Está en la página 1de 3

LA NOVELA en Roma (Petronio y Apuleyo)

La prosa de época postclásica supone una reacción frente a los modelos


clásicos, tanto en el estilo -con la quiebra del equilibrio clásico de la construcción que
representaba la prosa de Cicerón- como en el contenido –la oratoria ha perdido en
época imperial que el vigor del que gozaba en época republicana. Surgen nuevos
géneros como la novela o relato en prosa sobre temas ficticios. Aparece en fecha
tardía (s. I y II d.C.) y sólo conservamos dos obras: el Satiricón, de Petronio, y el Asno
de Oro de Apuleyo. La novela latina es un género literario con características propias
en el que confluyen las influencias de otros géneros, fundamentalmente la sátira, tan
del gusto de los romanos, y los cuentos milesios o fabulae milesiae (narraciones, de
fundamento popular, breves, eróticas y picantes, que surgen en Asia Menor, en Mileto,
en el siglo II a.C. y que rápidamente se difunden por el mundo romano desde principios
del s. I a.C.).

Tanto El Satiricón como El asno de oro tienen rasgos afines que nos permiten
atribuir al género de la novela las siguientes características:

1) Su intención es la pura diversión: Es ajena a los acontecimientos políticos y


sociales: no hay en ella análisis ni reproches respecto a la situación política o
social
2) Su tono satírico: Incluye parodias de todo tipo sobre cuestiones religiosas,
literarias y sociales. A través de la sucesión de aventuras de sus protagonistas se
traza un cuadro caricaturesco de la sociedad romana del s. I y II d.C.

3) El continuo viajar de los protagonistas, que posibilita la complicación de la


trama inicial con múltiples aventuras.

4) Tanto Petronio como Apuleyo muestran aquí su ingenio y su manejo de la


lengua, al saber insertar en medio de sus obras relatos cortos e independientes
con entidad y valor artístico propios, que se pueden considerar verdaderas
novelas dentro de la novela, y, todo ello, sin menoscabo del sentido global.

EL SATIRICÓN de Petronio

Se ha discutido ampliamente la fecha de composición y la personalidad de su autor,


aunque actualmente la opinión más extendida es que fue compuesto en época de Nerón
por uno de sus cortesanos, Petronio, un aristócrata culto y vividor. La novela El
Satiricón está conservada de forma incompleta (sólo parte del libro XIV y los libros XV
y XVI). Se trata de una de las obras culminante de la literatura latina, porque parece
desligarse de todos los corsés genéricos anteriores y crear algo totalmente nuevo, que
mezcla, sobre la base de elementos procedentes de la sátira, múltiples influencias de
géneros en verso y prosa, pero dentro de las tendencias al efectismo y al patetismo
propios de la época y con atención muy destacada a la descripción de escenarios y
personajes de los bajos fondos de Roma con un tono que combina la ironía y lo
grotesco.
Argumento: El Satiricón es una extensa novela picaresca y de aventuras. Se narran
las aventuras del protagonista Encolpio y de su amante Gitón, joven hermoso y carente
de escrúpulos. Queriendo hacer una parodia de la Odisea de Homero, Petronio nos
muestra a Encolpio zarandeado de un lado a otro a causa de la ira de Príapo, dios de la
virilidad y obscenidad, como Ulises lo era a causa de la ira de Poseidón.
El fragmento más largo conservado y el más significativo, el que rebosa mayor
comicidad y fuerza satírica, es el llamado “la cena de Trimalción”, donde el autor
caricaturiza a la nueva clase de libertos, unos “nuevos ricos” que tanta influencia y
riquezas tuvieron en la corte imperial del s. I d. C .Petronio traza en esta imagen del
nuevo rico una de las figuras más logradas de la literatura romana: En esta “cena de
Trimalción” se describe el convite que ofrece a sus amigos Trimalción, un tipo ridículo,
engreído, pedante, inmensamente rico y que presume de culto, pero que suelta a menudo
disparates tales como que Aníbal tomó parte en la guerra de Troya o que Dédalo
construyó el caballo de Troya.
Mención aparte merecen, dentro del estudio de la estructura de la obra, las
narraciones cortas, que se pueden considerar, como ya hemos señalado anteriormente,
verdaderas novelas dentro de la novela. Destacan dos cuentos milesios (breves y
eróticos): “el muchacho de Pérgamo”(que aborda el tema de la homosexualidad) y “la
viuda de Efeso” (cuenta con tono picante la seducción de una viuda por parte de un
soldado en la propia cámara sepulcral de su marido). También encontramos versos en el
Satiricón. Sirvan de ejemplo las dos tiradas poéticas más importantes incluidas en la
obra: “La destrucción de Troya”, parodia del libro II de la Eneida y “La guerra civil”,
parodia del poema de Lucano.
Se puede decir que destaca en el Satiricón el extraordinario realismo en la
descripción de la sociedad de su tiempo, tanto en los aspectos morales y de costumbres
como en los lingüísticos: imita el lenguaje hablado por las gentes de su época, de
manera que esta obra constituye una valiosa fuente para el estudio del latín vulgar.
La influencia de Petronio en la literatura posterior europea se hace notar a partir del
siglo XVI. El primer escritor español que cita a Petronio es Quevedo, que alaba el estilo
del escritor latino y lo considera entre los más grandes escritores de la antigüedad.

EL ASNO DE ORO de Apuleyo

Apuleyo: Es uno de los escritores fundamentales del s. II después de Cristo.


Originario del norte de África, fue un orador de inspiración platónica que al parecer
tuvo que afrontar un proceso por acusación de magia. Además de su Apología y de sus
escritos filosóficos, su importancia radica en ser, junto con Petronio, los dos únicos
escritores que cultivan una narrativa de ficción que integra múltiples influjos de toda la
producción literaria anterior. Su novela, Metamorfosis o El asno de oro, escrita en la
época de Marco Aurelio, es la única novela latina conservada en su integridad,
articulada en 11 libros. Dentro de su complejidad estructural, llama la atención la
estrategia narrativa: el relato sigue un orden cronológico y es contado en primera
persona (el protagonista, Lucio transformado en asno, habla en primer persona);
la combinación de diversos registros, con un tratamiento irónico de muchos géneros
anteriores; la incorporación de elementos humorísticos, irreverentes, grotescos o
inverosímiles, que ponen en cuestión prácticas habituales en su tiempo, como eran los
cultos mistéricos y la magia.
Argumento: En la Metamorfosis, más conocida como El asno de oro (Asinus
aureus) se narran las curiosas aventuras de Lucio, que, víctima de su curiosidad, se toma
un brebaje y se transforma en asno. Con esta apariencia, pero conservando sus
facultades humanas, salvo la palabra, entra al servicio de distintos amos: bandidos,
mercaderes, sacerdotes, esclavos...etc. situación que le permite observar de cerca y
describir fielmente la mentalidad, el carácter, las reacciones y el modo de actuar de los
componentes de los diversos estratos de la sociedad romana de su tiempo.
El relato de mayor valor literario de toda la novela es el delicioso cuento del Amor o
Cupido y Psique, auténtico relato independiente dentro de la novela y que ha tenido
gran influencia en las artes y literatura posterior. Ha sido objeto de numerosas
traducciones en múltiples idiomas y en este relato culminan las brillantes dotes
narrativas de Apuleyo. Narra la historia de Psique, una joven de extraordinaria belleza
de la que el dios Cupido se enamora. Este, que había prohibido a la joven que lo
contemplara, sólo se reunía con ella al caer la tarde. Una noche, movida por la
curiosidad, Psique, mientras Cupido duerme, acerca una lámpara de aceite para poder
verlo; el dios despierta y, enfadado por su desobediencia, la abandona. Psique inicia la
búsqueda de su amante por toda la tierra. Finalmente Júpiter consiente el reencuentro de
los amantes y Psique asciende al cielo.
Esta fábula ha sido objeto de un gran número de interpretaciones, siendo quizá la
más acertada aquella que ve en Psique una alegoría del alma que busca su perfección en
la unión con la divinidad, representada por Cupido.
El asno de oro debe considerarse una colección de fábulas hábilmente entrelazadas
en la que la unidad la transmite el protagonista. El interés por la narración no decae
nunca.
El estilo del Asno de oro mereció elogios ya desde la propia antigüedad. Apuleyo,
dejando constancia de su formación como orador, demuestra una gran soltura en el
manejo de todos los recursos de la prosa: sabe combinar perfectamente palabras
arcaicas con helenismos, vulgarismos y neologismos, dota a su relato de una sonoridad
sin par empleando para ello, gran variedad de palabras con finales iguales, aliteraciones
y rimas.
Su influencia ha sido enorme en la novela picaresca española (El lazarillo de
Tormes) y en el Quijote.