Está en la página 1de 3

Acuerdos de Diseño Congresal

Primera Fase Congresal


(Octubre 2018 - Marzo 2019)

Movimiento Autonomista
Izquierda Libertaria
Nueva Democracia
Socialismo y Libertad

La primera fase congresal, que irá de Octubre 2018 a Marzo 2019, se articulará en torno a
un diseño de acuerdo a las siguientes ​definiciones congresales​​:

1.- ​Libre producción y suscripción de tesis. Las tesis pueden ser suscritas por militantes
de distintas orgánicas (y, por tanto, que las orgánicas no tienen obligación de presentar una
sola tesis y que cada militante evaluará cuál tesis firmar). La presentación de tesis debe
responder a criterios mínimos de diversidad de composición de las y los firmantes (como
cantidad de firmas, alcance del contenido, paridad, descentralización, entre otros posibles
criterios a discutir). Además, deben existir criterios de formato de extensión (cantidad de
palabras o páginas, para facilitar su lectura).

2.- ​Tesis globales y posibilidad de documentos parciales. En un primer momento (con


fecha próxima a definir), se deben presentar tesis globales que se pronuncien en una
mirada coherente de totalidad sobre los temas planteados en el temario de tesis. Cada
militante podrá firmar una sola tesis global. Luego de presentadas las tesis globales, existirá
la posibilidad de presentar documentos parciales (también con ciertos criterios formales de
presentación) buscando que otros espacios generen complementos, contrapuntos o críticas
en temas que estén considerados en el mismo temario de la primera fase congresal. La
forma en que esto se traduzca metodológicamente debe cuidar no complejizar aún más el
proceso.

3.- ​Espacios congresales de discusión de carácter mixto. Una vez presentadas las tesis
globales, debe asegurarse la existencia de espacios de diálogo transversales a las distintas
militancias (sean estos espacios a nivel territorial y sectorial). Estos espacios no sólo deben
ser foros expositivos de las y los representantes de las tesis (aunque ello debe estar
contemplado), sino que, más allá de eso, espacios de trabajo en donde se puedan plantear
críticas, complementos o contrapuntos a las tesis. Estos puntos luego se deben sistematizar
y mandatar a considerar en el espacio de síntesis. En este proceso, pueden fusionarse
ciertas tesis globales que planteen cuestiones muy similares.

4.- ​“Comisión Congreso”. Debe existir una “Comisión Congreso” (como nombre
provisional) con militantes de las distintas organizaciones, que funcione como coordinación
transversal del proceso y que tendrá como tarea monitorear que las metodologías que
hayamos acordado (que son bajadas concretas de criterios políticos) se ejecuten. La
“Comisión Congreso”, a su vez, puede sugerir la fusión de tesis y será el espacio que
sistematizará los documentos parciales y el trabajo de los espacios congresales de
discusión de carácter mixto. Como mínimo, existe un acuerdo político en que se debe tomar
en cuenta la elaboración que provenga de ambas líneas y, por tanto, la “Comisión
Congreso” mandatará políticamente al espacio de síntesis a hacerse cargo de ello. Ahora
bien, el problema del peso que tendrá esta elaboración y sus mecanismos debemos seguir
discutiéndolo.

5.- ​Producción de síntesis. La síntesis será producida en un espacio compuesto por


representantes de las tesis, cuya composición será proporcional al peso de las mismas con
criterios a acordar. Existe la posibilidad de que, eventualmente, si así lo requiere algún tema
urgente o prioritario de resolver, en el cual no hay acuerdo al último momento, pueda
resolverse por la vía plebiscitaria. Sin embargo, existe acuerdo política en apostar para que
tratemos de tener claridad de las mayores divergencias lo antes posible, para que seamos
capaces de trabajarlos con prioridad durante el proceso de discusión.

En Marzo del 2019, al término de la primera fase congresal, deben existir las siguientes
instancias y definiciones orgánicas:

1.- ​Espacios comunes de militancia. Deben existir espacios orgánicos de intervención,


comunes y unitarios, quienes serán quienes ostentarán la soberanía política para tomar las
decisiones de la organización.

2.- ​Dirección política unitaria electa democráticamente. Se generará una elección


directa y universal con sistema electoral proporcional e integrado para un “Comité Central”
(nombre provisional) compuesto por un número a acordar de integrantes. De modo
indirecto, dentro de ese órgano se elegirá una dirección ejecutiva con criterios que deben
estar prestablecidos antes de la elección.
Ahora bien, como nota futura, además del espacio orgánico construido en torno al criterio
político de la representación proporcional de las distintas sensibilidades de la organización,
debe existir un espacio orgánico que represente los espacios territoriales y sectoriales de la
misma, lo que implica el desafío de delimitar muy bien las funciones de cada espacio.

3.- ​Equipo de relaciones políticas unitario. ​Este será el espacio de representación


exclusiva a nivel de la organización para el diálogo político con otras organizaciones y para
las negociaciones electorales, lo que implica que durante la primera fase congresal
produciremos un acuerdo a nivel de líneas políticas de cómo abordar las relaciones políticas
y las apuestas electorales.
.
4.- ​Vocería unitaria. ​Asumimos que al término de la primera fase congresal no vamos a
tener acuerdo sobre todo, pero los medios de comunicación van a exigir referencias sobre
todo. Por tanto, sobre lo que tengamos acuerdo, existe total libertad para las vocerías.
Sobre lo que no tengamos acuerdo, debemos producir con claridad un lenguaje de acuerdo
para nuestras diferencias, que reconozca que estamos trabajando en ellas. Así también,
debemos tener un acuerdo político de respetar públicamente este marco por parte de los
liderazgos internos.
5.- ​Posibilidad de tendencias. Durante la segunda fase congresal, existirá la posibilidad de
que se generen agrupamientos internos para empujar líneas políticas al interior de la
organización; pero la soberanía política reside en los espacios orgánicos comunes y
unitario. Es decir, existe un sólo partido y una sola orgánica. Ello implica producir con
claridad un acuerdo exhaustivo e inequívoco de qué es lo que implica, en concreto, la
soberanía política de los espacios comunes. Es objeto de la propia discusión congresal el
marco de la regulación democrática de las tendencias.
Izquierda Libertaria plantea su voluntad de mantenerse como tendencia durante la segunda
fase congresal, dentro de los marcos de institucionalidad democrática de las tendencias de
los cuales se dote la orgánica durante la primera fase congresal.