colectivo,  a  lo  que  se  oponen  la  totalidad 
de  los  codemandados  quienes  requieren  el  rechazo  de  la  acción  en  todas 

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 36 of 44

sus partes.
A  esos  fines  y  para  resolver  sobre  el  pedido  principal 
independientemente de la existencia de un daño concreto, lo que es materia 
de  tratamiento  en  otro  proceso  conexo  al  presente  (Viglianchino,  María 
Valeria  c/Bagnato,  Cristian  y  otros  s/daños  y  perjuicios,  tramitado  ante 
este  órgano  jurisdiccional  bajo  expediente  N°  984),  es  necesario 
determinar  si  la  actividad  llevada  a  cabo  por  los  desarrolladores  del 
proyecto inmobiliario, de por sí, es generadora de daño ambiental. 
Conforme  lo  enseñan  Jose  Esaín  y  Gabriela  García  Minella 
(Derecho  Ambiental  de  la  Provincia  de  Buenos  Aires,  Abeledo-Perrot  Tomo 
II,  pág  1155  y  s.s.),  la  acción  de  cese  se  da  frente  a  un  hecho,  acto  o 
evento que está produciendo o está en ciernes de producir una alteración a 
alguno  de  los  sistemas  ambientales,  con  la  suficiente  entidad  como  para 
que  sea  relevante,  siendo  el  objeto  de  esta  acción  la  detención  de  esa 
actividad,  justamente  encaminada  a  producir  la  primera  etapa  de  la 
recomposición  ambiental,  como  lo  es  la  autodepuración.  Siguen  señalando 
los  autores que  en  la  acción de  cese por  clandestinidad, tiene mucho  que 
ver  la  actividad  de  la  autoridad  administrativa  al  respecto  y  las 
autorizaciones eventualmente dadas; declarándose clandestina toda obra que 
no haya pasado por el procedimiento en Evaluación de impacto ambiental, ni 
haya  obtenido  una  declaración  en  tal  sentido,  habida  cuenta  que  no  ha 
transitado  el  procedimiento  administrativo  participativo  concebido  e 
involucrado  para  la  prevención  de  los  impactos  al  ambiente  y  para  que 
eventualmente  puedan  ser  corregidos  por  medio  de  fórmulas  de  mitigación 
dispuestas desde la misma administración.
En  este  tipo  de  acciones  de  cese,  acreditada  la 
inexistencia  de  Evaluación  de  impacto  ambiental.  La  autoridad  judicial 
está facultada para decretar la suspensión de la actividad.
Esta  herramienta  encuentra  apoyatura  jurisdiccional:  La 
Corte Suprema de Justicia de la Nación, en Mamani c/estado provincial (C. 
318/2014  del  5-9-2017),  Salas  (fallos  332:663);  “Cruz”  (fallos  339:142); 
“Mendoza” (fallos 329:2316), ha remarcado la importancia y gravitación que 
reviste  el  principio  precautorio,  el  cual  produce  una  obligación  de 
previsión extendida y anticipatoria del funcionario público. Por lo tanto 
se viola el mismo cuando se otorgan autorizaciones sin conocer su efecto, 
ya  que  el  art.  4  LGA  introduce  los  principios  de  prevención  y  de 
precaución ante la creación de un riesgo con efectos desconocidos y por lo 
tanto, imprevisibles. 
la  Suprema  Corte  de  Justicia  provincial  ha  dicho  que:  “…
cabe valorar que al menos prima facie existe riesgo de una incidencia
negativa apreciable en el entorno urbano a causa de la alteración que ha
de entrañar el desarrollo habilitado por la Ordenanza 20665/04 (en el caso 
era  una  acción  de  incostitucionalidad  contra  una  ordenanza  municipal  del 
partido  de  Vicente  López,  que  autorizaba  el  emplazamiento  de  un 
emprendimiento inmobiliario), sin que aparezca en autos acreditado que la
normativa hubiere sido respaldada por una declaración de impacto
ambiental, no apareciendo abastecido el recaudo con la evaluación obrante
a fs. 105 del expediente administrativo de referencia, en cuanto solo

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 37 of 44

importa un estudio privado respecto del cual no consta que


haya sido objeto de un acto de aprobación por la autoridad competente, ni
que hubiese sido sometido a alguna instancia informativa o participativa
acorde con la índole de la iniciativa en cuestión” (SCBA,  Filón,  Andrés 
c/Municipalidad de Vicente López s/inconstitucionalidad).
De  esta  forma  resulta  inoficioso  expedirme  acerca  del 
potencial daño al ambiente, pues más allá de la suerte que pudiera correr 
esta  cuestión,  cierto  es  que  la  entidad  de  las  normas  infligidas  imponen 
la observancia de los recaudos que han sido omitidos con prescindencia de 
toda valoración sobre los eventuales efectos que la obra pudiere producir 
al entorno. 
15) Cese de la actividad generadora de daño ambiental.
Tal  como  lo  ha  expresado  la  SCBA  en  “Fundación  Ecosur 
c/Municipio de Vicente López y otros” (Expte. A-69906, sent. del 20-10-10) 
ha  ponderado  la  protección  del  medio  ambiente  como  de  sustancial 
importancia  en  atención  a  su  condición  de  bien  social,  comunitario, 
público e intergeneracional.
A  los  fines  de  la  tutela  de  ese  bien  colectivo  tiene  una 
prioridad absoluta la prevención del daño futuro cuando se trata de actos 
continuados,  y  a  los  fines  de  esa  tutela  los  ciudadanos  tienen  un 
correlato de derechos y deberes vinculados a la convivencia y al disfrute 
de un ambiente sano, para sí y para las generaciones futuras. 
La  mejora  o  degradación  del  ambiente  beneficia  o  perjudica 
a toda la población porque es un bien que pertenece a la esfera social y 
transindividual,  y  de  allí  se  deriva  la  particular  energía  con  que  los 
jueces  debemos  actuar  para  hacer  efectivo  el  mandato  constitucional  del 
art.  41  de  la  Constitucion  Nacional  y  28  de  la  Constitución  provincial 
(fallos 329:2316).
Este  directo  mandato  constitucional,  en  conjunción  con  el 
principio precautorio y de prevención (art. 4 LGA) imponen al suscripto a 
disponer  el  cese  de  toda  actividad  llevada  a  cabo  en  orden  a  la 
prosecución  del  emprendimiento  inmobiliario  “Lagos  del  Mar”,  cese  que  –
cautelarmente-  fue  dispuesto  el  25  de  septiembre  de  2015,  y  que  dio 
comienzo a la recomposición por autodepuración. 
16) Reparacion o restitución. 
A  partir  de  la  prueba  colectada  mi  convicción  razonada  me 
lleva  a  no  disponer  la  restitutio in pristinum  del  sitio  en  donde  se 
proyecta el emplazamiento del emprendimiento inmobiliario a partir de los 
fundamentos que expondré:
El hecho de que si bien tardíamente, (en fecha posterior a la ejecución de 
obras  y  no  “ex  –  ante”)  la  Evaluación  de  impacto  ambiental  ante  el 
Organismo  para  el  Desarrollo  Sustentable  ha  comenzado  (expte  admin  2145-
0005837/15),  mas  se  halla  paralizada  no  sólo  por  la  medida  cautelar 
decretada desde esta jurisdicción, sino por el incumplimiento por parte de 
los desarrolladores de las observaciones efectuadas por el Area de grandes 
obras de esa Secretaría. 
Del informe ambiental del OPDS con las observaciones efectuadas por el 
Licenciado  Armando  Cichino  y  sus  aclaraciones  (ver  fs.  1778/1819; 

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 38 of 44

1686/1717 y 1937/2025),  no se desprende la expresa  prohibición de llevar 


adelante  el  emprendimiento  inmobiliario  en  la  medida  en  que  sea 
respetuoso  de  las  condiciones  naturales  del  humedal  en  el  que  pretende 
emplazarse conforme las condiciones generales y específicas señaladas por 
el OPDS (ver fs. 1795/1802); 
Del informe pericial biológico y ambiental único confeccionado por la 
Comisión de Expertos de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la 
Universidad Nacional de Mar del Plata y sus aclaraciones (fs. 1639/1661 y 
2036/2057),  surge  –más  allá  de  la  categórica  efectuada  acerca  de  que 
nefasto  futuro  macroambiental  de  la  reserva  de  Mar  Chiquita  de  seguirse 
adelante  el  emprendimiento-,  señalan  que  lo  hasta  ahora  realizado  en  el 
marco  del  emprendimiento  de  urbanización  Lagos  del  Mar  resulta 
intrascendente  en  comparación  con  las  acciones  perturbadoras  que  planean 
como  parte  del  mismo,  no  percibiéndose  hasta  el  momento  manifestaciones 
de los perjuicios ocasionados por lo incipiente de la intervención actual 
(ver fs. 1644).
Daniel  Sabsay  y  María  Eugenia  Di  Paola  (El  daño  ambiental 
colectivo  y  la  nueva  LGA  en  Anales  de  Legislación  Argentina.  Boletín 
Informativo,  Año  2003  –  N°  17  pags.  1-9  La  Ley-Bs.As.),  a  la  hora  de 
caracterizar  el  daño  señalan  que  la  LGA  ha  optado  por  la  expresión 
“alteración relevante que modifique negativamente” (art. 27in fine). Para 
entender  esto  debemos  recurrir  al  concepto  de  capacidad  autogenerativa 
del  ecosistema,  erigida  como  variable  de  especial  importancia  para 
determinar  si  existe  daño  ambiental,  o  sea,  en  los  términos  de  la  LGA, 
una  alteración  negativa  del  ambiente.  Según  los  autores,  una  simple 
alteración  del  ambiente  –intrascendente  por  incipiente  utilizando  los 
términos  de  la  Comisión  de  Expertos-,  permitiría  que  el  mismo  pueda 
autoregenerarse,  mientras  el  daño  ambiental  (al  que  la  comisión  califica 
de  perturbador  y  nefasto),  no  daría  lugar  a  una  propia  capacidad 
reconstructiva del ecosistema. 
Con  esos  recaudos,  entiendo  que  llevado  a  cabo  un  proceso 
de  evaluación  de  Impacto  ambiental  que  satisfaga  los  estándares  mínimos 
previstos  en  el  art.  41  de  la  C.N.  y  20  y  28  de  la  Constitucion 
Provincial  en  tanto  se  garantice  el  derecho  de  todos  los  habitantes  a 
gozar de un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y 
para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes 
sin comprometer las de las generaciones futuras, a los fines de armonizar 
la  tutela  del  ambiente  y  el  desarrollo  humano,  mediante  un  juicio  de 
ponderación razonable ya que  la  tutela  del ambiente  no  significa  detener 
el  progreso,  sino  por  el  contrario,  hacerlo  más  perdurable  en  el  tiempo 
para  que  puedan  disfrutar  saludablemente  las  generaciones  venideras  (Ver 
SCBA, fallos 332:663 Salas, Dino v/Pcia de Salta y Estado Nacional).
17) Otras intervenciones antrópicas en la zona.
Es  revelador  el  informe  confeccionado  por  la  Comisión  de 
Expertos  de  la  Facultad  de  Ciencias  Exactas  y  Naturales  de  la  UNMdP 
respecto  de  los  diversos  impactos  ocurridos  en  este  área  de  alta 
diversidad biológica y sistémica. La comisión indica que los procesos más 
críticos  ocurrieron  en  los  últimos  50  años  cuando  el  hombre  empezó  a 

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 39 of 44

modificar  el  ambiente  con  diferentes  fines.  Entre  las 


distintas acciones antrópicas de la zona se citan:
Las obras realizadas en la desembocadura aumentaron y se extendieron los 
procesos  erosivos  hacia  el  norte  en  la  playa  del  Centro  Experimental  de 
Lanzamiento  de  Proyectiles  Autopropulsados  (CELPA).  A  partir  de  la 
construcción del llamado puente Celpa -localizado a unos pocos kilómetros 
de  la  boca  de  la  albúfera-  alteró  el  flujo  de  circulación  e  intercambio 
de aguas, produciendo variación en la salinidad y en los sedimentos de la 
laguna,  comprometiéndose  el  aporte  de  organismos  colonizadores  del 
hábitat  y  dando  lugar  a  la  formación  de  un  poliqueto  invasor  que  forma 
arrecifes  o  bochones.  También  generó  inconvenientes  con  relación  al 
drenaje  de  aguas  de  inundación,  dificultando  aún  más  el  mismo  y 
coadyuvando  a  producir  inundaciones  en  aproximadamente  1.000.000  de  ha, 
que forma la cuenca cuya colectora es la laguna de Mar Chiquita (ver fs. 
1640).
La extracción de agua subterránea para uso domiciliario, recreativo y 
riego  que  produjo  una  variación  de  nivel  de  la  capa  freática  del 
acuifero.
La realización de canales y zanjas con el fin de drenar excesos hídricos 
produjo la modificación de la topografía y el terreno.
La circulación de vehículos y la concentración urbana, produjeron 
modificaciones en la calidad del aire.
El loteo, traza de caminos y accesos produjo la modificación del hábitat 
de muchas especies de fauna local.
De lo anterior se colige que hay innumerables acciones del 
hombre,  que  no  son  sólo  atribuibles  al  emprendimiento  “Lagos  del  Mar”, 
sino  también  a  quienes  viven  en  las  localidades  enunciadas  quienes 
cotidianamente producen una alteración del ambiente en su día a día. Las 
edificaciones,  el  uso  del  agua,  la  utilización  de  embarcaciones  a  motor 
en  la  laguna  y  todas  las  acciones  llevadas  a  cabo  por  el  hombre 
implicadas en el desarrollo urbano sin el debido contralor de autoridades 
ambientales,  independientemente  de  este  emprendimiento,  más  temprano  que 
tarde  producirá  impactos ambientales  negativos  tanto en  el  lugar  como  en 
las áreas aledañas.
Aquí  es  donde  la  función  jurisdiccional  en  materia 
ambiental  adquiere  características  diferenciales  ya  que  a  partir  del 
fallo “Mendoza, Beatriz” la C.S.J.N. se inaugura un nuevo perfil de juez 
ambiental con facultad de dar mandatos positivos a los otros poderes del 
estado,  como  por  ejemplo,  adoptar  planes  de  prevención  para  el  futuro, 
que  garanticen  el  mandato  constitucional  del  art.  41  C.N.,  exhortándolos 
a  adoptar  medidas  evitativas  de  posteriores  conflictos  en  clave 
constitucional  (art.  32  LGA),  tales  como:  el  ordenamiento  ambiental  del 
territorio  (arts.  8  y  9  LGA),  el  control  sobre  el  desarrollo  de 
actividades  antrópicas  (art.  10  LGA),  la  educación  ambiental  (art.  14 
LGA)  y  la  información  ambiental  pública  (art.  16  a  18  LGA)  (Ver  Essain-
García  Minella  op  cit,  pág  1260/6),  (ver  Esain,  José-Juicios  por  daño 
ambiental, Hammurabi, pág 150).
18) Exhortación.

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 40 of 44

A  partir  del  cese  de  la  actividad  -ya  anticipada  con  la 
medida  cautelar  dictada  en  septiembre  de  2015  y  confirmada  a  partir  de 
este  decisorio-,  entiendo  que  deberá  llevarse  a  cabo  la  Evaluación  de 
Impacto Ambiental con participación y compromiso ciudadano e intervención 
de  organismos  científicos,  sociales,  culturales,  educativos  y  demás 
actores  sociales  que  puedan  tener  un  interés  de  afectación,  previo  a 
cualquier autorización para inicio de obras.
Del mismo modo, en atención a la protección jurídica de la 
zona,  y  teniendo  presente  que  el  Intendente  del  Partido  de  Mar  Chiquita 
en abril de 2017 reactivó el Comité de Gestión de la Reserva de Biosfera 
Parque  Atlántico  Mar  Chiquita,  conformado  por  sectores  de  la 
administración pública, científicos y organizaciones de la sociedad civil 
(https://www.0223.com.ar/nota/2017-4-18-11-56-39-relanzan-el-comite-de-
gestion-para-la-reserva-de-biosfera-de-la-laguna),  a  fin  que  se  efectúe 
una  auditoría  o  control  sobre  los  factores  que  pueden  incidir  en  la 
preservación  del  ambiente  y  que  incluya  tanto  a  los  emprendimientos 
inmobiliarios,  como  a  las  construcciones  existentes  o  proyectadas  (por 
ejemplo, puente CELPA; ampliación de la ruta provincial N° 11), así como 
a  las  actividades  antrópicas  llevadas  a  cabo  por  la  población  estable  y 
ocasional  (utilización  de  embarcaciones  a  motor  en  la  laguna,  vehículos 
en general, desmonte, actividades propias de urbanizaciones, uso de aguas 
y  toda  aquella  otra  que  pueda  producir  algún  tipo  que  no  sea 
sustentable),  efectuando  recomendaciones  o  adoptando  las  medidas  que 
considere pertinentes.
19) Responsabilidad con relación a la acción de cese ambiental.
A  la  hora  de  determinar  la  responsabilidad  de  los 
codemandados  debo  señalar  en  primer  término  que  la  misma  se  relaciona 
exclusivamente  con  lo  requerido  por  la  accionante  en  la  medida  de  su 
legitimación,  tal  como  ha  sido  tratado  “ut  supra”,  y  se  refiere  a  la 
acción  de  cese  x  clandestinidad  (ver  Esain,  Juicio  por  daño  ambiental, 
Hammurabi,  pág  108  y  s.s.).  En  ese  contexto  Capital  Trusts  S.A.  y  DSV 
Desarrollos Inmobiliarios S.R.L. deberán suspender todo tipo de actividad 
vinculada  al  emprendimiento  inmobiliario  “Lagos  del  Mar”,  hasta  tanto 
exista  una  EIA  con  DIA  favorable  por  parte  del  organismo  competente  (en 
el caso OPDS).
Tengo  convicción  acerca  de  que  Diego  Arol  Curcio  no  debió 
ser  accionado.  Sin  perjuicio  de  que  el  nombrado  no  acreditó  su 
desvinculación  con  la  faz  ejecutiva  del  emprendimiento  por  medio  de  la 
documental  correspondiente,  en  su  contestación  de  demanda  ha  manifestado 
haber celebrado una locación de obra por la refacción del Club House. No 
sólo  que  las  obras  de  refacción  se  encuentran  alcanzada  por  el  cese  las 
obras,  sino  que  la  accionante  Fraga,  conociendo  este  argumento,  no 
produjo  prueba  alguna  para  contrarrestar  lo  manifestado  y  hacer  valer 
algún  tipo  de  responsabilidad  por  parte  del  Sr.  Curcio  por  lo  que 
respecto del nombrado, la acción debe rechazarse.
La Provincia de Buenos Aires –por intermedio del Organismo 
para  el  Desarrollo  sustentable-  como  autoridad  administrativa  deberá 
llevar  a  cabo  una  Evaluación  de  Impacto  ambiental  que  respete  las  fases 

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 41 of 44

de  prefactibilidad  y  factibilidad  ambiental,  el  Estudio  de 


Impacto  ambiental  (EsIA);  el  análisis  ambiental  del  proyecto,  la 
participación ciudadana y la decisión final en una Declaración de Impacto 
ambiental  que  cumpla  con  los  requerimiento  del  art.  20  de  la  ley  11.723 
provincial;  todo  ello  antes  de  autorizar  cualquier  tipo  de  actividad, 
conforme edicta el art. 11 in fine ley 25675, no teniendo responsabilidad 
respecto  de  las  obras  ejecutadas,  por  lo  que  a  su  respecto  la  acción  no 
procede.
El  municipio  de  Mar  Chiquita,  cuya  responsabilidad  se 
centra en la falta de ejercicio del poder de policía, al no haber adoptado 
medida  alguna  para  detener  el  avance  de  obras  cuya  autorización  no 
existía,  deberá  adoptar  todas  las  medidas  a  su  alcance  dentro  del 
procedimiento de EIA y poner en funcionamiento el Comité MAB, conforme se 
desarrollo en 18). 
Por último, no puedo dejar de tener en cuenta la condición 
de  Yesicam  S.A.  En  tal  efecto,  en  la  contestación  de  demanda,  el  Sr. 
Carlos Alberto Altieri plantea su ajenidad al emprendimiento inmobiliario 
hallándose  desplazado  de  la  obra  y  de  la  administración.  Señala  que  él 
mismo es propietario del terreno donde se asienta el emprendimiento, esto 
es las parcelas 22fk y 22fh Circ IV, y que como tal, suscribió un contrato 
de  fideicomiso  con  Capital  Trusts  S.R.L.,  revistiendo  el  rol  de 
fiduciante, frente al de agente fiduciario que detenta Capital Trusts S.A.
Afirmó  que  en  tal  condición,  analizó  el  EsIA  y  tuvo  a  la 
vista  el  estudio  de  prefactibilidad  de  aprobación  por  parte  de  la 
Municipalidad  de  Mar  Chiquita  y,  con  esos  recaudos,  firmó  el  contrato  de 
fideicomiso. Estos dichos deben tenerse por ciertos, habida cuenta que ni 
la  amparista  ni  los  codemandados  Capital  Trusts  o  DSV  Desarrollos 
inmobiliarios  los  invalidaron.  Aclarado  este  punto  acerca  de  la 
verosimilitud de los dichos expresados, tengo en claro que hay un contrato 
de  fideicomiso  (de  hecho  la  Sra.  Juana  Fraga  dirigió  erróneamente  la 
acción contra el contrato).
Conforme  el  art.  1666  C.C.  “Hay contrato de fideicomiso
cuando una parte, llamada fiduciante, transmite o se compromete a
transmitir la propiedad de bienes a otra persona denominada fiduciario,
quien se obliga a ejercerla en beneficio de otra llamada beneficiario, que
se designa en el contrato, y a transmitirla al cumplimiento de un plazo o
condición al fideicomisario”. 
La  propiedad  fiduciaria,  regulada  a  partir  del  art.  1682 
del  C.C.,  tiene  características  particulares  pero  –conforme  señala 
Lorenzetti  en  Código  Civil  Comentado,  Tomo  VIII,  pág.  216),  implica  la 
transferencia  de  dominio  al  fiduciario.  Claro,  que  esa  propiedad  tiene 
particularidades propias de la institución, por lo que adquiere el nombre 
de  “propiedad  fiduciaria”,  siendo  la  de  mayor  relevancia  que  esa 
transferencia  se  lleva  a  cabo  a  un  patrimonio  separado,  bajo  la 
titularidad  del  fiduciario  y  –según  el  autor  citado-,  esta  modalizada, 
pues  necesariamente  se  acotará  al  cumplimiento  de  un  plazo  o  al 
acaecimiento de un hecho que condiciona su existencia. El fiduciario tiene 
limitadas  sus  facultades  de  disposición  y  administración  al  cumplimiento 

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 42 of 44

de las mandas incorporadas al contrato.
De allí queda clara la irresponsabilidad del fiduciante en 
cuanto  a  la  obligación  de  dar  garantías  de  que  el  emprendimiento 
inmobiliario  abastece  estándares  compatibles  con  el  ambiente,  en  tanto 
esa  carga  pesa  sobre  el  fiduciario,  por  lo  que  en  este  sentido  la 
responsabilidad  por  el  hacer  excede  las  posibilidades  del  fiduciante, 
respecto del cual la acción de cese –directamente vinculada al objeto del 
contrato-  no  puede  hacerse valer,  al  quedar  al  margen  del emprendimiento 
al transferir el dominio al fiduciario.
Con  los  alcances  y  limitaciones  antedichos  la  demanda  por 
amparo ambiental por cese deberá prosperar.
20) Costas: 
El Código consagra el principio objetivo de la derrota como 
regla  general  que  obliga  a  pagar  los  gastos  que  la  contraria  incurrió 
para  poder  litigar.  Quien  pierde,  paga;  esa  es  la  máxima,  y  en 
definitiva,  un  sistema  simple  que  evita  dificultades  al  determinar 
claramente  quien  debe  sufragar  los  gastos  causídicos  y  honorarios  del 
litigio.
La imposición de costas no constituye una pena al perdedor, 
pues  se  aplican  a  título  de  reparación  patrimonial  de  las  expensas  del 
juicio a favor de quien ha debido demandar para lograr el reconocimiento 
de un derecho. 
En el caso en concreto y en atención al principio aludido, 
entiendo  que  las  costas  deben  ser  impuestas  a  los  accionados  DSV 
Desarrollos Inmobiliarios S.R.L.; Capital Trusts S.A.; y Municipio de Mar 
Chiquita,  en  forma  solidaria,  respecto  de  la  acción  en  la  medida  en  que 
ha prosperado respecto de ellos.
Serán  a  cargo  de  la  Señora  Juana  Fraga;  las  costas  del 
proceso  generadas  por la actuación de los  demandados Provincia de Buenos 
Aires; Diego Arol Curcio y Yesicam S.A., ello por cuanto respecto de los 
nombrados la acción no prosperó (ver arts 68 y 75 CPPBA).
Por  lo  expuesto,  y  lo  normado  por  arts.  41  y  43 
Constitucional Nacional; 28 Constitución de la Provincia de Buenos Aires; 
Ley General de Ambiente N° 25675; Leyes provinciales N° 6253; 6254; D.L. 
8912/77;  10907;  11723;  12008;  12270;  12279;  13757  y  Res  OPDS  29/09  del 
7/4/09; RESUELVO:
I)  Rechazar  parcialmente  el  planteo  efectuado  por  los  codemandados 
respecto  de  la  legitimación  activa  de  la  accionante  Juana  Ester  Fraga, 
decretando su plena legitimación activa con relación a la acción de cese 
por  daño  ambiental  de  incidencia  colectiva  y  haciendo  lugar  a  la 
excepción  planteada  con  relación  a  la  acción  por  recomposición,  en 
atención a los fundamentos expuestos en considerando 4) de la presente; 
II)  Hacer  lugar  a  la  acción  de  amparo  ambiental  (Acción  de  Cese) 
promovido por  la señora  Juana Ester  Fraga, argentina,  con domicilio real 
en calle Falucho N° 4845, Piso Primero, Departamento “B” de la ciudad de 
Mar  del  Plata  contra  los  codemandados  Capital  Trusts  S.A.  en  la  persona 
de  su  apoderado  Sr.  Luis  José  O’Grady  en  calle  Leandro  N.  Alem  N°  651 
Piso  2,  contrafrente,  CABA;  DSV  Desarrollos  Inmobiliarios  S.R.L.  en  la 

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 43 of 44

persona de su apoderado Jorge Luis Valiante, con domicilio en Av. Córdoba 
N°  859,  piso  10,  CABA;  y  el  Municipio  del  Partido  de  Mar  Chiquita,  con 
domicilio en calle Beltrami N° 50 de la localidad de Coronel Vidal, y en 
consecuencia,  ordenando  el  cese  de  las  obras  civiles  ejecutadas  y  a 
ejecutarse,  por  si  o  a  través  de  terceros,  en  el  predio  ubicado  en  el 
Partido  de  Mar  Chiquita,  denominado  catastralmente  como  Circunscripción 
IV,  parcelas  22fh  y  22fk,  en  donde  se  encuentra  emplazado  el 
emprendimiento  inmobiliario  “Lagos  del  Mar”,  hasta  tanto  la  Provincia  de 
Buenos,  como  autoridad  administrativa  correspondiente,  lleve  a  cabo  una 
Evaluación de Impacto ambiental en base a los requerimientos de las leyes 
25675  y  11723  provincial,  y  produzca  Declaración  de  Impacto  Ambiental  en 
forma  previa  a  la  autorización  de  cualquier  tipo  de  actividad,  debiendo 
el  Municipio  de  Mar  Chiquita  llevar  a  cabo  un  exhaustivo  control  del 
cumplimiento  de  la  presente;  todo  ello  con  costas  a  los  nombrados  en  su 
condición de vencidos (art. 68 CPC)
III)  Rechazar  la  demanda  respecto  de  la  Provincia  de  Buenos  Aires  en 
atención  a  los  fundamentos  expuestos  y  ad  referéndum  del  acatamiento  al 
proceso  de  Evaluacion  de  Impacto  ambiental  al  que  hice  referencia  en  él 
acápite anterior; con costas a la actora;
IV)  Rechazar  la  excepción  de  legitimación  pasiva  planteada  por  el 
codemandado  Diego  Arol  Curcio  (ver  considerando  4),  y  rechazar  a  su 
respecto  la  demanda,  en  atención  a  los  fundamentos  expuestos  en 
considerando 19; con costas a la actora;
V)  Rechazar  la  demanda  respecto  de  Yesicam  S.A.,  en  la  persona  de  su 
presidente  Carlos  Alberto  Altieri,  con  domicilio  en  calle  Zelarrayan  N° 
5247 CABA, por los fundamentos expuestos en considerando 20; con costas a 
la actora;
VI) Rechazar la acción por recomposición por daño ambiental de incidencia 
colectiva,  en  atención  a  la  falta  de  legitimación  activa  en  la 
accionante;  así  como  en  atención  a  los  fundamentos  vertidos  en 
considerando 16)
VII)  Disponer  que  en  un  plazo  de  30  días,  el  Sr.  Intendente  del  Partido 
de  Mar  Chiquita,  informe  al  suscripto  en  el  marco  de  estos  actuados, 
acerca de la conformación del Comité de Gestión de Reserva de la Biosfera 
Parque  Atlántico  Mar  Chiquito,  y  que  efectúe  una  auditoria  o  control 
sobre la totalidad de factores que pueden incidir en la preservación del 
ambiente,  y  de  las  eventuales  medidas  de  mitigación  que  se  adopten  en 
ejercicio de las facultades que le son inherentes, a fin de llevar a cabo 
un eficaz ejercicio de la gestión ambiental urbana (art. 74 ley 11723);
VIII).-  DIFERIR  la  regulación  de  honorarios  hasta  su  oportunidad 
procesal;
IX).-  CORRER  vista  al  señor  fiscal  en  turno  en  lo  Penal  para  que  tome 
conocimiento de lo actuado, en caso de considerar que existan hechos que 
puedan considerarse de su competencia, adopte las medidas pertinentes.
X).-  Regístrese,  notifíquese  personalmente  o  por  cédula  y  siga  la  causa 
según su estado.
 
 

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018
Page 44 of 44

20226265539@NOTIFICACIONES.SCBA.GOV.AR;  ELCOAZ@FEPBA.GOV.AR; 
27244481790@NOTIFICACIONES.SCBA.GOV.AR; 
20229193636@NOTIFICACIONES.SCBA.GOV.AR; 
20165199767@NOTIFICACIONES.SCBA.GOV.ARy 
20219095571@NOTIFICACIONES.SCBA.GOV.AR

Para verificar la notificación ingrese a: https://notificaciones.scba.gov.ar/verificar.aspx


Su código de verificación es: FND61U

https://notificaciones.scba.gov.ar/textonotificacion.aspx?idnot=4595270&fecha=2 08/03/2018